Sermón 11 de junio 2017: Servir a Jesús sin Jesús es tortura

A propósito de Sermones
[Gregory Bishop]
  • Presenter: Gregory Bishop
  • Fecha: June 11, 2017
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Libro de los Jueces. El pastor viene hablando en estas semanas de la llenura del Espíritu Santo, del hecho de que Dios derrama su Espíritu Santo sobre su pueblo y él está queriendo reanimarnos. Nosotros somos una iglesia evangélica en que creemos en la palabra de Dios. somos también una iglesia evangelística y creemos en también obras de misericordia en la sociedad. Pero más que todo, y primero que todo somos una iglesia pentecostal. Aunque somos bautistas, qué locura. Es una iglesia bautista pero es una iglesia pentecostal que cree que el Espíritu Santo vive entre su pueblo y que sin la unción de ese Espíritu Santo no vamos a ningún lado. Pero con él derramando sobre su poder sobre nosotros no hay nada que no podamos hacer en su nombre. Y por eso el pastor está predicando de esto en estos días, porque cada de vez en cuando tenemos que reanimarnos en eso, re consagrarnos a la llenura del Espíritu Santo.

Pero también tenemos mucha gente nueva que no han escuchado de eso y por esto tenemos que tomar tiempo de hablarlo. Mi meta hoy es hablar de la necesidad y el llamado para cada uno de nosotros a disponernos al uso del Espíritu Santo, a ser vehículos para el Espíritu Santo. Esto funciona en inglés no sé si funciona en español. Decir, yo quiero ser un vehículo para el Espíritu Santo como si yo fuera un carro y quiero decir que si tu quieres lo puedes manejar. Aquí estoy, a tu uso, si tu quieres llenarme y usarme estoy a tus ordenes, Señor. Y algunos piensan, bueno, esto no es para mí porque yo no sé, todavía tengo problemas, todavía tengo luchas, no soy como aquellos, o esa persona, la verdad es que la calificación principal, y vamos a ver eso, para esta llenura del Espíritu Santo es un corazón dispuesto.

Y vamos a mirar unos casos en el Libro de los Jueces que fue una época en la historia del pueblo de Dios, la nación de Israel, que ellos vivían con altos y bajos, como pueblo ellos estaban luchando con adorar al Señor, y a veces caían en la idolatría. Y el Señor los entregaba al poder de sus enemigos y sufrían castigos hasta que clamaban al Señor otra vez y le decían al Señor, “Señor, ayúdanos, porque estamos sufriendo por nuestros enemigos.” Y el Señor les responde cada vez diciendo, “No te dejaré solo. Vendré a ti y pelearé a ti a través de una persona y voy a poner ese espíritu sobre ese líder, ese juez que va a declarar el juicio de Dios contra los enemigos de Dios y va a ser un líder ungido, me va a representar entre ustedes.”

Y cada vez que el Espíritu Santo caía sobre una de esas personas, la Biblia usa palabras diferentes y nos enseña cómo es que el Señor quiere poner su espíritu sobre su pueblo, no solamente entonces sino también ahora, porque vivimos en una época parecida. Hay enemigos fuertes contra nosotros. A veces algunos podrán pensar, Señor, ¿qué vamos a hacer? El Señor dice, “No te dejaré solo, vendré a ti, pero estoy buscando un vehículo para usar, un portador de mi poder entre el pueblo.”

Así que vamos a ver la variedad de maneras que el espíritu cae sobre su gente. Sabemos que en la Biblia a veces el Espíritu Santo cae con una paz. Había una paloma que descendió sobre Jesús y la voz del Padre. Pero había otros momentos que el Espíritu Santo vino como un viento y un fuego. El Espíritu Santo viene en maneras diferentes. El Señor quiere pueblo que dice, Señor, yo estoy aquí para lo que tu quieras, lo que a ti te da la gana, hazlo en mí. O sea, con un viento apacible o con un fuego consumidor. Yo quiero ser usado por ti.

Así que vamos a mirar los casos de esto. Y en el Libro de los Jueces en capítulo 6 vamos a comenzar con el juez Gedeón. Ahora, fue una época terrible para el pueblo. Estaban bajo la opresión de los madianitas, bad guys, oprimiéndolos. Y fue tan malo que esa nación había robado su trigo, su ganado, ellos si tenían trigo o ganado lo tenían que esconder de ellos. Vivían acobardados, vivían denigrados, como se sentían menos que hombres.

Y vamos a ver un caso especial cuando el ángel de Jehová viene y encuentra a Gedeón, versículo 11 de Jueces 6:

“Y vino el ángel de Jehová – que de paso, yo creo que es Jesús pero no te cobro por darles mi opinión de eso – y se sentó debajo de la encina que está en Ofra, la cual era de Joas, abiezerita, y su hijo Gedeón estaba sacudiendo el trigo en el lagar para esconderlo de los madianitas.”

Quiero parar ahí un momento. Estaba zarandeando el trigo, no sé si tenemos algunos agricultores aquí que han sacudido trigo, pero me dicen, yo no lo he hecho, que toman el trigo y lo tiran mucho y tienen un palo que usaban para darle duro al trigo y darle y el viento venía y pasaba y soplaba y todo lo que no era el grano de trigo salía con el viento y el grano se quedaba. Me parece divertido porque tu tienes un palo y le estás dando al trigo. No sé, sounds like fun. Lo hacían en un piso especial al aire libre para que el viento pasara llevando todo lo que no era el grano.

Pero Gedeón está sacudiendo el trigo, ¿Dónde? En un lagar. ¿alguien sabe lo que es un lagar? Un lagar – en inglés se llama un wine press – era como un pozo pequeño, como 4 pies en la tierra, como un hoyo y la persona se metía con todas las uvas y le daba para hacer el vino. Era como un agujero, like a hole, like a little pit, una cisterna pequeña. Así que Gedeón está con su palo, con trigo, en ese lagar tratando de sacudir el trigo. Qué tu crees? Va a funcionar ahí?

Estaba escondiéndose de sus enemigos, ahí como dándole duro, cualquier hebreo que lee esto se ríe a carcajadas. Es como se dice en inglés, it’s like a person trying to fly a kite in your basement. Es como si estuvieras tratando de tomar una de estas cosas que vuelan en el viento y tu lo haces en el sótano de la casa y no funciona y tu no sabes por qué no funciona. Está ahí, dándole al trigo. No funcionaba ahí. Estaba en el lagar.

Y viene el ángel de Dios y se sienta y comienza a hablar con él. Se sienta al ladito y mira la conversación, versículo 12:

“Y el ángel de Jehová se le apareció y le dijo, “Jehová está contigo, varón esforzado y valiente.” Y Gedeón le respondió, “Ah, Señor mío, si Jehová está con nosotros por qué nos ha sobrevenido todo esto? Y dónde están todas sus maravillas que nuestros padres nos han contado diciendo, no nos sacó Jehová de Egipto? Y ahora Jehová nos ha desamparado y nos ha entregado en manos de los madianitas.” Y mirándole Jehová le dijo, “Ve con esta tu fuerza y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. No te envío yo?” y entonces le respondió, “Ah, Señor mío, con qué salvaré yo a Israel. He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre.” Y Jehová le dijo, “Ciertamente yo estaré contigo y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre.” Gracias a Dios.

El ángel le dice, “tu eres un varón esforzado y valiente.” Y él responde, “Entonces, por qué estoy escondiéndome en un lagar?” “Dios estará contigo. Tu vas a ganar una batalla.”

Quiero que imagines. Él está en un pozo, la cabeza mirando atrás, Señor, dónde está Dios? nos ha abandonado. El ángel dice, “No, no te ha abandonado. Te va a usar a ti para salvar a tu pueblo.” Y es like right, muy bien! Si tu lo dices. Yo soy de la familia más pequeña y yo soy la oveja negra de la familia y me llamas a mí. Y el ángel yo me imagino con una sonrisa pensando, pero este tipo es un poquito cabeza dura. Voy a tener que darle un tratamiento especial.

Y mira lo que pasa. Después él comienza a obedecer al Señor con un paso de fe, pero después tiene dudas, se esconde y al final después quiero que miren conmigo el versículo 33 y los enemigos de ellos vienen pero para pelear de verdad.

“Pero todos los madianitas y amalecitas, dos naciones enemigas y los del oriente se juntaron a una y pasando acamparon en el valle de Jezreel. Entonces el espíritu de Jehová vino sobre Gedeón y cuando éste tocó el cuerno los abiezeritas se reunieron con él.”

Y yo quiero pararlo ahí. Ahí los enemigos contra él, este hombre temeroso, este hombre no calificado, este hombre dudoso, con dudas de lo que Dios puede hacer, el Señor después le toca con el espíritu, él toca la trompeta y toda la nación viene detrás de él. Por qué? Por qué respondieron toda la familia a este hombre? Que él dijo que era la oveja negra de la familia, y en esto está la respuesta que vamos a meditar hoy. No le siguieron porque él tocaba el shofar muy lindo, le siguieron porque él tocó el shofar, la trompeta con autoridad de los cielos, que no fue él que tocaba, sino otro que lo tocó a través de él.

Vamos a orar un momento. Padre, en el nombre de Jesús gracias que tu tienes un llamado para cada persona en este lugar, Señor, y hoy es el día de batalla, hoy es el día que tu necesitas vehículos portadores de tu poder, Señor. Te pido en el nombre de Jesús que tu Espíritu Santo nos hable y nos enseñe, Señor, a través de las palabras que vamos a meditar. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

El espíritu de Jehová vino sobre Gedeón. En el hebreo original esta es una frase hermosa, muy linda, significa literalmente que el Espíritu Santo vistió a Gedeón. El Espíritu Santo vino sobre Gedeón como una túnica nueva, como un uniforme de batalla. El Espíritu Santo lo vistió.

Otra manera de traducirlo podría ser, el Espíritu Santo se vistió de Gedeón, como si fuera un espíritu sin cuerpo, buscando un cuerpo para usar en la tierra. Sabemos esto. El Espíritu Santo en el mundo no tiene cuerpo, es un espíritu, busca vehículos, busca personas que dicen, si tu quieres, yo sé que tu no tienes una boca, usa la mía. Tu no tienes ojos pero puedes ver a través de los míos. No tienes manos puedes usar las mías. El Espíritu Santo vistió a Gedeón y él tocó la trompeta con una unción de arriba.

Es casi una imagen visual, quiero que visualices una nube como luminosa aunque es invisible. Esto es en mi mente, en mi cabeza, es como una nube que viene y lo arropa, lo envuelve y después él viene con el Espíritu Santo puesto. Como si él estuviera actuando por él, o si Dios estuviera actuando a través de él. Esa imagen me toca mucho porque yo pienso en personas que a veces yo los veo y casi puedo visualizarlos vestidos de gala o vestidos uniformados con las medallas. Y casi creo que estoy viendo con ojos del Espíritu Santo la realidad de ellos.

Porque Jesús mismo tomó este lenguaje cuando él dijo, ya resucitado, él dijo que voy a enviar sobre vosotros la promesa, en Lucas 24:49, él dice:

“Voy a enviar sobre vosotros la promesa de mi Padre, pero tienes que quedar en la ciudad hasta que sean investidos de poder desde lo alto.”

Jesús estaba haciendo referencia a lo que pasó con Gedeón. Él dice, Gedeón tocó una trompeta, tu tienes que hablar un mensaje y no lo puedes hacer sin que sean revestidos de un poder especial para hacerlo en una manera efectiva. Como yo dije, a veces siento que lo puedo ver en las personas, especialmente me sucede con adoradores. Hay un adorador en la iglesia por más de 20 años que está aquí y cada vez que lo veo siento que lo veo vestido con la túnica de muchos colores que tenía José en la Biblia, vestido de gala, alabando a Dios, como si la misma túnica está reflejando la gloria de Jehová.

Cómo estás vestido? No importa el saco que tienes o la camisa que tienes si estás vestido con el Espíritu Santo, estás revestido de gloria. Y esto comienza ahora. Es que en esa época el Señor ponía ese poder sobre ciertas personas seleccionadas, sobre un juez, sobre un profeta, sobre un rey. Y por eso el pueblo le hacía la pregunta, cuando tu vienes Jesús esperamos que un salvador ponga el Reino de Dios. Jesús ya resucitado, sus discípulos dicen, ahora vas a poner el Reino de Dios, establecer el reino en la tierra? Ya estás vivo, nadie te puede matar. Jesús dice, “Todavía no, yo voy a extender el reino a través de ustedes. Poder vendrá sobre vosotros y ustedes serán mis testigos.”

Ves que en el pasado el Espíritu Santo venía sobre reyes, profetas, o un sacerdote. Pero la palabra dice que en los postreros días, nuestros días, dice Dios, derramaré de mi espíritu sobre toda carne. Vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán y vuestros jóvenes verán visiones. Vuestros ancianos soñarán sueños. Es cierto, sobre mis siervos y sobre mis siervas, en aquellos días, derramaré de mi espíritu y profetizarán.

No solamente voy a vestir a Gedeón, te voy a vestir a ti. Tu estás en la situación y yo, Dios dice, quiero estar ahí pero solo voy a entrar ahí, no con un ángel, voy a hacerlo a través de ti. Me visto de ti en la situación. Necesito tus ojos, necesito tus manos, necesito tu voz, el Señor dice. Cómo le vas a responder? Señor, soy tuyo, aquí está un cuerpo comprado por la sangre de Dios, no soy el mío, así que úsame como tu quieras. Usado por el Señor. Escogido y usado por él.

Tenemos que buscar esta llenura. Yo quiero buscar otro caso en libro de Jueces, en el capítulo 13, y vamos a hablar de una persona más ungida, casi que cualquier otro personaje de la Biblia. Una persona que la Biblia dice recibió el poder de Dios no una sola vez, ni dos veces, ni tres veces, sino 4 veces, dice que el espíritu de Jehová vino sobre él. Es un ejemplo para nosotros. Quién tu crees que es? Sansón mismo. Un hombre ungido, un hombre que es ejemplo para nosotros.

Y algunas esposas me están mirando, cómo es que Sansón es ejemplo para mi esposo? Todos conocemos a Sansón por sinvergüenza, por mujeriego, que se enamoró de Dalila, que esto, que lo otro, y es legítimo saberlo. Y yo no quiero que nadie salga de este mensaje pensando, bueno, Sansón era muy ungido, 4 veces dijo Gregory, y él tenía sus Dalilas por ahí y por allá, entonces yo también. Antes de justificarse así, hermano, por favor pienses en el Nuevo Testamento que enseña que como el hombre siembra así cosechará. Si sembramos a la carne, de la carne vamos a cosechar la muerte. Si sembramos al espíritu vamos a cosechar vida y gozo.

Antes de pensar que tu puedes hacer lo que hizo Sansón hay que pensar en el fin de la biografía de este hombre. La cosa no terminó bien para Sansón. Si te gusta tener tus ojos ahí donde deben estar, entonces no vivas como Sansón. Esto no es excusa para nada y vamos a hablar en otro mensaje de la importancia de la santidad en la vida de la llenura del Espíritu Santo. Pero tenemos que recordar que Sansón vivió en una época sumamente malvada.

El pueblo de Israel estaba totalmente descarriado y su ciudad en particular, el campamento de la tribu Dan era uno de los más malos que había. Y él estaba entre esos y era un hombre con complejidades pero el Señor lo escogió. El Señor habló a su mamá y papá antes de él nacer. Algunos de ustedes han tenido experiencias que sienten que Dios les habló antes de nacer su bebé con ciertas promesas. Sansón era así. El Señor le habló a sus papás que no podían concebir y le dijo, “Vas a tener hijo y este hijo va a ser especial, él no puede tomar vino ni cortarle el pelo para cumplir un voto especial del Antiguo Testamento, el voto del nazareno, que es un voto de separación para las cosas de Dios.”

Era un hombre apartado con una misión desde el vientre. Jehová dijo, “Este hombre va a comenzar a liberar mi pueblo de los filisteos.” Un proceso que comenzó con Sansón, siguió bajo Samuel y bajo el rey Saulo y se perfeccionó bajo un joven que se llamaba David. Sansón es un paralelo a David, un hombre ungido con la misión especial de hacer guerra contra los filisteos que tenía el pueblo atado como esclavos. Un hombre apartado para el Señor.

Así que él era… no sé si has visto una película The Borne Identity, Jason Borne, alguno lo ha visto? Si no la has visto, no te preocupes, no la veas. Sansón es ese personaje que él puede todo, es el guerrero ungido de la Biblia, un ejemplo en muchas maneras que era como Moisés, era como David, que él era un hombre de Dios en medio de un pueblo tan malvado que él tenía que pelear las batallas de Dios solo, ni tenía un ejército con él. Él era un ejército de un solo hombre.

Y así que el Espíritu Santo caía sobre él 4 veces. Vamos a mirar la primera. Jueces 13, versículos 24 a 25. Esto es la culminación de la narración de su nacimiento y su juventud y dice en el versículo 24:

“A su tiempo la mujer dio a luz un hijo y le puso por nombre Sansón. El niño creció y Jehová lo bendijo.”

Esta frase te recuerda un poquito al Nuevo Testamento, Jesús creció en sabiduría, en favor, y todo eso. es un versículo parecido. Versículo 25:

“En los campamentos de Dan, entre Sora y Estaol, el espíritu de Jehová comenzó a manifestarse en él.”

Así que ya como un joven creciendo el espíritu comenzó a manifestarse en él. Una vez más yo quisiera volver al hebreo original en que esta escritura fue escrita. Y la palabra que se usa es la palabra para moverse, para conmoverse. Así que el espíritu comenzó a moverse dentro de él, a despertarlo a las cosas del Señor.

Quiero que pienses en la vida de Jesús mismo, el Hijo de Dios, concebido por el Espíritu Santo, creció y a los 12 años… alguien sabe la historia de lo que pasó con él a los 12? Se fue extraviado de la familia, se metió en la sinagoga, gracias a Dios, mejor que en otro lado y ahí en el templo del Señor, él estaba hablando con los fariseos y maestros de la ley. Y mamá y papá después de 3 días afanados, José y María aparecen en el templo y le dicen, “Jesús, cómo nos has tratado así?” Jesús los mira y dice, “Mami, no sabías que en las cosas de mi Padre tenía que estar?”

Imagínate, si no fuera Jesús recibe una buena nalgada, pero fue Jesús y yo creo que ella vio que el espíritu estaba comenzando a conmoverse en él, a despertarlo, a mostrarle que él no era un hijo normal, que su Papá de verdad no era José por más que lo amaba, me imagino, sino que su Papá era Dios y que él tenía una misión que cumplir. El espíritu lo conmovía, se movía dentro de él para despertarlo.

Cuántos aquí como niños, como jóvenes, tuvieron esta experiencia? Tal vez un niños de , 7, 8 años, 10 años tuviste un sueño, algo dentro de ti que te decía, Dios tiene algo conmigo. Fue el espíritu moviéndose en ti. Despertándote a tu llamado. Y aún si no lo has vivido no es tarde porque el llamado y los dones del Señor son irrevocables.

Pero esta palabra tiene una connotación un poquito especial. Se usa 3 veces más en el Antiguo Testamento y en cada otro uso la palabra para conmoverse se una en una manera negativa, se usa para personas que son tan inquietados que no pueden dormir. Se usa para faraón después de su pesadilla, su sueño profético y él tenía que buscar a José para interpretarlo. Se usa con Nabucodonosor cuando él tuvo un sueño y buscó a Daniel para interpretarlo. En los dos casos su espíritu estaba conmovido, inquietado y él perdía sueño porque estaba perturbado por dentro. También se usa en Salmo 77 cuando el salmista está mirando el pecado alrededor y diciendo, Señor, dónde estás? Parece que todo el mundo te ha abandonado, y él pierde sueño diciendo, el sueño huyó de mis ojos y mi espíritu estaba conmovido dentro de mí.

Así que esta palabra, yo creo, en este caso también significa que el Espíritu Santo comenzó a inquietar a Sansón con el pecado que él observaba. Su campamento, el campamento de Dan, aprendemos más tarde en el libro de Jueces, era uno de los pueblos más pecaminosos que todo Israel. Era un ambiente feo y él salía a ver la idolatría y el pecado y la gente que había abandonado al Señor y los filisteos oprimiendo y yo creo que él comenzó a inquietarse con lo que él estaba observando e impulsarlo a hacer algo para cambiarlo. Esto es de Dios.

Lamento decir esto tan rápido porque alguno de nosotros pensamos, yo no quiero perder sueño. Ya pierdo mucho sueño. Inquietud, ya tengo mucha preocupaciones en mi carne, no necesito una del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es un espíritu normalmente de paz, que nos da paz, que te ayuda a descansar, pero a veces el Espíritu Santo nos hace sentir molestos con lo que molesta a Dios. Nos hace odiar lo que Dios odia, nos hace ser ofendidos por lo que ofende el espíritu de Dios. a veces el Espíritu Santo te inquieta, te quita el sueño un poquito. Tu sientes que algo no está bien.

Nosotros vemos esto un poquito más tarde en la Biblia, con un joven que yo ya he hablado, que él vio a Goliat ofendiendo y diciendo maldades y cosas feas del pueblo de Dios y él dice, quién es este filisteo incircunciso para hablar tantos disparates? Yo voy a pelear contra él. Esta molestia es una molestia sana, es una molestia ungida por el Espíritu Santo. Otra vez no quiero decir que yo quiero que andes molesto siempre. No, no te molestes con todo el mundo y decirles es que estoy ungido. No, no. estás en la carne y por esto estás molesto. Normalmente. Pero a veces como Moisés que pudo ver su pueblo bajo esclavitud por los egipcios se molestó, intervino. Como Jesús que vino al templo y él vio en el templo, en el atrio, donde tenía que orar la gente de afuera, los gentiles, estaban mesas para personas vendiendo palomas e intercambiando dinero y Jesús se ofendió, se molestó con lo que él pudo observar.

Sabemos lo que Jesús hizo después. Él hizo su propio látigo de cuerdas y entró al templo tirando mesas. Ahora, por favor, no vengas a tirar sillas y todo y molestarse. Pero es que Jesús dice que no está bien que la casa de Dios sea abusada. David dijo, no está bien que un filisteo abuse del pueblo de Dios. Y Sansón, yo creo, comenzó a sentir una ira santa contra los enemigos del Señor y sentía que él tenía que hacer algo para cambiarlo.

Así que si el Señor te inquieta escucha esto a veces. Yo he aprendido a confiar más en el Señor y no preocuparse mucho, pero a veces me siento preocupado por alguien y no sé por qué. Estoy pensando en alguien y estoy preocupado. Yo he aprendido a orar por esa persona y tal vez llamarlo o hablar con ella y cómo estamos, qué hay. Yo no digo, hey, hermano, estoy preocupado por ti, qué hay? No hago esto, pero escuchar las inquietudes que el Espíritu Santo te pone, porque el espíritu va a poner ciertas cosas sobre tu corazón.

Bueno, los últimos 3 casos del Espíritu Santo cayendo sobre Sansón son experiencias de poder. El espíritu de Jehová viene sobre él y le da una fuerza sobrenatural para hacer obras que él en su fuerza natural no sería posible para él hacerlo. Es una unción que amplifica las fuerzas naturales de una persona para hacer algo que en su natural no podría hacer.

Yo pienso en el caso de este momento. Yo estoy aquí hablando con ustedes en una voz natural, no estoy gritando, no tengo una voz fuerte, pero todos me escuchan. Me escuchan ahí en el balcón? Me escuchan ahí atrás? Voy a usar mis propias fuerzas. Can you hear me now? So, I could preach like this for the next 20 minutes or 10 minutes but in the end how am I going to feel? It’s much better. Praise the Lord.

Tratando de hacer ministerio en tus propias fuerzas, lo puedes hacer, pero tienes que gritar mucho y no alcanza mucho. Te esfuerzas mucho y no logras casi nada y te cansas. Servir a Jesús sin Jesús es tortura. Hablar del Espíritu Santo sin el Espíritu Santo es un chiste. Es mucho más fácil usar esta máquina milagrosa para que me escuchen. Y el Espíritu Santo toma tus fuerzas y las amplifica y te da poder para hacerlo en una manera efectiva. Se llama en el Nuevo Testamento los dones del Espíritu Santo.

Muchos de los dones no son sobrenaturales, son talentos naturales que el Señor amplifica con poder sobrenatural. Así que el Espíritu Santo te ayuda a hacer lo natural en una manera sobrenatural. Por ejemplo, algunos le gusta enseñar pero hay una diferencia entre enseñar y moverse en un don espiritual de enseñanza. Cuando alguien hace con el Espíritu Santo, guau, cambian vidas, hace una diferencia. Personas que sirven, personas que trabajan aquí como ujieres, tu sabes si lo haces bajo la unción del Espíritu Santo.

Hay personas con el don de misericordia que pueden dar un abrazo y es ungido por el Espíritu Santo para sanar un corazón. Hay algunos de ustedes que tienen un don de cocinar, cualquier persona puede cocinar una arepa, un sancocho, un tostón, pero algunos lo hacen con unción y tu lo sabes. Porque hay un amor, hay un poder que viene con la acción natural.

Pero hay algunos dones que no son nada… son sobrenaturales completamente, te ayudan a hacer cosas que jamás podrías hacer en natural. Dios pone en tu cabeza información sobrenatural que tu no hubieras sabido. Tu ves una persona, una situación y sabes algo, tienes un sueño y Dios te revela algo. Son dones sobrenaturales. Algunos que tienen un don de orar por alguien y la persona se sana. Otros que tienen un don de echar fuera un demonio y se va. No tienen poder para hacerlo en lo natural, pero tienen un don sobrenatural pero aprenden a hacerlo naturalmente.

Ahora sí estoy hablando en lenguas, perdónenme. Así que los dones espirituales son a veces ayudándote a hacer lo sobrenatural naturalmente y a veces lo natural… okay, we’re good. Por eso, es mucho más fácil hacer ministerio así. A veces nosotros caemos en el error de pensar que una persona ungida es súper hombre o wonder woman, tan poderoso. Las personas más ungidas no son las personas más calificadas, son las personas más sometidas al conductor del Espíritu Santo. Son para que el relámpago pueda venir a través de ellos. No son tan perfectos, ellos son portadores de un poder perfecto.

Una pregunta, cómo visualizas a Sansón? Si tu fueras a hacer dibujos para una Biblia ilustrada, cómo visualizas a Sansón? Yo hoy en la mañana pedí al hermano Yurik, el esposo de [inaudible] a ponerse de pie. Okay, míralo a él, mírame a mí. Cuál tu crees para hacer el papel de Sansón en una película? Uno visualiza. Dónde está la gloria para el Señor en que una persona fuerte haga algo fuerte?

El poder de Dios se perfecciona en las habilidades humanas no en las fuerzas humanas. Nosotros somos vasos de barro para que la excelencia de la gloria que llevamos por dentro sea claramente de Dios y no de nosotros. Por esto es que Dios escogió un cobarde como Gedeón a hacer algo valiente en el Reino de Dios, para enseñar de dónde viene el poder, que él está revestido de yafue del Señor.

Su ejército, es que había un gran ejército contra ellos, tres naciones malas unidas contra Gedeón. Y el Señor dice, tu tienes demasiada gente y tenía como minimizar el ejército hasta quedar con 300 hombres. Cómo eran estos 300 hombres tu crees? Eran los mejores, los que disparan mejor. La Biblia dice que sabemos que eran los hombres dispuestos a quedar y pelear porque todo lo que no quería quedarse se podía ir. Así que le dijo al ejército, si tienes temor, si quieres volver a la casa, váyase en paz, no hay problema. Tomate una vacación. No te necesitamos. Y casi todos se fueron.

So, sabemos que los que quedaron estaban dispuestos pero no eran los mejores guerreros. Eran 300 hombres que tomaban agua en una manera rara, estaban tomándola diferente a los demás. Yo no sé si esto demostró algo de su carácter o fue algo completamente arbitrario, porque tenía que minimizar el ejército. Así que eran 300 hombres dispuestos que tomaban en una forma rara, tal vez personas medio diferentes, no sé.

El Señor no busca el mejor guerrero, el mejor busca a quien él quiere que está dispuesto a ser usado para ganar la batalla. Por eso el Apóstol Pablo dijo, “no quiero predicar con mi propias fuerzas.” El Señor no necesita sermones buenos o elocuentes, gracias a Dios, el Apóstol pablo dijo, “ni mi palabra, ni mi predicación – esto es Segunda Corintios 2:4 al 5 – fueron con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del espíritu de poder para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres sino en el poder de Dios.”

No tienes que ser calificado, pero sí tienes que estar dispuesto a que el Dios que sí está calificado pueda fluir a través de ti. Sansón aprendió esto muy joven. Okay, yo quiero mirar la segunda experiencia de él recibir la unción del Espíritu Santo. Jueces 14:5 al 6. Sabemos que él está de viaje con mamá y papá para conocer a su novia con quien él se iba a casar. Era una filistea así que puede ser que no había ninguna mujer de Dios entre los hebreos así que escogió a alguien de afuera. No lo hagas por favor, hay muchos cristianos con quien tu te puedes casar, pero él andaba a hacer eso. y él se apartó de sus papás por un tiempo. Yo visualizo un hombre joven y dice la palabra de Dios:

“He aquí al final un león joven que venía rugiendo hacia él, entonces el espíritu de Jehová vino sobre Sansón quien despedazó al león como quien despedaza un cabrito, sin tener nada en sus manos. Él no contó ni a su padre ni a su madre lo que había hecho.”

Ungido por el Espíritu Santo mata a un león. Qué cosas! Así que quiero que todos salgan de aquí y que maten un león para el domingo que viene por el poder del Espíritu Santo. Por qué todo eso? esto es muy raro. Hay algún caso en la Biblia de una persona ungida que mata un león en el nombre del Señor? El mismo pastorcito de ovejas, en el campo, le viene un león y un oso y él los mata con sus piedrecitas. En privado, en secreto. Por qué era tan importante que esta experiencia de poder fuera en privado? Él nunca lo contó a sus papás.

Por qué es tan importante experiencias privadas que solamente tu y Dios saben lo que ha pasado? Por qué es tan importante? Porque uno en privado aprende lo que Dios puede hacer a través de ti en público después. Es como un ensayo para otro momento.

El rey David dice cuando él viene contra Goliat, el filisteo, él dice, el mismo Dios que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de las manos de este filisteo. El Señor que me ayudó antes me va a ayudar otra vez en público.

Sansón aprendió lo que él puede hacer con un león, él lo va a hacer a muchos filisteos. Y después cuando él está ahí en su boda y todo un drama que no voy a entrar, pero él después el espíritu viene contra él con poder otra vez y él mata a 30 filisteos. Ahora, yo no quiero que tu vayas matando ni leones ni filisteos. Yo conozco un filisteo, un palestino, un buen hombre buscando de Dios, no lo mates por favor.

Pero en esa época los filisteos eran enemigos de Dios. Nosotros tenemos ahora nuevo enemigo. Nuestra lucha no es contra sangre ni carne sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas en este mundo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Tenemos una batalla y necesitamos fuerzas si las vamos a ganar.

El Señor te va a dar oportunidades de pelear batallas en privado que después se van a practicar en público. Un ejemplo de eso, una hermana de la iglesia que quería ser maestra de discipulado pero ya teníamos maestra, así que ella reclutó dos amiguitas de su trabajo, los jaló a la iglesia, los sentó en un salón de clase, les dio clase de discipulado. Y el Señor la ungió y ahora de clases, clases, una de las mejores que tenemos. Nuestros maestros de discipulado son todos ungidos. Yo le doy gracias a Dios por eso.

Pero lo que se hace ahora en grande se hizo en poco. El que es fiel con lo poco será fiel con lo mucho, porque es la misma unción que fluye a través de uno. Yo pienso en mi propia vida. Yo no hago casi diferente ahora de lo que yo hice 30 años atrás como un universitario, hablando con jóvenes en la escuela, trabajando vigilancia en la noche en un edificio casi vacío, yo aprendí a hablar el español con amigos en la noche, a estudiar la palabra, a compartir el Evangelio. Todo lo que yo hago ahora, yo hice en el medio de la noche trabajando como vigilante 30 años atrás. El mismo, la misma unción, la misma práctica. Uno aprende lo que Dios puede hacer a través de uno. Amén.

Así que no mates filisteos pero siguiendo adelante al último. Jueces 15:14 al 15. El último caso de la unción de Sansón. Ahora la batalla está aumentando, los filisteos odian a Sansón porque él los anda matando mucho y esto es la sorpresa grande, también su propio pueblo lo odia, porque ellos dicen, Sansón, éramos felices como esclavos de los filisteos pero ahora ellos están enojados con nosotros. Estábamos felices bajo su dominio, por qué nos estás complicando la vida? Es que a veces la gente prefiere esclavitud, no? y ellos dicen, te vamos a entregar a los filisteos y Sansón dice, está bien, no me mates, pero me ates con dos cuerdas grandes y entrégame y veremos lo que pasa. Aquí vamos:

“Cuando llegaron a Leí los filisteos salieron gritando a su encuentro. – Gritando, ves, en qué otro texto viene gritando contra él, viene rugiendo contra él. El león viene rugiendo contra él, ahora los filisteos vienen gritando contra él. Él es curado de espanto. Él ya sabe ese rugir, él sabe quién va a ganar. – Pero el espíritu de Jehová vino sobre él con poder y las cuerdas que estaban en sus brazos se volvieron como lino quemado con fuego y las ataduras se cayeron de sus manos. Al ver una quijada de asno fresca aún, extendió la mano, la tomó y mató con ella a 1000 hombres.”

Con una quijada del asno. Así que debemos en lugar de dar pistolas a nuestros soldados, buscar unas buenas quijadas de asnos porque así va a funcionar. O tal vez fue una quijada mágica, una quijada especial como de la película… no, no, fue una quijada, fue como David con sus piedrecitas. El punto no es el vaso, es el poder que fluye a través del vehículo. Y si uno mira primero, al principio, Sansón mata a un león, después mata 30 filisteos, pero termina matando 1000 con la unción de Dios y al final de su vida, sacrificando su vida, gana más en su muerte que en toda su vida. Así como uno que sabemos que murió venciendo al enemigo.

Pero Sansón su unción y su éxito iba en aumento. Comenzó en privado, después se vivió en público y después entró en la gloria. Hermanos, yo sentí eso del Señor. En la mañana yo estaba orando por algunos hermanos y hermanas de edad y yo sentí el Señor inquietarme en mi corazón diciéndome lo mejor está por venir para ellos. Su unción es más ahora que antes. El poder de su oración, su fe, su sabiduría es mejor que antes. Hermanos, el Espíritu Santo, todos estos años no ha crecido en ti para estar escondido, hermanos, hay mil filisteos para matar, hermanos y los necesitamos para hacerlo. Así que no hay jubileo de la unción del Espíritu Santo. No lo soltamos tan fácil. Tal vez te puedes jubilar del trabajo pero de orar no. no, te necesitamos. Los necesitamos en el Señor. La unción va creciendo, en aumento de gloria en gloria en gloria.

El Señor usa las cosas sencillas, las cosas ridículas para avergonzar a los poderosos, para decir que yo puedo usar una quijada de asno para que te preocupes con ser la gran cosa. Amén. Necesitamos esa unción ahora. Y la otra cosa que quiero observar en esta última experiencia del poder de Dios es que el Espíritu Santo vino sobre Sansón para romper sus ataduras. La cosa es que los otros israelitas se habían acostumbrado a su esclavitud, entraron en la comodidad de sus ataduras, no querían ser libres. Pero Sansón bajo la unción de Jehová rompió sus propias ataduras y luchó para liberar a otros también.

Hermanos, las ataduras que nosotros creemos hoy en día no son visibles, son invisibles. Yo pienso en una imagen que se le dio a un amigo de mi esposa. Él estaba en Las Vegas un día con un grupo – es una historia larga de explicar – pero él estaba ahí, en Las Vegas, en un casino y el Señor le dio una visión de un hombre en esas máquinas que se usan para las monedas, él vio una persona en el slot machine y había cadenas como atándolo a la máquina, que ese hombre no podía salir de la máquina.

Hermanos, el pecado es así. Tenemos personas, somos personas que hemos vivido ataduras, adicciones, vivimos aquí en esta iglesia en un centro de adicción a las drogas, un lugar famoso por eso ahora, personas que no pueden salir, se sienten atados. Nosotros le damos comida, le damos almuerzo, gracias a Dios, pero sabemos que sin el poder de Dios no hay liberación. Hay personas atadas a pecados que no pueden romper, estilos de vida que se sienten tan naturales en eso que no pueden visualizar otra vida.

Hermanos, no tenemos el lujo de tener iglesia como normal, necesitamos un poder, y no un poder inventado, no una experiencia fabricada, necesitamos un poder genuino entre nosotros, porque donde está el espíritu de Jehová ahí hay libertad. Por esto el pastor está hablando de eso tanto.

Sermones lindos pero la idea no es sermones es el poder de Dios para que la fe de la gente repose sobre Cristo y no el hombre. Jesús dijo, el espíritu de Jehová está sobre mí, porque me ha ungido Jehová y me ha enviado a predicar buenas nuevas a los pobres, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos y a los prisioneros apertura de la cárcel. Donde está el espíritu de jehvoá ahí hay libertad.

Hermanos, yo invito a los músicos. Hermanos, el mensaje a los jueces es obvio. Estaban bajo la opresión de sus enemigos. A veces se sentían abandonados por el Señor. Gedeón dijo, dónde está el Dios del éxodo? Yo no lo veo. Dónde están sus milagros? El ángel de Dios dice, “Tu quieres saber dónde está? Well, yo te envío a hacer la guerra y tu lo vas a hacer no con pistola, no con espada, sino tu vas a romper botellas y tocar el shofar y tener luces porque todo esto son del Sinaí, luces. La luz de shekinah de la gloria, el sonido del shofar tocando. Gedeón aprendió dónde está el Dios del éxodo? Está aquí a través de mí para liberar a su pueblo.

El Señor dice, no te voy a dejar solo. Cuando parece que mucho de ellos que con nosotros, no te preocupes porque yo voy a ungir vehículos, personas que serán portadores de mi poder, aunque parezca imposible esas personas van a ser vestidos del Espíritu Santo. Van a ser inquietados por el Espíritu Santo, van a recibir un poder milagroso para hacer lo imposible. Eran jueces escogidos pero como nosotros sabemos, en el Nuevo Testamento el Señor dice, en los últimos días derramaré mi espíritu no sobre un juez, no sobre un profeta, no sobre un sacerdote, sino sobre toda carne. Cada uno de nosotros somos personas que el Señor quiere usar en esta manera.

Esto ahora no es para unos pocos, esto es para todos nosotros, decir, Señor, aquí estoy. Úsame a mí. Tal como yo estoy, que hables a través de mí, que mis ojos sean los ojos de Jesús, que mis manos sean miembros de Cristo, que mi voz hable tus palabras. Este es mi carro, manéjalo tu porque estoy a tus órdenes, Señor. Amén.

Yo los invito. Vamos a terminar este tiempo con un llamado a decir que sí al Señor. El pastor siente una inquietud del Espíritu Santo a movernos, renovar nuestro compromiso con ser una iglesia pentecostal, bautistas bien confundidos, una iglesia pentecostal. Como yo ya he dicho, el Señor no busca súper iglesias ni súper personas, el Señor busca personas dispuestas y si tu eres débil, si tu tienes problemas, más calificados aún para que la gloria sea de él y no de nosotros. Amén.

Pero nosotros tenemos que decir que sí, so yo los invito en este último momento, vamos a orar juntos. Esto es un llamado a ofrecer tu ser, tu cuerpo, tu vida al Señor, decir, Señor, hazlo conmigo. Yo quiero cualquier cosa que tu tienes para mí, yo lo quiero, por más raro que sea, por más incómodo que sea, que me uses para tu gloria en este mundo. Me dispongo a ti. Amén.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato