Sermón 3 de julio 2011: Un corazón que agrade a Dios

A propósito de Sermones
[Roberto Miranda]
  • Presenter: Roberto Miranda
  • Fecha: July 3, 2011
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Iniciamos en una forma casi inesperada un tema el domingo pasado acerca del corazón, y Dios le fué dando una forma un poquito diferente según yo lo iba tratando aquí desde el púlpito, pero hemos estado meditando acerca de la importancia de un corazón que agrade a Dios, yo diría que ese podría ser el título de esta meditación doble no, un corazón que agrade a Dios, eso es lo que nosotros deseamos para nuestra vida, eso es ciertamente lo que yo deseo, que sea agradable a mi Padre celestial. Un corazón que cuando Él lo mire Él pueda ver algo que le traiga una sonrisa, y la meta de nuestra vida debe ser ésa.

Muchas veces nosotros ni siquiera sabemos lo que hay en nuestro propio corazón, uno no sabe qué hay en el corazón de una persona como yo decía aún gente que han estado muy cerca de nosotros, y por eso necesitamos que Dios como decíamos nos pruebe, a las personas, las influencias que tenemos a nuestro alrededor, los lugares a los cuáles nosotros vamos a someternos, nuestras escuelas, nuestra universidad, un seminario, una relación a largo plazo, un ambiente donde nos encontremos, una ciudad donde vamos a vivir, una cultura inclusive, tenemos que tener cuidado de discernir las cosas que están entrando a nuestra vida, porque estas cosas van a entrar en nuestro corazón.

Yo les hablaba del corazón para Dios, y uno de los personajes más interesantes, quién sabe por cuántos siglos, edades, no se supo lo que había en su corazón hasta que llegó un momento dado. Yo decía hay dos cosas que prueban el corazón de un individuo, un hombre, uno es el tiempo, porque a largo plazo lo que está escondido en el corazón sale a la luz, porque uno puede aguantarlo por cierto tiempo, pero sale a la luz lo que están escondido, y también las pruebas, porque en los momentos de gran presión cuando las cosas están apretadas verdaderamente, y una persona tiene que hacer una decisión, cuando viene una ganancia cuantiosa pero indebida, cuando viene una oportunidad de hacer algo que te va a dar gran placer pero tú sabes que es errado, cuando tú tienes una gran necesidad y hay una oportunidad de tú cortar una esquina y conseguir lo que tú necesitas porque tienes que pagar algo, o porque sino te van a quitar la casa o lo que sea y dices, bueno ya que el Señor no me ayudó me puedo ayudar a mí mismo, vienes y haces una decisión, haces algo indebido, algo ilegal, una oportunidad para hablar mal de una persona, hasta ese momento alguien te influye o te excita a decirlo, entonces las pruebas de la vida, muchas veces sacan a la luz lo que está escondido en el corazón también.

O pasa el tiempo, ocurren ciertas cosas en la vida que van como cambiando nuestro corazón, y van sacando a la luz otras cosas que estaban allí, por ejemplo Salomón, en su vejez, en el tiempo ya tardío de su vida, las muchas concubinas, y todas las mujeres que él permitió, pervertidas por la idolatría a otros dioses, Dios le dijo no se junten con esas culturas, no des tus hijos ni a tus hijas en casamiento con esas personas porque torcerán tu corazón hacia sus ídolos, y efectivamente eso le pasó a Salomón, no escuchó esa advertencia y terminó al final de su vida, dice que su corazón no era perfecto para Dios porque fué tornado hacia los demonios, e introdujo la idolatría y la maldición al pueblo de Israel, algo que tuvieron que bregar por siglos y siglos.

Lucifer, que el Señor lo reprenda, en eso estaba pensando no?, mire que interesante, Lucifer fué un ángel de luz, la cúspide de la creación de Dios, en toda la creación no había un ser más luminoso, Lucifer, más bello, más perfecto en un sentido, y talentoso que Lucifer, Luzbel, fué creado en una manera, y sin embargo en un momento dado salió a la luz algo que estaba dentro de él, cómo no me pregunte a mí, pero mire lo que dice aquí Ezequiel, capítulo 28, en el versículo 11, aquí a Lucifer se le dá el nombre de Rey de Tiro, porque en la biblia estos personajes como el príncipe de Persia, el rey de Tiro, son demonios, espíritus que rigen naciones. Evidentemente este personaje no puede ser un hombre, un ser humano, si usted lee todo el capítulo 28 los comentaristas de la biblia, han concluído casi unánimemente que esta es una referencia profética a ese espíritu demoníaco llamado Lucifer que luego se convierte en Satanás, por muchas razones usted vé claramente que no se puede referir a un hombre, dice en el capítulo 28 versículo 11, "Vino a mí palabra de Jehová diciendo, hijo de hombre, levanta endechas sobre el rey de Tiro, y dile, así ha dicho Jehová el Señor, tú eras lo más bello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura, en Edén, excepto Adán, Eva y la Serpiente, en Edén el huerto de Dios estuviste, de toda piedra preciosa era tu vestidura, de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, verino y ónice, de zafiro, carbunco esmeralda y oro, y los primores de tus tamborines y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. Los seres humanos no son creados, Adán y Eva fueron creados, pero Satanás fué creado, es una creación de Dios.

Los seres humanos, Adán y Eva, hemos sido engendrados, pero este ser fue creado, configurado, de la boca de Dios o la mano de Dios. Dice: "tú, querubin grande, se refiere a un ángel", un querubín es absolutamente lo sumo de la creación, "tú querubin grande, protector", qué interesante, Satanás fué creado para proteger, hoy en día es todo lo contrario, sólo sabe robar, matar y destruir, muchas veces los dones de Dios cuando no son usados perfectamente se tuercen y terminan siendo todo lo contrario, la música Dios ha declarado, se la dió a Satanás, Lucifer era un ser que era como el adorador del cielo, se le dió talento para tocar, él no era músico era música, él no tocaba flauta era flauta, el podía reproducir sonidos, y podía hacer cosas increíbles a través de su carácter adorador, fué creado para adorar a Dios, y para proteger a la humanidad de la creación.

Dice: "Yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste, en medio de las piedras de fuego te pasé habas, perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad." En su corazón se descubrió como un puntito negro. Esta mañana yo pensé en traer una escultura de vidrio, de cristal puro, que nosotros tenemos, hay varias allá, pero usted vé el cristal puro, lo que es cristal bello, es una cosa preciosa, transparente, refule, brilla, pero si usted le pudiera meter una jeringuilla adentro de ese cristal y le pudiera inyectar un poco de tinta negra, usted vería lo que la dañaría, y así pasó en el corazón, cuánto tiempo estuvo Lucifer en el cielo adorando, pero por alguna razón, no me explique como Dios puede crear algo perfecto, porque los ángeles son unas criaturas muy raras, y no entendemos su biología, los ángeles son ahí entre hombre y Dios y algo raro no?.

El caso es que Dios lo creó de esta manera, y en algún momento de su inmensa trayectoria, había algo en su corazón que estaba allí escondido, y el tiempo y la oportunidad le descubrieron eso, y dice: "A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad y pecado, y pecaste, por lo que yo te eché del monte de Dios y te arrojé entre las piedras del fuego". Si usted quiere saber los orígenes de Satanás allí está, este es el texto, iglesia a través de los siglos, ha tomado el origen de Satanás. Dice: "Te arrojé entre las piedras del fuego oh querubín protector, se enalteció tu corazón, a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor, y yo te arrojaré por tierra, delante de los reyes te pondré para que miren en ti. Con la multitud de tus maldades y con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu santuario, yo pues saqué fuego de en medio de ti el cual te consumió y te puse en cenizas sobre la tierra, a los ojos de todos los que te miran, todos los que te conocen de los pueblos se maravillarán sobre ti, espanto serás y para siempre dejarás de ser". Ese es el destino que Dios le tiene preparado a Lucifer, pero usted vé lo que pasa no?.

Cuando no nos cuidamos de lo que hay en nuestro corazón, en un momento dado, las circunstancias, las situaciones pueden torcer nuestra perspectiva, y pueden dañar. Cuando Dios descubrió este elemento de él querer comparársele, lean el capítulo 8, compararse con Dios, se vió tan grande, tan hermoso, tan poderoso, tan perfecto que dijo hey, qué tengo yo que estar adorando a este ser si yo puedo ser igual que Él, el orgullo, la altanería, el querer sustituir a Dios, e inmediatamente Dios discernió esto, lo alejó, le quitó su gloria, su autoridad y su belleza, y Satanás se tornó inmediatamente en un ser totalmente despiadado, horrible, sin nada bueno porque si la gracia de Dios no toca un ser se convierte en lo más grotesco que hay, solo porque la gracia de Dios está en un ser humano no se torna en una criatura horrorosamente fea.

Aún un criminal como este hombre que vemos ahí en el video, hay gracia de Dios en él que impide que no se convierta en un demonio viviente. Entonces eso es importante, no?, que nosotros veamos el corazón, y así puede ser, más uno no sabe muchas veces lo que hay en el corazón de los ambientes y las cosas con las que nosotros estamos asociados, nosotros muchas veces decimos que tenemos que tener cuidado de pedirle al Señor que nos pruebe, como es en el caso de Gedeón, que nos pruebe y trate como con aquéllas personas, individuos, ambientes, que van a tener influencia en nuestra vida, y con los cuáles vamos a compartir los elementos íntimos de nuestra vida, porque sólo Dios puede descubrir lo que hay en lo hondo, de una persona, y sólo el tiempo y las circunstancias pueden sacar a la luz lo que hay dentro, y cuando Dios prueba a alguien, y sale a la luz algo que no es para ti, como el dijo a Gedeón, el tal no vaya contigo, si Yo te lo apruebo va contigo, si Yo no te lo apruebo no va contigo, tenemos que ser obedientes.

Uno vé a través de los años y los años de consejería cuánta gente sufre porque no escucharon la voz de Dios o de la sabiduría, y entonces nos infatuamos con algo que queremos, y distorsionamos la voluntad de Dios con consecuencias terribles más adelante, así que tenemos que ser honestos con nosotros mismos y con Dios para que eso no nos suceda. Entonces uno no sabe lo que hay en el corazón, ahora, sabes qué, nosotros mismos muchas veces no podremos determinar lo que hay en nuestro propio corazón. A veces nos engañaremos a nosotros mismos acerca de quién somos, es lo más difícil para un ser humano. Cómo puede un ser humano determinar, sabes qué hay algo malo en mí, hay orgullo en mí, hay sensualidad en mí, hay deslealtad en mí, hay murmuración, hay rencor, hay rencilla, hay violencia en mí. Es difícil para un ser humano tener ese grado de grandeza y de percepción sobre sí mismo. Introspección. Es como yo tratar de rascarme la espalda totalmente, no puedo, y así el ser humano no puede examinarse completamente, honestamente a sí mismo.

Por eso el Salmista David dice examíname oh Dios, mira en mi corazón, pruébame, y qué está diciendo, tenemos que siempre estar diciéndole al Espíritu Santo, examíname, Señor, saca lo que hay dentro de mí, y muéstramelo, muéstramelo con toda honestidad, en el Deuteronomio 8, versículos 2 y 3, nosotros vemos allí lo que Dios hizo con el pueblo de Israel, donde Él les habla acerca de, dice aquí en el capítulo 8 versículo 2, "Y te acordarás por todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos 40 años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar lo que hay en tu corazón". El pueblo hebreo caminó 40 años por el desierto, y una de las razones para ello fué para que a la luz de todas esas peripecias, guerras, situaciones, salió a la luz todo, y se hizo evidente que sólo a través de la gracia y la misericordia de Dios ese pueblo iba a ser entrado en la tierra prometida.

No había nada de lo que pudieran enorgullecerse, no había nada allí, solamente la misericordia de Dios, y Dios quiso mostrarles, sabe que muchas veces Dios quiere exhibir públicamente lo que hay, Dios necesita sacar lo que hay, esta humanidad está en prueba todavía, dice cuando llegue el momento de colmarse la maldad de los hombres, entonces Dios actúa, pero tiene que sacar a la luz todas las cosas que están escondidas. Entonces vemos que más adelante dice, "te sustentó con maná, comida que no conocían ni tú ni tus padres, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, más de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre". Dios sometió a Israel a todos estos años de tribulación para enseñarles, para instruirlo, para formarlos. Entonces vemos que fué un proceso tanto de revelación de lo que estaba dentro de ellos, como de formación y de instrucción también, acerca de ciertas verdades que ellos tenían que saber. Lo mismo pasó con Moisés, el que habría de ser libertador del pueblo de Israel, Dios se tomó ochenta años para formar el corazón de Moisés, cuarenta años lo metió en Egipto para prepararlo, educarlo, instruirlo, y después cuarenta años lo metió en el desierto, para que allí en el desierto y el silencio de la noche, cuidando cabras, solitario, caminando por los caminos del desierto, aprendiera acerca de sí mismo, pensando reflexionando, su carácter se fuera formando, no?.

Y vemos lo mismo con Abraham, con David, con José, Dios está con esta gente, pero se toma su tiempo para formarlos, y someterlos a unas pruebas, ciertas experiencias, ciertos viajes que los van preparando y creando en ellos conciencia, madurez, alto conocimiento, instrospección, honestidad acerca de sí mismos, cuando Dios ya los viene a usar, ellos saben lo que son, ya Dios los ha triturado, los ha puesto a huír, a tener miedo, a fracasar, para templarlos y para que sepan quiénes son, porque un hombre, una mujer, que quieren servir a Dios, tiene que saber quién es. Porque si no en cualquier momento sale un ratón que no sabía que estaba allí.

Tú tienes que saber quién es y quién no es. Yo veo tanta gente en el ministerio tan seguros de sí mismos. Yo quisiera tener esa seguridad, pero sabes qué, lo digo solo por un instante, porque cuando uno conoce como uno es, uno no tiene tanta seguridad de sí mismo, yo digo solo por tu misericordia Señor, a mí me gusta la gente un poco insegura sabe, yo prefiero la gente, cuando yo veo un hombre muy seguro yo le tengo miedo sabe, porque si no es una seguridad excesiva, es muy saludable, es bueno tener un poco de miedo de sí mismo, y no creerse que uno, como Pedro, aunque todos estos estúpidos te dejen Señor yo me mantendré fiel a ti, cuando viene a decir Pedro Pedro, antes de que el gallo cante tres veces me negarás no solamente una, tres veces, no?. Hay que tener cuidado con la suprema seguridad de muchos de nosotros.

Y el pueblo de Dios muchas veces sabe guerra, y se equivoca, y quiere líderes así, gente segura, gente que declame bien, gente que dé buenos discursos, yo prefiero una persona sencilla de corazón, templada en Dios, que una persona que esté afectando mucha seguridad de sí mismo, y muchas veces uno pide eso de los predicadores, los evangelistas, gente que declame, que tenga pecho grande, pero eso no es lo que hace a un hombre un gran líder, es el corazón, lo que está dentro. Tengamos cuidado de no engrandecer inapropiadamente a nuestros líderes, discierna lo que hay en el corazón de la gente, seamos un pueblo discernidor. Porque Dios siempre está formando a ese tipo de personas. Dios se tomó, en el momento preciso, activó el llamado que tenía para ellos. Escuche esto, cuando se lo piden y se lo permiten, Dios forma a los hombres y a las mujeres. Dios se forja un plan de tratamiento y formación, y a lo largo de la vida, usa circunstancias, eventos y relaciones humanas, para formar el corazón de sus escogidos.

Todo lo que pasa en el corazón de sus hijos es para tratarlo y forjarse un corazón conforme a su corazón. Dios es muy intencional en la manera en que trata con nosotros. Hermano, yo digo, si la gente entendiera, sentados allí, o hablando en el púlpito, o sirviendo a Dios en alguna cosa que, hermano mire Dios siempre está como Jesús en la higuera, Él está con la mano apártate, apártate, yo quiero fruto, yo quiero el fruto, no quiero el follaje, y nosotros creemos que el follaje va a apantallar de alguna manera a Dios, no sé si la dicen en otros paises, queremos apantallar a Dios como si Dios se dejara apantallar, o el diablo se dejara apantallar, el diablo sabe y Dios sabe porque es infinitamente sabio, lo que hay en tu corazón, en tu vida.

Examina tu corazón, Dios quiere integridad en tu corazón, no hay nada más que aplaque el corazón de Dios, y al diablo no lo intimida ni lo impresiona otra cosa que lo que hay en tu corazón, qué eres cuando él te vé. Y entonces Dios está, si usted y yo se lo permitimos, Dios va a trabajar, yo creo que en mi vida y en tu vida nada sucede por coincidencia, todo sucede es porque Dios está, por medio de su Espíritu, día con día, 365 días al año, tratando conmigo para forjarse un hombre que sea agradable a él. Si tú ves tu vida así, por eso el apóstol Pablo dice, todas las cosas ayudan a bien, a bien quiere decir que a final de cuentas aunque vengan cosas malas a tu vida y dificultosas, Dios puede tornar todo eso y usarlo como materia prima, para forjarse una obra material ética, espiritual, moral, que traiga agrado a su corazón y bendición al mundo, digan amén a eso aunque sea para darme un poquito de ánimo.

Y sabes qué, hay que vivir la vida así hermanos, como que cada día cuenta, cada experiencia cuenta, cada película que yo vea, cada conversación, cada experiencia que hay en mi vida, algo tiene Dios hermanos con eso, por qué lo permitió Dios, qué me quiere enseñar y cómo puedo ser mejor, y cómo puedo deshacerme de algo que no es bueno que esté allí, vive tu vida intencionalmente, porque Dios quiere formarse un corazón agradable a Él. Sabes que también quiere formarse una iglesia agradable a Él, Dios está trabajando con nosotros como una familia espiritual, y está trabajando en León de Judá, yo digo sí, sigue formando el corazón colectivo de esta iglesia.

Quita todo lo que no sea tuyo, toda hipocresía, toda doblez, toda mediocridad, toda tibieza de corazón, todo autoengaño, quítalo, todo lo que no sea santo, lo que no sea agradable, comienza con éste que está aquí arriba, busca una iglesia que su corazón te agrade Señor, sométenos, trátanos, porque eso es lo que un hombre, una mujer, y si tú tomas en serio esa visión Dios va a tratar tu vida y te va a llevar a través de un proceso de formación en tu vida, por qué, sabe qué, si el corazón está sano, si el corazón de un hombre, una mujer está sano, no quiere decir que esté perfecto, si el corazón de un hijo de Dios, de una hija de Dios está sano, la vida de esa persona será bendecida y prosperada.

El corazón atrae y determina todo lo demás, incluyendo el favor de Dios, por eso es que la biblia dice, sobre todas las cosas guardadas guarda tu corazón porque de él mana la vida. Por eso es tan importante dejarnos formar por Dios y darle gran importancia a ese proceso formativo en nuestra vida, porque es lo único que va a garantizar que nuestro corazón vaya a ser agradable a Él, y entonces eso atraiga la bendición y el favor de Dios. Dice Lucas, eh perdón Eclesiastés, el capítulo 2, versículo 26, dice allí, recuerde que dice que los ojos de Dios recorren toda la tierra para buscar a aquéllos que su corazón sea acorde a lo que Él busca. Ahora mire aquí dice: "Porque al hombre o la mujer que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia, y gozo, más al pecador dá el trabajo de recoger y amontonar para darlo al que agrada a Dios." Sabes lo que atrajo del corazón de David a Dios, no era lo perfecto de ese hombre, porque David era un hombre muy imperfecto, pero tenía un corazón que agradaba a Dios, tenía un corazón noble, un corazón sano, mujer si tú te vas a casar con un hombre, mira, búscate una persona que tenga un corazón sano, no le busques el tamaño de sus piernas, o el color de sus ojos o cuánto mide, busca su corazón, busca su psiquis, busca su mente, busca su carácter, busca en esos lugares, porque eso es lo que va a bendecir o no bendecir tu vida. Así que ten cuidado como tú juzgas, porque ese pedazo de carne que en realidad es una metáfora, hoy en día hablaremos de psiquis, carácter, personalidad, subconsciente, hay muchas expresiones psicológicas que definen el corazón, pero yo no encontraba algo más lindo, y tan perfecto que el corazón. Pero hay que examinar el corazón, si es sano, eso atrae la bondad de Dios.

Qué atrajo a María de Dios, por qué Dios escogió a María y no a una princesa en alguna corte real, en alguna parte del mundo, ese corazón de María, era una virgen tanto por fuera como por dentro, esa sanidad de María, esa inocencia, muchas veces nosotros queremos gente sofisticada, gente turbia, calculadora, esos son los que se salen con la suya en este mundo, pero sabes qué, están destinados al fracaso, sus riquezas se les hacen agua en las manos, por una parte entra el dinero y por otra parte entra la infelicidad, la enfermedad, la neurosis en sus vidas, lo único que garantiza ganancia fructífera verdadera en su vida es un corazón sano, nunca obtengas nada por cálculo, deja que el Señor te lo dé, si el Señor no te lo dá no lo busques, y asegúrate que siempre la metodología de tu vida sea una metodología sana.

Sé una persona sana, honesta, que la gente te pueda voltear la espalda y sepa que no se le va a meter un cuchillo detrás, que tu corazón esté en tu mano, y la gente sepa quién tú eres, que sepa que pueden confiarte a ti sus propiedades, y su honor, todo, y que tú lo vas a manejar en una manera adecuada, eso atrae el amor de Dios, y eso es lo que permite que sea de bendición, voy a leer esto solamente sin comentarlo para que el Señor actúe en su vida, puede comenzar Enrique ahí a darnos una musiquita.

Cómo podemos asegurarnos de que nuestro corazón atraiga la voluntad de Dios. Qué tenemos que practicar, escuche esto, número 1, regálenme unos zapatos, una corbata, después de esto, porque vale la pena, número 1: llena tu corazón de la palabra de Dios, deja que ella lo configure a fuerza de leerla, estudiarla, y meditar sobre ella día y noche, después búsquese Salmo 19, versículo 111 y 112, aprenda a meditar la palabra, amarla, la palabra debe ser lo que forme tu vida, número 2: haz un pacto con la verdad, haz un pacto con la verdad, y ámala, de manera que no te engañes a ti mismo, sé honesto con Dios y contigo mismo en todo lo posible.

Interesantemente la biblia dice que el corazón es engañoso más que cualquier otra cosa así que no disimules tus defectos, no proyectes sobre otros tus defectos, no disfrazes las motivaciones y las intenciones verdaderas de tu corazón, y no transfieras las culpas a otros. Si no cásate con la verdad y haz un pacto a muerte, que yo voy a respetar la verdad de donde venga, como venga, aunque venga de una persona que me odia, si hay verdad en lo que dice yo voy a escuchar y recibir la verdad que está en él, en ella. Cásate con la verdad. Número 3: entrégale deliberadamente a Dios tu vida, para que Él forme tu corazón a lo largo de tu vida, entrégale a Dios tu vida para que Él forme tu corazón a lo largo de tu vida, que Él te someta a un proceso formativo para que tú forjes tu trayectoria en el mundo. No lo resistas, ni lo resientas cuando Él actúe en maneras desagradables o inesperadas, porque Él trabaja solo, en el sentido de que tú no le puedes decir a Él lo que Él haga, tú no puedes tomar una carta en algo al final, dí Señor haz lo que quieras, fórmame, y quiero que lo haga, relinche y berree, porque yo quiero que Tú formes mi corazón Señor.

Número 4, pídele a Dios como el salmista que examine tu corazón continuamente. Examíname, pruébame, que te pruebe, y revele todo lo que hay en ti que no le es agradable, y que lo extirpe y lo conforme a su preferencia a lo que Él quiere, Señor examíname, toda mi vida, cada día, y saca a la luz todo lo que no sea agradable para ti, yo quiero saber qué cosas presentarte en adoración, quiero hacer de mi vida un tema grato, para que sea lo que Tú quieres que sea. Y finalmente, pon la adquisición de un corazón bien formado por encima de todo otro objetivo en la vida. Escuche esto de nuevo, pon el adquirir un corazón bien formado por encima de todo otro valor, yo quiero un corazón que te agrade Señor, tú tienes que hacer un tema de esto en tu vida, mi corazón, mi corazón, mi personalidad, mi actitud, mi fuerza, lo que yo soy, es eso lo que me define, yo quiero que eso ante todas las cosas, no quiero dinero, no quiero riqueza, no quiero influencia, no quiero adoración de la gente, no quiero una gran casa, no quiero fama, quiero que mi corazón sea agradable a ti Señor. Que eso sea la fuerza motriz de tu vida, porque eso Dios lo va a tomar en serio hasta que tú seas lo que Él quiere, pon tu corazón ante Él.

Y finalmente vigila las cosas que entran a tu corazón. Ten cuidado, lecturas y entretenimientos habituales, influencias humanas, habituales, tu pareja, y la iglesia que escoges, los mentores que escoges, vigílalo, ahí tiene que haber un guarda a la puerta de tu corazón, un querubín, que pare y diga dame tu identificación, quién eres, estás conforme a la palabra de Dios, estás a tono con lo que este hombre, esta mujer quiere ser delante de Dios, vigílalo. Porque muchas veces tú permites que agua sucia entre a tu corazón, a través de una película, una lectura, hábitos, conversaciones, que entra a tu corazón, cada vez que tú estés sometido ante esa pantalla de televisión, o esa pantalla de cine, esa conversación, o esa gente alrededor de ti, pregúntate, está esto a favor de Dios, está contribuyendo esto a la edificación de mi vida espiritual, y si no, coge el hacha más grande que tú consigas por allí y córtalo, vigila la influencia que entra a tu corazón.

Pongámonos de pie, y quiere el Señor formarnos el corazón conforme a su corazón, esto tiene que ser una meta de toda una vida hermanos, a Dios no le satisfacerá nada que no sea un corazón conforme a su corazón, no hay nada que le traerá satisfacción, ni obras, ni dinero, ni servicio, ni nada, un corazón que lata para Él, y una vida decididad a muerte, cuando se muera, que cuando Dios mire su corazón diga, me agrada, me honra, y eso traerá felicidad a tu vida, traerá fruto, traerá abundancia, todo lo demás. Gloria al nombre del Señor.

Sermón de Roberto Miranda grabado 3 de julio 2011 en Congregación León de Judá Oir | Ver (100K) | Ver (400K)


Oir y ver más presentaciones grabados 3 de julio 2011


Archivo de Sermones

Comentarios

 
 

Esta predicaciones verdaderamente lo animan a una a salir adelante y meditar en uno mismo lo que esta haciendo si esto es agradable a DIOS me gusto el mensaje que Dios lo siga usando siervo de Dios.

Gladys Cruz

Juticalpa Honduras Centro América

 
 

Muy sinceramente me encanto esta predicación, es preciosa y responde a inquietudes y anhelos que he tenido. Dios les bendiga y multiplique esa sabiduría

 
 

quesea el DIOS todopoderoso bendiciendole de verdad esta predica me ayudo mucho

 
 

que DIOS les vendiga les saludo desde canton las tejas chiantla huehuetenango, guatemal c.a.,
este mensaje me ayudo mucho porque yo tambien le pido al señor un queribin este a la puerta de mi corazon, para identificar, lo que entra en mi corazon si edifica o destruye
.......

 
 

Dios lo bendiga cada día mas..son palabras muy sabias y muy verdaderas..y nos ayudan a perfeccionarnos cada día mas en nuestro Padre amado..

 
 

Hola pastor Miranda:

Qué Dios los bendiga en gran manera. Me bendicen mucho las predicaciones de León de Judá. Doy gracias a Dios por su iglesia y por sus vidas. Muchas gracias.

Un saludo desde España. Qué nuestro precioso Dios los use cada día más.

 
 

todo esta muy bonito siempre escucho sus programas

 
 

Dios le bendiga pastor y le cada dia sabidria, prudencia y dominio propio. esta palabra me lleno grandemente.

 
 

VENDICIONES HERMANO ESTUVE LEENDO EL SERMON DE LO QUE USTED ABLA DEL CORAZON Y ESTABA PASANDO POR MOMENTOS DIFICILES EN MI VIDA Y AL TERMINAR DE LEER LOS DOS SERMONES ME MOTIVARON A SEGUIR ADELANTE EN LA OBRA DE DIOS Y A PREGUNTARLE A NUESTRO PADRE CELESTIAL QUE SACARA TODO LO MALO DE MI CORAZON GRASIAS HERMANO Y QUE DIOS LO SIGA USANDO DE UN A MANERA SOBRENATURAL EN SUS MENSAJES

 
 

hola que dios los bendiga a todos muchas bendiciones

 
 

Gracias por las predicaciones en audio, son de bendición. Quisiera decirles que cuando se predica la palabra o se ora, no se debería tocar instrumento alguno, esto disturba y distrae. Cuando se predica la Palabra hay que dedicarle toda la atención. Cada cosa a su tiempo. Cuando es tiempo de alabanza pues que suenen los instrumentos, cuando se ora hay que tener recogimiento y cuando se predica, se necesita escuchar en silencio.
Nada más, es una humilde recomendación y espero que Dios les siga bendiciendo.

 
 

Querido pastor Miranda, cuanto se vé que las canas le han coronado de experiencia!
Una vez más usted me ha hecho ver, que tambien tengo que cuidar de lo que se está yenando mi corazón de barro.
Nuestro Dios le dé salud.

 
 

Bendiciones siervo del Dios altisimo que gran bendicion es para mi escuchar sus sermones la verda que Dios me dio una respuesta atraves de sus sermones los escuche todos los cuales tienen que ver con el corazon.

Yo he estado pasando por una prueba en la cual solo Dios me ayudaria y he aqui esta la respuesta le bendigo,que el Espiritu Santo del señor le siga poniendo ese denuevo en sus boca le de mas palabar revelada y sabiduria.

Esta prueba que ya pase es para la honra y gloria del señor mi corazon ya esta mejor y sigo para adelante dejando todo atras
fue muy duro pero el medio las fuerzas para poder soportarlo yo solo le dijo señor para que y cuanto tiempo casi un duro mes pero ya termino.

Le bendigo pastor Roberto Miranda

 
 

Gracias, muchas gracias pastor por estos concejos. Gracias a todo Leon de Juda. Bendiciones. Desde la Patagonia Argentina los saludo. Hasta cada momento. Repito: Muchas gracias.

 
 

Hola congregación León de Judá. El Santo Dios los bendiga, desde Argentina muy agradecida al Señor por tener la oportunidad de escuchar estos sermones, que mueven nuestra alma, nos desnudan y nos dan pié para seguir. Ha sido de mucha bendición este sermón, me vi en un espejo, entré en lo más profundo de mi ser y una vez más ruego al Santo me limpie, me perdone, saque todo lo que no es conforme al corazón de Dios, que en su inmensa misericordia siga transformando y complete la obra que un día comenzó en el vientre de mi madre. Dios los bendiga, los escucho siempre. Susana

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato