Sermón 7 de septiembre: Cubrir la vida de otros

A propósito de Sermones
[Omar Soto]
  • Presenter: Omar Soto
  • Fecha: September 7, 2011
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

He sentido en mi corazón hablarles acerca de, de ese llamado de la iglesia, de ser una iglesia intercesora. Quisiera que vayan conmigo al libro de Efesios capitulo 6, voy a leer un pasaje que para muchos de nosotros es bien, bien, bien, bien súper familiar, un pasaje que muchas veces nos, nos casamos con ese pasaje y decimos que nuestra vida está basada en ese pasaje todo el tiempo.

Efesios capitulo 6, habla acerca de lo que es esa “Guerra Espiritual”. Esa guerra Espiritual que todo ser humano está expuesto o expuesta a esta realidad, lo único es que no muchos viven con esa realidad en mente, no muchos vivimos día tras día sabiendo de que, cuando nosotros nos lanzamos a vida, cuando nosotros salimos de la puerta de nuestras casas que, nos metemos en el carro y “We go about”, como quien dice nos, nos movemos en lo que tenemos que hacer en el diario vivir.

Hay una batalla, hay una lucha Espiritual que se está dando y claro está, yo no estoy diciendo que uno se, se vaya a “freekear” como quien dice, que no se vaya a volver loco pensando que hay un diablito por ahí detrás escondido y que me va a dar una zancadilla de repente, yo no estoy diciendo que uno viva con un sentido de temor no, porque Dios no quiere que su pueblo viva con temor, no, para nada.

Al contrario yo creo que cuando la Biblia habla acerca de estas cosas, más bien lo está haciendo en el sentido de que nosotros podamos estar alistados, que podamos estar preparados y saber que hay situaciones en la vida, que en algunos momentos van a hacer como quien dice, la vida cogiendo su cauce, cogiendo su rumbo, pero también hay momentos donde hay un bandolero “Ujm”, si pueden interpretar mi, mi, hay alguien por ahí que le gusta meter la zancadilla a los hijos de Dios, no tan solamente a los hijos de Dios, sino a cualquier persona, porque es el enemigo de Dios, y Él lo que quiere hacer es causarle daño a Dios y Él sabe que la mejor forma de causarle daño a Dios, es dañando aquellos a quienes Él ha creado, es interesante, los otros días estaba viendo la película Superman 2 con mi hijo Lucas, a él le fascina Superman, fanático de Superman.

Yo no sé cuántos de ustedes vieron la película de Superman 2, que es cuando vienen estos 3 villanos así, invaden la tierra y cuando Superman se enfrenta a ellos, ellos rápido descubrieron su lado débil. ¿Y cuál era el lado débil de Superman? No, no, no eso es otro lado débil de Superman, pero en este caso el lado débil de Superman era la gente, era la gente, estos 3 villanos se dieron cuenta que si querían verdaderamente lastimar a Superman tenían que lastimar a la gente, y empezaron a atacar a la gente, empezaron a tirarle cosas a la gente, dispararle los rayos así de los ojos, en una cogieron una wawa llena de la gente y la tiraron y Superman lo que estaba haciendo era buscando la forma de cómo proteger a todas esas personas, hasta que llego el punto obviamente, bueno esa parte no se las voy a contar. Véanla ustedes, renten la película después.

Pero saben que, eso para mí es algo tan ilustrativo, porque me habla de Dios, Él corazón de Dios está enfocado en su creación y nosotros somos la creación de Dios, somos su gente, somos su pueblo, somos sus hijos, somos sus hijas, somos hechura de sus manos, es la mejor escultura que, que cualquier ser viviente puede haber creado, nadie supera esa creación de Dios, que somos nosotros.

Y este villano que anda por ahí, meneando su cola como muchas veces nos gusta decir, lo que quiere es causarle daño a Dios. Y miren mis hermanos hay, hay, hay una… recientemente yo he estado escuchando tantas y tantas noticias de cosas tan desastrosas que están sucediendo alrededor nuestro. Cosas que muchas veces no están ni bajo nuestro control, pero son cosas que suceden, el llanto que mi hermana Elida saca por esta familia Yan Lorenz que fue asesinada, algo tan grave como eso, y yo me atrevo a preguntar, que si yo empiezo a preguntar así por cosas que usted ha escuchado en sus países de origen:

Colombia, Puerto Rico, Santo Domingo, Guatemala, tantas cosas que están sucediendo, yo estaba hablando con nuestro hermano Enrique de la Torre que él está en México todavía, allá en Monterrey y él, él me habla a veces hasta con llanto en sus ojos, diciendo John Omar, yo no puedo creer como Monterrey ha cambiado en cuestión de tres años, yo no sé si ustedes escucharon esta noticia de, una ganga que trancaron un casino y encerraron a cien personas ahí adentro y las cien personas fueron calcinadas por completo, así de mal está la cosa.

Si lo traemos mas a nuestro vecindario, mis hermanos piensen, en esta familia aquí nuestra, la Familia Sierra, que se han esforzado tanto por su hijo, que le dieron todo lo mejor, un buen muchacho de buenos valores y miren “ ”, era the round guying, the round play--- and the round time. Y lo acribillaron al pobre muchacho.

Los otros días, miren esto son cosas que yo me pongo a pensar y yo me digo, Wow Señor esto es, en mi propia casa, en mi propia casa se dio un episodio de televisión de “Cops”, yo no sé si ya había dicho esto aquí, pero en mi propia casa. Gracias a Dios que ni mi esposa, ni yo, ni mis hijos estábamos en la casa, pero un robo que comenzó en Brokton, estos muchachos en su carro, yo no sé como terminaron en Randolf, y la policía los pillo dos calle más arriba de donde nosotros vivimos y estos muchachos se dieron a la fuga y dos de ellos fueron brincando de patio en patio y la policía los vino a atrapar en el patio de mi casa.

En el patio de mi casa Señoras y Señores, cuando mi esposa llega a la casa, como a eso de las tres y media, cuatro de la tarde, ella me llama y me dice: “Oye Omar tú habías dejado la puerta del Shell donde guardamos la máquina de cortar grama, ¿tú la habías dejado abierta?” Y yo, “Noo”, yo se que el día, el día anterior yo corte la grama, pero yo lo guarde lo cerré todo, raro, la puerta está abierta y yo, bueno pues me dio Alzheimer a mi entonces, se me olvido y la deje la abierta. Y media hora más tarde me llama ella diciéndome: “Omar tú no vas a saber lo que paso aquí”. La vecina de atrás le conto todo el episodio de Cops a mi esposa que había sucedido, ella me dice: “Mira ahí mismo donde tú estás parado los policías pillaron al muchacho.

Es como, el Pastor Greg tiene una teoría que en el verano los muchachos se, entra una ola de violencia y se vuelven locos, se lucen haciendo cualquier bobada, cualquier estupidez, perdonen la expresión pero es que es la verdad. Pero saben mis hermanos todas esas cosas para mí son tan solamente representaciones, de la realidad del mal en medio de nosotros y no es que yo quiero glorificar el mal, no es eso lo que yo estoy haciendo, yo solamente mis hermanos estoy trayendo consciencia de que nosotros tenemos una responsabilidad ante la cual no podemos bajar la guardia.

No tan solamente por nuestras vidas sino también por la vida de otros, ¿Qué es lo que dice Efesios 6 capitulo 10?, Dice: “Por lo demás hermanos míos fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza”. Eh, esto para mí es como un énfasis lo que está diciendo, hay una fuerza que tiene poder, fortalézcanse en el poder de su fuerza y vístanse de toda la armadura de Dios ¿Para qué? Para que puedan estar firmes contra las acechanzas del Diablo. Las acechanzas del Diablo mis hermanos pueden venir en muchas formas y en muchos colores, en cualquier momento, gracias.

No necesariamente vienen en formas tan graficas como los que yo he descrito pero, vienen, vienen a nuestras vidas, porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, potestades, gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes Espirituales de maldad en las regiones celestes, en los aires mis hermanos, nosotros podemos un día mirar al aire y lo que se ve es un cielo azul bien bello, bien precioso, pero si usted se pone unas gafas de Rayos X, hay cosas, pájaros que usted va a ver por ahí volando que no se ven muy bonitos que digamos.

Hay una realidad detrás de esa realidad, que es lo que dice, “Por lo tanto, tomad la armadura de Dios, para que podamos resistir en el día malo y habiendo acabado todo, sea cual sea la situación que podamos estar ¿qué? Firmes”. Podamos estar firmes, estad pues ceñidos vuestros lomos, ¿Con que? Con la verdad, vamos eh, no, no voy a explicar todas estas partes, pero usted se la, se la imagina, ceñidos sus lomos significa que usted tenga una buena correa, donde usted se pueda ajustar los pantalones o la falda, “Cíñase con la verdad”, me gusta eso porque, el Lomo significa su punto de balance, su punto de eje donde todo su cuerpo se agarra. Y para usted poder estar bien agarrado, bien balanceado, que nada lo puede estremecer, tiene que ser algo verdadero, tiene que ser algo real.

Ciña sus lomos con la verdad, usted ve un peleador de Karate o de Taekwondo, que es lo primero que le enseñan a un peleador de Tara- “jup”, de Tarate!, de Karate o Taekwondo. ¿Qué es lo primero que le enseñan? Posición, eso es lo primero que le enseñan, posiciónate de esta forma, si tú te paras así todo desguañangau, que es lo que le van a decir, ¡pangana! Vas pa’ el piso, a un Boxeador que es lo que le dicen, lo mismo, ¿Cuál es la posición de un Boxeador? Aquí, pendiente, cúbrete, cúbrete tú cara, tú costado, eso es todo posición. Esa posición de todo peleador se basa todo, ahí, en el punto eje de su cuerpo, cíñete de la verdad, afírmate en la verdad.

Después de eso, ¿Qué es lo que te dice? ¿Ponte la coraza de? De justicia, cubre tu pecho. ¿Cuál es el órgano más importante que está en el pecho? El corazón.

Tú tienes que cuidar tú corazón, las cosas que puedan a atacar a ese, a ese centro de salen tus emociones, de donde sale tú vida, tienes que cubrirlo no con cualquier cosa, con justicia y no con la justicia de este mundo, sino con la justicia de Dios, tú quieres saber cuál es la justicia de Dios, esa es otra predicación, pero si lees la Biblia vas a saber qué es lo que Dios llama justicia. Cubre tú corazón, cubre tú alma, cubre tú ser.

¿Qué es lo que dice después? Ponte buenos zapatos, no ve vengas con zapatos así, “guachupita lambetoile”, no, no, no. Eso es una expresión que yo solía decir en Puerto Rico por si acaso.

Póngase buenos zapatos, no estoy diciendo que gaste 100 dólares en zapatos, sino yo estoy diciendo los zapatos, del apresto del evangelio de La Paz, que en vez de ir a un lado a contar un chisme, que yo pueda ir a un lado a transmitir La Paz de Dios, a comunicar La Paz de Dios, que yo me pueda meter en Villa Victoria y que si yo me encuentro a muchachos que están jugando sus Pinas con Licor, fumando, poniéndose, todas esas cosas que yo pueda ahí, no tan solamente decirles como que, “Ay, por qué están haciendo eso”, sino que yo pueda ir y en medio de esa cosa que yo pueda decir: “Señor que Tú Paz este en medio de los corazones de estos muchachos”.

Que a usted lo llaman y, - mira estoy peleado con mi esposo y nos vamos a divorciar, esto no está funcionando y que usted pueda llegar a esa casa con los zapatos de La Paz y que usted pueda llegar y decir como dice Jesús en cualquier lugar donde usted entre, usted pueda decir: “La Paz de Dios sea, en este lugar, en este hogar”, vaya con el apresto de La Paz de Dios, del Evangelio de Paz y sobre todo ¿tomad qué?, mira, mira que interesante, estar madura tiene partes que son de, como diría yo eh, de defensa como quien dice para protegerte y tiene partes que son de ofensiva.

Solo cuando estamos hablando de un escudo, sigue siendo una herramienta de, bueno el escudo es tanto de defensa como de ofensa también, porque a la vez que te tapas también puedes darle un cantazo, a alguien con el escudo, hoy, hoy estoy violento yo no sé es que, quítenme el micrófono por favor, Fany ven Tú termina de predicar. Eso es así, gracias Ángela El Reino de los cielos se hace fuerte y solamente los valientes lo arrebatan, así que ahí tiene voy a quedar violento hoy, dale. Pero violento para el Señor.

Hay que tomar ese escudo mis hermanos y no es el escudo de la Filosofía de Einstein, ni nada por el estilo, es el escudo de la Fe, para con el cual podemos apagar los dardos, las flechas del enemigo. ¿Ponte el casco de qué? De la Salvación, el Yermo, dice el Yermo, es el Casco, el Casco el Yermo de la Salvación, cubre tú cabeza también, cubre tus pensamientos, ¡Uju, Ay! Un poquito de hincapié en lo que dije el miércoles pasado, que es una de las cosas que uno tiene que cuidar, su mente, de esos pensamientos del pasado que muchas veces nos, nos arrastran, y nos aguantan, y nos quieren jalar en la dirección que Dios no quiere que vayamos.

Hay que cuidar nuestra mente de eso, por algo dice La Salvación por que La Salvación inicio algo nuevo en medio de nuestras vidas, ese encuentro con Jesús inicio algo nuevo, esa Salvación lo que significa es que aquel que está en Cristo es una nueva criatura, todas las cosas viejas pasaron, todas las cosas son hechas nuevas y yo vivo ahora con una nueva mente, con una nueva realidad y me enfoco en eso y prosigo al blanco para aquello de lo que Dios, aquello a lo cual Dios me ha llamado a través de su hijo Jesús y claro está, con que me defiendo entonces, con que voy a la ofensiva, con la espada del Espíritu, ¿Qué es qué? La palabra de Dios.

Hay herramientas que Dios nos ha dado mis hermanos, hay herramientas que Dios nos ha dado y sobre todas las cosas miren, cuando es el momento oportuno hay palabras que Dios nos da para saber cómo inspirar el corazón del que esta caído, del que está acongojado, del que está molesto, del que está emocionado por algo, siempre Dios nos da una palabra para saber cómo dirigir a alguien, cada vez más y más cerca a Dios.

Pero hay que saber el momento oportuno, hay que saber el momento oportuno, yo no si usted ha visto películas de guerra de los tiempos medievales, pero esos guerreros que andaban con su escudo y su espada dependiendo del tipo de circunstancia en la cual se encontraban, usted no los veía que ellos, se iban en una línea peleando con la otra, ellos iban embocao, con espadas y todo y se tiraban ahí el uno al otro.

Pero si era una pelea de uno y uno, esa espada no salía hasta que fuera el momento oportuno, se bailaban con los escudos, se cubrían, tiraban piedras, tiraban lanzas, pero cuando era el momento de usar la espada ¡Fu! Y ya vamos al ataque se acabo esto, tenemos que aprender a cómo usar nuestras herramientas, tenemos que tener cuidado mis hermanos de que no estemos sobrecargando la gente con demasiado vocabulario religioso, como que todo el tiempo que queremos hablar con alguien, “mira conviértete, acepta a Cristo, arrepiente tus pecados”, y, y tenemos al hijo, y a la hija, y al nieto, y a la nieta los tenemos ya mareados hasta aquí y ya la próxima que viene uno a decirles algo de Dios, ya el muchacho esta como que, no me digas mas nada, no quiero escuchar nada mas, tenemos que saber cómo hablar esas palabras de Paz, esas palabras de bien en el momento oportuno, en el momento adecuado, para que cuando el corazón este “Ready”, mira que esa palabra haga “shiuaj”, llegue hasta lo más profundo del corazón.

Tal vez su palabra tiene que llegar hasta cierto nivel y usted llegue hasta ahí, hasta ahí, hasta ahí y alguien después de usted va a venir y va, va a coger esa semillita con el dedo y le va hacer, ahora si entra hasta allá y haz lo que tienes que hacer, tenemos que creer que Dios en su economía lo hace así, que Dios en su sistema, en su soberanía lo hace así, tenemos que creer mis hermanos, fíjese cuando la palabra de Dios, cuando Josué dice: “Yo en mi casa seguiremos a Jehová”.

Yo creo que esa declaración de Josué, declaró toda la cobertura de Dios sobre toda su familia, aunque sus hijos fueran unos rebeldes que no le querían hacer caso, pero yo creo que esa declaración de Josué, declaró su cobertura, la cobertura de Dios sobre su familia y que Dios en su momento iba a hacer la obra en toda la familia completa, ese carcelero que le dijo, ¿A quién fué? ¿A Pedro? ¿A Pablo? Que le dijo: ¿Que debo para ser salvo? Y Él le dice: “Cree en el Señor Jesucristo y serán salvo tú y tú familia”, la familia de él no estaba ahí, mas sin embargo la Salvación llego sobre esa familia tambien.

Solo nosotros tenemos que creer mis hermanos que estas herramientas que Él Señor nos da traen esa cobertura, sobre nuestras familias, sobre los nuestros, los que nosotros amamos, los que nosotros queremos, en nuestros ojos podrá parecer que él muchacho va de camino a una pared de acero y se va a reventar, pero a los ojos de Dios tenemos que creer que Dios está haciendo algo, que después de esa pared de acero hay una nueva naturaleza, hay una nueva realidad para esa persona. Y yo se que muchas veces puede sonar más fácil decirlo que creerlo y vivirlo. Porque obviamente muchas veces esas realidades son duras y uno no quiere soltar a esos muchachos por temor a que les vaya a suceder algo.

¿Cuántos de nosotros no aprendimos de “Hard Way”, por así decirlo? ¿Cuántos de nosotros no tuvimos que aprender a ley de Cantazos y Golpes?, pero en medio de todo eso mis hermanos yo tengo que creer, que hay un Soberano, que hay un Dios mis hermanos que se vale de todas las cosas para que sus propósitos se cumplan, hay un Dios que es misterioso, que muchas veces va a permitir que sucedan cosas que nosotros nunca las vamos a entender, pero aunque no las entendamos nuestra Fe, si nosotros decidimos creer el Él, tenemos que creer entonces que, a pesar de esos dolores que vivimos en la vida Dios se va a encargar de hacer las cosas mucho mejor mas adelante.

En preparación para el Funeral de mañana me crucé con el Salmo 91, ¿Cuántos conocen el Salmo 91? Lo pueden decir hasta de memoria algunos de ustedes, ¿Verdad? Dice:

Él que habita al abrigo del altísimo, morará bajo la sombra del omnipotente, diré yo a Jehová: “Esperanza mía y Castillo mío mi Dios en quien confiare”.

Él te librará del lazo cazador, de la peste destructora, con sus plumas te cubrirá y debajo de sus alas estarás seguro, escudo y alarga su verdad. No temerás al terror nocturno, ni saeta que vuele de día.

Cuando leí ese verso me empecé a detener, empecé a detenerme y empecé a decir, Omar tú crees verdaderamente lo que estás diciendo.

“Ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya, caerán a tú lado mil y diez mil a tú diestra, mas a ti no llegará”.

Cuando leí esa parte me detuve más aun todavía.

“No te sobre vendrá mal ni plaga tocara tu morada, pues a sus Ángeles mandará cerca de ti, que te guarden en todos tus caminos, en las manos te llevaran para que tus pie no tropiece en piedra”.

Cuando termine de leer eso, se me vinieron los rostros de estos padres y de cómo perdieron a su hijo en una forma tan drástica. Yo me dije, honestamente, yo dije en mi corazón: Señor que pasó, que pasó con esta fórmula, acaso tú no dices, “ni saeta que vuele de día”, que pestilencia no va a llegar, tú mandaras Ángeles que los cubran, que, que, “What happen here” acaso será que, David cuando estaba escribiendo esto tomo un poquito de más de vino del que tenía que tomar y como que se le nublo la mente y escribió algo que tal vez estaba prometiendo algo mas Él que Tú.

Pero si ese pasaje está ahí, por algo es. Estuve hablando con la Apóstola Meche y ella me hablo acerca de esta mujer. Corine, Corine Tenbum creo que se llama ella. Sobrevivió a los campos de concentración de los Nazis, ella siendo Judía y ella habla de su testimonio de cómo ella vio, que mataron a su Papá, a su Mamá, a sus hermanos y los abusaron, y la abusaron a ella, mas sin embargo ella fue la que sobrevivió.

Y ella pudo contar de cómo ella reconoció que Dios estuvo en medio de todas esas cosas a pesar de, el dolor que ella vivió, sobre yo poder escuchar una historia como esas, bueno no escucharla, leer una historia como esa y ver que esa mujer se atreva a decir, yo he visto la protección del altísimo. Yo me digo Wow, wow, todos nosotros en algún momento tenemos la opción de decidir abrazar estas promesas de Dios, o no.

¿Qué es lo que dice Abaquc? Aunque la higuera no de sus frutos, aunque no haya leche en la nevera, aunque no tenga un canto de chuleta en el freezer, aunque no tenga cereal en el, en la despensa, con todo yo me alegrare en Jehová y me gozare en el Dios de mi Salvación. Jehová Él Señor es mi fortaleza, el cual hace mis pies como de siervas y en mis alturas me hace andar. ¿Qué fue lo que dijeron Sadráh , Mezaquias Bernego? Cuando estaban a punto de ser echados al horno, ellos se atrevieron a decir: Rey nunca vamos a doblar nuestras rodillas sobre ese ídolo que tú has hecho, porque nuestro Dios nos puede salvar y aun si Él no nos salvase con todo, nuestro corazón sabe en quien a confiado.

Oiga mis hermanos la Biblia de tapa a tapa tiene historias de dolor, la Biblia de tapa a tapa tiene historias de perdidas, de sufrimiento, pero entremedio de cada una de esas historias se ve la obra de un Dios soberano, que está por encima de todas las cosas.

Yo tengo que creer, yo tengo que decidir creer que Dios ve más allá de lo que yo veo y tal vez en el momento yo no entiendo el por qué de las cosas, pero Dios en su soberanía sabe porque, Él sabe por qué permite que cierta cosas sucedan, Él sabe porque muchas veces se le ha dado a nuestro enemigo el permiso, de que haga su influencia y es por el mero hecho de que aunque el enemigo trate de hacer eso, Dios como quiera puede valerse de esas cosas y tornarlo para bien.

Así que yo les animo mis hermanos en esta noche, no bajes tú guardia, no bajes tú guardia, no enganches tú escudo, no enganches tú Yermo, no enganches tú coraza, no enganches tú cinturón, no enganches tú espada, por más cómodo que tú crees que debes estar, porque tú te lo mereces, porque has trabajado, porque has sudado por ello, nunca bajes la guardia, ora por los tuyos, cubre los tuyos, pero no te olvides de tú rol como hijo, como hija de Dios, de cubrir la vida de otros a tu alrededor. Sal de aquí esta noche con esta carga en tú corazón, tú eres responsable por cubrir tus hermanos, tus hermanas de aquí de la iglesia, por mantenerlos en oración, aun si es una oración de cinco minutos donde usted dice:

Señor te presento a todos mis hermanos y hermanas en congregación León de Judá, con sus familias, con sus hijos, con sus hijas, los abuelos, las abuelas, los tíos, las tías, los hombres y las mujeres, solteros, solteras que no tienen familia aquí, todos yo pido tú cobertura, donde quiera que vivan, sea que vivan en Villa Victoria, sea que viva en Newton Center, sea que vivan donde sea que vivan pide la cobertura de Dios sobre ellos.

Mis hermanos estamos en momentos rampantes, el mal esta como quien dice, dando cuerda, dando cuerda, dando cuerda, saliéndose con la suya en muchas formas, pero sabes que, cree esto, yo he dicho muchas veces cuando el rio suena es porque agua trae, ¿verdad? Si el enemigo se está luciendo es porque Dios se va a lucir aun más después de todas esas cosas.

Si aquí se ha declarado que viene avivamiento de Dios, miren no hay ningún avivamiento que no venga sin un tiempo de prueba primero, sin un tiempo de tribulación primero y si el pueblo de Dios tiene que pasar por todas estas cosas, lo pasamos, pero no lo vamos a pasar así sentados echándonos aire, lo vamos a pasar ahí metido en las trincheras, peleando, luchando, siendo valientes, porque para el Reino de Dios hay que ser valientes, miren saben lo que yo aprendí de eso que sucedió en mi casa. Hubo una noche que yo estaba orando en el patio y de repente yo me dije, Señor que así sea, aquí termina, con tus hijos aquí termina, el mal aquí se encuentra con una pared porque tú estás en medio de nosotros.

Para mí eso fue una ilustración tan tangible, Él Señor me estaba diciendo tu eres un guerrero, tú como familia ustedes son hijos, hijas de un Rey y Dios los puede usar a ustedes para que, entremedio de ustedes ahí termine toda influencia del enemigo, aquí en esta iglesia, en este lugar, en la congregación del pueblo de Dios miren mis hermanos decimos todos juntos. Mira Diablo, aquí termina, aquí termina, ya, aquí te vas a encontrar con una pared que no vas a poder derrumbar. Vamos a ponernos de pie mis hermanos y vamos a orar.

Señor Jesús gracias por esta noche, gracias por el privilegio que nos has dado de poder interceder Señor, nosotros sabemos que estas oraciones han llegado delante de tú presencia, que tú estás preparando los aires Señor, hay cosas que tú estás haciendo Señor, hay cosas que tú estás desatando Señor, hay Ángeles que ahora mismo ya están luchando, están peleando por cada uno de nosotros Señor, por aquellas personas que no te conocen todavía y Jesús si nosotros aquí, decimos una vez más Señor que, que Tú nos ayudes y nos des las fuerzas para seguir llevando nuestra armadura Espiritual Jesús y saber cómo pelear, saber cómo defendernos, saber cómo ir a la ofensiva Señor, en contra de las artimañas del enemigo Jesús.

Padre ahora mismo yo declaro sobre cada uno de tus hijos e hijas aquí en esta noche, yo declaro sobre cada una de sus vidas, una, una mentalidad renovada Señor, una visión renovada en ti Jesús de que cada uno de nosotros y nosotras, somos guerreros, somos guerreras tuyas Señor, que si tenemos que seguir viviendo la vida del diario, momento a momento, minuto a minuto, paso a paso Señor, pero sabemos que hay una realidad mas allá, de la cual estamos alerta Señor y a la cual tenemos que combatir en tú nombre Jesús, así que Padre creemos que en todo lugar donde vayamos Señor, tus Ángeles están con nosotros, creemos que tú protección está con nosotros, creemos que si moramos bajo la sombra del altísimo Señor, tú estarás en medio nuestro Jesús, Tú como Él omnipotente notaras tú cobertura y tú protección, y que aun a pesar de las situaciones difíciles de la vida Señor, si esos momentos llegan, que Tú nos darás la fuerza para confiar en Ti y seguir diciendo que Tú eres el Señor por encima de todas las cosas, que podamos abrazar esa Fe Señor, que podamos abrazar esa certeza en ti y dejar que tus planes e cumplan, que tú voluntad se cumpla y no la nuestra Señor.

Tú eres un Dios Soberano, Tú eres un Dios que eres Amor, Tú eres un Dios bueno y lo creemos así Señor, pero ante las adversidades de la vida también creemos que Tú nos vas a dar la fuerza, la Sabiduría, la salida de cada una de ellas Señor Jesús.

Así que Padre bendice a tus hijos e hijas, a medida que salimos de aquí hoy Señor, yo pido Tú cobertura, Tú protección sobre cada cual y que esta palabra sobre la cual hemos meditado Señor pueda seguir haciendo eco en medio de nuestros corazones Jesús.

Bendícenos a todos Señor, lo pedimos así en el nombre de tú hijo Jesús.

Sermón de Omar Soto grabado 7 de septiembre 2011 en Congregación León de Judá Oir | Ver (100K) | Ver (400K)


Oir y ver más presentaciones grabados 7 de septiembre 2011

Comentarios

 
 

me dio muy gudto porque nunca e leido una predica que esplique tan claro bendiciones

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato