Sermón 26 de abril 2008 : Pedir gracia en tiempo de gracia

A propósito de Sermones
[David Marrero]
  • Presenter: David Marrero
  • Fecha: April 26, 2009
  • Ubicación: Congregación León de Judá, Boston MA

Pastor Miranda: Me gozo en ver al Pastor David Marrero de nuevo aquí, su esposa y asumo que hijos y nietos que están aquí. Ya tú aclararas esta linda familia que está aquí contigo David. El Pastor David Marrero es amigo personal, amigo de nuestra Congregación; lo tuvimos esta mañana, de hecho nos bendijo con esa Palabra apasionada sacada del Libro de Cantares; aunque no fue allí donde él leyó pero en realidad esa Palabra de Pasión por Dios y de deseo y necesidad de Dios. Así que hoy es un gozo para nosotros tenerlo a él, él ha estado de viaje en Latinoamérica y está por aquí.

David Marrero para los que no los conocen y yo creo que hay visitantes, porque yo creo que en el pueblo hispano-cristiano de Boston él es ya muy conocido, pero para los que no conocen de David, él ha sido Pastor durante muchos años de la Iglesia "Defensores de la Fe". Una Iglesia de mucha Bendición aquí en la ciudad de Boston. Su vida ha sido una levadura positiva aquí en la ciudad de muchas maneras. David ha plantado muchas Iglesias y ha dejado todo un semillero de Pastores en muchas partes de Centroamérica, Puerto Rico; gente muy próspera y fructífera en las cosas de Dios. Así que, es un hombre muy especial, un enamorado de Dios.

Hace tiempo salió un libro que se llamaba -creo que es como "God Chasers" o los "Cazadores de Dios"- David es un cazador de Dios, lo persigue por todas partes. Es un hombre que ama mucho al Señor. Así que denle un aplauso de bienvenida a nuestro amigo David Marrero... un placer tenerlo por acá en esta mañana.

Pastor David: Yo no sé cuantos hermanos y hermanas hay aquí que me conocen. ¿Cuántos me conocen? Okay. A los que no me conocen quiero felicitarle, porque tienen el privilegio de conocerme. No, quiero decirle que si usted no me conocía a mí, usted no ha perdido gran cosa, pero si usted no conoce al Señor, usted ha perdido LA gran cosa. Mejor conocerle a Él. Está aquí conmigo Medra, me lo robó León de Judá, está conmigo Felipe -me lo robó León de Judá-, está Maritza Gómez -me la robó León de Judá-, está El Chamo -me lo robó León de Judá y entonces a mí se me ocurrió algo: "Robaron esos Pastores, y me robé al Pastor" y ahora han perdido todos ustedes porque me robé al Pastor, y he quedado adicto del amor y la admiración que tengo por este hombre. A todos los que piensan -y digo que me han robado, no que nunca me lo robaron, pero así ese es el algo portorriqueño cuando se va un alma de la Iglesia, usualmente uno dice se fue porque eran malamañosos. Bueno, los que vinieron para aquí no eran malamañosos, eran muy buenos. Así que les felicito por estar acá pero me robé al Pastor. Es más quiero decirles que como con él y tomo café con él mucho más con él que todos ustedes. "Hello!" ¡Ah! y me invitó a predicar y tienen que oírme. Muchas gracias. No puedo callarme, este Omar, agárrate por ahí un instrumento. Prende el piano o la guitarra, cualquier... lo que desees aquí.

Yo no puedo seguir sin antes decir, esto que llevo diciendo por muchos años. Sois una enorme familia, enorme, veintitrés hermanos y el menor es Medra. Ponte en pie Medra, este es el menor, ponte en pie. Otros de los pequeños, Felipe, ponte en pie, veintitrés.

Pero un día yo estaba en la ciudad de Nueva York y me pasó algo curioso... yo me descarrilé de una forma tan, tan terrible. Imagínense, dieciocho años, yo viviendo solo en la ciudad de Nueva York. Sin nadie que me pudiera poner un freno, y pensé que el mundo era mío, pensé que Broadway era mío, que la 42, las luces, que el casino, que tantas cosas que no valen la pena mencionar eran míos y entonces me encontré un viejito y ese viejito empezó a hablarme. Yo tenía un jarro de agua en la mano y le ofrecí a este viejito y entonces el viejito me dice: "¡Ah! Si conocieras el don de Dios. ¡Guau! Si conocieras el don de Dios y ¿tú le pedirías agua a Él? Él te daría agua que salta para vida eterna". El texto yo lo sabía, lo que no sabía era lo que venía detrás del texto y me dice el viejito: "Te voy a presentar a un hermano que hace tiempo te está buscando". Me sorprendí porque yo conozco a todos mis hermanos, todos, pero tenía uno en Nueva York que no conocía. Me dijo: "Te voy a presentar... pero antes déjame decirte que estás vivo no porque eres guapo, ni porque eres listo, ni porque eres ágil; estás vivo porque tienes una madre que ora en Puerto Rico por ti".

Primera vez en mi vida que miraba a este Señor, primera vez que él me miraba y entonces ya se me habían secado las lágrimas, ya yo no conocía el llanto, ya yo no conocía... yo creo que es por eso que yo lloro ahora tanto, casi todos los Cultos. Se me había secado el deseo de la gente, de ser social y me descuidé en la vida. De momento este señor me refrescó en mi vida y me dijo: "Estás vivo porque tienes una madre que ora por ti. Tienes muchos hermanos". Me sorprendía cada vez más hasta que me dijo:"Te voy a presentar a tu hermano mayor", y ¿quién es? Me dice:"Se llama Jesús. Tiene treinta y tres años. Hace dos mil años tenía treinta y tres años, vive en el Cielo y tiene treinta y tres años y es tu Hermano mayor". Para Él el mejor aplauso de este año.

Por ahí un micrófono que puedan conseguirme. Soberano, hermanos, vamos a darle otro aplauso al Señor... y otro más... otro más. Amén.

David Marrero canta:

"¡Oh cuánto te amo Dios... ohhh yeah! ¡Hm! Oh!yeah!...

Ven a mí. Si estás cansado y agotado yo te haré descansar

Yo te haré descansar. Ven a mí.

Mi carga es ligera, mi yugo es fácil, yo te haré descansar.

Sólo pido que vengas a mí.

Ven a mí… oh! ven a mí, ven a mí.

Si estás agotado y cansado, yo te haré descansar,

Yo te haré descansar. Ven a mí.

Mi carga es ligera, mi yugo es fácil,

Yo te haré descansar. Sólo pido que vengas a mí

Ven a mí... oh!, ven a mí, ven a mí.

Vengo a ti Señor cansado y angustiado. Vengo a Ti

Seguro estoy que tu mano puede traerme ayuda, me ayudará.

Vengo a Ti, vengo a Ti Señor tal como soy

Vengo a Ti

La fuente de mi alegría y mi fortaleza eres Tú.

Vengo a Ti, vengo a Ti

Suelta el volante, déjame guiarte,

Yo quiero conducir tu vida por las calles de justicia

Pasearte en victoria, llevarte de Gloria en Gloria,

Quiero conducir tu vida por las calles de justicia

Suelta el volante, déjame guiarte,

Quiero conducir tu vida por las calles de justicia

Pasearte en victoria, llevarte de Gloria en Gloria,

Quiero conducir tu vida por las calles de justicia

Yo sé Señor que Tu eres piloto y conductor,

De mi vida eres el Salvador

Pero déjame decirte que yo también quiero guiar,

Yo también quiero guiar,

Junto a Ti yo quiero guiar a tu pueblo

A la Eternidad.

Señor déjame guiar ya que tu ojo me cautivó,

Ya que tu luz me detuvo Señor, déjame guiar, contigo

Déjame caminar aunque Tú seas el jefe,

Yo quiero cooperar, Señor

Yo también se guiar, yo también sé guiar... oh!...

Cada paso que Tú das, yo estoy contigo

En la hora oscura yo soy tu Paz,

Soy la Luz y la Verdad

Que alumbre el camino, un fiel amigo hasta el final

No, no temas, no desmayes

Porque Jehová, tu Dios, está contigo.

Del enemigo te guardará,

Con su diestra te sostendrá

Cada paso que tú das

Yo estoy contigo

En la hora oscura, yo soy tu Paz,

Soy la Luz y la Verdad

Que alumbre el camino, un fiel amigo, hasta el final.

Si me llevas Tú que sea a la ciudad,

Si me llevas Tú que sea a la ciudad

Ciudad Celestial, ciudad Celestial

Con calles de oro, y mar de cristal, y mar de cristal

Yo quiero ir allá, yo quiero ir allá,

Yo quiero ir allá

A esa gran ciudad...

Ciudad Celestial, ¡oh!, ciudad Celestial

Ayúdame a improvisar... Mi Padre está presto, el carro llegó ya

Con calles de oro, y mar de cristal

¡Oh cuánto anhelo ir allá!

Apóstoles doce, las puertas también,

Hermanos de León de Judá,

Irán también con Cristo reinará

En esa ciudad

¡Oh cuánto anhelo ir allá!

Ciudad Celestial, ciudad Celestial

Mi Padre está presto esperándome allá

Con calles de oro, y mar de cristal

¡Oh cuánto anhelo ir allá!...

No se ha dicho ni aún la mitad,

No se ha dicho ni aún la mitad

De aquella ciudad tan hermosa,

No se ha dicho ni aún la mitad.

Gracias Omar, gracias.

Pueden sentarse, muy amables. Muy amables.

Mi predicación, simplemente voy a decirles alguito. Hay una ciudad en Estados Unidos, en Nueva York que se llama Búfalo, hay otra ciudad que se llama Rochester. Están aproximadamente a cincuenta, sesenta millas distantes una a la otra. Usted va a la ciudad de Búfalo y usted ve arrabal por todos los lugares. Usted va a la ciudad de Rochester y usted ve una belleza y una limpieza enorme. En Búfalo rechazaron los grandes predicadores, no tenían entrada. En Rochester fue muy Mareen Spellan y toda esa gente que han bendecido la historia. Entonces se queda un ambiente, como dijo el Pastor, se queda un ambiente que no lo puso usted, no lo plantó usted pero que en algún tiempo alguien hizo un parque y quedó allí.

¡Ah! y creo que se puede hacer ambiente en algún sitio, hacer atmósfera, hacer clima, hacer cultura. León de Judá predican, se portan casi todos iguales, hablan con el Pastor, sienten lo que el Pastor siente, tienen la misma visión. Se hace ambiente, se hace temperatura, se puede crear una atmosfera en sitios donde no hay.

Este lugar iba a ser mío. Yo vine aquí para comprar este lugar, de hecho, si hubiésemos estado un poquito más cerca, lo hubiese comprado por un poquito menos de lo que ustedes lo compraron, porque la oferta que hice fue aceptada. Pero este Templo era mío, yo traje a mi hijo aquí. Y mi hijo que estaba estudiando arquitectura dice: "Papi, tremendo, se rompe aquí, se le pone un elevado por acá, se hace... tremendo". Y nos daban en aquel tiempo... barato. Yo tengo en el sótano de mi casa dos leones y noté que aquí había un león dibujado aquí al frente. Entonces pensé: 'Los ricos construyeron hace muchos años atrás para el León de Judá, no para los defensores de la Fe'. Entonces Dios puso un punto, una señal donde se crearía una cultura, una atmósfera, una reunión que eso iba a traer a una Congregación que se llamaría León de Judá.

Así que cincuenta, sesenta, ochenta, cien años tiene este edificio. Quizá ochenta y más años que tiene este edificio Dios dijo: "Voy a poner un sellito allí y lo voy a dejar allá, porque viniendo el tiempo como Yo no vivo en tiempo ni espacio, hoy León de Judá va a mudarse para este lugar". Y lo que ustedes están viendo no es un mero capricho, no es una mera idea, no es un mero laberinto, sino es el sitio que Dios escogió desde antes de la fundación del mundo para ustedes.

Me fascina eso, me fascina cuando se puede reunir el pueblo con un sentido, con un pensamiento, con un espíritu y como una sola persona. Cuando el pueblo puede hacer eso, tenemos la gran Bendición de poder funcionar mejor.

-Vuélvete hijo, no es el mensaje que voy a predicar- ¡Ah!

Pero tengo algo que decirles que va a lucir un poco jocoso; antes de esto yo quiero presentarles a mi Pastor David Hernández, mi Pastor Mananaíta ¿se fue? ¿Está por ahí? ¿Pastora, está por allá? Ellos son mis Pastores y no lo digo, ellos no son muñecos en la Iglesia, ellos son mis Pastores. No son nenes, no son figuras, no fue alguien que yo puse para marionetas, no, ellos son mis Pastores.

¿Saben qué? Yo no tuve que cambiarles el nombre. Por ahí hay gente, que tratando de judaizar un poquito cambian el nombre a la gente. Conocí un Hermano que le cambiaron el nombre a Efraín, a otro Judá a otro que sé yo. Pero yo quería poner a alguien que se llamara David y no tuve que cambiarle el nombre, se llama David también.

Él hoy es de la Iglesia desde que era un niñito, un pequeñito, está con nosotros desde que no sabía caminar y ahora es el Pastor.

David, ponte en pie, y déjenme decirles Mananaíta y la familia, déjenme decirles que se los recomiendo también como un tremendo Predicador. Se los recomiendo, porque me fascina como predica y me tocaba predicar en Defensores hoy. Él me había anunciado yo estando en Latinoamérica pero ya, León de Judá, hacía tiempo se había adelantado.

Gracias por venir. Gracias familia de Omar. Está conmigo la primera dama, mi Hermana Ida. Está con la nieta ahí, póngase en pie hermana Ida, no importa. Lo lindo hay que exhibirlo. Y Martiza y la familia póngase en pie, stand up people want see you.

Omar es un Ministro que estaba bajo entrenamiento y yo lo llevo conmigo y entre David y yo estamos entrenándolo, es un gran compositor, es un improvisador, él toca la guitarra, toca el piano. Está estudiando Teología, es un buen maestro, pero sobre todo un buen discípulo, un buen discípulo; y que bueno es saber que hay gente que son buenos discípulos.

No sé de usted, pero me imagino que usted hace falta en la Iglesia, porque cada miembro como Dios repartió como Él quiso tiene una función: no hay miembros inútiles en la Congregación, no lo hay. En el cuerpo de repente sí y lo sacan y ya no le hace falta, pero el resto del cuerpo hace falta.

Yo siempre soñé con tener un carro convertible del cincuenta y siete Chevrolet. El clásico en buenas, buenas condiciones, el más barato vale setenta y cinco mil. Hay por ahí de cuarenta y cincuenta mil pero están maltratados pero setenta y cinco, cien mil, ciento cincuenta mil vale un carro Impala del cincuenta y siete convertible, asientos blancos de leather.

A mí me regalaron uno, yo lo soñé y me lo regalaron y ¿qué culpa tengo yo de hallar Gracia? ¿A cuántos les gustaría que le regalen un carro así que...? ¿A cuántos les gustaría? El resto yo le diría: "No sea hipócrita”, le gustaría tener un carro que le regalen de setenta y cinco, ochenta mil, cien mil dólares. ¿Verdad que sí?"

Pues mire yo soy un misionero con un carro que unos cuantos amigos se reunieron y me regalaron este carro. Lo tuve ahí en el garaje y después lo subí arriba a la casa y en la cajita decía “Para niños de cinco a siete años".

Pero ¿por qué se ríen? Un Chevrolet... lo tengo... ¿Omar lo viste tú? Lo tengo en video, lo tengo.... Hello! Convertible... decía... pero mira lo que decía: "Hace falta montarlo". ¿Cómo se dice en español? ¿Ensamblarlo, no? Ensamblarlo is necessary. Battery is not included".

Pero, ¿por qué se ríen si es verdad? Entonces este la Iglesia León de Judá es un carro clásico que está hecho en piezas y por ustedes no reunirse en Asamblea le falta una puerta, le falta una llanta, le falta el radio, le falta un bonete, un capot, le falta el guardafangos, le falta el tonel, le falta algo. Porque cada vez que un miembro se ausenta de la Iglesia y cada vez que un miembro deja de funcionar, es una pieza del carro que no se puede montar y la única persona que tiene la capacidad para bregar en ese departamento es usted. Por eso no dejemos de congregarnos como muchos tienen por costumbre sabiendo que la Venida del Señor se acerca. Usa las palabras el que escribió el libro de los Hebreos usa mismo las palabras: "No dejen de juntarse como Asamblea" porque este carro necesita a cada uno de ustedes. Así que cuando quieran ver mí carro yo se los puedo presentar por el Internet, creo que aparece en un Predicación que yo di. La gente aplaudió grandemente y pidió "por favor, manéjeme mi carro". Estábamos en un estadio y maneje mi carro y la gente empezó a aplaudir y metieron el carro en una cajita. Bueno, hermanos, no dejen de congregarse, no dejen de funcionar, no dejen de hacer su labor por más insignificante que sea. Eso es un consejito, ¿Está bien?

Bueno esta mañana estuvimos hablando de un tema y yo no tengo la gracia que tiene aquí los Pastores de poder predicar el mismo tema cuatro o cinco veces en el día. Tienen una gracia única, así que me perdonan los que no vinieron por la mañana... por la mañana, pues hablamos de un amor adictivo, de un amor que te contagia. Pero hoy vamos a hablar de una gracia que también es adictiva, que te contagia. Voy a leerles algunas Escrituras, sean pacientes conmigo, no voy a leer más de diez quizás once, porque sino Villafañe me dice: "¡Ey! lo que te enseñamos no lo estás aprendiendo. Un buen Predicador no lee más de diez versos, más de nueve versos".

¿Villafañe está por ahí? ¡Ah! no está por ahí. Bueno, entonces me excuso. Pero no voy, no voy.

En el Libro de Éxodo Capítulo doce -me fascina el Libro Éxodo, porque está después de Mateo y antes de Juan- buenos hermano si usted es hebreo que empieza de derecha a izquierda. Okey.

Dice así: Capítulo Once, Verso Tres: "Y Jehová dio Gracia al pueblo en los ojos de los egipcios. También Moisés era tenido por gran varón en la tierra de Egipto y a los ojos de los siervos de Faraón, y a los ojos del pueblo". Parece que se contradice porque por causa de Moisés, Dios acabó esa nación y todavía sigue la Gracia de tal manera funcionando que la gente los tenía en gran estima.

El Capítulo Doce y Verso Treinta y seis de Éxodo -Éxodo después de Génesis- "Y Jehová dio Gracia al pueblo delante de los egipcios y le dieron cuanto pedían así despojaron a los egipcios". Parece como que hay una magia en la palabra Gracia, porque se menciona la palabra Gracia y como que la gente se derrite.

Y me da gracia porque se están riendo, pero a cuento de la Gracia yo puedo ir al Banco y cambiar el cheque Celestial, a cuenta de la Gracia yo puedo coger fiado a nombre de Dios. Porque aquí dice `Pídanle a los egipcios lo que ustedes quieran, yo le daré Gracia de tal manera, que ellos le den lo que ustedes deseen´.

Muy bien, ahora, el Libro de los Proverbios -Proverbios ese sí que ustedes saben donde están. El libro Proverbios es fácil de conseguir, está después de Génesis y antes de Apocalipsis y creo que no se va a perder si lo busca poco a poco, detenidamente- el libro de los Proverbios. Mire este texto: Proverbios, Capítulo Dieciséis y Verso Quince: "En la alegría del rostro del Rey está la vida y su benevolencia" -que en inglés es favor o Gracia- "su Gracia es como nube de lluvia tardía". Muy bien. Grábeselo bien. ¿En qué? En la alegría del rostro del Rey hay Gracia y su benevolencia es ¿cómo qué? Como… ¡ajá!

Capítulo diecinueve y Verso doce, el mismo Proverbio: "Como rugido de cachorro de león es la ira del Rey"

¡Qué paradoja! El Rey está enojado, es como un cachorro de león, está furioso y su favor es "como rocío sobre la hierba". Entonces como que cambia de tonalidad el rostro del Señor, como que hay algo que le da un 'switch' que lo cambia, tiene ira, está irado. Dios se levanta con una voz poderosa y hace temblar los montes y quiebra la piedras y como rayo viene, pero entonces hay algo que le cambia el enojo del Rey y lo hace como el rocío por la mañana y el rocío es la forma más sutil, más sexy -yo le llamo- de la lluvia, es la forma más delicada del agua.

Pero entonces como es posible que de un "grrrrr" un león de momento hay algo que se llama Gracia que lo hace "haa" y es como rocío y es que el rocío hace como unas burbujitas encima de las hojas, encimas de las rosas o encima de su cabello y se ve. No es como un torrente, no es como un montón de agua, es como que algo lo cambia, algo como que lo transforma, algo como que lo hace, le da cosquillas y cambia la ira en sonrisa.

Hay un Profeta que también está en su Biblia que dice: "Pida lluvia en tiempo de lluvia y Dios hará relámpagos, hará truenos y mandará lluvia al plantío de cada uno de ustedes". También lo encuentro como paradójico en Zacarías 10:1 que le pida una cosa cuando la hay. ‘Pastor como yo no fui a mucha escuela, es que no entiendo, ¿cómo es que manda orar por lluvia cuando está lloviendo? Yo no entiendo’.

Y luego dice que Él hará relámpagos, así que si no hay relámpagos no hay nubes, no hay truenos, no hay señales de lluvia, pero dice que está lloviendo y que pida lluvia cuando está lloviendo.

Permítanme ser un poco jocoso pero como muy serio porque fue Hermano Medra que me recordó por el camino está historia que le voy a contar y que tengo la primera dama conmigo que me va a respaldar: mi esposa.

Era martes, un martes posiblemente trece de marzo, era un martes de esos terribles martes donde el dolor de cabeza del lunes sigue y no está el David Marrero, no está tan alegre. Yo no soy una persona de estar enojado por la mañana pero tampoco ese día no quería celebrar el cumpleaños entonces mi esposa me dice: "Mira David qué bueno que Masseys mandó un especial de Masseys los miércoles; y David ¿te recuerdas que a ti te hace falta una maleta nueva? Porque tanto que tu viajas y yo con maleta buena”. Y las maletas de mujeres son color rosa o azul turquesa, cosa que uno no puede usarla y entonces me dice: "Pero mira ¡qué especial! 60% descuento en las maletas. ¡Qué bueno para mañana ir a comprar!"

Hermano, a mí no me importaba maleta, ni Masseys, ni salir, no estaba en el buen humor para ir de compras. Pero "David, pero mira David, es 60% y si usas la tarjeta de Masseys, ¡ah! que yo tengo una, te dan un 15 más David. Yo no creo que deba desaprovecharse"; y David como cordero al matadero, ya se le quitó la rabia, ya se le quitó el coraje, ya como que su rostro empezó a cambiarle y ya como que la furia del león empezó como una tonelada de rocío.... bueno porque yo me iba a comprar mi maleta que me costaba barato y me fui con mi querida esposa.

¡Qué bueno que una esposa que no piensan en ellas, que piensan en sus maridos!

Cuando vamos hacia las maletas noto que ella vio una pieza, no sé si fue una falda -me imagino- color Corinto, fucsia, como lila... entonces ella dice: "Mira David, ¡guau! 60% y 15 más y qué sé yo…75 y 15. David mira y tu te acuerdas que el mes que viene se casa nuestro hijo y ¿de qué van a ser los colores de que la gente fuere? Si de ese color, David, mira esto, David". Y entonces David, claro el especial, porque está lloviendo y pida lluvia en tiempos de lluvia y pida un especial en tiempos de especial y cuando el esposo dejó de tener el coraje y está contento pida lo que usted quiera porque ha cambiado y así pasó. Nuestro marido celestial que estaba muy enojado con el pecado, pero algo le pasó que le miró a usted y usted le coqueteó un poquito y se enamoró y le dijo: "Te doy hasta mi Reino, dejo todo lo que tengo por ir detrás de ti porque agarraste el especial de la Gracia. Masseys se abrió"

Porque "he´s a good guy", él es un gran buen, buen marido. La Iglesia debe sonreírle de vez en cuando al Señor. Bueno compramos la chaqueta. Seguimos hacia las maletas, porque vamos hacia las maletas. Ya me encuentro como un héroe. Por diez dólares había comprado algo que valía cien o noventa dólares y me sentía como un héroe con mi esposa. Esta gente lo hace como de maldad, poner las maletas en lo último por allá y todo el departamento primero de perfumes después de mujer y las maletas por allá a lo último al lado de los matresses. Bueno de momento yo veo que ella se para frente de otra pieza y digo: "Ida ¿te gusta?" "Sí me gusta, pero no está en especial, David". "¿Te gusta Ida?”. "Si, David, pero eso es mucho para ti. Vinimos a comprar maletas". "Ida, ¡¿te gusta?!" Es que el Rey se está riendo, es que su rostro ya es como el rocío de la mañana. Pida lluvia en tiempos de lluvia, cuando Dios esté enviando Gracia sobre la Iglesia será un hambriento de Gracia. Pida Gracia en tiempo de la Gracia porque Gracia sobre Gracia vino el Señor a dar y de esa tomamos toda.

Gracia sobre Gracia, especial sobre especial por eso que me fascina servirle, me fascina ser como soy porque Él es un Dios de Gracia, Él es un Dios que si tú lo agarras por el lado débil y el lado débil de Él se llama Gracia y Amor yo no quiero saber sus espaldas y aún esas me sanan. Pero su Rostro está resplandeciente como el rocío de por la mañana.

Bueno, vamos hacia la maleta: "David..." "No te importa, Ida, no te importa, es el día de la Gracia, tú me convenciste, tú me sedujiste y fui seducido". Yo vine como cordero al matadero pero como un cordero que quiere morir. Bueno nos fuimos, ¡Ay! Dios mío hermanos, estoy dando la introducción. Nos fuimos, nos fuimos para las maletas... y de momento miró unos zapatitos… el color si, ese mismo que usted acaba de pensar, ajá, "Ida, ¿te gustan?" "Bueno, David, si pero esto sí que es caro, David. No hay especial ni de noventa, ni de cincuenta ni de treinta..." "Ida, ¿te gusta?" "Mira David, la maleta", "Ida ¡¿te gusta?!"

Es que pidió lluvia en tiempo de lluvia, pidió Gracia en tiempo de Gracia... me pidió sonrisa en tiempo de sonrisa, me pidió amores en tiempo de amores y este es el gran problema que Dios se ha buscado. Yo soy un enamorado de Él como que le coqueteo y ¡le gusta!

Si es un Trono en esplendor y Gloria. Si los ángeles quieren meter la nariz en esto de la Salvación y no pueden, si los ángeles pueden cantar pero nunca pueden improvisar un cántico de Redención. Los ángeles no pueden cantar gracias al cordero que murió por mí y yo sí.

Un ángel puede toda la grandeza, todo el esplendor, guarden la Gloria... pero la esposa es la que va a cantar un cántico que nadie sabe y cuando la esposa empiece a cantar el cántico que nadie sabe todo el Cielo se juntará en silencio esperando que termine un cántico que los ángeles anhelan saber porque fue que la Gracia lo conquistó y ahora nos dio los secretos del Reino la riqueza del Reino, de su poder, de su personalidad de todo el Trono. Es más dice: "El que venciere, le daré que se siente conmigo en mi Trono". Como yo vencí y me senté con mi Padre en el Trono. ¡Aleluya!

Sabe la nueva Jerusalén tiene doce piedras preciosas. Dios se gasta el lujo de preparar el traje de la novia, la casa de la novia y el Diablo lo que tenía eran nueve piedras preciosas. Ustedes lo leen en Isaías y Ezequiel, solamente nueve piedras preciosas. Cuando ve el Diablo un Trono allá y ve tres piedras preciosas que no tiene, que no se las han dado, el Diablo dice: "Me sentaré, subiré, seré igual" y una vocecita de un cordero le dice: "Te queda grande y abombachado. Te queda muy grande porque eso es para una querida doncella que me ha coqueteado. Se llama mi Iglesia". Este es el gran especial de Masseys es para ella. Bueno, compramos una cosa, compramos la otra, compramos la otra y ahora yo tengo una casaquilla aquí, un shopping bag aquí, otro shopping bag aquí. Hermanos, ¡yo no podía ir a las maletas! Estaba como Santa Claus y no era tiempo de Santa Claus. Ahí estaba, ¡ah! "David, vamos a llevar al carro para venir a comprar la maleta" y yo como tratando de llevar al carro.

El asunto es que había gastado demasiado en tarjeta y ¡todavía me gustaba, todavía me reía, todavía la amaba! ¡Todavía por dentro decía: Si pidiera más, si pidiera más, si pidiera más, si pidiera más, le daría todo porque ha cambiado la ira del Rey en risas de rocío!

Sí, también adivinó. No está Walter Mercado aquí pero adivinó: ¡llegué sin maletas! ‘Especial de 9 a 11 o de 8 a 11’. Eran las 2 de la tarde y yo en Masseys. Se había ido el tiempo de especiales y no me había dado cuenta porque la reina estaba conmigo y había dicho "quiero lluvia en tiempo de lluvia, quiero Gracia en tiempo de Gracia".

Me dice: "David, te veo como pálido, el rostro tuyo está como pálido". "Ida, no yo estoy bien". "No tu rostro está pálido". "Ida, estoy bien". "No, David, yo te conozco, tú tienes hambre". Mi esposa nunca me pide nada, por eso tiene todo. Mi esposa sugiere y una sugerencia, un "me gustaría" de ella es un puño al hígado.

"Yo le daré Gracia delante de los egipcios para que cuando ustedes le pidan les den todo lo que ustedes necesitan" acabamos de leer. La Hermana "Fulana" esclava con padre esclavo, con abuelo esclavo, el hermano que lo que sabía hacer era ladrillos, ahora Dios le dice: "Vayan a los egipcios y pídanle a ver que pasa. Yo les daré Gracia. Yo pondré Gracia. Yo cambiaré el rostro de los leones, de las víboras de Egipto por Gracia".

Y de momento una Hermana se fue, se iba a ir, y lo dice la Biblia. En la noche que se iba a ir, fueron donde las vecinas, los hombres donde los vecinos, las hermanas donde las vecinas y le dicen: "Mira hermana me voy esta noche y ¿no tienes tú un poquito de uña perfumada?" Y le dice: "Pues, mira tengo un poquito de uña perfumada". Entonces va donde la otra: "No te vayas, que mi marido vino ayer de Arabia y me trajo un perfume y como que yo sentí dártelo" y le dice la otra: " No te vayas que yo tengo un perfume de la India" y otro dijo: "No te vayas porque yo tengo un perfume que se saca de las algas de debajo de océano que eran las especies que yo iba a usar en tabernáculo". Estaba escondida, había encontrado miles y miles de dólares, miles de millas y ahora estaba porque la Gracia la demandó y cuando la Gracia demanda no importa lo que cueste, aparece porque aparece porque el león se está riendo.

Nos vamos Gracia 400 años y nos dice: "No, no no, ¿400 años de esclavitud? Payday, van a cobrar en un día lo perdieron en 400 años"

Iglesia, León de Judá, yo sé que ustedes son dadivosos, sean más dadivosos, mucho más dadivosos que Faraón. Parézcanse a Dios que dio todo porque Dios tiene riqueza para dársela a la Iglesia para que no viva como mendiga, sino que viva como una verdadera princesa. Y esto es sin predicar la súper economía o la súper Fe o la súper abundancia, no de la barata, de la buena. 400 años sin pagar y Dios dice 'payday'.

Vamos a hacer un templo que no construimos durante 20 años, lo vamos a hacer en un año. ¿Cuántos lo creen? Si lo creen digan Amén, si no digan ¡ay! pero digan algo. Bueno, mi esposa, no se me olvida.

Tengo sesenta y seis años y llevo cuarenta y dos predicando y no se me olvidan. Si se me olvidan ella me jala. Hermanos, le digo "Ida pues aquí esta: comida rápida. Comida del fast food. Entonces vamos ahí y comemos" y entonces me dice: "David, tú no comes hamburguers, tú no comes papas fritas. David, tú lo que comes son cosas buenas. Yo sé la comida que te gusta y aquí hay un un sitio que se llama "Legacy Sea Food" y yo sé que a ti te gusta comer".

Hermanos, la palidez que yo tenía no era, era un invento de ella, yo no estaba pálido. Ella quería comerse una langosta a la cacerola y sabía que diciendo que mi rostro no lucía tan bien, me iba a convencer y ¡me convenció! Terminé yo, llevé los paquetes allá, no compré la maleta y yo como un gran bobo, pero un bobo que le gusta, un adicto que le gusta.

¿Qué tú quieres? Una langostita a la cacerola y después el postrecito y por el heladito y "David, yo sé, comete el pescadito que a ti siempre te gusta" Lo que vale son doce dólares. Y entonces terminé comprando. Ya por la tarde sin fuerzas, pero lleno de entusiasmo y de amor porque alguien supo cambiar la maquinaria de mi ánimo. Toque a Dios, mueva a Dios.

Dios dijo, `Yo tenía deseos de hacerles gran bien, pero ustedes me tornaron', pero por otro lado Él dice: 'Yo tenía deseos de hacerles un gran mal a miles pero ellos me tornaron a hacerle bien".

Usted puede cambiar el reloj de Dios, Dios es soberano pero dentro de su soberanía Él ha dejado una posibilidad de que usted pueda cambiarlo, sin dejar de ser soberano.

Porque Soberano es un Dios que hace lo que le da la gana, aún se puede hacer el débil en su Soberanía para que usted aparentemente usted lo debilita y es que en su Soberanía se debilitaba para que usted dijera: "Yo quiero casarme contigo aunque soy pobre, aunque soy moabita, yo quiero casarme contigo porque se me ha antojado" ¡Qué la Gracia será suficiente para acostarme contigo Rey!

Hermanos, teníamos en ese fin de semana al Pastor Raymond y al Pastor Elizabeth Colón de Orlando, estaban visitando nuestra Iglesia. Ya era domingo. El domingo le digo: "Ida, a los hermanos hay que llevarlos a cenar" y ella dice: "Tú sabes que siempre el Hermano Raymond siempre habla de la langosta de Boston. Tú lo sabes David". "Okey. Y ¿dónde vamos?" "Donde fuimos el miércoles, es que son fresquecitas, tú sabes. Vamos a llevarlos allí”

Hermano, como cordero al matadero, me llevé al Pastor y a la Pastora, mi esposa y yo fuimos a "Legacy SeaFood" otra vez y entonces la emoción fue tan grande que mi esposa dice: "Bueno, ¿qué les gusta? pidan lo que quieran. La más grande que haya".

El Legacy SeaFood tiene la reputación de tener sus propios criaderos y ese día tenían langostas de seis libras. Hello? Yes, el plato era doscientos cincuenta dólares cada uno ese día porque no estamos en season pero como ellos tienen su propio criadero ellos contaban. Tanto fue así, suponte que no sea ética, la muchacha que nos atendió dijo: "¿Usted sabe cuánto cuesta la langosta que ha pedido? Doscientos cincuenta dólares cada una". Hermana Elizabeth una, Hermano Raymond otra, mi esposa que fue humilde y pidió otra y David Marrero como a ti te gusta el pescado de doce dólares... hermano.... -pero déjeme decirle Pastor, de veras, con estos Pastores yo me gasto no eso, me gasto la vida, porque así les amo y así son ellos con nosotros. Tú los conoces a Raymond y a Liz, tú los conoces, son... y entonces Raymond cuando dijo: "Yo no quiero, yo no voy a abusar, yo no quiero. Vamos a pedir de cinco solamente". Bueno hicimos la orden, diez minutos, veinte minutos, treinta minutos, cuarenta minutos y no venía la orden; cincuenta minutos y no venía la orden, sesenta minutos y no venía la orden. Por último yo le dije: "Señorita nosotros hicimos una orden grande, estos son mis invitados" pero cómo ya Dios me había hablado de que la Gracia hace cambiar el rostro de los leones, en vez de ponerme a pelear contra la que me podía ayudar en la Gracia, le dije:"Yo sé que no es culpa suya, pero usted tiene el poder de ayudarnos". Ella no hallaba que hacer, fue que en la computadora se perdió la orden. Ella trajo al Manager y se excusó el Manager. Hermana Ida, ¿estoy hablando verdad? ¿Verdad hermana Ida? Si me dan ofrenda te doy la mitad.

Ella me pide el diezmo cada vez que salgo, ella es mi Sacerdote. Mi sacerdotisa.

Bueno, viene y se excusa. Se fueron. Diez minutos... hermanos, una langosta que cruzaba el plato y cruzaba casi la mesa y de la Pastora otra langosta igual y mi esposa otra langosta igual y yo por bobo el pescadito de... Boston´s crown. El asunto es que cuando pedimos la orden llega la muchacha a atendernos, digo: "¿Cuánto? Deme la orden" y me dice: "No si el jefe dijo que era gratis" "Pero... ¿por qué?" "¡Ah! porque ustedes le cayeron bien. Una hora y ustedes no gritaron ni se escandalizaron, una hora y fueron gentiles". Entonces viene el jefe y dice: "Eso es por la casa". Me dio una tarjeta y me dice: "Mientras yo sea Manager y usted sea cliente, es gratis. Es por la casa"

Pida lluvia en tiempos de lluvia, vaya a Masseys cuando estén es especiales y cuando se esté anunciando un Culto de Sanidad Divina no se quede allá porque es tiempo se especial de Sanidad Divina o de Prosperidad. Hello? o de Liberación o de Bautismo del Espíritu Santo o de Salvación, por favor, no se quede ahí, porque el tiempo, el especial se puede terminar y usted seguirse para allá sin haber gozado del material que el especial le ofrecía.

Bueno, ahora se podía pedir el tiramisu y entonces la Pastora dice: "Yo quiero un tiramisu" y el Pastor también y la hermana Ida. Hermanos, y cuando viene, viene con el Arca de Noé. Una cosa especial, pero especial, especial y yo dije: "¿La cuenta?". "No, si se la hizo el Manager mismo y dice que es Gratis".

Digan conmigo: Gratis. Digan conmigo: Gratis, digan conmigo: Gratis. Gracia. Nunca pelee con la persona que puede ayudar, nunca pelee con la persona que está frente al counter que es la única, no tiene culpa y es la única que le puede ayudar.

Nos vamos al aeropuerto y nos peleamos con los que están ahí al frente que no tienen culpa de nada. Nos vamos a los hoteles y botaron la reservación, peleamos con la señorita: no tienen culpa. La Gracia hace milagros.

Estoy contando yo eso, casualmente con el Hermano Colón y Hermana Elisa, nos ganamos una banquera para el Señor en Florida, completamente nueva pero lleno de gozo. Aguilda se llama, posiblemente la conocen. Yo iba a alquilar un carro que costaba como catorce dólares diarios, ella fue conmigo Pastor, "yo voy a buscar el carro con usted" entonces cuando fuimos a buscar el carro, ella no sabe nada y le dice al attendant: "Consígame un Mustang convertible al Pastor porque tiene Gracia en la cara". Porque como yo identifiqué eso y ella es nueva, ella pensaba que me iba a alquilar un convertible y tan nueva que era y yo dije: "Aguilda eso no funciona así" El muchacho que me atiende dice: "No puedo porque es una tarifa de como ochenta dólares diarios y no puedo, no estar en mi poder". "¡Ah! pero el Pastor dijo que si la Gracia si uno se sonreía y tenía Gracia le daban lo que pedían". "Bueno, lo siento, no puedo, no hicieron el contrato". Fuimos a buscar el carro en Parking Land, el número tres, cuando fuimos... un Mustang convertible amarillo y cuando salí con el Mustang me hace el muchacho.

Pide lluvia en tiempo de lluvia, pide Gracia en tiempo de Gracia que si no hay Gracia, Dios hará relámpago, creará una nube... y lo que me gusta más de la profecía esa: " y yo mandaré lluvia para el plantío de cada uno", significa que es una Gracia privada. Es para ti privada, Dios tiene un especial privado para ti. Pienso que debo callarme. Esta mañana no terminé y hoy tampoco so me deben dos más.

Alcen las manos conmigo al Cielo. Álcenlas. Estaba el pueblo de Israel siendo usado por los asirios, dice el Profeta: "Dios está furioso, dará su voz, su poderosa voz, vendrá Dios con toda la furia". Luego dice: "La doncella que salga con pandero a tocar porque habrá alegría en mi pueblo". El otro verso dice: "Y Dios acabará con los Asirios si la doncella menea la mano una, dos, tres veces", si golpea con la mano si ustedes hacen eso, me aplauden en otras palabras y cuando ustedes me aplaudan yo me luzco peleando por ustedes. Un aplauso para el Señor. Dios les Bendiga.

Amén.

Pastor Miranda: Gloria a Dios. Ese es el poder de las Parábolas, ¿no? que nos enseña esas verdades de Dios profundas: "Pide lluvia en tiempo de lluvia". El Señor tiene lluvia y Gracia para su Pueblo. Este es el tiempo del pueblo de Dios. El Señor dice: "Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de ustedes" Pensamientos de bien y no de mal para darles el fin que ustedes desean y esperan. Vamos a ponernos de pie, vamos a pedirle al Señor.

Sermón de David Marrero grabado 26 de abril 2009 en Congregación León de Judá Oir | Ver (100K) | Ver (400K)


Oir y ver más presentaciones grabados 26 de abril 2009


Archivo de Sermones

Comentarios

 
 

pastor mauro vieira,agradeço a DEUS pela sua vida,vc faz uma gde parte da minha familia.
qando vc e familia estiver aki em tatui ,nao esqeça qero lhe oferecer um almoço a vc e sua familia,tenho muita saudade da queles tempo dos nossos santuarios,e qe la fikou uma gde liçao de vida para mim. um abraçao a toda a sua familia e nao esqeça mi avise qando vcs estiverem aki em tatui QE DEUS CONTINUEM ABENÇOANDO TODO OS TRABALHOS DE SUAS MAOS

 
 

Creo que uno debe ser objetivo, concuerdo con los hermanos que dicen que los bienes materiales no deben ser nuestra prioridad.
pero tambien pienso que si nos deleitamos en Jehova el cumplira las peticiones de mi (tu) corazon. Para hallar gracia de Dios primero debemos relacionarnos con ese Dios no se trata de manipular, yo entiendo el mensaje del pastor y lo bendigo a el y a su esposa.

Yessenia Espinoza
Costa Rica

 
 

PRECISAMENTE ESTA MAÑANA ME LEVANTE PENSANDO MUCHO EN ALGUNAS CO SAS QUE ESTAN PASANDO EN MI VIDA LABORAL, EL HECHO DE QUE LOS NEGOCIOS LLEGAN CASI HASTA LA CIMA Y AL PARECER SE QUEDAN SIN ALCANZARLA, PERO PENSE EN QUE PODIA HACER ALGO AL RESPECTO Y DESCUBRI QUE LO QUE DEBO HACER ES VIVIR EN LA GRACIA DE DIOS, CONFIAR EN ÉL, SOLO ÉL TIENE EL CONTROL DE MI VIDA Y DE TODAS LAS COSAS A MI ALREDEDOR, HACE MUCHO NO ESCUCHABA UNA PREDICACION, LLEVO ALGUN TIEMPO SIN CONGREGARME POR QUE CAMBIE DE CASA Y NO HE PODIDO ENCONTRAR UN LUGAR DONDE IR, QUE QUEDE CERCA DE MI CASA, PERO ESTA MAÑANA ME DECIDI A BUSCAR PREDICACION POR INTERNET, LA VERDAD NO BUSCABA ALGUN TEMA O ALGUNA IGLESIA EN ESPECIAL, SOLO QUERIA OIR LA PALABRA, DESCANZAR EN LA PALABRA DE DIOS Y ASI FUE. GRACIAS POR DIFUNDIR LA PALABRA DEL SEÑOR POR ESTE MEDIO, ESPERO PODER SEGUIR VIENDO LAS PREDICACIONES.

BOGOTA, COLOMBIA.

 
 

Qué maravilla que Dios es nuestro Padre, que en la quietud y la confianza que esto produce podemos permanecer en Él y al permanecer podemos pedir sabiendo que recibiremos y todo gracias a la obra victoriosa y generosa de Jesus nuestro Señor.Gracia sobre Gracia encontramos en Él si creemos, porque TODO ES POSIBLE AL QUE CREE... y es la fe del Pastor y de su viva relación con Dios lo que me anima a buenas obras, muchas gracias desde Chile.

 
 

Con todo respeto, pero cuando necesite un especialesta en autos antiguos, maletas y shoping, ya se que puedo contar con el Pastor David Marrero. Pero la Gracia infinita de nuestro Señor no consiste en la abundancia de bienes materiales (aunque los necesitamos para esta vida), como tampoco el Reino de Dios consiste en comida y bebida, sino en Gozo y paz en el Espíritu...
Estoy de acuerdo con la imagen del rocío que desciende sobre la iglesia trayendo perdón de pecados, restauración, consuelo, nuevas fuerzas, poder para vencer la tentación, gozo en el servicio, etc.
Pero, insisto, Pastor no pierda el tiempo con Pastores que traen mensajes aguados, y baratos, que no dejan nada, de eso ya estamos ARTOS. Yo lo prefiero a usted Pastor Roberto Miranda, (y a su equipo de colaboradores) que enseñan con conocimiento, sabiduría, temor y con verdadera gracia sobre gracia. Su vida es un ejemplo para mi vida. Dios lo bengiga grandemente y perdón si les he ofendido.
Daniel González - Bs. As. - Argentina -

 
 

QUE MARAVILLOSO ES EL SEÑOR , GUIO MI VIDA EN ESTE DIA PARA SOLO DECIRME QUE EL ES MI GRACIA, GRACIA SOBRE GRACIA ESTA EN MI VIDA,Y QUE SOLO ESTA AHI PARA DARME LO QUE DESEO EN MI CORAZON.....EL CONOCE MI PETICION Y ESTA PREDICACION CALO TODO MI SER.... DIOS MIO TE AMO Y PIDO QUE BENDIGAS A TUS SIERVOS DE ESTA Y MUCHAS CONGREGACIONES QUE PREDICAN UNA VERDAD.. QUE ES TU PALABRA VIVA
DIOS BENDIGA AL SIERVO

 
 

GLORIA A DIOS QUE POR MEDIO DE ESTA PREDICA ENTENDI LO QUE SIGNIFICA "GRACIA SOBRE GRACIA" "LLUVIA EN TIEMPOS DE LLUVIA" A DIOS SE LE PUEDEN PEDIR TODO, Y EL DICE EN DEUTERONOMIO 8 :17 Y 18 QUE EL ME DA EL PODER PARA HACER LAS RIQUEZAS Y QUE NO ME OLVIDE QUE TODO LO QUE TENGO VIENE DE EL. YO SOY RICA Y TODO LO QUE TENGO EL ME LO DIO POR GRACIA Y ES DE EL ; GRACIAS POR COMPARTIR ESTA REVELACIÓN, ME ENRIQUECE AÚN MAS. YO VIVO EN GRACIA SOBRE GRACIA. Y RECIBO GRACIA SOBRE GRACIA. SI Y AMEN

 
 

¿Queeeeé? ¿Levadura positiva? Dios no es hombre como para que pensemos que lo vamos a poder manipular con nuestra sonrisa pidiéndole "gracia", ¿quién dijo que la gracia es lo material? Dios al que ama disciplina, deberían de estar pidiendole disciplina en sus vidas en lugar de buscar las cosas de este mundo, cuando ustedes ambicionan las cosas de este mundo, ¿no las obtendrán de manos del príncipe de este mundo? Cuidado. Pastor, si se quieren predicar parábolas, ¿porqué no utilizar las que nos dejó mi Señor en lugar de estar inventando? Usted es el responsable del alimento que reciben sus ovejas, cuidelas.

 
 

QUE MARAVILLA ESTA PALABRA. FUI MUI EDIFICADO. GRACIAS. MUCHAS BENDICIONES. LEVADURA POSITIVA.
MAURO JORGE VIEIRA
DESDE PARAGUAY

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato