Sermón 1 de enero 2017: El año de la puerta abierta por Dios

A propósito de Sermones
[Gregory Bishop]
  • Presenter: Gregory Bishop
  • Fecha: January 1, 2017
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

La Carta que vamos a estudiar el día de hoy es una carta que no pude haberla escogido mejor para estudiarla el primer día del año, yo creo que en la providencia de Dios este es un mensaje en el que Él nos está hablando a nosotros como Congregación León de Judá en este día, entonces abramos nuestros corazones, Jesús tiene algo que decir en este día.

Es la Carta de Jesús a la Iglesia de Filadelfia, no la Filadelfia de aquí sino una Filadelfia hace dos mil años. Escribe el ángel de la Iglesia en Filadelfia: “Y esto dice el santo: el verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra, y ninguno abre.”

“Yo conozco tus obras y he aquí he puesto delante de ti una puerta abierta la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza has guardado mi palabra y no has negado mi nombre.”

“He aquí yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten, he aquí Yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que Yo te he amado.”

“Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero para probar a los que moran sobre la tierra.”

“He aquí Yo vengo pronto, retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona.”

“Al que venciere Yo lo haré columna en el templo de mi Dios y nunca más saldrá de allí, y escribiré el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la cual desciende del cielo, de mi Dios y mi nombre nuevo.”

El que tiene oídos oiga lo que el espíritu dice a las iglesias. Padre: en el Nombre de Jesús te pedimos oídos para oír lo que el Espíritu quiere decirnos hoy, te estamos escuchando Pastor de las ovejas, Dios háblanos.

El enemigo tiene planes para neutralizar la Iglesia de Jesucristo, no solamente un plan sino varios planes y él ha intentado varias cosas a lo largo de la historia, él ha tratado de intimidarnos, él ha probado falsas enseñanzas, ha intentado darnos falsas profecías y ha intentado un sinnúmero de cosas para neutralizar el poder de Jesucristo.

Hace unas semanas atrás estábamos hablando sobre la comodidad, la estrategia que el enemigo estaba utilizando contra la Iglesia de Filadelfia era el desánimo y aparentemente los habitantes de Filadelfia habían sido excluídos de las sinagogas en esa ciudad.

Para muchos de nosotros quizás sea un poco raro, quizás nos preguntemos: ¿y cuál es la gran cosa? ellos son cristianos, ¿por qué necesitan ir a la sinagoga? en ese entonces era considerado algo muy grande poder ir allí.

Ellos se consideraban a sí mismos como cristianos judíos y de hecho, yo creo que antes de que el Señor regrese Israel se considerará una vez más como judíos cristianos y que todo Israel será salvo, que Jerusalén va a ser el centro de un avivamiento en toda la Tierra, nosotros creemos eso.

Pero en aquél entonces la sinagoga había decidido perseguir a todos los cristianos y al excluírles de la membresía ellos no tenían derechos civiles ni políticos en la comunidad judía, y por el hecho de que ellos tampoco adoraban al emperador romano tampoco tenían derechos civiles ni económicos en la sociedad romana, y entonces ¿eso dónde dejaba a los cristianos de Filadelfia? sin lugar en la sociedad donde vivían, la puerta para ellos estaba cerrada.

No podían comprar ni vender, todo el tiempo estaban amenazados por las autoridades, estaban cansados, sentían que tenían pocas fuerzas. Tal vez sentían que no podían dar ni un paso más. No sé si alguien en el 2016 se sintió como que estaba siempre en una lucha y como que ya no podía dar ni un paso más, pues Dios tiene buenas noticias para ti hoy día: el enemigo puede que tenga las llaves de la sinagoga pero Jesús tiene la llave de David.

Las buenas noticias en el 2017 es que nuestro Dios puede abrir cualquier puerta del universo. “Escribe el ángel de la Iglesia en Filadelfia: esto dice el santo, el verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra, y ninguno abre.” Tu Dios tiene la última palabra, Él tiene la última palabra en el universo, ¿no es bueno tener un Dios así?

Ahora, la llave de David era un término muy específico para personas que venían de la cultura hebrea. Nosotros sabemos que David fue un gran rey de Jerusalén, al administrador del palacio a lo largo de la historia de los reyes se le entregaba lo que se llamaba la llave de David y esta foto es una foto real de una llave antigua de los antiguos palacios hebreos. Ellos iban a buscar al administrador del palacio y le colgaban esta llave alrededor de su cuello.

Y en Isaías 22:22 Dios le habló a un administrador del palacio específico, a Eliakim, y Él le dijo: “Pondré la llave de la casa de David sobre su hombro, él abrirá y nadie cerrará, cerrará y nadie abrirá” cualquier caja en cualquier edificio, en cualquier parte del complejo del templo, en toda Jerusalén no hay nada que este hombre no pueda abrir, ¿no es genial eso? uno quería estar con Eliakim.

Lo bueno es que nosotros servimos un Dios que cuando Él dice que el gobierno estará sobre sus hombros significa que Dios ha puesto la llave a la casa de David alrededor de Su cuello. La realidad es que nosotros tenemos un enemigo que siempre está intentando cerrar las puertas en las caras de las personas.

Si volvemos a los tiempos del Jardín del Edén vemos que él sabía que si él tentaba a Adán y Eva para pecar la puerta del Jardín del Edén quedaría cerrada para ellos para siempre, que habría una espada en llamas entre ellos y el jardín, y a través de la historia nosotros hemos visto cómo Satanás ha tratado de cerrar puertas entre Dios y Su gente.

Los fariseos se enojaban con Jesús porque Jesús les decía: Cerráis el Reino de los Cielos delante de los hombres” y en nuestras vidas también él trata de cerrar las puertas entre nosotros y el propósito de Dios para nuestras vidas, pero las buenas nuevas para la Iglesia en Filadelfia es la buena nueva para ti, es que Dios dice que Él ha puesto delante de ti una puerta abierta y nadie la puede cerrar.

En el próximo capítulo en Apocalipsis 4 ahí el Apóstol Juan tiene una visión de una puerta abierta en los cielos y esto es lo que él dice: “Ví que había una puerta abierta en el cielo, al instante estando yo en el espíritu ví un Trono establecido en el cielo y en el Trono uno sentado, estaba brillando como joyas, había un aura de un arcoiris fluyendo de Él, habían 24 tronos con ancianos vestidos de blanco, luces de truenos, y en medio de este momento frente al Trono de Dios había agua que estaba tan apacible que parecía un cristal; siete llamas estaban frente al Trono, siete lámparas que representaban los siete espíritus del Dios viviente.”

Feliz Año nuevo porque el cielo ya está abierto para ti, esa puerta está abierta ahora, donde quiera que tú estás no importa lo que está pasando, cuando quiera que lo necesites Jesús ha abierto una puerta para ti a gran costo, no fue nada barato.

Todo lo que tienes que hacer ahora donde quiera que te encuentres y lo que sea que estés pasando es orar, puedes acceder al Trono de Dios en las dimensiones celestiales. No podemos verlo pero es real.

Nosotros creemos que hay una dimensión espiritual donde Jesús está sentado a la diestra de Dios Padre y hay ángeles, y hay demonios, no podemos verlo pero es real y ahora mismo hay una puerta abierta entre esa dimensión espiritual ante el Trono de Dios y la dimensión física en la que nosotros vivimos, nuestras oraciones van hacia Él y Sus bendiciones llegan a nosotros, me robé eso de uno de ustedes (risas).

Este capítulo está basado también en una profecía del Libro de Isaías capítulo 60, si usted está tomando notas escriba Isaías 60, no tenemos tiempo para explorarlo a profundidad pero es algo grandioso. En Isaías capítulo 60 dice: “Levántate y resplandece porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti” maravilloso.

El pueblo de Dios después de muchos años de sufrimiento estaban siendo llamados nuevamente a Jerusalén, la ciudad de Dios, la puerta ahora estaba abierta porque habían visitantes que venían desde lejos con regalos para ellos, una puerta de bendición abierta, y el primer regalo que ellos habían de esperar era que sus hijos volvieran a casa.

Dice: “Alza tus ojos alrededor y mira, todos estos se han juntado y vienen hacia ti, tus hijos vendrán de lejos y tus hijas traerán en brazos” qué mejor bendición que ver al hijo pródigo regresar a casa.

¿Habrá alguien aquí que esté orando esperando a un ser querido que está alejado de casa o que está lejos del espíritu? no cierres la puerta, una puerta de bendición.

“El hijo pródigo regresa a casa, tus puertas estarán de continuo abiertas, no cerrarán ni de día ni de noche porque se habrá vuelto a ti del mar, y las riquezas de las naciones habrán llegado a ti. Tus puertas estarán de continuo abiertas, no se cerrarán ni de día ni de noche para que así sean traídas las riquezas de las naciones.”

Ahora en el 2017 no podemos prometerles el cielo y las estrellas pero la verdad es que en Cristo todas las promesas de Dios son sí y amén, y la puerta está abierta, es una puerta de poder para ministerio también.

El Apóstol Pablo decía una y otra vez: oremos para que las puertas del ministerio se abran, él sabía que no podía cambiar los corazones de las personas solamente tratando de convencerlos, sabía que apartado de Dios no podía hacer nada pero él también conocía a aquél que puede abrir una puerta de poder, que el Poder puede fluir y cambiar los corazones de la gente.

Aún cuando el Apóstol Pablo estaba en la cárcel, él dijo: “La Palabra de Dios no está en cadenas”. “Aquél con la llave de David dice: toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra, por tanto id y haced discípulos de todas las naciones”. León de Judá tienes una misión, necesitamos que el Poder fluya del Trono de Dios para abrir puertas y traer personas hacia Dios, necesitamos orar y no necesitamos abrir la puerta porque ya está abierta, solamente necesitamos pedir que el Poder de Dios pase por esa puerta.

Algunas veces nos podemos sentir pequeños e insignificantes como los creyentes de Filadelfia pero Dios quiere que sepas que eres más fuerte de lo que crees, Él dice: Tú que tienes poca fuerza has guardado Mis Palabras y no has negado Mi Nombre. La fidelidad para con Dios es más importante que el éxito, los resultados dependen de Dios, lo único que tenemos que hacer es ser fieles, eso es lo que Dios busca.

Los verdaderos héroes rara vez se comportan y actúan como héroes, el heroísmo verdadero no se siente usualmente como heróico. Yo tengo un privilegio como Pastor de conocer a la gente durante momentos intensos y grandes luchas en sus vidas, personas que están pasando por la lucha y se sienten a veces tan débiles y tan frustrados por lo que están pasando, y eso pasa ahí frente a mis ojos, Dios me muestra: Este es un héroe para Mí y no tiene idea de qué tan orgulloso me siento, ellos se sienten débiles pero son héroes en el Reino de Dios porque hay una puerta abierta entre el cielo y ellos, y nuestro Dios se preocupa por los pequeños.

A veces nosotros pensamos que tenemos que hacer como un gran show, que debemos mostrarnos poderosos pero lo único que Dios requiere es fe como un grano de mostaza. Yo pienso que Dios valora las cosas pequeñas mucho más de lo que nosotros sabemos, son las pequeñas acciones de fidelidad, esas pequeñas acciones de bondad.

Jesús dijo: Mira que no menospreciéis a uno de estos pequeños porque os digo que sus ángeles en los cielos siempre ven el Rostro de mi Padre que está en los cielos. No se venden dos parajillos por un centavo y ninguno de esos pajarillos cae al piso si no es la Voluntad de Mi Padre que está en los cielos.

Piense acerca de la Navidad: un bebé pequeño, una pareja pobre a la que se le cierran las puertas delante de sus ojos en un pueblo pequeño e insignificante llamado Belén, Dios no busca gente fuerte, Él busca gente que quiera ser fiel en el 2017.

Cuando Dios llamó a Gedeón dijo: Señor mío ¿con qué salvaré yo a Israel? he aquí que mi familia es pobre en Manasés y soy el menor de la casa de mi padre, y mirándolo Jehová le dijo: “Ve con esta tu fuerza, ¿no te estoy enviando Yo?”, de hecho Dios se aseguró de que Gedeón fuera lo suficientemente débil para poder ser usado grandemente por Dios, tenía que poner a un lado sus preocupaciones y tenía que perder sus soldados más fuertes para que la gloria sea de Dios y no de él.

Dios quiere asegurarse de mostrar Su gloria y por eso Él quería mostrarse a pesar del aguijón que tenía Pablo en la carne para decir que Su Poder se perfecciona por medio de nuestras debilidades.

Usted no tiene que ser un superhombre el 2017 para ser usado por Dios, todo lo que Dios quiere que usted sea es que sea fiel porque la puerta ha sido abierta para usted y el Poder está fluyendo desde allí. Y aunque usted esté cansado, cuando te sientas que no puedes dar un paso más es bueno saber que Dios pelea por ti, que Dios está a tu lado.

Dice: “De la sinagoga de Satanás de los que dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten, te daré algunos, Yo haré que vengan y se postren a tus pies reconociendo que Yo te he amado.” Yo no sé cuáles son las cosas que estás ahora enfrentando en tu vida, solamente tú conoces las luchas de tu corazón, yo no sé cuáles son los muros que tú tienes que derribar pero yo conozco a aquél que está a tu lado y yo sé que Él pelea por ti.

Y así como David dice: yo solamente vengo con esta honda y frente a Goliat pero tú vienes con espada, con lanza y javalina, pero yo vengo en el Nombre de Jehová de los Ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, un pueblo poderoso es un pueblo de un Dios poderoso y Él te ha de acompañar.

Hay una promesa en el versículo 10 de este pasaje, dice: “Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero para probar a los que habitan sobre la tierra.” Hay diferentes maneras de interpretar este versículo. Esto puede referirse al tiempo de tribulación que ha de sobrevenir al mundo antes de que Jesús regrese, o puede que diga que Jesús nos va a arrebatar y nos va a llevar al cielo antes de que esto ocurra, y puede que sea el rapto antes de la tribulación, y si a esto es a lo que se refiere: yo me quiero inscribir, a mí y mi familia, yo quiero estar ahí, nos vamos en el helicóptero.

Ahora: el lenguaje aquí en este pasaje no habla de tribulación sino que usa la palabra tentación y puede que se refiera a la gran tentación que va a haber sobre la Tierra antes de que Jesús regrese cuando se desarrolle una apostasía, cuando las personas nieguen a Jesús, y ahí es donde Jesús clama y ora, y dice que no os ruego que los quites del mundo sino que los guardes del mal.

Y lo que está diciendo quizás es que no importa qué tan grande sea la prueba o la tentación, lo que tenemos que hacer es mantenernos fieles y confiar de que nuestro Dios nos dará la victoria.

De cualquier manera, sea que Dios nos saque del medio de la tormenta o la tribulación, o nos mantenga en la tribulación lo que sabemos es que Él está de nuestro lado y tiene grandes cosas para nosotros, nuestro Dios nos puede mantener fieles para con Él, nos tiene en Su mano.

Jesús dijo: “Vengo pronto, retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona” manténte fiel porque Jesús viene pronto, si Él dijo que venía pronto hace dos mil años ahora sí que viene bien pronto.

¿Ha estado usted alguna vez en una carrera y ha sentido que quiere rendirse antes de llegar a la meta? Dios le dijo a la Iglesia en Filadelfia: no te rindas ahora, ya casi llegas y hay una corona con tu nombre escrito, es una corona de gozo, es una corona de justicia, es una corona de vida, es una corona de gloria.

Yo creo esto con todo mi corazón, que en el cielo el pueblo de Dios tendrá una corona. No sé exactamente cómo va a ser, no sé exactamente lo que esa corona es, pero yo sé lo que voy a hacer con ella porque el momento más feliz no es el momento en que obtengamos esa corona, el momento más feliz va a ser cuando atravesemos esa puerta hacia el Trono del Señor y le rindamos nuestras coronas a Sus pies, y ahí es cuando vamos a cantar con los ancianos: Tú eres digno de la gloria, la honra y el Poder.

“Aquél que ha vencido lo haré un pilar en el templo de mi Dios y nunca más saldrá de allí.” Cuando estás cansado, cuando estás desanimado, que sepas que Dios se promete, Él se compromete contigo: Yo te voy a hacer llegar a la meta, llegarás a tu casa.

En Salmos 84 dice: “Cuán amables son tus moradas, anhela mi alma y aún ardientemente desean los atrios de Jehová, mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos, escogería antes estar a las puertas de Dios que en las casas de maldad.” Dios nos promete que nos llevará a casa. Si uno se siente débil el Señor nos hará como un pilar en la Casa de Dios, eres más fuerte de lo que crees, no hay nada más fuerte que una viga de cedro en el templo de Salomón.

Mientras yo oraba por algunos de ustedes hoy yo decía: Señor muéstrales las fuerzas que has puesto en ellos, que ellos tienen fuerza para aguantar peso sobre sus hombros, que son columnas en la Casa de Dios porque ellos son firmes en la Casa de Jehová, también bello ¿no? Dice en el Salmo 144: “Nuestras hijas serán como esquinas labradas de un palacio.”

La Biblia dice que cuando lleguemos al cielo la nueva Jerusalén tendrá 12 puertas y en cada una de esas puertas habrá un pilar o una columna, y que cada una va a estar hecha de una perla, eso es una perla que uno no puede ponerse alrededor del cuello, es enormemente grande y es hermosa, y en cada uno de esos pilares hechos de esa perla va a estar escrito el nombre de una de las tribus de Israel, y Dios promete que cuando lleguemos al cielo Él nos marcará a cada uno de nosotros con Su Nombre, no una vez ni dos veces, sino tres veces, Él va a escribir Su Nombre por todas partes en nosotros porque no importa que te hayan sacado de la sinagoga, nadie te puede sacar de esta casa, tú perteneces a esta casa, la puerta está abierta para ti en esta casa.

La Palabra dice: “Escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios la nueva Jerusalén, la cual desciende desde el cielo con mi Dios y mi nombre nuevo.” ¿Por qué será que siempre se repite: mi Dios, mi Dios, mi Dios? porque Dios no solamente quiere que se le adore como Dios, Él quiere que lo adores como mi Dios, tu Dios. Jehová es mi Pastor, no cualquier Pastor, Él es mío.

La palabra mío por lo general se usa cuando uno quiere ser egoísta para decir que no quiere compartir, a los niños se les enseña cuando dicen: es mío a que compartan, bueno, Dios es suficientemente grande para que todos lo podamos compartir, y no es solamente eso, tú eres suyo. Él escribe mío, mío, mío en todo tu cuerpo. Tres formas de identificar, tres formas de ciudadanía, comienza con salvación, Él va a escribir Su Nombre en tu frente.

En el Antiguo Testamento el sacerdote Aaron estaba vestido con ropas majestuosas y tenía una placa dorada que llevaba en la frente, y engravadas en esa placa estaban escritas unas palabras muy importantes, decía: santidad para con Dios, este hombre es santo, este hombre me pertenece, este hombre está apartado y es especial para mí.

Cuando tú aceptaste a Cristo en tu corazón Él escribió en tu frente: santo para con Dios, está ahí. Si a usted lo fueran a alumbrar con una luz infrarroja vería que en su frente dice: santo y apartado para con Dios, y va más allá de eso: eres también un ciudadano de la ciudad de Dios, y el nombre de la ciudad de Dios está escrito tal vez en tu mano. La novia, la ciudad santa, la nueva Jerusalén que baja desde el cielo, esa ciudad es tu hogar, esa es la ciudad donde vamos a vivir no solamente a atravesarla.

Este no es nuestro hogar, estamos de viaje y vamos a llegar allá, esa es mi casa brillando por la gloria shekinah de Jehová, brillando como joyas con una variedad de colores y brillos, una calle grande en la ciudad hecha de oro puro translúcido, pero ¿dónde está el templo en esa ciudad? no se ve un templo. No se necesita un templo, toda la ciudad va a ser santa y tú vas a ser el templo.

Tampoco hay sol en esa ciudad, la luz viene de la ciudad misma porque Dios es la luz de esa ciudad, levántate y brilla porque tu luz ha llegado, y nunca las puertas de esa ciudad serán cerradas porque no habrá más oscuridad. Dios escribe sobre Su gente no solamente una o dos veces sino tres veces, y esto es importante porque en el Apocalipsis leemos que el Anticristo va a marcar a su gente en la frente y en la mano, Dios le dice: tú vas a marcar a tu gente dos veces pero yo la voy a marcar tres veces, y la última marca aún no ha ocurrido.

Cada nuevo Nombre de Dios es una revelación nueva de quién Él es para con Su gente y hay una manera en que Jesús aún no ha sido revelado, hay una manera en que tú no le conoces todavía. Hay un Nombre que todavía no ha sido revelado que será en esa perla y nosotros somos esa perla donde el Nombre de Jesús se escribirá, y ese Nombre de Jesús que nadie aún conoce ha de ser escrito todavía, ¿dónde dice usted que va a ser escrito?

Dicen que el Nombre de Dios probablemente va a ser escrito en nuestra frente, quizás la ciudadanía va a ser escrita en nuestra mano, pero dice en el Cantar de los Cantares: “Ponme como un sello sobre tu corazón.”

Hay una manera en que las personas van a reconocer a Jesús cuando se case con Su Iglesia. En el 2016 hay personas que nosotros amamos mucho que ya llegaron al cielo, hay muchos pilares en la Casa de Dios y ese Nombre ya está escrito en sus corazones, pero también hay un lugar preparado en tu corazón para Su Nombre. León de Judá: nosotros pertenecemos a Él, pertenecemos al novio, pertenecemos a Jesús y el que tenga oído que escuche lo que el Espíritu dice a las Iglesias.

Esa puerta abierta en el cielo yo creo que es una puerta de revelación, si nosotros abrimos nuestra mente yo creo que Dios nos va a revelar a nosotros el significado de estas imágenes de una nueva forma, Él va a revelarse a Sí Mismo como el Dios de la puerta abierta.

Ahora: hoy es Año Nuevo y las buenas nuevas son que no necesitamos buena suerte en el 2017, no necesitamos buena suerte porque tenemos un Rey que puede abrir cualquier puerta. Mi esperanza no está en un año sino en aquél que es el mismo hoy y para siempre, Jesús es aquél que es santo y verdadero, Él es el que tiene la llave de David y lo que Él abre nadie puede cerrarlo, lo que Él cierra nadie lo puede abrir.

Ahora en este año 2017 vamos a declararlo el año de la puerta abierta por Dios y si tú tienes pocas fuerzas tienes un Dios que pelea por ti, tienes un Dios que te va a guardar y te va a mantener como un pilar en la Casa de Dios, y te va a marcar tres veces porque tú perteneces a Él, así que manténte fiel, aférrate a Dios y no dejes que nadie te quite tu corona porque lo mejor está por venir, amén, amén.

Ahora vamos a terminar este momento acercándonos a la mesa de Dios y yo quiero que sepas que tú tienes un lugar en esta mesa, que Dios quiere que tú estés con tu familia alrededor de esta mesa, pero para estar aquí, tienes que aceptar a Cristo como tu Señor y Salvador, hay que decir: Señor yo quiero que Tú escribas Tu Nombre sobre mi frente este día, así que antes de entrar en esta mesa yo quiero dar oportunidad para que estés seguro de que estás salvo, así que vamos a orar.

Yo los invito a cerrar sus ojos y vamos en este momento a hacer un pacto con el Señor y a dejar que el Señor nos marque como suyos, así que si tú no has aceptado a Cristo como tu Señor y Salvador que lo hagas hoy primero de Enero, el primer día de tu vida espiritual. Si tú quieres tomar este paso de fe hazlo ahora, no demores, allí donde tú estás yo te invito a levantar tu mano y decir: Señor yo te recibo, hazlo ahora, levanta tu mano delante de Él y di: Jesús, quiero ser un cristiano.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato