Sermón 15 de marzo 2015: Cristo destruyó la inevitabilidad del poder diabólico que se deleita en deformar a los hijos de Dios

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: March 15, 2015
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Vamos al capítulo 13 de Lucas y quiero en esta mañana concluir esta parte de la serie mayor sobre salud espiritual, salud emocional y llevamos ya como saben muchos domingos en este tema, lo hemos enfocado de diferentes maneras enfocando sus diferentes componentes, las herramientas, los instrumentos que Dios nos provee para mantenernos saludables y sanos en medio de las crisis y las luchas, y las pérdidas de la vida.

En esta última sesión así en los últimos cuatro domingos hemos estado hablando acerca de esa dimensión de venir delante de Dios directamente, no ya usar de las herramientas conceptuales que provee la Palabra del Señor, de los principios de vida, pero entrando ya en esa dimensión de buscar la energía que viene de parte de Dios porque también hay momentos en que necesitamos simplemente que Dios nos toque con Su Gracia, que libere algo, que rompa algo, que ponga una chispa en nosotros que nos permita salir del atolladero en una forma sobrenatural e instantánea a veces, pero ciertamente como que Dios añada una nota de energía y de poder en nuestra vida.

Por eso es que hemos señalado la importancia de la oración como uno de esos principios fundamentales. Si uno no ora va a estar en debilidad, va a estar en deficiencia. Hemos hablado de que la oración debe ser algo que no solamente le pida al Señor específicamente por algo, por una intervención directa o por una cosa que necesitamos, sino que también la oración debe ser como un principio de vida que acompañe todos los momentos de nuestra vida

Tiene que haber oración en una forma como preventiva también, la oración como un respirar, la oración como una costumbre en la cual nos involucramos en todos los momentos de nuestra vida y que siempre estamos como presentándole al Señor nuestras necesidades, nuestras cargas, y también cuando hay momentos en que estamos batallando con algo específico pues también la oración ayuda a desatar el Poder y la energía de Dios que hace la diferencia, que suplementa nuestras propias debilidades y que las complementa con el Poder divino, así que la oración es importante.

Entonces después de eso pasamos a la guerra espiritual, es decir lo que se llama guerra espiritual. Mas bien yo podría decir que es como esa dimensión de la oración y de la vida del espíritu que toma en cuenta que, como dice el apóstol Pablo, "nuestra lucha no es contra sangre ni carne sino contra potestades", contra espíritus, contra huestes malignas que quieren hacer daño en nuestra vida, que quieren llenarnos de ansiedad y de autodesprecio y atarnos, y aprovechar los momentos débiles de nuestra circunstancia para meter ahí una semilla de neurosis, de duda, de temor, de ansiedad y de resentimiento a veces, y otras cosas, y explotar a veces los conflictos que están ya en la vida natural y atizarlos, y prenderlos más, y dividir una familia, dividir un matrimonio, llevar a alguien a matar a una persona o a suicidarse, porque quieren destruir, robar, matar, esa es su función.

Tenemos que estar conscientes de esa dimensión también de lucha con poderes que quieren destruirnos, que quieren hacernos tropezar, que quieren hacer difícil el camino de la vida. No es que vivamos obsesionados con eso ni tampoco que le achaquemos a los demonios todos los defectos y todos los problemas, y todas las luchas de la vida, pero sí en muchas ocasiones tendremos que dirigirnos a esa dimensión porque discerniremos que hay una dimensión, hay un componente espiritual que tiene que ser confrontado y atacado también con el poder y con la autoridad que tenemos como hijos de Dios.

Entonces hay un pasaje que espero poder tocarlo, aunque los principios que están dentro de él sí definivitamente vamos a alcanzarlos, Lucas capítulo 13, en el versículo 10 esta mujer encorvada que el Señor sanó en un día de reposo. Dice en el versículo 10 del capítulo 13 de Lucas: "Enseñaba Jesús en una sinagoga en el día de reposo" note que es en una iglesia, bueno, dedicada al judaísmo pero Jesús está allí ¿no? y esta mujer es una mujer piadosa, no se trata de una mujer pagana y corrupta sino de una mujer temerosa de Dios, "y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años" me imagino que yendo a esa sinagoga toda su vida, "que desde hacía dieciocho años tenía un espíritu de enfermedad" no dice allí que estaba enferma sino que tenía un espíritu de enfermedad; en este caso su enfermedad se debía a un espíritu demoníaco que estaba alojado en su vida en alguna manera, y la manera en que se manifestaba esta enfermedad y esta presencia demoníaca era que andaba encorvada, es decir andaba completamente doblada, su columna vertebral estaba y la hacía caminar totalmente encorvada.

"De manera que en ninguna forma se podía enderezar", estaba completamente doblada hacia abajo. "Y cuando Jesús la vió, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad" eso fue todo, cinco o seis palabras, qué bueno es cuando hay poder, uno no tiene que estar: "Oh Espíritu de Dios te invocamos, desciende" no. Las oraciones ungidas son oraciones a veces fulminantes y breves y al punto, y ¡boom! un disparo mortal al corazón de ese demonio.

"Mujer eres libre de tu enfermedad" ni siquiera se dirigió al demonio, simplemente dio una declaración, una Palabra, es interesante. Wow, ya me estoy metiendo en problemas porque es lo que pasa, vienen las asociaciones.

Hace años yo les hablaba acerca de ese sueño que tuve con el león de Judá y del hecho de que yo ví en este sueño tan impactante que cambió mi vida y nuestro ministerio, veía esos poderes demoníacos inmensos, poderosos posados sobre los rascacielos de la ciudad de Boston, era como una nube de espíritus demoníacos en forma de arañas venenosas.

Y digamos que estos son los edificios de Boston, aquí está encima esa nube de espíritus demoníacos, pero en esta parte así mirando en el firmamento a la izquierda de mi perspectiva había una cara de un león con unos ojos humanos muy poderosos. Pero a mí siempre me cautivó que en el sueño cuando yo miraba esa escena y yo veía a ese león mirando hacia esa escena de infestación demoníaca sobre la ciudad el león no decía nada, era sólo el rostro de hecho, pero no se movía, no decía nada, simplemente miraba, y yo entendí en el sueño que el sólo mirar sobre esa escena de infestación demoníaca ya constituía un acto de poder y de control. Lo que me decía era: Yo estoy en control. Yo estoy observando, Yo estoy gobernando sobre esto, Yo lo tengo sobre Mi mirada, pero era una mirada de autoridad y de poder total.

Y por eso yo en el sueño desde donde yo estaba dije tres veces, atravesando esos poderes que estaban encima de la ciudad, dije: Tú eres el Señor, Tú eres el Señor, Tú eres el Señor, declarando el Señorío de Cristo.

¿Por qué hago esa comparación? porque aquí el Señor simplemente dice: "Mujer, eres libre de tu enfermedad." Dio una Palabra, no se molestó en confrontar a los demonios, no dijo: Yo te reprendo, sal de ella, abandona el espacio, no, le dijo a la mujer: "Eres libre de tu enfermedad". El Señor no tiene que hacer mucho esfuerzo, el Señor está en control total de todas las cosas, Su Palabra tiene poder.

Ese es el poder que habita en nosotros hermanos. Dice la Biblia que el mismo poder que levantó a Cristo de los muertos habita en nosotros también. Y yo creo que en la vida cristiana con respecto a los poderes demoníacos que gobiernan y contaminan nuestra vida el problema no es pedirle al Señor tanto que nos dé poder como usar el poder que ya tenemos dentro de nosotros y creer que yo tengo autoridad sobre cualquier poder del diablo, él no tiene la palabra final, yo la tengo y vivir en esa confianza, esa seguridad ¿no?

"Mujer, eres libre de tu enfermedad; Y puso las manos sobre ella, y ella se enderezó luego, y glorificaba a Dios." Imagínese esa escena, me hubiera gustado tener el video en YouTube de ese momento.

Pero aquí viene como otra parte de la escena ¿no? dice: "Pero el principal de la sinagoga de que Jesús hubiera sanado en el día de reposo dijo a la gente:" un sangrigordo envidioso ¿no? ni come ni deja comer como decimos de la gatita de María Ramos, "seis días hay en que se debe trabajar, en estos pues venid y sed sanados y no en día de reposo. Entonces el Señor le respondió y le dijo: Hipócrita" se llenó la boca, "hipócrita" le dijo, "cada uno de vosotros ¿no desata su buey o su asno del pesebre y lo lleva a beber? y a esta hija de Abraham que Satanás había atado dieciocho años" queda claro que era una cuestión de contaminación demoníaca el caso de esta mujer, no era una enfermedad meramente biológica-física, no. Era: Satanás había atado dieciocho años.

"¿No se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo? Al decir Él estas cosas se avergonzaban todos sus adversarios, pero todo el pueblo se regocijaba por todas las cosas gloriosas hechas por Él" qué bello, gloria al Señor.

Entonces vemos que muchas veces en nuestra vida hay aflicciones, hay situaciones que parecen biológicas, que parecen de naturaleza circunstancial pero muchas veces tienen un componente demoníaco y a veces nosotros no lo discernimos y simplemente nos limitamos a buscar solución en el aspecto psiquiátrico, sociológico, psicológico, emocional, circunstancial, médico del problema, pero a veces ese problema necesita ser confrontado desde una perspectiva de los poderes que están detrás de ese síntoma. Qué bueno cuando Dios nos da discernimiento espiritual para poder saber, es muy sutil a veces la presencia del diablo y su intervención en la vida de los hijos de Dios.

Hace tiempo yo compartí con ustedes una pequeña historia personal donde yo les decía que, y esto fue en el contexto de oración, de la oración y la importancia de la oración, y de los cambios que opera en nuestra perspectiva y en nuestro ánimo inclusive, el traer nuestras necesidades y situaciones de aflicción delante del Señor. Yo les decía que yo iba a hacer un viaje de predicación a España, hace ya como un año y medio de eso o algo así, fue el verano antepasado, creo que fue el verano antepasado en junio ¿sí?

El caso es que el día antes de salir el sábado en la tarde yo estaba ocupadísimo tratando de todavía armar este retiro que yo iba a dirigir allá en España de una iglesia un fin de semana y otras iglesias que estaban unidas, y yo sabía que esto era algo de gran responsabilidad, esta gente me había invitado y había invertido dinero en esa invitación y todas estas cosas, y estaban esperando, claro, que la Palabra del Señor hiciera Su Obra, y me habían pedido que hablara acerca de salud emocional y sanidad emocional. Pero eran las tres o las cuatro de la tarde del sábado y yo todavía no tenía claro ni siquiera lo que iba a presentar allá e iban a ser varias las intervenciones que yo iba a hacer en el curso de un fin de semana largo, y tampoco había había preparado el sermón del domingo aquí que quería predicar e irme el domingo en la noche para no perder el domingo acá, y la maleta tampoco la había hecho, y ya usted sabe: comenzó la ansiedad a aumentarse y el sentido de como que: el tiempo se está pasando, y usted sabe que cuando usted se pone ansioso más ansioso se pone, menos resultado dan las cosas y más tiempo pierde, y menos puede reconciliar las ideas. La verdad estaba ahí incómodo acerca de todas las cosas, se me hizo una bola ahí de confusión y de necesidad.

Pero en un momento dado yo dije: ¿sabes qué? espérate, esto no es normal porque había tenido mucha dificultad en armar las ideas acerca de esto y sentía algo. Y ahí es donde yo quiero decir que, cuando yo hablé con ustedes antes hablé desde la perspectiva de oración pero no les dije otra dimensión de esa lucha porque la quería dejar para este tiempo, y fue que en ese momento también; yo sé que muchas veces en la vida de los siervos de Dios pero en la vida de todos nosotros, la intervención del diablo no tiene que ser a veces así como un demonio con un tridente y una colita ahí roja que se acerca a usted para confrontarlo, muchas veces la presencia del mal es algo general, es algo que está allí porque es parte de la condición de este mundo caído y nosotros también tenemos que discernir a veces cuándo algo, una situación en nuestra vida tiene como un componente de esa condición pecaminosa del mundo que se relata y se relaciona con los poderes del diablo y de las tinieblas.

Y yo entendí en mi espíritu que también había esa dimensión porque el enemigo muchas veces quiere confundirnos y él siempre está tratando de obstruir la Obra de Dios. Y cuando él puede meterle un problema, una dificultad a un siervo de Dios, a un hijo, una hija de Dios o simplemente contaminar su mente o meter una piedrita en su zapato él lo hace; si no le puede dar una pedrada en la cabeza le pone una piedrita en el zapato, pongámoslo así.

Y entonces yo discerní que esto, había una dimensión también, un componente espiritual en esta lucha que yo tenía, y me dirigí entonces en una forma directa y clara al enemigo también y reprendí a Satanás, y reprendí la ansiedad, y reprendí ese entorpecimiento de lo que yo tenía que hacer para servir al Señor, y me dirigí directamente porque usted puede hacer eso como parte de su higiene normal en la vida como yo decía; hay momentos en que hay algo en su vida y usted, no es que necesariamente hay un demonio allí específicamente, pero sí hay un principio de mal que obedece al poder de las tinieblas.

Yo no sé cómo es que el enemigo se manifiesta en todas las dimensiones de la vida pero muchas veces puede ser en formas muy indirectas así que yo me dirigí a ese poder también y lo reprendí, y lo frené, y entonces me fui a nuestra alcoba y me tendí en nuestra cama, oré al Señor, clamé, pedí la gracia y la paz del Señor y me quedé tranquilo ahí un rato. Y como les dije hermanos, cuando yo me levanté de la cama un tiempecito después, creo que descansé unos minutos también, cuando yo me levanté de allí, aún estaba en la cama ya sabía lo que iba a predicar. Bajé, armé la serie de enseñanzas que iba a dar, mi maleta la hice rapidísimamente, preparé el sermón del otro día y eso fue en cuestión como de una hora u hora y media, ya yo tenía todo listo y preparado.

Como que todo cambió, algo que rompió, algo que quebrantó. No solamente eso, que de esos sermones y esas ideas que me nacieron allí en ese momento nació toda esta serie de sermones que yo he estado predicando en estos últimos meses sobre salud emocional y espiritual. Qué glorioso y todo fue porque pude discernir esa dimensión de lucha espiritual y romper ese encerramiento que estaba en mi mente.

Quiero leerles un segmento de este libro que yo he estado escribiendo hace tiempo y que lo he dejado ahí pero que tiene que ver con esto también para que tengan una idea mayor de esto de la lucha espiritual: "El Reino de las tinieblas trata de explotar nuestras debilidades y nuestras experiencias negativas para llenarnos de amargura, complejos y circunstancias deformantes, y para neutralizarnos como siervos efectivos del Reino de Dios. En la cruz Cristo triunfó decididamente sobre los principados y las potestades que militan contra el bienestar de la raza humana. Colosenses 2:15 dice que: "En la cruz el Señor derrotó a los principados y las potestades, las exhibió públicamente, anuló el acta de los decretos que nos era contraria," las acusaciones del diablo, ningún hijo de Dios tiene que padecer por las acusaciones de Satanás, somos perdonados y libertados por Cristo Jesús."

"El Señor cumplió todo eso en la cruz del calvario, los exhibió públicamente y ganó una victoria definitiva para futuras generaciones. Desde ese tiempo en que Cristo murió en la cruz el poderío del mal quedó quebrantado como un poder irresistible." Hoy en día todo el que quiera resistir el mal a través de Cristo Jesús lo puede hacer porque ha sido libertado por Cristo. Los que quieren permanecer bajo el mal lo hacen, sea una sociedad, sea una ciudad, sea una familia, un hombre, pero el que quiere ser libre puede serlo ahora en Cristo Jesús. Algo poderoso se dió en el mundo, en el cosmos cuando Cristo murió en la cruz del calvario. Dice la Biblia que Cristo vino a deshacer las obras del diablo también.

"Cristo destruyó la inevitabilidad del poder diabólico que se deleita en deformar a los hijos de Dios pretendiendo deformar la marca de divinidad y grandeza que lleva todo ser humano" lo que quiere Satanás es borrar esa belleza que está en nosotros, esa chispa divina y llenarla de deformaciones para que se pierda ese toque divino que hay en cada uno de nosotros.

"Por medio del sacrificio de Cristo Jesús todo aquél que se ubica dentro del marco del Reino de Dios y de Cristo queda libre de la jurisdicción diabólica y entra bajo la administración de una nueva autoridad, un gobierno benévolo y amoroso cuyo único deseo es restaurar nuestra comunicación con el Creador y reestablecer el vínculo divino con esa fuente de energía divina que nos asegura una vida de plenitud, creatividad y poder."

La Biblia dice que nuestra vida ha sido transferida del reino de las tinieblas al Reino de la luz, ahora el que tiene el récord nuestro es Dios no Satanás. Si tú supieras lo que estoy diciendo estarías saltando allí y danzando encima de las sillas estas ahora mismo, hemos sido transferidos del Reino de las tinieblas al Reino de la luz dice la Palabra del Señor por medio del sacrificio de Cristo Jesús en la cruz del calvario.

"Cristo ha dicho en Su Palabra: "El ladrón no viene sino a matar, hurtar y destruir. Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia." Ese ladrón es Satanás quien encarna el principio del mal que se opone a todo lo que afirma la luz, la vida y el amor. El propósito de Dios al enviar a Jesús como Su embajador exclusivo al mundo es establecer un Reino de luz y verdad, un nuevo gobierno encaminado hacia la restauración de vida. Dios quiere que los propósitos originales que gobernaron Su Obra creativa en el acto de la creación allá en el Edén, que vuelvan a dirigir y a gobernar la vida humana.

Cristo se constituye en un transmisor de poder ilimitado desde el Trono de Dios hacia Su creación. Ese poder benévolo quiere darle vida a las naciones, erradicar la pobreza, la guerra y la opresión. Quiere hacer posibles todas las reformas y transformaciones en el ámbito humano que los grandes idealistas de todos los tiempos han dado su vida y talento para tratar de realizar. Cristo ha venido para que todo hombre y mujer alcance la plenitud de su potencial, que dejemos de vivir vidas tronchadas llenas de envidia por los logros de los demás, permitiéndonos vivir nuestro propio drama heróico, escalando nuestras propias montañas, realizando nuestros propios grandiosos sueños.

El propósito de Satanás, el gran destructor de vidas y de potencial es que ningún ser humano llegue a reflejar plenamente la imagen de Dios en su vida. La actividad incesante de los poderes del mal están consagradas a un solo propósito: impedir que un niño en una favela de Brasil o una aldea de África alimentando sueños de grandeza mientras cuida a sus hermanitos hambrientos logre educarse o alimentarse lo suficiente como para desarrollarse saludablemente y llegar a ser un hombre exitoso y de bendición para su comunidad.

El Reino de las tinieblas existe y se mueve como hemos dicho, solamente para matar, hurtar y destruir. Los poderes tenebrosos que ilegítimamente rigen este mundo identifican bien temprano a cada ser humano que tiene el potencial para desarrollarse y bendecir a la humanidad con sus dones, hacen todo lo que está a su alcance para tronchar sus sueños, para hacerlo tropezar en sus sueños de realización."

¿Sabe usted que el diablo por su sabiduría milenial identifica cuando un jovencito, un niño tiene potencial, tiene talento, tiene potencial de bendecir a su comunidad y trata preventivamente desde el inicio mismo de su vida de ponerle trabas, de destruirlo? eso es lo que hizo Satanás siempre. Trató de matar al niño Jesús a través de Herodes, al libertador Moisés también, siempre tratando de asesinar antes la vida de Dios en una persona, y a veces lo trata de hacer deformándonos preventivamente desde niños usando personas en nuestra vida, circunstancias para matar la chispa de Dios que está en nosotros y lleguemos a ser todo lo que Dios quiere que seamos.

"Pero en la nueva economía de Cristo que Él ha establecido Dios se asegura de que cada ser humano tenga la oportunidad de lograr su potencial" y eso te incluye a ti. "Dios iguala el terreno de la competencia y entonces nos toca a nosotros decidir libremente si vamos a aprovechar los recursos que Él ha hecho disponibles por medio de Su Hijo Jesucristo."

En un sentido muy real y profundo, el camino personal hacia el éxito, y podemos decir allí: hacia el éxito, hacia la salud emocional, hacia una vida plena, hacia una vida creativa donde estamos desarrollando siempre nuevas destrezas, creciendo, viviendo competentemente a pesar de las luchas naturales de la vida, ese camino personal hacia el éxito pleno siempre tendrá que comenzar con algún tipo de guerra espiritual, eso es importante. Siempre hay una dimensión de lucha espiritual en ese deseo del ser humano, tú y yo, de llegar a nuestro máximo potencial.

"Siempre habrán energías negativas en nosotros o alrededor de nosotros que tendrán que ser confrontadas y vencidas para que podamos emprender exitosamente la jornada hacia la superación personal y la realización de nuestras aspiraciones. Puede que sean hábitos y adicciones destructivas que son como cadenas y nos debilitan, y que nos hacen tropezar una y otra vez cuando emprendemos la marcha hacia nuestro destino. Podrá en otras ocasiones tratarse de complejos, de heridas, de dependencias y temores que nos frenan y atemorizan cuando contemplamos por primera vez el vasto territorio de desarrollo personal que se extiende delante de nosotros." Siempre que tú tratas de ir hacia un nivel más alto de tu vida vas a descubrir que hay sutiles obstáculos en tu camino, de tu pasado, gente, voces que tienes allí que te dicen: no, no lo puedes hacer.

Anoche mismo leí de una bailarina clásica en Holanda. Esta joven nació en un país de África y su papá fue asesinado por uno de esos grupos militares cuando ella tenía tres años. Su mamá murió de hambre porque la pusieron en una familia que no les daba nada de comer y murió de hambre, y esta niñita fue llevada a un campo de refugiados. A los 4 años dice que un día el viento sopló por en medio de los alambres del campo de refugiados una revista donde había la foto de una bella bailarina con su trajecito así de bailarina y su belleza de mujer así bien cuidada, bien atlética y enérgica, y cuando esa niñita que de hecho era poco atractiva y padecía de unas manchas blancas por una enfermedad que había padecido en su cuello y en sus manos, y que le decían que era extremadamente fea y que nadie la iba a adoptar a ella porque no la iban a querer de lo feita que era, el caso fue que una mujer de aquí de Estados Unidos, de New Jersey la adoptó, y ella cuando llegó a New Jersey sacó esa portada de esa revista de esa bailarina que tenía, la había guardado dice en su ropa interior todo este tiempo, y su mamá adoptiva la inscribió rápidamente en una academia de baile.

Y esta joven poco atractiva se convirtió en una tremenda bailarina que hoy en día es una de las bailarinas principales en el ballet real de Holanda, y es una celebridad porque escribió su historia en un libro y hoy en día dice que su problema es que tiene que batallar tanto con todas las agencias, revistas y gente que la llaman para que comparta su historia y que le ofrecen empleos de modelaje y de tantas diferentes cosas, ella está viviendo su sueño.

Esta muchachita que cuando se despertó a la idea de que ella podía vivir una vida creativa tenía voces que le decían que ella no podía, que era fea, su pobreza, su miseria, el país donde vivía, una sociedad opresiva, pero por la gracia del Señor pudo liberarse de todo eso y llegar a ser la mujer que hoy es.

Pero nosotros así somos en nuestra vida: cuando queremos hacer algo, conseguir un sueño, estudiar, ser algo mejor, mejorar en algún defecto que tenemos, alguna aflicción, el diablo siempre comienza a susurrar y las circunstancias de este mundo caído militan contra nosotros y esa es una parte demoníaca, hay una dimensión allí demoníaca en esa lucha ¿no?

"Puede que se trate de la voz distante y severa de un padre o una madre que nos marcó durante la niñez con un trato negligente o abusivo. Podrá involucrar el ambiente que nos rodea minado de sutiles frenos y cadenas, caracterizado por el fracaso y el estancamiento de nuestros compañeros de escuelo, vecinos y/o familiares. Constituye una voz sutil que nos anuncia desastre y derrota inminente si tomamos la espada en la mano y comenzamos a cortar la maleza que ahoga nuestras aspiraciones.

Todo eso hermanos constituye la inercia de un mundo caído separado de Dios donde los seres humanos somos frecuentemente deformados y atados temprano en la vida antes de que nuestra creatividad inherente florezca y se afirme dentro de nosotros. Y cuando nos despertamos a nuestras aspiraciones frecuentemente descubrimos que hay sutiles ataduras alrededor de nosotros. Como el Gulliver de la novela de Jhonathan Swift encontramos que nuestra jornada está limitada por una multitud de circunstancias y seres diminutos que nos inmovilizan y susurran que no se puede, que somos anormales, que estamos ofendiendo y desestabilizando el status quo con nuestras aspiraciones de realización personal."

¿Sabe usted? cuando muchas veces cuando la gente alrededor de nosotros, nuestros seres queridos u otros nos ven tratando de mejorar en algo comienzan de una vez, se sienten amenazados y comienzan a criticarnos: ¡ah que te estás poniendo fanático, mírate yendo a la Iglesia todos los domingos dándole tu dinero a esos corruptos allá en la Iglesia! etc. ¿no? Y a veces es una mamá, un papá, un amigo, un ser querido. ¿Ir a la universidad, pero si tú ni siquiera sabes hablar inglés muchacha? el diablo a veces usa esas voces negativas para tratar de aplastarnos y destruir la creatividad que está tratando de nacer en nosotros.

"El enemigo de nuestras almas se toma mucho tiempo urdiendo una red de negatividad alrededor de nosotros sumiéndonos en la impotencia, haciendo sumamente difícil la empresa de la autorealización. Parte de la batalla estriba en reconocer la verdadera naturaleza de esa lucha" escuche eso, "parte de la batalla estriba" o depende "de reconocer la verdadera naturaleza de esa lucha y acometerla con las armas apropiadas. Una guerra espiritual debe librarse con armas espirituales, con armas de oración y limpieza interior, de purificación personal, de renuncia a los intereses y dominios de las fuerzas del mal, de entrega total a un poder superior capaz de auspiciarnos, capacitarnos y protegernos durante el penoso ascenso hacia la grandeza personal.

Tienen que haber momentos de confesión, de reconocimiento de nuestros propios pecados y ataduras, de renuncia del poder de las tinieblas, de afirmación positiva de la Gracia de Dios que está en nosotros, de rechazo de las murmuraciones del diablo que nos dicen: no puedes, no debes, no tienes, no mereces, ahí es donde está el poder, ahí es donde está la capacidad, esas son las armas de la fe que nosotros usamos, la confesión de la verdad de Dios, la fe que cree que a pesar de las circunstancias Dios puede hacer grandes cosas en nosotros, el creerle a Dios que somos perdonados y que no tenemos que vivir bajo la condenación del diablo ni de los pecados que cometimos en el pasado, ya esos pecados están echados al fondo del mar y Dios ni se acuerda de ellos, y a veces nosotros estamos sacándolos ahí otra vez yendo con la barca ahí donde los echamos, sacarlos otra vez malolientes y meterlos a nuestra barca para que contaminen nuestra vida, eso es lo que el diablo quiere.

Dios quiere que vivamos libres, que confesemos lo que Él ha hecho en nuestra vida y que nos atrevamos en el Nombre de Jesús a emprender grandes cosas para Nombre de Él y gloria de Él. Cree que Dios, la atadura y la gravedad pecaminosa de este mundo no te pueden detener, tu nave puede salir al espacio y tú puedes emprender grandes cosas en el Nombre del Señor, y por eso debes librar tu guerra con esas armas.

En Efesios 6:11 y 12 el apóstol Pablo nos advierte: "Vestíos de toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las acechanzas del diablo, porque no tenemos lucha contra carne ni sangre sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo" mire qué lenguaje más judicial y espiritual, "contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes." No dejes que nadie jamás venga a correr ese pasaje y a echarle agua y diluirlo con pretensiones mentales e intelectuales, esos son poderes reales, son personales, son consciencias malignas, son seres que tienen intencionalidad y que son espíritus constituidos que se manifiestan al nivel colectivo y al nivel invididual pero esos espíritus siempre tendrán que obedecer a la misma iniciativa, esa Palabra de Cristo que dice: Mujer, eres sana de tu enfermedad, levántate, camina con autoridad.

"La Biblia nos advierte como vemos que "nuestra lucha no es contra sangre y carne" es decir contra personas y circunstancias humanas que nos ahoga y nos hacen tropezar, sino "contra principados y potestades", en otras palabras, contra entidades y procesos espirituales, contra todo un sistema vastamente superior a cualquier otra fuerza humana que ejerce su influencia dañina desde una dimensión más allá de este mundo y ese sistema se opone resueltamente a que alcancemos nuestra potencialidad, y que entremos en esa dimensión de vida abundante que Cristo ha declarado sobre nosotros.

Y por eso Pablo nos aconseja que nos vistamos de toda la armadura de Dios, porque nuestro enemigo requiere una armadura para protegernos. Para pelear efectivamente contra el mal que nos ata y limita necesitamos el poder del cielo, para vivir vidas realizadas requerimos de las armas de la luz. Necesitamos movilizar a favor nuestro un poder muy superior al de las tinieblas. Nuestra vida tiene que moverse bajo la bandera de un Reino capaz de neutralizar los sutiles ataques del Reino de las tinieblas y la muerte, del fracaso y del estancamiento personal. Requerimos el auspicio del cielo para que nuestra frágil barca surque los mares de la superación personal impelida por una brisa suave que la lleve hasta puerto seguro."

"Lucas 13" el pasaje que acabamos de leer "nos relata la historia de una mujer que durante 18 años había sido afligida por una enfermedad que la obligaba a caminar completamente encorvada. Al verla el Señor discernió que el verdadero origen de su enfermedad era un espíritu maligno que se manifestaba por medio de una deformación siniestra. Con una Palabra bondadosa y llena de poder Jesús la libertó de su enfermedad y la mujer quedó libre para proseguir con su vida normal.

El texto añade que cuando el oficial de la sinagoga donde la mujer había sido sanada vió el milagro, se quejó amargamente de que Jesús la hubiera sanado durante un día de reposo." Oye ¿por qué no me ayudas ahí, tienen una imagen de la mujer encorvada que puedan poner ahí para? ¿ya la había puesto antes? quizás no me había dado cuenta, estaba leyendo, ahí para que se me inspire la gente y se despierten un poquito (risas).

No, este oficial se queja amargamente. "Indirectamente acusó a Jesús de violar los estatutos de la ley judía" el sábado "y el Señor lo reprendió duramente poniendo en evidencia su hipocresía y su falta de misericordia. Este pasaje siempre me ha parecido extremadamente revelador en conexión con lo que estamos discutiendo.

La mujer encorvada representa toda una humanidad explotada y oprimida por las fuerzas del mal" ponga su nombre ahí, "viviendo una vida humillante, hasta que el poder de Cristo intervino en su vida sus días se escurrían bajo el signo oscuro de una enfermedad humillante. Al principio el predicamento de la mujer parecía de naturaleza puramente física y biológica. El mal que la convertía en un símbolo penoso de la impotencia y el fracaso parecía pertenecer al ámbito meramente humano biológico" pero si usted se fija el mal es muy simbólico y muy claro.

Esta mujer encorvada mirando siempre hacia abajo ¿no? Nosotros los seres humanos hemos sido creados para mirar hacia arriba. El diablo es muy cínico y muy sutil. Yo creo que él había hecho de esa mujer como un símbolo de no debes, no puedes, no debes tener aspiraciones, estás humillado. Esa mujer es un símbolo de esta humanidad que habita bajo el poder del mal y del pecado, y en muchos sentidos nosotros estamos en diferentes niveles de opresión.

Algunos estamos mirando totalmente hacia abajo, otros un poquito podemos a veces con los ojos, mirar alrededor un poquito, otros quizás un poco más, pero todos en un sentido u otro estamos doblados hasta cierto punto, todos llevamos ciertas marcas deformantes en nuestra vida. Cristo quiere que caminemos mirando hacia arriba con la gran esperanza de victoria y de bendición, y de vida, somos seres para surcar los aires no para estar ahí arrastrándonos como una serpiente todo por el suelo. Interesante que Dios condenó a Satanás, la serpiente a arrastrarse y a comer polvo todos los días de su vida porque ese es el símbolo del decaimiento y de la derrota, y por eso esta mujer estaba allí como de esa manera ¿no? y el Señor no pudo aguantar eso y la liberó.

"Detrás de esa aflicción médica había otro elemento mucho más siniestro, un espíritu demoníaco que se había alojado en su espina dorsal, una entidad siniestra la obligaba a vivir y caminar mirando hacia abajo, hacia la tierra en vez de estar libre para mirar hacia las alturas como Dios originalmente la había diseñado. Sólo Jesús pudo diagnosticar la verdadera naturaleza del sufrimiento de esa mujer, sólo Jesús pudo dar la Palabra que la dejó libre para proseguir con su destino.

La reacción del oficial de la sinagoga nos recuerda hermanos que nuestra batalla no concluye con una sola pelea o una sola confrontación. El mundo está poblado de numerosos agentes del mal que se indignarán cuando nos vean esforzarnos por salir del atolladero. Tendremos que pelear con muchos enemigos a lo largo del camino de la realización personal." Este es un proceso de vida. Toda tu vida tú vas a tener que pelear con este mundo caído deformante, toda tu vida, con tus propias ataduras, pecados, todos. Tú, yo, eso no termina cuando tú aceptas a Cristo o cuando Cristo te libertó de una enfermedad o de una adicción, o de una vida de abuso físico o de la miseria, no.

Toda tu vida tú vas a tener que andar con la espada en la mano, toda tu vida, porque tú nunca vas a poder desterrar el mal ciento por ciento en tu vida, este mundo está contaminado y siempre cuando termina un gigante viene otro y otro, pero qué bueno es que Cristo te va a dar la fortaleza y la vitalidad, y que tú vas a experimentar cada día más y más gozo, más y más fuerza, más sentido de suficiencia y de "yo puedo en el Nombre de Jesús porque vencí esa última batalla y la próxima también la voy a vencer, y voy a ser mejor cada día" créelo en el Nombre de Jesús.

Tú tienes una vida gloriosa delante de ti si le crees al Señor, si tan solo puedes quitar tu mirada de abajo y decir: ¡el Señor me ha hecho libre, espérate! y mirar hacia arriba, porque muchos de nosotros hemos sido liberados de esa columna doblada pero seguimos mirando hacia abajo, atrévete a creerle al Señor y mirar hacia arriba, y creer que Dios tiene grandes cosas para ti, no le temas al mundo ni a tus limitaciones.

No hay nada imposible para Dios, nada, ni la muerte, ni la vida, ni principados, ni potestades, ni ángeles, ni lo futuro, ni lo porvenir, nada, ni lo presente puede separarnos del amor de Dios que es en Cristo Jesús, "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" dice la Palabra del Señor.

"Tenemos que estar preparados para discernir la verdadera naturaleza de esas fuerzas contrarias. Tenemos que denunciar su verdadero origen satánico y proseguir con nuestros esfuerzos de liberación y de superación personal, no importa qué, de todas maneras, por medio del entendimiento que viene de conocer los principios del Espíritu y de la Palabra de Dios estaremos preparados para interpretar nuestra vivencia diaria espiritualmente y podremos usar toda la armadura de Dios para lograr nuestros sueños."

Que el Señor te bendiga y que la Palabra de Dios te inspire en esta mañana y te infunda esperanza y gozo, y ese sentido de que todo es posible con Cristo Jesús ¿amén? Si tan solo creemos todo es posible hermanos. Si tú tienes el Poder de Dios en tu vida, si Cristo ha dado Su Palabra de libertad Él puede hacer cualquier cosa en ti, no dejes que tu pasado, tus orígenes pobres, los padres que no te afirmaron, tus primeros pasos académicos te cancelen tu aspiración, tú puedes hacer grandes cosas todavía.

Tú puedes educarte, ahí en tu casa puedes aprender muchas cosas, puedes salir de la depresión, puedes liberarte de los malos recuerdos de un matrimonio fallido o de una enfermedad a largo plazo. Hermano el límite es tu capacidad para creer ¿sabes? porque Cristo no tiene límites para nosotros francamente, Él quiere que lleguemos a las alturas más grandes de nuestra vida.

Emprende cosas nuevas hermano, atrévete a lanzarte al camino de la grandeza personal ¿no? no te dejes limitar por lo que pasó hace cinco años o tres años. No dejes que las pérdidas del pasado limiten tu presente o tu futuro, la buena Voluntad de Dios está contigo en tu vida, créelo.

Bajemos nuestras cabezas ahora mismo, vamos a bajar la música un poquito porque quiero simplemente, está bien, sigan como un trasfondo allí simplemente, pero yo quiero que en esta mañana, en la medida en que Dios ha hablado a tu corazón tú tomes un pedacito de esa Palabra que ha sido declarada.

Si algo te ha tocado, si la energía positiva y la promesa que hemos levantado en esta mañana te ha alcanzado recibe eso, agárralo, esta verdad de que Dios está contigo y está a tu favor, de que Él sabe los buenos propósitos que tiene, los pensamientos de bien y no de mal para tu vida, de que Él te ha dotado dice "con toda bendición espiritual en los lugares celestiales", de que ninguna cosa de este mundo te podrá hacer daño sino que todo lo contrario, tendrás autoridad sobre serpientes, escorpiones, sobre los poderes del diablo, sobre las circunstancias que te aquejan, sobre las aflicciones que te atormentan, sobre las ataduras que tienes. Dios te quiere dar libertad de todas esas cosas dependiendo de tu capacidad para creerle al Señor.

En esta mañana te invito, ahora mismo, hazlo conmigo porque yo lo hago continuamente, y repite ahí en tu corazón: Padre abrazo la libertad que Tú has hecho posible a través de Cristo Jesús. Declaro que Satanás está derrotado no solamente en la cruz sino también en mi vida por la victoria de Cristo, y él no tiene poder para encadenarme, para atormentarme, para acusarme, para detenerme, Tú me has hecho libre en Cristo Jesús y todo lo puedo en Cristo que me fortalece, todo es posible en el Poder de Cristo en mi vida.

Renuncio al pesimismo, renuncio al derrotismo, renuncio al "no puedo" y confieso que soy capaz de hacer cosas increíbles por el Poder de Cristo en mí. Tú das fuerza al cansado, Tú multiplicas las fuerzas Señor al que no tiene ningunas, los que confían en Ti tendrán nuevas fuerzas y yo tendré nuevas fuerzas.

En esta mañana recibo Tu Poder Padre para levantar alas como las águilas, para correr sin cansarme, para caminar sin fatigarme, recibo doble porción de Tu Gracia esta mañana, recibo mi sanidad, confieso que soy libre por el Poder de Cristo en mi vida. Corto toda relación con Satanás y con las fuerzas del mal. Renuncio al pecado, renuncio al infierno, renuncio a Satanás y abrazo al Reino de la luz. Me declaro propiedad de Tu Reino Señor y recibo todas las buenas cosas que tienes para mí, para mis hijos, para mis descendientes, para mi casa, para mi ciudad, para mi Iglesia, para mi cuerpo, para mis finanzas, para mis emociones, para mi mente, recibo Tu sanidad, Tu medicina dentro de mí Señor Jesús, soy libre y abrazo esa libertad que Tú me has dado Señor.

Cada día límpiame más y más y úsame para Tu Gloria, soy un instrumento en Tus Manos, un instrumento de vida y de luz, y Tu luz habitará siempre en mi camino y me llevará a nuevas alturas. Gracias Señor, te adoro, gracias Padre, recibo Tu bendición en esta mañana en el Nombre de Jesús. Y el pueblo de Dios dice: amén, gloria al Nombre del Señor, aleluya, somos libres en Cristo Jesús, somos libres en Cristo Jesús.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato