Sermón 18 de enero 2015: La oración tiene que ser algo continuo en la vida

A propósito de Sermones
[Emanuela]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: January 18, 2015
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Quiero comenzar este sermón y quiero invitar a Manuela a que pase por aquí un momentito y comparta con nosotros un testimonio tan lindo que me bendijo esta mañana de esta joven preciosa, y yo creo que usted va a ser bendecido. Y está muy bien con el tema que yo quiero predicar que es la oración y su importancia, el tener vidas saludables y crecer en el Señor, y ser sanados de nuestras heridas, muy bello lo que le ha pasado a Daniel, ahí a, welcome, are you okay? yeah, you'll do fine; es una antesala a lo que yo quiero predicar de la importancia de la oración para romper ataduras en nuestras vidas, so gracias por estar acá y ¿quieres que te ayude or are you okay?

Manuela: La gloria sea para Dios, Dios les bendiga, buenos días, mi nombre es Manuela, soy colombiana y quiero compartir con ustedes el testimonio de vida tan grande que Dios ha hecho en mi vida.

Pastor Roberto: ¿la pueden oír bien todos? un poquito más alto, se oye bien pero si puedes louder mejor todavía.

Manuela: Yo siempre desde muy pequeña fui una niña de mucha oración, Dios se me presentó en mi vida desde que yo tenía tres años y me mostró la obra y la misión que tenía para mí, y yo di un testimonio de que yo nunca en mi vida me, ni mi vida, ni mis hijos, ni los hijos de mis hijos, ni mi generación jamás iban a disfrazar ni a hacerle obra al diablo.

Y cuando mi familia se separó y dejamos entrar al enemigo en mi hogar yo me disfracé, y desde ahí yo empecé a tener una atracción por las mujeres, entró a mi vida un espíritu homosexual, y esto fue cogiendo tal ventaja que yo quería ya ser un hombre, y en mi casa había un espejo en el que yo me veía como un hombre y eso mi mamá no lo sabía

Pastor Roberto: ¿Te veías realmente como un hombre?

Manuela: Ajá, como un hombre y yo quería ser un hombre. Y mi mamá el miércoles, a mí me dieron mucho apoyo en el colegio, yo quería cambiarme el nombre y en el colegio me dieron apoyo, que eso era normal, que todo está muy bien, y mi mamá nunca me dió ese apoyo que yo quería, entonces yo me iba como en contra de ella y teníamos muchas peleas.

El miércoles en la noche nosotras llevamos toda la tarde hablando de cómo había sido mi vida espiritual, de cómo el Señor se había mostrado en mi vida, y Dios fue preparando el terreno de una manera tan hermosa que llegó el momento en que mi mamá tocó el espejo y dijo: diablo mentiroso te reprendo en este instante y yo sentí que algo empezó a salir de mí, y desde abajo me estaba ahogando, y mi mamá empezó a hablar en lenguas, y yo ahora en este momento Dios me liberó y tengo una misión muy grande en mi vida, y es ayudar a muchas almas a salir de esto. La gloria sea para Dios.

Pastor Roberto: ¿Y eso se dió esta semana?

Manuela: Sí esta semana. Sí, yo me sentía muy vacía como sin alma, como si me tuvieran el alma cerrada, aplazada y ahora soy de nuevo yo, y la gloria a Dios por eso.

Pastor Roberto: Dime un poquito más acerca de ese momento y da un poquito más de detalle acerca de lo que tú sentiste y experimentaste en ese momento.

Manuela: Ví a Dios cuando era muy pequeña, estábamos mi mamá y yo solas en la casa, y fue ese momento como igual, nosotras dos estábamos solas y estábamos hablando y hablando, y hablando, y mi mamá dijo que para yo verme en el espejo, dijo lo que ella no sabía, que para yo verme en el espejo como un hombre cuando yo era tan mujer, dijo: diablo mentiroso, y yo empecé a sentir un espíritu que estaba saliendo de mí, y no era como doloroso sino que antes yo sentí como que me estaba liberando, una sensación, fue algo impresionante, y yo ahora me siento muy bien, muy feliz, me siento llena, me siento que Dios me respalda y está conmigo. Yo quería cambiarme el nombre y ahora no, yo tengo muy claro que soy yo, mi nombre significa Dios está con nosotros

Pastor Roberto: Manuela, Emmanuel, amén

Manuela: Y la gloria sea para Dios

Pastor Roberto: Y mientras tú estabas en ese estilo de vida, ¿tú en algún momento lo identificaste en algún momento como que era algo diabólico, espiritual o que venía del enemigo?

Manuela: Mi mamá sí me decía mucho que había un espíritu de homosexualismo como lo había de prostitución, de muerte y de muchas cosas, pero yo la verdad como era muy cerrada y yo defendía que así era yo, que así me sentía, que me había encontrado y no era verdad, el diablo me estaba engañando y en ningún momento sentí. ¿Por qué digo que yo no busqué como que Dios me sanara? o así como que, mi consciencia lo sabía pero es como que el resto de mí pensaba que yo era así entonces nunca pensé que era verdad que era un espíritu hasta que yo fui testiga de eso y Dios hizo esa obra en mi vida

Pastor Roberto: ¿Y desde que tú, desde qué edad más o menos sentiste esta atracción hacia el mismo sexo?

Manuela: Como desde el principio de mis trece años después de que yo me disfracé a los 12

Pastor Roberto: ¿Te disfrazaste en qué sentido, qué tú quieres decir con que te disfrazaste?

Manuela: Yo me disfracé de zombie, de muerta después de que yo había roto la promesa con Dios de que ni mis hijos ni las generaciones mías se iban a disfrazar y yo le pedí perdón a Dios por eso

Pastor Roberto: Y ese disfrazarte ¿fue de Halloween o simplemente tú lo hiciste?

Manuela: Sí

Pastor Roberto: Fue en Halloween. Esa es una de las cosas acerca de la opresión demoníaca y un día voy a volver a hablar, yo he dado clases sobre eso antes, sermones, pero esto es una de las cosas, a veces nosotros jugamos con estas cuestiones creyendo que no tienen ningún tipo de implicaciones. Nuestros hijos se disfrazan de estas cosas, nosotros mismos vamos a

Manuela: La sociedad lo hace ver tan normal

Pastor Roberto: yeah, vamos donde un gitano un día porque estamos por ahí en un parque de diversiones o pasamos por una calle y para divertirnos lo hacemos o consultamos el horóscopo, o consultamos la tabla de ouija, alguien que nos lee la taza y por eso de divertirnos, vamos a donde un brujo por simplemente lo que sea; todas esas cosas pueden ser portales hacia la posesión demoníaca y nosotros jamás debemos practicar esas cosas porque tienen poder. No necesariamente todo el que hace algo así como leer el horóscopo regularmente.

A mí a veces me han preguntado: Pastor ¿de qué signo es usted? yo le digo: bueno soy del signo de la cruz, pero tenemos que tener cuidado, hay cristianos ignorantes acerca de esas cosas. Nosotros no podemos jamás jugar con esas cosas y tú hiciste eso, y como tú habías hecho un pacto con Dios eso entonces tenía un poder espiritual muy grande y un simbolismo muy fuerte, y entonces pues ahí, es así.

Y me interesa esto: ¿quiénes te decían que esto estaba bien, en la escuela te decían que?

Manuela: Pues todos en el colegio me apoyaron, la trabajadora social, los profesores que si yo quería llamarme Manuel y que me dieran el pronombre "el" y que eso era normal, que si así me sentía y me defendían, y me daban todo el apoyo

Pastor Roberto: Uh huh, ya, es una de las cosas más terribles, hoy en día estamos apoyando y fortaleciendo a los jóvenes en sus luchas, ¿tú eres la mamá de Manuela? sí, tienes todo el derecho así que vamos a ver una cosita más acá, sí, okay.

Mamá de Manuela: Muy buenos días. Hermanos, yo creo que fue doble milagro ese miércoles que recibimos la bendición de que Dios retirara ese espíritu de homosexualismo de mi hija. Nosotros conocimos de Dios hace muchos años atrás, recibimos la Palabra del nuevo nacimiento, recibimos demasiada Palabra y conocimiento en ese tiempo que estuvimos con el Señor, yo ví la gloria de Dios, yo toqué Su Mano cuando estaba en mi lecho de muerte, Dios nos levantó y me levantó de entre los muertos, y aún así decidí menospreciar Su sangre, Su sacrificio y me eché para atrás después de ver Su gloria, Su misericordia en cada uno de mis hijos. Mis hijos recibieron Palabra y promesa de Dios.

Manuela recibió una Palabra de ser profeta porque desde que era una niña expresaba una cantidad de cosas que yo sabía que ella no tenía conocimiento de la Palabra. Cuando Dios se le presentó en su vida ella lo describió como dice Apocalipsis, yo no sabía en esa época porque no tenía conocimiento de la Palabra. Cuando ya yo entré a los pies de Cristo y empezó a revelarme cómo era el Señor yo recordé ese momento cuando Manuela lo describió y ahí fue donde comprendí lo que Dios iba a hacer en ella, y obviamente se la entregué porque solamente yo soy un instrumento en la vida de ella.

Cuando ella empezó con el espíritu de homosexualismo yo sabía que era un espíritu de homosexualismo pero la que empezó a venir a la Iglesia fue ella, no yo. La que empezó a animarse y muchas veces yo salía del trabajo cansada, y aún se levantaba y venía aquí. Pero yo la veía a ella orando, llorando, y sabía que ella no era feliz porque a pesar de que yo la complacía comprándole ropa de hombre y yo decidí amarla y apoyarla en su proceso aunque yo sabía que no era natural porque Dios no se equivoca con el sexo que nos da, y desde que estamos en el vientre Él sabe cómo nos vamos a llamar y cómo quiere que nos llamemos, y para qué quiere que estemos en este mundo.

Yo sabía que no era ella la que estaba actuando pero yo sabía que yo sabía que yo no tenía autoridad para levantar mi voz ante Dios y clamar un milagro en su vida porque la que primero echó hacia atrás fui yo. Como tutora, como responsable de su vida la abandoné, dejé de orar por ella, por mis hijos y por mi misma alma.

Cuando yo venía acá yo recordaba, para mí era una tortura venir a este lugar, esta es mi tercera venida porque Dios me dió muchos dones y entre ellos el Dios de la oración pero mi boca era sellada a la hora de clamar, a la hora de orar porque yo sentía que era tanto lo que yo dejé que volviera a entrar a mi vida, lo que Dios limpió yo me fui y me empantané solita nuevamente.

Yo miraba a mi hija con una pesadez, con una cruz a cuestas súper pesada y yo sentía que ella no era feliz, pero ese día empezamos a recordar, a recordar todo lo que Dios había hecho en su vida pero Dios también estaba hablando a la mía. Y cuando recordábamos cómo Dios obraba paso a paso y cómo nos fue limpiando con esa delicadeza, con esa misericordia en ese tiempo que nosotros estábamos, el día que yo permití que mi hija se disfrazara, que le celebré, nosotros ya nos habíamos apartado ese día de la Iglesia, pero ese mismo día nos encontramos con los Pastores y nos les escondimos, y yo le dije a mi hija ese miércoles: porque el pecado es cobarde, porque ya habíamos recibido una Palabra en nuestras vidas y aún así la dejamos perder y la dejamos olvidar.

Todo eso lo empezamos a recordar ese día, yo no sabía que mi hija tenía ese nombre que decía: Dios está con nosotros, pero ese momento Dios empezó también a hablarme a mi vida, cuando Manuela llegaba todo mundo decía: es una bendición, es una bendición, Manuela es una bendición. No era Manuela, es Dios que estaba con ella y cuando Dios está con uno uno es una bendición porque la gloria es de Él, no somos nosotros, nosotros somos simplemente instrumentos.

Yo no pensé que Dios en ese día me iba a usar a mí, y menos a mí. Cuando estábamos hablando yo le dije a Manuela: ¿por qué yo traje esta Biblia, desde Colombia la cargué, cuando nosotras ni siquiera la habíamos vuelto a abrir? Cuando yo me vine a este país digamos que yo me vine viendo acá la oportunidad de ser libre como yo quería ser sin recordar mi pasado atrás, porque yo se lo dije a Dios: o fría o caliente, Tú eres el que calienta pero también eres el que enfría, tibia no, entonces tomé la decisión de ser fría, pero siempre le he dicho: Señor salva mi alma, no permitas que yo me vaya de este mundo sin que Tú salves mi alma, haz Tu Obra en mi vida y termínala.

Y en ese momento en que yo le mencioné a mi hija la Biblia ella me dijo: mamá yo ya leí la Palabra del homosexualismo en la Biblia

Pastor Roberto: ¿qué fue lo que tú dijiste ahora mismo, que tú dijiste?

Manuela: Cuando ella dijo lo de la Biblia que ella había traído aquí que la trajo para algo porque ni siquiera la había abierto yo le dije: mamá, yo sí la abrí, yo busqué en la Palabra de Dios donde decía lo del homosexualismo y salió eso de mí, yo ahora soy libre.

Pastor Roberto: Muy bien, amén. Continúa hermana

Mamá de Manuela: Cuando ella me dijo: mamá yo ya la leí y leí lo del homosexualismo yo sentí que algo corrió en mí, me timbró, me sacudió porque mi hija había hecho lo que yo tenía que haberle hecho unos días atrás o unos meses atrás. Y empecé; sé que no fui yo, fue Dios quien puso palabras en mi boca, fue el Espíritu de Dios que habló a través de mí.

Y empecé a hablarle y a hablarle, y de un momento a otro toqué el espejo, y yo le dije: Manuela no es normal que tú te mires en el espejo como un hombre siendo una mujer. Y en el momento toqué el espejo y sólo sentí la necesidad de reprender, y yo dije: diablo mentiroso te reprendo en el Nombre de Jesús, pero yo estaba reprendiendo el espejo en ese momento. Lo que yo no sabía era lo que Dios iba a hacer.

Porque cuando yo miré a mi hija la miré cómo ya el espíritu estaba saliéndole, yo sentí miedo. Antes yo no sentía miedo, yo sentía que era Dios quien hacía la obra y Él nos mandó y a sacar demonios, simplemente nosotros obedecemos porque es una Palabra de Dios. Uno no lo saca, es en el Nombre de Jesús que tiene que salir.

Y en el momento lo recordé, recordé esa Palabra y yo era quieta pero me fui hacia ella y le dije: la tienes que dejar en el Nombre de Jesús, espíritu de homosexualismo, la dejas ahora mismo, cómo ella fue libre y cómo Dios nuevamente me utilizó. Y ahí fue donde comencé a recordar cómo la misericordia de Dios es tan grande, tan maravillosa que Él mira y traspasa lo que el ser humano no puede hacer.

Pastor Roberto: Antes que continues ¿qué fue lo que tú viste en ella, qué reacción tuvo ella cuando tú dijiste esa Palabra?

Mamá de Manuela: Ella empezó a ahogarse y a gritar muy fuerte, y a tocarse el pecho, era como si se estuviera ahogando

Manuela: Yo sentí cuando mi mamá empezó a orar en lenguas y terminó yo sentí como que me desgarró, yo sentí que me subió y me estaba como ahogando aquí en el pecho y sentí cuando después se desgarró de mí, se fue

Mamá de Manuela: Cuando una persona le sirve al enemigo, no menciona la Palabra de Jesús o, tengo entendido, cuando ella fue libre yo le dije: declara que eres libre en el Nombre de Jesús, confiesa que eres libre a partir de ahora en el Nombre de Jesús y ella empezó a confesarlo, y empezamos a darle la gloria a Dios en ese momento, oramos, oramos hasta la 1 de la mañana y le empezamos a dar la gloria a Dios porque Él nuevamente se manifiesta en mi vida y en mi hogar. Y lo único que yo tengo más que claro es que las promesas de Dios Él las cumple y lo que Él nos regala es para siempre, y nosotros por más que nos escondamos.

Yo vine a este país hermanos escondiéndome porque yo sé y yo no puedo negar mi corazón, yo me vine escondiéndome de un pasado cuando no me puedo esconder debajo de las piedras, porque ¿quién puede esconderse de la Presencia de Dios? nadie. Aún así me trajo acá y empezó a seguir mostrándote Su gloria, y con eso me dijo: no hay mundo que te llene y te satisfaga como yo.

Entonces lo que el Pastor dijo: no seamos domingueros, en serio, yo era una dominguera y realmente sé que tengo la capacidad, el conocimiento para hablar y expresar porque Dios no nos da el conocimiento para nosotros mismos sino para ser discípulos y que salgamos a predicar, y a dar testimonio de que en pleno 2015 Él se sigue manifestando en nuestras vidas, Él sigue mostrando Su gloria, Su Poder porque es que Él es por los siglos de los siglos, y Su Palabra nunca va a pasar. Cielo y tierra pasarán pero Su Palabra no y aquí la seguimos viendo latentemente en nuestras vidas, y yo le doy gloria a Dios plenamente, gracias Irene por invitarnos a este lugar porque aquí está la Presencia de Dios, porque aquí hay temor de Dios y porque aquí se va a seguir, este 2015 es un 2015 de mucha bendición y vamos a seguir viendo la gloria de Dios y aquí estoy para servirle y para seguir siendo su servidora.

Pastor Roberto: Gracias hermana, palabras muy enriquecedoras, no se vayan, vamos a orar por ¿cuál es tu nombre? Paola, Paola y Manuela, amén. Qué bendición, ¿hemos sido bendecidos o no por ese testimonio? Tienes una unción muy linda, muy especial del Señor, evidentemente hay un llamado sobre tu vida, tus palabras suenan con autoridad y con elocuencia así que no desperdicies ese don, renuévalo ahora y creo que tu confesión pública tan generosa, tan dispuesta Dios la valora mucho y es una confesión libertadora también.

Y le dije a Manuela cuando compartió su testimonio esta mañana conmigo: permíteme verte con el traje más lindo y más femenino que puedas conseguir y vamos a celebrar eso porque, eso es una manera de uno manifestar su nuevo estado y es una declaración profética al diablo y a uno mismo también, su propia mente de que yo ahora tengo esa identidad femenina dentro de mí, entonces síguela fortaleciendo y Dios te seguirá sanando de recuerdos y otras cosas, y recuerda que el enemigo siempre está buscando tratar de volver a, pero tú renuncia y reprende en el Nombre de Jesús y párate sobre lo que Dios ha hecho, y ayuda a otros a salir un día, con tu testimonio, de esa situación que es tan cautivadora, tan terrible y que está haciendo tanto estrago entre nuestros jóvenes, y se tú usada como un instrumento de Dios, una profetiza del Señor para hablar a esta sociedad.

Padre: bendigo a Manuela, bendigo a Paola, en el Nombre de Jesús sello lo que Tú has hecho en su vida Padre, y diablo te notificamos delante del pueblo de Dios, tú no tienes poder sobre Manuela. Rechazamos todas tus ardides y tus seducciones, tus tentaciones, tus mensajes subliminales, tus reclamos falsos de autoridad sobre ella, esta joven pertenece al Reino de Dios y la sello con el Espíritu Santo, con la cruz de Cristo que está frente a ella y sobre ella, el Nombre poderoso de Cristo Jesús.

Y Padre lo que Tú has hecho confírmalo y en el Nombre de Jesús cancelamos toda estrategia que quiera tratar de subvertir lo que Tú has hecho, en el Nombre de Cristo declaro confusión, neutralización con respecto al reino de las tinieblas y la vida de Manuela, séllala Padre e inúndala con ese espíritu de femineidad y de identidad sana Señor conforme a lo que Tú la has creado para ser, la bendigo y la sano. Sus emociones, su cuerpo, toda la neurología Señor de ella, su cerebro mismo, la cablería de su cerebro Padre, la ordenamos que se reconfigure Padre conforme a los patrones de Tu Palabra y de Tu Espíritu Señor, y la sello, y hazla una abundante portadora de la Palabra de liberación Padre.

Su madre también la bendigo, sánala en el Nombre de Jesús, quema todo lo que no sea tuyo Padre, reordena sus pensamientos Señor y alíneala con los principios de Tu Reino y de Tu Palabra. Yo bendigo esta casa y cancelo toda maldición y toda obra del diablo en ese espacio donde ellas habitan Padre, su pasado, su presente y su futuro Señor, que sea regido todo por Tu Palabra y gracias porque Tú le sacas provecho a todas las cosas que el diablo quiere hacer Padre, Tú las tornas para vida en abundancia.

Bendigo a Tu hija Señor y a su madre también y las bendecimos, y las sellamos en el Nombre de Jesús, en el Nombre de Jesús. Y nosotros decimos: amén, gloria a Dios. Dios me les bendiga, wow, qué bendición.

Si yo fuera un hombre sabio los despediría ya para que se fueran a la casa, eso valió oro. Me pregunto: yo sé que es difícil por la cuestión de la tecnología porque se toma un par de días ¿habría alguna manera de mostrarlo en el segundo servicio? or is it too early? ¿se podría editar de alguna forma o ponerlo para el segundo servicio? Mira Brad: would it be possible at all to record, to show this on the second service? it would be such an extraordinary thing, I really would like to show it to the second service as well, thank you.

Bueno si se quieren quedar y con esa misma elocuencia y esa misma unción así va a ser. Bueno amén, ahí comiencen ya a ser evangelistas del Reino de Dios, yo sé que eso es. Qué importante es tener iglesias fuertes que no trafiquen con esas mentiras del diablo y qué importante es invitar a gente a venir a la Iglesia, qué importante es usar las armas del espíritu, eso es tremendo, muy bello y tenemos que ser más atrevidos y más claros que nunca para liberar a toda esta gente. Yo sé que Dios tiene un propósito en esto y nos va a ayudar a ser un instrumento en esa dirección pero qué ilustrativo es esto de muchas cosas que venimos diciendo.

Y yo quiero simplemente abundar sobre lo que ellas ya han iniciado. Yo espero que en el próximo sermón voy a hablar de la guerra espiritual específicamente y qué rol juega la guerra espiritual en la sanidad de nuestras emociones, y cómo muchas veces nuestras ataduras y luchas emocionales, y las circunstancias contra las cuales muchas veces batallamos tienen a veces y en muchas ocasiones un origen demoníaco.

No toda homosexualidad tiene origen demoníaco aunque en última instancia sabemos que es el imperio de las tinieblas que origina todo el pecado que hay en el mundo y el diablo siempre le saca provecho. Uno de los orígenes de la homosexualidad puede ser demoníaco directamente, un espíritu de homosexualidad en una persona pero también puede venir de otras cosas: de un pasado traumático, de una madre posesiva, de un padre distante y abusivo, de una experiencia en la niñez de parte de un adulto que nos inició en los placeres homosexuales y entonces nos quedamos cautivos en eso.

Puede venir de algún trauma familiar, puede venir a veces de la influencia de un profesor o de alguien que respetamos y que nos inicia en una práctica homosexual, puede venir de baja autoestima; la homosexualidad hoy en día le está ofreciendo a muchos jóvenes la oportunidad de pertenecer a algo que es muy, hoy en día casi la gente celebra, el homosexual es interesante, es intrigante, es diferente y hay una comunidad muy fuerte hoy en día que se identifica con la homosexualidad y entonces provee instantáneamente una comunidad a jóvenes que están solitarios y que están dispuestos a experimentar con cualquier cosa, y caen en eso.

Hay muchas maneras en que la homosexualidad puede entrar a la vida de una persona, la demonización es una de ellas pero sabemos que hay muchas maneras de hacerlo ¿no? Ahora, en última instancia sabemos que el diablo es el que está dirigiendo eso y tenemos que ser sabios para entender todas estas cosas para poder hablarle a esta generación en una forma compleja y abarcadora de los elementos que componen un comportamiento homosexual porque hay diferentes orígenes y hay diferentes maneras de luchar, pero definitivamente uno de ellos es la parte demoníaca y el diablo muchas veces toma a niños desde el vientre de su madre inclusive para poseerlos y para, y son terribles esas cosas porque son gente muy noble, muy decente, muy artísticamente dotados muchas veces pero tienen una influencia demoníaca en sus vidas, la liberación es una de las maneras de desatarlos de esas ataduras.

Pero bueno, yo voy a hablar un poco acerca de eso en la próxima o cuando me toque de nuevo porque quiero iniciar esto, porque oración y guerra espiritual están relacionados pero son dos cosas diferentes. Muchas veces la oración no tiene que ser contra el diablo directamente sino directamente a Dios, pero la oración es algo más general ¿no? es una práctica cristiana que no tiene que ver necesariamente con guerra espiritual.

Toda guerra espiritual involucra oración pero no toda oración involucra guerra espiritual si me doy a entender, son dos cosas diferentes pero necesarias. Si nosotros queremos vivir vidas saludables, si queremos sanarnos de nuestras heridas, si queremos batallar con recuerdos del pasado que nos afligen, si queremos romper ataduras emocionales y mentales, dependencias, fantasías, diferentes cosas que nos cautivan y nos mantienen atados a prácticas que sabemos que no son de Dios y queremos resistir pero no podemos.

Puede ayudar ir a un psicólogo cristiano o un psicólogo que sea temeroso de Dios, puede ayudar a oír un sermón, puede ayudar a hacer una lectura espiritual que se relacione con nuestro problema pero no hay nada como ir directamente al Trono de Dios y pedir socorro de parte de Dios para batallar con las cosas que nosotros estamos peleando en nuestra vida, la oración es absolutamente esencial.

Lo que el testimonio de Manuela nos ilustra es que hay cosas contra las cuales estamos batallando a veces y no sabemos que son de origen demoníaco-espiritual. Los psicólogos dicen: no eso es un problema neurológico, eso es un problema de tus emociones, eso es un problema de un trauma del pasado, es cierto, pero en última instancia hay una raíz espiritual que nosotros tenemos que reprender y secar, y tenemos que buscar el poder y los recursos espirituales.

La Palabra dice que no es con espada ni con ejército, no es con fuerza, no es con poder sino con Mi Santo Espíritu dice el Señor. Los cristianos todas las peleas que nosotros libramos tienen que ser libradas en el espíritu y con la ayuda de los recursos de Dios, nosotros nunca batallamos con armas.

La Biblia dice de nuevo también: "Porque las armas de nuestra milicia no son carnales sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas" ¿cuáles son esas fortalezas? son las fortalezas espirituales y demoníacas. Pero dice que no son carnales, ¿por qué no son carnales? las armas de nuestra milicia no son materiales, no son psicológicas, no son sociológicas, no son políticas, no son financieras, no son de relaciones humanas, sino son poderosas en Dios, en otras palabras son de dimensión espiritual; la oración, el ayuno, la lectura de la Palabra, la aplicación de los principios del Reino de Dios, el congregarnos, el adorar a Dios en una forma agresiva, estas son las armas que nosotros usamos para pelear nuestras batallas.

Son poderosas en Dios para derribar, para destruir, para arrebatar las fortalezas que quieren hacer daño en nuestra vida, nuestra familia, nuestros matrimonios, nuestro trabajo, nuestras emociones, nuestros recuerdos, todas esas cosas están bajo la opresión del diablo. El mundo está, dice la Palabra, bajo el maligno.

Y por eso es que es difícil muchas veces separar la oración de la guerra espiritual pero se puede en algunos momentos. Yo espero por lo menos hablar de la oración como la plataforma sobre la cual hay otras cosas, puede ser adoración agresiva, militante, eso rompe ataduras, puede ser oración de guerra y reprensión de demonios, puede ser confesión positiva, puede ser una declaración profética.

Cuando yo le digo a Manuela por ejemplo que se vista con un traje femenino es porque ella al hacer eso está dando una declaración profética, es un símbolo. Me encantan los actos proféticos porque son acciones a través de los cuales usted está como ensayando y simbolizando un mensaje y un principio espiritual.

Y hay muchas maneras. Por ejemplo: una persona que es tacaña y materialista debe aprender a ser generoso y a dar porque lo hace como un acto profético. Cuando una persona está dando; no tiene que ser a la Iglesia, puede ser a una persona en la familia, un regalo, hacer un chequecito a un jovencito que está estudiando o lo que sea. Entonces cuando usted da y usted siente el crujido del codo cuando se dobla para dar (risas) usted está haciendo un acto profético, usted está físicamente declarando un principio con su cuerpo, muy poderoso.

Un hombre que tiene dudas acerca de su masculinidad mire, que se busque el traje más masculino que pueda encontrar por allí. No se busque uno de esos modernos skinny jeans o por ahí, no, está bien si usted se siente bien con eso pues úselo, pero búsquese el traje más gordo y más macho que usted pueda conseguir. Si usted quiere vaya a una tienda de militares y cómprese un traje de fatiga con un revólver de juego aquí en la cintura, pero haga un acto profético.

Si usted tiene miedo de manejar mire, tome clases de manejar y vaya arrastrándose al vehículo de motores y tome el exámen y métase en ese carro temblando, y órele al Señor que nadie se meta en su camino hasta que usted rompa ese miedo porque si no va a estar atado al miedo. Si usted tiene miedo de volar hágase miembro del club de voladores de Jet Blue y vuele toda la semana si puede hasta que el miedo se vaya.

Es que hay que romper las ataduras con actos proféticos. Una de las cosas que usted tiene que hacer, en otras palabras, es que usted tiene que ejecutar con su cuerpo. Nuestro cuerpo es un imán, nuestro cuerpo es un generador de poder, usted tiene que usar su cuerpo. Un joven que tiene problemas con asuntos de masculinidad por ejemplo, mire aprenda a moverse como un hombre, comience a hablar, comience a actuar. Los hombres son cuadrados, las mujeres son redondas. Que sus gestos sean cuadrados, angulares y comience en fe, y eso es un acto de fe que usted le va a estar diciendo al diablo ciertas cosas y a su cuerpo también, y entonces comienza a moverse.

Si usted es una persona tímida mire, siéntese en el primer asiento y cuando alguien le pida que ore venga temblando con la rodilla y párese al frente y dé tres palabras, y corra otra vez y siéntese entonces hasta que se le vaya el miedo. Los hijos de Dios tenemos que aprender a usar nuestra boca, nuestro cuerpo en formas que rompen las ataduras.

Si usted tiene problemas mentales con fantasías sexuales y esas cosas no se ponga a ver de esas novelas excitantes y provocadoras de la televisión, no se mude al lado de un prostíbulo ¿usted entiende? (risas) múdese al lado de una Iglesia, sea como Samuel y viva en el templo porque esa es una manera en que usted está contrarrestando esas influencias en su vida. Tenemos que ser sabios en el uso de las destrezas espirituales.

Nosotros somos gente de poder y de autoridad. No esperemos a sentir las cosas para ejecutarlas, ejecútelas en el Nombre del Señor y viva una vida profética continuamente porque eso es. Si usted es una persona sensual por ejemplo, hermanas, si Dios la ha dotado con una sensualidad alta pues mire, vístase castamente, no se vista provocativamente porque lo que tiene que hacer es darle un mensaje a su cuerpo: hey, yo soy una mujer de Dios.

Hace poco yo estaba aconsejando a un hermano y tiene problemas con las mujeres. He oído de algunos por ahí que tienen esos problemas. Y este hombre ha destruido su matrimonio, su vida, sus finanzas, y el diablo cuando él está poniéndose bien porque ama al Señor le envía una falda por ahí para enredarlo y sacarlo del buen camino, casado. Entonces yo estaba aconsejándolo, hablando con él y tenía tres botones de la camisa abiertos y una cadena de oro aquí.

Yo le dije: mira lo primero que tienes que hacer es, esa cadena, quítatela, y abotónate aunque sea dos de los botones (risas) porque con eso tú te estás dando a ti mismo y a las mujeres que están alrededor de que: hey, I'm cool, estoy dispuesto a negociar un poquito. Y él se quedó sorprendido y me dijo: wow es la primera vez que me dicen esto, mi mujer es la primera que me dice que quiere verme sexy, mira está pagando ahí el precio, el hombre se está viendo sexy y está cosechando sus acciones, entonces mira: vístete sobriamente, y el hombre entendió. Yo espero que, él no está aquí ahora mismo pero yo espero que haya cogido mi consejo.

Porque es que siempre estamos emitiendo mensajes a nosotros mismos, al diablo y a la gente alrededor, entonces tenemos que tener cuidado de vivir una vida que refleje nuestros valores y que fortalezca lo que nosotros creemos, porque todo es espiritual. Este es un mundo imantado, todo es energía, todo es imán, todo es negativo o positivo, y entonces nosotros no podemos habitar como conejitos inocentes en una selva poblada de bestias que quieren desgarrarnos y devorarnos, tenemos que caminar con sabiduría.

La Palabra dice que seamos mansos como palomas y astutos, es decir, sabios, estratégicos, como la serpiente que planifica muy bien sus intervenciones, tenemos que caminar muy bien así como hijos de Dios. Y estas son herramientas espirituales que nos ayudan en nuestras luchas con el pecado que nos asedia dice la Biblia. Hay un cazador que se llama Satanás que siempre está, dice, como león rugiente andando alrededor.

Entonces la Palabra nos invita, dice que hay un adversario veinticuatro horas al día. Hoy en día no es de moda predicar acerca de Satanás pero él siempre está ahí, está vivito y coleando como el primer día en el Edén, y él quiere destruir todo lo que Dios quiere hacer en nuestras vidas, siempre está, así que hay que ser astutos, hay que considerar la presencia de Satanás en las cosas que nosotros hacemos y cómo nos movemos en el mundo. No es que usted sea paranóico viendo al diablo hasta en la sopa pero sí que usted sepa que que usted camina en un vecindario lleno de crímen y que usted tiene que estar siempre mirando alrededor quién se acerca a usted y qué está tratando de hacer, eso es parte de la higiene del hijo de Dios.

Por eso es que la oración en estos elementos es muy importante y solamente voy a apuntar ya porque quiero terminar a la hora, pero no podemos cambiar nuestros defectos ni resolver las experiencias deformantes del pasado por nosotros mismos. El principio de la oración es eso, de que yo por mi mismo no puedo hacer nada, yo por mi mismo y mis recursos no puedo salir de los atolladeros en los que me he metido o me han metido, yo habito en un pozo que no puedo subir, no puedo escalarlo, estoy atrapado. Nuestras luchas, nuestras deformaciones muchas veces no responderán a nuestra propia iniciativa porque no podemos.

Uno de mis versículos favoritos de la Escritura, el Salmo 40 versículos 1 al 3 que habla, de paso, acerca de la importancia de la oración cuando nos encontramos en un atolladero, cuando nos encontramos en una situación que no sabemos cómo resolver, cuando nos encontramos en un hábito que no sabemos cómo salir de él, cuando nos encontramos atrapados en una situación que no obedece a las iniciativas humanas o profesionales, ¿cómo usted sale de esas ataduras?

El salmista dice: "Pacientemente esperé a Jehová y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso. Puso mis pies sobre peña y enderezó mis pasos; puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios; verán esto muchos y temerán, y confiarán en Jehová."

Ahí usted tiene una pequeña biografía de una persona que ha estado atada en alguna situación, óigame: puede ser un problema matrimonial, un problema con un hijo, un problema financiero, una atadura que lleva años, una depresión que no le suelta, recuerdos que lo aquejan del pasado, ofensas que usted recibió en su niñez, abusos que lo marcaron, lo traumatizaron, baja autoestima, ira, resentimiento y rencor, tristeza que usted no sabe de dónde viene. Todas estas cosas son parte del repertorio de enfermedades mentales y emocionales que nosotros siempre estamos sufriendo en nuestras vidas. Y nos sentimos a veces que estamos en un hoyo y no sé cómo salir de ese, nos sentimos atorados ¿no?

Una de las cosas es esperar, "pacientemente esperé a Jehová." ¿Sabe que cuando usted ora no necesariamente inmediatamente usted va a recibir la respuesta que usted necesita? La oración muchas veces tiene que ser a largo plazo. Si usted cree que mientras se come un plato de cereal y dice: "oh Señor ayúdame a salir de este problema" y con la boca llena de cereal y de leche y entonces vuelve otra vez y prende el televisor, y sigue viendo el programa que estaba viendo va a, no, eso no es así. La oración tiene que ser intencional, tiene que ser sistemática, tiene que ser persistente y tiene que ser a largo plazo, en cada una de esas cosas podríamos detenernos.

Pero muchas veces la oración requiere largo tiempo de usted, yo llamo eso radioterapia espiritual. ¿Por qué radioterapia? porque hay muchas situaciones de la vida, emocionales sobre todo que se tomaron mucho tiempo en meterse dentro de nosotros y se tomarán mucho tiempo en salir de nosotros.

Yo creo que prácticas como la homosexualidad o defectos como la depresión a largo plazo cambian la cablería del cerebro, operan sobre la neurología del ser humano. Esto no lo digo yo necesariamente, muchos psicólogos, hoy en día con el entendimiento creciente del cerebro y de la neurología humana, y de la interacción entre biología y neurología, son dos cosas muy diferentes pero muy relacionadas, se ha descubierto que el cerebro es una cosa como plástica y que se ajuste y responde a los eventos y a las prácticas.

Un evento en nuestra vida se puede convertir en un hábito, un hábito se puede convertir en una dependencia, una adicción y una adicción se convierte en neurología. El cerebro va, a fuerza usted de practicar algo continuamente, el cerebro se va ajustando y va entonces estableciendo conexiones con respecto a ese hábito hasta que ya su neurología está programada conforme a ese, porque el cerebro tiene cuántos billones de departamentos pequeñitos y hace como unas apps, unas aplicaciones específicamente con respecto a una práctica.

Hay gente que tiene una aplicación homosexual, hay gente que tiene una aplicación de resentimiento, hay gente que tiene una aplicación de boca dura y hablar mal, hay gente que tiene una app en su cerebro de violencia y otra de abuso verbal. Son como pequeñas constelaciones neurológicas que se configuran para darle soporte a un comportamiento habitual.

Entonces para deshacer eso se toma tiempo porque es neurología. Dios lo puede hacer y cambiar de la noche a la mañana pero entonces hay relaciones que uno ha hecho, amistades, lugares que uno frecuenta, todo eso ahora hay que romperlo también, largo el camino. La sanidad está pero hay una cantidad de cosas alrededor que el diablo hace también para atrapar a la arañita y mantenerla metida en la trampa, y hay que romper todas esas cosas también, es doloroso pero hay que hacerlo para que se complete la obra también.

Entonces por eso es que muchas veces se tomará tiempo de tú orar, yo le llamo a eso radioterapia espiritual porque la radioterapia es, por ejemplo, cuando hay un tumor en una persona, si usted tiene cáncer o algo así muchas veces los médicos determinan que no se puede operar directamente sobre ese tumor porque está mezclado con nervios y con otras partes o está en un lugar delicado del organismo, no se puede llegar a él o está esparcido, entonces lo que hacen es que le aplican energía que ataque la sección total donde se encuentra el tumor y las cosas asociadas a ese tumor para que esa radiación que en última instancia es energía, aplicada a esa zona vaya desgastándola, matándola y secándola, porque si entra el cirujano con un cuchillo y trata de cortar va a cortar muchas cosas alrededor que pueden ser vitales para la supervivencia de esa persona, entonces aplican radioterapia.

La cosa de la radioterapia es que es repetitiva y es por un tiempo, y por eso es que yo lo llamo radioterapia espiritual, porque hay situaciones en nuestra vida, hay ataduras, hay problemas, hay circunstancias que sólo van a responder a una oración a largo plazo y requiere paciencia, y esperar hasta que uno comience a ver la solución.

Si usted padeció hace años de depresión y toda su vida usted padeció de depresión usted organizó su vida alrededor de su depresión, y usted va a necesitar que Dios reconfigure su cerebro y va a tomar tiempo. Usted va a tener que cambiar sus formas de hablar, su forma de reaccionar, sus hábitos, cuántas horas usted duerme, qué tipo de música usted escucha, las palabras que salen de su boca, tú tienes que reprogramar tu mundo y todo eso va a ayudar a esa cablería maldita a reconfigurarse y salir, y el cerebro entonces desarrollar nuevas conexiones, nuevas asociaciones hasta que usted pueda entonces salir una nueva criatura de lo que ya Dios ha hecho en su cuerpo.

Y por eso es que la oración es a largo plazo, y la oración tiene que formar parte de nuestra vida, usted tiene que bañar su vida en oración, todo lo que usted hace tiene que reflejar oración. Usted no debe salir de su casa sin antes haber encomendado su vida, su familia, su trabajo, el programa del día al Señor en oración, bañar, saturar en esa atmósfera de oración y de espíritu lo que usted va a hacer ese día, bendecir su familia, su matrimonio.

La oración no es una píldora que usted se toma de vez en cuando cuando le duele la cabeza, la oración no es como la aspirina. Usted se toma una aspirina solamente cuando le duele la cabeza ¿verdad? no. La oración tiene que ser mas bien como la comida que usted se come tres o a veces más veces al día porque su cuerpo siempre está necesitando nutrientes y usted siempre está consumiendo nutrientes. Usted tiene que hacer de su vida un hábito, una práctica de oración.

Todas las cosas importantes, todas las luchas en su vida tiene que inmediatamente sacralizarlas por medio de la oración. El apóstol Pablo dice: orad sin cesar, orad sin cesar quiere decir que usted tiene que orar como respira.

¿Cómo es que uno ora sin cesar? Orar sin cesar quiere decir que usted está en el carro y de vez en cuando salen oraciones de su boca. Usted está durmiendo y se despertó a las tres de la mañana porque no tiene sueño, en vez de estar ahí deprimiéndose y pensando en los billes que no puede pagar, ore, ahí calladito en su almohada, dirija su mente hacia la oración y no hable muy duro para que no despierte a su esposo, a su esposa, pero ore y usted verá que cuando se acuerdo se quedó dormido. Para mí el mejor somnífero es orar, cuando vengo a ver me perdí y la oración me tranquiliza, aquieta.

El apóstol Pablo dice: "Por nada estéis afanosos, antes bien sean conocidas todas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento mantendrá vuestros corazones y mentes en Cristo Jesús Señor nuestro."

Entonces uno tiene que vivir sumergido en un líquido de oración, una atmósfera de oración. El cristiano que no ora no crece hermanos. Es increíble pero la oración es uno de los recursos más poderosos que nosotros tenemos y porque es tan esencial es que la subestimamos y no la practicamos tanto, porque la oración es el oxígeno de la vida espiritual. Un cristiano que no ora no espere tener autoridad y fuerza delante de Dios y del diablo. Entonces tenemos que forzarnos y convertirnos en atletas de la oración. Junto con la comida, con el baño, con el ejercicio, la oración tiene que estar antes de todas esas cosas.

Si usted quiere algo, desarrollar un hábito o alcanzar una meta, o mejorar en su vida en alguna frontera báñela en oración y todos los días venga delante del Señor con súplicas y recordatorios al Señor, bendiga ese aspecto de su vida, bendígalo y métale radiación espiritual, nútralo con oración.

Usted va a ver que las cosas por las cuales usted ora consistentemente son las cosas que prosperan en su vida y va a ser a largo plazo muchas veces, y usted va a notar que wow mira, las plantitas están creciendo. Si usted coge una planta y usted le echa miracle grow ¿cuántas hermanas aquí saben lo que es miracle grow? las jardineras, ¿verdad que sí? miracle grow. Esa es una sustancia que usted le echa a las plantas y es milagrosa verdaderamente, usted ve la diferencia.

Pero si usted coge una planta y le echa un poquito nada más un día y se olvidó ya creyendo que eso va a crecer olvídese que no va a tener el efecto porque hay que echárselo todos los días hasta que el sedimento de ese nutriente vaya aumentando y entonces la plantita comience a poder absorberlo. Si usted hace así y compra una botella de vitaminas y toma una, y dice: ay ya, y deja el bote y lo vuelve a guardar olvídese, desperdició 5, 7 dólares, tiene que tomársela todos los días porque su cuerpo va a necesitar muchas de esas pastillitas hasta que el mínimo porcentaje que tiene una pastilla de nutrientes se comience a acumular en su cuerpo para que entonces el cuerpo tenga suficiente para poder extraerlo y utilizarlo.

Las pastillas que usted se toma la mayoría son pura harina y otras cosas, sólo tienen un poquitito de nutrientes porque usted no se lo puede tomar todo de un solo tirón, es poco a poco, que su cuerpo vaya aumentando, y así pasa con la oración.

Una oración deja un granito de nutriente, otra oración otro granito hasta que se convierte en una reserva y usted entonces tiene que mantener la reserva porque su cuerpo y su vida la va a necesitar continuamente. La oración tiene que ser algo continuo en la vida de uno muchas veces al día, todos los días.

Cuando esté sentado en su carro, cuando esté sentado en el inodoro en vez de estar leyendo una revista órele al Señor, a Dios no le molesta eso. Perdóneme yo sé que ahí perdí a algunos de ustedes ya. ¿Está bañándose mientras se enjabona? órele al Señor. Todo tiene que estar, y eso es lo que mantiene al diablo a raya porque es la única manera, tenemos que tener una práctica de oración en nuestra vida. ¿Cuántos entienden lo que estoy diciendo?

Póngase de pie, vamos a hacer lo que estamos hablando, vamos a orar al Señor. Dios nos ha hablado esta mañana y celebramos lo que Dios ha hecho en nuestras vidas. Que Dios nos haga una Iglesia y un pueblo de oración porque se necesita terriblemente en el tiempo en que vivimos. Este es un tiempo donde al diablo se le ha dado mucho poder para moverse y solamente sobrevivirán los esforzados y valientes.

Levante su mano delante del Señor. Padre: en el Nombre de Jesús ayúdanos a ser hombres y mujeres de oración y a entender estos principios espirituales Padre de salud y de vida. Yo te pido que nos ayudes cada día a ser más comprometidos con un hábito de oración, comienza conmigo, sigue con nuestros pastores asistentes, nuestros líderes, nuestros ministerios de adoración y de música Padre, nuestros músicos, los que dirigen diversos ministerios. Padre esta Iglesia grita que Tú eres su primer recurso y su último recurso, y que es con Tu Poder que vamos a tener éxito.

Nos cubrimos con Tu sangre como Iglesia, como líderes, como padres, como madres, como cabezas de hogar, como profesionales, como amas de casa y trabajadores, como obreros, en el Nombre de Jesús Señor tira una sábana de bendición y de protección sobre nosotros y ayúdanos a ser ese pueblo guerrero Padre, ese pueblo consagrado, de visión espiritual que Tú necesitas, yo bendigo a Tu pueblo Padre en esta mañana. Permite que esta Palabra que ha sido compartida haga impacto en la vida de mis hermanos y mis hermanas, gracias Señor en el Nombre de Jesús y el pueblo de Dios dice: amén. Le bendigo en el Nombre del Señor, vamos a seguir hablando sobre esto porque no llegamos a donde teníamos que llegar pero yo creo que se ha hecho todo lo que se podía hoy. Dios me les bendiga, salúdense unos a otros.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato