Sermón 3 de mayo 2015: Estas ignorante acerca de los dones espirituales?

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: May 3, 2015
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Vamos a Primera de Corintios, capítulo 12, un versículo solamente, el versículo 1 que es el deseo del Espíritu Santo para ti, para mí, para nuestra iglesia, el deseo del Espíritu Santo expresado a través de la voz del Apóstol Pablo. Y el Apóstol Pablo nos dice, y el Espíritu Santo nos dice: “No quiero, hermanos, – y ese hermanos eres tu, pon tu nombre ahí – no quiero, Congregación León de Judá, no quiero, creyentes, cristianos, no quiero que ignoréis acerca de los dones espirituales…”

Dios no quiere que tu seas ignorante acerca de los dones espirituales y ese es mi mensaje esta tarde. Yo quiero que te lleves eso. Dios no quiere que tu seas infantil con respecto a las profundidades del espíritu. Dios quiere más bien que conozcamos los elementos de la vida cristiana, los nutrientes, la ciencia de la vida profunda en el espíritu. Dios quiere que estemos bien informados, instruidos acerca de las cosas que proveen para una vida poderosa y llena del espíritu.

Pablo está hablando aquí de los elementos espirituales, los asuntos del espíritu. La palabra que se traduce ‘los dones espirituales’ yo creo que personalmente no le hace justicia a la complejidad de lo que Pablo está diciendo, la palabra en el griego original, y es una sola palabra es neumaticon. Digan todos neumaticon. Ya son todos expertos en griego. Y los traductores de la escritura tanto en inglés como en español y en otros idiomas sospecho, tradujeron eso, a la luz del contexto de lo que sigue, como ‘dones espirituales’, pero en realidad la idea original es – de paso la categoría gramatical específica es el genitivo neutro plural que quiere decir de posesión.

No quiero que ustedes sean ignorantes de las cosas del espíritu y los asuntos del espíritu. Es más abarcador que simplemente los dones del espíritu. Pablo está hablando acerca de todo lo que se refiere a la vida del espíritu, más profunda. Dios no quiere que tu seas ignorante sobre esas cosas.

Por el contexto del capítulo 12, entendemos que sí que aquí se trata en buena parte acerca de los dones, del funcionamiento, del mover del Espíritu Santo. Es decir, Pablo no está hablando acerca de la vida cristiana en general sino de una zona específica y es la vida más profunda del espíritu, las manifestaciones sobrenaturales, esa dimensión sobrenatural, misteriosa de la experiencia cristiana. Y por eso él entra en una serie de elementos que lo llevan a Primera de Corintios 12, 13 y 14.

Recuerde que la Biblia no se escribió en capítulos y versículos, eso fue una cosa para conveniencia, muchos siglos después. En realidad, eso es todo un razonamiento. Él comienza a hablar acerca de los dones espirituales y entonces habla de que el espíritu que manifiesta los dones es uno solo, no son diferentes dioses, un Dios de lengua, un Dios de esto, un Dios de lo otro, como tenemos hoy en día en la santería, de la lluvia, san otro de los enamorados que están engañados y rechazados, otro de los que aspiran a tener enamorados, etc., como si cada uno fuera un Dios diferente. Él dice, no, no, es todo un solo espíritu.

No solamente eso sino que dice también hay una unidad que tenemos que tener, los dones mayores y menores, tenemos que tolerarnos unos a otros, somos un solo cuerpo. En el capítulo 13 habla de que el amor es más importante que cualquier don. En el 14 enseña acerca de que los dones tienen que manifestarse con sabiduría, con sobriedad, con entendimiento y en consideración de los demás que están alrededor tuyo.

Es decir, él está hablando acerca de todas esos misterios y todas esas cosas que tienen que ver con la administración y el manejo y el procesamiento de los dones y de los misterios del espíritu en la vida del creyente. Y dice, Dios no quiere, yo no quiero que ustedes sean ignorantes acerca de la ciencia, podríamos decir, del Espíritu Santo.

La palabra ignorantes, traducida al español es agnoeo. Guau, parece que me levanté con espíritu de erudición. Quiere decir, de hecho, ag es como ab es un prefijo que quiere decir carentes de, noeo es nosis, conocimiento. No quiero que ustedes carezcan de conocimiento acerca de las cosas del espíritu. Dios quiere darte toda la información, toda la doctrina, toda la enseñanza que tu necesitas acerca…

Y la Biblia le da mucha importancia, el Señor le da mucha importancia a que no seamos inmaduros porque hay mucho cristiano inmaduro que aman a Dios pero no tienen un conocimiento más profundo de las cosas del espíritu, son inocentes, son como niños.

Mire, por ejemplo, lo que dice en Hebreos, capítulo 5, versículo 12, acerca de este tipo de ignorancia. No quiere decir que estos cristianos sean mal comportados, inmorales, no, simplemente son como niños y no conocen… y hay muchos niños en las iglesias, incluyendo esta. No lo digo para que te sientas mal, simplemente para que entienda que hay dimensiones más profundas de la vida del espíritu.

En el versículo 5:13 de Hebreos dice, “Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia porque es niño, pero el alimento sólida – esos misterios, esas enseñanzas más profundas – es para los que por el uso, es decir, por el ejercicio, por la experiencia, por el contacto con las cosas del espíritu y los misterios, tienen los sentido ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.”

Dios no quiere que tu seas infantil, que tu te quedes en el primer grado, en el segundo grado. Dios quiere que tu vayas a la escuela superior y después que vayas a la universidad, que estudies física del espíritu y cálculo del espíritu, que tu vayas a lo más profundo del espíritu.

Hay mucha ignorancia como digo, en el mundo cristiano en esta área. Personas que creen que solo se trata de aceptar a Jesucristo como Señor y salvador, de tener buena doctrina, buena enseñanza, de comportarse bien, de asistir a la iglesia, de dar una ofrenda o un diezmo, de servir al Señor y convierten la vida cristiana como en algo mecánico y externo. Pero Dios quiere que vivamos una vida más profunda, que seamos buzos del espíritu y que entremos en un nivel más profundo. ¿Entiende a lo que me refiero?

Que tu seas partícipe de esas cosas más, que no te quedes en los rudimentos, no te quedes comiendo corn flakes con leche, sino que te metas un buen pedazo de plátano, tu tortilla con frijoles refrito y tu pupusa también y todas esas cosas, que entren en las cosas más profundas del espíritu. No te quedes solamente en lo más superficial.

Yo creo que eso es lo que él está diciendo aquí, porque yo he observado esto, mucha de la inefectividad y la pobreza espiritual de muchos cristianos se debe al hecho de que son ignorantes acerca de esa dimensión más profunda de la vida cristiana, cómo funciona el poder de Dios. Yo creo que por eso hay tanto cristiano como yo digo circunstanciales, tanto cristiano cuando pasan por una prueba se desaparecen, se dejan caer, tanto cristiano que el diablo los torea como le da la gana, le tiende todo tipo de trampas, se desinflan rápidamente, están un día, otro día no, etc., no saben acerca de los misterios de la vida profunda cristiana, caen bajo todo tipo de mala doctrina.

Yo creo que en parte es porque no han tenido una experiencia con esa profundidad de la vida del espíritu. Y Pablo dice, no quiero que sean ignorantes acerca estas cosas. Y una de esas cosas es, hermanos, que la vida cristiana profunda es una vida poder. Amén. Poder. No es conocimiento solamente, no es comportamiento, es tener la energía no tuya sino de Dios dentro de usted. Dice uno de los libros del Antiguo Testamento, no es con espada ni con ejército, sino con mi espíritu, dice el Señor. Amén.

Cuántas veces cantamos ese corito pero no entendemos lo que estamos diciendo. Hay un poder que se requiere extra, es como si te cambian el motor y te ponen el motor de un tanque de guerra. Es el poder del espíritu dentro de ti. No se supone que nosotros vivamos en nuestras propias fuerzas, sino en la fuerza del espíritu dentro de nosotros.

Esa mentalidad de poder lo penetra todo en el Nuevo Testamento. Vamos solamente a un versículo, por ejemplo, Primera de Corintios 4:20, el Apóstol Pablo dice:

“…Porque el Reino de Dios no consiste en palabras sino en poder…”

Es decir, lea allí, en doctrina, enseñanza, mucho hablar, sino en poder. A la largo lo que al diablo le da miedo es si tu tienes poder o no. no es cuánta doctrina, usted le puede habar de las profundidades de la virgen y esto y lo otro, pero él dice, no, dónde está el poder? Dónde está la autoridad?

Recuerdan los hijos de Eseba? Había un endemoniado y dicen, en el en el nombre de Jesús a quien Pablo predica, te reprendemos. Y el espíritu le dijo, “Bueno, yo conozco a Pablo y conozco a Jesús pero quiénes son ustedes?” le cayó encima y le despilfarró la ropa y salieron todos desnudos corriendo. Porque el diablo solo respeta al poder, la autoridad de Dios dentro de ti.

Hay otro versículo después le remito, busque Primera de Corintios 4:20 también, donde Pablo dice lo mismo. El poder, al final de cuentas.

Cuáles son algunos de esos elementos adicionales? Cuáles son algunos de esos elementos que están como encapsulados en esa idea de la neumaticom, las cosas más profundas del espíritu? Por ejemplo, yo creo que la guerra espiritual es una, acabo de señalar. La persona que está llena del Espíritu Santo y que vive una vida sobrenatural sabe que hay demonios, hay espíritus malignos en el mundo y esa persona ha recibido buena enseñanza y el poder de Dios le permite tener autoridad y victoria sobre el poder del diablo que quiere crear depresión en su vida, crear problemas en su matrimonio, sus finanzas, en sus hijos.

El cristiano lleno del Espíritu Santo sabe cómo bregar con esas cosas, porque sabe que hay un poder. Pablo dijo, porque nuestra lucha no es contra carne y sangre, sino contra principados, contra potestades, contra espíritus malignos que se mueven en los aires. Entonces, el cristiano de poder y de profundidad sabe.

Esa es un área que tu tienes que saber un poco acerca de qué pasa cuando el diablo viene a tu vida a hacer daño. Qué pasa cuando te encuentras una persona afligida por un demonio? Qué tu vas a hacer en ese caso?

Otra área, el ayuno, la oración: la persona que vive en el poder y en la llenura del Espíritu Santo sabe que la oración, el ayuno, es una fuente de poder que tenemos que orar, que tenemos que cubrir la vida de nuestros hijos, nuestra familia, nuestro día en oración. Tenemos que ayunar para buscar más de la gracia y del poder de Dios en nuestra vida.

El Señor Jesucristo dijo, hay espíritus que solo salen con ayuno y oración. Y el Señor mismo era un hombre de oración, un ser de oración. El cristiano que no ora llora. Si tu no vives una vida de oración y de búsqueda del poder de Dios a través de la oración, vas a tener problemas, vas a ser endeble. La adoración es importante por eso es que nosotros cuando venimos a la casa del Señor dedicamos tiempo a adorar. No desperdicies esa oportunidad glorioso que tu tienes cada vez que vienes a la iglesia.

A veces yo miro con tristeza, hermanos, que hay mucha gente adorando y teniendo una experiencia con el Señor y ellos no abren su boca, están agarrados del asiento delantero con toda la fibra de su corazón y no mueven ni un dedo. Hermanos, comienza a usar tu boca, comienza a adorar al Señor. No desperdicien esa oportunidad. Aunque tu creas que desafinas no te preocupes cuando llega al cielo tu estás cantando como Michael Jackson o mejor como Gory Tembún o como otra persona. Cuando llegan allá el Señor lo ha cambiado en estéreo, en hi fi o lo que sea, canta como tu puedas, adora al Señor, no te preocupes. Adora al Señor. Adora en tu casa, saca tiempo de adorar, devocionales, a Dios le gusta que le adoren.

Y la adoración tiene un poder increíble para romper montañas, para hacer cosas terribles. Sabe cómo comenzó el ministerio del Apóstol Pablo? Búsquelo en Hechos, capítulo 3, es uno de mis pasajes favoritos. Dice que había en la ciudad Apóstoles y profetas y hombres de Dios, se reunieron un día a orar en una casa, y allí mientras oraban y adoraban al Señor dice, el Espíritu Santo habló y dijo, “Sepárenme a Pablo y a Bernabé para la obra que le tengo destinada,” y de ahí comenzó el ministerio más ungido de toda la historia. Dos terceras partes del Nuevo Testamento fueron escritas por el Apóstol Pablo.

La teología de la iglesia, Dios lo usó para establecerla a través de este hombre. En un tiempo de adoración y de oración al Señor, donde está el espíritu hay adoración, hay como un espacio donde Dios puede hacer cosas poderosas. El cristiano maduro, el cristiano que no es ignorante de las cosas del espíritu entiende de la importancia de la adoración. Y eso es que nos tomamos tiempo. Hay mucha gente que viene a la iglesia y se preguntan, “Y por qué esta gente se toma 40 minutos, 35 minutos para orar? Caramba, con dos coritos es más que suficiente. Ya Dios sabe que esta gente cree en él.” No. hay que sazonarse bien, la carne hay que meterla allí por un buen tiempo, y aún así muchos de nosotros necesitamos todavía más tiempo. La adoración es importante.

Hay un pasaje que me gusta, Eliseo, cuando estaba en el desierto y vinieron unos reyes que estaban perdidos y estaban muriéndose de sed – yo no sé qué hacía Eliseo, pero lo encontraron ahí en el desierto. Quizás estaba orando. El caso es que viene a donde Eliseo y le dicen, “Necesitamos tu ayuda, profetízanos, qué podemos hacer?” Dice que Eliseo llamó a un tañedor, un músico ungido y le dijo, “Cantame un par de coritos de Marcos Witt.” Dios está aquí… y entonces comenzó a sazonarse y entonces la palabra de Dios surgió y él les profetizó.

Por qué un hombre tan ungido como Eliseo necesitaba adoración previa? Porque muchas veces la verdad es que usted está tan metido en la vida que necesita como cambiar de canal, ¿verdad que sí? Hay veces que yo estoy en un aeropuerto, por ejemplo, los aeropuertos son uno de los lugares más endemoniados del mundo entero, hay todo tipo de gérmenes espirituales cruzando por dondequiera y muchas veces sinceramente yo voy a alguna conferencia o algo, y digo, Señor, si yo tuviera ahora mismo que predicarle aquí porque hay un ataque terrorista, yo tendría que buscar un lugar primero para sanarme un poco para… yo espero que no pero es como que uno está tan metido en ese espacio tan poderoso, anuncios, gritos, pantallas, la nerviosidad del avión y todas estas cosas que uno está como fuera de onda. Y entonces lo que uno necesita es volver y estar en el espíritu y ahí es donde usted puede adorar al Señor, declarar la presencia de Dios, y entonces usted vuelve. Porque somos una entidad total, somos cuerpo, mente, espíritu, emociones, voluntad, recuerdos, todo junto, todo, intelecto, todo mezclado ahí.

Usted cree que hay un Departamento de intelecto, un Departamento de voluntad, un Departamento de emoción, un Departamento de cuerpo, un Departamento de espíritu? Y usted abre una puerta, okay, quiero un poco de espíritu y la cierra y después, un poquito… No. usted es una totalidad. Dios lo hizo un ser integral y si sus emociones, y su intelecto está afectado va a afectar su espíritu, entonces usted tiene que unificarlo todo. Por eso es que la adoración es tan importante en la vida del creyente.

Cuando usted venga a la iglesia prepare su espíritu, declare la gloria del Señor. Los espíritus son confundidos y atados y debilitados cuando hay un pueblo que adora al Señor. Podría darle muchos ejemplos de esto. Todas estas cosas, guerra espiritual, ayuno, oración agresiva, adoración, el uso de los dones, hay muchas veces que uno está que no sabe qué orar. Dice la palabra que el espíritu puede orar con gemidos indecibles. Usted puede orar en lenguas. Si usted está tan confundido, tan ansioso, tan caótico en su mente que no tiene ni siquiera la presencia de mente y la coherencia para orar en español, comience a hablar en lenguas. Ore en lenguas. Saque lo que sea, un lenguaraje… no se preocupe que Dios lo va a interpretar correctamente.

Sabe que mucha gente tiene problema con las lenguas y sabe que en última instancia, yo no tengo tiempo para entrar en los misterios de la lingüística, que es la ciencia del lenguaje, pero según yo puedo entender en realidad los idiomas, cualquier idioma, cualquier palabra, es simplemente como un envase para energía. Usted dice olla y lo puede decir en francés, español, chino, lo que sea, y la palabra no importa tanto como que se registre en su mente y… ¿sí o no? usted dice padre, y esa palabra para uno puede querer decir algo bueno y para otro quiere huir de la palabra porque tuvo tantas malas experiencias con su padre. Entonces, la palabra no es tanto lo que importa sino la energía que está adentro. La palabra es, lo que yo llamaría, una somatización de la energía interna. Guau, escríbame eso rápidamente!

Es convertir en cuerpo y en algo material una energía que está adentro. Por qué cuando usted está triste usted grita? Por qué cuando usted está contento usted se ríe? Porque usted está como empacando con lo físico lo que está sintiendo adentro, porque los seres humanos necesitamos externalizar lo que sentimos por dentro, pero en realidad lo que importa no es lo que usted está diciendo sino lo que usted siente por dentro. Por eso es que usted puede decir cualquier cosa y ese intérprete por excelencia que es Dios, que conoce todos los idiomas, va a saber lo que usted está diciendo, aunque usted diga lo que diga.

No se preocupe tanto por lo que está diciendo. Háblele a Dios y abra su boca. Mucha gente no entiende este secreto de las lenguas, que es Dios el máximo intérprete, el que va a coger lo que tu estás diciendo y él lo va a tornar en lenguaje comprensible para él. Entonces, abre tu boca y santifica lo que estás diciendo y cree que eso viene de Dios. Y hable. Yo creo que ese es el problema con mucha gente, están tan enmarañados, buscando 5 patas al gato, esto no es tan difícil. Abre tu boca que yo la llenaré, dice la palabra del Señor. Y si no lo dice debiera decirlo. Yo creo que sí, que hay un versículo que dice así.

Entonces las lenguas tienen poder. Dice que el habla en el espíritu habla directamente con Dios. Es como que te enchufaron el cable directamente al Señor pasando por encima de tu intelecto, y estás hablando un idioma espíritu a espíritu. Gloria al Señor. Si eso es solamente lo que usted aprende hoy, se puede ir para su casa contento, valió la pena la visita.

Yo creo que también esto de los misterios del espíritu, también se refiere a aprender a pensar en una forma espiritual de fe, sobrenatural. Sabe que la forma en que Dios razona no es la forma en que razona el hombre. Sabe que la forma en que una persona llena del Espíritu Santo razona, no es la forma en que razona un cristiano común y corriente?

Una de las cosas que yo veo, que muchos de los razonamientos del espíritu son contrarios a la razón, pero no es que son contrarios es que son tan razonables que van por encima de la razón. Es una razón razonable en extremo. Es la razón de Dios que es tan compleja que parece locura. Dice la palabra asimismo, la locura de Dios es más sabia que la sabiduría de los hombres.

Muchas veces hay cosas que Dios te dice que van a parecer locura. Pero yo creo que los cristianos tendemos a razonar así, el que se ensalza será humillado, el que se humilla será ensalzado. Cuando tu le das al Señor más allá de tus fuerzas Dios te da más, y no te falta sino que te sobra. Cuando tu alabas al Señor en gran debilidad y dolor eso sirve como un poder para que venga la victoria en tu vida. Cuando tu confiesas la bondad y el poder de Dios, cuando sientes que no te vuelven ni las azucenas eso tiene poder, porque lo estás haciendo en el espíritu y no en la carne y es más poderoso que una declaración que viene en las emociones, cuando todo está bien. Por eso cantamos, alabar a Dios cuando las cosas te salen bien, qué bueno es. Pero si lo alabas entre tus quebrantos, ese Cristo santo se glorifica dentro de ti. Cuando tu cantes eso entiende que estás razonando en una forma del espíritu.

Una de las cosas más poderosas, hermanos, y más contra intuitiva en la historia de la humanidad es la cruz. La cruz, algo horroroso, feo, terrible, tortura pura. El Señor Jesús atado, clavado, impotente, dice la Biblia que derrotó a los principados y a las potestades. Aleluya! Y ganó victoria definitiva para toda la humanidad en la cruz del calvario. Aparentemente derrotado, derrotó a los poderes del diablo.

Pablo dice, cuando soy débil entonces soy fuerte. Dios le dijo a Pablo, “Pablo, deja de orarme para que te quite el aguijón, porque mi poder se perfecciona en la debilidad.” Aprende a moverte en debilidad del espíritu. Si estás débil bienvenido al club, más poder vas a tener si te mueves en el poder del espíritu.

Yo hablaba con los hermanos esta mañana, decía, “Miren, cuando yo me levanté esta mañana no sé qué tenía… y todavía lo tengo, un virus que no sé qué es pero que es como si me hubieran cortado la electricidad del cuerpo.” Usted se ha sentido así a veces? Siento un poquito afiebrado, así me siento yo ahora mismo cuando estoy aquí. y yo dije, “Bueno, Señor…” pero ¿sabes qué? Yo razono de esta manera, yo hubiera tenido todo el derecho de decir, me voy a quedar en casa, voy a llamar a uno de los pastores para que predique, pero yo he aprendido a razonar en el espíritu, porque muchas veces cuando yo he estado más inadecuado para predicar es cuando Dios más ha bendecido la predicación, por lo menos, eso es lo que yo he pensado.

Y ya yo he aprendido que si me siento desalentado, si peleé con mi esposa porque no me hizo un buen desayuno el domingo antes de venir a la iglesia y no me siento ungido, si dije algo o pensé algo malo en el camino, yo no voy a dejar que eso me impida pararme y declarar las virtudes del Señor y hablar la palabra de Dios porque no soy yo, es el poder de Dios dentro de mí. Y entonces uno aprende a moverse. Cuando tu eres débil muchas veces es cuando más fuerte eres. Cuando estás pasando por problemas es cuando más quizás Dios quiere que tu lo adores y lo alabes. Cuando tu crees que Dios está a mil millas de distancia de tu vida es quizás cuando él te está cargando para llevarte a un nuevo nivel de vida en el espíritu.

Entonces uno aprende a moverse, no en su propia carne, no en su propia fuerza, no conforme a su experiencia, no conforme a su santidad y esto no es una licencia para portarse mal, sino es que es gracia, gracia, gracia. Es el poder de Dios en tu vida. Si tu tienes miedo de pararte y dar un testimonio no te lleves del temor, y aunque te estén temblando las rodillas y no sepas qué decir, el Señor pondrá algo en tu boca. Yo digo siempre que nunca he bajado de un púlpito sintiéndome avergonzado, Dios siempre ha provisto, siempre, aún al comienzo mismo de mi ministerio.

Si Dios te llama a testificarle a alguien, testifícale aunque los dientes te estén sonando. Habla en el Señor, en el poder del espíritu, porque el cristiano no razona conforme a la razón, sino conforme a la razón del espíritu. Todas estas cosas son misterios, son neumaticon, son cosas del espíritu, son enseñanzas más profundas. El Señor no quiere que tu seas ignorante acerca de estas técnicas de yudo y de karate espiritual. Él quiere que tu entiendas estas cosas. Cuando el diablo venga por allí y vea tu cinturón negro diga, oh, con esta persona no me meto, olvídate. Este es un Papaupa del espíritu, como decimos nosotros en buen dominicano.

Entonces, él quiere que tu estés lleno del espíritu y que tu vida sea una vida de poder conectada. Y la Biblia dice, cómo se obtiene ese poder? Cómo aprende uno a razonar a esa dimensión del espíritu? Bueno, es a través de la llenura y el bautismo del Espíritu Santo. Yo no conzco otra manera. Es el instrumento que Dios ha escogido. Yo sé que es algo muy profundo y complejo pero no te dejes complicar mucho la vida.

Qué dijo el Señor Jesucristo en Hechos capítulo 1, versículos 7 y8?

“… Y les dijo, “No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones que el Padre puso en sola potestad, – porque los discípulos le preguntaron, “Señor, vas a instaurar a Israel cuando tu vengas.” El Señor le dijo, “Miren, déjense de esas tonterías teológicas, eso no es lo que ustedes necesitan ahora, ustedes van a ir a predicar el Evangelio afuera, preocúpense de esto, primero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo…”

Qué quiere decir el Señor? Cuando ya hayan tenido esa experiencia pentecostal, ese bautismo del espíritu. Y a quién le estaba hablando el Señor? Era a gente que no conocía a Jesucristo? No, esta gente años caminando con el Hijo de Dios. Sería usted evangélico si usted pasa 3 años con Jesucristo caminando todos los días y siendo instruido por él? Claro que sí. Usted conoce al Señor. Pero él dijo, no, no todavía les falta algo. No se salgan de Jerusalén hasta que sean llenos del Espíritu Santo, y entonces ustedes me podrán ser testigos en Jerusalén, Judea, Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Hay algo, hermanos y hermanas, que tu necesitas, que yo necesito cada día llenarme más y más del Espíritu Santo. Tu tienes que resolver eso de una vez por todas y por eso es que estamos haciendo estas jornadas del espíritu, porque yo quisiera que en el nombre del Señor toda nuestra iglesia llegue el día en que si usted le pregunta a cualquier miembro de León de Judá que salga por allí, si hay un periodista ahí afuera, óigame ahí predican que todos los cristianos tienen que estar llenos del Espíritu Santo. ¿Usted ha sido lleno? Claro que sí, cómo no. cómo se atreve usted a preguntarme eso? yo asistí a una jornada del espíritu y allí fui lleno y yo confieso que sí, etc. y ahí mismo le predica las 4 leyes espirituales, lo convierte y sigue caminando como Felipe.

Uno ve el impacto de la unción del Espíritu Santo en estos discípulos que cuando crucificaron a Jesús todos estaban… hicieron como los ratones cuando le prenden la luz, se metieron en los hoyitos de la pared, no podían ser encontrados en ningún lado, dejaron a Jesús solo, creyeron… miren los discípulos camino a Emaús, nosotros pensábamos que él era el que iba a traer salvación a Israel. El Señor se molestó con ellos. Ahora qué pasa cuando son llenos del Espíritu Santo? Pedro, el que había negado a Jesús hace unos días, se para y dice, “Varones de Israel, ustedes crucificaron al Hijo de Dios, arrepiéntanse.” Y predicó un sermón y se convirtieron 5000 allí de un solo tirón. Gloria al Señor.

Hubo un cambio. Y esa gente revolucionó a toda Jerusalén. Antes ni sabía la gente que había evangélicos en Jerusalén, ahora los llaman, ustedes que trastornan toda la tierra y todo el mundo. Porque la persona llena del Espíritu Santo muchas veces rompe platos y todo lo demás y le causa un problema al pastor, pero son gente que tienen algo diferente, porque no son tampoco un dechado de virtudes. No es que el Espíritu Santo te hace un santo de yeso, no. No me cuqueen por allí porque me sale la carne y todas las heridas que me han dado muchos de mis hermanos llenos del Espíritu Santo a través de los años. Pero sí una cosa puedo decirle, que son gente apasionada, sellada y el diablo no sabe cómo meterles mano, porque saben en quién han creído y hablan, a veces con disparates, pero hablan y dicen y predican el Evangelio y aman la palabra y adoran al Señor. Sí o no? es que tienen algo, es un sello. Es la experiencia del Espíritu Santo.

Claro que hay que crecer, hay muchas cosas adicionales, por eso Pablo escribe en Primera de Corintios, no es solamente tener dones, también tienes tu amor? Tienes tu el fruto del Espíritu Santo? Cómo tu tratas a tu hermano? No me vengas a decir que tu hablas en lenguas por allá y que tuviste una experiencia con un ángel que se te apareció en una cueva y después cuando llegas a tu casa estás maltratando a tu mujer y a tus hijos que no quieren verte ni en pintura. Pablo dice, no, es una totalidad de experiencia. Hay muchas cosas que aprender, es todo una totalidad. La Biblia dice, no quiero que seas niño en las cosas del espíritu.

Hay muchos pentecostales que también hay otra cosas que tienen que aprender acerca del espíritu, es una totalidad. Entonces, es importante el Señor les dice, no salgan de Jerusalén. Cuando son bautizados, su vida es cambiada completamente y son llenos del poder de Dios. Porque Dios no quiere que seamos ignorantes.

Una última… diga gloria a Dios, Aleluya! Gracias pastor. Vamos al Libro de los Hechos en el capítulo 19. No sé cuántos recuerdan el domingo pasado vimos otro pasaje acerca de los samaritanos, recuerdan que dice, cuando los Apóstoles en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido a Jesús, enviaron a Pedro y a Juan para que les impusiera manos y para que fueran llenos del Espíritu Santo, reconociendo que uno puedo haber aceptado a Cristo como Señor y salvador, pero todavía le puede faltar una experiencia más profunda, más intensa acerca de la vida en el Espíritu Santo.

Miren aquí lo que pasa con estos hombres, en Hechos capítulo 19, versículo 1. Escuche este episodio en la vida y el ministerio del Apóstol, dice que:

“…Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto – de paso, Apolos fue otro también que necesitó un tune up acerca del Espíritu Santo, conocía de Dios, estaba predicando, era un hombre altamente educado, pero vinieron dos personas humildes, Priscila y Aquila, eran una pareja misioneros, gente sencilla de corazón, no altamente educadas, pero habían tenido una experiencia con el Espíritu Santo. Y escucharon un día a Apolos, un creyente joven, pero muy altamente educado. Era un griego que tenía un phd en teología y en filosofía que había conocido a Cristo y Apolos no esperó, se puso a repartir tratados y a predicar el Evangelio en las calles y Priscila y Aquila lo escucharon y dijeron, “Guau, este hombre tiene algo especial, pero su predicación le falta algo.” Yo creo que lo que le faltaba era unción, le faltaba ese no sé qué, cómo se come, pero algo que había allí que le faltaba.

Porque es lo que pasa, cuando una persona no tiene ese experiencia sobrenatural con el espíritu pueden tener mucha piedad, mucho amor a Dios, muchas cosas pero usted sabe que hay algo, un componente, por la manera en que se expresa, por la manera en que razonan la vida cristiana, les falta algo adicional. Uno dice, guau, si esa persona tuviera ese otro componente sería un gigante espiritual. Porque no se trata de que no seas nada y no hagas nada. No, es cuánto tu podrías hacer si tuvieras esa llenura del Espíritu Santo.

Oyeron a Apolos predicando y dijeron, este hombre, guau, tremendo, puede ser un gran hombre de Dios, lo llamaron aparte. Dice que le preguntaron acerca de su fe y entonces descubrieron que solamente conocía el bautismo de Juan y le hablaron acerca del bautismo del Espíritu Santo y entonces aunque no lo dice así, pero me imagino que le impusieron manos, salió lleno del Espíritu Santo y de momento Apolos comienza a surgir en las páginas de la escritura.

De paso que llegó a ser casi como al nivel del Apóstol Pablo, era conocido, por eso es que Pablo después habla de él en otra manera, más adelante. Eso es extra, pero Hechos 19, dice:

“…Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo después de recorrer las regiones superiores vino a Éfeso y hallando a ciertos discípulos – queriendo decir que discípulos de Cristo, creyentes, no que no conocían al Señor, conocían algo de Jesucristo – hallando a ciertos discípulos les dijo, “Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis?” esa pregunta es muy reveladora porque Pablo está admitiendo allí que uno puede creer en Cristo pero no tener el bautismo del Espíritu Santo. Sí o no? eso es sencillo.

“…Recibieron ustedes el espíritu? – Y ahora cuando habla de recibir el Espíritu Santo quiere decir recibir esa llenura, ese poder, esa impartición, ese bautismo del Espíritu Santo. – Y ellos le dijeron, – Con qué se come eso? Dice aquí en el versículo 2 – Dijeron, “Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo.”

Sabe, mi hermano, que hay gente en el Reino de Dios que no sabe acerca de la doctrina del Espíritu Santo, no saben acerca del bautismo del Espíritu Santo, no saben acerca de los dones, no saben acerca de guerra espiritual. Les han dicho que eso era en los tiempos antiguos. Son como niños.

Yo les dije que hace poco fui a una reunión, les prometo que con esto termino, muy exaltada, gente… yo creo que todos los que estaban allí conmigo todos tenían por lo menos un Phd o un Thd, y era un lugar exquisito, un santuario exquisito y un servicio orquestado con una sofisticación y una sofisticación estética tan alta, un pianista que tenía que haber sido salido de una gran universidad musical, un conservatorio, tremendo. Dos mujeres que cantaron varios solos y cantaban como ángeles pero en todo ese glorioso servicio que era un nivel muy alto y en toda la ciudad, nunca oí la mención de la palabra Jesús. Y un servicio que se supone que fuera para consolar y para recordar el poder de Dios para sanar, no hubo mención de nada de eso. Todo se dio en simplemente lindas expresiones estéticamente, un sermón precioso, pero yo lo hubiera podido leer en Time Magazine o en Readers Digest o en algún libro de poesía secular. Dije, guau, qué desperdicio de tiempo! Cuánto se hubiera podido hacer en este contexto para señalar el poder de Dios para sanar almas, para sanar corazones, para restaurar, pero no hubo nada de eso. por qué? Porque no hay esa enseñanza más profunda del espíritu. Se cree que si tu hablas acerca del Gran Creador con G y C ese espíritu que ha creado el universo y que está en Plutón y en Júpiter ya eso es suficiente. Cuando la Biblia dice que no hay un nombre dado a los hombres por medio del cual podamos ser salvos sino por medio de Jesucristo hombre. Y que en el poder de Jesús cuando se menciona los demonios tiemblan y hay sanidad en el en el nombre de Jesús. Que simplemente usted señalar el nombre de Cristo eso es un bálsamo al alma atribulada y que quizás usted no pueda decir mucho pero si usted tiene el poder de Dios hay una energía que va a salir de usted y usted va a comunicar algo sanador a alguien, y usted no va a desperdiciar tiempo en cosas superfluas y por eso es que se necesita conocer, porque somos así muchas veces.

Yo pregunto si ahí yo pregunto a muchas de esa gente, “Ustedes conocen acerca del bautismo del Espíritu Santo?” Dirán, qué es eso? no, eso fue hace mucho tiempo, ya eso fue cuando el canon, me hubieran dado todo una disertación teológica. Pero no está el poder desgraciadamente. Hay otras cosas, buenas intensiones, yo estoy seguro que Dios ama a esa gente y probablemente se irán al cielo porque de alguna manera reclaman a Jesús. No sé. Pero la verdad es que fue un desperdicio porque no conocen neumaticon, no conocen de esas cosas más profundas.

Yo creo que en este tiempo de la historia donde al diablo se le ha dado más soltura para moverse con más poder que nunca en la historia humana, se necesita gente sellada con el Espíritu Santo, se necesita gente con una experiencia de la palabra de Dios, una experiencia sobrenatural, que saben que saben, que saben, y no puedan quizás explicar por qué, pero eso no importa. Ellos saben en su corazón, tienen algo, un sello, una presencia, una sustancia, una esencia, eso es la presencia del Espíritu Santo dentro de ellos. Y esa gente el diablo va a tener mucha dificultad en neutralizarlos o seducirlos o meterlos en herejías. Y en este tiempo, mi hermano, mi hermana, no podemos darnos el lujo de no tener algo, esa experiencia.

Es muy compleja, tiene muchas dimensiones problemáticas, pero una cosa yo sé que existe, es real, usted no puede conocer la palabra si no entiende esa parte. Búsquela, pídale al Señor que le aclare, tenga hambre y sed, clame al Señor y el Señor responderá, calmará su sed, calmará su hambre.

Dice la palabra, si usted le pide al Padre pan, él no le va a dar una piedra, si usted le pide el Espíritu Santo el Señor se lo va a dar. Lo que pasa es que no buscamos lo suficiente, no pedimos lo suficiente, no necesitamos lo suficiente, pero si usted lo necesita él va a llegar y le va a hablar. Eso es todo lo que yo puedo decirle. Esta gente fue tocada por el Apóstol Pablo, dice que ellos solamente sabían del bautismo de Juan, le dijeron, pero dice que entonces cuando Pablo les explicó más claramente, en el versículo 5, dice,

“… Cuando oyeron esto fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo y hablaban en lenguas y profetizaban…”

Gloria al nombre del Señor. Nosotros tenemos que buscar esa experiencia más y más en nuestras vidas. Muchos de nosotros, si yo te preguntara ahora mismo y yo te dijera, “Hermano, hermana, el Espíritu Santo no quiere que tu seas ignorante acerca de las cosas más profundas del espíritu, y una de ellas es, estás tu lleno del Espíritu Santo? Has tenido un encontronazo con el Espíritu Santo? Puedes tu verdaderamente decir sí, yo estoy seguro?”

Es como si yo le pregunto a alguien, “tu has creído en Jesucristo como Señor y salvador?” Dice, “bueno, yo no estoy seguro, estoy pensándolo, voy a ver, yo creo que sí porque me dijeron que si yo hago esto…” No, usted tiene que decir, “Claro que sí, yo he creído, es más le puedo decir la fecha, el día, la hora y el minuto en que creí.”

Yo creo que así también tiene que ser con el bautismo del Espíritu Santo. Usted tiene que saber, si usted no sabe yo le animo a buscar, yo estoy dispuesto a hacer todo lo que esté de mi parte. Como les he dicho, para mí ha sido doloroso tener que saltar los servicios de las 9 y lo he hecho con temor y temblor por muchas razones, es largo de explicar. Pero yo he creído que si yo glorifico a Dios y al Espíritu Santo el Señor va a bendecir nuestra iglesia y ya lo estoy viendo. De alguna manera Dios se va a encargar, el déficit Dios lo va a reponer de alguna forma, porque estamos haciendo lo que tenemos que hacer. Primeramente el Reino de Dios y su justicia, todas las demás cosas vienen por añadidura.

De nuevo, razonamiento del espíritu, contrario a la razón humana. Ponte de pie. Toma un momento. Clama al Señor, clama al Señor. Yo te animo, tu puedes resolver la controversia del bautismo del Espíritu Santo en un momento si tu quieres y crees. Todo lo que necesitas es creerle al Señor.

Yo recibí el bautismo del Espíritu Santo yo creo que hacía tiempo que lo había recibido pero siempre estaba buscando, no estaba… siempre estaba buscando la próxima persona ungida para que me impusiera manos y un día, cuando estaba comenzando esta iglesia, en el South End, antes de que nos mudáramos para Cambridge, yo llegué al santuario, era un santuario pequeñito que nos habían permitido por unos días, y estaba allí en el Emmanuel Gospel Center, no había nadie, no había llegado nadie, por eso es tan importante llegar a tiempo a veces. Yo tenía una sed grande del Señor, Dios estaba haciendo algo muy poderoso en mi vida y yo llegué, no había nadie, y yo dije yo voy a dejar ya de estar buscando gente que ore por mí.

La Biblia dice bien claro que si pedimos al Señor él nos va a dar el Espíritu Santo, yo voy a resolver esto ahora mismo. Esta controversia la vamos a terminar aquí y ya yo voy a dejar de estar buscando el próximo ungido y esto y lo otro, “Señor, lléname con tu espíritu,” me arrodillé, miré alrededor para asegurarme de que no había nadie, “Señor, lléname con el Espíritu Santo, lo recibo, creo,” y abrí mi boca. No hubo electricidad, no hubo un angelito que se me apareciera frente a mí, yo simplemente creí que si yo le pedía al Señor, abrí mi boca y comencé a hablar un lenguaje complejo que hasta el día de hoy lo uso para mis momentos de necesidad, y hablé en lenguas. Y Dios comenzó a moverse en mi vida. Ya se había comenzado a mover antes pero esto fue algo que aceleró todo el proceso. Y míreme aquí 30 y pico de años después sirviendo al Señor.

Yo recuerdo yo me parecía mucho a Apolos, en el sentido de mucho intelecto, mucho estudio. Yo recuerdo una vez que estaba en mi casa, en la cocina, mi mamá… yo estaba hablando con alguien y yo estaba en mi época marxista, revolucionaria, estaba en Harvard, y yo estaba diciendo que Marx y que todo este tipo de cosas, y con una teología bien rara, porque estaba todavía como Apolos, un lenguaraz, unos errores terribles. Mi mamá que estaba escuchando la conversación en otro cuarto, salió de allá como una leona, “Qué es lo que tu estás diciendo?” E hizo así y me corrigió, me regañó y yo me tuve que quedar callado. Ella no era una gran educadora ni nada por el estilo, pero ella me corrigió, me dijo dos o tres cosas y ella estaba llena del Espíritu Santo. Y ahora yo reconozco que todo lo que ella me dijo era absolutamente cierto. Yo no sabía de lo que estaba hablando.

Muchos argumentos, mucho intelecto pero nada de experiencia con el poder de Dios. Ella tenía la experiencia del bautismo del Espíritu Santo. Ella tenía el poder de Dios en ella. Una mujer sencilla, pero cuando oyó esa tontería que yo estaba diciendo, se puso como una leona y me llamó a capítulo enseguida. Gloria a Dios por esa gente que tiene y que sabe que tiene.

Yo pido al Señor que así seamos todos en esta iglesia, hermanos, que el menor sea como David, como dice la palabra, que el menor haga huir una legión de demonios, y el mayor, ya usted sabe, una nación completa la conquiste.

Comencemos a buscar más. Yo te comprometo en el Señor, te advierto, te exhorto en el nombre del Señor no te conformes con una vida mediocre, mediana, convencional. Mis hermanos, no desperdicien su tiempo ni el tiempo de Dios. Busque la llenura del Espíritu Santo en su vida. Santifique su vida. Lea la palabra. Adore al Señor. Sirva al Señor. Muévase a pesar de debilidad física o emocional en su vida, no espere a que se le vaya la depresión para servir al Señor, sirva al Señor en la depresión y un día usted va a decir, “Pero a dónde se fue?”

Hay que vivir en el espíritu. Levante su mano ahora mismo y de nuevo pida fresca unción. El Señor le da, te da lo que tu necesitas. Y yo te suplico vete a tu casa, si tienes vergüenza aquí en público, enciérrate en tu cuarto, arrodíllate, pídele al Espíritu Santo que te bautice y te llene y cree que en la vida del espíritu no hay preferidos, no hay generales y rasos, si tu clamas, el Señor te va a escuchar. El Señor, si tienes un corazón contrito y humillado, él te va a escuchar. Pídele al Señor que te de la llenura del espíritu. Ven a los cultos de avivamiento. Toca puertas. Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, tocad y se os abrirá, dice el Señor.

El que pide recibe, el que busca halla, el que toca se le abrirá, dice el Señor. Cree. Cree. Vive esa vida de creerle a Dios. Tu tienes una licencia del Espíritu Santo para clamar, predicar, ungir, orar por sanidad, descabezar demonios, interpretar la escritura, vivir una vida poderosa. Dios te da todo lo que tu necesitas, lo que pasa es que algunos creen y otros no creen. Esa es la diferencia.

Yo te animo en el nombre del Señor no te lleves de tus emociones, en el en el nombre de Jesús yo desato un espíritu de aguerrido en el en el nombre de Jesús en este pueblo. Declaro en nombre de Cristo que los ojos se abren, las mentes son liberadas, los corazones se abren y son porosos para que la unción de Dios penetre.

Padre, declaro un espíritu de entendimiento, sabiduría, ciencia, sobre tu pueblo ahora, Señor. Destapa los ojos de tus hijos. Destapa la mente y el espíritu. Toda torpeza espiritual, Señor, la conjuramos en el en el nombre de Jesús. Y Padre, te entregamos esta iglesia. Espíritu Santo, espíritu de Dios, Espíritu Santo clamamos a ti. Nosotros no tenemos la respuesta pero tu la tienes, Señor. No tenemos el poder, pero tu lo tienes, Señor. Yo sé que tu vas a hacer algo grande en medio de tu pueblo y nos comprometemos como congregación a dejar de jugar contigo, Padre. Perdónanos. Hijo de Dios recibe este llamado del Señor y si tiene la mano levantada, levántela un poquito más alto, si no la tiene, levántalas, y cree que el Señor ahora mismo, desato espíritu de poder, de gracia, de sabiduría, de unción, consagración, llenura del espíritu.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato