Sermón 2 de diciembre 2012: Sobrios y vigilantes

A propósito de Sermones

Primera Tesalonicenses capítulo 5, vamos a continuar con este estudio que estábamos llevando a cabo de la Segunda Venida. A veces en estos tiempos yo como que estoy dividido entre sermones así navideños y sermones que ya hemos comenzado pero no quiero perder este hilo de esta enseñanza tan importante acerca de la Segunda Venida y luego tendremos ocasión de prepararnos también para esa época navideña.

Pero la época navideña de hecho celebra la Primera Venida de Jesús como el niño frágil, el bebé en el pesebre, el siervo sufrido, el siervo de Dios que fue crucificado. La Segunda Venida lo presenta a Él como el Cristo victorioso ¿amén? que viene en su caballo blanco a buscar a Su Iglesia por así decirlo para celebrar la Santa Cena, la Cena del Cordero. Un Cristo glorificado, un Cristo que viene a recibir el mando y la adoración de todas las naciones de la Tierra.

Dice la Biblia que todo ojo le verá, dice que toda rodilla se doblará y toda lengua confesará que Jesucristo es el Señor. En la primera vez muchos lo rechazaron, no lo reconocieron como el Hijo de Dios, en la Segunda Venida será diferente. Aún los que no quieren reconocerlo tendrán que reconocerlo. Muchos como nosotros lo adoraremos y lo celebraremos porque lo amamos y porque sabemos que Él es nuestro Salvador que se dió por nosotros en la cruz. Otros tendrán que hacerlo por obligación.

Y vamos a ver que habrán dos clases de personas en la Segunda Venida, los que esperan y ansían, y anhelan su Segunda Venida y están preparados para ella, y los que han rechazado a Jesús, y no están preparados para ese día que será un día de ira para ellos. Nosotros sin embargo no tenemos que temerle a ese día porque es un día de celebración y de vindicación para nosotros.

Capítulo 5 Primera de Tesalonicenses dice: "Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones" de los tiempos y de las ocasiones, ¿a qué se refiere el apóstol Pablo aquí?. Se refiere acerca de un Dios que procede en la historia en una forma sistemática con épocas y etapas, es como un Gran Plan que Él tiene. Es como las facetas de una guerra o un gran conflicto que los generales tienen una estrategia, tienen un objetivo y van desenrollando la guerra conforme a momentos específicos, intervenciones específicas, batallas específicas conquistando un lugar primero después lo otro.

Así es con la historia de la salvación, desde el principio de los tiempos Dios ha tenido momentos, épocas, facetas, personas específicas, períodos que se han sucedido exactamente como el Señor ha deseado, nada se escapa de la planificación del Señor. Y la Biblia llama esto así como tiempos y ocasiones, habla de discernir los tiempos, discernir las sazones, los momentos de la historia para poder entender lo que Dios está haciendo.

Entonces aquí cuando el apóstol Pablo dice: "Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones" está refiriéndose como a diferentes momentos a través del plan salvífico de Dios a través de la historia, dice: "Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones" que Dios tiene en Su mente planificados a través de la historia "ustedes no necesitan hermanos de que yo les escriba, porque ustedes saben perfectamente que el día del Señor vendrá como ladrón en la noche." Es interesante que el apóstol dice: ustedes no necesitan que yo les escriba, ¿entonces por qué les está escribiendo?.

Bueno yo creo que en parte él está siendo retórico, está como asumiendo: hey ya ustedes saben eso pero por si acaso déjenme decirles. Es importante que en las iglesias los creyentes sólidamente enseñados, instruídos conozcamos acerca de los tiempos de Dios, los momentos, la historia, las cosas que Dios tiene preparadas para nosotros. Por eso yo me estoy tomando este tiempo porque siento del Señor, Dios nos llama precisamente a estar concientes de los planes de el Señor.

Tenemos que ser instruídos. Si los Pastores no instruímos a nuestra Congregación acerca de lo que el Señor quiere hacer vamos a ser sorprendidos cuando venga ese tiempo del Señor. Hay muchos cristianos que no han sido instruídos adecuadamente acerca de los propósitos y los planes que Dios tiene y por eso muchas Congregaciones están siendo adormecidas y están siendo engañadas en este tiempo doctrinalmente, porque no están siendo indoctrinadas, adoctrinadas, discipuladas correctamente acerca de los planes de Dios. Mucha gente vive en perfecta ignorancia acerca de lo que Dios tiene en Su mente para hacer a través de la historia.

El apóstol Pablo dirigido por el Espíritu Santo está aquí como que asumiendo: hey ustedes saben. Quiera Dios que llegue el día en que yo diga: hermanos no hay que hablar estas cosas, yo sé que ustedes están muy instruídos en ello pero de todas maneras vamos a hablar un poquito acerca de ello para reforzarlo porque nunca sobra hablar acerca de estas cosas tan importantes y tan sublimes.

"No tienen necesidad de que yo les escriba porque ustedes saben perfectamente" y aquí viene la primera pieza fuerte de enseñanza para este mensaje y para este texto, recuerde que estamos estudiando diferentes textos ¿ok?. Los que no han seguido mi enseñanza este creo que es el cuarto sermón que trato con respecto a la Segunda Venida, hay muchos textos claves que usted entender y conocer, y poder referirse a ellos en su propio estudio personal en este tema tan importante. Y este es uno de ellos. Yo voy a estar visitando otros textos no sé si me va a dar este año pero el año que viene, vamos a ver cómo Dios nos ayuda porque es una doctrina que yo siento que es el tiempo de que la estudiemos bien a fondo.

Aquí tiene usted una pieza bien interesante acerca de la doctrina de la Segunda Venida, dice: "Porque el día del Señor vendrá" ¿cómo? "como ladrón en la noche." Como ladrón en la noche. ¿Cómo viene un ladrón en la noche? sorpresivamente, cuando no se le espera ¿no?. Y una de las cosas acerca de la Segunda Venida del Señor es que vendrá, la Biblia está llena de esas referencias, cuando la humanidad quizás esté más desprevenida, cuando crean que Dios ya se olvidó de ello, cuando la historia esté más como en poder de la gente, estemos más prisioneros del tiempo, del espacio, nuestros afanes, las luchas, la humanidad estará como que ah, Dios no existe eso es una historia de hadas, cuentos de viejas no hay que preocuparse de eso.

Entonces en ese momento es cuando Dios va a venir, va a haber un elemento sorpresivo súbito inesperado acerca de la Venida del Señor. Entonces eso es muy importante, vendrá como ladrón en la noche. Eso es un elemento que se repite muchas veces en las Escrituras. Si usted va por ejemplo a Mateo capítulo 25 no voy a tomar demasiado tiempo para leerlo, pero está la famosa parábola de Jesucristo acerca de las diez vírgenes ¿recuerdan ese pasaje?, (cantando) ♪estarás tú velando como las diez vírgenes, y a media noche llegó el esposo y los que estaban desprevenidos, los que estaban apercibidos se fueron con Él♪.

Esa idea de que estas vírgenes, cinco sabias, cinco desprevenidas, cinco tontas y necias estaban esperando al novio que venía, en esos tiempos no había email, no había teléfono, no había celulares, se decía: bueno el novio viene ¿no? digamos de Wooster o de Nueva York y nadie sabía, es como nuestros campos. A veces la gente llegaba a medianoche porque el carro en que iban se les rompió o lo que sea y la gente llegaba, y todo el mundo a prender la luz y a preparar el sancocho o lo que fuera a las dos de la madrugada porque no habían las conveniencias que tenemos en nuestro tiempo.

Entonces imagínese 2.000 o 3.000 años atrás o lo que fuera, se iban a celebrar las bodas, toda la gente llegaba pero no sabían a qué hora iba a llegar el novio o la novia lo que fuera, de momento ¡llegó el novio! y las mujeres necias estaban durmiendo con las caras, el rostro, no había momento o crema lo que sea que se ponen las mujeres cuando duermen (risas). Y entonces pero cinco de las muchachas, de las doncellas del miembro de la comitiva de las damas diría estaban esperando, tenían sus velitas listas, tenían su aceite allí, su lámpara lista y cuando dijeron ¡viene el novio! ellas ¡psh! prendieron su lámpara y estaban listas pero habían cinco que no estaban preparadas.

¡Ah el vendrá cuando venga! no se apure va a venir como a las nueve de la mañana porque va a estar viajando de noche, llegó a medianoche, llegó en el momento inesperado y estas cinco vírgenes desprevenidas. "¡Ayúdennos! compartannos un poco de su aceite" "lo lamentamos mucho" se quedaron con el moño hecho las pobres, no pudieron participar. Y así le va a pasar a mucha gente. Va a haber un sector de la Iglesia inclusive y un sector de la humanidad, habrá otro sector que no estará preparado cuando llegue el novio a celebrar las Bodas del Cordero. ¿A qué grupo quiere pertenecer usted?. Yo espero que sea al grupo de las cinco vírgenes sabias no al grupo de las cinco vírgenes fatuas.

Entonces hay toda una enseñanza, una veta de enseñanza en la Biblia que dice que la Venida del Señor será cuando no se le espera. Hay otra cosa que no puedo detenerme aquí tampoco sin dejar de explicarles, mire que la expresión es: "El día del Señor vendrá." Ese término el día del Señor es un término que aparece mucho en la Biblia, incluyendo en el Antiguo Testamento varios de los profetas hablan de el día del Señor.

Se trata de un término muy específico en las Escrituras. Se refiere al Día del Juicio, un tiempo de gran aflicción para la humanidad. Se refiere a la consumación, la realización plena, la terminación de los tiempos. Se refiere a la Segunda Venida. Ahora no se trata de un día literal de 24 horas sino una época, un tiempo, un período de la historia de la humanidad, pueden ser meses, años ¿quién sabe? nadie puede decir con certeza pero se le titula el día del Señor, es como el tiempo.

¿Por qué dicen el día del Señor?. Porque es como que el Señor dice: Este es mi día, hoy Yo voy a bregar con la humanidad como Yo he dicho que voy a bregar con ella a través de la historia, este es Mi tiempo. Hasta ahora los hombres han hecho lo que les ha dado la gana, ahora me toca a Mí en otras palabras. Por eso yo creo que dice el día del Señor, es un día en que el Señor traerá a cuentas a la humanidad.

Hasta aquí Dios ha sido muy gentil y muy liberal con el hombre y con la humanidad pero ese día es Su día. Es el día del Señor en que Él definirá las cosas y llamará a cuentas a la humanidad, y será un tiempo dice la Biblia de gran aflicción. Es el día de Dios en que finalmente ajusta cuentas con la humanidad, le toca a Él actuar. Donde quiera que aparece este término el día del Señor, si tiene una buena concordancia, un libro de teología o de enseñanza acerca de la Segunda Venida busque este término. Donde quiera que aparece este término se refiere a un día terrible de gran angustia al final de los tiempos.

Yo quisiera tomar el tiempo y quizá el otro año lo haré para tomar esa doctrina del día del Señor y analizarla a través de muchos textos que están allí porque proveen una enseñanza bastante coherente acerca de esa época. También está en parte allí implicada la Gran Tribulación. Es un día de gran angustia para la humanidad, es un día en que la naturaleza se rebelará y es un tiempo de grandes cataclismos, de grandes señales en el cielo, en la tierra en los mares, un tiempo de gran terror para la humanidad. Usted no quiere estar en ese tiempo sin estar seguro de dónde yace su destino eterno. Usted quiere tener clara su relación con Cristo.

Para la Iglesia ese es un tiempo de esperanza. Dice el Señor Jesucristo: cuando vean estas cosas sucediendo levanten sus cabezas porque es el tiempo de su liberación ¿ok?, pero para la humanidad será un tiempo de gran, gran angustia y ese tiempo llegará inesperadamente cuando la gente menos lo espere, cuando estén menos preparados, cuando las naciones estén metidas en su afán del mundo, de sus cosas del mundo entonces vendrá ese día.

Dice: "Vendrá como ladrón en la noche" versículo 3 "que cuando digan paz y seguridad entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina como los dolores de la mujer encinta y no escaparán." Un escenario posible es que cuando se hagan tratados de paz en las naciones, podría llegar un día en que parezca como que ya no habrá guerra porque hay acuerdos entre las naciones y ya dirán las naciones como que: wow, ya resolvimos el problema de la guerra mundial, y cuando ya parezca que no se necesita Dios para hacer paz entre los hombres, cuando ya estén como que han bajado la guardia es el soccer punch de Dios entonces en ese momento.

Cuando esté ya la humanidad como madura y crean que pueden prescindir de Dios será el momento de la Segunda Venida. A Dios le encanta el drama, Dios es el dramaturgo por excelencia y dice: "y no escaparán." No habrá escape. Cuando Dios determina algo nadie se puede escapar.

Yo he estado viendo un documental extenso sobre la Primera Guerra mundial que luego desató la Segunda Guerra mundial donde salió la Guerra Fría y una cantidad de otras cosas a comienzos del siglo XX en 1914, y una de las cosas que a mí me llaman la atención es que había una serie de alianzas en toda Europa, alianzas muy poderosas entre las naciones, Rusia, Alemania, el imperio Austríaco-Germánico, Hungría y otros países, Inglaterra. Todo estos países habían establecido un tratado de paz y de concordia, y cooperación unos con los otros.

Y sin embargo cuando llegó el momento de comenzar la guerra la Primera Guerra mundial dado un asesinato que hubo, un joven estudiante provocó todo el desastre este de la Primera Guerra mundial porque ya las naciones estaban preparadas, todos estaban armados hasta los dientes y muchas tecnologías de guerra habían surgido y armamentos nuevos y todo eso, y cuando llegó ese momento nadie quería en realidad entrar en la guerra pero los tratados que tenían de paz fueron irónicamente las cosas que los arrastraron, porque cuando el imperio Austríaco-Gérmanico o mejor dicho Austríaco-Húngaro cuando declararon la guerra contra uno de los países vecinos Serbia ya eso desató una cadena que el que estaba aliado entonces, por una parte Rusia estaba aliada con este imperio Austríaco-Húngaro y declaró entonces que tenía que entrar a la guerra, Alemania por otra parte entonces fue a ayudar a otro de los países y cuando viene a ver todos los países estaban metidos en una guerra.

Estados Unidos que no quería entrar en la guerra también tuvo que entrar en la guerra. No pudieron escapar porque la misma maquinaria de la guerra, sus mismos tratados y alianzas los arrastró a la guerra, una de las guerras más destructivas y más terribles que hubo en la humanidad. Y así pasa. Yo creo que el hombre cuando llegue el momento que Dios diga este es el tiempo por más que quieran van a ser arrastrados al sufrimiento, van a ser arrastrados a la violencia, van a ser arrastrados a matarse unos a otros y destruírse unos a otros. Es terrible la ira de Dios, es terrible cuando el hombre se rebela contra los propósitos de Dios no pueden escapar. El Señor se reirá de ellos dice el Salmo número 2.

Entonces: "Les vendrá destrucción repentina como los dolores a la mujer encinta y no escaparán". Será un tiempo de gran guerra, grandes alianzas se desatarán, el Anticristo y otras cosas que están preparadas ya en el drama de Dios entrarán en acción, no podrán escapar, no podrán resistirse. Sus tratados de paz no les funcionarán.

Pero qué hermoso que el próximo versículo es un versículo como un silbido apacible y una brisa fresca en ese horizonte tormentoso, dice: "Mas vosotros hermanos no estéis en tinieblas para que aquél día os sorprenda como ladrón." Nosotros los hijos de Dios habitamos en la luz. Para nosotros ese día no debe ser un día sorprendente, inesperado, sorpresivo, terrible de juicio, de arrepentimiento de lo que no hicimos o hicimos, debe ser un día de: wow finalmente lo que Dios ha prometido se ha cumplido. Si estamos preparados ese será el sentir de los hijos de Dios.

Entonces es una Palabra de consuelo. Una y otra vez a través de las enseñanzas de la Segunda Venida hay esta idea: para un grupo de personas en la humanidad será un día terrible pero ustedes hijos de Dios creyentes en Jesucristo, los que viven dice en otro pasaje: los que han vivido y han dormido o muerto en Cristo Jesús no tienen que preocuparse así como nosotros no tenemos que preocuparnos acerca de la muerte personal, si morimos si vivimos somos del Señor dice la Palabra. Un cristiano no debe tenerle terror a la muerte porque estamos preparados ¿amén?, habitamos en la luz de Cristo, no estamos en tinieblas.

Dice el versículo 5: "Porque todos vosotros sois" ¿qué? "hijos de la luz y del día, no somos de la noche ni de las tinieblas." Ese es un tema rico y prevalente en las Escrituras. Los hijos de Dios habitamos en la luz, lo abierto, el día de Dios. Nuestras vidas están abiertas al Señor y abiertas a nuestros hermanos. Nosotros somos gente de verdad y de luz. Ahora ¿dónde se mueve la destrucción, la muerte, el diablo, el pecado?. En las tinieblas, lo oscuro, lo escondido, lo secreto, lo subterráneo, lo subversivo ahí es donde el enemigo como una serpiente se mueve metida debajo de la tierra y a ras de la tierra para llevar a cabo sus acciones destructivas.

Entonces dice: no se preocupen, va a venir como el ladrón que se mueve en la tiniebla pero ustedes no tienen que preocuparse porque ustedes no habitan las tinieblas, ustedes habitan en la luz, en el día. Él se mueve en la noche, nosotros nos movemos en la luz. Así que es importante eso. "Por tanto no durmamos como los demás si no velemos y seamos sobrios."

Antes de entrar en ese puntito ahí que es bien importante déjeme decirle algo acerca de esto de la luz porque es un tema precioso y tiene un tema aquí ético y de comportamiento, y de vida para nosotros también bien importante, porque yo creo que estas doctrinas no son solamente así como teóricas y teológicas meramente en su aspecto abstracto y académico sino que tienen implicaciones para la vida, el día el ahora y el aquí que vivimos nosotros, cómo nos comportamos, cómo vivimos, lo que somos.

Así que yo quiero aunque no tenga mucho tiempo para hablarles de mucho más detenerme en ese punto de "nosotros somos gente de luz." Tú habitas en la luz, tú vives en la luz, yo soy un hombre de luz, una mujer de luz, debemos habitar en la luz. Mire un pasaje interesante Juan 11:9 y 10 donde el Señor en el contexto de Lázaro y su resurrección dice: "Respondiendo Jesús dijo: ¿no tiene el día doce horas?, el que anda de día no tropieza porque ve la luz de este mundo, pero el que anda de noche tropieza porque no hay luz en él." Porque los discípulos tenían miedo de que si iban a resucitar a Lázaro los judíos que odiaban a Jesús iban a estar allí esperándole para hacerle daño como de hecho sucedió.

Pero el Señor dijo: qué importa, Yo me muevo, Yo vivo en la luz por eso no tengo temor a los que quieren hacerme daño. Y a mí me impactó cuando yo estaba meditando en ese pasaje hace unos días atrás de que cuando uno vive en la luz uno no vive con temor. Cuando tú sabes que tus cuentas están claras con Dios y con tus hermanos tú no tienes que estarte escondiendo de nadie. A ti no te importa que hablen mal de ti, que quieran hacerte daño o que haya demonios que quieren destruir tu vida, tú habitas en la luz y tu Padre Celestial te cubre.

La mujer, el hombre de Dios que habita en una vida limpia, clara, sencilla, pura tratando bien a los demás viviendo como Cristo vivió no tiene que temerle a las cosas que pasen. Viene la aflicción, viene el dolor, viene el sufrimiento, viene la lucha y no importa porque mi vida está en las manos de Dios. Yo no tengo que temer: oh Señor ¿qué va a pasar si me muero?. No usted está tranquilo porque vive una vida abierta porque usted es una carta abierta. La persona que teme a la muerte y a los problemas de la vida es la persona que siempre está maquinando, que siempre está haciendo cosas escondidas, esa gente vive llena de temor.

Pero la persona que habita en la luz está tranquila aunque vengan a hacerle daño, quieran hacerle lo que sea está tranquila, no se preocupe; mi espalda está cubierta por Cristo Jesús, que digan lo que digan. Yo escribí aquí: "Somos gente de la luz y no de las tinieblas. Tenemos que rechazar todo lo que se parece a las tinieblas. La mentira" cada una de estas cosas podríamos estar aquí bastante tiempo trabajándolas pero no lo voy a hacer.

"La mentira, el disimulo, la falsedad, la hipocresía, el engaño, el chisme, la murmuración, la manipulación, la malicia, las maquinaciones, el hablar mal de los demás detrás sus espaldas, el ser calculadores, el manipular a la gente, el usar a los demás para nuestros propios propósitos." Todas esas cosas y mucho más son las que pertenecen a las tinieblas. El hijo de Dios es una carta abierta.

Nosotros tenemos que distinguirnos por ser gente que las personas pongan su vida en nuestras manos y digan: yo estoy tranquilo porque esa persona me va a cuidar bien, no me va a meter el cuchillo en la espalda. No me va a hacer daño. No va a hacer algo que sea detrimental para mi salud o mi vida, es una persona de bien, de bondad, es honesta, es clara, su sí es sí, su no es no. Eso es lo que quiere decir hermanos.

Mucha gente piensa solamente es no matar, no robar, no cometer adulterio, no cometer los grandes pecados, no. La ética del hijo de Dios es eso, ser claro. Un hombre, una mujer de la luz abierto. Mi hermano mi hermana si usted o yo en alguna manera tú o yo no estamos en esa luz ahora mismo arrepintámonos, pidámosle al Señor: Padre ayúdame a habitar en la luz, ayúdame a ser una carta abierta, ayúdame a ser una persona transparente, que la gente me pueda ver, voltearme la espalda y estar tranquilos porque pueden confiar en mi honestidad y en mi generosidad. Entonces yo creo que es el tema ¿no? de que somos hijos de la luz, como habitamos en la luz y no en las tinieblas no tenemos que temerle entonces a aquél que se mueve en las tinieblas ni tampoco cuando llegue el día de las tinieblas.

Entonces en el versículo 6 dice Pablo: "Por tanto no durmamos como los demás." Ahí hay un segundo nivel de practicalidad y de consecuencia. Dice entonces "como nosotros somos del día no durmamos" porque la gente no duerme en el día sino duerme en la noche. Ahora ¿a qué se está refiriendo aquí? se está refiriendo a: no te adormezcas espiritualmente. No estés demasiado confiado acerca del mundo y de la vida.

Hay gente que está tan metida en el afán y en la red de la vida que han perdido la conciencia de lo que está pasando a su alrededor. Están tan metidos en ganar dinero, tener una gran casa, llegar a la cúspide de su profesión, ser reconocidos y respetados por los demás, acumular un gran nombre en el mundo que se meten de boca a vivir la vida solamente en la sensualidad, el dinero, la fama, los amigos, el placer, las cosas de este mundo, la vanidad de este mundo, dar grandes cantidades de dinero para que le pongan su nombre a un edificio en Harvard o crear una fundación para que su nombre esté allí como hacen tantos artistas hoy en día.

Hoy en día el artista que no tiene una fundación no es nadie y hay consultores que se encargan solamente de consultar con los artistas para ¿qué tipo de fundación promueve su nombre, promueve su reputación?. Vanidad de vanidades, todo es vanidad dice el escritor. Hay gente que está tan metida en la cosa en el mundo que tienen gríngolas como los caballos, no ven más que el mundo y el aquí.

Y el apóstol Pablo dice: no sean así, no se adormezcan. Por eso esta idea de que seamos sobrios. Dice: "Por tanto no durmamos como los demás sino velemos y seamos sobrios." Esa palabra me cautivó porque la leí dos veces en ese pasaje, la palabra de ser sobrios en el versículo 8 también dice: "seamos sobrios habiéndonos vestido con la coraza de fé y de amor" y me cautivó esa palabra sobrios. La busqué en el griego original, la palabra es: nefomen, nefomen que quiere decir, es un término griego que se refiere a mantener los sentidos cabales, ver la realidad tal y como ella es. Ver, mirar con cordura las cosas, no dejarse engañar. No entusiasmarse demasiado con los afanes y las modas de este mundo.

A mí siempre me ha fascinado esa palabra de ser sobrio, de la sobriedad. Es una marca según yo veo en la Escritura del cristiano madura la sobriedad, ser sobrio. Para mí la persona sobria como digo es una persona que ve las cosas tal y como son, lo contrario a la persona que está emborrachada con el mundo. Está tan intoxicada con lo que el mundo ofrece. Salió una moda, tienen que ser los primeros en comprar el último zapato, el último vestido, el último arete, lo que sea, el último peinado, lo que sea hombres y mujeres lo hay hoy en día.

Hoy en día pues todos los hombres se están afeitando el pecho y las espaldas porque ellos son los primeros que van allá a pagar 200 dólares para hacerse un brazilian wax, yo no sé cómo se llama eso (risas) y hasta en lugares que no conviene ni siquiera nombrar, el Señor reprenda al diablo ¿no?. O que las mujeres tienen que ser como Twiggy, pesar 90 libras pero ahí van todas las mujeres aunque no se vean bien, flacas y deshechas, y huesudas porque esa es la última moda.

Y hermanos ese tipo de personas no conviene, ese tipo de actitud no conviene a los hijos de Dios. El hombre de Dios, la mujer de Dios es vertical siempre. Usted lo ve, no quiere decir que no se ajuste en una manera u otra pero, que no esté informado pero, no está corriendo detrás de esto, corriendo detrás de lo otro, ¡oh qué pasó! vamos allá, ¡oh! que Cristo está por acá, vamos allá, oh que allí están haciendo milagros nos mudamos para allá. El hijo de Dios se planta firme. Es como un gran barco que no se mueve fácilmente. Ahora si es un barquito de esos chiquititos da la vuelta en una peseta alrededor.

Pero el hijo de Dios es una persona sobria, ¿usted entiende?. Le dicen: ah mira allí que está pasando esto, ah ok gracias qué bueno, bueno lo voy a pensar, voy a orar por ello; mide las cosas. No está por allí como dicen fluyendo detrás de todo viento de doctrina. Hay gente por allí tú sabes que yo no sé, cambian de moda o de Iglesia como cambian de zapato o de peinado, eso es terrible. En este tiempo es así, hay un efervescencia. Hay una cosa. Hoy son budistas, mañana son hindúes, el otro día son pentecostales, después son Hare Krishna y es una cosa, la gente tiene un hambre. Los hijos de Dios sobrios; están velando, tienen sus ojos mirando las épocas.

Velad y orad porque no sabéis el día en que el Señor vendrá dice el apóstol Pedro. Hay que ser sobrios, hay que velar. Sobrio para mí es eso, es una cualidad del creyente. Sus entusiasmos no son demasiado extremados ni tampoco sus depresiones. Viene por allí alguien que parece la Segunda Encarnación de Jesucristo y ellos no están deslumbrados ¡oh!, no, están tranquilos midiendo a la luz de la Palabra. ¿Qué dice la Palabra?. Esa sobriedad es muy importante, es una cualidad que a mí me encanta acerca de la madurez cristiana y un día vamos a explorarla más.

Nefomen, dice: "No durmamos como los demás sino velemos y seamos" nefomen, "seamos sobrios, pues los que duermen de noche duermen y los que se embriagan de noche se embriagan." Es decir la noche es el tiempo para hacer todas las pocas verguenzas de la humanidad ¿sí o no?. Ese es el tiempo en que se dan todas las cosas feas, se mata a la gente, se roban unos a otros, hacen todas las cosas que usted sabe, es la noche las tinieblas, la oscuridad. El hijo de Dios habita en lo abierto, la luz, la claridad del día.

Entonces dice "pero nosotros" hay ese contraste ¿no? aquí está este grupo destinado a la destrucción esperando su momento que Dios tiene para ellos para agarrarlos y atraparlos en su propia necedad y en su propia borrachera del mundo, el tiempo, el espacio, la historia. Dice: "pero nosotros" otra vez esa brisa suave, ese tono mayor; "nosotros que somos del día seamos sobrios" nefomen otra vez, seamos sobrios, "habiéndonos vestido con la coraza de fé y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo."

A eso es a lo que nos llama a nosotros ¿no?. No puedo escapar algo interesante aquí por cierto esto es una ñapita para ustedes ¿no? dice: "habiéndonos vestido con la coraza de fé y de amor y con la esperanza de salvación como yelmo." Tenemos que tener cuidado muchas veces cuando el apóstol Pablo habla de ciertas cosas y las sistematiza y nosotros a veces las hacemos más técnicas de lo que en realidad el Señor quería.

Tú sabes que en el capítulo 6 de Efesios está hablando de la coraza de la justicia, el yelmo de la salvación, el escudo de la fé, el apresto del Evangelio todas estas cosas y hemos hecho de eso casi como una tecnología de la armadura del creyente. En este caso fíjese que lo que en vez de decir el escudo de la fé dice la coraza de la fé, intercambia las cosas. Es que al apóstol Pablo no le interesaba en realidad como hacer un mantra, una oración repetitiva de la armadura del cristiano, él lo que quiere decir es: mire nosotros nos protegemos con los elementos del Evangelio: con la Palabra de Dios, la fé, el Espíritu Santo, la justicia con la cual nosotros vivimos, estas cosas. Sea que usted la use como coraza o como escudo, o como zapato no importa lo que importa es que se lo ponga de alguna manera.

No tenemos que deificar estas cosas. Esto pasa también con los dones, decimos que oh son 9 dones o 11 dones porque eso es lo que dice en Primera de Corintios capítulo 12, en otros pasajes Romanos hay otros dones y en otras partes, y hay otros dones que yo creo que Dios está inventándose hoy en día en el siglo XXI también que ni siquiera estaban en la Biblia. Dios es infinitamente creativo no podemos resumirlo a una sola cosa y a veces nosotros, aquí yo veo eso ¿no? como les digo una ñapita extra para animarlos a ser flexibles, ágiles, creativos en la manera en que ven las Escrituras, ni siquiera sé si se dan cuenta de lo que estoy diciendo pero si no déle gloria de todas maneras, es bueno no se preocupe ¿ok?.

Entonces dice versículo 9: "Porque no nos ha puesto Dios para ira." Tú no existes para ira, hijo de Dios tómate una píldora de gracia ahora mismo ¿ok? relájate, descansa. Dios te ama, Dios está contento contigo. A menos que seas un sinverguenza emperdernido que está usando el Evangelio para hacer su poca verguenza. Ahora si tú eres un hijo de Dios, tú amas a Dios, tú reconoces tu pecado, tú quieres hacer lo correcto para con Dios, tú amas los mandamientos del Señor, quieres ser santo, sabes que Dios es fiel, que Él es justo, Él es santo, crees en Su Palabra aunque te equivoques en algún momento, caigas, peques, tropieces, si te arrepientes, reconoces tu pecado, lo confiesas delante de Dios, buscas sanidad el Señor está bien contigo el Señor te perdona.

La vida cristiana es una vida de gracia, de perdón siempre y cuando nosotros estemos queriendo agradar al Señor en todo ¿me entiende?. Porque no es tampoco que ok, gracias gracias gracias así que haz lo que te de la gana, no abuses de la liberalidad del Señor, no abuses de la misercordia porque es peligrosísimo del Señor. Pero si pecas porque caíste como todo ser humano tiende a hacerlo hay restitución para ti, hay gracia. Tú no eres un hijo de ira, tú eres un hijo de Dios, de bendición. Dios está contento contigo Dios te ama ¿no?.

Cuando un hijo comete un error no lo patea y lo saca de la casa usted lo restituye, lo reestablece, lo perdona, lo regresa al seno del hogar. No podemos vivir con condenación, ningún hijo de Dios debe vivir bajo la condenación, bajo la tiniebla. Oh Dios está airado conmigo, oh tengo que agradar a Dios tengo hacer esto para que Dios esté, no; Dios te ama, that is the default posture of God, His hearth is first of all He loves you and then from there does whatever He does. Pero si tú estás bien con Dios, si tú amas a Dios a través de Cristo Jesús vive confiado, vive en la luz del Evangelio, vive una vida sencilla.

¿Quién condenará a los hijos de Dios? dice ¿si Dios es el que justifica?, ¿ok?. ¿Entiende lo que le estoy diciendo no?. Entonces Pablo dice aquí: "Pero nosotros no somos hijos de ira" Dios no nos ha puesto para ira. Usted no existe para ser un reo de la ira de Dios, usted existe para ser un objeto de la gracia, la misericordia de Dios a través de la sangre que Cristo derramó en la cruz del calvario. "Dios no nos ha puesto para ira sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo."

Qué buena noticia es esa que a pesar de ser como nosotros somos Dios todavía nos ama y nos ha puesto para recibir bendición. "Nuestro Señor Jesucristo quien murió por nosotros para que ya sea que velemos o que durmamos" otra vez el término dormir "vivamos juntamente con Él" eso es lo que Dios quiere. Está preparando una mansión, un condominio de cuatro dormitorios y una nave espacial para que surques las estrellas cuando no tengas nada que hacer en la eternidad preparado para ti, Dios quiere estar contigo y Él quiere que tú estés con Él.

Así que ya sea que tú te mueras o que vivas, o que pase lo que pase en tu vida tú estás seguro porque vas a estar juntamente con Cristo Jesús en la Patria Celestial. Qué seguridad es esa hermanos. Tu plan de retiro está seguro, ahí no entra la inflación, ahí no entra la recesión. Ahí no entra el Fiscal Cliff ese que están hablando hoy en día, ahí no entran las maquinaciones demócratas o republicanos, ahí no entran las maquinaciones de esos perversos en Corporate America, ahí entra hermanos simplemente la fidelidad, el amor, la seguridad, la generosidad, la gracia de tu Padre Celestial donde dice que el ladrón no entra, no hay corrupción, no hay decaimiento.

Es sí y amén, tu llamado es seguro, tu Patria Celestial, tu lugar en el cielo está afirmado, está sellado. Tu plan de retiro no tiene retroceso ni tiene decaimiento. Entonces dice: "Por lo cual animáos unos a otros y edificáos unos a otros así como lo hacéis." Esa es la conclusión de todo esto, músicos pasen por acá por favor. Esa es la conclusión.

Hey los hijos de Dios hermanos hemos perdido ese gusto por la Venida, hemos perdido ese aspecto consolador de la doctrina de la Segunda Venida pero eso debe estar en nuestros labios continuamente, esta idea de que: hey Cristo viene anímate, gozo. Cuando hay enfermedad; Cristo viene anímate, no te preocupes hay bendición. Perdiste la casa; no te preocupes Cristo viene, hay una casa que Dios te tiene preparada. Tu cuenta de banco se redujo más de lo que tú pensabas; está bien no lo sudes, Dios está contigo, Dios está esperándote allá.

No vamos a ser escapistas evidentemente pero vamos a usar eso como una dosis de graciay de bendición, de consuelo y de esperanza para nuestras vidas. Aleluya tenemos que animarnos, la doctrina de la Segunda Venida tiene que cobrar urgencia, realidad y yo te animo hijo de Dios, hija de Dios, hombre mujer que estás aquí, seas visitante o lo que sea: oye no te dejes embobar, no te dejes emborrachar con el amor por el mundo. No seas como los borrachos que no saben a dónde van, no tienen una mente lógica, sobria, cuerda que ve las cosas como son. No te engañes, se sobrio, alerta, realista.

Dios creó este mundo, el destino de este mundo está en las manos de Dios. Tú no eres una coincidencia, tú no eres un astro perdido en el universo hay coherencia en tu vida, hay diseño en tu vida. Tú eres un alma creada por Dios sacada del anonimato de la oscuridad de la inexistencia a vivir en este mundo y a percibir esta realidad porque Dios tiene un propósito para ti. Dios te sacó de la incosciencia y prendió esa luz en este mundo que caminara porque Él tiene un propósito para ti.

Tú tienes que vivir con ese entendimiento. Nosotros no vivimos simplemente para nosotros mismos, vivimos porque un Dios nos creó para un propósito así que vive de esa manera. Se sobrio entrega tu vida a Jesucristo, confía tu vida en las manos del Señor Jesús, vive la vida y mira la vida, interpreta la vida a la luz de los valores y las enseñanzas de la Palabra de Dios, esa es tu protección, ese es tu cuidado de manera que cuando venga el Día del Juicio, el día de las tinieblas, el día de la Tribulación tú digas: amén gloria a Dios yo estoy seguro, yo tengo mi nave espacial lista, tengo mi burbuja de protección que no permitirá que el mal venga a mi vida porque yo estoy confiado, mi alma. Yo no le temo al ladrón que puede matar el cuerpo porque mi alma está segura con el Señor eso no lo puede tocar.

Yo te invito en este día a aclarar cuentas con Dios e iniciar tus papeles en el Reino de Dios. Bajemos nuestras cabezas en este momento y queremos asegurarnos de que todos aquí estamos claros con respecto a Jesús y lo que nos espera.

Si tú no has entregado tu vida al Señor Jesucristo, si eres meramente una persona temerosa de Dios religiosa pero no has firmado claramente tu pacto con el Señor yo quisiera animarte en este día a que entregues tu vida a Jesucristo y digas: Señor yo quiero ser de la luz, yo no quiero ser meramente un ser histórico quiero ser un ser eterno también. No quiero ser solamente del tiempo y del espacio quiero ser de la eternidad, del infinito, del espíritu y yo sé que solamente a través del Espíritu puedo alcanzar esa identidad y hoy Señor Jesús yo te invito a entrar a mi vida, y quiero que seas mi Salvador y el garante de mi destino eterno así que Señor te reconozco como Jesús hijo de Dios, salvador de la humanidad y salvador de mi alma.

Comentarios

 
 

Una excelente exposicion respecto a la segunda venida de Cristo, que muchas personas, aun cristianas, dudan de la veracidad de la promesa del Señor. Dios le bendiga pastor. Amen

 
 

GraciasPastor, por este tan ilustrativo mensaje.
Lo unico que yo se es que no quisiera pasar ni. Una milesima de segundo en la oscuridad. Deseo que Jesus regrese con todo Su poder y gloria y asi gozarme de El. Estoy con mi lampara encendida esperando su venida
Bendito sea mi Dios

 
 

gracias por estesermon, tan edificante todos los dias espero una reflexcion le pido a dios q me ayude a ser luz y a enterder sus evangelios...

 
 

Dios bendiga grande mente al ciervo de dios por sus palabras y a todos mis hermanos que leen este mensaje bueno respecto a todo el cermon la verdad esque Dios me deja pensando muchas cosas y me a ce reflexionar muchos son tantas cosas mi Dios es tan claro en sus palabras y le doy gracias por su amor y su micericordia porque apesar que no lo meresca elsigue siendo fiel y su micericordi son nuevas cada dia muchas gracias mi papito lindo eres maravillozo yo te pido que porfabor me ayudes a seguir adelante con tigo y me ayudes a certe fiel y a tener esa comunicacion constante con. Tigo todos los dias porque Dios save que tengo una lucha respecto a la oracion no lo digo para crictca lo dgo poor onestidad y espero un milagro en mi vida y en la vida de mi esposo y en la vida de mis familiares que estan sin cristo viviendo una vida desordenada y por toda la humanidad le pido a Dios perdon por todos sus pecados. Solo Dios conoce mi vida y mi pasado y mi futuro y con el qyiero mi final y la de los mios quiero que Dios me llene cob su santo espiritud buen bendiciones para todos los amo con el amor de cristo

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato