No importa el valle que estés pasando, Dios está contigo

A propósito de Devocional de Mujeres
[]

Por Miriam Carrasquillo

“… he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” Mateo 28:20.

“El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes.” Deuteronomio 31:8

Cuando nuestro Señor y Salvador Jesús estaba siendo crucificado en la cruz del calvario pronunció estas palabras: ¡Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?!" (Mt. 27,46; Mc.15,34). Cuando hizo esta exclamación estaba pasando por un momento lleno de angustia, dolor y gran sufrimiento. Fue tanta su agonía que el no podía sentir, o percibir al Dios Padre junto a él; se sintió solo en un momento dado. La presencia de Dios fue opacada por tanto dolor, y sufrimiento - Aunque Dios nunca, ni por un instante le dejó, Jesús sintió que el espíritu de Dios se había apartado de El.

Nunca había entendido a cabalidad tal exclamación, hasta hace poco. Recientemente viví una experiencia muy dolorosa. Estaba pasando por un momento de mucho dolor y gran sufrimiento, acababa de fallecer un ser muy especial para mi; falleció la mujer que dedicó toda su vida a la mía; quien me enseñó, y modeló el amor de nuestro Padre Celestial; quien en innumerables ocasiones me dijo: 'Miriam, el Señor está con nosotros todos los días de nuestras vidas' (“… y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” Mateo 28:20). Mientras atravesaba por este valle de dolor y gran pesar, en un instante… por un momento… y por primera vez en mi vida, tuve la sensación de que Dios no estaba conmigo. Nunca había experimentado algo igual en mi caminar con el Señor. En medio de mi angustia no podía sentir su presencia. Sabía que El nunca me abandonaría, pero… no lo podía sentir. Clame con lágrimas y desesperación a Dios, diciéndole ¡no te puedo sentir, Señor! Que sensación tan triste, tan horrible. En ese momento el Espíritu Santo me trajo a la memoria la escena de Cristo en la cruz del calvario pronunciando estas palabras “¡Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?!". Visualizando esta escena, fue entonces que pude entender lo que me estaba sucediendo. Aunque tengo la esperanza y creo en la resurrección, experimentar el vacío que había dejado “mi viejita” y su ausencia fueron tan dolorosa para mí, que opacaba la presencia de Dios en mi vida. En ese instante cedí a las lágrimas, y lloré, lloré, y lloré.
Meditando en esta experiencia, comprendí que hay situaciones tan fuertes en la vida, que aunque no queramos, nos pueden turbar, y hacer sentir la sensación de que Dios no está con nosotros. Pero gracias le doy a El por sus promesas, que son fieles y verdaderas - el nunca nos deja, nunca lo haría.

Cuando la muerte llega a uno de nuestros seres queridos podemos experimentar gran pesar, y sufrimiento, puesto que somos carne/humanos. La Biblia habla que cuando a David se le murió su hijo Absalón, se turbó y lo lloró: “Entonces el rey se turbó, y subió a la sala de la puerta, y lloró; y yendo decía así: ¡Hijo mío Absalón, hijo mío, hijo mío Absalón! ¡Quién me diera que muriera yo en lugar de ti, Absalón, Hijo mío, hijo mío!” (2 Samuel 18:33). Fue un momento de gran desesperación para David. Abraham también experimentó algo similar al morir Sara su mujer, hizo luto y lloró (Génesis 23:2). Jesús mismo viendo a María llorar por su hermano Lázaro, se conmovió en espíritu y se turbó y lloró: “Jesús entonces, como la vio llorando, y a los Judíos que habían venido juntamente con ella llorando, se conmovió en espíritu y turbose…Y lloró Jesús” (Juan 11:33, 35). Estos ejemplos en la Palabra nos muestran que es de humanos sentir gran pesar y pena cuando se nos va un ser querido. Pero tenemos que tener siempre presente que hay una esperanza maravillosa, y es de verlos de nuevo en nuestra morada eterna, donde nunca más nos separaremos.

He querido compartir esta experiencia con ustedes, porque se que puede ser de edificación para muchos. Porque si me sucedió a mi, a alguno de ustedes, en algún momento dado quizás le ha pasado igual – has sentido que Dios no está contigo - y si es así, quiero decirte, y afirmarte que Dios nunca te dejaría, ni por un instante, al contrario es ahí cuando más cerca está, acompañándote, y sintiendo contigo el mismo dolor y la misma angustia que tu sientes. Puedes que estés pasando por un gran dolor en estos momentos, pero no importa cuan grande sea; o cuan desesperado, o angustiado te encuentres, no quites tu mirada de las promesas de Dios. El sabe exactamente por lo que estas pasando, y si el lo permitió (porque todo lo que pasa en nuestras vidas tiene que ser aprobado por El), no dudes nunca, El no te dejará ni te desamparará (Deuteronomio 31:8) ni por un instante. El ahí estará contigo hasta el fin.

Comentarios

 
 

me encanta gracias por su aporte, las tristezas y penas duelen y nos hacen pensar que estamos solos en este mundo y que no hay solución, si miramos estos ejemplos y muchos más, comprendemos que todo tiene un causa y un fin, pongamos nuestra FE en el SEÑOR JESÚS quien dará solución a nuestros problemas. DIOS LOS BENDIGA

 
 

LA VERDAD YO CREO EN DIOS PERO ESTOY APARTADO HICE MUCHAS COSAS MAL Y CREO QUE ESTOY PAGANDO CULPAS DIOS ME VA A PERDONAR PERO IGUAL TENGO QUE PAGAR ME ENCUENTRO SIN TRABAJO Y NO PUEDO MANTENER A MI FAMILIA .
SE VE QUE MIRIAN CRECIO EN UN HOGAR CRISTIANO Y QUE A LEIDO LA BIBLIA
HE PASADO POR ESO Y SE QUE DUELE .

QUE DIOS LOS VENDIGA Y LES DE FORTALEZA .
NO DUDEMOS EN EL PODER DE LA ORACION

 
 

mientras hay vida siempre habra esperanza para volver a Dios nada nos puede separar del amor de Dios solo necesitamos creer...Romanos 8:35-39 DIOS TE BENDIGA

 
 

Yo tambien he pasado por un momento dificil pero gracias a Dios he podido salir de este problema que agohia ami y a mi familia es maravillosos sentir la presencia de Dios y que nuestra vida sea su voluntad de El.porque nunca nos abandonara estara con nosotros hasta el fin

 
 

Al leer esto ..me doy cuenta que realmente no estamos solos..y que muchas personas pasan por dolores indescriptibles..pero salen adelante..y en compañia de nuestro Señor..yo tambien estoy pasando ahora por un momento muy dificil..pero se que al final de tanta oscuridad podre ver la luz mas clara..en la misericordia de nuestro Creador..gracias por compartir sus experiencias..reanima el espiritu y me prepara para otro dia mas de batalla...Mil Gracias...

 
 

doy gracias a DIOS porla palabra de hoy y ser escojgida desde hantes de la fundacion del mundo nuestro DIOS es precioso cuando nuestro enbrion se estava formando alli elestava preparandonos para la batalla en esta vida, al leer el testimonio de nuestra hermana mirian me a llevado a recordar mi historia parecida o quixas mas fuerte porque la mia que fui hija adoctiva vino aconpaoañada de abusos.sesuales tanto que con solo 11 añitos tome veneno para quitarme la vida,,,pero DIOS me guardo de la muerte y a esa edad uso a una hermana vecina para que me hablara de cristo le hacecte a los 14 años,,,,y apesar de las luchas que e tenido que pasar aqui estoy sirviendole ami CRISTO..valio la pena mi sufrimiento.,,,, porque ademas de la salvacion y de haverme hecho nueva criatura me a dado un esposo maravilloso,,,,5 preciosos hijos 8 nietas 2 nietos y dos visnietas maravillosas.y dos mis hijos pastoreS. y uno de ellos ya esta la presencia de mi DIOS el otro sirve en la iglecia PRINCIPE DE PAZEN ALMERIA ESPAÑA. ,,Ya podemos ver los planes de DIOS.en nuestras vidas.,,,su palabra nos dice que sus caminos son mas altos que los nuestros.,,,igual sus pensamientos.,,,,y GLORIA A DIOS. HOY vivo como toda una reina en las manos de mi REY JESUS. ALELUYA.

 
 

Hermana Miriam, gracias por expresarnos a todos su tristeza y gran dolor ante tal perdida, nos ayuda a entender que no somos malos si ante el dolor sentimos esa impresion de abandono; el cual hasta Nuestro Jesus Cristo sintio en su condicion humana.
En ocasiones he pensado que no he sido buema cristiana porque en muchas estaciones de mi vida he le dicho a Dios; me has abandonado. Pero El en su infinita bondad y miericordia me ha dicho y mostrado que si no estuviera conmigo, yo estuviera muerta.
Primero en el vientre de mi madre cuanto hizo de todo para abortarme, luego cuando a los 6 anos de edad fui separada a la fuerza de mi hogar, junto a mi padre y hermanos para ser victima de golpisas diarias, desde pequena sufri tratos crueles inhumanos y degradantes sin que alguien me defendiera, en ese tiempo Dios preservo mi vida aun sin conocerle.
Tuve conciencia de que soy un ser humano, ya adulta cuando conoci a Cristo, porque antes fui nadie que paso por la infancia y adolescencia sin saber que me pertenecian, mi cuerpo crecio con heridas y cicatrices que aun perduran, mas aun ya en el evangelio fui diana de la pesecucion del mas alto nivel del gobierno hasta en la iglesia; pero por la Poderosa Mano de Justicia de Nuestro Salvador fui rescatada y traida a USA donde estoy pidiendo la oracion de todos ustedes para empatar correctamente los pedazos de mi vida rota.
En los momentos mas duros, cada vez que a mi mente vino la idea del abandono de Dios, vino una certeza de que El me respondio hasta en el silencio del trueno, y que cuando me crei abandonada, El me traia en el hueco de su mano.
Hermana Miriam, usted, otros hermanos y yo hemos pasado por momentos de dolor, pero tenemos a Dios que en Cristo Jesus nos fortalece; por eso debemos y tenemos que hablarle al mundo de su amor.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato