El valor de los laicos para una iglesia compleja

A propósito de Iglesia del Siglo 21

Parte 18 - [5 de abril 2009] Como hemos visto, las demandas que plantea la sociedad moderna sobre los pastores y las congregaciones son más considerables que nunca. La gente espera iglesias mejor administradas, más servicios y ministerios que se dirijan a sus necesidades, mejor cuidado pastoral, el uso de recursos tecnológicos más sofisticados en el desempeño de la enseñanza y la adoración. Las expectativas que cuelgan sobre los ministerios son más numerosas y exigentes que en cualquier otro tiempo de la historia.

Esto hace que, como nunca, los pastores tengan que desarrollar la capacidad para trabajar en equipo mientras desempeñan sus ministerios. El “pastor orquesta” del folclor pentecostal—abriendo y cerrando la iglesia, transportando a los hermanos para el servicio, tocando la guitarra, recogiendo la ofrenda y predicando—debe convertirse en una imagen del pasado. Muy pocas de nuestras congregaciones poseerán los recursos financieros para soportar un personal ministerial diverso empleado a tiempo completo. Eso quiere decir que nuestros pastores tendrán que cultivar como nunca el arte de delegar el trabajo ministerial a laicos bien entrenados y autorizados para desempeñar funciones altamente ministeriales. Hoy en día, ministerios descentralizados no son tanto necesarios como imprescindibles.

En muchas de nuestras congregaciones se encuentran laicos cuyo entrenamiento profesional les ha provisto de destrezas que fácilmente se pueden usar para provecho del Reino. A nuestras iglesias asisten maestros, trabajadoras sociales, administradores, contables, psicólogas y otros profesionales cuyas destrezas y entusiasmo podrían servir para desarrollar y sostener ministerios más abarcadores. Como nunca, la Iglesia hispana en Estados Unidos debe aprovechar las energías y destrezas de laicos y laicas capacitados y entusiastas para funcionar a un nivel ministerial más alto, conforme a las demandas de la sociedad contemporánea. El reto de la Iglesia es discipular adecuadamente a estos creyentes, infundirles una mentalidad del Reino, impartirles una visión de servicio sacrificial, y soltarlos para que inviertan sus energías y conocimientos para el avance de sus congregaciones y el servicio de sus comunidades.

LAICOS CAPACITADOS Y COMPROMETIDOS

Aparte de los pastores que componen nuestro personal pastoral, casi todos los demás ministerios de mi iglesia son dirigidos por gente laica. Nuestro Centro de Recursos Académicos (HERC), por ejemplo, ha sido dirigido desde el principio por un joven abogado que llegó a Boston a hacer sus estudios de abogacía en Boston College. Después de unos años trabajando para la ciudad de Nueva York, Samuel Acevedo, quien toda su vida había sentido un fuerte llamado hacia el ministerio, finalmente accedió a mi oferta de regresar a Boston y ayudarme a fundar un centro de recursos para jóvenes minoritarios de escuela superior. Samuel dejó su profesión legal, y hace varios años que encabeza un ministerio que ha ayudado a cientos de jóvenes hispanos y afro-americanos a prepararse para el ingreso a la universidad. La personalidad emprendedora de este laico cristiano, así como sus destrezas profesionales y académicas, ha permitido que nuestra iglesia desempeñe una labor social muy valiosa, y ampliamente reconocida en toda la ciudad.

Yoxmar Rodríguez, nuestro actual administrador, constituye otro ejemplo de un laico cuyos conocimientos seculares están siendo de gran provecho para la labor ministerial que desempeña nuestra iglesia. Yoxmar llegó a León de Judá hace aproximadamente siete años, recién llegado de Venezuela, después de haber trabajado por muchos años como ingeniero químico en la industria petrolera en ese país. Después de aceptar al Señor en nuestra iglesia, se me hizo evidente que sus conocimientos administrativos y de planificación estratégica representaban un recurso de gran valor para nuestro ministerio. Poco tiempo después, Yoxmar pasó a trabajar como administrador del Instituto para la Excelencia Pastoral, además de desempeñar funciones administrativas para León de Judá a tiempo parcial. Durante los últimos años, Yoxmar ha jugado un papel cada vez más útil en la planificación estratégica en nuestra iglesia, así como en el entrenamiento de nuestros líderes laicos. Su valiosa aportación ha servido para llevar a nuestra congregación a un nuevo nivel de eficiencia institucional, así como para ayudar a muchos pastores hispanos en Nueva Inglaterra a comenzar a pensar en términos estratégicos.

Ya hemos mencionado al Dr. Ernst Diehl, cuyos conocimientos en el área de la administración de empresas y la tecnología del Internet nos han sido inmensamente útiles en el mejoramiento de la administración y las comunicaciones en nuestra iglesia.

Estos tres individuos comparten ciertas características en común: (1) destrezas adquiridas en el mundo secular, junto a (2) un compromiso con el avance del Reino de Dios, involucrados en (3) una iglesia que respeta sus dones, y que (4) está dispuesta a permitirles espacio para que los usen a favor del ministerio. En una sociedad en la cual el trabajo ministerial se hace cada vez más complejo y tecnológicamente demandante, será cada vez más necesario para la Iglesia hispana aprender a valerse de los talentos que ofrecen laicos consagrados como los que acabamos de perfilar.

UNA GENERACIÓN JOVEN COMPROMETIDA CON EL REINO

Actualmente, hay toda una generación de jóvenes adultos profesionales en nuestra comunidad que están deseosos de encontrar su lugar de servicio en el Reino de Dios. Necesitamos captar esas energías que ellos ofrecen, y canalizarlas para beneficio del Reino. Estos jóvenes están animados por altos ideales, y desean ardientemente invertir sus vidas en una causa noble y espiritual que sirva a los demás. La Iglesia no puede darse el lujo de desperdiciar sus talentos. Hay que invertir tiempo en discipular a esa juventud tan potencialmente valiosa, inculcarles una mentalidad de entrega total al Reino de Dios, animarlos a enriquecer sus iglesias con sus dones, y a moverse como agentes del Reino en sus áreas de trabajo secular.

Esa juventud hispana altamente capacitada representa un tesoro de recursos para la Iglesia hispana del futuro. La inmensa mayoría de ellos seguirá trabajando en el mundo secular mientras contribuyen sus talentos a la Iglesia en calidad de voluntarios. Otros, sin embargo, decidirán transferir sus destrezas profesionales al trabajo ministerial a tiempo completo, trabajando en iglesias con ministerios sociales complejos que puedan absorber sus talentos. Aun otros sentirán el llamado para trabajar directamente en el pastorado, y allí podrán desempeñar una labor ministerial excelente y compleja, dada sus experiencias y conocimientos, adquiridos en el mundo del trabajo secular.

Se requiere una estrategia deliberada, a largo plazo y a nivel nacional, para cultivar a esa juventud. Es importante desarrollar en ellos una consciencia clara y definida de su inmenso potencial como agentes del Reino de Dios en este tiempo. Esfuerzos tanto al nivel local y regional como al nivel nacional deben emprenderse para identificar a esa juventud talentosa en nuestras iglesias. Además, hay que impartirles un sentido de identidad definido. Necesitan estar conscientes de que son parte de una generación profética, con un llamado poderoso y específico. Deben entender que, como en el caso de la reina Ester en las Escrituras, Dios les ha asignado una misión “para esta hora”, y que sus dones, sus recursos financieros y su posición de influencia les han sido provistos por Dios para llevar a cabo una obra redentora, para preservación de vida (Ester 4:13 y 14).

Estos esfuerzos deben ser parte de una estrategia bien montada y definida. Como en el caso de esa nueva generación de pastores que venimos señalando, se necesita proveerle oportunidades a esa juventud para conocerse y tratarse entre sí. Conferencias orientadas hacia ellos tanto al nivel regional como nacional deberán organizarse. En esas reuniones, estos jóvenes deberán ser expuestos a los conceptos ministeriales más avanzados, presentados por gente que encarne los valores, la excelencia y las mejores prácticas del ministerio. Deberá animarse a estos jóvenes profesionales cristianos a organizar sus propias asociaciones para reunirse regularmente, desarrollar relaciones profesionales y ministeriales, y apoyarse mutuamente en su llamado a trabajar para el avance de la Iglesia y de nuestra comunidad.

En todo esto, la participación y aportación proactiva de fundaciones filantrópicas, organizaciones ministeriales, seminarios y otras instituciones de fe con una orientación social es esencial. Estas instituciones podrían servir como agentes facilitadores para el lanzamiento de esa nueva generación de jóvenes profesionales cristianos hispanos. Este tipo de labor es altamente visionaria, y de estratégica importancia. Ofrece la posibilidad de cultivar toda una generación de nuevos líderes que enriquecería grandemente los recursos ministeriales disponibles para la Iglesia hispana en el desempeño de su tarea redentora. Además, aceleraría el proceso de desarrollo de esa generación al ayudar a reunirlos, conscientizarlos e integrarlos a su trabajo ministerial.

Comentarios

 
 

en verdad se rekiere de gracia y sabiduria para poder mantenerse activoen el servisiode Dios,eso es muy loable de parte suya ,ya k se mantienen hablando la palabra,la cual es una encomienda de parte de nuestro salvador.ojala muchos de nosotros nos desprendieramos de tiempo dinero y esfuerzo para cumplir con nuestro Dios,aunk desafortunadamente no todos lo hacemos ¡gloria a Dios por los k si lo hacen. felicidades por ustedes.sigan adelante.con amor en el señor yolis

 
 

SALUDOS ESPERO Y USTEDES SI ME PUEDAN RESPONDER O DE PERDIS LEEAN EL MENSAJE YA QUE ESTE COMENTARIO LO HE ENVIADO A VARIAS PAGINAS Y NO HE RECIBIDO CONTESTACION .¿QUE TAN BUENO ES QUE UN PASTOR PASTOREE EN DOS IGLESIAS.DE MAS DE 500 MIEMBROS CADA UNA .YO BUSQUE EN LA BIBLIA Y NO ENCONTRE QUE UNA PERSONA PASTOREARA DOS IGLESIAS LEEI DE PABLO QUE DISIPULABA Y ENVIABA ASUS DISIPULOS ADEMAS EL HIBA APREDICAR A ESAS IGLESIAS PERO COMO EVANGELISTA NO COMO PASTOR SI USTED TIENE UNA RESPUESTA LE AGRADECERIA .GRACIAS

 
 

Cuando se menciona que un pastor pastorea dos iglesias de mas 500 miembros cada una. Mas bien, se podría pensar que el supervisa las dos obras, y tiene un gran equipo de trabajo bajo su supervisión.
Gracias a Dios por este varon de Dios.

Ya que tiene la capacidad de poder lidiar con esas dos congregaciones. Claro también hay ciertos peligros, uno de ellos es, la sobervia, el orgullo y lo mas triste la división.

Pero si el siervo, tiene cierto tiempo "pastoreando" estas dos congregaciones, por lo visto, ha dependido de nuestro Dios para poder lograr ese gran ministerio.

Cuando usted se refiere a que Pablo.... es cierto que Pablo hacia el trabajo de discipular, y él seguia haciendo obra evangelistica, y supervisaba. Y eso de que usted no encuentra en la Biiblia de alguien que pastoree una iglesia de mas de 500 personas, es cierto, en la misma Biblia encontrará muchas otras cosas que no están escritas, pero se sobreentiene que sucedieron.

Dios le bendiga, y que eso no le robe el sueño, y mucho menos lo lleve a la critica negavativa,y si es pastor que no lo lleve a la envidia.

Bendiciones!!

 
 

hola dios los bendiga.!soy de la cuidad de mar del plta bs.as argentina.realmente quede fascinada con la obra que dios les dio el SEÑOR ME PERMITIO AÑOS ATRAS TRABAJAR EN EL AREA SOCIAL Y EN HOGARES DE NIÑOS.Y comparto y me gustaria aprender mas de las estrategias que nuestro Padre CELESTIAL LES revelo.ESTAMOS VIVIENDO FLAGELOS MUY GRANDES EN CONTRA DE LOS NIÑOS,O MEJOR DICHO EN LAS FAMILIAS,Y PIENSO QUE RECUPERANDO UN NIÑO SE TRANSFORMA UNA FAMILIA COMPLETA.ASIQUE ME GUSTARIA CONECTARME CON USTEDES CON LA GUIA DEL ESPIRITU SANTO PARA INTERIORISARME MAS SOBRE :EL VALOR DE LOS LAICO DIOS BENDIGA GRANDEMENTE LA OBRA QUE LES ENCOMENDO,DT,7:6 DT,7:13 ADELANTE!LEON DE JUDA!BENDICIONES.

 
 

Buen día!. "Dios entrena nuestros corazones". En mis necesidades Dios ha mandado a muchos laicos a servirme .En mis pensamientos yo los bendigo y pido gracia celestial no juicio. Ellos sin saberlo están obedeciendo a una orden del Altísimo al socorrerme, una visión de verdadera felicidad con ellos dentro viene a mi mente; en mi espíritu pido misericordia Divina y pienso en (Job 32.8)"ciertamente espiritú hay en el hombre, y el soplo del Omnipotente le hace que entienda".
Pienso que personas laicas operando dentro del engranaje cristiano verdadero, son personas que en lo intrínseco de su ser están convencidas del buen propósito de una vida en Cristo, su conversión o compromiso con nuestro Señor será un rayo de luz que vendrá de lo alto y la intervención de un elocuente mediador escogido (Job33. 23-28), que harán que su alma goce de luz perpetua.
No obstante, si nuestras iglesias se unieran para hacer obras colozales en pro de la humanidad, demostrando más nuestro amor al prójimo, siendo está la verdadera identidad en el plano terrenal, no habría corazón que no se sintiera tocado por esa especial capacidad de amar, buscarían de dónde viene la fuente. Gracias.B

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato