Sermón 1 de diciembre 2013: Hay que vivir la vida alineada a la visión

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: December 1, 2013
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Evangelio según San Mateo en el capítulo 13 versículo 31 en adelante. Recuerden hermanos que estamos hablando acerca de cómo vivir una vida transformadora, una vida en perpetuo proceso de desarrollo, cómo vivir esas vidas fructíferas de continua ascendencia, de continuo crecimiento en término s de dominio propio, de continuo añadir virtudes y nuevos recursos esa vida que se va pareciendo más y más Cristo.

Esa vida que como hemos dicho según dice la Palabra del Señor es como la luz del sol, dice que: "La senda del justo es como la luz de la aurora que va en aumento hasta que el día es perfecto" y lo hemos enmarcado todo eso en términos de esa idea de cómo convertir nuestros sueños y nuestras visiones en realidad es decir, los sueños que tú tienes acerca de tu vida, los sueños que tú quieres lograr en Cristo, las cosas que tú quieres superar, las dificultades, las tribulaciones, las limitaciones que tú quieres superar y cada día ir siendo cada vez más y más perfecto más y más como Cristo Jesús.

Y veamos lo que dice también el apóstol Pablo ¿no? "Hijitos míos por los cuales padezco dolores de parto hasta que Cristo sea formado en vosotros." Es decir que la vida cristiana es un continuo proceso de formación en el cual nos vamos pareciendo más y más a Jesús según vamos añadiendo más y más detalles y más y más elementos que se parecen al poder y a la virtud que Cristo mismo refleja.

Entonces hoy quiero que enfaticemos una cosa y es la virtud de lo pequeño, la virtud de lo pequeño. Esos detallitos pequeños que a veces no meditamos mucho en ellos pero que son absolutamente necesarios para tener una vida totalmente abarcadora.

Mateo capítulo 13. Fíjense cómo aquí se conceptualiza el Reino de Dios como una semilla pequeña pero que va creciendo hasta que llena toda una hortaliza. Dice: "El Señor le refirió otra parábola diciendo: "El Reino de los Cielos es semejante al grano de mostaza que un hombre tomó y sembró en su camino el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas pero cuando ha crecido" fíjese como tres etapas aquí ¿no? hay una etapa de pequeñez o de insignificancia y entonces hay un proceso de crecimiento, dice "Cuando ha crecido es la mayor de las hortalizas" hay ya una plenitud que alcanza esa semilla "y entonces se hace árbol de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas."

El domingo pasado estuvimos hablando acerca de alineamiento de nuestras vidas ¿no? hemos dicho que para llegar a donde Dios nos quiere llevar hay una cantidad de virtudes que tenemos que ir añadiendo a nuestra vida y que es un proceso a largo plazo, y hemos estado como desmontando diferentes componentes. No nos podemos quedar simplemente en la zona de la conceptualización: "oh yo quiero hacer esto, quiero hacer lo otro, quiero lograr aquéllo" sino que tenemos que convertir nuestras visiones en realidad, tenemos que aprender a ejecutar las visiones.

Tenemos que nombrar las cosas que queremos alcanzar, tenemos que ir señalando diferentes componentes ¿no? tenemos que ir de una visión general a un proyecto más específico, diseñar una estrategia, una forma de alcanzar lo que queremos, desmontar nuestros proyectos en diferentes componentes y luego proceder a ejecutarlos poco a poco ¿y cómo hacemos esto? una cosa a la vez ¿no?

Esa idea de ir sistemáticamente siempre con una meta en mente, siempre con un detalle en particular. Tenemos que acometer la visión no quedarnos simplemente en: oh me gustaría comprar una casa en cinco años o me gustaría ser un profesional, o tener una familia bendecida, un matrimonio próspero, lo que sea sino que tienes que decir: ok ¿cómo hago eso? y trazarte una meta a largo plazo y hay una serie de virtudes, de cualidades que Dios quiere que vayamos adquiriendo para poder alcanzar nuestras metas a través de toda la vida porque toda la vida es un proyecto de continua superación, continuo crecimiento, continuo superar defectos, ataduras, dificultades, limitaciones, memorias del pasado, heridas todas estas cosas.

Entonces tenemos que, Dios va a ponernos a través de un proceso de vida que vaya engendrando en nosotros una serie de recursos y de actitudes: determinación, energía, persistencia, disciplina, pensar sistémicamente, buscar aliados en nuestras luchas y de una gente que nos apoye y que sea recurso para nosotros, una capacidad de analizar dónde estamos fríamente, objetivamente sin engañarnos a nosotros mismos acerca de dónde estamos, nuestras limitaciones, nuestra responsabilidad en las luchas que estamos pasando, no proyectarle a otros la falla y la falta: oh mis padres que no me amaron, que no me ayudaron en esto; la sociedad en que vivo, el gobierno injusto.

Tú que apropiarte de tu situación y analizarla fríamente y ver las cosas que tú tienes que hacer en tu vida ¿no? Todas estas son cosas Dios va a trabajar contigo para irte llevando a través de esos procesos. Ahora mucha gente se pregunta: bueno ¿cómo puedo yo adquirir estas cosas? ¿cómo puedo yo armarme de esa persistencia, de ese dinamismo, de esa capacidad para analizar objetivamente la situación que yo vivo? y allí es donde tenemos que alinear nuestra vida y saber que es un proceso a largo plazo y que nosotros tenemos que vivir una vida de intencionalidad donde cada día que nosotros vivimos tenemos que estar pensando: yo quiero llegar a ser esa persona disciplinada, quiero llegar a ser esa persona amorosa, perdonadora, generosa con los demás, capaz de superar dificultades, capaz de dominar el aburrimiento de la vida y la monotonía.

Mucha gente por ejemplo no tiene éxito porque no han aprendido a dominar simplemente que la vida es, 80% de la vida es monotonía francamente y son las personas que dominan la monotonía y aprenden a moverse dentro de ella exitosamente que verdaderamente llegan a donde tienen que llegar.

Uno se pregunta digamos un médico: oh yo quisiera ser un médico y romantizamos al médico, oh yo quisiera ser un pianista de concierto y romantizamos al pianista que está allá arriba tocando gloriosamente frente a una multitud que lo adora. Pero detrás de esa gloria hay años de el pianista ejecutar escalas ocho horas al día, tocar la misma pieza hasta que la sueña y se aburre de ella, hasta que sus dedos se lo aprenden ni siquiera su cerebro, sus dedos se aprenden la pieza que va a tocar frente al público.

El médico bregar con cadáveres y con modelos biológicos, estudiar química, estudiar biología orgánica, química orgánica o lo que sea todo esto para poder llegar al momento de la culminación. La vida todo es monotonía hasta cierto punto y nosotros tenemos que aprender a bregar con eso. El desánimo, las personas que quieren tomar unos cursos de discipulado bueno quizá llega un momento en que no es tan atractivo en el medio del invierno cuando está nevando y está haciendo frío afuera tú ponerte tu ropita y salir a la calle, tomar ese bus y llegar a la Iglesia hasta las siete de la noche a tomar tu clase de discipulado el viernes o ir a tu célula.

Mucha gente como no se siente con deseo de ir pues simplemente van, se sientan en la sala y prenden el televisor y se olvidan. ?Sabe? la persona que tiene éxito es la persona que supera el sentido de monotonía, el sentido de aburrimiento, de hacer lo mismo todo el tiempo y dice: no, me he sometido a una meta y sigo adelante.

Esa es la persona que vive su vida alineada a lo que se ha prometido y lo que ha concebido que quiere llegar a hacer y sabe que llegar a hacer algo grande requiere que cada día viva como una persona escogida lo que dije el domingo pasado de alinear nuestro diario vivir a nuestra condición y a nuestro llamado. Cada día tú tienes que vivir como que: hoy tengo que aprender algo nuevo, hoy es una oportunidad para yo leer algo para pulir un poquito más una destreza, para conocer un poquito más de la Palabra de Dios.

Ayer yo me pasé una buena parte del día para repasar la Carta a los Efesios. Yo he leído esa Carta como ochocientas veces pero dije: ¿sabes qué? hoy voy a dedicarme a renovar mi relación con la Carta a los Efesios y a través del día mientras hacía otras cosas tomé tiempo para ir capítulo a capítulo me detuve en dos o tres versículos claros, refresqué mi memoria en ciertas cosas, Dios me habló en maneras nuevas acerca de esa Carta y como yo soy Pastor y tengo que predicar sobre tantas cosas esto es un compromiso que yo tengo con esa Palabra.

Entonces decidí ese día coger algo específico y en vez de estar desperdiciando el tiempo en otras cosas o simplemente legítimamente quizás relajarme con otras cosas pero decidí que hoy yo puedo mejorar mi conocimiento de la Palabra, mi destreza de predicación, de análisis bíblico y me dediqué a eso porque yo soy un sacerdote, tengo que vivir mi vida conforme a mi vocación ¿entiende? y eso lo tienes que hacer tú también en tu vida.

¿Tú quieres ser un padre poderoso y exitoso? tienes que leer sobre la familia, tienes que orar por tus hijos, tienes que orar para que Dios sane tus propias heridas. Oh ¿quieres ser una mujer llena de fe y una consejera para jóvenes que están comenzando el camino de su vida? bueno tienes que superar tus propias dificultades, tus limitaciones de tu pasado, orar más. Es decir: cada uno de nosotros es un sacerdote, un rey y tenemos que vivir a la altura del llamado de Dios ¿usted me entiende?

Si usted quiere mejorar su economía pues eso quiere decir que cada día tiene usted que limitarse ciertas cosas. En vez de ir a Marshall's y Shop till you drop usted puede simplemente quizás aprender a economizar, ir a BJ's y comprar sus cosas allá en BJ's o ir a algún almacén donde venden más barato y comenzar a organizar su vida, su economía para poder pagar sus deudas, comprar esa casa que usted se prometió.

Es decir: en otras palabras muchos de nosotros no tenemos éxito en nuestra vida porque no alineamos nuestro vivir diario y los detalles de nuestra vida al llamado que hemos recibido de parte del Señor entonces desperdiciamos tanto tiempo y vivimos una vida sin propósito. De hecho esta serie que estamos predicando podría llamarse: una vida con propósito es decir el hombre, la mujer de Dios que vive y que cada minuto cuenta como dice la Palabra: "Redimiendo el tiempo" ¿amén? porque viene el día en que nadie puede trabajar como dice la Biblia: "Pronto la noche viene, tiempo es de trabajar."

Cada día tenemos que vivir con algo nuevo, algo diferente. Añadir, crecer, enriquecernos, perfeccionarnos, pulirnos, superar una limitación eso se llama alinear nuestra vida a nuestro llamado. Es decir: tenemos que vivir una vida que refleje intencionalidad. Diga esa palabra conmigo: intencionalidad. Ser intencional, vivir la vida con intención, con sentido de propósito concientes de cómo los diferentes aspectos de nuestro diario vivir se relacionan con la vida mayor que tenemos para nuestras vidas.

Entonces tú tienes que vivir lúcidamente, vivir enfocado en lo que tú persigues en tu transformación en una persona poderosa, pensante, disciplinada, analítica, en control de sí mismo y de sus apetitos ese debe ser el proyecto de tu vida, porque de tu transformación personal depende el éxito que tú tengas en el futuro. Intencionalidad ¿no? de tu transformación personal depende tu éxito.

Y Dios quiere que tú poseas tu tierra, es importante que tú entiendas eso: que Dios está comprometido contigo, que en tu vida de superación personal, de crecimiento, de mejoramiento personal tú no estás solo en ese proyecto tienes un aliado: el Espíritu Santo, el Dios Todopoderoso que dice: Yo estaré contigo donde quiera que tú vayas, el Dios Todopoderoso que dice: Yo te he entregado toda la tierra que pise la planta de tus pies, nadie te podrá hacer frente todos los días de tu vida porque Yo te he entregado, te he dado el título de tu tierra.

¿Y cuál es tu tierra? esto que está aquí tu vida, tu entorno, tu familia, tus finanzas, tu vida emocional, tu mente esas batallas que tú tienes que superar y que controlar porque cuando entramos a los caminos del Señor es como la tierra de Canaán llena de gigantes que no quieren entregarnos la tierra y vamos a tener que pelear y batallar para que esos gigantes cedan la tierra.

Cuando tú entras a los caminos del Señor entras con todo tipo de limitaciones ya lo hemos dicho antes, imperfecciones, defectos de personalidad, malos hábitos mentales y actuales, relaciones que te atan en diferente manera y te limitan, temores; una programación que el mundo te ha legado y entonces cuando tú entras en los caminos del Señor el Señor te dice: ahora vamos a trabajar tú y Yo y ahora vamos a formar a Cristo dentro de ti, y cada día de tu vida va a ser un proyecto de superación personal como digo de parecerte más y más a Cristo.

Cada día que tú te levantes tienes que ver ese día, ese día es un pedacito de tierra y ese día tú tienes que plantar la bandera del Reino de Dios en ese día y aprender algo nuevo, superar algo, declarar algo, hacer un poquito de progreso hacia la grandeza que Dios tiene destinada para tu vida cada día y en ese proceso tú vas poseyendo la tierra.

¿Cuánto tiempo le tomó a los hebreos poseer la tierra que ya Dios les había dado pero ahora tenían que conquistarla en efecto, no? Entonces por eso es que tenemos que creer: Dios está conmigo.

Ese es un principio importante que tenemos que aislarlo por un momento y recordar eso: el Señor se compromete. El Señor es como un padre que dice: ¿sabes qué? mira siempre y cuando tú necesites algo para tus estudios o para tu enriquecimiento cultural o personal cuentas con Mi ayuda, Yo no te voy a ayudar para que emborraches ni para que te compres cuatro carros ni para que desperdicies tu dinero pero si tú quieres hacer algo que te va a enriquecer y te va a avanzar en tu carrera y en tu proyecto de vida cuentas Conmigo Yo te voy a ayudar en todo lo que sea necesario.

Si tú necesitas dinero para dar ese viaje a Europa porque es parte de tu formación profesional te lo voy a dar porque puedo hacerlo. Si tú quieres ir a un museo y necesitas el dinero para pagar el precio de la entrada te lo voy a entregar. Si necesitas un carro no para estar por allí mujereando haciendo desarreglos pero para ir a la escuela, a la universidad y educarte cuentas con eso y así mismo Dios dice: todo lo que tú quieras emprender para que Cristo sea formado dentro de ti cuenta Conmigo Yo te lo voy a dar, todo lo que tú quieras hacer para crecer y ser un hombre poderoso, una mujer de Dios y ser usado para Mi Reino cuenta con los recursos del cielo porque estarán detrás de ti para bendecirte y llevarte hacia adelante.

Y es importante que nosotros sepamos que no estamos solos en el proyecto de la autosuperación y del perfeccionamiento personal, tenemos todos los recursos del Reino de Dios detrás de nosotros y no es solamente cuestión de pensamiento positivo y self-development y you know todas estas cosas, teorías que hay por allí que muchas veces nos dicen lo que tenemos que hacer pero no tenemos la energía para desatar la chispa de la creatividad en nosotros; esa chispa la provee el Señor, esa energía adicional que tú necesitas para la química de la autosuperación Dios la tiene y Dios te la da porque Él se ha comprometido contigo.

Ahora lo que quiero decir también es esto que ese proyecto de superación personal es un proyecto a largo plazo y se compone de partes constituyentes, etapas de la vida, momentos que tú vas a tener que vivir. Dios te va a aceptar en tu compromiso de ser un hombre, una mujer poderosa llena del Espíritu Santo, útil, creativa y entonces te va a decir: ok ahora vamos a emprender un proceso a largo plazo.

¿Recuerdan que yo les he dicho que Dios es un Dios de procesos y que Él nos lleva en viajes como llevó a Abraham a través de un viaje, como llevó a Moisés ochenta años hasta formarlo y prepararlo para ser el libertador de Israel, como formó a Saulo y primero lo puso ahí a educarse en el judaísmo, aprender ciertas destrezas analíticas, a ser un hombre bien inteligente y educado un ciudadano romano y todo esto y entonces lo llamó y lo envió a ser el gran apóstol Pablo; Dios siempre nos lleva a través de diferentes viajes para llevarnos a donde Él quiere llevarnos.

Que el sueño que tú tienes en tu corazón de ser una persona grandiosa y poderosa se haga realidad pero entonces dice: Yo te voy a llevar a través de diferentes etapas porque Yo soy un Dios detallista y tú tienes que creer que todo lo que sucede en tu vida desde el momento en que tú abrazas el proyecto de la grandeza personal y del desarrollo personal todo lo que suceda va a ser parte del proceso de Dios y va a ser diferentes momentos, tú tienes que estar alerta a lo que significa cada momento en tu vida que tú estás viviendo.

Puede que sea un momento de gran tribulación y de gran prueba espiritual pero ese momento Dios lo va a estar usando para formar en ti paciencia, amor, humildad, mansedumbre, dependencia de Dios, compasión por los débiles por los demás, capacidad para aconsejar, bendecir a otros, fortaleza todas esas cosas que necesita un hombre y una mujer para ser una persona exitosa y feliz.

Piense por ejemplo en José que Dios le da un sueño a José cuando era un niño y ve a sus padres inclinándose ante él y ve a sus hermanos haciendo lo mismo y ve en ese sueño que él va a ser una persona grandiosa y de poder y en el momento en que él declara el sueño y lo reconoce y Dios se lo da en ese momento comienza el proceso y comienza también la aflicción porque se desata la ira y el celo de sus hermanos lo cual los lleva a meterlo en un hoyo y decirle a su papá que una fiera se lo comió, lo venden como esclavo a Egipto, allí Dios lo prospera por un tiempo pero luego es calumniado, lo meten a la cárcel, allí Dios hace ciertas cosas se olvidan de él y finalmente es llamado ante la presencia de faraón y llega a donde tiene que llegar y finalmente Dios lo usa para preservar a su familia cuando llega la hambruna esta.

Entonces vemos que: oh sí la grandeza Dios la sembró en ese hombre pero entonces lo pasó a través de una serie de procesos y nosotros tenemos que entonces entender que todo lo que sucede en nuestra vida es parte. Tú tienes que preguntarle al Señor siempre como dicen por ahí: no por qué Tú permites que esto me pase sino ¿para qué? ¿qué Tú estás formando?

Yo siempre me pregunto: ok Dios esto que me pasó ¿por qué, qué es lo que Tú quieres? no en el sentido de ¿por qué yo? sino ¿qué Tú tienes en esto, cuál es el propósito de esto, qué puedo yo aprender? y tú tienes que leer en tu vida como si fuera un libro espiritual que te está enseñando.

Entonces Dios es un Dios de procesos y Dios es un Dios de detalles, Dios es un Dios de momentos, Dios es un Dios de lecciones aprendidas y Dios es un maestro que a Él no le interesa tanto tu comodidad como tu santificación, tu perfección. A veces te va a meter en el horno de fuego y te va a subir la temperatura a 450 grados y tú vas a estar allí sudando la gota gorda pero ¿sabes qué? eso es parte de que se derrita toda esa grasa innecesaria en tu vida y que tú puedas ser peligroso y delgado así enjuto, pero cuando tú golpeas duele porque es hueso puro lo que está golpeando. La llenura del Espíritu Santo, la concentración de Dios en tu vida.

Entonces Dios te va a pasar Dios es un Dios de detalles y por eso es que yo quería hablar acerca de esta cuestión de las cosas pequeñas ¿no? la virtud de lo pequeño, lo específico porque Dios tiene intencionalidad en cada cosa por la cual Él te va a pasar. Es importante que entendamos que el gran proyecto del perfeccionamiento a través de la vida está compuesto de cosas pequeñas y tenemos que identificar esas cosas pequeñas y tenemos que no subestimar la importancia de lo pequeño en nuestra vida.

Ese gesto que tú haces hoy puede significar algo grande. Yo les he dicho por ejemplo cuando voy a entrar a la Iglesia por la mañana veo a una ancianita, mamá de alguien de la Congregación o algo ¿sabe qué? mi ética es: yo tengo que detenerme ante esa anciana que quizá no sabe leer o escribir y tengo que bendecirla y mirarle al rostro. Una persona de la calle deambulante a veces maloliente ese es uno de mis clientes favoritos, yo tengo que ir allí y bendecir esa persona ¿sabe por qué? yo quiero en mi vida, no siempre lo logro les digo, reflejar el amor, la misericordia, la compasión y la humildad de Jesucristo; no siempre lo logro, ahora eso suena grandioso ¿no? ser una persona humilde y generosa.

Bueno comienza por allí. Saluda a alguien que no te agrada, saluda a alguien que no te puede dar nada, saluda a alguien insignificante, saluda a alguien desagradable, saluda a alguien que nadie le daría una segunda mirada y ejercítate en la humildad, en la generosidad, en el amor ¿no? entonces ese gesto pequeño tiene implicaciones inmensas ¿no?

Esa media que tú dejaste en el piso cuando te levantaste no esperes que tu esposa la recoja, recógela y a través de eso declara el orden en tu vida. Mire ese papelito ahí ahora mismo hay un papelito ahí blanco eso me está quitando la bendición ahora mismo ¿sabe? y por eso usted me va a ver muchas veces yo estoy por allá hablando con alguien y hago así y ese papelito yo lo recojo ¿sabe?

Mi ética es: yo camino por una escalera y veo un papel o un pedacito de galleta, yo lo voy a recoger, después me lavo las manos por si acaso pero lo voy a recoger en ese momento ¿sabe? porque yo digo: no, esta es la Casa del Señor, esta es la Iglesia, este es el templo de Dios, del Espíritu Santo eso quiere decir que ese papelito es un ofensor y yo tengo que quitarlo de allí es un enemigo que yo tengo ahora mismo yo que declarar victoria sobre él ¿no? usted va al baño de la Iglesia: asegúrese que ese baño quede mejor cuando usted sale que cuando usted entró porque usted es un siervo de Dios, una sierva de Dios ¿entiende lo que le estoy diciendo?

Y usted está declarando disciplina, está declarando atención al detalle, está declarando reverencia al Reino de Dios, está declarando guerra contra el desorden del mundo lleno de pecado en que usted vive, muchas cosas grandiosas que usted está haciendo a través de un gesto pequeño porque lo pequeño es lo que sirve de base para la grandeza ¿no? y en nuestra búsqueda de la grandeza espiritual tenemos que dominar las cosas pequeñas.

¿Qué dice la Palabra del Señor? "Ven buen siervo y fiel, sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré." ¿Sabe lo que pasa? que nosotros no entendemos este principio tan importante a través de toda la vida, que la grandeza está hecha de muchas intervenciones minúsculas. Entonces hay personas que quieren: oh Señor llévame al África, llévame a las selvas del Amazonas para dar mi cuerpo allí para que los nativos me llenen de flechas y yo sufrir por Ti y ser un holocausto a Tu Gracia, quiero evangelizar naciones, quiero evangelizar multitudes y alguien te dice: hermano hay una hermanita allí que necesita que usted la visite y que ore por ella porque está en una crisis: oh no eso es demasiado pequeño para mí hermana yo tengo que ir al África, yo tengo que prepararme para ir a Europa y predicar el Evangelio.

Y Dios dice: ¿Sabes qué? si no me puedes atender a lo pequeño Yo no te voy a poner sobre lo grande ¿no? usted tiene que ser generoso en lo pequeño. Cuando nadie te está viendo ahí es el momento para tú hacer algo grande para Dios. Cuando algo es tan mínimo que no parece interesante y que puede ser recompensador para tu vida haz eso y entonces vas a estar ejercitando disciplina personal, atención al detalle, dominio propio una cantidad de cosas.

La grandeza de lo pequeño eso es una de las grandes verdades. Yo tengo una ilustración que compartir con los hermanos esta mañana, la ilustración del centavo y del millón quizás algunos de ustedes la han oído antes y claro ustedes van a saber lo que es. Si yo le dijera a usted ahora mismo yo le digo, yo tengo aquí un cheque con fondo de un millón de dólares y un centavo que se va a duplicar cada día durante 31 días ¿cuál tú quieres?

Quizás muchos dirían: wow el millón de dólares claro que sí, un millón de dólares comparado con un centavo que se duplica cada día por 31 días ¿sabe lo que pasa hermano? que ese centavito duplicándose cada día al segundo día es 2 centavos, 4, 8, 16, 32, 64, 128, 256, 512 etc. al día 31 usted va a tener $10.740.000 dólares por la virtud de la duplicación de lo pequeño, es decir que si usted escoge el centavito que se duplica cada día usted sale mucho más ventajoso que el que escogió el millón inmediatamente.

Entonces ¿y sabe quién se beneficia de eso? la virtud de lo multiplicativo lo que se llama interés compuesto, los banqueros. Los banqueros le dicen a usted ¿sabe qué? sí te vamos a dar una casa, te vamos a dar un préstamo para que compres tu casa 20 años y solamente te vamos a cobrar 4%, 5% de interés ¡wow! tremendo ¿sabe qué? ese 5% de interés durante 20 años se convierte en 2 veces el precio que usted pagó por la casa así que si la casa le costó $250.000 dólares ese banquero se va a meter en el bolsillo $500.000 dólares antes de que usted le pague los $250.000 dólares.

La virtud de lo pequeño y así las compañías de seguros entienden esto muy bien, hasta las casas de juego entienden eso tremendamente bien, toda la gente del mundo que tienen una mente sagaz entienden que lo pequeñito multiplicado puede llegar a hacer grandes cosas. De hecho eso me ha llevado a través de la vida como a concebir una fórmula, yo considero esto una fórmula sagrada para mi vida y todos los proyectos que yo quiero hacer en mi vida siempre uso esta fórmula que ya se ha convertido como en parte de mi ser, ya ni siquiera pienso en ella pero es bien importante.

Yo digo: acciones pequeñas ejecutadas cada día a largo plazo dan resultados asombrosos, producen resultados asombrosos, cositas pequeñas ejecutadas cada día a largo plazo esas tres cosas son la clave; comienza con algo pequeñito y entonces hazlo todos los días y hazlo a largo tiempo y tú vas a ver lo que pasa.

Si tú lees una página al día por ejemplo voy a leer dos páginas de un artículo de computadora, antes la gente tenía que tener una enciclopedia que costaba $800 dólares ¿recuerdan cuando vendían las enciclopedias esas que vendían para la casa? yo no estaba vivo en ese tiempo pero me dicen que así era ¿no? la enciclopedia británica, la enciclopedia americana y venía esta gente y les llegaban 18 cajas de enciclopedias, 500 libras de libros y usted las ponía allí y leía.

Hoy en día usted va, aquí hermanos hay como 50 enciclopedias, solamente enciclopedias. Usted puede googlear cualquier cosa que a usted le dé la gana, puede ir a Wikipedia y si usted dice: ¿sabes qué? yo cada día voy a leer dos páginas sobre algún conocimiento; un día va a ser Europa, la Segunda Guerra mundial, la historia de Colombia, el comienzo del cristianismo, historia de la Iglesia, teología lo que usted quiera y comience poquito a poquito. No se dé problema si una semana no lee gran cosa porque ha estado ocupado pero hágalo poco a poco y usted va a ver que en un año, dos años es sorprendente lo que usted habrá aprendido y cómo su mente se habrá iluminado y se habrá expandido.

Ahora eso requiere de nuevo que usted alinee su vida, usted está diciendo: no yo quiero ser una persona entendida, quiero ser una persona informada, quiero ser una persona culta, quiero enriquecer mi intelecto, quiero enriquecer mi espíritu entonces al usted asumir eso usted entonces lo desmonta y cada día lee un poquito de algo.

Oh quiero perder 25 libras de peso porque estoy demasiado gordo o lo que sea, bueno. Comience simplemente eliminando un late con doble crema y siete cucharadas de azúcar uno solo al día; tómese uno o dos pero si se toma tres quite uno y hágalo a través de seis, siete meses usted verá cómo las onzas se derriten por magia de su cuerpo. En vez de coger el elevador suba la escalera de vez en cuando ¿amén? quítele la ropa a esa trotadora que usted la tiene ahí ahora de colgar ropa y móntese en ella y asústese viéndose correr en ella un día. Si mañana no lo puede hacer vuelva al otro día y comience poquito a poquito.

Yo le digo a la gente: veinte minutos tres veces a la semana de ejercicios hace cosas increíbles, las personas dicen: no yo necesito correr 2 horas al día y comienzan y al otro día están destruídos y nunca más vuelven a correr; súbase y camine un poquito y mañana camine otro poquito y diga: a través de toda mi vida yo voy a asegurarme de cuidar bien mi cuerpo. En vez de tres chuletas me como dos ¿no? en vez de echarle salsa y crema y todas estas cosas al bizcocho pues me lo como solamente y quizás de vez en cuando un bizcocho de dieta. Detalles, cosas pequeñas que van creando un resultado asombroso.

Hay gente que ha dicho que si usted dedica seis meses de su vida todos los días a algo, por ejemplo a algún conocimiento usted puede llegar a ser un experto mundial pero tiene que ser algo consistente y a largo plazo, usted puede hacer cosas extraordinarias.

La Biblia está llena de referencias a cosas pequeñas. Se me ocurrió ¿no? en Zacarías 4:10 habla de: "No despreciar el día de las pequeñeces" cuando los hebreos estaban construyendo el segundo gran templo después del primer gran templo salomónico y comenzaron y se veía pequeñito y triste en comparación con el grandioso templo salomónico, ese segundo templo era; el Señor les dijo: "No desperdicien el día de las cosas pequeñas, aprendan a respetar el valor de las cosas pequeñas."

Jesucristo era pequeño, insignificante, la Biblia dice que era "Sin atractivo para que lo deseáramos" en otras palabras no era un ídolo de cine en Su apariencia era un hombre común y corriente promedio en Su apariencia. Si usted lo viera en las calles hoy de Roxbury o en el medio del Downtown de Boston usted le pasaría de largo quizás pero ahí estaba la deidad total de Dios.

Ese bebito insignificante que nace en un pesebre porque no había lugar para Él en un hotel en una aldea insignificante, en un país insignificante del mundo era Dios mismo que iba a cambiar el destino de la humanidad a través de Su muerte en la cruz. Piense en la insignificancia de la cruz y de Su muerte y recuerde que ahí el Señor destronó los principados y las potestades y anuló el acta de los decretos que nos era contraria en una cosa pequeña como esa ¿no?

Dice que el Señor caminó como un esclavo se hizo humilde hasta la muerte y muerte de cruz, dice: "Por lo cual Dios le dió un Nombre que es sobre todo nombre para que ante el Nombre de Jesús se doble toda rodilla de lo que está en el cielo, en la tierra y debajo de la tierra. Comenzó como algo pequeño y el Señor entonces lo levantó.

Y se me ocurrió otro ejemplo aquí mientras estaba entre los dos servicios esta mañana ¿qué dice Pablo en Primera de Corintios acerca de los primeros cristianos? dice: miren ustedes no son una comunidad muy desarrollada ni muy extraordinaria, no hay entre ustedes grandes profesionales ni gente de mucho dinero ni de mucha autoridad, dice que Dios escogió lo pequeño para avergonzar a los grandes y Dios escogió la locura y la necedad de la cruz para declarar el Reino de Dios y para hacer las grandes cosas que Él quería hacer.

Hoy el cristianismo llena toda la Tierra y ha dado lugar a las más grandes expresiones artísticas del universo y ha sido una fuerza motriz de la humanidad y ha transformado naciones y culturas y todo comenzó con un pequeñito bebé porque Dios se toma tiempo, dos mil años lleva Él trabajando sobre la Tierra en Su proyecto de restauración y de creación y Él se deleita en trabajar a través de gente corriente como usted y como yo para hacer valer los valores de Su Reino.

Entonces tenemos que desarrollar un profundo aprecio por las cosas pequeñas y ver cómo esas cosas pequeñas está relacionadas con las grandes visiones que nosotros hemos concebido en nuestro espíritu. Recuerden siempre esto: el proyecto del mejoramiento continuo, mejora, mejora, mejora tu vida no te preocupes cuánto tiempo se toma tienes toda tu vida para alcanzar los grandes proyectos y recuerda de nuevo: dales nombre, se específico en ello.

Ok mis memorias me hieren y me limitan y me deprimen, nombra ese gigante y entonces desarróllate una estrategia con la sabiduría del Espíritu Santo para hacer eso porque eso te está haciendo daño en tu matrimonio, te está haciendo daño en tu relación con tus colegas en el trabajo, te impide emprender cosas grandes porque tienes ese freno allí que cada vez que te mueves es como un caballo cuando le halan el bozal le duele en la dentadura porque esa memoria te frena, entonces nombra esa memoria y dedícate a destruirla.

Puede ser una atadura mental, fantasías, dependencias mentales, cosas sexuales que nos atan, puede ser una relación que tú sabes que no es buena para ti y eso te está dañando en otras áreas de tu vida, puede ser tu matrimonio como he dicho pueden ser tus finanzas, pueden ser ansiedades de tu vida, una tendencia a ser resentido, a resentir la autoridad, a buscar venganza cuando te la hacen te la tienen que pagar, a creer que todo mundo está contra ti, baja autoestima; nombre el gigante que usted quiera. De todas esas cosas muchos de nosotros padecemos una, dos, diez de esos defectos.

Entonces no simplemente se contente con decirle: Señor bendíceme. Dios dice: ok ¿cómo tú quieres que te bendiga, por dónde quieres que comencemos, cuál de todos esos gigantes quieres que Yo descabece contigo? y entonces sométale al Señor un proyecto de vida y vaya mejorando, mejorando, mejorando. Hay cosas en mi vida que yo llevo veinte años peleando con ellas todavía y todavía de vez en cuando me tengo que cuidar de ellas. Ahora eso no hace que el poder de Dios sea menos en mí, todo lo contrario yo creo que Dios se glorifica en mi lucha, mi agonía, mis lágrimas, mi sudor, mi desangrarme delante de Él, mis fracasos, mi levantamiento y en todo Él dice: ahí está Mi hijo poniendo en práctica todo lo que Yo le he enseñado y me gozo en él y eso es lo que Dios quiere de tu vida también.

Pero tienes que seguir cada día mejorando, mejorando y mejorando y saber que tienes todo el tiempo delante de ti y si te mueres sin haberlo alcanzado gloria a Dios porque instantáneamente entonces vas a ser perfeccionado porque tu cuerpo va a glorificado, tu mente transformada y entonces sí que vas a ser como Cristo en un instante. Qué bueno cuando la vida es eso un proyecto de superación y cuando llega la muerte nos encuentra con la espada en la mano cortando maleza delante de nosotros como un caballero andante guerreando contra todo lo que es contrario al Reino de Dios y lo que Dios ha declarado sobre nuestras vidas.

¿Qué dice la Palabra del Señor? dice que tenemos que tomar todo pensamiento que se levanta contra el Nombre de Cristo Jesús, toda cabeza rebelde y tenemos que someterla a los propósitos del Reino de Dios. Todo lo que tú identifiques en tu vida, cualquier área de tu vida: comportamiento, actitudes lo que sea que tú digas: esto no se configura con la excelencia y la grandeza del Reino de Dios nómbralo como un gigante y ponle una etiqueta en la frente y tírale la piedra más grande y más poderosa que tú encuentres en el Nombre del Señor porque todo lo que es contrario al Reino de Dios y su excelencia es un enemigo tuyo y tienes que acometerlo en el Nombre del Señor en tu vida.

Cuando se toma algo pequeño y defectuoso y se va mejorando continuamente se termina con algo verdaderamente grandioso, grandioso ¿no? esto es parte de esas acciones pequeñas ejecutadas cada día a largo plazo. Termino con esta ilustración.

No sé cuántos han oído acerca de la historia de los hermanos Wright, ahí está un proyecto para usted cuando usted vaya a su casa busque a los hermanos Wright en Google, está en español también ¿sabe que Wikipedia por ejemplo está en Español? está en italiano, en francés el idioma que usted quiera no hay excusa, hoy en día todos podemos aprender algo. Los hermanos Wright, dos hermanos emprendieron el proyecto de inventarse una máquina que pudiera volar, un avión y pasaron años haciendo experimentos, dedicaron toda su vida a eso.

Después de un tiempo dejaron su trabajo, lo dejaron todo porque de nuevo: parte del enfoque y se dedicaron exclusivamente a hacer experimento tras experimento, leer todo lo que pudieran sobre aerodinámica, bregaron con diferentes tipos de materiales, se mudaron de hecho a una parte del país Carolina del Norte donde había un área de vientos apropiados para lo que querían hacer, arena por si se estrellaban que fuera suave el aterrizaje; dedicaron su vida, muchos experimentos continuamente experimentando porque eso es parte ¿no? continuo trabajo, mejorar, aprendieron de los fracasos. Uno siempre aprende de todo.

Si tú tratas al principio y no funciona pues móntate en el caballo otra vez y sigue adelante, te caes: límpiate las rodillas y sigue adelante. Ese es el principio de la ciencia de hecho. El principio científico es eso: experimenta mucho, fracasa mucho y ve mejorando, mejorando, mejorando hasta que llegues a tu meta.

Entonces estos hombres dedicaron muchos años a la experimentación y a la búsqueda de la máquina que pudiera volar. Y su primer éxito, hay un día en que se considera que fue el primer vuelo de un avión y si miramos ese día en realidad es algo muy penoso en un sentido y muy humilde. Esa máquina era una caja glorificada era un cajón, está hecho de palitos y de madera y voló unos cuantos cientos de metros eso fue todo, hizo así se subió un poquito y boom otra vez se estrelló pero estuvo cierto tiempo sostenido en el aire y pesaba unas cuantas docenas de libras, no creo que llegaba ni siquiera a 100 o 200 libras, muy pequeño y viajó como digo un espacio bien pequeñito y eso fue todo pero eso se considera el día del comienzo de la aviación en el mundo.

Eso fue como en los años 30 creo ahora estamos en el 2013 casi al 14, ochenta años después digamos ¿qué ha pasado en ese tiempo? Hoy en día piensen en otro avión el Airbus 380, A380 ya está ahora mismo volando en diferentes partes del mundo. Ese avión A380 que ustedes ven allí es un avión que su altura es casi de diez pisos de alto ¿ok? es un edificio y su extensión de nariz a extremo de la cola es del tamaño de un campo de fútbol, fútbol americano estamos hablando que es casi como tres veces el tamaño de este edificio de extremo a extremo acá y pesa cientos de miles de libras y viaja a casi la velocidad del sonido, .85 mac y puede viajar desde Nueva York hacia Hong Kong sin echar gasolina otra vez.

¿Ok? ahora compare esa máquina extraordinaria y gloriosa con ese principio humillante de los hermanos Wright y visualice que su vida es así, el proyecto de tu vida es así; quizás ahora mismo tú eres peor que el avioncito ese, espero que no esté insultando a nadie ahora mismo pero así podemos ser nosotros. Esta mañana que no lo pudimos hacer en el servicio de las 12 y lo vamos a hacer creo el domingo que viene estamos bendiciendo en el ministerio a las personas deambulantes que Dios ha ido formando aquí en León de Judá y yo animaba a mis hermanos que están ahora en situaciones penosas económicas así como ellos que no tienen dónde vivir y usted puede imaginarse lo que requeriría para esa persona salir de la trampa de no tener casa.

Y todos los defectos y heridas que han contribuído a esa situación penosa ¿cómo sale una persona de años de no tener hogar y de deambular en la calle a ser una persona que tiene una casa y tiene un trabajo y puede funcionar en su vida? es un proyecto peor que el de los hermanos Wright pero ¿sabe qué? Dios es más que poderoso para hacerlo, Dios se goza en las cosas imposibles. Quizás tu depresión ahora mismo parece casi imposible de superar porque llevas 40 o 50 años padeciendo de ella: Dios está contigo, Dios puede darte la respuesta.

Ese cajoncito puede volar a 30.000 pies de altura. Quizás nadie en tu familia jamás se ha graduado de la universidad y tienes ahora 30 años y dices: ¿cómo voy yo a ponerme a estudiar? Dios puede hacerlo. Puedes aprender inglés, puedes tomar tu GD, puedes aprender las destrezas que no adquiriste porque quizás no te graduaste de escuela superior pero tienes que ir pieza por pieza, comienza con lo que tienes a la mano, lo que tienes a la mano.

El Señor siempre le pregunta a la gente: ¿Qué tienes a la mano? Cuando Dios manda a Moisés a hablarle a faraón y decirle: Deja a Mi pueblo salir y Moisés lleva ochenta años esperando su momento y cuarenta de esos años los lleva metido en las arenas del desierto y tiene una autoestima destruida y le dice: Señor yo no puedo soy tartamudo, esto y lo otro y Dios exasperado le dice: Pero ¿y qué tienes a la mano? bueno, tengo una vara, bueno coge esa vara tírala al piso y la vara se convierte en una serpiente, ahora cógela se vuelve una vara; mete tu mano en tu costado la mano sale llena de lepra, ahora métela otra vez, sale limpia. Con esas dos señales ve donde faraón y dile: Yo te envío. Estaban en su mano, la respuesta estaba en su mano.

Después de eso comienza un proceso a largo plazo, faraón dice sí después dice no, vienen las plagas, viene la persecución de sus hermanos, vienen las quejas del pueblo pero finalmente un día el pueblo sale y todavía comienza el proceso; cuarenta años en el desierto hasta que entran a la Tierra Prometida porque Dios es un Dios de procesos y tú tienes que comenzar con lo que tienes a la mano.

Tú tienes que creer que esa cosa grande e imposible e inconcebible difícil de acometer Dios y Su poder en ti, la Palabra de Dios en ti, los principios del Reino de Dios en ti, la continua oración, la obediencia a la Palabra del Señor se convierten en un tsunami que nada lo puede resistir, lo va a allanar todo delante de ti hasta que tú llegues a la meta que Dios ha establecido en tu corazón.

Cree en los pequeños comienzos, vive tu vida pensando en los detalles, no te dejes abrumar por la grandeza de la visión que está delante de ti; cree en el Dios que se deleita en los detalles y en los procesos. Él no quiere darte simplemente un resultado porque si te da un resultado no vas a aprender de él nada, Él quiere que tú desarrolles destrezas a través del ejercicio porque quiere crear un hombre poderoso, una mujer llena del Espíritu Santo capaz de usar las verdades del Reino de Dios y de traer gloria a Su Nombre cada día porque cada día se va pareciendo más y más a Cristo Jesús. Y con ese Cristo dentro de él o de ella nada puede resistir.

Vamos a ponernos de pie un momento y yo quiero que en este momento tú en tu espíritu recibas esa Palabra y te preguntes: Padre ¿dónde está el comienzo de mi jornada, dónde está la punta de ese hilo largo que yo tengo que seguir hasta llegar a Tu destino? y lánzate día a día, comienza a tomar notas en tu vida, escribe las cosas, sé específico con Dios preséntale tareas específicas.

Dios dice: ok ¿qué tú quieres que te haga? ¿que te quite la ceguera, que te ablande el corazón, que ponga fuerza en tus piernas, que sane tus recuerdos, qué tú quieres que haga? y entonces pídele al Señor una cosa a la vez, apunta todas las tareas que tienes por delante y entonces deléitate viendo al Señor entregarte todas esas cosas a lo largo de tu vida y deléitate en hacer de tu vida una empresa a largo plazo heróica, una aventura del Espíritu y reflejar cada día más y más la grandeza de Cristo Jesús y traer deleite a tu Padre Celestial que estará mirando tu trama desde Su Trono y deleitándose diciendo: esa es mi hija, ese es mi hijo; Yo lo diseñé, Yo lo entrené, Yo le enseñé, Yo lo discipulé míralo aplicando las Verdades de Mi Reino.

Recibe ahora en el Nombre de Jesús el llamado de Dios en tu vida. Padre: vamos a ser gente específica, vamos a ser gente detallista, vamos a enfocarnos día a día, vamos a declarar las cosas de Dios específicamente, no nos vamos a contentar con declaraciones genéricas, vamos a apreciar los detalles de la vida, vamos a vivir la vida intencionalmente; vamos a ligar nuestros días a nuestro destino. Vamos a ver el proyecto de la vida como algo a largo plazo en lo cual nuestro Dios está eminentemente involucrado, no va a haber fracasos en mi vida sino experimentos de los cuales voy a aprender y voy a usar como peldaños hacia la grandeza.

No voy a cuestionar lo complejo de Tus procesos sino que voy a abrazar todo lo que Tú traigas a mi vida y lo voy a usar como materia prima para la grandeza que Tú quieres desarrollar en mi vida y aún en mis sufrimientos, en mis padecimientos yo voy a encontrar potencial para ser más como Cristo que fue perfeccionado a través de Sus padecimientos. Así que yo recibo Señor en esta tarde Tu Verdad, comienza conmigo Padre que la predico y ayúdame a poner en práctica Señor lo que declaro y a cada uno de mis hermanos.

Ayúdanos a hacer una comunidad específica, paciente, sistémica en sus cosas; íntegra en su vivir alineando su vivencia diaria a sus proyectos y sus visiones de grandeza Señor y gracias porque te has comprometido con nosotros, día a día caminaremos hasta llegar al supremo llamamiento de Cristo Jesús, te damos gracias Señor, te adoramos y te bendecimos gracias Señor. En el Nombre de Jesús y el pueblo de Dios dice: amén Dios les bendiga mis hermanos la gracia del Señor sea con ustedes, amén y amén.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato