Sermón 13 de julio 2014: El amor no hace nada indebido

A propósito de Sermones
[Gregory Bishop]
  • Presenter: Gregory Bishop
  • Fecha: July 13, 2014
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

El amor no hace nada indebido, eso es todo lo que vamos a cubrir en el día de hoy ¿ok? así, esto ya es mucho para un día yo creo ¿no? Así que el amor no hace nada indebido. En inglés, ¿alguien lo sabe en inglés? love is not rude, esa palabra "rude" en inglés no sé cómo traducirla a español, no indebido. Hay muchas traducciones y yo busqué, yo hice un estudio de palabras en español; no se porta indecorosamente, el amor no se porta con rudeza. No es: grosero, áspero, ofensivo, incivil, inculto, incorrecto, inpolítico, inconveniente, inurbano, insolente, impertinente, irreverente. Is that enough? yo encontré un poquito más.

Tampoco es: desagradable, desvergonzado, desatento, descortés, desconsiderado, descarado. El amor no es maleducado, malenseñado, malhablado ni mal enseñado. No es tosco, rudo, brusco, bruto, vasco, burdo, I don't even know what half of those things mean. En fin.

EL amor no se porta como un patán, yo aprendí esa palabra. Debajo de todo eso está el concepto del respeto. El amor no le falta el respeto a nadie ¿no? es amable, culto, atento, educado, civilizado, fino, delicado, elegante, comedido. El amor es cortés.

Ahora antes de seguir, hayq ue enfatizar que aunque el amor es cortés no toda cortesía es amor. Uno puede ser muy amable con uno, muy civilizado, muy culto por razones equivocadas ¿no? Tal vez como yo prediqué hace unos meses de que el amor es benigno, a veces la gente es muy cortés para que les compres algo ¿no? para que les compres lo que están vendiendo. Tal vez la cortesía tiene interés personal, quiere quedar bien con uno. Quiere encantarte, quiere conquistarte, cuidado. La cortesía puede ser un deber cultural, nada más ¿no? hay muchos que son corteses porque la cortesía: me enseñó bien mi mamá y en mi país somos cultos, pero tal vez no hay amor ¿no?

Alguien puede ser súper cortés y odiar la persona ¿verdad? esto pasa mucho. Indirectas. Tal vez con todas las sonrisas del mundo está ahí metiendo un knife, una cizaña por atrás, stabbing you on the back, muy amables pero por detrás hay otras intenciones. Así que no estamos hablando de solamente cortesía superficial, estamos hablando de cortesía que sale del corazón, una cortesía basada en el respeto por el ser humano que está delante de mí, reconocer que cada persona que yo veo tiene un valor que yo ni puedo estimar. Este ser humano es hecho en la imagen y semejanza de Dios, lleva por dentro la marca del divino, no importa cómo se viste, no importa cómo se ve, no importa cómo habla, no importa cuán inteligente o cuán no inteligente es.

No importa lo que has hecho porque el enemigo ha transtornado cada ser humano. Todos llevan por dentro la imagen de Dios y por esto son dignos de ser tratados con honor y respeto. Las personas no son objetos, son preciosos.

En la Biblia esta palabra para no hacer nada indebido, en el griego no es una palabra muy común, sólo se usa una vez más en el Nuevo Testamento. Se usa en el texto cuando el apóstol Pablo en este mismo Libro, Primera de Corintios, está hablando de personas solteras, y dice que si alguien piensa que se está portando indebidamente con la joven, su novia, con quien no está casado, y está portándose en una manera indebida, que se debe casar con ella. Otra traducción es el papá que se está portando indebidamente, no permitir que se case ¿no? sea lo que sea, tiene la idea de no cruzar límites, de no invadir el espacio de la persona y así rebajarlo y faltarle al respeto. Dios nos llama a amar con acciones y en verdad y no hacer nada indebido.

En español he escuchado la frase: "te pasaste." No entiendo perfectamente bien pero creo que tiene que ver con esa idea de pasar límites, y así. Demasiada confianza, confianza inapropiada tal vez con una persona ¿no? ustedes me van a enseñar a mí en este día. Ahora, antes de seguir adelante: no estamos hablando de una cortesía que es tan tight y tan forzada que no podemos estar sueltos ni relajados juntos, que nunca podemos hacer ni un chiste porque tenemos todos que ser muy cuidadosos ¿no?

Yo recuerdo, antes de predicar esto en inglés, yo estaba en un funeral y antes del funeral habían muchos policías ahí que eran amigos de alguien en el funeral, eran policías state troopers y eran policías no cristianos, digamos que eran policías muy no cristianos. Esos policías estaban hablando con palabras bien interesantes ¿no? Chistes bien al sol de la tierra, no sé cómo se dice; no tanto pesados, tal vez la palabra es: picardía, anyway. Estaban hablando en maneras que mi amigo me miraba, porque no sabían que yo era el Pastor que iba a, y aún sabiéndolo tal vez lo hubieran hecho ¿no? pero mi amigo mirándome como: oh oh, Gregory, ¿qué hay? pensando que me iba a ofender o algo ¿no? ¡qué escándalo! no.

Yo creo que no debemos ser así. Podemos ser relajados y no tenemos que ser tan preocupados por hacer algo indebido que no vivo. Yo espero que con tus amigos de confianza que puedes estar suelto y relajado, a veces donde hay demasiada cortesía es un ambiente donde no hay confianza ¿no? En la Biblia, Jesús habla del amigo que viene en la noche tocando la puerta buscando algo que comer. Dice: mira, medianoche, yo necesito pan, tengo visita. El otro dice: mira, estoy en cama, déjame en paz, y sigue molestando. Por su inoportunidad su vecino se le dió todo lo que quería. Espero que tengas así que pueden tomar libertades contigo, que hay confianza, que podemos ser sueltos y relajados.

La idea es que no tenemos que vivir on temor a no ofender a nadie ¿no? Dice que el amor no hace nada indebido, no es el temor que no hace nada indebido ¿no? Las diferencias, andar sobre, como se dice, to walk on egg shells, no tenemos que andar sobre puntillitas siempre con cuidado, vamos a ser relajados pero con amor, honrar a la persona delante de mí con las atenciones apropiadas. El amor no hace nada indebido.

Entonces ¿por qué hacemos cosas indebidas? todos aquí lo hemos hecho, por más amables que parezcamos, todos hemos fallado. Si manejas en las calles de Boston tú sabes muy bien lo que es faltarle al respeto a alguien o ser víctima de alguien que te falte al respeto, que te corta, y yo quiero usar esto como una base para nosotros. ¿Por qué lo hacen? ¿por qué es que una persona corta a otra en una calle y le falta al respeto? y yo creo que hay cuatro razones que yo quiero hablar, y esto lo vamos a aplicar a otros contextos de la vida.

Primero: te cortan el tráfico y se portan en maneras inapropiadas, muchas veces en maneras que no lo harían contigo en persona porque se olviden que hay una persona en el carro ¿no? A veces hay trato brusco con alguien dentro de un carro porque es impersonal, deshumanizado. Parece no una persona sino un vehículo nada más, y al olvidar que es una persona en un carro uno lo corta.

Yo creo que se parece al hombre que fue sanado de ceguera ¿no? ¿te acuerdas de este milagro? Jesús lo sana y abre sus ojos pero no ve a personas, él sólo ve a árboles caminando, él dice: yo veo algo pero parecen como si fueran árboles caminando. Muchos de nosotros no vemos a personas sino como si fueran árboles caminando, no vemos a la persona sino a un objeto.

Yo he escuchado que muchas veces, en la computadora hay todo un movimiento de lo que se llama ciber-bullying ¿no? cuando jóvenes hacen maldades a otros jóvenes en Facebook o en la computadora ¿por qué hacen cosas tan feas, tan groseras en este medio que tal vez no harían en persona? porque es más impersonal. Se rebaja la persona y así a veces, se rebaja a la persona, y así se hacen cosas sin pensar en el efecto que está teniendo.

Y así es en toda la historia humana. Antes de abusar personas se trata de deshumanizarlos, no sé si es la palabra adecuada. Se trata de quitar la dignidad humana de una persona para poder tratarlos en maneras indebidas. Se hizo aquí en este país en el siglo XIX cuando querían esclavizar personas africanas ¿qué hicieron? pusieron en este país, los Estados Unidos, pusieron en la Constitución que una persona de piel oscura vale ¿qué fue? dos terceras partes de un ser humano. ¿Tú puedes creer eso? no fue en la Constitución, fue una ley. En blanco y negro pusieron que son menos que humanos.

Y esta perspectiva de mirar hacia abajo a una persona permite todo tipo de trato indebido, y esto es quitar la dignidad de la persona, poner etiquetas. Por eso tenemos que ser tan cuidados con las palabras que usamos con otras personas.

Aún yo escucho a veces maneras de hacer referencia a personas que viven en la calle, que no tienen casa, y los llaman con ciertos nombres despectivos. El amor no hace nada indebido, eso es rebajar la dignidad humana de una persona. Es que como cristianos nosotros creemos que no existe ningún cero a la izquierda, me gusta este dicho, un cero a la izquierda. It's bad enough to be a zero but a zero on the left, right? un cero a la izquierda.

Para los cristianos no existe. Cada persona vale, cada persona es preciosa porque está hecha a la imagen y semejanza de Dios y hay que respetar lo que la persona representa. Es así con oficiales en la sociedad. Nosotros enseñamos que hay que respetar a los gobernantes, aún los que son medio sinvergüenzas por la oficina que llenan; esto no significa que tenemos que seguir votando por ellos y permitir que hagan lo que les dé la gana pero hay que respetar, porque llenan una oficina y representan algo. Es así con cada ser humano.

Tal vez la persona, su comportamiento, su vida no es digna de honor, pero su identidad como un ser humano lo hace digno de honor y respeto, y cortesía. Es que cada uno tiene status.

Sabemos que en los diez mandamientos hay uno de ellos que dice que debemos honrar a nuestro padre y nuestra madre ¿amén? niños, jóvenes, adultos, honrar a nuestra mamá, honrar al papá. La palabra en hebreo para honrar es la misma palabra que se usa para hacer referencia a la gloria shekinah de Jehová. Es la palabra: kabob que es una palabra que indica: algo pesado, algo digno de respeto. Con esta persona, hay que tomar esta persona en serio porque es un ser humano, digno de honor y respeto.

Muchas veces con la gente pobre y necesitada la sociedad los mira como bajo, como menos que humano. Yo les pido que vayan conmigo al Libro de Santiago, Libro de Santiago por favor. Santiago capítulo 2 versículo 1 dice lo siguiente: "Hermanos míos: que vuestra fe en vuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas; porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro, con ropa espléndida y también entra un pobre con vestido andrajoso y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida, y le decís: siéntate tú aquí en buen lugar, y decís al pobre: estáte tú en pie ahí o siéntate aquí bajo mi estrado, ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos y venís a ser jueces con malos pensamientos? Hermanos míos amados: oíd, ¿no ha elegido Dios a los pobres de este mundo para que sean ricos en fe y herederos del Reino que ha prometido a lo que le aman?" y sigue adelante con eso. Yo quiero que pensemos aquí cómo es que tratamos a la gente que entra aquí de las calles, porque van a venir cada día más y más.

Yo quiero contarles una historia de una Iglesia grande y esto es una historia real que pasó, una Iglesia grande, no recuerdo el estado, pero tenía un Pastor que vino disfrazado su primer día, nadie lo conocía. Y él vino barbudo, con ropa que apestaba, y él vino así maloliente, y él interactuaba con varias personas; con los hermanos, con los ujieres, con varias personas. No hizo cosas feas pero estaba así ¿no?

Y después vino el culto de la Iglesia para presentar el nuevo Pastor en una Iglesia de miles de personas. Y el diácono principal dice: ahora hermanos es mi placer presentar nuestro nuevo Pastor, y viene desde atrás así ese hombre vestido como de la calle, que venía al frente, se puso ahí y dice: hola, mucho gusto en conocerles. Jesús viene disfrazado hermanos, Jesús viene disfrazado.

Hay que tratar a cada uno como si fuera una visita de honor, como trataríamos al gobernador mismo si estuviera aquí entre nosotros, como trataríamos a un ser querido con atención y con delicadeza porque tiene valor y el amor no hace nada indebido.

Me encanta cómo Jesús hizo esto ¿no? porque Él le decía a Sus discípulos que ellos tenían la idea equivocada, que ellos por estar cerca a Jesús, por ser líderes, que les daba licencia de tratar a los demás como más bajos que ellos, por estar en liderazgo, pr estar así. Y un día, you know, quería estar a Su lado en el Trono, Jesús dice: Miren, los gentiles, los que son tenidos por grandes, por gobernantes, se enseñorean sobre los que están bajo ellos, pero no así con vosotros. Entre ustedes si alguien quiere ser grande que sea el más pequeño de todos, que sea el siervo de todos porque esa es la grandeza espiritual. Y el amor no hace nada indebido.

Justamente después de esta conversación Jesús está caminando y hay un hombre en la calle que está clamando: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! ¿te acuerdas de la historia? ¿Qué hacen los discípulos? ¡cállate, no molestes! Jesús no hace esto. Él se para y viene, y Él no se pone a predicar. Él le hace una pregunta: ¿en qué le puedo servir? Tal vez fue con una actitud: ¿señor, en qué le puedo servir? y le dió voz al hombre, permitió que el hombre le dijera qué necesitaba.

Es que muchas veces nosotros por ministrar nos portamos indebidamente, somos un poquito bruscos. Mira yo te digo lo que tú necesitas: tú necesitas a Jesús, tú necesitas sanidad, tú, tú, tú y somos bruscos. Jesús no fue así. Jesús dijo: Cuénteme, ¿en qué le puedo servir? el hermano dice: Señor, yo quiero ver. Y Jesús, no como Yo estoy aquí arriba y tú abajo, y ahora Yo te voy a arreglar, Jesús dice: "Tu fe te ha sanado." Tu fe te ha sanado. Ese hombre se puso a seguir a Jesús después porque Jesús le trataba con respeto, con amor que lo honró y lo dignificó. Que seamos una Iglesia así.

Donde alguien pueda entrar aquí, quien sea, como sea y que sepa: esta es mi casa y aquí voy a recibir respeto, no voy a ser tildado, no voy a ser rechazado, no voy a ser ignorado, voy a recibir dignidad y aprecio en este lugar. Hermanos, que seamos embajadores de la paz.

Recordar que hay una persona en el carro que hay algo precioso dentro de cada ser humano. Número uno, vamos a tener esa actitud. La Palabra dice: "El que oprime al pobre afrenta a su hacedor" y nosotros queremos honrar al Creador de cada persona y vivir así aquí ¿amén? gracias a Dios.

¿Listos? en serio, porque hermano, aquí vamos a decir amén y la semana que viene alguien se va a sentar al lado, y tú vas a sentir: ah, tal vez me muevo pa' allá. No me malentiendas, no hay nada malo de tener astucia sana y aún en la Iglesia estar atento ¿no? hay que ser siempre cuidadoso en cualquier lugar, pero el Señor te va a probar. Tú dices: yo voy a amar a quien sea y el Señor: Ok, te voy a enviar a alguien. Dios te va a tomar en serio ¿no?

Números dos. Número uno: a veces cortamos el carro porque nos olvidamos que una persona en el otro carro. Número dos: muchas veces en tráfico cortamos otro carro no por malicia sino por despistado ¿no? porque no lo vemos. ¿Lo has hecho alguna vez? estás manejando y te das cuenta, alguien te pone el pito y te das cuenta, ay casi corté a esa persona. Yo quiero inventar un pito que tenga palabras ¿no? que diga: ay por favor perdóname, no fue a propósito, no te ví, que Dios te bendiga, por favor no mires al bumper cristiano que está atrás, los cristianos no somos tan malos. Muchos pitos dirían otras cosas pero el amor no hace nada indebido ¿amén? por despistado.

La cosa es que muchas veces faltamos cortesías a los demás no queriendo hacerlo sino porque no nos damos cuenta. Yo cuando era nuevo aquí yo hacía disparates en español, pero disparates feos ¿no? la forma de hablar, el trato con la gente, muchas cosas pero el amor cubre una multitud de pecados gracias a Dios. Porque sin querer somos así, los niños son así ¿no? hay que enseñarles porque no saben. Míralo a los ojos, saluda, dí: gracias, porque estás enseñándolos ¿no?

Hay personas adultas que somos despistados y ofendemos sin querer muchas veces, hay que reconocer eso. ¿Por qué lo hacemos? vamos a volver a la calle ¿no? pensar en manejar. ¿Por qué cortas otro carro sin verlo? porque no miraste con cuidado, estabas apurado. No querías faltarle al respeto al otro carro pero estabas apurado y por esto no te diste cuenta. Muchas veces faltaste al respeto a la gente porque estamos demasiado apurados en la vida. Estamos corriendo rápido y ¿qué hacemos? pegamos a una persona sin pensar en eso.

Hay que a veces slow down, no sé cómo digo en español, despacio, bajar las revoluciones un poquito en la vida. Bajar las preocupaciones, mirar alrededor y reconocer que estás rodeado de personas. Jesús lo hacía ¿no?

Hay una historia de Jesús que lo llamaron a sanar a una niña de doce años ¿te acuerdas de la historia? Jesús está ahí corriendo porque la niña está enferma, se va a morir, y los apóstoles ahí, dice que todos estaban empujando y shoving and pushing, estaban como en una tienda en Black Friday or whatever, todo el mundo empujando: tengo que llegar, hay una niña, haz espacio.

La mujer con el flujo de sangre toca a Jesús, se sana y se esconde. Jesús se para, Él dice: Yo sé que es importante pero no voy a ser tan apurado que yo no tome tiempo para demostrar cortesía y respeto, ¿quién me tocó? y Él encuentra a la mujer, y le da un nombre, dice: "Hija, tu fe te ha sanado." Otra vez, no la mira como impura por su condición, dice: Hija, tu fe te ha sanado. Hay que tomar tiempo para reconocer que hay personas alrededor tuyo y hay que tratarlos con respeto.

Muchas veces y eso es otro problema, nosotros faltamos al respeto a los demás porque vivimos en nuestro propio mundo. ¿Hay algunos que están en su mundo, algunos que tienen hijos que están en su mundo? tal vez andamos con audífonos, me gusta mucho pero después no te das cuenta que hay personas alrededor y uno puede faltar a las atenciones a las personas alrededor.

Hay una frase que hace referencia a profesores que son tan inteligentes que están en las nubes y después descuidan a las personas alrededor ¿no? "the absent-minded professor" todos somos así de vez en cuando sin pensar en lo que está alrededor.

Otra razón por al cual nosotros cometemos errores sin saberlo es por diferencias culturales. ¿Cuántos países hay en esta Iglesia, no? cuántos países están representados aquí. Yo sé que hablo mucho de eso porque en el culto en inglés el sancocho se puso aún más complicado ¿no? Se está echando no solamente de toda Latinoamérica, se está echando personas de Europa, de África, de Asia, gringos de toda forma, personas del campo, del Medio Oeste, de Los Ángeles, de New York. Lo que es culto en New York o en Dorchester tal vez no es tan culto en Tokio, Japón ¿no? Lo que es culto en Bogotá tal vez no es culto no es Aguadía, Puerto Rico ¿no, se fija?

Algunos cuando eran nuevos aquí, si usted es recién llegado de su país, vas a sentir que todos son muy maleducados, que nadie es muy cortés porque las reglas del juego son diferentes ahora ¿no? Miradas a los ojos como se hace referencia a la persona.

Hay culturas en las que mirar a los ojos a la persona es algo inculto, algunos son de culturas así. Si el niño te mira a los ojos es irreverente; no me mires a los ojos. Y en la cultura norteamericana si no miras a los ojos esto es indicación que no estás prestando atención ¿no? Así que el pobre niño en la escuela, la maestra: mírame a los ojos, y en la casa: no me mires a los ojos. El pobre niño, es que las reglas son diferentes.

En Japón, cultura japonesa, yo conozco un chin chín, un poquito de eso, yo estoy aprendiendo, mirar a los ojos, especialmente hombre a mujer no se hace, y unos, yo tenía unas amistades muy queridas en mis estudios que eran de Japón, y a ellos se les dijo: hay que mirar a la gente a los ojos en este país. Así que cuando tú hablabas con ellos hacían esfuerzos de mirarte a los ojos porque eran tan rudo para ellos, tan maleducado, pero sabían que aquí se tiene que hacer y me miraban a los ojos obligadamente, sufriendo. Me enviaron su niña de siete años, una niña hermosa que nos llevó a mis compañeros de estudio unos bizcochitos de té, unos bizcochitos japoneses.

Ella viene tan linda y yo le dí un abrazito a la niña. Un hombre abrazando a una niña japonesa, no lo hagas por favor. Se puso tan como un palo como de concreto y una incomodidad, y yo me di cuenta: ay metí la pata de verdad aquí, me va a llamar la policía o algo ¿no? porque eso no se hace, pero es que soy gringo, no soy japonés, no sabía ¿no?

Yo voy a hablar de mis propias maldades ¿no? Mi cultura, los norteamericanos de ascendencia europea muchas veces no entienden las dinámicas hispanas ¿no? y se portan incorrectamente. En el teléfono no sé si tú has hablado con alguien, no quiero hablar despectivamente, pero un gringo en el teléfono, y tienden a ser más al grano. Ok, te veo ahí a las 5 y bye, chau, clic. Y te deja con la palabra en la boca, todo tan rápido ¿no? todo tan brusco, tan seco, ni hay conversación ni hay diálogo, porque: bien, vamos a la cita, binga barabum, hang up y voy a la próxima, tengo un listado que llenar, y esto es el estilo norteamericano. No quieren ser maleducados, es su forma.

Una fiesta, yo hice este error. Cuando se llega a una fiesta de lo que yo observé, entre gente latina, tú saludas a todos, no solamente al anfitrión sino a todos de la fiesta ¿no? saludas a cada uno, buena educación. Y después cuando es tiempo de irse te despides de cada uno individualmente. ¿Sabes lo que hace un gringo? llega, saluda al anfitrión, ya hanguea con algunos amigos y cuando es tiempo de irse: bueno, chau al anfitrión y se va, pero no te despediste. ¿Qué te hice, por qué estás enojado conmigo Gregory? es que bueno, con gringo es todo un poquito más rápido, ¿no? ¿para qué detenernos, para qué tomar tanto tiempo? tú sabes, ya chau, me voy.

La cosa es que en este ambiente de nuestra Iglesia tenemos que tener amor que perdona ofensas, dando el beneficio de la duda. Es que nos ofendemos muy fácil, ¡no me saludó, lo mato! ¿no? ¡lo odio, mi honor! tal vez la persona estaba ocupada, preocupada o no te vió y tal vez es un gringo que no sabe saludar de cierta forma ¿no? digamos que es gringo y no sabe; no es poca educación, es educación diferente a veces. Es que lo que se espera que sea apropiado tal vez es diferente pero el amor cubre una multitud de pecados. Amén, amén, puedes.

No nos vamos a ofender, vamos a dar el beneficio de la duda, just respirar y no ser como tan estrictos con la cortesía. Pero por otro lado yo tengo que aprender: si algo que yo hago es ofensivo yo tengo que ajustarme para estar en el contexto. En una Iglesia multicultural tenemos que aprender cómo portarnos en una manera que expresa amor por los demás en maneras que ellos pueden entender. No tenemos el derecho de ahcer lo que nos da la gana, que esto me lleva a la tercera razón por la cual faltamos al respeto en la calle.

Algunos cortan a otros en la calle porque se creen dueños de la calle ¿no? es que tienen una enfermedad que se llama: egoitis. Yo, mi derecho, olvídate de ellos: yo tengo el derecho de hacer lo que me dé la gana, es América, me puedo expresar, me puedo, qué importa; si a ellos no les gusta es problema de ellos, así soy yo, no voy a cambiar. Eso no es amor. El amor no hace nada indebido. El amor piensa en los demás.

Y muchas excusas hay ¿no? hay muchas excusas. Hay algunos en el tiempo del apóstol Pablo que usaban la excusa de la unción. Ellos decían: yo soy ungido y tengo el derecho de hablar en lenguas cuando a mí me da la gana y si a ti no te gusta no apagues el Espíritu Santo, porque yo lo voy a hacer y blab blah blah, ellos pensaban en ellos y no en la comunidad ¿no?

Ahora, yo quiero tomar un momento: el don de lenguas para los que no saben, es un don muy lindo, es un don del Espíritu Santo. El Espíritu Santo ayuda a una persona a orar en una lengua que ni ellos entienden, pero su espíritu está orando ¿amén? Yo quiero que lo hagamos mucho más, vamos a orar por eso aquí. Pero en Corintios ellos usaban ese don de una manera imprudente, en una manera indebida. Y el apóstol Pablo dice: si viene una visita a su Iglesia y escucha a todos gritando en lenguas el uno al otro, va a pensar que estás loco. Él usaba estas palabras: estar fuera de sí. Así que tenemos que pensar no en solamente mi unción y mi experiencia sino también: cómo estoy afectando yo a los demás. Hay que tomar en cuenta las personas que están alrededor tuyo y la unción no es excusa.

En Corintios había otra falta de delicadeza muy grande. ¿Algunos han escuchado la frase que no debemos tomar de la Santa Cena indebidamente, algunos han escuchado eso? porque si lo hacemos, el apóstol Pablo enseña que si alguien toma la Cena en una forma indebida está pecando contra el mismo Cuerpo de Cristo, y por eso algunos él dice: algunos de ustedes están enfermos o se han dormido, que se han muerto, y por esto nos asustamos y decimos: well, yo quiero tomar la Santa Cena debidamente.

En el contexto, el pecado durante la Santa Cena era, ellos faltando el respeto a gente pobre alrededor. Es que para ellos la Santa Cena era una cena de verdad ¿no? todos traían su arroz con habichuelas y sus pupusas, y todos, y comían mucho, y era una gran fiesta. Y lo que ellos hacían, se sentaban con su familia, sus amigos, y comían mucho hasta emborracharse, y una persona pobre ahí sentada sola, ahí sintiéndose rechazado sin nada que comer, ignoraban a la persona necesitada y ellos se enfocaban en ellos mismos. Yo creo que lo hacían por despistados tal vez. Estaban pensando en sus amigos y no tenían ojos para mirar alrededor.

Hermano: yo espero que cuando usted viene a la Iglesia, viene buscando, bueno, bien dicho: buscando a quien devorar en el buen sentido ¿no? buscando a quién ministrar, que yo estoy aquí no para recibir sino para dar y Dios me va a enseñar a alguien. Yo voy a ver a alguien que está solo o que está sufriendo y me voy a acercar, y ministrar a esa persona; debidamente ¿ok? nada raro, pero debidamente, y así no voy a descuidar a la persona. Aquí no hay ceros a ninguna izquierda. Vamos a hacer eso.

Pero ellos se sentían con derecho. Yo tengo el derecho de expresarme como yo quisiera. Había otro caso para los Corintios, todavía están conmigo ¿no? esto es mucho. Los Corintios tenían otra situación que tenía que ver con la carne. Es que en su ambiente se compraba carne de una tienda que estaba asociada con templos paganos. Mataban los animales ofrecidos a ídolos, a demonios y después tomaban de la carne y ponían la carne a la venta en tiendas, carnicerías, y la gente iba y compraba la carne. ¿Se fija cómo para un cristiano puede ser difícil esto? yo no quiero comer una carne que fue ofrecida a un demonio, y algunos se escandalizaban: yo no puedo comer esto.

El apóstol Pablo tenía otra perspectiva, él dice: yo tengo hambre y quiero una buena chuleta, y yo no lo ofrecí a un demonio, yo sólo voy a comprarlo, darle gracias a Dios y comer. Él decía: la tierra es del Señor, esa vaca es de Dios, no me importa lo que hicieron los demás con eso, y yo me la voy a comer. Pero él dice: si yo comiendo carne delante de alguien que se va a escandalizar eso es una falta de respeto por ellos, esto no es amor, es algo indebido. Pero Pablo está libre, tú puedes comer lo que quieras ¿no? él dice: sí, yo soy libre, pero no voy a usar mi libertad para hacer lo que a mí me da la gana sin pensar en cómo estoy afectando a los demás. Por esto sí tú tienes el derecho de expresarte, y tienes que ser tú mismo ¿no? no podemos.

You know, hay un dicho en inglés: I gotta be me. Yo siempre voy a ser un gringo confundido como soy, nunca voy a ser latino ¿no? y bueno, no voy a cambiarme en ese sentido pero no tengo derecho de decir que: bueno soy gringo y así hacemos las cosas así, y los otros me van a tener que aguantar. No, el amor no hace nada indebido. Tenemos que pensar en cómo mi manera está afectando a los demás, cómo mi vestimenta está afectando a los demás. Como mi sentido del humor, como mis palabras, mi actuación, mi manera de vivir debe ser pensando en cómo honrar a la persona alrededor mío. Esto no es ser tight, eso es amoroso y saber que hay personas importantes alrededor de mí.

Una cosa más para los que tienen egoitis. Algunos que creen que tienen el derecho de hablar la verdad no importa cómo caiga ¿no, conoces alguien así? Yo hablo la verdad y te voy a decir lo que pienso, y es tu problema si no te gusta ¿no? tal vez algunos somos así. La Biblia dice: hablar la verdad en amor, en amor. Pero uno puede pensar. Dice que aún predicando a veces personas en el mundo están ofendidos con nosotros no por lo que creemos sino cómo lo creemos ¿no? Con razón Pedro dice que: "Hay que presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo" hablar la verdad con amor.

Pero si tú lees en el Nuevo Testamento Jesús a veces hablaba medio fuerte ¿no? Yo encontré esto, Jesús hablando a los fariseos dijo: "Serpientes." ¿Cómo se puede decir eso en una manera culta y educada? "Generación de víboras, cómo escaparéis de la condenación del infierno?" Bueno, ¿Jesús faltó al respeto, fue "rude"? A veces hay que gritarle a una persona para salvarle la vida ¿no?

Si alguien va a tocar una estufa que está prendida y no lo sabe, está a punto de hacerlo "ay disculpa por favor no lo toques porque tal vez, si sería tan amable de, por favor" y ¡tss! hasta eso se quema. El amor a veces tiene que gritar ¿no? y los fariseos eran tan ciegos que merecían un buen grito para despertarlos por amor, tough love y a veces la verdad duele, y no hay manera de cambiar eso.

Así que algunos tal vez vamos a pensar: bueno yo quiero ser como Jesús, ¡raza de víboras! Tengo noticias para ti y para mí: no eres Jesús, tampoco eres Jeremías ni Isaías, ni Elías, el profeta de la Biblia. Ellos podían hacerlo, tú y yo normalmente no podemos hacerlo ¿ok? hay que hablar la verdad con amor.

Por fin, y voy terminando con eso, algunos cortan el tráfico por ser malos. Son malos. No, mejor dicho, somos malos todos de vez en cuando, disculpe, no quiero tomar demasiada confianza ni ofender a nadie, pero somos malos, ¡raza de víboras! (risas) no, es que. Algunos manejando en Boston piensan: yo tengo que manejar agresivo o me comen vivo, y para sobrevivir tengo que ser malo, grosero en la calle, para sobrevivencia, algunos piensan eso. Algunos piensan eso.

Muchas veces la rudeza o la grosería sale de la inseguridad humana. Tenemos miedo que me van a perjudicar y yo tengo que hacerles daño a ellos antes que me lo hagan a mí. Algunos han sufrido y piensan que la única manera de sobrevivir es ser rudo con los demás para que no te rebajen a ti primero. Bullying en la escuela o en la sociedad, muchos bullies, muchos de los que abusan a los demás son personas rudas, tienen que probar que yo soy el, son inseguros. En la sociedad, abusos sociales casi siempre vienen de inseguridad social ¿no? tratar mal a un grupo o personas de un color, o una nacionalidad ¿por qué? porque hay otros grupos que quieren sentirse grande. Si yo puedo ponerte a ti abajo yo me siento aquí arriba, y así se hacen cosas indebidas. En los movimientos racistas a través de la historia uno mira eso.

Yo ya hablé de los Estados Unidos en el siglo XIX. A veces algunas personas blancas pobres querían hacer sentir a los negros esclavos como más bajos para ellos sentirse más grandes y ahí vienen instituciones de racismo, y lo hacían. Pero todos lo hacemos si somos honestos. Cuando tenemos miedo peleamos y faltamos al respeto a la otra persona.

A veces no sabemos cómo expresar ira y tener una discusión justa y sana. In English we would put it this way. Learning how to have a fair fight. Saber cómo tener una discusión sin decir palabras despectivas de las que después no se puede retroceder ¿no?

En Discipulado 3 hay dos páginas: Reglas o pautas para una discusión sana. Yo animo a todos a estudiar eso porque en el matrimonio y en el hogar nosotros a veces tomamos libertades, pero después no se puede volver porque hemos rebajado a una persona. Hay que saber cómo expresarse y aún estar enojad, y tener una buena discusión sin rebajar una persona, sin avergonzar una persona ¿por qué? porque el amor no hace nada indebido.

Sabemos la historia y voy a invitar a los músicos a estar pasando, en Discipulado ¿se acuerdan de la historia de los niños en el campamento? perdónenme por usar esto otra vez pero me gusta tanto. Sacan a los niños al campo en una actividad y se les da a todos los niños un tubito de pasto dental, ¿se llama pasto dental? pasta dental, I don't even know what pasto is, oh grass, oh my gosh, mire qué indebido. Pasta dental y dicen a los niños: tú puedes exprimir esa pasta dental a tu otra mano y los niños felices de la vida haciendo todo un reguero con la pasta en la mano, y este es el juego: ahora tienes que devolver la pasta a los tubitos, y todos ahí tratando, y se les enseña: nuestras palabras son así. Una vez fuera es difícil volver a meterlas dentro del tubo ¿no? por eso tenemos que aprender que el amor no hace nada indebido, el amor respeta, es cortés.

Y yo les animo en esta semana a tomar tiempo de bajar las revoluciones un poquito de la vida, tener ojos para ver las personas alrededor especialmente en tu propia casa; cortesías pequeñas en la casa, entre esposos, con niños, con compañeros de trabajo, la cortesía y pensar en cómo yo puedo amarlos porque Jesús dice: Tu luz va a brillar en las tinieblas, tu manera de ser va a predicar el Evangelio. Si creemos en Cristo y somos groseros sin saberlo o sin importarnos, estamos haciendo más daño que bien y la gente no puede recibir nuestra Palabra. Pero si hay toda una vida que va detrás de la predicación es poderoso, y se cambian ambientes, y vidas, y sociedades.

Y si tú has aprendido a pelear y a ser fuerte con los demás para protegerte, yo te animo a dejar que Dios te cuide, que Dios pelee tus batallas y tú puedes demostrar gracia aún en medio de situaciones conflictivas. Así que vamos a ponernos de pie, vamos a orar, entregar esto al Señor.

Dios mío: te doy gracias por Tu amor. Gracias Jesús que Tú nos has dado un modelo de lo que es tratar a toda persona con respeto y dignidad. Yo te pido en el Nombre de Jesús, Señor, que reinen el respeto y el amor en esta Iglesia. Que nuestras casas sean hogares de luz, ambientes de paz donde hay palabras de amor, palabras de vida, y no palabras de muerte. Yo te pido que nos des la gracia que tenía el profeta Daniel en Babilonia, que aún en lugares de trabajo con jefes y compañeros difíciles de trabajo, que nosotros podamos hablar con claridad y cortesía de una manera que gane almas para el Evangelio.

Más que todo yo te pido Señor por un ambiente de respeto donde todos los que vienen aquí con cualquier limitación, cualquier problema, cualquier carga que tienen, que vengan aquí y que sepan que aquí yo soy alguien, aquí yo no soy un cero. Aquí soy una persona digna de amor y respeto. Que cada ser humano sienta esto en este lugar Dios mío y que nosotros seamos emjabadores del Reino de Dios, te lo pedimos Señor, todo esto ayúdanos en el Nombre de Jesús.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato