Sermón 19 de noviembre 2017: Cristianos multiculturales

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: November 19, 2017
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Vamos a compartir la palabra del Señor en Primera de Corintios, capítulo 12. Siento que es algo importante para nuestra iglesia compartir lo mismo que compartí en el servicio de las 9 porque es parte de la mentalidad que Dios quiere para nuestra congregación, donde ustedes ven aquí precisamente esta unión de un país de Asia Central, una hermana coreana del Sur, inmigrantes de diferentes partes. Congregación León de Judá es una iglesia extremadamente diversa, muy rica en diferentes naciones, diferentes sensibilidades.

Pero esa variedad tiene un precio y a veces nosotros queremos la variedad y la diversidad pero no entendemos que hay un precio que pagar por eso. pero es la cosa más bella del mundo, esa experiencia multicultural.

Yo quiero leerles en Primera de Corintios, capítulo 12, un pasaje, versículos 14 al 27, dice la palabra del Señor.

“Porque así como el cuerpo es uno, palabra del Apóstol Pablo, y tiene muchos miembros pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo. Porque por un solo espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres. Y a todos se nos dio a beber de un mismo espíritu. Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. Si dijere el pie, porque no soy mano no soy del cuerpo, por eso no será del cuerpo?”

Está hablando retóricamente. “Y si dijere la oreja, porque no soy ojo no soy del cuerpo, por eso no será del cuerpo? Si todo el cuerpo fuese ojo, dónde estaría el oído. Si todo fuese oído, dónde estaría el olfato.” – imagínese alguien que venga por aquí, un oído grandísimo de 150 libras que se siente en un asiento. Se ve un poco raro, ¿verdad que sí? Una oreja.

“más ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo como a él le dio la gana. – ese lenguaje dominicano, como a él le dio la gana. – Porque si todos fueran un solo miembro, dónde estaría el cuerpo? Pero ahora son muchos los miembros pero el cuerpo es uno solo.”

Él está hablando de la realidad actual de la iglesia, cómo debiera ser la iglesia, un cuerpo unido, coherente, orgánicamente unificado. El cuerpo es uno solo pero tiene muchos miembros.

“Ni el ojo le puede decir a la mano, no te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies, no tengo necesidad de vosotros.” El caribeño no le puede decir al centroamericano, no te necesito, y el centroamericano no le puede decir al sudamericano, no eres del cuerpo porque no eres centroamericano. Todos somos parte del cuerpo, un hermoso cuerpo con diferentes manifestaciones, unificado.

“Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles son los más necesarios y aquellos del cuerpo que nos parecen menos dignos a éstos vestimos más dignamente. Y los que en nosotros son menos decorosos se tratan con más decoro.”

Quiere decir eso que muchas veces esas partes de nuestro cuerpo que son a veces un poco desagradables o que no queremos exponerlas, a veces con esos son los que más cuidado tenemos y mejor los tratamos, y mejor los vestimos. Así debe ser en el Reino de Dios también.

“Porque los que en nosotros son más decorosos no tienen necesidad pero Dios ordenó el cuerpo dando más abundante honor al que le faltaba para que no haya desavenencia, no haya desbalance en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros de manera que si un miembro padecen, todos los miembros se duelen con él. Y si un miembros recibe honra todos los miembros con él se gozan.”

Y aquí está la palabra del Señor para todos nosotros. “Vosotros pues, sois el cuerpo de Cristo y miembros cada uno en particular.” Amén.

Gregory predicó un sermón que no pudimos saborear con toda la complejidad con que él lo predicó a las 9, porque como ustedes recuerdan, fue algo ajorado a las 12, pero él hablaba acerca de que Cristo en la cruz, hablando en el contexto de Efesios, capítulo 1, dice que en la cruz por medio de su cuerpo, Cristo mató las enemistades y creó un solo hombre, una sola humanidad, una nueva humanidad que unificó a las naciones y los grupos que estaban divididos y en conflicto unos con los otros.

Y él habló acerca de la diversidad que hay en nuestra iglesia. Ahora mismo si nos pusiéramos a contar, aquí hay por lo menos 20 países representados. Y al él hablar acerca de esa diversidad que hay en nosotros me inspiró a continuar desarrollando un poco más esa actitud de respeto y amor por la diversidad que nosotros representamos y fortalecer eso en nuestra iglesia, y que ustedes entiendan más y más lo que nosotros aspiramos a hacer como congregación porque una iglesia tan diversa como la nuestra es muy rara y cuando usted añade el servicio en inglés por la mañana es todavía más compleja la comunidad que nosotros constituimos.

Este pasaje del capítulo 12 de Corintios es uno de los pasajes más bellos y más nobles en toda la escritura. Y ese pasaje surge en el contexto de los dones del Espíritu Santo, lo que Pablo está hablando en este pasaje es cuando él habla de que Dios no quiere que seamos ignorantes acerca de los dones del Espíritu Santo, los dones son diversos, son variados. Dios tiene dones de sanidad, dones de milagros, sabiduría, ciencia, sanidades, lenguas, de interpretación de lenguas, discernimiento de espíritu, diferentes dones que Dios da a su pueblo y los distribuye como él quiere.

Pero en el contexto pagano en que Pablo predicaba hace 2000 años donde era adoración a dioses y todas estas cosas, la gente pensaba que cada don provenía de un espíritu diferente. Como hoy en día por ejemplo, en la iglesia católica hay diferentes santos, como que se especializan en una cosa, está el santo de los camioneros, está el santo para las mujeres que quieren un esposo, que quieren que regrese el esposo, está el santo de los bomberos, y hay vírgenes de la caridad, y hay vírgenes de esto y de lo otro que se especializan como en diferentes cosas.

Entonces la mente pagana piensa como que los espíritus cada uno se especializa en una cosa, y en la santería olvídese, que eso es peor todavía. esa idea de que los espíritus diferentes se manifiestan en diferentes maneras, en una manera como incoherente cada uno separado, Pablo quería corregir eso. Y entonces él dice, los dones sí son muchos pero hay un solo espíritu que los da, el Espíritu Santo de Dios.

Y esos dones funcionan en armonía unos con los otros, no como cada uno separado en una forma caótica. Entonces, él quería ilustrar esto y al tratar de ilustrar esa idea él terminó dándonos a nosotros, la iglesia, una de las imágenes más bellas de lo que la iglesia de Jesucristo es o debiera ser por lo menos. Y esa imagen de la iglesia como un cuerpo compuesto de diferentes órganos, pero trabajando junto en armonía, ha servido a muchas predicaciones y muchas meditaciones sobre lo que debe ser la iglesia de Jesucristo, un lugar que acepte a los demás, que acepte las diferencias, un lugar de tolerancia, de amor, de bondad unos para con los otros.

En la iglesia, dice Pablo, es una y es muchos a la vez. tiene diversidad pero también tiene unidad, es como un cuerpo, muy complejo, compuesto de diferentes partes y operaciones y sin embargo funcionan en una forma armoniosa, coherente y bella. Y el Apóstol Pablo añade que las diferentes partes del cuerpo tienen diferentes niveles de elegancia, de nobleza, juegan diferentes roles y tienen diferentes funciones en mantener la vida funcionando, y sin embargo todos son importantes, aún las partes más pequeñitas tienen su rol y deben tratarse con igual dignidad. Nada en el cuerpo es innecesario o superfluo, todo tiene un lugar y un propósito.

Yo recuerdo cuando era más joven, hace unos poquitos años, que en la medicina se decía que el apéndice no tenía ningún rol como que era simplemente algo que… y después creo que los médicos han descubierto que sí hay un rol que tiene que jugar. Decían que era un vástago, una cuestión de cuando los seres primitivos necesitaban un estómago adicional, una locura de esas que se les ocurre a los médicos. Pero todo en el cuerpo tiene un propósito, tiene una función. Nada está allí por sí.

Y hay cositas chiquititas en su cuerpo que usted ni siquiera sabe que están allí pero son necesarias. Hay metales, hay sustancias químicas en su cuerpo que solamente es una cantidad infinitésimamente pequeña, sin embargo sin eso su cuerpo se desgasta y tiene serios problemas. Hay huesitos en el oído que mantienen el balance y si ese huesito se sale de lugar o no está funcionando bien usted se tambalea y camina como un borracho y le hace la vida imposible. Todo tiene una función, aún las partes más pequeñas, todo tiene su lugar.

Pablo añade que aún las partes que son bochornosas o íntimas requieren a veces mucho mejor tratamiento y valor y que debemos tratarlos con mucho cuidado y vestirlos en una manera preciosa. No voy a entrar en mucho detalle pero ustedes pueden hacer las matemáticas.

Y yo he estado pensando acerca de qué tipo de iglesia nosotros queremos ser en León de Judá, qué es lo que aspiramos a ser y es importante que nosotros todos entendamos que todas las cosas que caracterizan a nuestra congregación tienen intencionalidad, tienen un propósito, son el producto de una reflexión de nuestra parte, sus líderes. Ya no pasan por azar, por incidente o accidente, son el producto de mucho cuidado e intencionalidad. Nosotros podríamos hacer las cosas diferentes pero hemos escogido ser una iglesia diversa, una iglesia de muchas diferentes expresiones porque creemos que esta es la forma en que la iglesia de Jesucristo se debe expresar y manifestar en la tierra.

Nuestra forma de ser, lo que estamos haciendo como iglesia, nuestras aspiraciones como comunidad cristiana, honran el deseo de Dios para su pueblo. Nosotros podríamos ser una iglesia caribeña y reconocer solamente a los caribeños y darle lugar a los caribeños o podríamos ser una iglesia centroamericana solamente o aún más específico, podríamos ser una iglesia de dominicanos, de puertorriqueños, de salvadoreños o guatemaltecos, o colombianos, y las hay. Hay iglesias bien específicas en esta ciudad, pero nosotros creemos que en el cuerpo de Dios hay espacio para todo el mundo, para todas las razas, todas las capas socioeconómicas.

Por ejemplo, para construir ese ministerio en inglés tan hermoso que tenemos, inclusive aún para ese ministerio inglés si hubiéramos podido escoger una forma diferente, por ejemplo, ser una iglesia puramente pentecostal, carismática, con gente bailando y danzando y todo el tiempo abierto, todo lo que más una iglesia muy profética, pero en inglés somos una iglesia más balanceada en ese sentido y también aquí en el ministerio en español. Podríamos ser de un grupo solamente étnico específico, o solamente ministarle a gente de clase media, educada, y todo ese tipo de cosas, pero no. queremos ser una iglesia donde el hombre de negocios se codee con una persona indigente, donde la dama bien vestidita se siente al lado de una mujer que tiene las maletas en frente de ella porque no tiene lugar donde dejarlas.

Esta mañana en el servicio en inglés me encontré con dos bellas mujeres y cuando fui a saludarlas antes de que comenzara el servicio me di cuenta que estaban sentadas allí, con sus piernas bien metidas para adentro, con todas sus maletas y sus bultos en frente de ellas. Ni siquiera se podían mover porque no tienen hogar, pero vienen a adorar al Señor aquí en la mañana. Y yo les dije, hermanas, pueden quedarse así como están, pero les gustaría a ustedes que pusiéramos sus maletas en otro espacio para que ustedes puedan estar cómodas? Y dijeron, claro que sí. Las llevamos allá y pudieron dejar su maleta y regresar y adorar al Señor en una manera cómoda. Yo me siento orgulloso cuando ese tipo de cosas pasa.

Y yo les suplico a nuestros hujieres y a ustedes, cuando ustedes vean a una persona… los otros días llegué afuera, entramos al lobby pequeño donde está el elevador y había 2 hombres sentados allí que uno los ve y a muchos de nosotros nos inspira un poquito de miedo, pero venían al servicio y estaban allí esperando al Señor. Yo les suplico, hermanos, cuando usted vea gente así, nunca les de una mirada sospechosa. Sonríales y trátelos con sumo cuidado y gran bondad. Resista la inclinación a mirarlos con sospecha porque pueden ser ángeles encubiertos.

La Biblia dice que seamos hospitalarios porque dice que muchos sin saberlo hospedaron ángeles. Y yo me pregunto a veces si alguna de esa gente indigente que viene aquí vestidos mal son ángeles de Dios, a ver cómo nosotros los tratamos y cuando los tratamos bien, hay una bendición especial para una iglesia así. Siempre seamos una iglesia hospitalaria y no se preocupe que el Señor nos cuida y nos protege. Siempre dele buenas miradas, buen trato, sea preferencial, porque lo que dice es que los miembros del cuerpo que son menos atractivos tenemos que decorarlos con ´más cuidado y más esmero.

Yo adoro al Señor cada vez que viene una persona que no parece como yo. Y es un privilegio. Ayer había un joven en el servicio del congreso de la Cima Global de Liderazgo que estaba parado al final del tiempo en la tarde y todo el mundo estaba por aquí, saludándose y contentos de haber terminado el congreso y todo esto, y él estaba allí como un pollito mojado, parado allí, mirando, lo más bonito. Él no estaba en crisis ni nada pero cuando yo iba a cruzar el Señor me detuvo, yo me voltee porque no estaba bien vestido, era pequeñito de estatura, humilde, y nadie lo reconocía. Y como digo, no estaba en crisis pero yo sentí del Señor ir a dónde él y hablarle, saludarlo y afirmarlo y bendecirlo. Y en ese momento yo le estaba ofreciendo al Señor un momento de adoración que agradaba su corazón.

Y así tenemos que hacer nosotros siempre. Salude a los menos no a los más y Dios bendecirá su vida. Nosotros podríamos ser una iglesia que sirviera a un tipo de persona, pentecostal a rajatabla o calvinistas cuadrados, 4 por 4, podríamos ser muchos tipos de iglesias, solamente un grupo, solamente una teología bien formal, que todo el mundo se le caiga el monño al final del servicio y que estén colgando de los candeleros y dando un… pero hay otros miembros. Este lugar tiene que tener gente de otros grupos, queremos atraer, queremos alcanzar, queremos abarcar, queremos expresar el reino en muchas maneras y nosotros hemos escogido permitir espacio para algo más diverso donde diferentes grupos que normalmente no se juntan en una forma sostenida, puedan encontrar espacio para adorar al Señor en toda su diversidad étnica, teológica, cultural y socioeconómica.

Hacemos esto porque eso es lo que se ve en la escritura. Esta es la idea de expresar la comunidad cristiana, esto está en el corazón de Jesucristo. Esto glorifica a Dios. Esto estira nuestra humanidad y nos hace más como Cristo. Esta es la mejor expresión de lo que la Biblia llama el amor ágape. Sabe que hay diferentes tipos de expresar el amor? En la filosofía griega el amor se dividía en muchas diferentes maneras, está el amor eros que es el amor biológico, el amor sexual, el amor físico.

Está el amor filios, o filos, que es el amor hacia país, hacia madre o padre, amor filial dicen en español, es el amor hacia la familia, hacia la patria. Y está el amor ágape que es la forma más noble de expresar el amor, es el amor de Dios. Es el amor que ama al que no merece ser amado, es el amor sacrificial que llevó a Cristo a la cruz. Es el amor que lo llevó a amar a Saqueo y a la mujer samaritana y a la mujer adúltera. Es un amor que no depende de sentimientos humanos y emociones humanas. Es un amor objetivo que nace en principios morales y éticos poderosos que no requiere simplemente una persona que provoque el amor, sino que tu escoges amar porque es lo que Dios quiere y lo que glorifica el nombre de Jesucristo. Y es el amor que nosotros queremos tener en León de Judá, el amor más alto, el amor más noble de todos.

Una palabra clave para lo que nosotros buscamos como iglesia, es la palabra balance. En la iglesia de León de Judá nosotros buscamos un balance, en muchas diferentes direcciones. Déjeme explicar eso un poquito. Muchas iglesias, por ejemplo, enfatizan mucho la justicia social y el trabajo social y eso es su pasión y hablan mucho acerca de justicia social y eso es todo. Y tienen servicios sociales, predican sobre justicia social. Y hay otras iglesias que todo es la eternidad y lo espiritual, son iglesias muy espirituales, hablan de guerra espiritual continuamente, de oración y clamor, de Apocalipsis y la segunda venida de Jesucristo, de profecía y cosas profético y todo es espíritu, espíritu, espíritu.

Nosotros buscamos un balance entre las 2 cosas. Por eso tenemos ministerios sociales, por eso nos preocupamos por los inmigrantes, por los jóvenes que tienen que ir a la universidad y queremos ayudarlos a estudiar en la universidad, pero también oramos por los inmigrantes porque creemos que la oración es importante y el clamor es importante, creemos en guerra espiritual, predicamos sobre los dones del Espíritu Santo, adoramos al Señor libremente y con pasión y con soltura, predicamos acerca de profecías, buscamos los dones del espíritu, porque creemos que tiene que haber un balance entre el ahora y el aquí, y la eternidad. Entonces somos una iglesia que confunde a la gente porque hacemos ambas cosas.

Muchas iglesias aspiran a tener definiciones claras, teológicas, somos bautistas del sur, somos reformados, somos calvinistas, y nadie nos saque de allí y entonces lo que buscan es consistencia. Hace poco un pastor me invitó a su iglesia para predicar, una iglesia norteamericana al sur de Boston y cuando llegó el tiempo, yo lo llamé porque no habían dicho, hacía meses eso, y entonces uno de los hermanos que es miembro del amigo nuestro, miembro del diaconado de ellos, me dijo, “Roberto, con mucha tristeza te digo que el pastor pidió que retiráramos la invitación porque él quiere que la iglesia sea una iglesia bien bautista.” Quizás él tenía miedo de que yo, como soy carismático, le iba a hacer un desorden en la iglesia cuando predicara y le iba a dejar el lío hecho. Yo no me sentí ofendido, francamente no me sentí ofendido. Entendí muy bien porque hay gente que quiere que su iglesia sea bien estricta y no les gusta la idea de tener diversidad teológica en su ámbito.

Y hay pentecostales que son iguales. Si no es de hueso colorado no le permiten predicar. Si no le miden la falda cuántas pulgadas está debajo de la rodilla y da lo que tiene, no puede estar en la iglesia. Si no da prueba de tener el sello de pentecostal no se vista, que no va. Hay iglesias así en el mundo y limitan el alcance del Evangelio.

Nosotros buscamos un balance porque el Reino de Dios tiene tantas diferentes expresiones, hermanos. Cuando vienen estos hermanos griegos ortodoxos, por ejemplo, el miércoles cada año a buscar un poquito de calorcito pentecostal con nosotros, yo me siento feliz. Sabe que la iglesia griega ortodoxa tiene 2000 años en el mundo existiendo, cientos de años más viejos que ninguno de nosotros y es hermosa esas tradiciones también. Tienen su belleza, tienen cosas que necesitan de nosotros pero nosotros necesitamos cosas de ellos también.

Algunos creen como que Dios se acostó a dormir en el siglo III y se despertó en el siglo XVI con la reforma de Martín Lutero. Eso no es así. Dios ha tenido testimonio en la tierra todos los siglos que ha estado el cristianismo en este mundo. y nosotros creemos que podemos bendecirnos unos a otros. Yo amo a la iglesia católica, necesita renovación? Sí. Necesita avivamiento? Sí. Pero también lo necesitan muchas iglesias pentecostales que creen que son la única tribu en la selva y la necesitan muchos evangélicos que no creen ni en la luz eléctrica y no saben del Espíritu Santo y su poder. Todos necesitamos renovación y avivamiento en una manera u otra, hermanos. Y todos podemos aprender unos de otros.

Por eso es que yo trazo un balance muy incomodo en nuestra iglesia y muchos de ustedes que no están acostumbrados a esa diversidad, se sienten a veces como un poco incómodos. Y yo le entiendo, pero les estamos estirando para gloria de Dios. y yo deseo que cuando salgan de aquí y terminen esta experiencia sean cristianos multiculturales, cosmopolitas, que puedan viajar a cualquier parte del mundo y sentirse cómodos porque han sido expuestos a la diversidad del Reino de Dios.

Muchas iglesias insisten en la santidad y en la ortodoxia bíblica, hay que servir, hay que obedecer, hay que portarse bien. Otras iglesias es gracia y tolerancia, Dios te ama tal y como eres, así que continua haciendo todo la poca vergüenza porque no te preocupes, porque Dios te acepta tal y como tu eres. Los dos extremos son malos, porque uno es farisaico y mata el espíritu de Dios y otro es libertino y también mata el espíritu de Dios.

Nosotros entendemos que sí, que las 2 cosas en Cristo Jesús coexisten la gracia y la justicia, el amor y la verdad, la rectitud y la tolerancia. El corazón de Cristo lo abraza todo y eso es lo que le permite a Cristo perdonar a la mujer adúltera y decirle, vete en paz, yo no te condeno. Pero también él dice, pero mira, no peques más.

Eso es lo que permite salvar y sanar al paralítico en Betesda sin que ni siquiera de profesión de fe. El paralítico es sanado en Betesda y no sabe ni siquiera quién es Jesús pero el Señor lo sana. El Señor se acerca a él con gracia inexpresable y le dice, te gustaría ser sano? No le pregunta, dime las 4 leyes espirituales, y entonces okay, ahora ya tu me aceptas, ahora te voy a sanar. No. lo sana gratuitamente. Ahora, vete por ahí. Después lo encuentra en el templo y le dice, mira, no sigas pecando porque te va a venir algo peor, así que cuídate, te estoy chequeando. Las 2 cosas, gracia, bondad, misericordia y justicia y santidad y rectitud delante del Señor.

Por eso es que hoy en día los liberales y los libertinos reclaman a Cristo como su santo patrón y los farisaicos también reclaman a Cristo como patrón, santo patrón. Por qué? Porque en Cristo están las 2 cosas, la rectitud y la gracia, el amor y la firmeza, la justicia y la bondad, la paciencia y el juicio, todo en un solo corazón. Y así debemos ser nosotros también, que nuestra iglesia predique la totalidad, la sutileza, la riqueza del Reino de Dios.

Vivamos en la incomodidad, vivamos en la tensión, hermanos, la gente trata de reducir a uno, a un solo lado, cuando la justicia de Cristo se manifiesta, dice, ah, el pastor es intolerante, esto y lo otro. Cuando manifiesta la gracia, oh, el pastor no le importa la santidad. No, uno vive esa incomodidad porque eso es lo que agrada al corazón de Dios. Dios nos llama a vivir en la tensión, en la agonía del corazón de Cristo.

Muchas iglesias les gusta la homogeneidad, que todos igualitos, todos bien vestidos, todos con corbata y saco el domingo, las mujeres bien pintaditas y arregladas. Y hay iglesias que son solamente iglesias de ciudad, urbanas, todo es justicia social, amor al pobre, lucha por el pobre. Y otras son iglesias de clase media. Hay pastores que solo aspiran a pastorear una iglesia de clase media y ajustan su teología, su predicación y su estilo a la clase media. Hay iglesias negras e iglesias blancas, hay iglesias pentecostales o iglesias de 4 por 4 reformadas, hay iglesias de santidad e iglesias de gracia, como decía.

Hay iglesias que son de clase trabajadora e iglesias que son de clase bien alta. Hay iglesias conservadoras o iglesias liberales, separados. El cuerpo cada uno existiendo sin reconocer las otras partes. Un cuerpo esquizofrénico, una mano yéndose por un lado y la otra por otro. Un cuerpo loco, desquiciado y así está el cuerpo de Cristo.

Por qué esa homogeneidad? Por qué es que las iglesias crecen a lo largo de líneas homogéneas en vez de líneas de diversidad? Porque la diversidad es demasiado reto, requiere demasiado esfuerzo. Sus pastores creemos y yo espero que si usted está aquí con nosotros hoy, y es miembro de esta comunidad, usted también cree y está pensando quedarse, que vale la pena remontar y emprender el esfuerzo de qué es lo que se requiere para ser una iglesia verdaderamente amorosa, una iglesia tolerante.

Qué cara tiene una iglesia bondadosa y generosa? Es un esfuerzo demandante, es un esfuerzo peligros, pero vale la pena porque es bíblico y porque esto está en el corazón de Dios. Un cuerpo con muchos miembros, con diversidad. En un servicio típico de León de Judá puede que haya momentos en que sonamos muy pentecostales, habrá gente que se cae al piso y otros que están aquí de rodillas, tienen manos levantadas, y en otro momento podemos sonar muy tradicionales y reformados y después de eso una expresión de algo que puede sonar como justicia social. Hablamos de justicia a los inmigrantes, viene un miembro del Concilio de Boston y nos saluda y uno se pregunta qué diablos hace esta persona acá si es un pro aborto y pro esto y lo otro, y por qué el pastor Miranda permite que suba la plataforma.

Pero no contaban con mi astucia, hay una razón por la cual uno permite eso. hay razones porque somos una iglesia compleja, somos una iglesia pública, somos una iglesia que estamos involucrada en la maquinaria de la ciudad y la gente nos da más crédito a veces de lo que merecemos, y vienen y quieren disfrutar del calor que ofrece esta congregación.

En otro momento podemos sonar no como liberales sino como conservadores y fundamentalistas y farisaicos. En un momento nos escuchan hablando de justicia social, en otro momento nos escuchan hablando de que los géneros Dios los determinó en la creación, hombre y mujer los creó Dios y que tenemos que defender a la familia, y que tenemos que defender la sexualidad bíblica. Y dice, no, hombre, estos son unos partías de conservadores fundamentalistas, primitivos.

Pero es una iglesia compleja. En otro momento podemos sonar como que somos condenatorios de fuego y azufre, y en otro momento podemos sonar como que es una iglesia que invita a la bondad y a la tolerancia y al amor. Estos son todos los sonidos de León de Judá. Y también son los sonidos de la palabra de Dios, corazón de Jesús. Porque Jesús era todas esas cosas y lo es y en realidad está más allá de todas esas categorías.

Algunas iglesias les gusta que sus pastores se vistan con mahones y con una camiseta y eso es lo que piensan que debe ser un pastor. A otras le gusta ver al pastor con corbata y jacket adentro y otro jacket por encima. Los otros días se me acercó una hermana bellísima que yo amo mucho en el servicio en inglés, y yo había venido sin corbata ese domingo y literalmente me agredió, con amor, porque ella me ama mucho y yo la amo a ella. Pero les puedo decir que me agredió y poco le faltaba para obligarme a ponerme el botón de arriba porque no le gusta ver el pelo en el pecho al pastor porque su biología las amenaza, yo no sé. Queremos que nuestros pastores usen sotana, pero en otros casos sí usamos corbata y a mí me gusta confundir a la gente con una corbata de vez en cuando para que crean que yo soy más santo de lo que en realidad soy. Eso está bien.

Pero somos una expresión de Dios de diferentes maneras, y yo le doy gloria a Dios a eso. el servicio en inglés es un poquito más libre pero a veces también como en el caso… yo me metí en problemas con una joven maravillosa y bella, ustedes aún me han oído a veces hablando con los hermanos del coro y las hermanas, yo sé que hemos tenido tensiones a veces de que deben vestirse en cierta manera porque aunque todos los hombres aquí ya están santificados, y yo sé que no tienen un solo mal pensamiento en su mente, es bueno que las hermanitas se vistan en una manera que no sea provocadora.

Yo amo la iglesia católica por eso, que las mujeres se les pide que usen mantilla o lo que sea, eso era antes, yo creo que ya ni siquiera… pero es bonito ese respeto a la casa de Dios. No se preocupe por lo que usted ve, yo sé que sí, que en otros países, en Colombia, en otros lugares a veces las mujeres les da gangrena por lo estrecho que son los pantalones que tienen puesto, pero hermanos, no nos llevemos de los otros, seamos nosotros ejemplo para los demás y no es que seamos santurrones, es que yo creo que hay un decoro que conviene a la iglesia de Jesucristo.

Mis hermanas, yo les suplico en nombre del Señor, bastante problemas tenemos ya los hombres con nuestra propia mente, sean misericordiosas y ayúdennos. Y qué lindo es una mujer vestida decorosamente. Qué bello es eso, dejando un poquito de espacio para la imaginación. Eso es lindo y conviene al pueblo de Dios. Yo le decía a Meche los otros días que, guau, tenemos que volver a esos principios. Porque es que por eso tantos problemas tenemos, yo me incluyo a mí mismo en el cuerpo de Jesucristo. Es porque se han abandonado esos cuidados que tiene que haber entre los géneros. Y hay señales que tenemos que darnos unos a otros para ayudarnos.

Su pastor no está por encima de esas cautelas. Y yo creo que es bello cuando el pueblo de Dios va a la palabra para sus modelos. Pero eso no quiere decir que seamos santurrones tampoco. Yo entiendo, no le estamos pidiendo a la mujer que se ponga una funda como en los países musulmanes, una burka que la traigan aquí a la iglesia, o que tengamos un closet lleno para que si no vienen así les metamos una para que se puedan sentar en la iglesia. Eso no es lo que estamos diciendo.

Lo que estamos pidiendo es un balance, un decoro, una consideración para que el pueblo de Dios sea diferente. Yo les aseguro, jóvenes hermosas, que ustedes van a ser bendecidas por eso. y también hermanas mayores que todavía tienen sus encantos, Dios va a bendecir sus esfuerzos. Yo creo que va a haber una belleza en eso que Dios va a recompensar grande, grandemente.

Ese tipo de diversidad a la cual nosotros aspiramos requiere bondad. Sabe que uno de los frutos del Espíritu Santo es la bondad? Tenemos que ser bondadosos unos con los otros, generosos unos con los otros. Ustedes no saben todo lo que sudo muchas veces antes de subir aquí al púlpito, y a veces cuando estoy en el púlpito, tengo que pedirle al Señor, Señor, dame una medida de gracia para poder predicar, sinceramente. Porque a veces uno tiene tantas cosas y tantos conflictos emocionalmente que pararse aquí a predicar ya uno ha sudado y ha perdido días de vida antes de subir aquí.

Los otros días tuve que pedirle a una bella hermanita en el servicio en inglés, salirme del santuario, ir a dónde ella estaba y pedirle que bajara la voz porque estaba adorando, gritando en un ambiente donde nadie más estaba gritando. Si todo el mundo fuera loco y todo estuvieran gritando, entonces eso es lo que ella tenía que hacer también para poder unirse al grupo, pero en este caso era un momento de cierta quietud y ella estaba en una fiesta personal, adorando a voz en cuello, y en realidad interrumpía el servicio. Así que tuve que pararme de mi asiento, subir la escalera, ir a dónde ella, y explicarle por qué ella no debía seguir adorando.

Yo sé que muchos de los pentecostales aquí van a decir, ahí va el Pastor a contristar el Espíritu Santo. Por eso es que no se le queda la gente, por eso es que se le van todos los pentecostales, porque el pastor no es pentecostal verdaderamente. Mentira del diablo. Yo creo en la palabra, lo que dice la palabra del Señor. Si usted lee Primera de Corintios, capítulo 14, el Apóstol Pablo dice que los dones se tienen que ejercer en el contexto del cuerpo de Jesucristo y que el cuerpo si mi dedo índice quiere irse en una dirección, que el resto del cuerpo no quiere ir, no están bajo el control, eso quiere decir que mi dedo está neurótico y hay que sanarlo.

Si un ojo comienza a hacer esto y el otro se queda igual, me deben llevar al hospital inmediatamente. El Señor reprenda ese pensamiento. Porque todo tiene que funcionar en balance. Por ejemplo, en este servicio me hubiera encantado continuar adorando hasta que lleguen las 12 de la noche, pero hay otras cosas que hacer, hay bebés que presentar, hay una ofrenda que tomar, hay un misionero hermoso que hay que escuchar, hay una bella joven que va a adorar al Señor con su música especial, hay anuncios que dar, y todo el mundo quiere 20 minutos para su anuncio.

Pero el pastor siempre está mirando el tiempo, está mirando los visitantes, está mirando a la viejita que ya se me está durmiendo y que debo terminar antes de que comience a roncar, tiene que mirar a todas las cosas. El pastor están pensando en 17 cosas a la vez, el miembro del coro está pensando en su tiempo solamente, o el que está dando el anuncio está pensando en que es importante que la gente escuche bien el anuncie y se enlisten a lo que sea.

Pero el pastor piensa globalmente, pensamos en términos del cuerpo. El pastor piensa que ya le están llegando todos los niños y que ya tiene que estar terminando el sermón porque sino entonces tiene que acortar el mensaje y cortar lo que Dios quiere decirle al pueblo.

Somos un cuerpo y tenemos que estar atentos los unos a los otros. Y eso es lo que hace esta iglesia, algo muy especial, muy sui generis, como dicen en latín. Si no sabe lo que quiere decir, búsquelo después en Wikipedia. Nos hace únicos, singulares. El custodio de esto, Dios me lo ha dado a mí como pastor principal y a los líderes y yo tengo que venir delante del Señor cada vez y decir, Padre, te he ofendido en decir esto, hacer esto, decidir esto? Porque mi deseo es que ustedes prosperen y que crezcan en el Señor y que esta iglesia sea una iglesia que bendiga a la ciudad como ya lo hace.

Es costoso hacer eso. Por eso no hay muchas comunidades como la nuestra, porque hay que pagar un precio, porque hay que darle espacio a diferentes razas, diferentes medios socio económicos, diferentes géneros para que la gloria de Dios sea manifiesta en este lugar.

Y entonces lo que va a pasar es que vamos a agradar a mucha gente y desagradar a otras personas. En un momento el pentecostal se va a sentir que está en la gloria pero el no pentecostal va a pensar que está entre una partida de locos. En otro momento la persona de clase media, media alta, al ver al alcalde de la ciudad venir acá, se sentirá, guau, qué bueno, mira qué bien, el alcalde viene a visitar. Pero otro estará diciendo, por qué permite que este liberal se suba al santuario?

En un momento habrá una mujer predicando aquí y la persona tradicional dirá, por qué hay una mujer predicando en el púlpito? Y en otro momento diremos, sabe qué, Dios sí tiene líneas de autoridad en el matrimonio y en otras cosas, y pensarán que somos unos conservadores primitivos y locos también.

Entonces, tenemos que ser balanceados y darle gracias a Dios por esa experiencia que nos permite tener como una iglesia diversa, una iglesia que refleja el amor de Cristo, que refleja el corazón generoso de Dios. Seamos una iglesia generosa.

Y le voy a pedir a mis hermanos que por favor pasen por acá. Vengan y ayúdenme, lubriquen esta meditación con la música. Vamos a terminar y vamos a adora al Señor un momentito.

Cuántos les gustaría para que esta iglesia sea posible? Amén. Pasen. Vamos a ponernos de pie. Vamos a darle gracias al Señor por su amor y si no les veo antes de Acción de Gracias, hagan ejercicio antes del jueves y después del jueves también. Y coman muchos vegetales. Vamos a ser una iglesia saludable también, no solamente que cuide el cuerpo místico de Cristo sino también este cuerpo. Amén.

Gloria a Dios por su generosidad para con nosotros. No merecemos servir a este Dios bello que tenemos. La verdad es que yo cada día me siento menos merecedor de la gracia que Dios me permite de servir este cuerpo de Cristo. Les amamos. Dios les ama. Dios tiene un gran propósito para ustedes y sus hijos, sus hogares.

Vamos a vivir vidas envidiables en el nombre del Señor. Vamos a agarrarnos de todas las bendiciones y las virtudes que hay en la palabra de Dios y ser un pueblo ejemplar para gloria de Jesucristo. A mis hermanos de diferentes razas, diferentes niveles socio económicos, diferentes nacionalidades, diferentes edades, diferentes estudios, el amor de Dios cubre sus vidas. Ustedes son parte escogidas del cuerpo de Jesucristo y le damos a gracias a Dios por esta comunidad que él tiene aquí en esta ciudad.

Padre, entregamos tu palabra a ti y te bendecimos por ella y te damos gracias porque nos haces dignos de algo que los ángeles aún anhelan mirar sobre lo que nosotros participamos. Bendice a tu pueblo y despídelos de este lugar con la bendición del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Te bendigo en el nombre de Jesús. Amén.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato