Sermón 19 de abril 2015: Como ser lleno de la plenitud de Dios

A propósito de Sermones
[Mick Da Silva]
  • Presenter: Mick Da Silva
  • Fecha: April 19, 2015
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Uno de los pasajes que vamos a pensar juntos en esta mañana aquí, es Salmo 85 versículo 6. Si usted lee todo el Salmo 85 va a tener la impresión de que este Salmo fue escrito especialmente cuando el pueblo de Dios estaba de regreso de la cautividad babilónica.

Y en el versículo 5 el salmista hace una pregunta: "¿Estarás enojado contra nosotros para siempre? ¿extenderás tu ira de generación en generación?" y en el versículo 6: "¿No volverás a darnos vida para que tu pueblo se regocije en ti?" El salmista hace esta pregunta.

Mis amados hermanos: yo creo profundamente de que nosotros estamos viviendo días especiales, días que apuntan, que señalan la necesidad de un avivamiento poderoso en la Tierra. Yo he dicho, he predicado en los últimos años de que Dios tiene solamente dos maneras de tratar con Su pueblo: o Dios aviva al pueblo o Dios juzga al pueblo. Y les digo en esta mañana mis hermanos de que nosotros no soportaríamos un juzgamiento divino, la Tierra como está en este momento no soportaría un juzgamiento divino. La cantidad de maldad que está sobre el mundo no soportaría la mano poderosa de Dios.

Y déjeme decirle: cuando Dios pone Su Mano sobre una nación o sobre un pueblo Él le hace cosas terribles, pero la nación en tiempos de desesperación necesita el Poder de Dios y yo podría titular mi mensaje en esta mañana: ¿Cómo ser llenos de la plenitud? ¿cómo oramos por la plenitud? ¿cómo pedimos para que baje el Poder de Dios sobre la Tierra?

¿Qué nos viene a la mente cuando pensamos en avivamiento? Y mucha gente piensa que avivamiento es una Iglesia alegre ¿verdad? una Iglesia contenta, yo podría decir que nuestra Iglesia es una Iglesia avivada, pero no estamos en avivamiento, aún no.

Avivamiento mis hermanos consiste en un regreso completo del pueblo de Dios, de la Iglesia de Dios a su estado original, o sea un estado de arrepentimiento. El avivamiento es una obra de Dios sobre la Iglesia, no es una obra del hombre. Cuando hablamos sobre unción por ejemplo muchos piensan que la unción es algo especial, "ah mire esta persona cómo está ungida, está llena del Espíritu Santo", la unción puede ser algo momentáneo en la vida de una persona, pero el avivamiento es la porción completa del Poder de Dios sobre una persona o sobre una comunidad y déjame decirte, hay personas avivadas.

Usted puede estar al lado de una persona completamente avivada, con su ser completamente avivado. Y un día le preguntaron al evangelista Charles Feeney: ¿cómo puedo saber si este hombre o esta mujer está llena del Espíritu Santo? y la respuesta de Feeney fue sencilla, dijo: "Solamente acércate a él o a ella y sentirás sus llamas", acércate a él/ella y sentirás sus llamas.

Un avivamiento empieza con un arrepentimiento profundo dentro de la Iglesia. Nos arrepentimos del pecado del pueblo, nos arrepentimos del pecado de la nación y déjenme decirles mis hermanos: estaba pensando estaba mañana mientras alababa al Señor, existen unas cosas sobre Dios que el pueblo nunca entendió.

El pueblo de Israel, los reyes de la Tierra, los grandes de la Tierra nunca entendieron a un Dios que se manifestaba en la historia de maneras tan diferentes y muchas veces de maneras tan extrañas para ellos.

Moisés por ejemplo: fue muchas veces rechazado porque Moisés entendía a un Dios que para el pueblo era un Dios extraño. Elías fue completamente rechazado porque servía a un Dios que era un Dios, para el pueblo, también extraño.

Les digo mis hermanos que las iglesias evangélicas de hoy no buscan un verdadero avivamiento. Estamos tan ocupados con los movimientos, estamos tan ocupados con las programaciones, estamos tan ocupados con los programas de televisión, estamos tan ocupados con los haceres personales que no estamos preocupados con lo que Dios tiene para esta generación y déjeme decirle: esta generación no pasará sin que yo deje mis huellas, mis marcas en esta historia.

Cada Iglesia tiene la tendencia natural de enfriarse. Avivar significa vivificar. El diccionario dice que avivar significa animar, significa encender y para que ocurra este ánimo hay que tener una mortificación espiritual primero, para que algo se encienda tiene que estar apagado primero, tiene que haber un apagón para que se encienda otra vez, porque la Palabra de Dios dice: "Porque el pueblo de Dios dice: ¿no volverás a darnos vida para que tu pueblo se regocije en ti? ¿para que tu pueblo se alegre en ti?" ¿dónde estás Dios? ¿dónde está la vida que tienes para Tu Iglesia?

Un cierto predicador del siglo XVIII dijo que sillas vacías simbolizaban corazones vacíos y yo cuando miro sillas vacías en la Iglesia pienso que nuestro corazón está vacío. Y cuando Dios prenda el fuego de Su Poder sobre esta Iglesia mis hermanos déjenme decirles: vamos a tener que conseguir otro lugar o tendremos que hacer muchos cultos los domingos ¿verdad?

Avivamiento es un deseo de volver a la Casa del Padre, un deseo de volver a su primer amor. Feeney define el avivamiento como una nueva disposición de los creyentes a la obediencia de Jesucristo y Feeney decía hermanos que deberíamos poner como un termómetro espiritual en nuestras vidas para medir cuándo la Iglesia necesitaba un avivamiento para bajar la plenitud de Dios, es decir tendríamos que tener como un termómetro espiritual en nuestra vida.

Cuando hay una mentalidad humana, una mentalidad mundana secular, cuando hay orgullo en nuestras vidas, cuando hay envidia en medio del pueblo de Dios, falta de perdón, críticas, pensamientos malvados, oscuridad, pecados ocultos, es el termómetro espiritual que la Iglesia debe tener para decir: Dios te necesitamos, Dios te queremos, Dios, baja Tu Poder sobre la Tierra.

Cuando vemos las noticias hermanos, un día mi jefe me preguntó, Micky, al escuchar sobre la tragedia en África con los 148 jóvenes, yo recién escuché y él me dijo: ¿aquí no se habla mucho sobre eso verdad, entre los americanos? y yo dije: sí no se habla mucho sobre eso, y él me preguntó: ¿tú sabes por qué? Bueno él quería hablar sobre cosas raciales (ríe) pero yo le dije: hay otras cosas espirituales involucradas que tú no conoces le dije.

Cuando vemos la situación hermanos en el Medio Oriente, en Sudamérica, las decisiones equivocadas de líderes políticos entendemos que urge orar por una plenitud de Dios, por un avivamiento sobre la Tierra.

En Juan capítulo 14 versículo 21 dice: "El que tiene mis mandamientos y los guarda, ese es el que me ama" dice Jesús, y en el versículo 23 dice: "Si alguno me ama guardará mi palabra. El que no me ama no guardará mis palabras." O sea ese es el termómetro, el cristiómetro por así decirlo para medir cuándo necesitamos del Poder de Dios. ¿Cuál debería ser nuestra pregunta hoy? ¿Necesito yo que mi vida sea avivada? ¿mi familia, mi Iglesia, mi ciudad?

¿Yo de verdad quiero ver el Poder de Dios siendo manifestado y derramado sobre mi vida, sobre mi familia, sobre la nación, sobre los grupos sociales de mi sociedad, de mi comunidad, yo realmente quiero ver el Poder de Dios siendo manifestado? esa es la pregunta hermanos que deberíamos hacernos.

En primer lugar, ahora estoy intentando entrar en el sermón, el derramamiento de Su Poder es una promesa, Dios nos prometió. En Joel capítulo 2 yo quería que analizase conmigo la profecía de Joel capítulo 2. Del versículo 28 al 32 de Joel capítulo 2 dice: "Y después" subraye la palabra: después, "y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas, vuestros ancianos soñarán sueños y vuestros jóvenes verán visiones, y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquéllos días" dice el profeta, "y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, fuego y columna de humo, el sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre antes que venga el día grande y espantoso de Jehová."

"Y todo aquél que invocare el nombre de Jehová será salvo porque en el Monte de Sión y en Jerusalén habrá salvación como ha dicho Jehová, y entre el remanente el cual Él habrá llamado." El tiempo del cumplimiento del profeta Joel está declarado aquí en la expresión "después" que es un término hebráico del hebreo: asharid, que quiere decir acontecimientos últimos, acontecimientos de los últimos días.

Si usted averigua en la Palabra de Dios Oseas capítulo 3 versículo 5 cuando la Biblia habla sobre los últimos días es el mismo término "asharid" en el hebreo que utiliza en Joel capítulo 2 versículo 28 refiriéndose a los últimos días. Y el profeta dice: "En los últimos días" "después" "en los últimos días de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne." Diga conmigo: "sobre toda carne".

¿Usted alcanza a imaginarse este evento? ¿Usted alcanza a imaginarse que Dios tiene una agenda de derramamiento de Su Espíritu sobre toda carne? y usted me dice: pero Pastor ¿y qué pasó en Pentecostés? ¿qué pasó en Hechos capítulo 2 en el día de Pentecostés?

La Palabra dice en Hechos capítulo 2 a partir del versículo 14: "Entonces Pedro poniéndose en pie alzó la voz y les habló diciendo: varones judíos y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio y oíd mis palabras porque estos no están ebrios como vosotros suponéis puesto que es la hora tercera del día, mas esto es lo dicho por el profeta Joel: y en los postreros días dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, vuestros hijos e hijas profetizarán, vuestros jóvenes verán visiones, vuestros ancianos soñarán sueños, y sobre mis siervos y siervas en aquéllos días derramaré de mi Espíritu y profetizarán, y darán prodigios arriba en el cielo y señales abajo en la tierra, sangre, fuego y vapor de humo, el sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre antes que venga el día del Señor, y todo aquél que invocare el nombre del Señor será salvo."

Déjeme decirle: los días de Pentecostés, si la Palabra "asharid" significa acontecimiento de los últimos días, acontecimientos últimos mi pregunta es: los días de Pentecostés y los días en que nosotros estamos viviendo ¿cuáles de los dos son más últimos días? Nuestros días son más últimos días que los días de Pentecostés, nuestra generación vive ese después. Nuestra generación vive este asharid. Ay hermanos, yo espero ese cumplimiento de la agenda de Dios sobre toda carne, aleluya.

Y déjeme decirle: cuando venga el avivamiento... cuando venga el avivamiento, nada más que es secular, humano será necesario. Nuestra agenda personal se convertirá en los planes divinos cuando venga el avivamiento.

En segundo lugar hermanos necesitamos el avivamiento porque estamos viviendo días tenebrosos, días de incertidumbre en las esferas de nuestra sociedad. Estamos viviendo la última hora y déjeme decirle: Satanás está furioso, está furioso ¿sabe por qué? porque él sabe que Dios tiene una agenda de derramar Su Espíritu sobre toda carne.

Y cuando el Espíritu de Dios sea derramado sobre toda carne multitudes se convertirán a Jesús, aldeas enteras se convertirán, naciones enteras se entregarán a Jesús. Y déjenme decirles hermanos: es mentira del diablo que la mayoría va al infierno, es mentira de Satanás, Dios tiene un plan, Dios tiene un propósito y ese plan se cumplirá con el avivamiento. Estamos engañados con que solamente un grupito se irá al cielo. Dios, mi Señor no perderá esta batalla. Alabado sea el Señor.

Daniel oró por avivamiento y dice la Palabra que el pueblo estaba viviendo una crisis tremenda, y en Daniel capítulo 9 era apenas el año primero del Rey Darío y había una crisis tremenda, y en el capítulo 15 Daniel no soporta eso, y Daniel se posiciona igual a la Congregación León de Judá. Nadie dice amén (risas).

Y dice Daniel: "Ahora pues Señor, Dios nuestro" versículo 15 del capítulo 9 "que sacaste tu pueblo de la tierra de Egipto con mano poderosa y te hiciste el nombre cual lo tienes hoy, hemos pecado, hemos hecho impíamente; Oh Señor, conforme a todos tus actos de justicia apártese ahora tu ira y tu furor de sobre la ciudad de Jerusalén" Daniel está orando al Señor, "aparte tu ira y tu furor de sobre la ciudad de Jerusalén." ¿Cuántas veces ya oraste al Señor? aparte Tu ira y Tu furor de sobre la ciudad de Boston y Tu pueblo es el oprobio de todos alrededor nuestro, ahora pues oye la oración de tu siervo, y sus ruegos, y haz que Tu Rostro resplandezca sobre tu santuario asolado por amor del Señor, inclina oh Dios mío Tu oído y oye, abre Tus ojos y mira nuestras desolaciones, oh aleluya.

"La ciudad sobre la cual es invocado Tu Nombre porque no elevamos nuestros ruegos ante ti confiados en nuestra justicia sino en tus muchas misericordias. Oh Señor, oh Señor perdona, presta oído Señor y hazlo no tarde por amor de ti mismo Dios mío, porque tu nombre es invocado sobre tu ciudad y sobre tu pueblo." Qué oración poderosa. Ojalá pudiéramos orar eso todos los días. Señor ten misericordia de nosotros, Señor derrama Tu Poder sobre esta ciudad.

En tercer lugar hermanos necesitamos avivamiento porque estamos viviendo ese después, esos últimos días, días postreros y el apagón de las luces de nuestra historia, de nuestra generación. Dios busca hombres y mujeres, varones, mujeres, niños, Dios busca uno que ponga sus huellas en esta Tierra, que marque esta generación. Dios no solamente tiene el poder para hacer, Dios es el Poder. Dios es el Poder.

Dios quiere y está interesado en que tengamos una vida más allá de palabras, más allá de servicios bonitos ¿verdad? más allá de alabanzas hermosas; a mí me encantan las alabanzas usted sabe ¿verdad? y cuando estoy alabando me olvido de todo, me olvido de todo, créame. Un día un hermano me preguntó: Pastor usted está ahí saltando como puede, yo dije: hermano porque no es para ti, me encanta alabar al Señor, como dice el dominicano: ya tú sabes, ¿verdad? (risas) ya estoy aprendiendo hermanos.

Pero déjame decirle: todo eso no es más bello que el deseo de construir el Poder de Dios. Usted puede venir aquí y hacer bonito, levantar las manos, bailar, gritar y no tiene nada, ¿y dónde está el Poder de Dios?

Jesús mismo dijo que el Espíritu habría de venir y que revolucionaría nuestra vida primero. Antes de hacer una revolución externa tiene que haber una revolución interna y personal.

Dice la Biblia en Juan capítulo 7 que Jesús llegó a una fiesta, Juan capítulo 7 a partir del versículo 37 de la Palabra del Señor, Jesús llegó a una fiesta y era el gran día de la fiesta, y Jesús se puso en pie diciendo: "Si alguno tiene sed venga a mí y beba. El que cree en mí como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva." ¿Será que tú y yo entendemos qué dice esta Palabra? "El que cree en Mí" como dice la Escritura, "de su interior correrán ríos de agua viva." Si de mi interior o de tu interior no están fluyendo ríos de agua viva es porque no creemos en Dios como dicen las Escrituras.

En el versículo 39 dice: "Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en Él, pues aún no había venido el Espíritu Santo porque no había sido glorificado." En la historia mis hermanos de los avivamientos, cuando estas cosas sucedían casi siempre producían resultados gracias a creyentes fervientes, desesperados por una vida de oración personal y de intercesión. Habían también arrepentimientos profundos en el corazón.

Déjeme decirle: el día en que tengamos cultos, servicios aquí en que personas comiencen a decir: "yo quiero arrepentirme de mis pecados, yo quiero confesar mis pecados" estamos comenzando un avivamiento.

En la historia de los avivamientos cuando estas cosas sucedieron también la Iglesia volvía a ser lo que debería hacer según la enseñanza apostólica. La Iglesia de Dios era lo que más se anhelaba, más que los movimientos, grandes multitudes son salvas. La Palabra de Dios en Juan capítulo 6 versículo 8 dice: "Cuando Él venga hablando en el Espíritu, cuando Él venga convencerá al mundo de justicia, de pecado y de juicio."

La sociedad interna cambia, los avivamientos grandes siempre impactaron la sociedad interna. Algunos ejemplos de avivamientos: la reforma de Juan Calvino fue la principal fuerza que ayudó a Europa a desarrollarse y salir de su miseria. El avivamiento metodista on John Wesley produjo en Inglaterra un movimiento de justicia social que durante la industralización y por la abolición de la esclavitud, durante el avivamiento en Gales en 1904 y 1905 los jueces, policías y muchas otras autoridades de las ciudades y pueblos no tenían trabajo porque ya no había delincuencia, no había a quién prender, no había a quién juzgar.

El cristianismo fue cambiado para siempre en la historia de ese país, en la historia de Sudamérica y de muchos países de Centroamérica con lo que aconteció en la calle Azzuza en 1902 o a lo mejor, del 1906 al 1909 fue cuando ocurrieron los grandes avivamientos, el gran avivamiento en la calle Azzuza en Los Ángeles.

En 1966 los Ulus en Sudáfrica experimentaron uno de los mayores avivamientos en la historia del continente africano. Ellos leían la Biblia y leían una Palabra en Isaías 64 versículo del 1 al 3 casi todos los días, y la Palabra dice: "Oh si rompiese los cielos y descendiera; Y a Tu Presencia si escurriesen los montes como fuego abrasador de fundición, fuego que hace hervir las aguas para que hicieras notorio tu Nombre a tus enemigos; Y las naciones temblasen ante tu Presencia cuando haces cosas terribles, cuales nunca esperábamos descendiste, fluyeron los montes delante de ti" Isaías 64 versículos del 1 al 3.

Oraron los Ulus por años clamando por avivamiento. Hasta que un día un grupo orando como vamos a estar nosotros juntos el 15 de Mayo, conversaremos al medio día, un grupo orando y Dios decide cumplir Su propia agenda en la vida de los Ulus y derrama Su Poder de forma intensa sobre Su pueblo.

Había un terreno cerca de la Iglesia pequeña donde estaban reunidos y había ahí un grupo pequeño de gente jugando soccer, y de repente los jugadores comenzaron a sentir algo: era el Poder de Dios como una nube que cubría el pueblo, y la gente sabía: viene de este lugar. La gente corría en dirección al lugar de donde venía el Poder de Dios.

Cuando tu vida sea avivada, cuando mi vida sea avivada la gente vendrá y se arrimará a nosotros, sentirá algo. Yo quiero estar cerca de esa persona, yo quiero algo diferente, hay algo que no es común.

Necesitamos el avivamiento hermanos porque estamos viviendo días de sequía espiritual. Pedimos a Dios todos los días: Señor derrama Tu Espíritu ¿verdad? cantamos: "Ven, Espíritu, ven" ¿verdad, qué más? "Glorifícame, lávame" esa es la estrofa que cantamos más bajito. Cantamos duro: "Ven, Espíritu, ven" ¿y qué más? "Y lléname Señor con Tu preciosa unción" ¿lindo verdad? todos ungidos. "Purifícame y lávame, renuévame" ¿sabe por qué? cuando eso pasa yo tengo que bajar, aleluya. Tengo que arrepentirme, tengo que dejar el mundo, tengo que dejar las costumbres.

Hay personas que salen del mundo pero el mundo nunca sale de ellas. Es verdad hermanos. Vienen a la Iglesia como un rito. Domingo, 8 y media, Iglesia, servicio - alabanza, ¡uh! levantar las manos. Terminó el servicio: a la casa. Eso es un ritual hermanos, es un rito y la vida con Dios, de arrepentimiento, de decir Señor te necesito, esa alabanza que cantamos, la última ¿cómo dice? "Espíritu Santo te necesito" ¿qué lindo verdad? "Te necesito, ¿sabe por qué? porque cuando Él venga cambiará todas las cosas, todas las cosas.

No te contentes con imitaciones de avivamiento. Busca el avivamiento auténtico y una vida espiritual auténtica.

Cuenta la historia que el avivamiento en las Islas Hébridas comenzó con un joven que en una reunión decide leer el Salmo 24. Dice: "¿Quié puede subir al Monte de Dios, quién puede subir a su santo lugar? El que tiene manos limpias y un corazón puro que no elevó su corazón a vanidad ni jurando falsamente."

Dice la historia que ese joven cerró la Biblia mirando a su Pastor y a los otros líderes de la Iglesia, y dice: me parece nada más que es un engaño que estemos aquí orando y levantando las manos, ¿qué estamos esperando si no hay un arrepentimiento, si no sabemos de verdad lo que queremos? Y déjeme decirle: un buen punto para empezar sería pedirle a Dios: Señor, manda Tu Poder pero avívame hoy. Derrama Tu Poder sobre mi vida, cambia mis motivaciones, cambia Señor las reacciones de mi vida.

¿Sabes cómo me doy cuenta que estoy cambiando en algo, cómo me doy cuenta que mi vida está siendo cambiada? No es cuando siento un temblor y algo pasa en mi vida, no es así. ¿Sabe cómo me doy cuenta que estoy cambiando? es cuando logro reaccionar positiva o negativamente ante una circunstancia o una situación en mi vida, es así que medimos. Wow, reaccioné diferente, estoy cambiando.

En otra situación respondería a esa persona de una manera muy dura y hoy es diferente, estoy cambiando, Dios está actuando en mi vida. Wow mira, tenía antes problema con el diezmo, ahora tengo mi vida libre para donar para la Obra de Dios.

Wow antes tenía tendencia hacia las películas sucias, ahora no, ahora resguardo mi vida en Dios. Wow, tenía tendencias de mirar páginas de internet un poco dudosas, cosas no, ahora quiero mirar cosas que sean santas y que me lleven a un mejor compromiso con el Señor, estoy cambiando. Así es que nos damos cuenta que Dios nos está avivando personalmente.

Déjeme decir: al lado suyo puede ser que haya una persona en ese momento que está en llamas, que tiene su vida completamente avivada con el Señor. Aleluya Dios.

Después pregunta al Señor: "Señor: ¿son mis manos limpias, es mi corazón puro?" Si estás lo suficientemente desesperado por un avivamiento recibirás tu respuesta. El avivamiento abre camino a una auténtica santificación, el crecimiento y la gracia conforme a la imagen de Jesús.

¿Sabía que hay un tamaño espiritual, hay una altura espiritual? La Biblia dice en Efesios que ese tamaño espiritual es la medida y la estatura de Cristo Jesús, ese es el tamaño que debemos medir.

Y por último, algunas preguntas y consideraciones finales. ¿Quieres es el avivamiento? Yo les pregunto mis hermanos en esta mañana ¿quieres el avivamiento? ¿queremos que baje el Poder?

Segundo: ¿vas a experimentarlo? ¿qué vas a hacer para experimentar ese avivamiento? Si Dios te pregunta en este momento con voz audible: ¿Quieres el avivamiento Mi hijo, Mi hija, qué vas a responder?

Y si Él volviera a preguntar: Mi Hijo, Mi hija ¿estás dispuesto, estás dispuesta a sacrificar todo? Si Dios te preguntara en voz audible hoy ¿estás dispuesto o dispuesta a sacrificar todo? ¿qué responderías?

La otra pregunta que Dios podría preguntarte en esta mañana es: Mi hijo, Mi hija ¿cuándo quieres empezar? ¿cuándo vamos a empezar? Si le respondes al Señor: Señor yo quiero empezar hoy déjame decirte, hay unos cambios que necesitan ser hechos hoy, no mañana. Hoy.

Y si dijeras: Señor yo sí quiero un avivamiento. Señor yo anhelo un avivamiento, yo anhelo una plenitud Tuya en mi vida, yo quiero que comiences hoy en mi vida, ahora mismo Señor, empieces en mi corazón ¿así responderías si Dios te hiciera esas preguntas?

Una hermana me dijo hoy: Pastor, lo que vas a predicar hoy (ella no sabía el tema) es para mí y déjeme decirle, es para mí. Yo estoy sediento no por una idea, yo tengo sed no de una idea, no de un movimiento sino del Poder de Dios. ¿Cuántos desean el Poder de Dios en esta mañana?

Póngase de pie, yo quiero invitar al grupo de alabanza que venga aquí adelante. Sí Señor, los que estamos en pie delante de Ti somos los que decimos: Sí Señor, yo te necesito Señor, Espíritu Santo yo te necesito, derrama Señor Tu Poder, cambia Señor, cambia nuestras vidas, comienza hoy Señor un cambio desesperado en nuestras vidas.

Comience a orar ahí a donde está, sí, conversa con tu Papá. Cuéntale a Él lo que tú esperas que Él haga en ti, pero dile también: Señor hay algunas decisiones que yo tomo en esta mañana, algunas cosas que dependen de mí y yo me posiciono en esta mañana delante de Ti Señor para que Tú me ayudes a cambiar en áreas que necesitan ser cambiadas en mi vida, nómbrele al Señor. Dé nombre al pecado, no dé apellidos, dé nombre al pecado.

Dígale al Señor: aquí está mi pecado Señor, aquí están mis tendencias Señor, aquí están mis debilidades, cuénteselas al Señor. Él las conoce pero Él quiere que tú las cuentes para que Él entienda de que hay un profundo deseo en tu corazón de cambiar.

"Y necesitamos, y queremos Dios, avívanos, avívanos."

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato