Una Cita con Cristo : Una Vida con Gracia (Lucas 6:27)

Posted in Radio & TV, Sermones
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Length: 11:04
  • Date: June 23, 2004
  • Location: Congregación León de Judá, Boston MA

It appears there are no other sermons in this series. Sorry!

Mis queridos hermanos, que Dios les bendiga. Les habla el pastor Roberto Miranda y les doy la bienvenida en el nombre de Cristo Jesús a nuestro programa y les envío un caluroso saludo de parte mía y de parte de nuestra congregación “León de Juda”.

Como siempre decimos nos encantaría hermanos que ustedes nos visitaran, que conocieran nuestra iglesia, nuestra comunidad. Parte de estos sermones que compartimos con ustedes, estas meditaciones breves lo hacemos con la esperanza de que los que nos escuchan se sientan impulsados a asistir a una iglesia, si no tienen una donde ya asisten, los invitamos a nuestra congregación, por lo menos a visitarnos, conocer a nuestra comunidad y quien sabe si el Señor les dirija a congregarse con nosotros.

Pero siempre decimos en nuestros programas que la vida cristiana no consiste simplemente en oír la Palabra. Esos es bueno, es necesario, nos edifica pero hay todavía un paso más que es obedecer la Palabra y parte de eso conlleva unirse a una comunidad de creyentes que con nosotros, podamos todos crecer y esforzarnos hacia la vida de obediencia y de santidad que Cristo espera de nosotros. Así que de nuevo esperamos que estas meditaciones sean de bendición para ustedes pero sobre todo que les lleven a una vida práctica en las cosas del evangelio.

En esta ocasión quiero comenzar lo que espero será una serie de meditaciones basada en el Evangelio según San Lucas, Capítulo 6, comenzando con el versículo 27. Allí la palabra de Cristo nos dice, y estas son palabras de Cristo Jesús a los que lo escuchaban en aquel tiempo, pero también a nosotros:

Dice: “... pero a vosotros, los que oís os digo: amada a vuestros enemigos, haced bien a los que los aborrecen, bendecid a los que os maldicen y orad por los que os calumnian. Al que te hiera en una mejilla preséntale también la otra, y al que te quite la capa, ni aún la túnica le niegues. A cualquiera que te pida, dale y al que tome lo que es tuyo, no pidas que te lo devuelva y como queréis que hagan los hombres con vosotros así también haced vosotros con ellos”

En el versículo 35 dice: “Amad pues a vuestros enemigos y haced bien y prestad no esperando de ello nada y será vuestro galardón grande y seréis hijos del Altísimo porque El es benigno para con los ingratos y malos. Sed misericordiosos como también vuestro Padre es misericordioso.”

Estas son unas maravillosas palabras que para mí constituyen el centro mismo del Evangelio. Yo creo que tendríamos mucha dificultad en encontrar palabras de parte de Jesucristo que definieran en una forma más precisa de qué se trata el Evangelio, de qué se trata el cristianismo. Yo creo que en este llamado de Jesucristo encontramos la esencia misma, lo que define el espíritu del cristianismo.

Aquí tenemos un llamado de parte de Jesús a una vida que expresa la gracia. Una vida de generosidad, una vida de amor, una vida de entrega total al bienestar de los demás. Una vida que no se mira a si misma y busca sus propios intereses, sino que vive amando a los demás hasta un punto de que terminamos dándoles a otros más de lo que se merecen. El Señor Jesucristo se dirige a quienes lo escuchan y dice: “... pero a vosotros los que oís os digo amad a vuestros enemigos”. Ese pero al principio de la palabra de Jesús nos indica algo, antes de que El dijera esto El había dicho algo que era contrapesado y contradicho con lo que El ahora nos dice aquí.

Y ciertamente cuando leemos los versículos anteriores a los que acabamos de leer vemos allí una condición negativa en el mundo. El habla de “... ay de vosotros ricos porque ya tenéis vuestro consuelo, ay de vosotros que estáis saciados porque tendréis hambre, ay de vosotros cuando todos los hombres hablen bien de vosotros porque así hacían sus padres con los falsos profetas”. El Señor se está refiriendo a una condición negativa del mundo en que vivimos, una condición en la que gente que tiene mucho dinero vive a expensas, a veces, de los que tienen poco dinero. Un mundo donde hay tristeza, un mundo que está saciado mientras otros tienen hambre. Un mundo de injusticia, un mundo de explotación, un mundo de pobreza, de maltrato de los fuertes contra los débiles. Y para contrarestar ese estado terrible de cosas que caracteriza el mundo en que vivimos El Señor nos dice estas palabras.

El Señor nos dice: el mundo es así, esta es la manera en que se conducen los hombres en la tierra, y un día esa condición negativa, opresiva e injusta tendrá un final. Mientras tanto ustedes los que me siguen, los que abrazan mis enseñanzas estén sobre esta tierra, esta es la manera en que se supone que ustedes vivan, contrario a ese estilo de vida injusto, darwiniano, animal en que viven los hombres actualmente. Y por eso el Señor dice “... pero a vosotros los que oís os digo: amad a vuestros enemigos, haced bien a los que los aborrecen, bendecid a los que os maldicen y orad por los que os calumnian.”

En otras palabras el Señor nos lleva a un estado de vida que está mucho, mucho más allá de la forma en que viven los seres humanos comunes y corrientes. El cristiano, el que ha adoptado la ética de vida de Jesucristo, su comportamiento, su ejemplo, sus enseñanzas, se supone que viva a un nivel muy alto, a un nivel tan alto que llega inclusive a parecerse a Dios. Porque si vemos lo que el Señor nos está llamando a adoptar un estilo de vida, es un estilo que ya Dios ha puesto en evidencia al tratar a los seres humanos. Dios ciertamente ama a sus enemigos.

Mucha gente en el mundo maldice de Dios, lo niega, inclusive persigue a aquellos que buscan de Dios, militan en contra de los valores del Reino de Dios. Sin embargo Jesús en la Biblia ama al pecador, ama al malo, ama al ateo, ama al que persigue a los justos. Porque Dios es amor, porque Dios hace e injustos. Dios es un Dios que ama a sus enemigos y por lo tanto nosotros, dice la Biblia, si nos vamos a parecer a Dios, si vamos a imitar su comportamiento también tenemos que amar a nuestros enemigos. Dios es un Dios que le hace bien a los que le aborrecen, ciertamente. Como decimos en el mundo tanto los buenos como los malos son bendecidos por El y se benefician de El. El oxígeno que respiramos Dios no lo limita solamente con los que lo aman sino que Dios lo comparte con todos.

Hace el bien a los que lo aborrecen. En la Biblia tenemos muchos casos de gente que hacía mal a los hijos de Dios y que perseguían a las cosas de Dios y sin embargo Dios manifestaba su amor. Dice la Biblia que cuando nosotros estábamos sumidos en pecados Cristo murió por nosotros. Es decir, si tu quieres ser como Dios, si tu quieres ser como Jesucristo tienes que hacer las cosas que Dios hace.

Dios es amor, Dios es generosidad, Dios es misericordia, Dios es perdón. El amor de Dios va mucho más allá que el amor de los hombres. Los hombres simplemente aman a los que los aman. Los hombres le hacen bien a los que les hacen bien a ellos. Los hombres hacen bien a los que los ayudan, a los que los fortalecen y los bendicen. Aman a sus amigos pero Cristo te dice a ti “ama aún a tus enemigos, haz bien a los que te aborrecen, y bendice a los que te maldicen y ora por los que te calumnian”.

Yo sé que es una fórmula muy, muy difícil de alcanzar para vivir sin embargo eso es lo que Dios te llama a hacer. Pídele al espíritu santo en este día, en este momento, que te de ese corazón de Dios, esa actitud de vida que te permita amar a tus enemigos. Ciertamente yo pienso hacerlo. Padre que los que nos escuchan en esta ocasión puedan recibir esa gracia tuya para amar aún a los que son sus enemigos, para bendecir aún a los que los aborrecen y hacerles bien. Esa es nuestra petición. Perdónanos por no estar a la altura de este llamado tan alto, tan sublime que tu nos haces. Bendícenos y danos fortaleza para vivir como Cristo ha vivido. En su nombre lo pedimos. Amen.

Comments

 
 

gracias por tan tremenda prédica, DIOS te siga usando para que nos llegue esas palabras de vida hacia los demas. cristo te bendiga pastor.

 
 

gracia le doy tambien al uso del interne, siempre lobuscare aqui.

 
 

Dios con nosotros quierodarte la gracia haberte conocido quiero que siempre este bien y consiga entendertebien contu mama, tia hermanos y amigos todos somos hijos de Dios Jesus.

 
 

soy daniel de argentina y gracias a DIOS que me guio a conocer esta pagina por que me ayuda mucho espiritual mente a crecer y me esta enseñando mucho a serca de el.. Dios lo bendiga y algun dia me gustaria ir a su congregacion yo se q no hay nada imposible para DIOS

 
 

estoy muy feliz desde que enpece a escuchar su palabras, gracia le doy a jehova haber conocido a yiyi avilas.

 
 

Querido Hermanos, que Diosos Bemdigas, le Habla la Hermana Evelyn Valdez para darle la Bienvenida en el nombre deCristojesus y por parte mia. Me encantaria visitarlo a la congregacion.

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options