Sermón 18 de agosto 2013: La metodología del reino

A propósito de Sermones
[Dr. Roberto Miranda]
  • Presenter: Dr. Roberto Miranda
  • Fecha: August 18, 2013
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Vamos a la Palabra del Señor en Segundo de Reyes, capítulo 5, la historia de Naamán. ¿Cuántos han oído acerca de Naamán el general militar distinguido del reino de Siria, Naamán? y es uno de mis personajes favoritos también, uno de los hombres sobresalientes de la Escritura, uno de los personajes reveladores e interesantes de la Escritura y nos enseña muchas cosas.

Quiero unir, empalmar esta meditación sobre este momento de la historia del pueblo hebreo y del pueblo de Dios a través de la historia inclusive porque estas cosas son escritas para nuestra edificación e instrucción e imitación, quiero empalmar esta meditación con el sermón que prediqué hace dos domingos acerca de la sanidad y que entonces no pude continuar sobre este tema porque estuvimos fuera Meche y yo el domingo pasado pero yo creo que también el Pastor Gregory Bishop al predicarnos acerca de este llamado a las naciones también y de tener una mentalidad abarcadora, ambiciosa para el Señor yo creo que también como que unió este elemento del Dios que quiere moverse con poder en medio de Su Iglesia.

Y yo creo que esta meditación sobre Naamán y su relación con el profeta Eliseo es una forma de unir esos dos temas. El tema de la sanidad que ahora vamos a verlo en acción, lo que yo usé como una enseñanza teológica teórica acerca de la sanidad ustedes lo van a ver ahora en acción ejemplificado aquí en el encuentro entre Eliseo y Naamán.

Pero también como ustedes saben este año hemos estado meditando sobre Evangelismo y el llamado de Dios a Su Iglesia en este tiempo a compartir la Palabra del Señor, a ser evangelísticos en nuestro comportamiento, a ser gente contagiosa y a ser gente evangelística, una Iglesia misionera, una Iglesia que use el don que Dios nos ha dado y como dice el apóstol Pablo a Timoteo: "Te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti."

Dios nos ha puesto aquí en la ciudad de Boston como sal, como una levadura divina ¿cuántos creen eso, amén? y Dios ha impartido un don a nosotros no porque lo merezcamos sino porque a Él le place hacerlo así, ahora nosotros tenemos que usar el don. Pablo le dice a Timoteo: "Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía sino de poder, de amor y de dominio propio."

Amén Dios te da el don pero no es para que lo escondas como el siervo infiel debajo de la mesa. No es para que digas: ah la gente es demasiado dura, estamos en un mundo post-cristiano que el Señor reprenda esa mentira del diablo, no estamos en un mundo post-cristiano a lo mínimo estamos en un mundo pre-cristiano, no es para que seamos tímidos, no es para que bajo un supuesto sentido de respeto hacia la privacidad; ¿sabe que el diablo ha puesto como un falso respeto a la privacidad y a los derechos de los demás? No estoy diciendo que no tengamos que respetar eso pero hay mucha gente que quiere escuchar la Palabra de Dios y nosotros somos los que ponemos barreras no ellos.

Yo he encontrado que si uno comparte el Evangelio en una forma respetuosa y discerniendo el momento de Dios la gente está dispuesta a escuchar y uno se lleva muchas sorpresas a veces de gente que uno no esperaba que recibieran la Palabra y cuando uno les habla vienen al Señor y reciben al Señor. Y entonces Dios no quiere que nosotros guardemos nuestro talento, como Iglesia Dios nos ha dado un llamado en esta ciudad, Dios nos puso aquí en el epicentro de Boston y vinimos aquí originalmente precisamente porque era un lugar "malo" por así decirlo; era un lugar de corrupción, de alto crímen, de deterioro y miren lo que Dios ha hecho en los quince años más o menos que hemos estado aquí, cómo Dios ha cambiado.

No necesariamente por nosotros solamente porque sé que hay muchas Iglesias que oran pero para gloria de Dios nuestra venida coincidió con un mover de Dios y esta ciudad está cada día mejorando y este vecindario, hay una bendición grande ¿no? Porque mucha gente hubiera dicho: no, esta Iglesia está loca venirse de Cambridge aquí a este lugar lleno de crímen y de violencia y dejar un templo que tenían que les habían regalado a construírse uno, pero Dios nos prosperó y nos bendijo y hemos visto Su bendición.

Porque cuando uno se atreve como Abraham como predicaba Gregory ¿no? Dios te dice: te voy a sacar de tu tierra, de tu parentela, de lo que te es cómodo y si tú estás dispuesto a incomodarte y a arriesgarte en Mi Nombre Yo te voy a bendecir y te voy a dar familia y te voy a hacer rey y líder y vas a bendecir a las naciones, y vas a usar Mis dones y yo te voy a poner como Mi representante en las naciones. Eso es lo que Dios quiere hacer de Su Iglesia, cuando el pueblo de Dios le cree Dios te puede usar si nos atrevemos.

Y entonces Dios se está moviendo en este tiempo, por eso en este año hemos estado meditando una y otra vez acerca de cómo ser un pueblo evangelístico y hemos estado estudiando diferentes dinámicas de cómo Dios se mueve evangelísticamente en el mundo. Por eso es que la sanidad que viene a ser un representante de los dones del Espíritu, porque la Biblia habla de dones así de sanidades pero también habla de dones de conocimiento, de fe, diferentes tipos de dones y señales que Dios da.

Pero para ser poderosos en el Evangelismo tenemos que movernos en el poder sobrenatural de Dios ¿cuántos creen eso, amén? No lo podemos hacer simplemente oh, enseñándole a la gente teoría y teología, la gente necesita más que eso. Necesita el calor del poder de Dios, necesita el fuego de Dios en nuestras vidas. Por eso el Señor le dijo a los discípulos: no se vayan de Jerusalén a predicar el Evangelio hasta que hayan recibido poder de lo alto, Yo los voy a bautizar con Mi Espíritu, voy a impartir dones y entonces ustedes se van a mover en el Poder de Mi Espíritu para llevar a cabo la obra que Yo les he encomendado a través de la Gran Comisión.

Entonces vemos aquí los dones de sanidad por un lado, el poder del mover de Dios sobrenatural y también el llamado a evangelizar a las naciones y ser ambiciosos en lo que Dios puede hacer. Estos temas se unen en este texto en la historia de Naamán y Eliseo, es muy largo de leer todo el texto son 27 versículos bastante gorditos cada uno así que voy a simplemente leer unos cuantos versículos y voy a estar visitando esta historia que muchos de ustedes ya conocen de por sí.

Pero vamos a comenzar en el versículo 1, dice: "Naamán, general del ejército del Rey de Siria era varón grande delante de su Señor" en otras palabras era un hombre muy importante, muy apreciado, muy valioso para el rey de Siria. Era un general, no cualquier general si era como un general de 5 estrellas, era como el sumo militar que dirigía el ejército del rey de Siria y este hombre gozaba de la confianza y el aprecio de su rey, de su señor.

Y este hombre lo tenía en alta estima porque por medio de este hombre había dado Jehová salvación a Siria. Yo tengo aquí, yo no sé cuándo yo puse esto en mi Biblia porque este texto lo he leído muchas veces aquí en mi Biblia que está bien trabajada, puse un signo de exclamación al lado de esa declaración allí. ¿Por qué habré puesto yo un signo de exclamación al lado de esa declaración? no quiero que pasemos eso por alto.

Mire que dice que Dios por medio de Naamán le había dado a Siria salvación. Wow me parece interesante porque Siria era una nación enemiga de Israel. Los sirios los vemos muchas veces a través de la Escritura en guerra y en opresión contra Israel, era una nación enemiga, era una nación pagana que no conocía al Dios viviente. A mí siempre me encanta cuando yo veo esas maneras en que Dios se mueve en el mundo más allá de nuestros esquemas limitados.

Yo digo que cuando lleguemos al cielo nos vamos a encontrar con gente que jamás hubiéramos pensado que iban a llegar allá. Inclusive si no estuviéramos glorificados nos lamentaríamos: oh Dios mío tengo que pasar la eternidad con este tipo que me caía tan gordo ahí abajo.

Dios se mueve de formas extrañas en el mundo y en las naciones y en este caso dice que Dios había usado a Naamán para darle salvación, no me pregunte qué estaba haciendo Dios con esa nación en ese momento pero lo vemos muchas veces con Nínibe cuando Jonás le predica a Nínibe y dice que Dios ama a esa gente que no sabe discernir su mano derecha de su mano izquierda. Y así hermanos yo les digo: una de las cosas que necesitamos cultivar para ser gente verdaderamente evangelística es un corazón de misericordia que ame a la gente.

Yo creo que hay muchos cristianos que quieren que Dios envíe fuego y juicio y castigo al mundo. Se sentirían decepcionados si Dios no mandara un terremoto que matara a 150.000 personas en los próximos dos o tres meses aquí en el mundo y sin embargo Dios nos llama a amar a los inconversos, a amar a la gente que no conoce a Dios, a desear que las naciones sean salvas y a creer que Dios se mueve extrañamente y que Dios se mueve con quien quiere como quiere.

Y que yo creo que en este tiempo de la historia Dios quiere hacer algo grande en las naciones y yo no estoy listo todavía para entregarle el mundo a Satanás y nosotros tenemos que ser ambiciosos y creer: no, Dios todavía quiere salvar naciones, Dios todavía quiere salvar a esta ciudad. Dios quiere salvar a los gangueros, Dios quiere salvar a los tecatos que se están metiendo droga ahora mismo; Dios quiere salvar a la gente homosexual, Dios quiere salvar a los adúlteros, Dios quiere salvar a los alcohólicos, Dios quiere salvar a los resentidos y a los vengativos y a los violentos.

El Señor Jesucristo dijo: Yo he venido a buscar lo que se ha perdido. En un pasaje dice que los discípulos cuando el Señor iba a pasar por Samaria para ir a Jerusalén los discípulos el Señor envió a Sus discípulos a una aldea samaritana para que les anunciaran que Él iba a pasar por allí, no eran judíos seguramente y quizá quería pedir permiso respetando las autoridades y los samaritanos cuando vieron que Jesús era judío le prohibieron que pasara por esa aldea.

Y los discípulos vinieron donde el Señor frotándose las manos: Señor ¿quieres que mandemos fuego que los destruya como destruyó Elías a los soldados que vinieron a buscarlo? el Señor dijo: Ustedes no saben de qué espíritu adolecen, Yo no he venido a destruír al hombre he venido para salvarlo" Dios quería salvar a esos samaritanos ¿no?

Entonces nosotros tenemos que pedirle al Señor que nos dé un corazón compasivo, misericordioso, un corazón que no te ponga limitaciones. Yo le pido: Señor llena mi corazón de compasión con aquéllos que se oponen a Ti y llena mi corazón de valor para creer que Tú puedes inclusive moverte en estos tiempos en lugares que aparentemente están cerrados para Ti como Dios se estaba moviendo extrañamente en Siria.

Y por eso es que yo creo que Dios puso en mi corazón poner ese signo de interrogación allí porque Dios se mueve extrañamente. Se está moviendo en Siria porque Él quería allí que se diera algo glorioso, que Su Palabra y Su Nombre fueran engrandecidos en esa ciudad enemiga y que hubiera un testimonio del poder de Dios allí.

Porque también eso es otra cosa hermano ¿sabe que el Evangelismo es guerra espiritual? Los sirios servían a un dios extraño, no era Jehová y ellos buscaban en ese dios extraño su prosperidad física, el cultivo de sus tierras y sus sembrados y todo este tipo de cosas, su comida, su victoria en un dios ajeno y Dios quería probar: no, ese dios no es el Dios verdadero, Yo soy el Dios verdadero, el Dios que puedo sanar a este hombre que representa su nación. Entonces Dios estaba fraguándose un plan para provocar una confrontación de poderes implícita entre ese Dios extraño y el Dios verdadero que era Jehová.

Entonces dice aquí que: "Este hombre era valeroso en extremo pero tenía un problema: era leproso" cómo Dios usa a veces las enfermedades, los problemas de la vida para glorificarse y exaltarse. Naamán no lo sabía pero Naamán iba a ser de bendición y de inspiración a incontables generaciones a través de los siglos, iba inclusive a ser un testimonio para su nación pero todo comienza con una gran crisis en su vida: una gran enfermedad, vergonzosa, terrible.

Imagínese un hombre militar acostumbrado a usar su uniforme de general, sabe Dios cuántas decoraciones tenía, yo no sé si usaban medallas en esos tiempos pero estoy seguro de que cuando Naamán era un joven militar y en la plenitud de su vida, de su salud él caminaba las calles representando la fuerza y el arrojo de un hombre marcial militar. Entonces este hombre ya con toda su gloria, con todos sus triunfos y decoraciones tenía todo lo que necesitaba: dinero, influencia, prestigio, la estima de su señor y sin embargo leproso, la enfermedad más terrible y más desfigurante y más enajenadora porque una persona leprosa era un paria y nadie quería tocar ni acercarse a un leproso.

Yo no sé cómo él negociaba todo eso en su vida militar el caso es que Dios estaba preparando ese sufrimiento de él para Él ser glorificado y para que Naamán experimentara la gloria de ver al Dios vivo obrando en su vida. Nunca tiremos la toalla hermanos, sepamos que Dios quiere usar aún los padecimientos de nuestra vida para Su Gloria. Tú no sabes quién te puede estar mirando mientras tú padeces algo y das siempre gloria a Dios y mantienes tu actitud de servicio al Señor y de buscar de Él y de orar y de servirlo puede ser de inspiración a muchos.

Entonces dice que: "De Siria habían salido bandas armadas y habían llevado cautiva de la tierra de Israel a una muchacha la cual servía a la mujer de Naamán." Otro personaje se introduce en la historia: una joven esclava que había caído cautiva en una redada, un ataque militar, una incursión del ejército sirio, eran como guerrillas que se metían al territorio de Israel y se llevaban a quien podían y lo secuestraban y lo vendían a esclavitud.

Esta jovencita había sido arrancada de su familia y llevada a la casa de Naamán ¿cuántos creen que Dios la puso allí para ser testigo como puso a José? ¿ves? Es que Dios se mueve en maneras misteriosas. Una de las cosas que nosotros tenemos que pedirle al Señor: Señor abre mis ojos para yo poder discernir Tu mover en las diferentes circunstancias de mi vida.

Esta joven había sido llevada y secuestrada yo creo que en un sentido para un momento Cairos, un momento preñado que Dios tenía para que se continuara avanzando con el plan, el drama que Él había elaborado. Entonces esta joven un día le dice a su ama la esposa de Naamán: señora ¿sabe usted que en Israel de donde yo vengo hay allí un profeta que puede sanar a su esposo? wow. Yo me paro aquí un momentito ante la importancia de que nosotros demos testimonio del Dios que nosotros conocemos hermanos donde quiera que nosotros estemos y que encontremos razón para redimir cualquier circunstancia en la cual nos encontramos.

Cuando algo sucede en nuestra vida que es negativo y terrible ¿sabe cuál es la tendencia? como decía la mujer de Job, maldecir a Dios y pedirle que nos mate o morirnos y renegar de Dios, esta muchacha usó su oportunidad, usó su tragedia para testificar del Dios que ella conocía. Si Dios ha obrado en tu vida de alguna forma, si tú has visto el poder de Dios en tu vida testifica de ello. Si Dios te ha sanado, si Dios te ha liberado, si Dios ha hecho algo en tu corazón comunícalo a otros y déjales saber: mira yo conozco un lugar donde hay poder para tu necesidad.

A nuestra Iglesia viene gente de muchas diferentes situaciones. Yo podría dar muchos relatos de cómo viene gente aquí enferma, con problemas con sus matrimonios, en depresión, con problemas espirituales serios y para gloria del Señor han encontrado liberación, sanidad, esperanza, consejo para su vida en este lugar para gloria de Él. La Iglesia tiene que ser un lugar de poder hermanos, la Iglesia tiene que ser un lugar de transformación.

Por eso es que nosotros tenemos que dedicar tiempo a cultivar el poder del Espíritu Santo, se requiere tiempo, se requiere esfuerzo. No es cuestión de un servicito aquí de media hora y vámonos todos pa' la casa, hay que cultivar el sentido de la Presencia del Señor como hicimos esta mañana. Qué bueno cuando venimos con las pilas puestas a adorar al Señor y glorificarlo. Hay que trabajar.

Cuando uno sale de aquí a las 2 o 3 de la tarde el domingo está quemado como un cabito de fósforo porque es trabajo, es duro, no es cuestión de traer un sermón y leerlo aquí 20 minutos y no, la gente aquí trabaja duro los que sirven aquí hay que esforzarse. El viernes estuvimos aquí hasta las 11 y media de la noche y nuestro grupo de adoración no dejó de adorar un solo momento desde las 7 de la noche prácticamente, es mucho trabajo.

Y la gente muchas veces viene y dice: ¿por qué no esta gente? mira media hora es bastante ya para adoración. Dios quiere que cultivemos Su Presencia porque en ese cultivo de Su Presencia Dios el poder de Dios es liberado y Dios hace cosas, cantamos "cuando el pueblo alaba Dios hace cosas" pero no sabemos lo que estamos diciendo muchas veces pero es lo que creemos ¿amén?

La Iglesia, tu vida tiene que ser un depósito del poder de Dios para que la gente que necesita entrar en contacto con ese poder al tocar tu vida en alguna manera entre en contacto con el poder de Dios. La gente no va a venir: "ah mira en esa Iglesia hay una teología increíble, oh en esa Iglesia tienen una enseñanza muy buena" no, la gente quiere solución para su vida, quiere un estímulo, quieren algo que les diga: sí Dios está vivo, es real, hay esperanza para mi vida.

Y por eso es que nosotros tenemos que, esta joven no le dijo: mira vé allá a Israel porque tienen un seminario tremendo donde predican mucha teología, donde tú te vas a aprender los nombres de todos los profetas y esto y lo otro, no. Le dijo: hay un profeta allí que tiene el poder de Dios y él puede sanar a tu esposo.

Gloria al Señor, hermano yo pido que nuestra Iglesia cada día sea más y más un lugar donde la gente pueda recibir lo que necesita para sus vidas y nuestras Iglesias tiene que ser eso y tenemos que ejemplificar esto y nuestras vidas tienen que ser vidas de poder, por eso es que tenemos que tomar tiempo para orar, para ayunar, santificarnos, estudiar la Palabra, arreglar nuestras vidas para que el poder de Dios pueda manifestarse a través de nosotros porque eso es lo que va a cambiar a la gente, no es ninguna otra cosa.

Entonces ella le dice: bueno vé allá nuestro señor Naamán allí puede recibir. "Ella le dijo a su señora: si rogase por mi señor al profeta que está en Samaria él lo sanaría de su lepra." Entonces este hombre ni lento ni perezoso cuando supo lo que esta muchacha había dicho, fíjese: tiene que haber estado bien desesperado Naamán para haberse llevado del consejo de una pobre sirvienta, pero Naamán dijo: bueno vamos pa' allá ya he tratado todo lo que he podido, nada me ha resultado quién sabe.

Y entonces dice que: "Entró al recinto del rey y le relató diciendo" así, así ha dicho una muchacha que es de la tierra de Israel y le dijo el rey de Siria: anda y vé y yo enviaré cartas al rey de Israel. Yo enviaré cartas. No era una cartita: querido rey de Israel ¿cómo estás? un placer conocerte ¿tú me hicieras un gran favor? no, era una carta de autoridad. Siria era un reino muy fuerte, era un poder en esa región y el rey de Israel le tenía miedo al rey de Siria.

Dice aquí que: "Entonces Naamán salió llevando consigo 10 talentos de plata, 6.000 piezas de oro, 10 mudas de ropa" el hombre iba apertrechao pa' lo que porque fíjese, esta es la mentalidad del mundo en operación. El Espíritu Santo dirige al escritor de Reyes a darnos estos detalles porque Él quiere enseñarnos algo también. Cuando Dios se está moviendo en el mundo evangelísticamente, cuando el poder de Dios está descendiendo y eso es lo que va a pasar en las naciones, lo que pasa cuando una Iglesia se mueve en Evangelismo y la gente comienza a llegar.

La gente viene a nosotros y viene a la Iglesia y siempre ha venido. Donde sea que se da el mover evangelístico poderoso de Dios siempre vamos a ver algo y es que el mundo va a venir a nosotros pero va a venir con su mentalidad y con su sistema de valores, con sus expectativas, con sus preconcepciones, con su visión de mundo, su cosmovisión y van a venir a la Iglesia buscando sanidad, buscando sanación, buscando la solución a su problema pero vienen contaminados con la visión del mundo creyendo que nosotros también funcionamos de la manera que ellos funcionan.

Y entonces cuando llegan a la Iglesia se tiene que dar un choque de poder entre los valores del Reino de Dios y los valores del mundo. Si la Iglesia cede en sus valores y se deja intimidar por el mundo pierde la pelea. Pero si la Iglesia se mantiene firme en sus valores el mundo tiene que bajar la cabeza y entrar en la visión de la Iglesia. Y mi corazón sangra cada día viendo tantas iglesias en este tiempo aquí en Boston y en muchos países donde el Evangelio está débil y en desventaja en un sentido, muchas iglesias entregando nuestras armas al mundo para que la gente venga y nos visite.

Y creemos que si nosotros predicamos el Evangelio como Cristo lo declaró, como la Palabra lo declara no van a venir, nos van a visitar y retiramos una cantidad de pasajes de la Biblia, enseñanzas de la Escritura porque no queremos escandalizar a la gente. La Iglesia tiene que mantenerse firme en su posición y tiene que darse un choque de poder y cuando la Iglesia se mantiene firme entonces el Señor hace lo que Él promete que va a hacer, pero si entregamos la toalla antes, decimos: oh qué bueno que vino el profesor tal, qué bueno que vino el ingeniero tal, oh qué bueno que vino el banquero tal nos va a dar el dinero que necesitamos pa' construir el templo así que no voy a decir nada que lo ofende, perdimos la batalla.

La ganamos en un sentido pero la perdimos al final porque Dios siempre quiere que nosotros demos prueba de que creemos que Él es el que hace la obra no nosotros con nuestras técnicas y nuestros razonamientos humanos. ¿Por qué digo eso? porque Naamán se prepara con todo lo que él cree que le tiene que pagar al profeta para que le haga lo que él quiere que le haga. Él piensa que este profeta le va a cobrar: ok ¿qué tu quieres? bueno si tú quieres que te sane de un dolor de cabeza eso va a ser tres vestidos y cuatro talentos de plata. Ahora si es cuestión de una pierna que está cojeando pues eso te va a costar más.

¡Lepra! olvídate muchacho ¿qué tienes en la casa? dame la tarjeta de crédito. Entonces Naamán dice: bueno no sé cuánto me va a cobrar éste porque todo en el mundo cuesta. Así que se llena de dinero y de provisiones y se aparece allá en Israel. Su mentalidad es una mentalidad de poder, de dinero, de influencia porque así es que el mundo piensa, el mundo tiene sus valores y piensa que la Iglesia funciona de esa manera pero el Reino de Dios es contra-intuitivo y contra-cultural y pone los valores del mundo de cabeza.

Y cuando la gente entra hay que mostrarle: mira lo siento mucho vas a tener que caminar bien bajito porque tienes que hacerte como un niño, tienes que aprender todo de nuevo porque los valores del Reino de Dios son muy diferentes a lo que estás acostumbrado, no me importa que seas un profesor de filosofía o un científico grande el Reino de Dios funciona mucho más allá de la ciencia, mucho más allá de la filosofía, mucho más allá de la razón, mucho más allá del arte, es un Reino que lo juzga todo.

Entonces tomó 6.000 piezas de oro, seis mudas de vestido y tomó también cartas para el rey de Israel, cartas de autoridad que decían así: cuando lleguen a ti estas cartas sabe por ellas que yo envío a ti mi siervo Naamán para que lo sanes de su lepra, punto. ¿Cómo escriben los gobiernos cuando le van a mandar a su casa por ejemplo el tax del carro, cuando le llega el X-size tax desde su carro a su casa ¿sabe cómo dice? algo como que: la ciudad de Watertown te demanda que le pagues $93 dólares con $0.50 de los taxes.

Así es que dicen, demandan. A mí me resultan odiosas verdaderamente esas cartas cuando llegan así porque así es que está acostumbrado el mundo, a dar órdenes. Los policías ahí en Logan Airport cuando tú te estás haciendo un segundito para esperar a tu amada persona que llega te gritan: sálgase de allí, ok señor, ok, insultates. Ellos quieren ejemplificar autoridad, no le quieren dar a usted ni un momentito de duda de su autoridad porque si ellos emiten un poquito de duda usted entonces se aprovecha de eso así que son cortantes, tajantes y al punto.

Ese es el mundo el mundo de poder, el mundo que viene con esa autoridad queriendo gobernar, queriendo controlar, queriendo imponerse pero tienen una necesidad ¿eh? y si usted se deja se le van a montar encima. Nosotros tenemos que estar convencidos de lo que creemos, lo que Dios nos ha dicho, la forma en que nosotros operamos, la forma en que se mueve el Reino de Dios.

Entonces le envía en estas cartas documento: sana a mi siervo o ya sabes lo que te va a pasar. Luego que el rey de Israel leyó las cartas rasgó sus vestidos, estaba desesperado el hombre. En la cultura hebrea rasgar los vestidos era una señal de duelo, de luto, viene desastre a mi nación si yo no sano a este hombre me las voy a ver con el rey de Siria.

Entonces en su desesperación dice: "¿Soy yo Dios que mata y da vida para que éste envíe a mí a que sane un hombre de su lepra? Miren ahora cómo busca ocasión contra mí" lo que quiere es declararme guerra y por eso me da una asignación imposible para que cuando yo no la haga entonces tener una excusa para venir con su ejército a invadir a Israel, la desesperación. Yo veo aquí algo, es la Iglesia impotente.

Cuando la gente llega a nuestros recintos y se necesita una intervención directa de Dios y no tenemos poder y no sabemos qué hacer, estamos mordiéndonos los nudillos y no tenemos la solución para nuestro problema y así desgraciadamente hay mucha gente en el Evangelio, en el Reino de Dios. Dios necesita lugares, necesita gente ungida con el poder del Espíritu Santo que sepa qué tiene que hacerse.

El rey manifestó su desesperación en una forma pública parece y alguien allí quizás se dió cuenta de lo que había pasado y llegó la noticia a donde estaba el profeta Eliseo. Dice que cuando el varón de Dios oyó que el rey de Israel había rasgado sus vestidos envió a decir al rey: ¿por qué has rasgado tus vestidos? muchacho eso es demasiado costoso ese traje que tú acabas de romper. "Venga ahora a mí y sabrá que hay profeta en Israel."

Wow. Yo creo que si alguien hablara así en nuestro mundo nosotros diríamos: oh qué engreído, qué orgulloso. La gente de Dios tiene autoridad. Cuando el poder de Dios está en un lugar no hay que andar con falsa humildad.

Yo he aprendido eso y es que la gente de Dios habla con propiedad y sabemos que todo es por gracia, todo es por misericordia no porque nosotros lo merezcamos pero nosotros tenemos que saber que hay poder y tenemos que pedirle al Señor: Señor dame una autoestima grande para no estar pidiendo disculpa por el Evangelio que tú me has confiado y que Tú nos has dado; tenemos que andar con seguridad, Dios está con nosotros.

Dios no quiere falsa humildad pero tampoco quiere orgullo ni soberbia ¿no? Él quiere que tú sepas que: sí que Dios está contigo, está en ti y que es por la gracia y la misericordia de Dios que está en ti pero una cosa y la otra tienen que estar en balance. La Iglesia tiene que saber que el poder de Dios está ahí y nosotros tenemos la solución para los problemas de la humanidad, no tenemos que estar pidiendo disculpas por nosotros mismos con una falsa humildad porque eso lo que hace es que molesta a Dios más que agradarle.

Entonces llama: dile que venga, que venga aquí a mi casa. Usted sabe la historia, dice que vino Naamán con sus caballos y con su carro, todo esto está diseñado para mostrarnos el conflicto de mentalidades. Imagínese una pantalla de televisión o de cine y llega Naamán allí haciendo ruido, se puede oír su venida desde cuatro cuadras porque viene con todo su séquito, sus caballos, sus carros, la carga de riquezas que trae, un hombre acostumbrado así a caminar con muchos guardaespaldas, mucha cosa.

Y llega allí esperando que todo eso va a impresionar al profeta y que va a obligarlo a hacer lo que él quiere que haga ¿no? Dice: "Entonces Eliseo le envió un mensajero" ni siquiera le dejó que llegara a su casa, aquí está el choque de poder ¿no? Eliseo tiene el espíritu profético y discierne la mentalidad de este hombre y él sabe que a Jehová no se le puede forzar a hacer nada. Él sabe que este hombre necesita ser confrontado, necesita ser quebrantado.

Hermanos para que Dios haga algo en nuestra vida primero tiene que rompernos y hacernos de nuevo. Si nosotros decimos ¿recuerdan lo que yo les decía el domingo antepasado que Dios sana cuando quiere, como quiere, a quien quiere porque Él es Dios? Él sana en diferentes maneras; a veces sana instantáneamente, a veces se toma tiempo, a veces sana a través de una oración, a veces sana a través de imposición de manos, cientos de maneras y lo que nosotros tenemos que hacer es sujetarnos a Su Voluntad y hacer lo que Él quiera y hacernos como niños.

Por eso me gusta mucho el Pastor Machado que estuvo con nosotros el viernes ¿no? porque usted lo ve y parece un homeless a veces ¿no? yo amo a John porque es un hombre humilde y sencillo de corazón, sí lo digo con gran respeto y con gran, gracias a Dios que no está aquí y que no habla español dos cosas buenas (risas). No yo lo digo para honrarlo mas bien ¿sabe? porque mucha gente ve a estas personas con su pelo largo y un poquito irsuta y piensan ¿algo bueno puede salir de, dónde es de Belén o de Nazareth?

Pero yo he aprendido que Jesús usa los vasos humildes y sencillos. A Él no le importa si tú tienes un doctorado en teología, si te vistes con un traje de tres piezas, si te pones un poquito de colonia Pierre Cardin a Él no le importa eso a Él le importa qué hay en tu corazón y Él se deleita en usar lo pequeñito del mundo.

Nunca te veas a ti: oh yo no tengo educación soy una ama de casa, no mira: tú puedes testificarle a tu jefe para quien limpias la casa, Dios te puede usar y yo quiero que nuestra Iglesia sea una Iglesia sencilla, humilde de corazón que donde esté la unción de Dios ahí vamos y si Dios quiere que nos pongamos de cabeza nos vamos a poner de cabeza todos, si Dios quiere que parezcamos locos, si Él quiere lo vamos a hacer porque es para Su Gloria. Ahora no es tampoco como que si somos locos eso va a hacer que Dios obre ¿no? hay gente que cree, no. Si es de Dios ¿no? pero yo he aprendido a no ponerle trabas al Señor.

Uno de los temas que corre a través de este texto es Dios obrando a través de los pequeñitos. Obra a través de la sirvienta y obra también a través del siervo de Naamán, cuando Naamán va hacia la casa de Eliseo Eliseo le manda un siervo, un sirviente. Lo primero que imagino cuando Naamán se paró habrá dicho: pero ¿por qué me paran? yo quiero llegar a la casa, yo quiero hablar con el profeta mismo. Este hombre está acostumbrado a que lo traten con deferencia, él quiere ir ahí al cocoroco al principal siempre ¿no?

Él no quiere hablar con un subalterno, con un intermediario, con el secretario de la secretaria del diputado, él quiere hablar con el jefe. Pero Eliseo discerniendo el estado del corazón de este hombre para que pueda ser sanado lo primero que tiene que hacer es quebrantarse delante de Dios. Y por eso es que muchas veces las iglesias pueden servir como lugares proféticos donde a veces cuando nos vemos en ciertas maneras viene gente que no está acostumbrada a esas cosas; gritos de alabanza, adoración un poco más alargada, a la gente que se cae, la gente que se ríe en el Espíritu, la gente que está llorando a los gritos de una persona endemoniada o en un estado de crisis emocional porque Dios ha provocado un mover poderoso en su alma.

Personas que vienen de fuera que están acostumbrados a otro estilo de adoración y cuando vienen aquí todavía no conocen cómo nosotros adoramos y entonces incorporan su forma de adorar en otros lugares y a veces puede chocarnos también. Entonces uno siempre está preocupándose: caramba mira esta gente, mira fulanito qué bien vestido viene parece una persona bien educada, vamos a portarnos bien para que no se nos vaya. Muchas veces Dios quiere que en ese momento pase algo que escandalice a esa persona para ver si es merecedora de la Gracia del Señor en su vida.

Me ha pasado muchas veces, cuando yo quiero que la gente mejor se porte es cuando pasan cosas raras aquí, hermanitos comienzan a hacer cosas que no debieran y yo digo: bueno Padre amén, yo cierro los ojos y digo: Padre Tú sabes lo que haces. La gente dice: Pastor ¿cómo es que usted se mantiene que no gana peso? ustedes me ayudan en la manera en que se comportan aquí, yo rebajo libras a veces sentado allí sufriendo.

Yo he aprendido que nosotros tenemos, a veces hay que escandalizar el orgullo y las expectativas de la gente y hay que confrontar. ¿Sabe que Cristo es una piedra de escándalo? dice la Biblia, es una piedra de escándalo y hace tropezar a los orgullosos. Yo creo que a veces para que el poder de Dios se dé nuestro orgullo racional tiene que ser humillado, nuestras expectativas de cómo se deben hacer las cosas por eso es que yo nunca voy a cambiar la manera en que nosotros somos para que la gente, no la gente necesita ser confrontada, la gente necesita ser a veces escandalizada para decir: ¿sabes qué? vamos a seguir, voy a continuar.

Vino una señora hace unas cuantas semanas atrás norteamericana no voy a decir su nacionalidad, ni siquiera habla español, europea de hecho y vino un miércoles en la noche. Los miércoles usted sabe que el servicio es un poco más humilde, más sencillo y esta hermana la invitó no sé si está aquí la hermana que la invitó porque yo dije. Yo pensé dentro de mí: hubiera sido mucho mejor si la invitaban un domingo donde hay un servicio en inglés, un servicio más acuerpado porque ésta es una persona extranjera, no ha sido evangelizada ni cultivada ni nada, viene de un país de afuera pero esta hermana la trajo y Dios se mueve como a Él le da la gana y usa a la gente humilde y sencilla, yo respeto la gente humilde hermano.

Si alguien le dice que León de Judá es para gente elegante, bien reprenda al diablo porque eso no es verdad, nuestra Iglesia ama. Aquí no hay preferencias, yo declaro eso como un valor en nuestra Iglesia. Entonces esta hermana vino acá, Dios la tocó, Dios se movió esa noche, había una situación en su vida y esta hermana desde entonces no ha dejado de venir a la Iglesia todos los domingos también y no sólo eso sino que había una situación, su esposo el viernes estaba acá también; no habla ni papa de español pero estaban conmovidos, tocados por el mover raro de Dios y con mucho respeto veían y me consta porque tuve oportunidad de hablar con ellos cómo Dios está obrando en su vida e impactándolos porque están buscando del Señor.

Porque es que Dios es quien hace las cosas, donde está la unción del Señor, donde está la Presencia de Dios, la gente lo que está buscando es una experiencia interna. El espíritu habla al espíritu bypasses, pasa por encima de la razón y llega directamente a la emoción, al corazón, a la mente, a la necesidad y la gente siente que sí que Dios le está hablando. Donde está el poder de Dios pasan cosas.

Entonces no tenemos que pedir disculpas. Claro también tenemos que ser sensitivos y esto es largo de explicar. Pero ciertamente lo que Dios me dice hoy que les comunique es eso: tenemos que ser atrevidos, tenemos que ser confiados y seguros en la metodología del Reino de Dios aunque sea escandalosa a la razón porque Eliseo quería primero humillar a este hombre y mostrarle: mira si tú quieres ser sanado tienes que dejar primero tu arrogancia en la puerta así que te voy a escandalizar; voy a enviar a mi siervo primeramente, a mi criado para que te atienda, no te voy a dejar llegar a mi casa, no te voy a dar la bienvenida, no te voy a atender como tú estás acostumbrado y no solamente eso sino que te voy a enviar a que te bañes en un sitio sucio que es el río Jordán y de hecho todavía lo es, un riachuelito, uno oye el río Jordán y cuando va a Jerusalén es un riachuelito.

El caso es que: y que te bañes siete veces, que te pongas un traje de baño que te veas ridículo tú el gran general y no solamente una vez sino siete para que cada vez que te metas al agua estés mirando a ver si YouTube va a aparecerte, tu foto en Facebook: mira el gran general Naamán dejándose llevar por un evangelista, un tele-evangelista loco allí que le dijo que se bañara siete veces en un riito ahí de tercera clase.

Y cuando Naamán recibe el mandamiento de Eliseo se escandaliza y mire lo interesante de la mente del mundo siendo confrontada por la mente del Reino, dice que Naamán dijo: "He aquí" versículo 11 "Naamán se fue enojado diciendo: he aquí yo decía para mí: saldrá él luego y estando en pie invocará el nombre de Jehová su Dios y alzará su mano y tocará el lugar y sanará la lepra" él tenía todo un escenario así tipo Hollywood visualizado; ángeles saldrían, coros celestiales tocarían, las cámaras de televisión estarían allí para expresar esta imagen a través de todos los canales internacionales.

Y Naamán tiene que irse como un pollito mojado, todavía no mojado, dice: "Avana y Farfar río de Damasco ¿no son mejores que todas las aguas de Israel? ¿no hay ríos mejores que esos en mi país?" para qué he tenido que venir acá dizque para un riachuelito lavarme allí sucio, insignificante? "Si me lavare en ellos ¿no seré también limpio?" la mente del hombre, la razón humana divagando y pensando en su forma racional.

Y se volvió y se fue enojado ya se iba a coger el avión otra vez en el aeropuerto. Pero dice: "Mas sus criados" ¿ve el ministerio de la gente humilde y sencilla? porque es una de las temáticas de este texto, es la mente humilde que Dios usa, la mente que discierne. El pueblo tiene sabiduría. Esas viejitas pentecostales yo las quiero en mi Iglesia porque son de bendición. Yo quiero al pueblo de la Tierra que siempre esté alrededor de mí y de esta Iglesia bendiciéndonos con una unción sencilla y con su pasión por el Reino de Dios.

"Entonces sus criados se le acercaron y le hablaron diciendo: padre mío ¿si el profeta te mandara hacer alguna cosa tú no la harías? ¿cuánto más diciéndote: lávate y serás limpio?" qué sencillo es el razonamiento del pueblo. Si él te hubiera pedido que le dieras 10 millones de dólares ¿tú no le darías 10 millones de dólares por salvarte tu lepra? pues te está diciendo que vayas y te bañes en el bendito río ese y te vas a sanar así que hazlo.

"Él entonces descendió" ahí está el momento, ahí está el punto de crisis de todo este relato cuando Naamán se humilla y uno puede casi sentir su cabeza quebrantándose, su cuello orgulloso quebrándose "y descendió" ¿sabe qué es nosotros descender para que la Gloria de Dios se manifieste en nuestra vida? el que se exalte será humillado, el que se humille será exaltado dice el Señor.

Él se humilló, se humilló a la metodología del Reino "y entonces se zambulló siete veces" le dijeron: zambúllete siete veces se zambulló siete veces, hay que ser obedientes, hay que ser sumisos, hay que obedecer a los mandamientos del Señor, no es como nosotros queremos es como Dios quiere. El mundo tiene sus formas de definir justicia, definir derechos humanos, definir las leyes del mundo, pensar racionalmente; tiene sus formas científicas, sus razonamientos artísticos, tiene su sistema de valores pero es el sistema de Dios el que funciona, es la razón de Dios, es la metodología de Dios y nosotros tenemos que aprender a respetar eso y guiarnos de eso. Si nos guiamos de eso Dios levantará nuestra cabeza.

Tenemos que dejar que Dios sea Dios no podemos mejorar los planes y los propósitos y las metodologías de Dios, tenemos que guiarnos por ellos. Dice que: "Se zambulló siete veces en el Jordán conforme a la Palabra del varón de Dios y su carne se volvió como la carne de un niño y quedó limpio" ni el jabón Ivory hace eso hermanos. Su carne quedó limpiecita como un bebé. El río sucio lo limpió como un bebé porque así es que Dios obra.

Y sabemos el resto de la historia: Naamán se convierte al Señor, reconoce que Jehová es el Dios, se humilla, baja su cabeza y regresa a su casa transformado sabiendo que de aquí en adelante él tiene que servir solamente a un Dios el Dios de Israel, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob.

Y yo sé que eso es lo que Dios va a hacer en nuestro tiempo no sé por cuánto tiempo antes de que Cristo venga pero yo creo que Dios quiere convertir naciones, Dios quiere gente como Naamán que se conviertan y reconozcan que Él es el Rey de reyes, Él es Dios de dioses, Él tiene la solución a los problemas de las naciones y de los individuos y necesita una Iglesia clara, convencida y segura de lo que se le ha dado y que anuncie el Evangelio una vez dado a los hombres no el Evangelio que nosotros creemos y nos construímos nosotros mismos pensando: este es mejor, este es un modelo más avanzado que el que Dios nos dió.

Es el Evangelio que Dios nos confió a través de Su Palabra. Si anunciamos ese Evangelio la gente se va a convertir, Dios se va a mover, Su Poder va a correr, la Gloria de Dios la veremos y las naciones serán impactadas por lo que Dios quiere hacer en este tiempo. Dios se está moviendo como se está moviendo en Siria, Dios está preparando el escenario para un gran movimiento evangelístico para que vengan las naciones a la Iglesia de Jesucristo antes de que venga el fin, eso se va a tener que dar y nosotros tenemos que estar preparados con la actitud correcta, la metodología correcta, la resolución correcta, la determinación correcta. No vamos a dejar que el mundo nos cambie; nosotros vamos a cambiar el mundo.

Nosotros tenemos la solución que ellos necesitan, si quieren ser sanados y salvados que se metan por la puerta bajita y entren al Reino de Dios con humildad y sencillez de corazón. Y si tú quieres que Dios se mueva en tu vida tienes que hacer lo mismo, tienes que humillarte, tienes que bajar tu cabeza, tienes que hacerte sencillo; tienes que decir: Señor Tú sabes lo mejor y yo me humillo a Ti. Quiera el Señor que nuestra Iglesia sea una Iglesia tipo Eliseo llena del Poder de Dios, convencida del mensaje divino que hemos recibido, dispuesta a pagar el precio y con gran amor por las almas perdidas en su corazón.

Bajemos nuestras cabezas hermano un momento ahora y vamos a recibir, yo quiero recibir del Señor la unción que hay en Su Palabra. Yo quiero que Dios toque mi vida con esto que yo mismo he proclamado en esta mañana y que ese espíritu que hay en ese relato de Segundo de Reyes capítulo 5 wash over me, me bañe a mí primero y bañe a nuestra Congregación también y yo digo que todo lo que esa Palabra dice que se ejemplifique aquí en nuestra Iglesia y que la Gloria del Señor descienda sobre nosotros para que podamos ser útiles al Reino de Dios.

Comentarios

 
 

gracias a dios por poder escuchar su voz, no estoy aislada del mundo, estoy en el mundo,voy de paso soy peregrino, mas busque la sabiduria , de la fuente. sr tu eres esa fuente, sabiduria para obrar y ver, conforme a ti, ira andando y llorando, llevando la preciosa semilla..... tu contestas, clame y el me responde
mi ksa mi tierra, mi vida espero y creo en ti, la dificultad sera el trampolin que me lleva a la meta,
ptor su palabra contesta a mis oraciones y a mi devocional del dia de hoy, dios le siga bendiciendo

 
 

Todos pueden o podemos fallar y lo hemos hecho pero pienso que el único que no nos falla y no nos fallará nunca es Papito Dios el creador el poderoso el supremo muchas bendiciones día a día el derrame sobre nosotros un abrazo y cuidensen mucho

 
 

Hermano dios te ha dado toda esa sabiduría gracias por compartirla
Me ha sido de gran bendición tu prédica amén

 
 

uf! tremendo sermon Pastor, los venezolanos necesitan escuchar de esto lo pondre como enlace en mi facebock y mi twiter, tal vez no lo escuchen muchos pero uno que lo haga sera suficiente.

 
 

Es palabra de Dios este mensaje Pastor Miranda. Dios siga bendiciendo y revelándose a su pueblo por intermedio del Ministerio a su cargo que llega a todo el mundo por internet. Bendiciones desde Argentina.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato