Sermón 6 de septiembre 2015: El Dios poderoso y su pueblo

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: September 6, 2015
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Quiero hablar del Dios poderoso que se está moviendo en medio de su pueblo. Mucha gente tiene un mensaje como dicen de «doom and gloom», de pesimismo para la Iglesia y ciertamente muchas de las cosas que están pasando en el mundo parecerían como invitarnos a ser pesimistas y a dejar de buscar el favor de Dios y de hacernos conservadores en la forma en que vivimos el Evangelio pero es todo lo contrario. Dios quiere que vivamos vidas agresivas y confiadas ¿amén? que vivamos creyendo que Él todavía tiene lo mejor por delante.

Es más, yo podría cambiar el tema del sermón. Esta mañana yo dije que el tema era: El poder irresistible de la Iglesia, el poder irresistible del Evangelio pero yo podría también llamarlo: Lo mejor está por delante ¿amén? lo mejor está por delante para Su pueblo y yo quiero como poseer tu mente con esa idea de que tú te mueves en un espíritu, en un favor, en una intención de Dios el Creador del universo que te da todo el derecho de ser optimista, de ser esperanzado, de creer que Dios tiene buenas cosas para tu vida ya sea a nivel individual, de tu familia, tus hijos, tu salud o también a nivel de la Iglesia de Jesucristo en general, pero piensa esta mañana en el poder irresistible del Evangelio y de la Iglesia de Jesucristo.

En Mateo 16 versículo 13 vemos una escena que muchos de nosotros conocemos. Dice que: "Cuando Jesús vino a la región de Cesarea de Filipo preguntó a sus discípulos diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?" en otras palabras: ¿quién dice la gente que soy Yo, el mundo allá afuera, los inconversos, quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? entonces ellos le respondieron: bueno unos dicen que Tú eres Juan el Bautista, otros que Tú eres Elías, otros que eres Jeremías o alguno de los profetas, en otras palabras como que Tú eres la reencarnación, el espíritu de uno de esos profetas viniendo otra vez a la Tierra. Note que ninguna de esas confesiones públicas ven a Cristo como lo que Él verdaderamente es sino como una versión menor de lo que Dios había impartido en Él, lo que Él era en sí como Hijo de Dios y como Dios mismo.

Entonces Él les preguntó: "Y vosotros ¿quién decis que soy yo?" porque después de todo hermanos esa es la pregunta importante, ¿quién es Cristo para ti? ¿lo ves como una versión menor, como algo favorable o lo ves tú como la encarnación misma del Poder de Dios? porque dependiendo de esa respuesta que tú des dependerá tu acción y tu forma de moverte en el mundo.

Entonces Simón Pedro le respondió diciendo: "Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente" amén, dió en el clavo, dió en el centro del marco, él no tenía una versión deficiente de Jesús, lo confesó como el enviado, el Cristo es la palabra que es el Messiaj, el Mesías, Mesías era el ungido de Dios, el enviado de Dios, el Hijo del Dios viviente, ahí metió muchas cosas es decir el Hijo porque tenía la misma naturaleza del Padre, un hijo tiene la naturaleza humana de un padre, el Hijo de Dios tiene la naturaleza divina de Dios y también no cualquier Dios sino el Dios vivo.

"Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres Simón hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre" en otras palabras eso no fue un producto de tu deducción teológica o racional, no, esto te lo reveló directamente el Espíritu Santo le habrá dicho el Señor, "sino mi Padre que está en los cielos, y yo también te digo que tú eres Pedro y sobre esta roca edificaré mi Iglesia" y aquí está la clave.

Déjeme antes de nada decir algo porque yo sé que muchos de nosotros, tantos de nosotros que tenemos un trasfondo católico y yo digo esto con todo respeto a la Iglesia católica, pero hay esta idea de que este pasaje constituye la fundamentación de Pedro como el primer Papa y que la Iglesia de ahí en adelante estaría fundamentada en este hombre, y definitivamente esa no es la interpretación que la Iglesia evangélica protestante y una gran parte del pueblo cristiano le ha dado a ese pasaje. Yo creo que si el Señor hubiera querido hacer de Pedro el fundamento de toda Su Iglesia lo hubiera dicho en una manera mucho más desarrollada que esto.

Pero lo que el Señor quiso decir es: tú te llamas Pedro que es Petra que quiere decir: roca ¿no? me imagino que en el hebreo original y ciertamente en el latín, y en el griego era esa idea ¿no? tú te llamas Pedro y tu nombre quiere decir roca, y ciertamente Pedro sobre esa roca; al Señor le gustaba muchas veces usar juegos de palabras, puns como dicen en inglés. Entonces eso, tú te llamas roca y ¿sabes qué? sobre esta roca eso que tú acabas de decir de que soy el Hijo de Dios y que soy el Mesías prometido, sobre esa verdad que acabas de decir va a estar fundamentada mi Iglesia ¿usted entiende? no era Pedro sino la verdad que Pedro encarnaba en ese momento que Dios iba a usar como fundamento para.

Entonces tenemos que entender esto, que el fundamento de la Iglesia es Cristo Jesús, Él es la roca ¿amén? y así mismo lo dice la Palabra también. Cristo es la roca, Su deidad, Su Poder, Su divinidad y la Iglesia está fundamentada en Él. Imagínese si la Iglesia está fundamentada en esa roca que es Cristo Jesús ¿quién puede conmoverla, quién puede prevalecer contra ella? Cristo es el fundamento ¿amén? ese Hijo de Dios. Entonces Él dice: Sobre esa roca, sobre esa verdad Yo voy a edificar Mi Iglesia, y eso debe ser la base. Cuando nosotros vemos la Iglesia de Cristo en la historia, en el mundo moviéndose, el Reino de Dios tenemos que verla así fundamentada sobre la roca, y eso constituye entonces la base de nuestra fe, nuestra confianza, nuestro optimismo, nuestra positividad en el mundo.

Yo quiero llenar tu mente de esa idea de que la Iglesia de Cristo, esa Iglesia a la cual Congregación León de Judá pertenece, esa Iglesia a la cual tú perteneces está fundamentada sobre un fundamento inconmovible, Cristo Jesús y entonces eso nos da derecho a pensar de una manera muy positiva acerca del futuro y de cuál es el futuro de la Iglesia en este tiempo.

Y entonces dice: “Y a ti te daré las llaves del Reino de los cielos y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.” ¿Sabe que eso no era solamente para Pedro? porque el Señor después dijo lo mismo acerca de Su Iglesia en general. Si usted busca en su Biblia más adelante después cuando usted pueda, va a encontrar, vamos a ver, aquí en el versículo 18 de Mateo 18 déjeme ver si está allí ya que lo mencioné también, donde el Señor le dice eso a toda la Iglesia, Mateo 18:18: “De cierto os digo que todo lo que atáreis en la tierra será atado en el cielo y todo lo que desatéis en la tierra será desatado en el cielo”.

Y el Señor Jesucristo dijo también: “Otra vez os digo” para que se convencieran bien, “que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la Tierra les será hecho por mi Padre que está en los cielos, porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre allí estoy Yo en medio de en ellos.” En otras palabras estaba diciendo era: mire la Iglesia tiene autoridad, y el Señor se la delegó antes de ir y siempre está fortaleciendo esa autoridad. Pedro era en ese momento la encarnación física y su declaración, y su persona ciertamente jugaron un papel importante pero en ese momento decía: “A ti te digo” pero también extensión a toda la Iglesia “que todo lo que tú ates y desates” ¿sabes que Dios ha puesto la Iglesia de Jesucristo sobre la Tierra para ser autoridad?

Y el Señor dijo: “Toda autoridad me es dada en el cielo y en la tierra, por tanto id y predicad el Evangelio” dice “y haced discípulos a todas las naciones, ese es el mandato de Dios, esa es la autoridad que Dios le dió a Su Iglesia. ¿Usted cree que si Cristo dió un mandato Él no va asegurarse de que se cumpla antes del final de los tiempos? yo creo que sí definitivamente.

La Iglesia tiene autoridad, tiene señorío sobre la Tierra. Yo no pido disculpas por el hecho de que Dios nos ha puesto a ser cabeza y no cola. Yo no pido disculpas por el hecho de que nosotros encarnamos una verdad que no tiene ninguna otra religión y yo digo eso con respeto por las otras religiones, no digo eso en un sentido como que: wow miren estamos aquí y miren a los demás, pobres diablos que, no no. Uno está diciendo simplemente: esta es la verdad.

Si usted conoce de matemáticas o de biología, o de química y usted declara una verdad biológica o química usted no pide disculpas por eso, usted no dice: dos y dos son cuatro por favor perdóname, no quiero ofenderte porque tú piensas que son 6, no. Usted dice: 2 y 2 son cuatro porque matemáticamente es un hecho ¿no? usted lo dice como un hecho y así mismo cuando nosotros decimos: Jesucristo es el Señor, es el único mediador entre Dios y los hombres lo decimos sin orgullo, sin arrogancia, como quien declara una fórmula matemática o geométrica, declaramos una verdad y el mundo tiene que alinearse a esa verdad.

Y el proyecto histórico de Dios es simplemente llevar al mundo a ese reconocimiento tarde o temprano. Dice la Biblia que un día toda rodilla se doblará y toda lengua confesará que Jesucristo es el Señor para gloria de Dios Padre. Mientras tanto estamos en el proyecto histórico de Dios está en proceso en este mismo momento.

Cuando uno mira el mundo en este tiempo y mira por ejemplo Estados Unidos y mira Europa, y el mundo occidental industrializado en general uno podría llenarse de temor y de pesimismo respecto a todo lo que está pasando en esta nación ahora mismo con la Corte Suprema dando un dictado acerca del matrimonio y la homosexualidad, y todas estas cosas que con amor yo digo que es un desastre para esta nación, y que va a ser destructivo para esta nación no porque de nuevo, sino simplemente porque es algo que va en contra del diseño de Dios para la humanidad y todo lo que se opone al diseño de Dios tiene que terminar en desastre y eso lo digo con amor, porque yo quisiera de alguna manera que la gente que la Verdad de Dios no niega el amor ni el amor niega la Verdad de Dios, los dos tienen que ir unidos.

Entonces cuando uno mira esta nación ¿no? yendo en muchas direcciones, no solamente en eso. Yo veo por ejemplo algo que no tiene que ver nada con la sexualidad. Yo veo lo que está pasando en esta nación cuando el mundo político de esta nación, los políticos como que han abandonado la honestidad y la verdad. Todo eso que está pasando ahora con Trump y todo eso es simplemente, la gente está cansada de hombres y mujeres que mienten mientras dicen cosas y prometen cosas que no van a cumplir, y cambian su mensaje según la gente quiera que lo escuchen pero no le dicen al pueblo lo que verdaderamente ellos creen, y cuando llegan a las posiciones de poder entonces hacen lo que les da la gana.

Yo creo que la gente está tan harta que se pegan hasta de un clavo caliente para salir y agarran lo que sea, y ese es el problema, creamos gente neurótica que entonces crea problemas como los que tenemos ahora mismo en esta nación con políticos que no debieran estar allí, pero es porque este mundo, esta nación como que ha abandonado lo racional, lo razonable, y está yéndose cada día más y más lejos de la Palabra de Dios. Nosotros nos sentimos como que: wow ¿qué va a pasar? y la idea es que según el mundo occidental se va apartando más y más de Dios como que nosotros tenemos la tendencia entonces a tornarnos temerosos, conservadores, sentirnos como que tenemos más miedo.

Yo recuerdo que el miércoles después que la Corte Suprema dió su dictámen sobre el matrimonio homosexual aquí en Estados Unidos, el miércoles en la noche había como un sentido de pesadez en el ambiente entre nosotros porque fue como que nos habían dado una bofetada y nos habían dejado sin aliento, y se sentía en toda la nación en el mundo cristiano ese sentido de malestar y de derrota. Yo recuerdo que el Señor me llevó a cambiar mi mensaje esa noche por otro mensaje dando una Palabra de afirmación porque yo creo que nosotros no debemos llenarnos jamás de desánimo ante lo que vemos sino todo lo contrario.

La Biblia dice que cuando vengan esos tiempos dice que levantemos nuestra cabeza porque nuestra redención se acerca mas bien, tenemos que llenarnos de esperanza, de gozo mas bien. Este es un tiempo pasajero, Dios tiene cosas mejores para nosotros. No es la primera vez que la Iglesia se encuentra en aprietos y la Iglesia siempre ha salido vencedora de toda situación. El Señor ha dicho: Las puertas del infierno no prevalecerán contra Mi Iglesia y yo creo que así.

Estamos pasando por un tiempo, es un tiempo solamente. Si usted lee las observaciones de algunos sociólogos y teólogos en los tiempos, digamos en el Siglo XVIII aquí en Estados Unidos, estoy hablando de los años 1700 y pico, los años por ejemplo de Jonathan Edwards, si usted lee las luchas que hubo en el siglo XIX aquí en esta nación, aún en el siglo XX, hubiera parecido que en cada una de esas épocas la Iglesia ya no iba a sobrevivir, con la penetración del racionalismo, del secularismo, con el decaimiento espiritual aún de las iglesias prevalecientes, el nivel de inmoralidad que había en esta nación en esas épocas, el índice de asistencia o poca asistencia a las iglesias, en todos esos tiempos había, hasta parecería peor que lo que estamos viviendo ahora mismo y la Iglesia de Cristo siempre ha rebotado, siempre ha regresado con más fuerza que nunca.

¿Sabe que a veces Cristo tiene que podar la Iglesia? Así dice la Biblia, dice que el que lleva más fruto lo podará para que dé más fruto, y yo creo que en este tiempo la Iglesia aquí en Estados Unidos la Iglesia necesita ser podada y estamos por un tiempo así que necesitamos ser trasquilados. ¿Usted ha visto una oveja trasquilada alguna vez? no es muy bonita, lo que se le ve es nada más así la piel toda arrugada, o un árbol cuando lo podan, parece como un no sé, como que un cordón eléctrico lo tocó y el árbol parece así asustado, se le ven los toconcitos solamente de la rama muchas veces, pero ese árbol cuando comienza a echar flores otra vez y con más fuerza, más económico sale con más vigor que antes.

¿Sabe que a veces la Iglesia necesita ser podada? a veces la Iglesia tiene que encontrarse en tiempos de lucha y aflicción, porque el enemigo más grande de la Iglesia ¿sabe qué? es su propia prosperidad y bendición. Cuando estamos bendecidos y prosperados nos ponemos haraganes muchas veces ¿sabe? Cuando Dios nos bendice y nos pone a reinar entonces nos corrompemos muchas veces y perdemos, como pasaba con el pueblo de Israel. Cuando Dios los bendecía se olvidaban del Señor, cuando Dios les apretaba las tuercas entonces: ay Señor ten misericordia de nosotros, y volvían a los fundamentos.

Yo creo que estamos pasando por un tiempo difícil, es cierto, pero es un tiempo para fortalecernos, es un tiempo para llevarnos a los pies del Señor, santificarnos, es un tiempo para regresar a los fundamentos, es un tiempo para preguntarle al Señor: Señor ¿qué debemos hacer para que Tú nos regreses a nuestra antigua gloria? no nos demos por vencidos hermanos, sigamos hacia adelante porque Dios tiene grandes cosas para nosotros.

Todo depende de la perspectiva que nosotros adoptemos. Si vemos este mundo como que simplemente se está yendo a pedazos así va a ser, si lo vemos como que Dios está trabajando en él y que estamos simplemente en una etapa de ese proceso constructivo de Dios vamos a tener nuevo ánimo pero es importante que tú y yo nos preguntemos: ¿cuál es mi perspectiva histórica de la Iglesia y de lo que Dios está haciendo en este tiempo? ¿es una de derrota y de pesimismo o de bendición y de crecimiento?

Yo esta mañana compartí una ilustración con los hermanos acerca de una entrevista que se le hizo a dos veteranos de la Segunda Guerra Mundial de la invasión a Normandía que era la frontera con Francia, es decir la entrada a Francia y esa era la invasión de los aliados, que iba ya a sellar para siempre la derrota del mundo nazi alemán que parecía por un tiempo que ya iba a arropar el mundo, y ya los alemanes estaban casi derrotados, y era la invasión a Normandía en Francia que iba ya a confirmar la historia de los países aliados.

Pero era una batalla muy difícil porque los alemanes estaban atrincherados en sus posiciones en lo alto de esa playa y para estos soldados era una de la armada más grande que jamás se ha diseñado en el mundo, eran miles de soldados y de botes pequeños franceses, ingleses y norteamericanos, los alemanes estaban atrincherados esperando a que llegara esta gente que tenía que desembarcar de esos barcos y que estaban frágiles. Imagínese: tenían que desembarcar y entonces tirarse, caminar por la playa llena de agua, la orilla y mientras tanto estaban totalmente abiertos a los disparos de estos soldados alemanes.

Y dice uno de los dos veteranos que él que acababa de salir de esos barcos viendo a sus compañeros caer acribillados por las balas de estos francotiradores y soldados alemanes y ver la muerte alrededor de él dijo: definitivamente vamos a perder. Pero había otro veterano que él estaba en un avión de reconocimiento volando muy en alto por encima de todo y él podía ver el panorama total de lo que estaba pasando en ese momento, él tenía una visión mucho más amplia de ese momento.

Él podía ver no solamente los soldados que estaban cayendo ahí mismo en la inmediatez de ese hombre pero él veía también los paracaidistas aliados que estaban aterrizando en diferentes partes de esa playa inmensa y poseyendo lugares estratégicos y posicionándose en esos lugares. Él veía también otros lugares donde estaban desembarcando estos soldados aliados y estaban atrincherándose, y poniéndose en posiciones estratégicas para fortalecer a los que venían detrás de ellos, y también podían ver a los aviones aliados acribillando soldados nazi por donde quiera y suavizando la resistencia, y él mirando todo el progreso que había dijo: wow increíble, vamos a ganar la batalla porque todo depende de la perspectiva que tú tengas.

Muchos estamos aquí en este momento de la historia, estamos en este país en particular y vemos cosas que están pasando a nivel de la ley, de la sociedad, y decimos: wow perdimos la batalla pero ¿sabes qué? las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Y yo te animo a adoptar esa perspectiva amplia, generosa, llena de fe que el Señor está en control de Su Iglesia.

El Señor no nos va a eximir de momentos de prueba porque Él quiere crearse guerreros, Él quiere crearse gente de fe. ¿Sabe dónde se crea un guerrero? en el campo de batalla con las balas silbando por encima viendo a compañeros caer y simplemente creyendo en la causa y en su fundamento, y yendo hacia adelante.

Estamos en un tiempo sí pero si uno mira, esto está pasando en el hemisferio occidental, pero ¿qué hay de África donde el Evangelio está corriendo como pólvora por donde quiera, qué hay de Latinoamérica donde hay iglesias de cien mil personas y el Evangelio está avanzando en Guatemala, en El Salvador, en Panamá, en Puerto Rico, en diferentes partes del mundo y Dios está haciendo cosas maravillosas. ¿Qué hay de China donde hay cincuenta mil chinos queriendo convertirse, hay chinos ahí para convertirse y sería poco? cada día hay cincuenta mil chinos se dice que aceptan a Jesucristo ¿se imagina eso?

¿Qué de la India donde Dios está haciendo cosas maravillosas? hace poco pude hablar con un obispo de la India que vino a visitarnos acá que nos habló acerca de lo que Dios está haciendo unificando a los cristianos y preparándolos para que hagan grandes entradas en ese país pagano, y la cantidad de indios que se están convirtiendo al Señor. Hablamos del Medio Oriente y de todo lo que está haciendo ISIS y todo esto pero ¿sabe que en el Medio Oriente hay también mucha gente que se está convirtiendo al Señor Jesucristo? gente que está teniendo sueños directamente de Jesús, se está convirtiendo, árabes, musulmanes que se están convirtiendo a Jesucristo por cientos y cientos, lo que pasa es que no lo dicen por temor, por ahora es una etapa pero Dios está haciendo cosas aún en el Medio Oriente para preparar un gran florecimiento del Evangelio.

Y aún en Boston, aún en Nueva Inglaterra el Señor está haciendo cosas maravillosas el Señor está haciendo cosas maravillosas. Yo tengo la oportunidad de ir a diferentes estados y de conocer diferentes segmentos de aquí de Nueva Inglaterra, yo les digo hermanos, Dios está haciendo algo precioso. Nueva Inglaterra ya no es el desierto que era cuando nosotros llegamos aquí aquí a Boston y comenzamos a pastorear, yo he visto el cambio en la temperatura espiritual. Hay muchas iglesias florecientes, hay iglesias llenas del Espíritu Santo, hay movimientos de oración preciosos acá, hay creyentes que están firmes en el Señor, hay Pastores que están peleando la buena batalla. Dios está haciendo cosas maravillosas.

Y Dios está usando nuestra Iglesia aquí en Boston, esto es de bendición para gloria del Señor. Dios está usando un grupo de latinos y de africanos, y de afroamericanos, y de blancos para hacer grandes cosas en esta ciudad de Boston, y estamos aquí aguantando el fuerte en lo que llega la caballería, llegan los refuerzos. Dios está usando a Congregación León de Judá para grandes cosas y grandes bendiciones.

El Pastor Jonatán acaba de venir de la China y no podía reprimir compartir con ustedes esta anécdota. Él estuvo visitando la China junto Steven Johnson y un grupo de pastores jóvenes, y Jonatán nos decía en la reunión de Pastores del Staff este miércoles una experiencia que él tuvo en la China en una reunión del grupo que fue allá a visitar la China, y estaban allí estos dos Pastores que están involucrados con León de Judá, Steven Johnson que es mi concuñado que es Pastor en Deram y Jonatán que es Pastor acá.

Entonces ellos estaban en una reunión que era parte de su entrenamiento allá en la China y el que estaba hablando, el conferenciante era un Pastor joven que había vivido aquí en Estados Unidos y había vivido aquí en Nueva Inglaterra de hecho, no conocía quiénes eran Jonatán ni Steven Johnson, y entonces estuvo hablando acerca de cómo él decía que el gobierno de la China aunque es ateo, tiene más alineamiento con sus valores morales que lo que tiene una nación supuestamente cristiana como es Estados Unidos con respecto a la homosexualidad, a muchas otras cosas, a la moralidad y otras cosas.

Él dice que cuando él visitó acá Estados Unidos lo que más pena le daba es que la Iglesia norteamericana, la Iglesia evangélica norteamericana era un poco cobarde y que no predicaba el Evangelio como se debía predicar, con la confianza, con la seguridad, la claridad y que él veía eso como que era una falta delante del Señor de no anunciar un Evangelio claro, concreto, firme, bíblico en este tiempo que se necesitaba.

Y él añadió estas palabras: cuando yo estuve visitando en Nueva Inglaterra visité varias iglesias y escuchen, y esto lo digo Dios lo sabe para gloria del Señor y para ánimo de ustedes, dice de todas las iglesias que yo visité, y yo creo que eso no es así pero hay otras, pero la única con que él tuvo experiencia dice, la única iglesia que yo ví que estaba predicando un Evangelio claro y firme, y bíblico es una Congregación latina en la ciudad de Boston que yo no recuerdo cómo se llama dice, y entonces alguien le dice: ¿era por casualidad León de Judá? esa misma, Congregación León de Judá. Yo digo que hasta en la China saben lo que está pasando aquí en Boston ¿amén?

Y de nuevo digo delante de Dios: que el Señor nos perdone si hay algún tipo de orgullo en eso pero yo creo que hay que decir las bendiciones de Dios. Yo creo que muchas veces tratamos de apagar el Evangelio, de echarle agua a la sopa para que no sepa demasiado pura, pero Dios nos libre de comprometer la claridad del mensaje de Jesucristo. La semilla del Evangelio es buena semilla, no juegue con ella, plántela simplemente, es la cuarta semilla que sembró el sembrador que cayó en buena tierra, y da fruto a 30, a 60, a 90 y a ciento por uno ¿amén? Sigamos declarando la Verdad de Dios, sigamos firmes en nuestra posición.

Tratemos de ser la mejor Iglesia que podamos con todas nuestras arrugas y nuestras verrugas, y defectos, pero seamos fieles al Señor, mantengamos el Evangelio claro, prediquemos un Evangelio alto y cuando no podamos alcanzarlo pidámosle gracia al Señor y tratemos de nuevo. Proclamemos la Verdad de Dios con toda humildad, yo sé que nuestra Iglesia es tan imperfecta como cualquier otra iglesia y necesita mucho todavía, pero en la medida en que nosotros nos anclemos a la Palabra de Dios en esa medida seremos inconmovibles y tendremos éxito. En la medida en que cualquier iglesia, cualquier ministerio se alinee con la Verdad de Dios ese ministerio va a progresar, va a ser bendecido y va a ser usado por Dios.

No nos echemos para atrás. Hermanos llenémonos de una perspectiva positiva acerca de lo que Dios está haciendo en el mundo y en nuestra ciudad. No estemos mirando las manifestaciones de retraso y de negatividad que hay en el mundo. Pongamos nuestra mirada en ese Cristo que dijo: esta es Mi Iglesia, Yo la construyo sobre la roca que Yo soy y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella.

Mantengamos firme ese mensaje y donde quiera que tú te encuentres, en cualquier etapa de tu vida, quizás ahora estás pasando por una vida tormentosa como la Iglesia está pasando por una vida tormentosa y tu opción es: o te concentras en lo negativo que está pasando y te echas a morir, y bajas los brazos, y dejas caer los brazos, y entonces el enemigo se aprovechará de ti o te mantiene firme en lo que Dios ha declarado de tu vida esperando el día de la salvación, el día de la liberación sabiendo que el Señor que prometió es fiel para cumplir lo que Él ha prometido.

Mientras estaba allí esperando mi tiempo me vino a la mente un pasaje de la Escritura que yo creo que es muy apropiado para este momento y pensaba en los discípulos cuando el Señor los mandó a la otra orilla y les dijo: tomen la barca, vayan, Yo les encontraré al otro lado como nos dijo el Señor hace dos mil años cuando se fue en Su ascensión, Él le dijo a la Iglesia: Id por todo el mundo, predicad el Evangelio, era en un sentido diciéndoles: vayan a la otra orilla.

La otra orilla es cuando ya la historia haya llegado a su final, las promesas de Dios se hayan cumplido, la Iglesia esté reinando sobre la Tierra, Cristo haya venido y ya todos los enemigos de Dios hayan sido puestos debajo de Sus pies, esa es la otra orilla. Nosotros ahora estamos en la barca yendo hacia la otra orilla históricamente hablando ¿verdad que sí? dos mil años llevamos en esa barca y en ese mar.

El relato dice que cuando los discípulos iban en el mar el viento se les tornó contrario, era una gran tormenta y comenzó a mover la barca de un lado para el otro, y los discípulos creían que iban a perecer, y ya se hizo de noche y se hizo de madrugada casi, y los discípulos no podían mover la barca porque la corriente y el viento dice les eran contrarios. Así estamos en este tiempo quizás, por un momento la corriente se nos ha tornado hostil para nosotros aquí en este país y en muchas otras partes del mundo.

El Señor que nos dijo: vayan a la otra orilla no lo vemos en este momento porque está oscuro, el viento está rugiendo, no es contrario, hemos estado remando mucho tiempo y muchos de nosotros podemos decir: bueno Señor ya, esta barca se va a hundir y ya terminó todo. Pero dice la historia que mientras ellos estaban en la barca el Señor estaba en un lugar alto, y de hecho yo he estado cerca del mar de Galilea y ciertamente es un lago inmenso que parece un mar, y está rodeado de montañas alrededor.

Yo me imaginé que viendo esa escena ví lo fidedigno de la Escritura, que ciertamente el Señor estando en un lugar alto podía verlos, Él podía ver todo ese lago grande y podía ver a Sus discípulos remando allí cansados, fatigados, habían perdido la esperanza y pensaban que ya todo había terminado para ellos.

Dice que en la madrugada el Señor se bajó de donde estaba y comenzó a caminar sobre las aguas hacia ellos, comenzó a caminar sobre la tormenta. Qué imagen más hermosa, Cristo caminando sobre la tormenta, Cristo mirando a Sus discípulos fatigados y aterrorizados.

¿Sabe que Dios ve la Iglesia en este tiempo? el Señor nos ve desde Su Trono y Él ve lo que estamos pasando acá. ¿Por qué permitió el Señor que Sus discípulos pasaran horas batallando contra el viento, por qué no los socorrió inmediatamente que comenzó, porque Él era sádico y quería que sufrieran un poco, que sudaran antes de Él ir a buscarlos, quería castigarlos? no. Él estaba preparando el escenario para que cuando lo vieran llegar, cuando lo vieran hacer lo que Él iba a hacer su fe se fortaleciera y ellos pudieran entonces creer en Él como el Hijo de Dios que estaba sobre la tormenta, sobre el mar, sobre la naturaleza, Él preparó el escenario.

¿Sabe que a Dios le gusta mucho que las cosas lleguen como a su máximo para entonces intervenir? Algunos han dicho que el momento más oscuro de la noche es minutos antes del amanecer y Dios tiene Su forma de lidiar en nuestra vida. A veces Dios permite que lleguemos con el agua no hasta el cuello, yo diría que hasta la parte de acá de arriba de la boca y digamos: Señor voy a perecer, y porque Él está enseñándonos. Él sabe que no nos vamos a hundir, Él sabe que no nos vamos a ahogar y Él se puede dar el lujo de esperar a que las cosas maduren bien ¿no? nosotros no lo vemos y entonces pensamos: se olvidó de mí, pero no, el Señor está obrando.

El caso fue que ese Cristo Todopoderoso que reina sobre las aguas, reina sobre el viento, reina sobre el mar, reina sobre la tormenta vino caminando sobre las aguas hacia ellos. Dice la historia que cuando lo vieron imagínese entre los rayos y la oscuridad ven a una persona caminando hacia ellos, dijeron: ¡este es un fantasma! La poca fe de ellos, no podían pensar que el Señor estuviera caminando sobre las aguas, ellos que lo conocían, que lo habían visto hacer milagros, resucitar muertos, liberar endemoniados, no podían pensar que ese era el Señor sino pensaban: este es un fantasma que viene a atacarnos o a hacernos daño, o lo que sea. Muchas veces podemos pensar que el Cristo que está preparando Su Obra es un fantasma, que es el diablo cuando es verdaderamente Él que está trabajando en la historia para llevar las cosas hacia donde Él las quiere llevar.

¿Quién sabe si muchas de las cosas que parecen indicios de la derrota de Dios son precisamente los instrumentos que Dios está usando para Su gloria, para Su Poder. Algunas de estas personas que están haciendo daño ahora mismo a esta nación quizás son instrumentos que Dios está usando para preparar a Su Iglesia y entrenarla en la fe, entrenarla en la paciencia, entrenarla en el uso del Poder de Dios. El caso es que dice la Biblia que cuando Él llegó a donde estaban ellos se montó sobre la barca y la tormenta cesó inmediatamente.

Hermanos: yo creo que nosotros estamos ahora mismo en medio de la tormenta, estamos en el medio del mar y hay cosas que están pasando en esta nación, que están pasando en el mundo. Hermanos yo les digo con toda seguridad en mi corazón que lo mejor está por delante para la Iglesia de Jesucristo. Nosotros estamos ahora mismo, son las 3 de la mañana, son las 4 de la mañana pero el amanecer viene, el Cristo Todopoderoso viene montado sobre las aguas.

Yo creo que los mejores tiempos para la Iglesia de Jesucristo están por delante. ¿Usted cree que si nosotros creyéramos que ya estamos derrotados nos pondríamos a construir edificios y a pasar trabajo? yo creo que estamos preparando el espacio para que el Poder de Dios se manifieste, para llenar este lugar de alabanzas, para montar una estrategia que posea a las naciones y a la ciudad, yo creo, me empecino en creer que Dios tiene un propósito para nosotros. Dios no ha terminado ni con nosotros ni con Nueva Inglaterra, ni con esta nación, ni con el mundo. El mundo no se puede zafar del diseño de Dios.por más que trate.

Léase el Salmo 2, no tengo tiempo ahora mismo pero en el Salmo 2 dice que las naciones tratarán de zafarse del control de Dios y Dios se reirá de ellas, y luego las confundirá con su indignación. En este tiempo los científicos creen que al manipular el código genético, al investigar los misterios del cerebro y del sistema neurológico, al inventar la inteligencia artificial, al sondera más allá de nuestro sistema solar e investigar galaxias, y las profundidades del mar, y los misterios del átomo como que ya pueden decir: ¿saben qué? ya no necesitamos a Dios y no saben que tienen metido a Dios dentro de su sistema nervioso, Dios los creó, Dios los diseñó, Dios instaló leyes en sus corazones y en su sistema físico que no pueden violar por más que traten, por más sofisticados que se pongan.

El hombre tiene un cordón metido dentro de él que es el sello de Dios en su vida y de eso jamás se podrán apartar. Dios creó al hombre con eternidad dentro de él, y el científico que inventa la última computadora o el último método de análisis, o el último instrumento, ese médico, ese científico, ese tecnólogo es un hombre como cualquier otro y cuando se quita la ropa y se mira en un espejo tiene que ver simplemente un ser creado por Dios, frágil, un padre que necesita el amor de sus hijos y el respeto de su esposa, un hombre que le tiene miedo a la muerte y no sabe qué hay allí, un hombre que cuando le dicen: mira estás enfermo de un cáncer y no tiene cura tiembla como cualquier otro hombre porque es la vida que Dios ha creado, lo que Dios ha diseñado y el hombre no se puede zafar jamás del señorío y la soberanía de Cristo por más que trate, por más grande que se ponga, por más orgulloso que sea a la larga tiene que sujetarse al diseño de Dios.

Cualquier sistema, cualquier movimiento social que trate de salirse de allí está destinado al fracaso porque contra el diseño divino nadie se puede rebelar, ni las naciones, ni los sistemas, ni las civilizaciones pueden escaparse del sello de Dios, y esa es la última carta que nosotros nos jugamos como Iglesia de Cristo. Nosotros sabemos que a la larga gana Cristo Jesús y que toda rodilla se dobla, toda lengua confiesa que Jesucristo es el Señor, nosotros sabemos que Jesús viene y que establece Su señorío sobre la Tierra, y que las naciones reconocen quién es Él.

Dice la Biblia que cuando Él haya sujetado a todas las naciones bajo Sus pies entonces Él vendrá y se las entregará al Padre, y el Padre le entregará las naciones a Su Hijo porque dice la Palabra: Este es mi Hijo y Yo lo he puesto sobre las naciones, léase el Salmo 2 para que usted vea.

Es decir: los dos se entregarán. Cristo está trabajando a través de Su Espíritu Santo en Su Iglesia y está llevando el mundo hacia un lugar, una postura, una posición. Hay lucha, sí, hay drama pero así es con todo drama exaltado y eterno, siempre tiene que haber un adversario, siempre tienen que haber momentos difíciles y peligrosos. Pero llegará un día en que el Señor le dirá al Hijo: Ahora mira Tú has alcanzado lo que necesitas y el Hijo le dirá: Padre aquí está todo lo que Yo te he conquistado, tómalo para Tu gloria y Tu honra, y tú y yo somos instrumentos en ese drama, tú y yo tenemos cada día la oportunidad de ser un recurso para el reino de Dios.

En esas escuelas a donde ustedes van jóvenes, ahora comenzando en septiembre, esos maestros, ustedes que trabajan en los departamentos de servicios sociales o de salud, ustedes que enseñan en una universidad o que trabajan en un hospital, o las amas de casa que educan a sus hijos, quien quiera que seas, seas un obrero o un profesional el Señor te constituye en un instrumento para la conquista de este mundo.

No te preocupes por dónde está tu barca, si está en un momento de tranquilidad o está en un momento de zozobra, mira hacia el Cristo que es Señor de la tormenta, mantén tu mirada firme, mantén tu confesión clara, no dejes que el diablo te inspire terror ni temor, ni que te intimide con sus mentiras porque él ya está destruido, él está derrotado, el Señor Jesucristo lo derrotó en la cruz del calvario. Dice la Biblia que Él destronó a los principados y a las potestades, lo que queda es simplemente recoger, mapear el territorio ya, ya el gobierno judicial del diablo fue quebrantado en la cruz del calvario.

Lo que queda es simplemente demonios por allí diciéndole a la gente que ellos todavía tienen el poder, mentira, el poder lo tiene la Iglesia de Jesucristo, el poder lo tienes tú como hijo de Dios, como seguidor de Cristo, confiesa eso, créelo. Cuando estés pasando por tus tribulaciones y tus luchas di: yo creo que el Señor es fiel para cumplir lo que Él ha prometido.

Ponte de pie, vamos a declarar esa verdad en el Nombre del Señor. Hoy día del trabajo, labor day vamos a comprometernos a trabajar para el Señor porque yo creo que el Señor ha dado este sermón para comprometernos: ¿sabes qué? vuelve otra vez, pon las manos sobre el arado. Ya descansaste, descansamos bastante el verano, ahora vamos a trabajar por el Señor, vamos a ir a los lugares donde Dios nos ha puesto, vamos a ser una Iglesia otra vez, vamos a vivir vidas confiadas en el Señor.

No se preocupe por el momento ni el proceso, no se preocupe por este zigzagueo, este momentito, esta leve tribulación momentánea porque esa leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez mayor peso de gloria dice la Palabra del Señor. La leve tribulación momentánea es eso, leve y momentánea, pero la Palabra del Señor permanece para siempre y tú estás plantado en esa roca, plantado en esa Palabra, plantado en esa divinidad de Jesús. No vas a perecer, la tormenta no va a prevalecer contra ti, tu barca no se va a hundir, todo lo contrario. Cuando llegues a la otra orilla tendrás un mejor entendimiento del señorío de Cristo y de Su capacidad para cumplir todo lo que Él ha prometido.

Yo bendigo tu vida. Inclina tu cabeza y recibe gracia del Señor. Oh mi hermano, mi hermana, no comprometas el Evangelio, el diablo te dice: yo te puedo entregar el mundo si tú me adoras, dile: al Señor solamente adoraremos y vamos a pelear la batalla legítimamente, vamos a correr la carrera de la fe legítimamente conforme a los valores de la Palabra y del Evangelio de Dios. No comprometeremos el Evangelio, no comprometeremos la Verdad que incluye el amor de Dios.

En el Nombre de Jesús Padre pedimos que Tú renueves nuestras fuerzas, usa estas palabras Señor para sanarnos, limpiarnos, purificarnos, prepararnos, darnos nuevo ánimo, nueva fe, nueva confianza, yo bendigo esta Congregación Padre, yo declaro que Congregación León de Judá y Tu pueblo aquí en Nueva Inglaterra no solamente no perecerá sino que vivirá y prosperará en el Nombre de Jesús. Conquistaremos naciones Señor, haremos todo lo que Tú mandaste que hiciéramos, el destino que Tú has declarado sobre nosotros se cumplirá, nada faltará a lo que Tú has dicho y declarado sobre nosotros, nuestras vidas serán de bendición bendecidas Padre.

Nuestros hijos conquistarán naciones, repararán las ruinas antiguas, restaurarán ciudades y portillos en el Nombre de Jesús, y Padre yo bendigo a aquéllos que están en medio de la tormenta hoy, los que están batallando con situaciones matrimoniales difíciles, con dictámenes de salud difíciles, con hijos difíciles, con situaciones financieras Señor críticas, con estados emocionales de depresión, de ansiedad, de soledad, Padre en el Nombre de Jesús los bendigo, yo pido que su fe no falte Señor, que en este momento ellos puedan poner sus ojos el Cristo que camina sobre la tormenta.

Oh Señor ahí en medio de su lucha fortalécelos y envía Tus ángeles a los que están en lechos de muerte, los que están en hospitales Señor, socórrelos y fortalécelos, los que batallan con condiciones físicas muy duras, los que están batallando con ataduras emocionales, mentales Padre, adicciones en el Nombre de Jesús rompemos cadenas Padre, declaramos que el diablo está derrotado en la vida de Tus hijos Señor, reclamamos las promesas de Dios para nuestra tierra, declaramos que Tú eres fuerte en nosotros Señor.

Padre: bendice a Tus hijos que están flaqueando, Tú les ministras en este momento Padre, Tú administras una dosis de poder y de nuevas fuerzas, de ánimo, renovación de su perspectiva, llévalos a otro nivel, fortalécelos Padre, muéstrales que Tú no has terminado con ellos así como aún no has terminado con nosotros.

Espíritu Santo: desciende sobre esta comunidad allá arriba y aquí abajo, y donde quiera que estén en esta mañana, los que están fuera ahora mismo, los que están lejos y los que están cerca yo los bendigo en el Nombre de Jesús, declaro bendición de lo alto, Espíritu Santo, Poder de Dios vitalidad fresca Señor.

Padre: perdónanos porque muchas veces en nuestra humanidad muchas veces nos debilitamos y nos sentirnos frágiles pero en esta tarde Señor yo te pido: renueva nuestras fuerzas, renueva nuestra visión, bendice a este pueblo Padre, llénalo de fe, déjale sentir el amor de Su Padre, Su Creador y Padre haz algo con nosotros, no estamos contentos aunque te agradecemos por lo que ya has hecho Padre pero queremos más todavía, todavía no estamos satisfechos porque Tú tienes algo más para nosotros Señor.

Gracias por lo que nos has dado pero también creemos que Tú tienes más y no nos contentaremos Señor con una medida muy limitada, queremos todo para Ti Padre, queremos todo lo que Tú tienes para nosotros. Y en esta tarde te decimos: abre las ventanas de los cielos, derrama tu bendición sobre este pueblo Padre no porque lo merezcamos porque no lo merecemos pero porque Tú has puesto cosas aquí que yo sé que Tú puedes usar para Tu gloria, has puesto valores, has puesto una posición, has puesto una masa crítica, un potencial acá Padre que yo sé que te puede ser útil y porque creemos que te podemos ser útiles Señor si Tú nos tratas, nos limpias, nos preparas, nos dotas, entonces te pedimos: visítanos, fecúndanos y danos trabajo Señor, más trabajo para Tu Obra Padre, límpianos, límpianos, sánanos, purifícanos, prepáranos, protégenos, guárdanos. Oh Señor, renuévanos y haremos Tu Obra Padre y te daremos a Ti exclusivamente y entusiastamente toda la gloria, toda la honra Padre que sólo Tú mereces. Gracias Señor en el Nombre de Jesús, amén y amén, hermanos les bendigo en el Nombre del Señor.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato