Sermón 9 de noviembre 2014: Los regalos misteriosos de Dios

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: November 9, 2014
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Dios quiere que vivamos vidas saludables y sanas, y la Palabra del Señor provee herramientas, instrumentos sobre cómo vivir esas vidas abundantes. Pero también hemos dicho de que junto con el propósito bueno de Dios, Su deseo de que seamos felices, prósperos, saludables, habitamos una realidad en este mundo, y que muchas veces el deseo de Dios tiene que encontrarse con sufrimientos, enfermedades, con este mundo caído en el cual habitamos y hay que reconocer eso también, que hay una lucha entre las tinieblas y la luz, y nosotros somos como rehenes de esa lucha cósmica. Y por eso también va a haber sufrimientos en la vida y todo tipo de situaciones difíciles pero, como dice el apóstol Pablo: "Antes en todas estas cosas somos más que vencedores" ¿amén?

Y les he dicho que mi presentación acerca de la vida abundante y de la sanidad, y la salud emocional, cómo sanarnos de nuestras heridas, debe reconocer esa dimensión también. Yo les he presentado lo que les he dicho: un modelo dinámico, un modelo de lucha, porque muchas veces a los pentecostales nos encanta hablar de la victoria, victoria, victoria, y nos olvidamos de que también hay dificultades, hay sufrimientos, hay padecimientos, y todo es prosperidad entonces y buenas cosas pero, cuando vienen las dificultades entonces muchas veces no sabemos qué hacer porque no nos han preparado para lidiar con ellas. Yo prefiero ver que en todo somos más que vencedores y ese todo incluye a veces las dificultades y los problemas, y que podemos usarlos inclusive para gran bendición.

Y quiero concentrarme en eso. Ustedes saben que hemos hablado de diferentes temas como el hecho de que Dios nos ama y está con nosotros, que nuestro valor no reside en el mundo ni en las cosas externas sino en el valor inherente que tenemos como criaturas de Dios, y muchos otros temas que hemos hablado, la armadura de la fe que nos ayuda del Espíritu para batallar cuando tenemos dificultades. Y quiero aislar en esta mañana el tema del dolor y del sufrimiento para de nuevo, fortalecer esta idea de que en medio de las luchas y las tribulaciones de la vida nosotros podemos encontrar victoria y poder, inclusive crecer más y más.

Y por eso en las próximas dos o tres semanas voy a estar hablando acerca de ese tema, de cómo salir victoriosos de las pérdidas de la vida, de las ausencias que experimentamos, de las oraciones no contestadas, de los sueños no realizados, de las enfermedades con las cuales tenemos que lidiar a través de toda la vida, de dolores que hemos visto a nuestro seres queridos padecer también y que sufrimos con ellos, y de las aflicciones que son normales en el mundo caído en el cual vivimos.

He dicho muchas veces hermanos que parte de la sanidad de la vida, parte de vivir vidas sanas es asumir y saber, y esperar que el sufrimiento va a venir a nuestra vida en muchas diferentes maneras. Yo creo que reconocer eso y acomodarnos a ese hecho, y aceptarlo como parte inevitable de la condición humana mientras estamos en este mundo es una fuente, o puede ser una fuente de gran solidez emocional, porque yo creo que muchas de las deformaciones del dolor vienen porque nosotros pensamos: yo no me merezco esto, o: si Dios estuviera conmigo no me pasaría aquéllo, o: debo estar en pecado como dice a veces mucha gente porque estoy enfermo y no se supone que un cristiano esté enfermo, entonces algo he hecho yo malo, o como a veces hemos acusado a gente: oh tú no te sanas porque no tienes fe, esa es una de las cosas más terribles que usted le puede decir a una persona en crisis.

Ni se lo diga ni se lo sugiera porque entonces lo que hacemos es que añadimos dolor y culpabilidad al dolor que ya tienen encima. A veces por ejemplo cuando hay una pérdida, alguien pierde un ser querido y está llorando, y está triste, y venimos ahí a decirle: no, ¡los cristianos no lloran! ponte fuerte y sigue adelante o: ya es tiempo de que tú salgas de ese dolor y de que te pongas.

Hermano: camine el camino con la persona mas bien, ámele, afírmele, sienta su dolor con ellos, consuélelos con palabras afirmativas y ore para que el Señor los ayude a donde tienen que llegar pero no añada más cargas llenando su mente con culpabilidad y haciéndolos sentirse peor.

El dolor no viene necesariamente a nosotros porque hayamos pecado o porque no tengamos suficiente fe, es más: yo he dicho muchas veces que el dolor puede venir porque Dios nos ama en una manera especial y quiere usar ciertos dolores para formarnos y para ayudarnos a llegar a un nivel más alto de vida, el dolor es un aliado increíble para la grandeza personal.

Por lo tanto yo creo que por el simple hecho de saber que mientras estemos en este mundo vamos a tener que lidiar con algún nivel de negatividad, de pérdida, de sufrimiento, de fracasos, de ataduras emocionales, de dificultades, eso nos ayuda a correr con cierta paciencia la carrera de la fe, porque si yo pienso que no, que Dios como que me va a eximir del dolor porque yo estoy en la fe, cuando venga el dolor inevitablemente me va a coger de sorpresa y no voy a estar preparado.

A mí me ha ayudado mucho saber que simplemente, mientras yo esté en este mundo, voy a tener situaciones que voy a tener que confrontar, y lo que tengo que hacer es que cuando viene el dolor a mi vida, debo ceñirme los lomos, como dice, de nuevo, en Efesios capítulo 6: cuando viene el día malo me pongo toda la armadura de Dios y digo: ok, ahora es tiempo de orar, ayunar, clamar, prepararme bien y contrarrestar esto que ha venido a mi vida, y esperar que Dios en algún momento me va a dar toda la fuerza que necesito para salir de ello, y saldré brillando como el oro como dice la Palabra del Señor, saldré adelante.

El dolor puede ser un tremendo recurso si sabemos lidiar con ello. Y por eso es que yo voy a estar trabajando un poco esto en los próximos domingos. Pero lo que quiero comenzar esta, decidí hacer algo que no hago usualmente y voy a leer una parte de mi sermón porque hay una, lo voy a titular esto: Los misteriosos regalos de Dios, Los misteriosos regalos de Dios. A veces el dolor es un regalo misterioso, es una adivinanza que Dios nos provee y en el proceso de resolverla y explicarla, y entenderla nosotros descubrimos cosas muy bellas acerca del carácter de Dios y de nosotros mismos también.

Y esto es parte de ese libro que yo les he dicho que estoy escribiendo que lo he tenido que dejar durante años, yo lo he titulado: vida por diseño, y hay un segmento allí precisamente de cómo vivir una vida fructífera incluyendo el dolor que es un aliado y es un regalo de Dios, y cómo podemos ver en el dolor y en el sufrimiento cosas maravillosas acerca de la bondad de Dios y el buen propósito de Dios. Podemos usar los fracasos de la vida muchas veces para crecer y ser más como Jesucristo.

Para la persona comprometida, aprovechar todas las circunstancias de la vida: fracasos, pérdidas, ausencias, para su crecimiento personal no hay barreras infranqueables en el camino hacia la cima, hacia la grandeza personal. Aún los fracasos hermanos y la adversidad, aún aquéllos obstáculos que no pueden ser enteramente superados pueden constituir materia prima para el éxito y la realización personal, y yo añadiría: la felicidad.

Hace poco leí la extraordinaria historia de Steven Wilshere, un extraordinario personaje muy conocido en el mundo que ha desarrollado una capacidad artística verdaderamente excepcional. He aquí su interesante historia relatada en un artículo de un periódico londinense que encontré en un periódico hace tiempo.

Este artículo dice lo siguiente, dice: "Para la mayoría de las personas tener una conversación es algo muy natural, pero donde otros usan palabras Steven Wilshere usa imágenes, pinturas. Steven de 33 años de edad tiene autismo, un defecto del cerebro que limita las destrezas sociales y de comunicación lo cual lo dejó mudo cuando niño, pero eso no le ha impedido a este hombre que se le ha llamado "la cámara humana" llegar a tener gran éxito en su vida. Sus increíbles trabajos artísticos los cuales incluyen paisajes de Manhattan y de Londres están todos dibujados a escala, incluyendo el número preciso de pisos y otros aspectos estructurales de esos edificios que él pinta con gran maestría.

Steven ha desarrollado su talento hasta el punto que después de un viaje de 30 minutos por helicóptero y un breve paseo aéreo por la ciudad de Dubai, ahora se encuentra dibujando los edificios de la ciudad de memoria. El dibujo de 4.5 metros de ancho" estamos hablando de catorce pies de ancho, "que estará completado para mañana le habrá tomado sólo 4 días en ejecutar y será vendido en subasta a fin de recaudar dinero para el Centro para el Autismo de Dubai." Pueden buscar su dibujo de hecho, está en el internet, Steven Wilshere se llama él, famoso y muy costosas, muy caras sus pinturas.

"Cuando Steven no podía hablar armaba grandes berrinches al no poder darse a entender, sin embargo su maestra de escuela primaria en un barrio de Londres lo veía animarse cuando se le daba pluma y papel, esto lo animó a tratar de expresarse a través del arte.

A la edad de seis años maravilló a un amigo de la familia dibujando exactamente la fachada de la tienda de departamentos Silfridges conforme a un estilo mucho más avanzado de lo que se esperaría de un niño de su edad.

Dibujar le proveyó a Steven la motivación para comunicarse con los demás y para vivir una vida independiente. De hecho, se convirtió en una forma de comunicación tan poderosa para él que fue lo que le permitió aprender a hablar según lo relata su hermana Anette de 35 años quien viaja con él a todas partes." Y cito, dice su hermana: "Lo llevábamos a diferentes edificios distintivos de la ciudad de Londres y le decíamos: A es para el edificio Albert Holme, B es para el palacio de Buckingham, a fin de ayudarlo a aprender el lenguaje, añade ella" ahí tienen a él dibujando la ciudad de Dubai después de viajar 30 minutos, haciendo la pintura de los edificios de la ciudad de Dubai, "a fin de ayudarlo a aprender el lenguaje, añade ella."

"Las destrezas lingüísticas de Steven se han desarrollado muchísimo desde entonces, pero cuando le preguntamos cómo se siente cuando dibuja nos dice sencillamente: me siento feliz.

Steven Wilshere es lo que se conoce como un sabio autista, una persona aprisionada dentro de su propio mundo interior pero con un talento misterioso verdaderamente extraordinario. Paradójicamente su entre comillas "fracaso personal" lo ha dotado con un increíble don artístico que deleita a la humanidad y que lo ha llevado a viajar por todas partes del mundo, y adquirir fama internacional.

Steven tuvo la bendición de encontrar a personas en el camino que le ayudaron a superar sus limitaciones y descubrir el camino hacia la grandeza personal.

Me pregunto: ¿cuántas personas como él habrá en el mundo aprisionados dentro de una aparente limitación o fracaso ignorando el hecho de que su tragedia personal encierra un misterioso regalo en código de parte de Dios?

Steven no ha sido sanado pero ha convertido su impedimento en un maravilloso instrumento para el éxito personal."

Por eso es importante hermanos que al hablar del éxito y de la grandeza persona, y de la salud personal y de la felicidad, no emprendamos esa exploración demasiado rápidamente ni demasiado superficialmente sin antes mirar desde una altura adecuada el variado territorio que tenemos que recorrer. Ese vasto espacio incluirá altos montes que nos deleitarán con su visión panorámica cuando los hayamos escalado, pero también incluirá valles de sombra de muerte como dice el salmista, zonas de prueba y de decepción donde el camino se hará verdaderamente difícil y cuyas noches serán largas y agotadoras.

Muchos de nosotros paradójicamente no llegaremos al éxito auténtico ni a la felicidad auténtica al estilo de la Biblia sin antes haber pasado por el fracaso y el dolor. En muchos casos la grandeza personal no será alcanzada sin antes cometer grandes errores y fallar espectacularmente.

Wilston Churchill, uno de los más grandes hombres de estado de la historia experimentó muchísimos fracasos a través de su larga y en última instancia exitosa carrera. En una ocasión declaró: "El éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo." A veces vemos a Wilston Churchill como el gran héroe de la Segunda Guerra mundial que resistió el nazismo y que llevó a la sociedad inglesa a uno de sus puntos más altos en su carrera por la historia, el gran héroe inglés, pero no recordamos todos los graves fracasos que tuvo antes de eso, desastres terribles en su carrera que hacen asombroso el que él pudiera llegar a ese punto de su vida, y después también, al final los ingleses lo rechazaron y eligieron a otra persona prácticamente después de haber hecho la gran hazaña que hizo de resistir el nazismo e inspirar a todo el mundo a emprender la batalla contra Hitler.

Él sabía lo que decía cuando decía esto de que el éxito reside en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo. Una de las frases más conocida de Wilston Churchill es: "Nunca, nunca, nunca te des por vencido" es muy conocida esa frase que vino de él porque él sabía de qué estaba hablando.

Nadie llega al éxito hermanas y hermanos, ni a la felicidad plena, sin antes experimentar algún tipo de crucifixión. Ningún héroe puede retener y disfrutar del territorio conquistado sin antes llevar las marcas de una herida siniestra o una derrota vergonzosa. Es más, para algunos el no rotundo de Dios será todo lo que conozcan de este lado de la existencia con respecto a algún sueño anhelado. Muchas personas morirán sin realizar la visión que acariciaron durante toda su existencia y sólo en su eternidad sabrán por qué no recibieron lo que pasaron toda su vida anhelando y persiguiendo, y sin embargo es posible que estos sean los más afortunados y aprobados por Dios.

En Hebreos 11 se nos habla de los grandes héroes de la fe de la Biblia, el famoso capítulo de la fe. Muchos de estos gigantes espirituales hicieron grandes proezas y tuvieron grandes logros durante su carrera en la Tierra. El escritor de Hebreos habla de que dice: "Por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon las bocas de leones, apagaron fuegos impetuosos, evitaron filos de espada, sacaron fuerzas de la debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros" y ahí los pentecostales dicen: ¡gloria a Dios, amén, aleluya! y entramos en bendición ¿verdad que sí?

Pero dice: "Otros de esos mismos héroes extraordinarios sin embargo, no fueron tan afortunados." Recordamos que el resultado de los esfuerzos de otros de los héroes de la fe que es enseñar la Palabra, su gran fe estuvo muy lejos de producir lo que ellos esperaban. El apóstol dice que fueron atormentados, no aceptando el rescate a fin de obtener mejor resurrección. Dice que otros de esos héroes de la fe experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles. Dice que fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada, anduvieron de aquí para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados y maltratados.

Me pregunto si esa imagen estará de acuerdo con esta idea de prosperidad fácil que hoy en día se predica en la Iglesia ¿no? Si tú tienes la bendición de Dios vas a tener dos audis en la marquesina, tres hijos perfectamente vestiditos y un perro de primera categoría en la casa, y una casota tremenda ¿no? esa es la gente de la fe, esos son los héroes de la fe de este tiempo superficial en que vivimos, y para mí me parece una mentira demoníaca y muy destructiva para la salud pareja del pueblo de Dios.

Entonces muchos de estos hombres vivieron apedreados, aserrados, puestos a prueba, andando de allá para acá cubiertos de pieles de ovejas y de cabra, pobres, angustiados, maltratados, dice: "De los cuales el mundo no era digno, errando por los montes, por los desiertos, por las cuevas y por las cavernas de la tierra" grandes hombres de la fe.

El escritor de esta epístola parece sugerirnos que de todos esos titanes de la Escritura, los más logrados y dignos de admiración no son necesariamente los que se salieron con la suya, los que lograron lo que querían, sino paradójicamente los que fracasaron en la empresa, los mártires, los que experimentaron una crucifixión permanente. Estos, sugiere el escritor, recibirían una recompensa más excelsa en el día de la resurrección. Cambiaron quizás sin quererlo el logro temporal e imperfecto por un triunfo permanente y eterno. Dios usó su drama, su aparente fracaso aquí en la Tierra para cumplir un fin mucho más excelso que el mero triunfo temporal y personal.

Estos héroes trágicos habrían unido misteriosamente su destino final en aquél tiempo de la historia en que padecieron, al de incontables generaciones de creyentes que vendrían después de ellos y que padecerían similarmente. Tuvieron que posponer el placer de su coronación para un tiempo postrero, sugiere el escritor de Hebreos, pero recibirían su recompensa con intereses al final de los tiempos.

Por eso quizás el escritor añade: "Y todos estos aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe no recibieron lo prometido." Fíjese: tenían toda la fe del mundo pero precisamente porque tenían esa fe no recibieron lo prometido. "Proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros" es como que Dios dijo: ¿Saben qué? les voy a reservar su coronación hasta que otros peregrinos en la historia pasen por su proceso y al final Yo los voy a unir a todos, y los puso como a descansar allí por un tiempo, y después en el futuro todos recibiremos esa coronación.

Dios es muy ordenado en las cosas que procede. Nosotros queremos que lo haga ¡ya, para mí, hoy, ahora! pero Dios es un Dios de orden y dice: No, Yo voy a esperar, cuando estemos allá vamos a repartir las coronas y las medallas, y los reconocimientos.

Entonces así puede pasar con muchos de nosotros. Puede que emprendamos alguna visión o empresa con gran fe y entusiasmo, y puede que luchemos legítimamente empleando las armas y las metodologías auténticas del Reino de la luz. Es posible que persigamos algún sueño durante largos años y al final del día, día tras día, quedemos cortos y no lo veamos realizarse. Quizá nunca logremos alcanzar aquí en la Tierra lo que tanto anhelamos y perseguimos con tanta excelencia, y sólo en la eternidad sabremos por qué no nos fue permitido el privilegio de ver la realización de eso que tanto anhelamos.

Sin embargo es posible que en alguna manera misteriosa y desconocida para nosotros nuestra vida haya cumplido su verdadero propósito y alcanzado su consumación a pesar del aparente fracaso. Quizá sin darnos cuenta, durante nuestro breve peregrinaje sobre la Tierra bendijimos poderosamente a otros o creamos las condiciones necesarias para que el mundo fuera impactado o bendecido en maneras sutiles que sólo Dios podrá revelarnos un día.

Usted no sabe a quién usted ha bendecido. Usted no sabe si es su hijo o su hermano, o ese discípulo al que usted le enseñó en una clase de discipulado, o esa persona a la que usted le dió una ofrenda en un momento dado en la calle y por medio de ese gesto de bondad le impidió que se suicidara o lo que fuera. Quizá usted pasó su vida y no sabe que hizo una contribución que cambió la historia del mundo, y un día allá en el cielo cuando usted vea el video, se va a dar cuenta de que usted hizo más de lo que usted pensó que había hecho.

La vida de Edward Kimball ilustra este principio elocuentemente. "Edward Kimball" dice, un relato que traduje, verídico todo esto, "Edward Kimball estaba preocupado acerca de uno de sus estudiantes de escuela dominical que trabajaba en una tienda de zapatos en el pueblo.

Un día Kimball lo visitó en la tienda, encontrando al joven trabajando en la sección de atrás surtiendo los anaqueles, y lo guió a recibir a Cristo ahí mismo. Dwight L. Moody ¿cuántos han oído del famoso evangelista? Dwight Moody, uno de los hombres más poderosos en el Evangelismo en la historia.

Dwight L. Moody eventualmente renunció a su trabajo en la tienda, ese era ese jovencito que ese jovencito de escuela dominical que este humilde maestro de escuela dominical llevó a conocer a Jesucristo, Dwight L. Moody, y ese Dwight L. Moody eventualmente renunció a su trabajo en la tienda de zapatos y llegó a ser uno de los más grandes evangelistas de todos los tiempos.

Moody, cuyo ministerio internacional lo llevó a predicar en las Islas Británicas, en Caribe, predicó una vez en una pequeña capilla pastoreada por un joven con el impresionante nombre de Frederick Brothertone Meyer. En su sermón Moody relató con evidente emoción la historia de su maestro de escuela dominical que personalmente visitaba a cada estudiante en su clase y los llevaba a Jesucristo. Este mensaje transformó el ministerio del Pastor Meyer, inspirándolo a ser un evangelista como Moody.

Y después de muchos años Meyer vino a Norteamérica. Y mientras hablaba en North Field," que está un poquito al norte de aquí de Boston, Massachussets, "un joven oyó a Meyer decir: si no estás dispuesto a sacrificar todo por Cristo, ¿por lo menos estás dispuesto a que Dios te lleve a estar dispuesto? Y ese comentario inspiró a J. Wilbert Chapman a responder al llamado de Dios en su vida.

Chapman llegó a ser uno de los evangelistas más efectivos de su época. Y un voluntario con el nombre de Billy Sunday" otro gran y conocido evangelista aquí en Estados Unidos, "ayudaba a organizar sus cruzadas y aprendió a predicar observando a Chapman" que había sido influido por dos o tres que Kimball había comenzado esa cadena de bendición.

"Y Billy Sunday eventualmente asumió el ministerio de Chapman convirtiéndose en uno de los más dinámicos evangelistas de este siglo" del siglo pasado, el siglo XX, "el ministerio de Billy Sunday llevó a miles de personas a los pies de Jesucristo.

Inspirados por una cruzada de Billy Sunday en Charlotte, Carolina del Norte, un grupo de cristianos se comprometieron a alcanzar su ciudad para Cristo. Ese grupo invitó al evangelista Mordecai Ham a venir y realizar una serie de reuniones evangelísticas el año 1932. Un larguirucho joven de 16 años estaba sentado entre la gran multitud una noche, deslumbrado por el mensaje predicado por el canoso predicador. Cada noche el predicador parecía estarle gritando y apuntando el dedo exclusivamente a este joven.

Noche tras noche el joven llegó a las reuniones y finalmente pasó al frente para entregar su vida a Cristo. Ese adolescente era Billy Graham. Billy Graham le ha comunicado el Evangelio a más gente que cualquier otra persona en la historia y todo comenzó con un maestro de escuela dominical llamado Kimball. Millones han sido afectados por su decisión de ir a una tienda de zapatos y compartir el Evangelio con una sola persona. Millones continuarán sintiendo su impacto."

La vida es una red de indescifrables relaciones. Todo lo que existe afecta a todo lo demás en formas impredecibles y desconocidas. Por eso jamás podremos determinar con exactitud el verdadero alcance o triunfo de nuestra vida aquí en la Tierra. Lo único que podemos hacer es vivir en fidelidad a los principios del Reino de Dios y dejarle el resultado final al Señor.

Hay una película que se llama It's a wondeful life, Qué bello es vivir ¿cuántos la han visto? si no corra después y véala, y sobre todo resérvela para Navidad, es una película muy hermosa, aquí en Estados Unidos es una tradición verla para Navidad, es una película amadísima por esta nación. Es una de las películas más amadas de todo el cine norteamericano.

Relata la historia de George Bailey, un generoso personaje de pueblo pequeño en los años cuarenta que toda su vida ha ansiado alcanzar el éxito financiero y viajar por todo el mundo, lo que él no sabe dice, desde niño, la nobleza de carácter de él, de este George Bailey ha bendecido muchas vidas y ha prevenido grandes tragedias, pero ese hecho ha pasado desapercibido, él nunca se ha dado cuenta de cómo él ha bendecido la vida de la gente a su alrededor, aunque mucha de la gente de su pueblo ama a ese hombre noble, gentil y sencillo.

George dice la película se casa con su única novia y tiene cuatro hijos, y emprende una vida totalmente ordinaria, convencional y sin lustre, o por lo menos así parece. Cuando joven George trata de enlistarse en el ejército pero es rechazado por causa de un oído defectuoso, condición que contrajo cuando niño salvando la vida de su hermanito más pequeño que se iba a ahogar. Se ve obligado a quedarse en su pueblo natal y asumir, contra su voluntad, el manejo de una pequeña empresa de préstamos fundada por su papá.

Ese negocio aparentemente insignificante hace muchísimo bien en su pequeño pueblo, y sobre todo impide que el señor Patter, un avaro y siniestro hombre de negocios, cumpla su negocio de comprar todas las empresas del pueblo y asumir completo control de este.

George se siente completamente frustrado por la aparente insignificancia de su vida y después de un fracaso financiero, decide suicidarse para pagar la deuda resultante con su seguro de vida, y Dios envía un ángel a la Tierra para que no se suicide. Éste le hace ver lo valiosa que en realidad ha sido su vida y lo mucho que ha repercutido para el pueblo donde él ha vivido toda su vida, y le concede un privilegio a George. Es muy jocosa esa parte del ángel que se le aparece, muy linda. Le concede un privilegio que no tenemos ninguno de nosotros desgraciadamente y es: ver lo que hubiese sucedido si él no hubiera existido.

Después de esto George, consciente del profundo significado de su vida, recupera la alegría de vivir de nuevo" y toda la película es precisamente el relato de todas las cosas que hubieran pasado si George no hubiera estado vivo y no hubiera vivido esa humilde vida ahí en ese pueblucho totalmente anónimo.

"Un comentarista de cine ha escrito lo siguiente acerca de esta hermosa película de Frank Capra, dice: como en muchas de sus películas, aunque en ninguna de ellas con tanta brillantez, Capra nos alecciona sobre los verdaderos valores humanos, que lejos del dinero, el prestigio o el poder, lo más importante es darse a los demás, el ayudar, el comprender, el olvidarse de uno mismo."

Interesantemente Qué bello es vivir, esta película de la cual hablamos, quedó en el olvido poco después de salir al público y no alcanzó el éxito comercial, fue un aparente fracaso de hecho, llegó a perder 525.000 dólares en aquéllos tiempos, no ganó nada sino perdió más de medio millón de dólares en los años 40, imagínese, el primer año.

"Sólo dos décadas después" veinte años después de que fue producida, "cuando agotada su exclusividad comenzó a ser emitida por televisión" sobre todo en la época navideña, "logró salir del olvido y alcanzar la fama y popularidad que tanto merecía." Interesantemente la misma película experimentó ese mismo tipo de situación ¿no? aparente fracaso para después resultar en gran, gran éxito y bendición.

Hermanos: este hecho nos recuerda de nuevo, que no debemos hacer juicios apresurados sobre el valor de nada en este mundo, pues como dice el escritor de Eclesiastés: "Tiempo y ocasión acontecen a todos." Los científicos señalan que el casi imperceptible batir de las alas de una mariposa puede alterar la configuración última del universo, esto es conocido en el mundo de la física como el "butterfly effect". Una piedra que se tira sobre un lago desata ondas en la dimensión atómica que afectan sutilmente la estructura física del mundo.

Sólo Dios sabe el propósito verdadero para el cual somos traídos a este mundo. Ninguno de nosotros puede decir con certeza si nuestra vida ha sido un fracaso o un éxito rotundo, francamente. Estoy seguro de que cuando lleguemos al cielo nos llevaremos grandes sorpresas. Algunos potentados y estrellas de cine se quedarán afuera o estarán al final de la cola mientras que muchos mendigos, como Lázaro, recibirán una bienvenida de príncipes.

Por eso en mi función como consejero espiritual nunca presumo de poder garantizarle a nadie que sus peticiones serán contestadas afirmativamente. Hermano yo cada día encuentro más difícil: sí, no, no te preocupes, ese trabajo que tú estás buscando ¡en el Nombre del Señor lo declaramos tuyo ya y mañana cuando vayas eso es tuyo! o esa enfermedad que tú tienes ¡oh! no te preocupes, en el Nombre de Dios eso está cancelado, ve mañana y tú; usted no sabe qué diantres tiene Dios en mente con esa persona, sinceramente.

Mientras uno más conoce los misteriosos designios de Dios más humilde se debe de poner, y si no se pone es porque es un obstinado y un insincero. Verdaderamente Dios es misterioso, los regalos de Dios vienen a veces en formas raras y en paquetes de colores oscuros, Dios no solamente usa cintitas amarillas y de color anaranjado ¿sabe? a veces viene una cinta negra de terciopelo pero bellísima también y muy, muy hermosa, y de gran valor. No rechace los regalos de Dios porque vengan en paquetes siniestros, heh, porque Dios es muy irónico a veces en la forma en que nos bendice. Tenemos que ser tan profundos o por lo menos acercarnos un poquito a ese Dios inescrutable que nosotros servimos.

No puedo garantizarle a nadie que sus peticiones serán contestadas afirmativamente, y digo afirmativamente porque Dios siempre contesta nuestras peticiones, sólo que muchas veces contesta con un "no" misericordioso y paternal, sabiendo a la perfección que Su negativa es la mejor respuesta para nuestros anhelos simplistas de felicidad y de realización personal. Dios es tan complejo y elusivo, tan impredecible y misterioso en Sus maravillosas intervenciones en nuestras vidas que la mejor postura ante Su Soberanía es lo que yo llamo una humilde sumisión preventiva, un manso e incondicional acogimiento de Su insondable y amorosa Voluntad.

Eso de sumisión preventiva quiere decir que cada uno de nosotros debe, a fin de cuentas. Yo digo: cuando uno entra al Evangelio uno debe, o Dios espera que tú firmes una hoja en blanco y al final tú escribas tu nombre aprobando cualquier cosa que Dios quiera escribir sobre esa hoja. Y ustedes me han oído hablar muchas veces del Dios que nos bendice, nos prospera, nos sana, nos abre puertas, mi vida es un reflejo de la Gracia y la misericordia de Dios, el Dios que saca de la pobreza, del ghetto, del anonimato y nos pone en lugares de príncipes. Pero de igual manera también puedo decirle que tengo en mi cuerpo las marcas de Cristo en muchas partes, las heridas, los fracasos, las derrotas, los defectos, y Dios se ha glorificado en todo eso.

Y yo creo que los dolores y los sufrimientos de la vida nos hacen más humildes, más sencillos, más amorosos, más pacientes, más dependientes de Dios, menos arrogantes, más compasivos de los demás, nos hacen más como Cristo. Yo les he dicho muchas veces que el deseo de Dios no es que estemos cómodos sino que seamos grandiosos y poderosos, y que reflejemos la Gracia de Cristo.

Yo diría que el único propósito que Dios tiene en el mundo del cual podemos depender es que cada día lleguemos a ser más y más como Su Hijo Jesucristo, de eso puede estar seguro, usted puede ir a la tienda con eso, de que Dios va a hacer siempre todo lo posible porque usted llegue a reflejar Su belleza, Su grandeza, Su poderío.

Y por lo tanto entendamos que todo lo que nosotros pasamos en la vida Dios lo está usando para propósitos maravillosos, no podemos. Yo le decía a una hermana hace poco, o un hermano, no recuerdo: mira lo que tú estás pasando en este momento, si tú lo fotografías ahora mismo y detienes esto pues entonces te vas a deprimir porque esa foto está congelada ahora en el ahora de este momento, este proceso, pero tú estás viviendo no una fotografía sino una película, y el final de esa película no lo sabemos.

Muchas veces nosotros congelamos los procesos que estamos viviendo y decimos: oh este es el momento, esto es definitivo, esto es lo que. Usted no sabe; mañana quizás el sol sale, los pájaros comienzan a cantar, los pájaros comienzan a cantar, los árboles cobran vida otra vez, viene la primavera de nuevo. Nunca declare derrota en este momento porque usted no sabe todavía si Dios el punto final de un proceso que va a seguir y va a terminar en algo grandioso y bello. Yo le puedo decir que el fin de Dios siempre es bueno, eso sí se lo aseguro. Los procesos pueden ser difíciles pero el final es glorioso, aleluya.

Y ciertamente aquí en la Tierra nunca recibiremos todo lo que queremos, todo lo que ansiamos. Este mundo, por eso le digo, es un mundo caído, yo quiero hablar un poquito más acerca de eso. El apóstol Pablo dice que la creación gime esperando el día de su liberación. Los planetas mismos, las galaxias, los peces en el mar, los árboles gimen en formas mudas pero muy poderosas sabiendo que no son todo lo que debieran ser, no tienen todos los colores que debieran tener, no emiten todos los sonidos gloriosos que Dios los destinó a que emitieran cuando los creó en Edén y esperan ansiosamente la llegada del día de su liberación.

Mientras tanto viene el invierno, la primavera, el otoño, se les caen las hojas, vuelven a ponerse otras hojas más, los pajaritos emigran del norte hacia el sur en invierno y regresan en la primavera esperando el día de su libración. Nosotros también tenemos que hacer lo mismo.

Cuando las cosas se pongan frías metámonos en los brazos del Señor hasta que pase el frío. Refugiémonos en la oración, en la alabanza, en la declaración del futuro bueno que Dios tiene para nosotros, y un día el diablo se cansa y se va, y entonces tiene que ceder para que venga la bendición.

Dice la Palabra: "Habiendo pasado el día malo, estad firmes" aleluya. Yo le digo una cosa: Dios nunca permitirá que seamos probados más allá de lo que podemos soportar, sino que dice la Palabra que junto con la prueba viene también la salida, la bendición. Yo sé que el Señor nunca permitirá que yo sea quebrado por el diablo, siempre me dará la victoria una y otra vez, y todo lo que sucede en mi vida, dice la Palabra, "a los que aman a Dios todas las cosas ayudan a bien." Dite eso todos los días tres veces al día con cada comida. Si Dios te ama siempre saldrá algo bueno de cualquier situación por la cual tú vayas a pasar.

Yo quiero que en este día tú salgas animado, ¿usted entiende por qué yo hablo del dolor? para mí el dolor es libertador, es glorioso, es bello, es sublime, no lo digo para deprimirnos, todo lo contrario, es para fortalecernos y para saber que Dios ha provisto un antídoto a todo sufrimiento por medio de Cristo Jesús y lo proveyó a través del instrumento más siniestro de todos, una cruz, una silla eléctrica del siglo I, de esa manera Dios derrotó al diablo en la cruz y anuló el acto de decretos que nos era contraria dice el apóstol Pablo.

Ya Dios lo clavó todo en la cruz. No permitas que el diablo te acuse de culpabilidad o temor, o sentido de abandono, no, eso es lo que él susurra a tus oídos, pero tú tienes que decir: no, Cristo está conmigo, Cristo me sacará de toda prueba y de toda dificultad, y al final brillaré como el oro que pasado por el crisol se purifica y se hace mucho más valioso.

Inclina tu cabeza ahora mismo conmigo y vamos a darle gracias a Dios. Si estás pasando por alguna situación en tu vida, si estás pasando por alguna prueba, si algo te ha mordido en tu vida o en estos últimos meses, si te has cansado de pedirle a Dios por algo que has anhelado y has deseado, y no lo has recibido, en esta mañana yo te suplico que abraces la declaración de Dios de que Él te tiene esculpido en la palma de Sus manos y que nadie te podrá separar de Él, y que Él nunca se olvidará de ti, y que Sus propósitos para contigo son buenos, "Porque Yo sé los propósitos que tengo acerca de vosotros, pensamientos de bien y no de mal para darles el fin que ustedes esperan" dice Jeremías 29:11.

Yo declaro sobre tu vida la bondad de Dios. Si estás pasando por pruebas y dificultades, carencias y cosas no recibidas que tanto deseaste, abraza tu destino en Cristo Jesús. Y yo declaro sobre ti paz y gozo, y esperanza, y bendición, y alegría, y un canto en medio de la tormenta para gloria del Nombre de Jesús. Te damos gracias, gracias Padre.

Ayúdame a mí a creer lo que estoy diciendo. Ayúdanos a absorber Tu Verdad, que el cielo y la tierra pasarán pero ella no pasará, Tus propósitos nunca cambiarán, Tu carácter nunca cambiará. Gracias porque nos amas en formas inconcebibles Señor y somos preciosos para Ti. Que Tu pueblo salga de aquí seguro de Tu amor eterno e invencible Padre, y de lo preciosos que son ante Tus ojos, gracias Señor en el Nombre de Jesús. Y el pueblo de Dios dice: amén, Dios les bendiga mis hermanos, gloria al Señor, vamos a declarar esa gracia de Dios esta mañana y salga de aquí confiado.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato