Sermón 12 de noviembre 2017: Tú no puedes brillar solo

A propósito de Sermones
[Gregory Bishop]
  • Presenter: Gregory Bishop
  • Fecha: November 12, 2017
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Los invito a abrir sus biblias en el Libro de Efesios. Hace dos semanas atrás yo estaba aquí hablando con ustedes de la enseñanza del Espíritu Santo al pueblo en la ciudad de Éfeso, una ciudad llena de guerra espiritual. Había allí la adoración a una diosa que se llamaba Diana, fue una idolatría terrible y así, ese pueblo tenía que aprender lo que era hacer guerra espiritual.

El Señor les enseñaba que ahora en el mundo espiritual ellos ahora no tienen que tener temor, que al contrario, son bendecidos con cada bendición espiritual en los lugares celestiales, que somos como cristianos un pueblo sobrenatural.

Hablamos la semana pasada de que Dios nos ha levantado de los muertos, que estábamos muertos en nuestros delitos y yo dije: nuestros delitos y pescados, pero Dios nos ha levantado de todo ese mar de muerte y nos hizo vivir con Cristo, nos levantó con Cristo, nos sentó con Él ahí en los lugares celestiales, y ahora nosotros brillamos como diamantes de gracia, que cada testimonio, cada persona que es cristiano puede decir: el Señor me ha levantado, yo estaba muerto y ahora vivo estoy, yo estaba en pecado y ahora soy una criatura nueva en Cristo, somos diamantes de gracia.

Yo soy adicto a este proceso, de conocer a personas que entran aquí a la puerta quebrantadas, derrotadas y después conocen el Poder de Dios y el Espíritu Santo los transforma, y brillan con la gloria de Dios en sus ojos, y toda la gloria es para Él ¿amén?

El mensaje que vamos a ver hoy es sobre el apóstol Pablo quien bajo la unción del Espíritu en el Libro de Éfeso después comienza a enseñarles que tú no puedes brillar solo, que Dios nos ha llamado para brillar junto a la gloria de Dios.

Hermanos: vivimos en días cuando la humanidad está más dividida que nunca. Aquí en este país nosotros vemos que todo mundo está en contra del otro: los negros, los blancos, hay un sentir anti-inmigrante como nosotros sabemos, que hay diferencias entre la gente, conflictos entre la gente, y la gente necesita saber que puede haber algo diferente en el mundo, que puede haber una comunidad unida no por causas naturales ¿no?

En el mundo la gente se pasa, ¿con quién tú tienes algo en común? la gente que te cae bien, que entienden tus chistes ¿no? pero en Cristo no somos un pueblo natural, somos un pueblo sobrenatural unidos por el Poder del Espíritu Santo y no por afinidad natural. Y el Señor está haciendo algo especial en Congregación León de Judá, y somos un pueblo profético unido de muchas razas y muchas partes de la vida, y personas que han sufrido en la calle, y el Señor nos ha unido para que seamos un pueblo profético en la ciudad de Boston porque nuestro pueblo puede romper barreras.

Así que los invito a leer conmigo en Efesios 2 versículo 11, Efesios 2 versículo 11 dice lo siguiente, dice: “Por tanto acordaos, de que en otro tiempo vosotros los gentiles en cuanto a la carne érais llamados incircuncisos por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne; En aquél tiempo estábais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo; Pero ahora en Cristo, vosotros que en otro tiempo estábais lejos habéis sido hechos cercanos, porque Él es nuestra paz que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de la separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz, reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo matando en ella las enemistades.”

“Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estábais lejos, y a los que estaban cerca; Porque por medio de Él nosotros tenemos entrada por un mismo espíritu al Padre; Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo en quien todo el edificio bien coordinado va creciendo para ser un templo santo en el Señor, en quien vosotros sois también bien edificados para morada de Dios en el espíritu.”

Y Espíritu Santo, te invitamos a hablarnos en este día. Tú eres el buen pastor y Tú sabes la Palabra que nosotros necesitamos de Ti hoy. Te pido que sea la voz del buen pastor hablándome a mí y a nosotros, te lo pido en el Nombre de Jesús.

Enemistad, no sé si tienes un buen enemigo en la vida ¿no? un enemigo, lo odio, tal vez estás sentado al lado ahora mismo (risas), no, espero que no. Enemistad en el mundo, hay mucha enemistad hoy en día como acabo de decir.

En esa época había enemistad entre los judíos y los no judíos, un conflicto terrible entre ellos. Los judíos pensaban que los no judíos eran sucios espiritualmente: adoraban a ídolos ellos en todas sus actividades, sus fiestas idólatras, hacían cosas indecibles, cosas asquerosas, en su cena, en su comida era todo carne ofrecida a los ídolos, ahí en sus fiestas siempre había una ceremonia para honrar al diosita o diosa, así que eran un pueblo que los judíos habían aprendido a considerar impuro, inmundo.

Ya para la época de Jesús ya muchos judíos estrictos ni comían con no judíos, con un gentil, ni entraban a la casa para no contaminarse, para no ensuciarse, y los gentiles no quedaban atrás, ellos también odiaban a los judíos, y Dios viene y dice: ya no más. Mi pueblo, el mundo y los ángeles, y los principados tienen que ver que Yo soy el Dios que puede romper toda barrera entre la gente y puedo hacer una nueva humanidad, un nuevo hombre ¿no?

Mira lo que dice en el versículo 15, dice: “Aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre haciendo la paz” como Dios tomó el oro y respiró, y Él hizo a Adán un ser viviente, el Señor toma personas diferentes, personas que antes se odiaban y los hace vivir juntos como nuevo ser, una nueva humanidad, un pueblo nuevo.

Mira lo que dice: “Ya no sois extranjeros ni advenedizos”. No sé qué es un advenedizo, extraño un té, un allegado, no sé lo que es un allegado pero creo que es alguien que no está bienvenido entre nosotros ¿no? Los gentiles se sentían así, rechazados, excluídos, separados.

No sé si alguno de nosotros aquí nos sentíamos así, usted sentía en algún momento de su vida que la Iglesia no era para usted, la Iglesia no es para mí, todos ahí son buenitos y yo no soy buenito o buenita. Do we have any bad girls or bad boys here? que antes tú sentías: ya no, no soy de Iglesia, ese no es mi lugar, ellos no van a querer que yo esté.

Muchos de nosotros vivimos esto, pero aquí en este vecindario lo vivimos muy palpablemente ¿no? hay personas aquí en este vecindario que toman las drogas, que se sienten que si yo voy a la Iglesia ¿qué ropa me voy a poner? no tengo ropa, hay algunos que duermen fuera en el frío, y de hecho tú puedes comenzar a donar abrigos.

Y yo en el desayuno que hacemos para las personas de afuera, yo sé que lo he hablado antes, pero los sábados en la mañana me han asignado el trabajo de ser el portero, lo sé, creo que es porque yo asusto a cualquier malo para no entrar ¿no? no sé qué, me ponen en la puerta, esto es mi trabajito, los líderes me han asignado, y mi trabajo es recibir todos los nuevos y de paso, cada sábado de cien siempre hay diez, quince, veinte nuevos constantemente pasando por este vecindario, y yo no subo al santuario, y ellos suben al santuario original, y ellos miran y dicen: wow, qué me van a hacer aquí, es como una trampa de un laboratorio de un científico malo que me va a hacer algo, y entran ahí y miran: wow, todo es talladito, todo lindo, se sienten, y yo trato de ponerles calmados: bienvenidos, soy el Pastor, quiero darles la bienvenida, toman asiento.

Yo les digo al principio: bienvenido a la Casa de Dios, este lugar es tu lugar. Y a veces algunos de ellos que han entrado en este momento, en este momento comienzan a sacarse la gorra y a decir: wow, yo no vengo a la Iglesia desde los siete años cuando mi abuelita me jalaba ¿no? y aquí estoy de regreso, y algunos se ponen ahí mismo a llorar. Y yo tengo el privilegio de decir: bienvenido a casa. Tal vez tú te olvidaste de Dios pero Él no se olvidó de ti, bienvenido a casa. Y estos para mí son los momentos más alegres de mi semana.

Un día yo tenía a mi hijo conmigo, Noa ¿no? y él ayudaba a poner los papeles que la gente tiene que firmar, y poner los lápices y todo, y él en medio de la cosa dijo: papi, siento algo especial en mi corazón, no sé lo que es, y yo le digo: ¿sabes lo que es? estás sintiendo el gozo de la salvación, el gozo de lo perdido que ahora es hallado, el gozo de dar la bienvenida que se siente excluída y rechazada, estás sintiendo el gozo de Dios, y yo le dije: es por eso que yo hago lo que hago, y él dice: ¡okay! ahora, now I think maybe I get it, no? he starts: okay that’s fine, I say: yeah, that’s really fine, soy adicto a eso.

Este gozo de la salvación, en el Libro de Lucas capítulo 15 habla de un pastor que tiene cien ovejas y pierde una ovejita, y va corriendo, y cuando la halla la trae y él tira una fiesta por el gozo ¿no?

Hay una historia de una mujer que pierde dinero y busca en la casa, y no encuentra, es como perder el teléfono. ¿Has perdido tu teléfono? y el afán de perder el teléfono ¿cómo voy a vivir cinco minutos sin mi teléfono? what do I do without that thing, y después tú lo encuentras y montas una fiesta, una fiesta, yo invito, vamos a comer ¿no? Así es el Señor cuando una persona es encontrada ¿no? El hijo pródigo vuelve a la casa y el padre dice: este hermano tuyo muerto estaba y vivo está, él estaba perdido y ahora es encontrado, tenemos que gozar.

Hermanos, estamos hablando mucho del Evangelismo estos días. No hay ningún gozo en este mundo como el gozo de la salvación, como una Iglesia evangelística que abre los brazos: bienvenido a tu casa, te hemos esperado, y este es el gozo que Dios quiere compartir con nosotros porque antes se sienten excluídos pero ya no más, ya no son extranjeros ni advenedizos sino conciudadanos con los santos y miembros de la familia. No es que solamente están aquí escondidos sino Dios está abriendo y formando una nueva humanidad, una nueva nación en el mundo, una nación santa.

Una Iglesia que tiene miembros de naciones diferentes es un ejemplo profético del hecho de que hay un nuevo Reino en la Tierra que es más importante que la política. Demócrata o republicano, yo soy ciudadano del Reino de Dios ¿amén? Y proclamamos al mundo: hay un nuevo reinado y hay un nuevo Rey, bienvenido al Reino decimos a la gente.

También dice que los que estaban excluídos antes ahora son miembros de la familia de Dios, Dios está formando una nueva familia. Ahora la persona diferente a usted es tu hermano o tu hermana te guste o no, ¿no? tú puedes escoger tus amigos pero no puedes escoger tu familia, you are stuck with them, estás obligado, son miembros de la familia, tú tienes que convivir con ellos porque son de la familia. Es mi hermano, me molesta, pero es mi hermano ¿qué voy a hacer? Mis hermanos: el amor de Cristo muchas veces es así. Okay, este hermanito me cae mal pero es mi hermano ¿qué voy a hacer? you are stuck with him.

“Miembros de la familia”, de la misma familia “edificados” versículo 20 “sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas”. No estamos hablando de una unidad sin forma ¿no? yo no creo y de hecho, yo no creo que debemos como cristianos tener unidad espiritual con personas que no están basadas en la Palabra de Dios. Debemos amar a todos, debemos expresarle amistad a todos pero yo no puedo tener comunión espiritual con alguien que no cree en Cristo y en la Palabra de Dios.

Hay algunas iglesias que han rechazado la Palabra de Dios y no estamos para juzgar ni criticar, ni nada por el estilo, es entre ellos y Dios, pero yo sí digo que tenemos que ser edificados sobre el mismo fundamento ¿no? aunque nosotros seamos muy diferentes hermanos. Hay algunas iglesias muy diferentes a nosotros que tienen el mismo fundamento y somos de la misma familia.

“Edificados sobre los apóstoles y profetas siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo al Señor, en quien vosotros sois juntamente edificados para morada de Dios en el espíritu.”

¿Qué es el templo? Muchas veces decimos: este edificio, el templo, sudamos para edificar este templo ¿no? pagamos mucho para edificar, nuestro Pastor perdió mucho sueño para edificar este edificio, gracias a Dios por el edificio, es el arca que tenemos que tener, pero el templo, el templo somos nosotros hermanos. El templo es un templo vivo con piedras vivas que el Señor está edificando y es un templo que va creciendo para que la gloria de Jehová habite en este templo humano.

Hermano: tú eres una piedra. Tal vez alguien te ha dicho, tienes la cabeza dura. Bueno, somos piedras vivas que el Señor está edificando para formarnos, tal vez tiene que limarlo y cortar partes para juntarnos, pero somos un templo vivo y hermano: si en el templo falta un ladrillo grande el agua va a entrar.

Hermanos: no hay personas desechables en esta Iglesia. A veces uno piensa: bueno yo voy o no voy y todo va marchando, no, no, no. Tú eres una piedra viva y estamos siendo edificados juntos, y el Señor quiere edificarnos y llenarnos de Su Espíritu Santo.

El Señor está haciendo algo maravilloso, decimos que nosotros somos diamantes de gracia ¿verdad? pues hay algo aún más precioso que Dios quiere hacer. En Efesios 3 versículo 10 dice lo siguiente: “Dios está haciendo todo esto, uniendo gentiles y judíos, personas de religiones diferentes, de razas diferentes” versículo 10: “para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la Iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales.” Ahora estamos hablando otra vez del ambiente espiritual.

Hermanos: tal vez tú miras a la Iglesia y ves muchos defectos y muchos problemas, personas imperfectas ¿no? tú ves todo lo humano, pero una vez Dios quita todo lo que nos está tapando y lo espiritual está expuesto el Señor va a revelar que la Iglesia no es un diamante pequeño sino una joya gigantesca brillando con la gloria de Dios. Esta Iglesia, los hermanos en Cristo son más preciosos de lo que tú te puedes imaginar. Tenemos una gran herencia en los santos.

Hay una Palabra aquí muy interesante que dice: para que se manifieste la multiforme sabiduría de Dios. Multiforme, qué palabra rara ¿no? yo la busqué en el griego original y dice: la múltiple, diferente, variada, sabiduría de Dios.

El Señor está juntando mucha gente diferente, muchas relaciones diferentes y en cada relación brilla la gloria de Dios en una manera especial. Yo no soy experto en los diamantes ¿no? no sé si tenemos algunos expertos en diamantes aquí, pero tengo entendido que el diamante es lindo porque refleja la luz en una manera diferente por muchas facetas. La Iglesia juntos somos un diamante multifacético, multi variable constantemente cambiando, y cada nueva persona, cada nueva relación en la Iglesia es un nuevo brillo de la gloria de Dios, y no tiene final.

Y ahora vamos al grano: aquí tenemos que tomar una decisión. Si yo voy a buscar esto con todo mi corazón, si yo voy a orar por esto o como el apóstol Pablo dijo: sufrir por esto no para edificar más organización sino el organismo que es el Reino de Dios, si vamos a pagar el precio. El apóstol Pablo dijo ahí al final: vamos conmigo y yo voy acercándome al final ahora, en Efesios 3 versículo 14: “Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre”, significa que él está clamando. Hermanos, sin oración nada va a funcionar.

En el día de Pentecostés ¿qué estaban ellos haciendo? Todos unidos orando, y después ¿qué pasó? el viento y el fuego del Espíritu Santo cayó sobre ellos como si el Señor estuviera diciendo: ya la gloria shekinah no va a habitar en el templo sino, ustedes van a ser Mi templo, esa gente la gloria va a habitar en ellos.

Y antes la humanidad fue dividida en idiomas, todo el mundo hablando en idiomas diferentes, pero ahora hablando en lenguas en este momento es como si toda esa maldición está cambiando, y ya Dios está uniendo toda la gente del mundo ¿para hacer qué? una sola humanidad, una humanidad de toda raza y tribu, y nación, y lengua en toda parte de la Tierra para que la gloria de Jehová habite en medio de ellos.

Es por el Espíritu Santo hermanos, es mi otra creencia que tengo, para ser una Iglesia diversa tenemos que ser basados en doctrina firme, y lo otro es: tenemos que ser una Iglesia pentecostal. Mira, yo sé que algunos son traumatizados y dicen: ay pentecostal y no sé qué, tienen ideas. Cuando digo esto quiero decir que tenemos que ser una Iglesia llena del Espíritu Santo.

La persona con quien tú bebes el vino es tu mejor amigo no importa quién ¿no? si todos somos borrachos con el mismo espíritu somos familia ¿amén? hay algo que nos une. Todos bautizados en un solo espíritu.

Y dice: “Que el Señor fortalezca tu corazón con el Espíritu Santo, para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones” para que en cada ser humano cristiano podamos ver a Jesús brillando de sus ojos y saber que tú eres muy diferente a mí pero yo veo a Jesús en ti.

¿Tú has tenido esa experiencia con personas? tal vez fuera de la Iglesia, estás en el trabajo o algo y una persona de otra raza ¿pero tú ves a Cristo en ellos? y tú sabes, es el Espíritu Santo brillando en ellos, es el mismo Cristo, aunque somos diferentes y ni nos entendemos pero somos familia. Ahí no hay mujer ni hombre, ni esclavo, ni rico, ni gentil, ni judío, todos estamos en Cristo y Cristo es uno, somos uno por él.

Y después dice el apóstol Pablo: si van a ser uno tienen que aprender a amarse. El amor hermanos no es un sentimiento meloso, el amor es un compromiso de aceptar a tu hermano no importa qué con todos sus parches y defectos ¿no? aprender a comprenderse, a tolerarse, a aguantarse el uno al otro y también sufrir toda la incomodidad de estar en una Iglesia diversa.

Hermanos: cuando yo fui a Honduras la primera vez hace quince años atrás yo fui y el primer día visitando la Iglesia me sorprendió que después del culto todo el mundo se besaba, besos, besos, besos, y los gringos no besamos mucho, sólo a mami ¿no? ni a hermana, besos, besos, besos, y después me di cuenta de que: wow, en mi Iglesia no todo el mundo se besa, y yo me di cuenta por qué, porque allá todos son lo mismo, todos están relajados, todos eran catrachos del mismo pueblo, Dios bendiga a todo catracho aquí ¿no? (risas) pero todos eran lo mismo y las defensas eran más bajas. Pero aquí estando en un ambiente diferente no sabes cómo el hermano te va a recibir ¿no? y yo aprendí que hay diferencias bien grandes.

En Puerto Rico yo fui a McDonalds y la muchacha me dice: dime, y la persona dice: dame café, y ya. En Guatemala me tomó media hora para pedir un cafecito, si sería tan amable de tal vez por favor servirme un cafecito con, tal vez si usted sería, y yo aprendí que wow, estoy totalmente confundido, el gringo más perdido que nunca, porque todo es diferente. Así que tú tal vez estás mostrando respeto y la persona diferente piensa que tú eres frío y lejos ¿no? otros que están siendo amigables y otra persona de otra cultura piensa: pero qué atrevido, está tomando mucha confianza que no se le ha dado, qué mala educación ¿no?

Mire hermano: nosotros hemos “chiflado los huevos” aún más porque en el culto en inglés todo es una revolución ahora hermanos. Tenemos gente homeless como yo acabo de decir, en un grupo de doscientos, veinte o treinta son de la calle ¿okay? personas homeless, también tenemos personas de europa asiática. Hoy yo conocí una muchacha del sur de Corea que quiere que esta sea su Iglesia, nosotros tenemos un poquito de todo mezclado y nadie se entiende.

Yo recuerdo cuando yo era nuevo aquí en esta Iglesia, yo recuerdo mis primeras semanas conocí a don Mario y una joven me estaba hablando así (mueca de cercanía cara a cara), y yo soy gringo, yo estoy acostumbrado a un poquito más de espacio, estaba un poquito cerca, así que yo tomé un pasito para atrás ¿no? ¿sabes lo que hizo? tomó un pasito para adelante (risas) así que yo otro pasito para atrás, otro pasito para adelante, y era una muchacha buena, fíjate, buena buena, no era para nada, pero yo después estaba pegado a una pared (risas) sudando como un loco y ella allí hablándome.

Hermanos vale la pena porque así se demuestra la multiforme sabiduría de Dios, amén. Es por esto hermanos, voy a hablar de mi corazón, tal vez es un momento profético, es por esto que el Pastor se sintió movido a hacer el culto de la mañana en inglés ¿no? pudiéramos haber enviado este grupo a levantar una nueva obra gracias a Dios y esto estaba en nuestro corazón tal vez, quién sabe, pero no, Dios nos ha llamado a complicarnos la vida, a ser una Iglesia bilingüe, multiracial, multi-étnica. Hemos contado gente de casi todos los países bajo el sol y así y todo podemos demostrar que hay un nuevo Reino en la Tierra, un nuevo pueblo, una nueva familia en la Tierra, es que los gringos necesitan la unción que está aquí hermanos y quieren, quieren, por eso está aquí.

Los que han nacido aquí, la vida no se puede contener, se tiene que compartir más entre mucha gente y en este mundo dividido que está tratando de unir a la gente con todos los grupos políticos nosotros podemos decir que hay un Espíritu Santo que nos une. Hermanos, esto es avivamiento. En los avivamientos del pasado tú siempre miras el derramamiento del Espíritu Santo y gente diferentes abrazándose, de culturas diferentes, de idiomas diferentes, de estilos diferentes porque en Cristo, en la unción del Espíritu Santo, todo lo demás se borra, gracias a Dios, nosotros estamos llamados a esto.

Y yo quiero terminar con esta oración “orando para que habite Cristo por fe en vuestros corazones, a fin de que arraigados y cimentados en amor seáis plenamente capaces de comprender por todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo que excede a todo conocimiento para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios, y aquél que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más allá abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros a Él sea la gloria” ¿dónde? “en la Iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.” Gloria en la Iglesia, gloria en la Iglesia es nuestro llamado.

Así que pongámonos de pie, y en la mañana yo invité a todo el mundo a abrazar este llamado que no es fácil porque es aceptar estar en una Iglesia donde nadie está cómodo completamente porque estás con personas diferentes con estilos diferentes, pero abrazad el llamado porque vale la pena, porque Dios quiere demostrar gloria no solamente en Jesucristo sino en Su cuerpo, en la Iglesia, una Iglesia diamante que brilla con el poder multifaceta del Espíritu Santo.

Padre: En el Nombre de Jesús, gracias por los dolores de cabeza que tenemos en esta Iglesia por ser quienes somos. Padre te doy gracias por las iglesias llamadas a ser homogéneas, a ser todos blancos, todos negros, todos chinos, gracias por lo que tú haces entre ellos, pero Señor yo te doy gracias porque nos has llamado a esta diversidad para que Tu gloria sea reflejada en nosotros.

Padre es bueno que Tú seas nuestro Padre de verdad, que somos un pueblo santo, una nación nueva bajo Tu Poder. Te pido Espíritu Santo que seas Tú uniéndonos, que seamos un templo para recibir la gloria en esta Tierra Señor, que crezcamos a la altura de lo que Tú nos has llamado a hacer. Te lo pido en el Nombre de Jesús Padre, amén y amén.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato