El lider de carácter (Parte 2)

A propósito de Liderazgo

Yo le prometí a la hermana Cecilia que iba a ser la primera en hacer una observación y yo sé que ella quería hacerlo al final pero no pudimos, así que hermana déjenos saber que tema

Cecilia: Honestidad

Cecilia: Que muchas veces nos basamos en que yo soy honesto y entonces lo que usted también decía, agarramos a la gente con verdades según nosotros, porque yo soy tan honesta, hasta también en ese momento es donde más debemos pedirle sabiduría al Señor, cómo responder a las personas, no basadas en que yo estoy siendo bien honesta y le dejo ir. No, hay que pedirle a Dios misericordia porque la tuvo para nosotros, para con los demás.

Amen. Amen. Muy importante eso. Entonces, ahora hay una quinta virtud que yo quiero identificar. Para propósitos de resumen recuerde que hemos hablado de integridad, sobriedad, humildad, transparencia, la cuarta virtud, y la quinta virtud es conocerse a sí mismo.

La capacidad para conocernos a nosotros mismos es absolutamente esencial. El líder efectivo es una persona que se conoce a sí mismo. Uno de los grandes filósofos griegos y también el oráculo griego, un lugar en Grecia, en Atenas, decía conócete a ti mismo. Alguien dijo también, un filósofo, que la vida no examinada no merece ser vivida. Eso es muy cierto.

Si no reflexionamos sobre nosotros mismos, sobre lo que estamos viviendo la verdad es que la vida, la persona efectiva, creciente, influyente, creativa, es una persona que reflexiona sobre sí mismo y se conoce a sí misma y se examina, y toma tiempo para pensar, para reflexionar.

Una de las cosas que yo digo acerca de la vida de liderazgo es que requiere silencio, requiere retiro, requiere reflexión, requiere tomar tiempo aparte. Algo que la cultura moderna no recomienda muchas veces. La cultura moderna está metida en el frenesí, la acción continua, el ruido continuo.

Yo estuve en Nueva York con Meche este fin de semana pasado, hermanos, y Nueva York es un sitio que es frenesí continuo. Usted se mete a Times Square, y esto es ciencia ficción, esto es una multitud por donde quiera. Le asaltan todo tipo de sonidos, imágenes, luces, es increíble, la gente vive en perpetuo estado de estímulo y por eso cuando vienen a Massachussets se sienten como que hay que sacarlo en ambulancia porque no pueden tolerar el silencio, la quietud de una ciudad que es mucho más tranquila. El frenesí de la vida, mientras que la persona, mire, la persona líder, la persona que está viviendo una vida creativa, yo siempre he dicho eso a mis hijas, aprende a vivir contigo misma en la soledad. Uno tiene que sentirse cómodo dentro de su propia piel. Yo amo la soledad y el silencia, yo soy un monje que perdió su vocación en alguna parte, pero yo amo el silencio, amo la soledad, amo el lugar aparte, amo la naturaleza, amo la quietud. Y ahí es donde yo me nutro para el público.

Yo creo que uno debe tener su lugar separado donde uno se refugia y donde uno se sana y gana fuerzas y reflexiona sobre sus experiencias. Y entonces de ese lugar de refugio y de retiro usted sale con las baterías cargadas para intervenir, sanar, bendecir, dialogar, conversar, predicar, enseñar, influenciar, pero qué pasa con un celular después que ustedes lo usan mucho? Verdad que la cosita esa, la barrita comienza a hacerse… y después comienza pi, pip, pip… queriendo decir te voy a cortar enseguida la luz y el agua. Y usted tiene que volver a cargarlo, lo tiene que meter otra vez… todo el mundo es así. Todo objeto, todo organismo necesita detenerse y recargarse porque todo organismo se nutre de energía. Todo lo que existe para producir algo necesita energía y la energía se gasta y se tiene que reponer.

Mucha gente simplemente está haciendo, haciendo, haciendo, trabajando, trabajando, trabajando y no toman tiempo para reflexionar sobre lo que están viviendo. Y nunca llegan a conocerse a sí mismos. Podríamos hablar mucho de eso, del retiro y el silencio y la quietud y la soledad. Eso para mí es uno de los grandes distintivos del liderazgo. La persona que siempre necesita estar escuchando un radio, viendo la televisión o con la ventana bajada para escuchar los otros carros que están corriendo, es porque no se sienta cómoda consigo misma. Hay algo de lo cual está huyendo. Pero cuando usted se siente cómodo con su vida y con sus demonios también, usted puede reflexionar sobre esas cosas y usted disfruta del proceso de examinar y entonces volver otra vez a la acción.

Pero cuando usted está solamente trabajando, trabajando, trabajando nunca va a conocerse a sí mismo, nunca va a tener oportunidad para arreglar la casa interna. Todos los objetos de su casa interna van a estar tirados por dondequiera y qué pasa si no sacamos tiempo para arreglar la casa hay un caos continuo y creciente, y las experiencias de la vida, los contactos, los fracasos, los triunfos, no los ubicamos en la categoría correcta y no podemos crecer como seres humanos. Pero que bello es cuando aprendemos a reflexionar sobre la vida y a sacar tiempo para ordenar el interior. Y entonces volver con más poder que nunca al trabajo activo.

Y por es tan importante que nosotros, si queremos conocernos a nosotros mismos vamos a tener que sacar tiempo para reflexionar. Hermanos, si usted está demasiado ocupado para sacar tiempo para reflexionar, está demasiado ocupado. Aún con las cosas del Señor. Porque si usted ve el Señor dice que se retiraba a un lugar desierto, dice, a orar de vez en cuando. Sacaba tiempo, se iba de la multitud porque él sabía que era importante recargar, en su dimensión humana, en su encarnación como ser humano él tenía que someterse a esa dinámica humana, a esa necesidad del líder de sacar tiempo. Y de vez en cuando usted debe sacar tiempo, váyase a Gloucester, váyase a Rockport, váyase a Maine, y pase un día allá sola o solo, al principio le va a dar periquitos, usted no va a saber qué hacer consigo misma porque no está acostumbrada a eso, pero después usted va a encontrar que guau, mira, no soy tan mala después de todo, hay suficiente aquí como para pensar un poquito y escuchar las voces interiores. Y usted descubre que eso es bueno y usted regresa refrescada, refrescado. Mire, amarre a los muchachos a la pata de la mesa y déjelos allí, váyase y ruéguele a Dios que no venga el servicio social a chequearlo, pero encuentre alguna manera, encuentra alguna forma. Deje al esposo o a alguien con ellos y saque tiempo porque le digo que las circunstancias nunca le van a dar el tiempo, la vida le va a decir, oy, ¿sabes que? Cuando usted puede decir un día que se va, Estela, tu puedes decir un día, guau, me encuentro y no tengo nada que hacer hoy. Nosotros por ser líderes, es porque somos gente activa y ocupada, entonces el líder tiene que sacar tiempo para recargar las baterías.

Steven Covy en su famoso libro Siete hábitos de gente altamente exitosa, el cual yo recomiendo muy, pero muy altamente. Seven habits of highly effective people. Es unos de los libros más poderosos y está en español, ha sido traducido muchísimo. Habla de sacar tiempo para afilar el serrucho y él usa la historia de una persona que corta árboles, los lumber jacks, una persona que corta árboles en el bosque, un aserrador, digamos un aserrador, vamos a llamarlo un aserrador, lo bautizamos aserrador. Dice, piense en un aserrador que tiene su serrucho allí, y que está cortando árboles todo el día, con el paso del tiempo el serrucho va perdiendo su filo. Y entonces el aserrador tiene que aplicar más fuerza para cortar la misma cantidad de árbol y él dice, estoy demasiado ocupado para ponerme a pensar en afilar el serrucho y ¿Qué pasa? Con el tiempo se va desgastando más y más y el serrucho se va desgastando y él mismo porque tiene que aplicar más fuerza. En vez de detenerse, ir a algún sitio, afilar la sierra y volver otra vez y entonces hacerlo con más efectividad.

Y así somos muchos de nosotros. Muchas veces estamos cansados y vamos paulatinamente perdiendo la energía, ya no amamos el ministerio tanto, perdemos el gusto por la palabra, nos hacemos irritables, nuestro matrimonio, nuestras amistades comienzan a decaer en su calidad, nos comenzamos a deprimir, dormimos mal, le perdemos el gusto a la vida. ¿Por qué? ¿Qué está pasando? Estamos dando, dando, dando, trabajando, trabajando, trabajando y no estamos sacando tiempo para afilar la sierra y no tenemos el valor para decir, ¿saben qué? yo necesito una mañana o necesito…

Mire, sabe lo que yo hago a veces, una de mis terapias en la vida es cuando yo estoy verdaderamente quemado. A veces yo me acuesto a las 6 de la tarde y duermo hasta las 8 de la mañana. No duermo, desgraciadamente porque a las 12 de la noche los ojos los tengo como dos bombillos prendidos, pero me quedo ahí y entonces me duermo, me despierto, oro, pienso, resuelvo los problemas del mundo y me levanto ya, pero saturo mi cuerpo con descanso y mi mente por lo menos con silencio y quietud. Y al otro día me levanto y me siento listo para continuar. Eso es lo único a veces que me sana. La gente está prediciendo mi muerte ya hace años atrás y lo que me mantiene enamorado del ministerio y trabajando es eso, que a veces yo sí puedo sacar un rato y sanarme y hacer algo que me divierta un poquito medio día, una mañana, lo que sea, una salida, un fin de semana y eso pues, me mantiene, me permite volver otra vez a la carga porque sino uno se va quemando y olvídese, y cuando vienen a ver hay un cadáver en vez de un siervo del Señor, una sierva del Señor.

Entonces uno tiene que tener el valor. Mire, hermano, déjenme decirle, si usted quiere crecer en su vida, su ministerio, saque tiempo para descansar, reflexionar, pensar, meditar, recargar las baterías, afilar la sierra. Ese es un concepto poderosísimo para la vida y para el liderazgo y debe hacerlo usted solo, usted sola. Yo he visitado muchos monasterios por ejemplo, aquí en Estados Unidos, porque me gusta sacar tiempo para ir a esos lugares que están cargados de asociaciones históricas de descanso, silencio, quietud y es bello eso.

Usted sacar un rato para volver a cargar sus energías y refrescar su perspectiva de la vida, su ministerio, su familia, su ser interior, lo que sea pero requiere un valor increíble porque la vida le va a decir que si usted quita las manos de la máquina se le va a venir a pedazos enseguida. Y eso es un error, eso es como un mesianimo equivocado, creemos que si yo me paro por un momento el mundo se va a despedazar. El mundo va seguir feliz y el día que usted se muera le cantarán 3 himnos, le clavarán bien el ataúd y después se olvidan de usted, a las 6 semanas ella está buscando otro marido o lo que sea, o los hijos están felices por allá. Que no me oiga Meche, los hijos están felices. Oh, sí que bueno era papá, que esto, que lo otro.

Pero mire, el mundo sigue, el mundo sigue, la vida sigue y usted descubre que usted no es tan esencial como usted pensaba. Por eso Dios inventó el sábado, para recordarnos que el mundo no depende de nosotros, sino que depende de él. Esa fue la razón por la cual Dios inventó el sábado. Es un ejercicio para la humanidad que recuerde que si tu quitas la mano del volante el carro sigue viajando de lo más bien, porque Dios es quien lo está manejando, no tu. Él te deja creer como los papás a los niños, de que eres tu que tiene el volante, pero es Dios.

Y yo creo que una de las cosas más poderosas que usted puede hacer como líder, una de las inversiones más poderosas, le aseguro, para su vida es eso. Aprenda a sacar tiempo y todas emociones y su mente y su instinto le van a estar gritando, no lo hagas porque el mundo se va a venir abajo. Hágalo.

Muchas veces yo estoy metiendo las maletas para irnos de vacaciones y me siento culpable pero ¿saben qué? ya no, ya yo meto las maletas, me monto en el carro y me voy tranquilo. No saben de mí hasta dos semanas después, no tanto, pero… he aprendido que el mundo sigue y que usted tiene que aprender, por favor haga eso. Recuerde, saque tiempo de la vida y del afán e invierta en usted mismo y en su ministerio, su crecimiento, y cada día debemos hacer eso, sacar un ratito de tiempo. Mi tiempo favorito es la mañana, la madrugada, cuando está afuera todavía oscuro y yo me siento con mi tacita de café en mi lugar favorito a leer, a reflexionar, a orar. Mire, yo no quiero salir de allí, llegan las 8 de la mañana, tengo que salir, no, no quisiera porque uno se acostumbra a eso.

Y si usted tiene esos tiempos cada día la vida va mucho mejor. Y después también entonces saque más tiempo, un fin de semana, un mediodía, aprenda a establecer ritmos en su vida de descanso, trabajo. Trabaje duro, déle con todas las fuerzas a la vida pero también ahora mismo descanse fuertemente también, descanse con intencionalidad y con propósito y disfrute de cada segundo y olvídese de lo demás. Porque a veces estamos descansando pero estamos contaminando el tiempo con otras cosas. Haga lo posible por aprender el arte de descansar y reflexionar y recargar sus baterías y afilar la sierra. Es muy importante ese fenómeno. Sí, Estela.

Estela: ………….

Exacto

Estela: …….. nos va a suceder de por sí, …….. tiempo o un día hacer eso, no va a suceder.

Si tu no tienes esa ética de descanso intencional, nunca va a suceder. Y como te digo, uno tiene que tener el valor de decir, ¿saben qué? Dios es poderoso para reservar las cosas mientras yo hago lo que él me ha dicho que haga.

Dice por nada estéis afanosos, y eso se aplica a la vida ministerial. Pero de nuevo, todo eso está relacionado con esa cualidad que está allí, de conocernos a nosotros mismos. Eso es simplemente el preludio. Usted no puede conocerse a sí mismo si no reflexiona sobre su vida y sobre su entorno, y sobre su jornada espiritual.

La persona que se conoce a sí misma es una persona que está a tono con sus heridas y sus defectos personales. La persona que se conoce a sí misma conoce cuáles son sus deformaciones. Déjenme terminar esto para no, y entonces vuelvo a ti dentro de un momentito. Esa es una de las cosas bien importantes, que usted esté a tono con sus heridas y sus defectos personales. Muchas veces nosotros creemos que si yo me miro a mí mismo honestamente no me voy a querer a mí mismo y muchas veces no nos queremos conocer a nosotros mismos porque tenemos miedo de lo que vamos a encontrar allí.

Mire, asuma lo peor. Todos somos un desastre y todos estamos marcados por el pecado y distorsionados así que ahora mismo respire hondo y diga, ok, Señor, gracias porque soy un desastre. Y de ahí en adelante entonces comienza a trabajar, pero asuma que es así y no se preocupe por lo que usted encuentre allí. Su vecino está peor que usted probablemente así que relájese y sea honesto con usted mismo. Usted puede darse el lujo de decir, qué ser humano puede decir que no tiene deformaciones graves y serias, somos un desastre. Solamente la gracia y la misericordia de Dios permite que nos vea él con esperanza.

Pero entonces después de asumir eso, examine su pasado, examine cómo su vida le ha afectado a usted, examine a sus padres. Muchas veces tenemos temor de admitir que nuestros padres cometieron serios errores porque pensamos de nuevo que si admitimos estamos siendo irrespetuosos, irreverentes, deshonrándolos, o lo que sea. No, yo creo que podemos admitir, sí, mis padres fallaron en muchas cosas. Porque si tu eres papá o mamá, tu vas a saber inmediatamente que tu has fallado en muchas cosas también. Eso no quiere decir nada, todo padre falla y toda madre falla, pero, muchas veces nuestro pasado familiar nos ha deformado y eso afecta nuestro liderazgo.

Sabe usted, se han hecho estudios, por ejemplo, de la gente que trabaja en el cuidado de gente, psiquiatras, psicólogos, sociólogos, pastores, gente en el área de trabajo social, se ha descubierto que la gente que trabaja en las áreas de cuidado de almas y de personas, muchas veces vienen de trasfondos donde ellos eran lo que llaman un ‘adult child’, un hijo adulto. Y muchas de estas personas a veces jugaron papeles estabilizadores en su familia, entre papá y mamá. Eran la persona que atendía cuando papá venía borracho, lo que sea, que calmaba a papá o se metía en el medio. Era la persona que muchas veces se enfermaba cuando papá y mamá se iban a divorciar para que papá y mamá pusieran atención sobre ella para que se olvidaran de sus problemas y no se divorciaran. Hay mucho juego que hacen los seres humanos. Todo esto se llama bajo sistema familiares, que hay muchas cosas que hace la gente para estabilizar un hogar y los niños adultos muchas veces, fueron personas que estabilizaron hogares, que atendieron a los menores, que consolaron a mamá cuando papá se iba con la querida, o abusaba de ella o lo que sea, y entonces estas personas ya se crean una necesidad de servir a otros, y cuando llegan a la adultez van subconscientemente a ir a profesiones que siguen haciendo lo mismo que hacían cuando niños.

Entonces, fíjese no sabemos eso, pero está allí y eso nos impide entender el por qué estamos haciendo las cosas. Muchas veces estamos obedeciendo a agendas escondidas que nosotros tenemos. Necesitamos que la gente nos apruebe, necesitamos sentirnos necesitados y todo eso muchas veces deforma nuestro desempeño como líderes e impide un liderazgo verdaderamente transparente, estamos haciendo las cosas por las razones adecuadas y no por otras. Y eso hace que nuestro liderazgo muchas veces sea frágil y nos quebramos fácilmente cuando vienen ciertas presiones de las cuales no estamos conscientes que somos frágiles a ellas.

Entonces, mientras más nosotros conozcamos esos aspectos de nuestra vida, más podemos entonces nosotros cuidarnos de ellos. No es que los vayamos a superar completamente porque esas cosas desgraciadamente tengo que decir, nunca se superan ciento por ciento, aún después de las sanidades que Dios hace. Pero al conocerlos nos podemos cuidar de ellos y tener más conciencia de esas áreas, cómo nos deformaron, nos afectaron y entonces podemos mantener un balance.

La persona que se conoce a sí misma sabe cómo su pasado la ha afectado. Eso es lo que estoy diciendo, la conexión entre el pasado y lo que tu ahora… si te criticaron muchos cuando tu eras niño o niña, ahora como líder no te va gustar cuando te critiquen, vas a ser ultra sensitivo a la crítica. Entonces tu tienes que entender eso para corregir un poco y compensar por ese defecto del pasado y cuando tu veas reaccionando vivamente o demasiado sensitivamente a un comentario, espérate, eso es porque yo tengo esa tendencia y pasó esto, esto y lo otro, y entonces tu corriges eso y te adecuas a la verdadera forma de actuar.

La persona que se conoce a sí misma también tiene lo que yo llamo introspección. Introspección quiere decir capacidad para mirar hacia adentro y para ver hacia adentro. La persona introspectiva es algo muy valioso, muy importante en el ministerio, la capacidad introspectiva es clave. El examinarnos a nosotros mismos, por eso les digo que es importante sacar tiempo. Para tu examinarte a ti mismo y conocer tus resortes interiores necesitas tiempo para ello.

Pero la persona que se conoce a sí misma saca tiempo para mirar ese interior del cual yo hablaba hace un momento. Entonces, también conoce sus virtudes y sus limitaciones. Lo que yo decía antes del Apóstol Pablo, Pablo sabía que él era un hombre profundo, conocedor de la palabra de Dios, había recibido grandes revelaciones, Dios lo había llamado para ministrarle a los gentiles específicamente como él bien dice. Él sabía sus virtudes pero también sabía su tendencia hacia el orgullo, el hecho de que lo que Dios le había revelado lo podía hacer creerse más de lo que él era, todas estas cosas, entonces él también conocía sus limitaciones. Y la persona líder debe saber tanto una cosa como la otra. Sabe bien lo que tu tienes, y vales y de dónde lo has recibido pero también tu sabes que puedes tener una tendencia hacia la vanidad, eres demasiado, como digo, sensitivo a la crítica, puedes ser intolerante, puedes a veces ser impulsivo, puedes a veces comprometerte a más.

Por ejemplo, uno de mis defectos es que yo me comprometo muchas veces más de lo que puedo deliver, más de lo que puedo dar o hacer. Porque es que los pastores somos así, queremos agradar y cuando alguien le dice a uno algo, oh, sí, no te preocupes. Y Meche me dice, mira, tu no prometas tanto. A veces yo le digo a la gente, sí, llámenme. Yo conozco gente en la calle, les doy mi email y después me escriben y yo no les devuelvo el email porque no puedo, pero es un defecto que uno tiene, porque uno quiere agradar pero en el momento yo estoy dispuesto a hacer lo que sea por esa persona, pero después, guau, el tiempo, la falta… y yo le pido al Señor siempre ayúdame, Padre, a ponerme un zipper en la boca a veces cuando veo necesidades, porque la tendencia que tiene uno a prometer, a querer sanar, salvar, ayudar, yo quiero ser accesible a todo el mundo, pero la verdad es que es una mentira. Yo no puedo hacerlo, aún cuando yo quiera. Además llega un momento en que yo ya no quiero estar con tanta gente.

Entonces es bueno uno no prometer tanto, pero yo sé eso, y cada día le pido al Señor, ayúdame Padre a ser más sobrio, y ayúdame a no decir tantas cosas. Y a veces cuando voy de viaje me tengo que amarrar con cien cuerdas desde el principio mentalmente para decir no, no voy a decir que voy a hacer esto, que voy a hacer lo otro. Y le pido al Señor, Señor, ayúdame a no comprometerme a más de lo que puedo o hablar más de lo que debo. Porque yo sé que esa es una tendencia entonces tengo que corregir. Es como el francotirador que sabe que el rifle cuando se dispara tiende a irse un poquito a la derecha. Entonces, ¿Qué hace él? Cuando dispara lo tira un poquito hacia la izquierda para que vaya en el centro. Y uno tiene que balancear muchas veces sus defectos y tendencias sabiendo cuáles son y orientándose un poquito en la dirección contraria para mantenerse entonces en el centro. Esa es la idea de conocernos a nosotros mismos.

Otra cosa que no tengo escrita aquí pero, de ahí viene la importancia de observarnos a nosotros mismos. También digo aquí, sacar tiempo para reflexionar, ya traté sobre eso. Leer sobre consejería, psicología. Eso es bien importante. Lea, hay tantos buenos libros, al usted leer sobre cómo los psicólogos piensan, cómo analizan las cosas, usted mismo va a entonces a aprender cómo examinarse a sí mismo. Buenos libros que hay sobre psicología, sobre sistemas familiares.

Otra cosa, ya dije honestidad con respecto a los padres, a la familia. Recuerdo lo que dice Romanos, Capítulo 12, ninguno tenga más alto concepto de sí que el que debe de tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que ha recibido.

Es el balance que tenemos que tener, no pensar más alto ni tampoco más bajo por implicación, de lo que debemos. Este es el punto de partida para muchas decisiones claves en el liderazgo, el conocernos a nosotros mismos.

Si usted se conoce a sí misma, usted va a estar mejor preparada para orientarse en su desempeño en el liderazgo. ¿A qué me refiero? Por ejemplo, en cómo tu escoges tu equipo. Si usted sabe que usted no es fuerte en el área digamos de organización, pero usted es fuerte en el área de visión, es decir, usted es muy bueno para concebir ideas, planes, visiones. Hay personas que tienen muy buena capacidad para desarrollar ideas y ministerios y cosas, pero son malísimos en el área de ejecución y organización. No son buenos en el área de detalle o de planificación o de escribir las cosas, o de mantener records. El lado izquierdo de su cerebro no se ha desarrollado tanto como el derecho. El derecho es el área de la visión, el arte, todo eso; el izquierdo es análisis, sistema, razonamiento, números. Entonces hay mucha gente que tiene el lado derecho, el lado artístico, conceptual, visionario más desarrollado. El lado izquierdo, le área más matemática, sistémica, racional, por así decirlo, es menos. ¿Qué debe hacer una persona que es más visionaria que otra cosa, qué debe hacer? Vamos a ver, Patty, ¿Qué debo hacer?

Patty: …. Una persona que le guste poner atención a los detalles

Exactamente, entonces asegúrate de que tu tengas gente contigo que sea personas que atiendan a eso y que sean 10 veces mejores que tu en esa área. Por eso es que uno tiene, en su equipo, uno tiene que tener gente a veces que sea mejor que uno.

¿Quién fue? Henry Ford, creo que fue, ¿saben quién fue Henry Ford, verdad? El inventor del carro, el primer carro y uno de los grandes industrialistas de Estados Unidos. Creo que fue él, dice que pidió que en su epitafio, en su tumba escribieran, siempre supo rodearse de hombres mejores que él. Ese era su epitafio. Porque gracias a Dios por la persona que sabe cuáles son sus defectos y sabe ajustarse.

Se dice de otro gran industrialista que lo acusaron de ser un estúpido, un ignorante y él demandó a la revista que hizo el artículo. A él lo que le interesaba era probar que esta gente no sabían de lo que estaba hablando, entonces en su testimonio a él le preguntaron como que si él, ¿sabe usted la circunferencia del mundo o algo por el estilo? Le hicieron una pregunta así, y él dijo, no, yo definitivamente no sé. Es más dijo, hay una cantidad de cosas que yo no sé, pero yo tengo una persona en mi oficina que yo aprieto un botón y me consigue toda esa información en un momento.

Es decir, en otras palabras él sabía que eso no era lo que él necesitaba, para él sus destrezas eran, su capacidad organizativa, su visión amplia, su capacidad para bregar con gente, para qué usted necesita, hoy en día, en el Internet hay una cantidad de cosas que usted puede descubrir en un instante, pero hay otras cosas que usted tiene que contrapesar. Así que si usted tiene un área débil, rodéese de gente fuerte en esa área. Usted no tiene que ser un sabelotodo, ni puedelotodo. Pero asegúrese de tener personas que complementen sus destrezas.

Los grandes políticos, los grandes presidentes se rodean de gente muy, pero muy grande. Ronald Reagan era otra de esa gente que no era un gran cerebro. Ronald Reagan no era un hombre muy intelectual pero se rodeó de gente muy capaz que entonces le permitió a él brillar en su área de fortaleza. Eso es así, pero si usted no se conoce a sí mismo, si usted no sabe que esa es su debilidad, ¿Qué va a pasar? Usted no va a poder saber entonces de quién rodearse.

Ahora, si usted sabe y admite que su área débil es, digamos, la organización, bueno, rodéese de gente entonces que sabe bregar con organización. Si usted sabe que su área no es las relaciones humanas y que usted podría vivir en una isla desierta y no le importaría si hay gente en el resto del mundo, y usted sabe que usted es una persona a veces conflictiva o que no tiene mucha paciencia, rodéese de gente que puede trabajar con gente, búsquese un buen relacionador público, tenga a su lado una persona que le haga brillar y que arregle los líos que usted crea cuando dice algo que no debió decir. Entonces usted tiene que tener complementos a sí mismo. Y no tengo temor de admitir, esa no es mi área fuerte, pero sí busque gente que pueda complementarlo y fortalecer esa área.

Pero si usted no se conoce a sí mismo y no sabe de qué pie cojea usted no va a poder buscar un bastón de buen tamaño, entonces es un balance que se necesita. Muchas de las decisiones de liderazgo vienen de allí. El saber tu don es importante. ¿Cuál es tu área fuerte? Y usa esa área y emplea más tiempo en esa área.

Por ejemplo, si tu área fuerte es, de nuevo, digamos si tu área fuerte es las relaciones humanas y tu firma o tu ministerio, digamos que un hombre de negocios, una mujer de negocios, o una persona que dirige una Compañía non profit, una agencia non profit, si tu sabes que tu área fuerte es las relaciones humanas, eso es tremendo porque con relaciones humanas tu puedes conseguir dinero, tu puedes conseguir influencia, puedes conseguir clientes, puedes conseguir recursos humanos para tu negocio, para tu firma. Una persona que tiene destreza en el área de relaciones humanas es un tesoro para una organización y si el líder principal esa es su área fuerte, mira, es tremendo.

Entonces, ese líder no debe estar en su oficina escribiendo materiales de publicidad para la agencia o crunching numbers, procesando los números de las estadísticas. Es un desperdicio de su destreza y su tiempo, y la firma está perdiendo. No, metan a esa persona allá afuera, a la calle a traerle millones de dólares a la Compañía y a poner la cara de la Compañía ante el público. Ese es su fuerza y ese es su don. Búsquese una persona que sea buena con los números o que sea buena con el área de planificación y en todo lo posible dejen a esa persona trabajar en su fortaleza, porque eso le saca mucho más dinero a la Compañía y eso tiene más leverage como dicen, tiene más influencia, más arrastre en el desempeño de la Compañía o del ministerio.

Pero para eso uno necesita saber cuál es su don y entonces trabajar más en esa dirección. Y podríamos estar aquí mucho tiempo, por ejemplo, en el ministerio, en el pastorado, cuáles son los dones del pastor y cómo esos dones pueden poner la congregación más alto, desarrollarla más. Es un área, por ejemplo, ahora mismo en mi vida en que yo tengo que …cuáles son los dones que Dios está desarrollando en esta etapa de mi vida. Y yo tengo que estar enfatizando esa área porque eso va a ser de más provecho a la congregación. Entonces yo tengo que rodearme con líderes, desarrollar líderes, por eso es que estamos en este asunto.

¿Por qué estoy yo aquí hoy pasando 4 horas de mi vida con ustedes? Porque ustedes tienen un poder increíble para avanzar nuestra iglesia. Y al ustedes crecer en su desempeño de liderazgo eso me da a mí más libertad para hacer otras cosas y para estar en otras dimensiones que pueden bendecir a la iglesia en maneras más extraordinarias.

Déjenme decirles porque esto no tiene límite. El martes fui a una reunión de célula de hombres y me tiraron la pollita que siempre me tiran de vez en cuando: pastor, no lo vemos lo suficiente por aquí. Varias veces me la tiraron. Sí, entonces yo les decía, hermanos, de hecho es la tercera vez que voy al grupo y ha ido Omar, ha ido Gregory, ha ido Samuel, ha ido el pastor Sábano, ha ido Gonzalo. Esa gente ha recibido más que cualquier otra célula del mundo desde los líderes principales de la iglesia.

Pero yo les decía, hermanos, yo no puedo estar todo el tiempo sobándole la barriguita a…hago todo lo posible pero mi posición demanda que yo esté en otras cosas porque uno tiene que… el mejor uso del tiempo y yo creo que según una iglesia va desarrollándose y madurando tiene que entender más y más eso, darle más espacio a sus líderes para que puedan estar donde ellos pueden ser de mayor impacto al desarrollo de su congregación.

Y asimismo tu en tu trabajo ministerial, por ejemplo, medio día que tu te tomes para reflexionar sobre, digamos, los ujieres o la persona que dirige un grupo, cómprese un libro sobre ujieres, o sobre adoración y saque tiempo, saque un sábado para leer 20 páginas de cómo yo puedo mejorar mi ministerio y cuáles son las cosas que yo debo hacer para ponerlo a otro nivel. Ese tiempo quizás tu no vas a poder haciendo otras cosas en tu ministerio, pero ese tiempo que parece como que no tiene valor, es un tiempo precioso. Porque cuando tu ya entonces inviertas tu vas a poder entender mejor cómo dirigir a tus ujieres o cómo dirigir mejor un tiempo de alabanza o cómo preparar mejor, cuáles son las dinámicas de la adoración o lo que sea.

En el área, digamos, la campaña financiera. Ok, saca una mañana y léete sobre qué se hace para sanear una campaña financiera en una iglesia, en una institución. Ese tiempo quizás no vas a poder tener una reunión que quisieras pero es mucho más valioso porque te va a desarrollar en esa área importante que es de valor para ti, de necesidad para ti.

Entonces, es importante que uno, para conocer las áreas fuertes de uno y entonces usarlas y desarrollarlas, eso quiere decir que muchas veces usted tiene que, volvemos a lo mismo de sacar tiempo estratégico para usarlo al máximo, usar tu don, el don que tu sabes que tu tienes, tu tienes que usarlo al máximo y eso requiere, entonces que tu desarrolles ese don. O si no tienes ese don que es necesario, por lo menos, aprende un poco acerca de ello para que aunque no sea tu parte fuerte, pero por lo menos conozcas un poco acerca de eso.

¿Usted ve cómo estas cosas se mezclan una con la otra? El liderazgo es algo bien complejo. Pero muchas veces no sacamos tiempo para fortalecer nuestro don o para usarlo estratégicamente. Entonces simplemente estamos haciendo, haciendo, haciendo, trabajando, trabajando, trabajando y no le sacamos provecho. ¿Por qué? Porque no estamos usando el don adecuadamente, no estamos desarrollándolo estratégicamente, no estamos ejerciendo la influencia en el punto de palaqueo máximo donde cualquier intervención obtiene un máximo de resultado, sino que lo que estamos haciendo es cositas.

Uno de los problemas de los líderes es que estamos continuamente trabajando y no sacamos tiempo fértil, lo que yo llamaría tiempo fértil donde, es tiempo que parece que no lo estás usando bien, pero es un tiempo profundamente preñado que cuando tu lo inviertes te va a rendir dividendos increíbles en el futuro.

Entonces nosotros tenemos que tener esa capacidad para entender cómo sacar tiempos para cultivar el don que Dios nos ha dado, desarrollarlo `más en el secreto, en la quietud, en el silencio, en la inacción y la espera para entonces cuando disparemos ese don, tenga un máximo de impacto. Pero para eso tenemos que saber cuál es nuestro don, si no lo conocemos, no sabemos entonces cuál es y cómo debemos usarlo. Pero en nuestro ministerio eso es bien, bien importante.

Eso quiere decir también entonces que otras personas van a tener que desarrollar, mientras tu estás haciendo eso, tu vas a tener que tener otras personas que puedan tomar the slack, la soga que se soltó ahora otro tiene que tomarla, porque tu la soltaste un poco para hacer lo que tienes que hacer, pero hay dos personas que pueden…

Yo estoy aquí por eso, porque este tiempo que yo invierto en ustedes, yo espero que con la ayuda del Señor, que rinda dividendos que me permitan entonces a mí, si yo saqué 4 horas para esto y el tiempo de preparación pero posiblemente eso me permita en un futuro tener 24 horas libres, así que ¿no está mal, un 600% de retorno verdad que sí en la inversión? Pero uno tiene que pensar así estratégicamente y a largo plazo para poder desarrollar sus destrezas y desarrollar sus líderes.

Patty: en esa misma línea de pensamiento de cómo conocerse a sí mismo, yo creo que en estos últimos años yo estoy aprendiendo que uno a veces pasa toda su vida haciendo cosas, desarrollando su liderazgo, pero muy pocas veces uno se pregunta, preguntas bien claras y fundamentales que le van a ayudar a la persona a identificar esas áreas débiles y complementar lo que se está haciendo. Y hay 3 preguntas, que yo leí un artículo, que me impactaron porque son preguntas bien profundas y uno puede sacarles tanta materia y una de ellas era, uno preguntarse, ¿cuál es mi estilo en mi liderazgo? Y de ahí uno le puede sacar tanto porque si uno sabe que su estilo de liderazgo es solo dar órdenes, obviamente eso tienes sus debilidades y te ayuda entonces a saber cómo mejorar eso.

Otra pregunta era ¿Cómo tomas decisiones, cuál es tu estilo de tomar decisiones? Otra vez eso te va a ayudar entonces a ver a quién necesitas a tu alrededor. Y la última pregunta era, ¿Cómo tu das el balance a tu vida y el trabajo? Que va mucho con el punto anterior de entonces darse cuenta, van a haber momentos en mi vida que yo voy a tener que decir no, y eso no quiere decir que tu seas un mal líder o un líder poco efectivo, entonces yo he aprendido que esas preguntas son fundamentales y que ayudan entonces a conocer tus áreas fuertes, tus áreas débiles, y ser realista contigo misma.

Totalmente, bien dicho. Una de mis áreas débiles es precisamente saber cuándo decir, no puedo, y decir no, esa palabrita es una de las palabras más poderosas de todo el mundo: ‘no’. Tiene mucho poder, esas dos letras tienen mucho poder y nosotros tenemos dificultad en usarlas porque queremos agradar y queremos bendecir. Sin embargo, ahora el saber tu que eso es un problema que tu tienes, te ayuda, como digo, cuando disparas echa el rifle un poquito para el lado para corregir su tendencia.

Tu tienes que rodearte con gente que te mantenga accountable en esa área de no decir que sí demasiado, o comprometerte demasiado, o aprobar demasiado. Muchos pastores no sabemos decir no, y es una de las cosas que debilita nuestro liderazgo porque queremos servir, amar, agradar, entonces a veces nos cogen de soquete, como decimos nosotros en buen dominicano, abusan de nosotros y entonces nos están tirando por aquí y por allá y la iglesia es un desastre, todo el mundo hace lo que le da la gana y a veces la gente hasta se soborna emocionalmente, they blackmail you, te chantajean diciéndote que tu eres un dictador, que tu no sabes escuchar a la gente, y todo eso, porque lo están diciendo es, déjenme hacer lo que yo quiero, si usted no me deja hacer lo que yo quiero pues usted es un dictador. Hay que tener cuidado con eso, porque queremos agradar y la gente como que manipula eso un poquito.

Fanny por aquí, perdona hace tiempo que no…

Fanny: Es importante ….. no solamente apartar y planificar el tiempo sino planificar lo que se va a ser en el tiempo de retiro

Totalmente, intencionalidad.

Fanny: y una parte importante, por ejemplo, para conocernos a nosotros mismos …. De yo no veo, o no las veo o a veces bloqueé cuando …. cierta área de mi vida y no la veo, pero yo aprendí que el Espíritu Santo puede dominar esas áreas. …. ese tiempo de retiro en dejar un tiempo para pedir al Espíritu Santo ese…… sabiduría ….. acerca de mí mismo, pedirle al Espíritu Santo …. nos las muestra, entonces a partir de ahí … trabajar con los dones en estas áreas. Primero ….. sanidad interior, … necesita ser sanado… para entonces poder trabajar en sus dones y … más fácil…. también las debilidades, el Espíritu Santo nos guía, los libros, planificar los retiros para que…. de ahí con algo tangible de que …. o no todavía … Espíritu Santo ……. en el mismo nivel, sigues ahí, tienes que seguir luchando con esa área…. libros y prepararse uno antes del tiempo….. eso es bueno también

Claro que sí, prepararnos antes de sacar tiempo para reflexionar, de manera que aprovechemos al máximo y pedirle al Espíritu Santo sabiduría. Yo tenía aquí escrito, salmo 139, final del salmo 139.

“….examíname oh Dios y conoce mi corazón, pruébame y conoce mis pensamientos y ve si hay en mí camino de perversidad y guíame por el camino eterno…”

Ese camino de perversidad no tiene que ser necesariamente lascivia o inmoralidad. Camino de perversidad es cualquier cosa, camino de torcedura, yo diría, cualquier cosa que deforme o distorsione tu vida, tu desempeño ministerial, tu liderazgo. Señor, enséñamelo muéstramelo y entonces guíame por el camino claro, derecho, verdadero. Eso es muy importante. Eso es uno de mis versículos claves en la vida porque apunta al conocernos a nosotros mismos como líderes.

Ha esperado tanto tiempo que te voy a dar tiempo con intereses.

¿: Hermanos, yo he estado pensando …. se conoce a sí mismo y usted hablaba del tiempo que hay que tomar para reflexionar en uno mismo y poder recargar las baterías. Pero también venía a mi mente el poder recargar las baterías pero también poder tener otro hermano líder para poder pedirle ayuda porque cuando se es líder y se trabaja bastante con hermanos espiritualmente también se desgasta uno, entonces uno necesita ayuda. Y a veces uno como líder como que no quisiera decir ciertas cosas, porque como usted decía, porque no quiero, me siento avergonzado por lo que voy a decir, pero creo que cuando uno logra romper esa barrera y logra llegar como otro hermano y decirle, mira, estoy fallando o tengo este problema, esto y esto, ayuda mucho. Eso también nos inyecta más fortaleza.

Ahí entra la transparencia también, que una de las cosas más difíciles, cuando tu estás en un área que va a rebajar tu imagen, que tu tanto proteges, poder decirle a alguien y confiar en alguien y confesarte, pero es tremendamente sanador. Y eso requiere gente entonces que pueda guardar el secreto y que no te subestime porque tu tuviste el valor.

Mire, yo en esa oficina, hermanos, en las paredes están escritas cosas increíbles, invisiblemente pero están allí. Ahí la gente habla de todo. Y muchas veces yo me he encontrado con todo gozo diciéndoles, ¿saben qué? Gracias, ahora te respeto más que lo que te respetaba antes. Y dicen cosas que son pesadas porque yo amo y admiro la gente que saca las cosas a la luz y se obliga porque quiere experimentar la sanidad del Señor. Y eso en vez de rebajarlos ante mis ojos, lo que hace es que me los engrandece y los levanta porque han tenido el valor. Eso requiere valor.

Natalia: ….. si usted consideraba …. A preguntarle a alguien cuáles son, alguien por supuesto que uno considere de excelencia, si era prudente preguntarle, qué tu ves en mí que no funciona, que yo no puedo ver.

Claro que sí, eso es una buena pregunta y de nuevo, requiere una persona con madurez y con capacidad observadora para que te pueda dar una buena respuesta, y también con una fortaleza espiritual que pueda decirte las cosas de una manera adecuada.

Porque yo creo que definitivamente, si tu encuentras esa persona, hazlo sin titubeo. Ahora, habiendo dicho eso, de nuevo, esa es mi respuesta. Simplemente añado ahora un asterisco a ella y es que tengamos cuidado a quién confiamos ese privilegio tan grande porque es un privilegio muy delicado. Tu le estás dando a esa persona una copa de una delicadeza que si la aprieta demasiado te la va a romper inmediatamente. Entonces muchas veces cuando nosotros confiamos una visión, por ejemplo, muy querida, muy amada a alguien y si no la sabe manejar muchas veces la va a ensuciar y la va a matar o a lo mínimo la va a complicar. Entonces uno tiene que saber con quién uno comparte esos niveles de intimidad y de delicadeza porque si no muchas veces no van a saber manejarlo y te va a empobrecer en vez de enriquecerte. Entonces uno tiene que tener cuidado porque a veces también las personas proyectan sus propios issues sobre ti y entonces están viendo cosas que en realidad no están viendo. Las están viendo a través de sus propios defectos y entonces te van a decir cosas que no son en realidad tu, son ellos proyectando sus temas y sus problemas sobre ti.

Entonces es bueno tener cuidado, escoger gente que verdaderamente sea capaz de manejar esa bella copa, ese tesoro que tu estás poniendo en sus manos.

Carmen, por acá, y entonces Gloria aquí. Quiero apuntar a gente que, para balancear un poquito, pero volveremos allá pero quiero que haya una buena diversidad. Carmen.

Carmen: …… lo que yo precisamente iba a compartir fue lo que se … de hablar y yo pongo un ejemplo, el retiro de las mujeres que nosotros las mujeres esperamos ansiosamente este tiempo donde también se le da oportunidad de dialogar…… y a veces cuando personas que hemos visto como se ha desarrollado el evento y que estamos satisfechos en las evaluaciones vemos cosas como horribles y ahí es donde el líder tiene que ver bien plantado lo que quiere porque si nos llevamos de la gente estaríamos cambiando por …… para satisfacer, y toda la gente nunca va a estar satisfecha por mejor que sea el evento. Ahí entonces necesitamos la dirección de Dios, saber ante los ojos de Dios, si lo que yo estoy haciendo está satisfecho por Dios, si Dios está satisfecho con mi trabajo para agradarlo a él.

Tiene que haber ese balance, de nuevo, la misma cosa, tiene que haber un balance en esas áreas.

Gloria: ……… sobre…. Alguien viene a ……… de una situación. El líder debe estar conciente de que …………. la situación y no la persona porque eso crea una situación compleja. Si él está claro ………….. la reacción va a ser más sana …….. cuando toma …. Personal. Muchas veces ………..

Muy bueno, separar la situación de la persona. Me está hablando o me está hablando a mi situación o a la acción. Sí, porque si no personalizamos y también yo creo que la persona que habla esas cosas también debe como tratar de separar eso también. Si usted va a ofrecer una crítica use, lo más posible, un lenguaje que no sea condenatorio y que no tienda a rebajar a la persona o a hacer que la persona se sienta como condenada o apuntada, sino que escoja un lenguaje que edifique más bien y que fortalezca en vez de debilitar. Es muy importante eso.

Cecilia: Solamente que yo pienso, volviendo siempre, lo mismo estamos hablando, pero de la honestidad y todo, con respecto a ser honestos, yo siempre supe que el Señor a mí me enseñó que la principal célula es el hogar donde se empieza todo, principio de vida de los niños y todo. Ser honesto uno con sus hijos, todo lo que cabe hablar siempre con la verdad y basado en eso de que si a uno le preguntan si es honesto o no, porque yo estoy admirada hace 8 días yo tuve una conversación con una persona que dijo que traen gente de testimonio y todo, y de su propia congregación, no hay gente con buenos testimonios. ¿Saben qué pasa, hermana? Que muchas veces los buenos testimonios la familia no lo sabe porque han ido algunas cosas de errores, y entonces prefieren irlos a decir a otro lado, que decirlos en la propia congregación. Guau, yo me quedé helada porque yo considero que Dios a mí me enseñó a ser honesta con mis hijos. Mis hijos saben mi vida, usted sabe mi vida, y es un testimonio que yo doy y no me avergüenzo pero porque Dios a mí me rescató entonces yo creo que esa es una parte importante de la honestidad, pero que si hay honestidad en un hogar, hay comunión con los hijos, primeramente que es tan importante y salir a darlo porque si no hay comunión en un hogar no se pueda …. Y la iglesia espera que la familia venga honesta porque a veces pensamos la honestidad está en la iglesia, ………. De todo lo que yo hice o hago. No, hay que ser honesto desde el hogar, para que los niños crezcan sabiendo que pueden afrontarlo todo con la verdad y la honestidad. Entonces la iglesia puede ser una iglesia honesta porque goza de unas familias honestas.

Amen. Amen. La familia es el frente ministerial, misional número uno y ahí es donde tenemos que practicar estas virtudes. El primordial liderazgo lo tenemos que efectuar en nuestro hogar, con los nuestros, los más cercanos a nosotros. Y ahí es donde verdaderamente nos probamos porque ahí tenemos gente que nos está viendo 24 horas al día muchas veces y conoce todas las áreas de nuestra vida. Y si no podemos bregar con eso, el que puede ganarse el respeto de su familia y sus seres queridos es más importante que el que se gana el respeto de su congregación, yo diría, porque su familia sabe todo lo que hay allí. Y debemos apuntar, esa es nuestra norma primordial. Es muy importante eso.

Lo que dice aquí el Apóstol Santiago, “… confesaos vuestras ofensas unos a otros y orad unos por otros para que seáis sanados…”

Ahí entonces dos palabra, confesar y orar unos por los otros. Primero viene la confesión, la mutualidad, yo llamo eso la mutualidad, donde el líder, la líder, ¿sabe que el papa tiene su confesor, verdad que sí? ¿Quién confiesa al papa, imagínese? Tiene que haber un ser humano que confiese según la teología católica, y quién confiesa a ese hombre. Pero hay una persona que es el confesor del papa, existe tal cosa. Y esa es la persona a quien el papa se confiesa. ¿Usted se imagina eso? Qué tipo de persona tiene que ser esa? Primero capaz de guardar un secreto porque Oprah daría cualquier cosa por esa confesión, tenerla en su programa. ¿Por qué? porque se reconoce que todos necesitamos confesar algo y hablar y en la confesión hay sanidad.

Ahora, después de la confesión viene la oración, ministrarnos unos a otros. Otro recibe entonces ora para que el perdón de Dios, la sanidad venga sobre esa persona. Esa parte que tu señalas también de ese otro aspecto, una vez que tu sabes algo, pues, háblalo de una manera muy adecuada, con mucho cuidado, porque hay gente que no va a poder recibir lo que tu estás diciendo. Y es importante.

Bueno, hay una última, bueno son dos más, son 8 virtudes que había aquí pero yo quiero ser fiel a las 12.30, está bien, pero vamos a hacer una más y vamos a dejarlo allí entonces.

Otra virtud importante y de nuevo para propósitos de resumen la virtudes que hemos señalado: integridad, sobriedad, humildad, transparencia, conocimiento de sí mismo, o de nosotros mismos, y una sexta virtud que quiero señalar, muy importante para el liderazgo es la capacidad para observar nuestro entorno, lo que llamamos el entorno. ¿Qué es el entorno? El medio ambiente, el ámbito en el cual nos encontramos o nos movemos.

Eso viene con la capacidad de conocernos a nosotros mismos, pero es algo diferente. Aquí no es tanto conocernos a nosotros como conocer el agua que estamos navegando, el ámbito donde nos estamos moviendo, la comunidad en la cual estamos ministrando, el lugar o la situación donde nos encontramos en un momento dado del ministerio.

Y esa persona observa su entorno, entre otras cosas, 1) examina y conoce el ambiente en que se mueve y se pone a tono con el ambiente. Por ejemplo, yo soy dominicano pero ministro,…. Me domine y cuando yo predico solamente estoy hablando de arroz con habichuelas, de sancocho y de dichos dominicanos y todo eso. ¿Qué pasa? Enajeno y pierdo al 90% de mi congregación, 80% de mi congregación. Yo tengo que conocer mi entorno y adecuar mi liderazgo a ese ambiente multinacional, multiétnico, multicultural que yo ministro para poder ponerme a tono y ser efectivo. En un sentido yo tengo que poner en entredicho y entre paréntesis mi aspecto humano personal y ponerme a tono con algo mucho mayor, más amplio que yo.

Es decir, que si yo no examino mi entorno entonces no puedo ser efectivo. Hay mucha gente que por eso no puede ser efectivo porque son demasiado de un país entonces ¿Qué pasa? Que entonces solamente pueden tener gente de su país en su congregación y los demás se sienten como enajenados, se sienten ignorados. Entonces el líder tiene que entender eso, si usted le está ministrando en su liderazgo a un grupo de gente diferente, debe entender eso para poder balancear las cosas.

Por ejemplo, en el área de adoración, digo, bueno, de vez en cuando incluir himnos porque hay gente que se crió y se nutrió con esos himnos antiguos y no todo el mundo creció solamente con alabanza y adoración. Entonces, si usted conoce a su congregación usted va a balancear de vez en cuando, métale un himnito allí, Castillo fuerte de nuestro Dios o Cómo poder estar triste, o lo que sea. Tírele ahí su himnito para que mastiquen un poquito y sientan que pueden transportarse a su antiguo tiempo allá en su país o lo que sea, y se van a sentir agradecidos.

Si usted tiene caribeños en su grupo pues mire, de vez en cuando, sáltese un chiste allí porque a los caribeños les gusta el chiste o haga una referencia al mangú o lo que sea y los va a tener comiendo de su mano, porque dicen, guau, esta persona sabe de dónde yo vengo y quien soy. Y entonces cuando usted le quiera meter el cuchillo por una crítica, se lo van a recibir porque ya los tiene contentos.

Hay que entender estas cosas, eso es parte de un liderazgo efectivo porque usted conoce a su entorno. Por ejemplo, el sudamericano es más formal en sus cosas y si usted llega a donde un grupo sudamericano y comienza a tutear a la gente enseguida, tu, tu, eso al sudamericano a veces le choca porque el sudamericano es, es más los colombianos, vuestra merced, y …. Y hacen veinte mil genuflexiones y cosas porque son formales. El puertorriqueño y el dominicano, enseguida tu, porque somos más informales nosotros y entonces si usted sabe su entorno y su ambiente, usted va a adecuar. Si usted está entre centroamericanos, por ejemplo, de nuevo hay un nivel de mayor formalidad así que usted no puede venir con chistes demasiado acelerados o presumen demasiada confianza porque lo van a enajenar. Y a veces la gente peca de esas cosas porque no entiende su ambiente.

Y a veces como líderes, como no sabemos la gente a quien le estamos ministrando y sirviendo, no entendemos los temperamentos culturales, los temperamentos de la gente con quien estamos bregando y entonces perdemos oportunidades de ser más efectivos en nuestro liderazgo. Mientras que cuando uno aprende uno desarrollo ese ojo, desde que tu entras a un ambiente enseguida tu entiendes dónde estás y adecuas tu comportamiento a ese ambiente y puedes ser mucho más efectivo.

Entonces si tu vas a la China o a Japón ya tu sabes que aunque no conozcas toda la cultura esa gente es mucho más formal, hay que tomarse tiempo con ellos, hay ser mucho más cortés y usar más fórmulas en todas las cosas.

Una de las cosas, por ejemplo, los americanos, los hombres de negocios americanos cuando llegan a Japón y van, digamos, a almorzar, tienen una reunión de negocios y van a almorzar. El americano quiere enseguida comenzar a hablar de negocios, y la mejor manera de tu perder un cliente japonés es meterte enseguida a hablar de negocios. Porque el americano viene con la cosa de que hay que aprovechar el tiempo, el tiempo es oro y esto es un negocio y vamos enseguida a lo que vinimos. El japonés no, el japonés quiere sentarse allí a hablar contigo, a hablar de la familia, a hablar de la cultura, y después como a las 3 horas entonces sí, si todo va bien, en 15 se resuelve el negocio porque ya te quieren y tu les caes bien, etc. y es cuestión de cerrar el asunto. Pero cuando los norteamericanos comienzan a hablar enseguida de negocios es una ofensa y probablemente están dañando sus posibilidades de éxito porque no conocen la cultura, no conocen el medio ambiente.

Entonces, el líder tiene que conocer su entorno, tiene que examinar y conocer el ambiente en que se mueve: quiénes son tus líderes, cuáles son sus temperamentos, cuál es su cultura, cuáles son los problemas de tu ministerio, cuáles son las faltas, las debilidades, cuáles son los estilos de las diferentes personas que están bajo tu liderazgo o quienes tu te estás asociando y asegúrate de adecuar la máquina del liderazgo a eso y calibrarla conforme a esas diferentes coordenadas de manera que tu pierdes la capacidad de observar lo que está pasando y entonces pierde la oportunidad de obtener mucha información valiosa de su entorno.

Si yo veo que estoy hablando y veo varias personas mirando su reloj ya yo sé que me están diciendo algo. No es que me lo están diciendo a mí pero su cuerpo me está diciendo algo a mí. Ellos creen que son los únicos que están mirando el reloj pero yo que estoy aquí, estoy mirando que varios están mirando el reloj y eso ya es una cosa, mira termina. No eres tan interesante como tu pensabas.

Y si yo veo que alguien hace así y gotea, pum, y se cae de la silla, yo debo entender que eso me está diciendo algo de mi efecto soporífero sobre esa persona en particular. Y entonces debo adecuarme. Pero hay mucha gente que no. Mire, están en una conversación y usted ya ha hecho todo lo posible por dejarle saber que usted quiere irse. Usted se ha cambiado de posición, le ha completado las oraciones. Eso es otra cosa, cuando yo veo gente que me está completando las oraciones a mí, yo sé ya que me están diciendo, me tengo que ir. Yo he aprendido que eso es un indicio claro. Y ¿saben qué? como yo sé eso, cuando me encuentro haciendo eso me cayo porque sé que si la persona es observadora me va a entender que lo que yo estoy diciendo, que yo me quiero ir. Fíjese lo demoníaco que son las cosas en ese caso. Sí, porque es que uno tiene que verse viendo, y siendo visto, que son triples y cuádruples, las cosas de la lucidez. Pero uno tiene que observarlo.

Los psiquiatras, los psicólogos son muy buenos en esa área. ellos saben que si una persona cruza la piernas y los brazos está diciendo, no quiero más o estoy resistiendo lo que me estás diciendo, o me siento incómodo con lo que estás diciendo, o lo que sea. Si comienza a hacer movimientos rápidos y volátiles, ya usted sabe, está diciendo… si comienza a parpadear muy rápido, le comienza a salir espuma por la boca, baje un poquito el volumen, cosas así. Hay muchas señales que da la gente, cantidad de señales que la gente da continuamente para dejarle saber lo que están pensando y muchos de nosotros, a menos que uno sea un camión de 18 ruedas, que nos pase por encima, no nos damos por enterado de lo que está pasando. Pero la persona que cultiva la capacidad para observar a los demás y observar su entorno, tiene una cantidad de información increíble que la gente le está dando sin darse cuenta y que lo ayuda a usted a adecuar su comportamiento y sus intervenciones. Y también le dice si alguien se está preparando para pegarle un balazo, sí, cállate ya, suficiente por hoy, déjalo que se enfríe un poquito.

Carmen: también yo sé que estoy incluye lo que tu has hablado, pero es importante el observar el nivel educacional del grupo que tenemos, porque si usan palabras o unos términos muy finos las otras personas se ….. no va a entender, y todos son necesarios porque aunque pensemos que ….. esa persona o lo que dice, es importante en el grupo. En la clase de discipulado nosotros damos exámenes. Hay personas que le tienen terror al examen pero eso no quiere decir que la que sabe mucho y que toma el examen, ha asimilado más que el que no le gusta…. Pero quizás no tiene una educación muy abierta y eso es muy importante cuando está… grupo.

Absolutamente.

Carmen: Usar la terminología que …… emplear

Y saber de qué se compone tu clase y cómo asegurarte de que cada persona tenga oportunidad de recibir algo. En una clase puede haber gente muy callada y eso no quiere decir que no sea profundísima esa persona, o que no esté poniendo atención a todo lo que está diciendo, pero esa gente muchas veces le gusta que los inviten a hablar entonces si tu entiendes eso de esa persona, tu no vas a esperar que levante la mano, porque si esperas que levante la mano, nunca la va a levantar pero como tu sabes ya, has observado eso de esa persona, entonces hazle una pregunta y pídele que hable y entonces tu vas a descubrir que sí, que tiene mucho que decir pero simplemente que es más reservadas.

A otros hay que decirles que se callen. Y si tu haces una pregunta no los mires a ellos porque sabes que enseguida van a decirte, así que tu lo que haces es que tienes que hacer la pregunta pero no ver la persona aquí, porque olvídate es una invitación a que te den un sermón de 3 horas con tres puntos y un poema. Entonces, hay que saber cómo se compone, porque cada persona tiene un temperamento diferente.

Otro si tu le preguntas y no saben la respuesta lo vas a avergonzar y se van a sentir mal, entonces tienes que tener cuidado con esa persona también. Así es todo, mucho, Ramón, bienvenido, estás allí, mire Ramón es uno de los que no ha dicho nada pero es un hombre profundo y observador así que quiero oír lo que tiene que decirme, Ramón.

Ramón: lo que estamos tocando aquí me da un poco de risa cuando usted mencionó que tenemos que ……. O cualquier situación, pero me trae entonces a lo que sucedió con Pablo que, y por eso me río porque me gustaría saber entonces qué …. Puede entender la situación que le sucedió a Pablo cuando la persona se cayó por la ventana.

Ahí yo creo que Pablo, ¿saben qué? lo bueno de Pablo que él sabía que tenía el don de sanidad, si se le caías, él lo podía resolver. Yo creo que ahí el problema no era tanto con Pablo como con Tíquico el que se cayó, que hasta el nombre pobre ya no prometía gran cosa. Es cierto, quizás Pablo, pero quizás culturalmente esa gente estaba acostumbrada a predicaciones largas y ahí el pobre Tíquico cayó en la trampa pero gracias a Dios que Pablo sabía que fue lo restauró, lo sanó y el pobre hombre regresó a la vida. Es uno de los momentos chistosos de la Biblia. Si hay momentos chistosos, es uno de esos. Pero es cierto, hermanos, a veces yo puedo pecar eso, los predicadores que no estamos a tono con lo que está pasando con la gente.

Eso pasa también con los líderes de alabanza, por ejemplo, aquí estamos hablando de diferentes ministerios, pero los líderes de alabanza, y yo peco de eso, porque como predicador muchas veces yo puedo estar tan metido en mi predicación y creo que estoy revelando que nunca más la humanidad ha escuchado, y la gente está ya diciendo, Padre, por favor que se calle, quiero irme ya. Y yo he aprendido que yo no soy tan interesante como pienso, muchas veces, saben lo que a mí no me gusta a veces? Es mirarme en el video y en Internet porque ahí yo veo todos mis cosistas y mis arrugas. Yo pensaba que estaba poderoso, pero no era tanto así. Eso es bueno, yo lo hago a veces para ser más sobrio.

Pero muchas veces, por ejemplo, los líderes de alabanza, muchas iglesias a donde yo voy y veo este fenómeno, muchas veces cuando tu estás arriba recuerda que tu estás en una situación muy artificial, tu tienes una cantidad de adrenalina corriendo por tu sistema que cualquier cosa que tu digas y cantes suena bellísimo y tu puedes cantar un coro 38 veces y todavía podrías seguir con 62 más para completar cien. Pero la persona que está sentada allá no tiene tanta adrenalina como tu arriba. Y esa persona ya está lista para irse para la casa, en la quinta vez que tu lo repetiste.

Entonces la persona que está arriba tiene que corregir, de nuevo, usando la imagen del rifle que dispara hacia la derecha y que entonces usted tiene que adecuar para que de en el centro, uno tiene que factor that in cuando usted está dirigiendo de manera que usted sepa lo que usted está experimentando no es tanto la unción del Espíritu Santo como simplemente la adrenalina que está dentro de usted que le hace continuar y por eso muchas veces ya hace tiempo que la gente arregló la maleta y se fue de viaje mentalmente, pero uno todavía cree que tiene la congregación con uno, pero uno ve ya que la gente comienza, primero dejan de cantar, después se sientan, al rato simplemente se voltean y todavía el grupo sigue allí dándole a la manigueta.

No, no pasa en ninguna iglesia. Pero no, y así pasa con tantas cosas, los predicadores pecamos de eso. Yo le digo por mi propia cuenta, continuamente. Los maestros pecan de eso. A veces hablan demasiado de las cosas o azotamos el pobre caballo hasta el punto de que ya está muerto y no queda nada, los huesos, pero seguimos dándole. Y el punto ya hace rato que usted lo completó. Siga, váyase a otro.

Y así pasa con los hijos, a veces yo me he dado cuenta eso, a veces estoy diciendo cosas a mis hijas, and you can tell that their eyes are glazed over, ya hace rato que las persianas las bajaron, no te están escuchando. Pero uno, como está tan entusiasmado con lo que está diciendo, uno cree que está impartiéndole palabras de vida eterna, pero ella hace rato que se fue del ambiente. Pero uno, como padre, uno está tan metido en lo que uno está diciendo que uno cree que no, que esto, entonces uno tiene que saber cuándo ya usaste tu tiempo, brincaste tarea, salte de la soga para que otro brinque.

Y eso es algo que todos pecamos de ello. Pero eso es porque muchas veces no estamos observando las señales. Si la persona ya comienza a voltear la cara y hacer otras cosas, mira, ya, say goodbye, otro día das el Nuevo Testamento, ya diste el Viejo ahora el Nuevo se lo predicas en otra ocasión.

¿: ………….

Sí eso me ocurre generalmente como a las 12, 12.15. Traiga su lunch y entonces coma. Es cierto, hay cosas que todos tenemos nuestras deformaciones, nuestros tics que siempre abusamos. Por eso también es bueno conocer esas cosas y usted adecuar. Obsérvese a sí mismo cuáles son sus áreas donde usted tiene que aprender en eso.

Entonces, todo esto de observar su entorno, examina, conoce el ambiente, ya hemos dicho que examine la dinámica humana en que se encuentra y hace los ajustes necesarios, analiza sus reacciones, sus propias reacciones al ambiente, por qué estoy yo, por qué me siento incómodo con esta persona, por qué me siente… muchas veces algo ya me está diciendo que yo debo retirarme, debo irme o esa persona no es adecuada para esta conversación o lo que sea, pero no estamos haciendo los ajustes necesarios. Escuche sus propios instintos, qué le está diciendo su cuerpo, sus emociones en un momento dado, y saque información de eso también.

Me gusta ese versículo, ese pasaje de Primera de Corintios donde dice “el amor no es indecoroso”. Ese indecoroso en el griego original se refiere precisamente al amor nos lleva muchas veces a no, nos permite no hacer cosas que son inadecuadas para el momento o la persona o el ambiente donde nos encontramos. Eso es lo que quiere decir, no es indecoroso, no quiere decir que no es, por ejemplo, inmoral. No, yo siempre pregunté ¿por qué puso Pablo eso ahí inspirado por el Espíritu Santo? ¿Qué tiene que ver el amor con no ser indecoroso? Y yo he llegado a la conclusión de que el amor nos permite estar a tono con los demás. El amor es esa capacidad para usted salirse de sí mismo y poner su atención sobre las necesidades y la condición del otro.

La persona que tiene el amor de Cristo es una persona que puede ponerse a tono, es una persona empática y compasiva, puede sentir lo que los otros sienten, puede salirse de sí mismo y ponerse a tono con la vivencia de los demás. Entonces, la persona que puede ponerse a tono con las vivencias de los demás puede escuchar lo que los demás están diciendo, y puede ponerle atención, puede dedicar energía a saber lo que los otros están pensando y sintiendo, porque el amor es como un radar que te permite escuchar y sentir lo que otros sienten. Entonces por eso es que la persona que tiene amor, cuando está en un ambiente y se preocupa por lo que los demás están sintiendo y lo que son, eso le permite ajustarse de manera que sus acciones no son indecorosas, no son inadecuadas.

Ve lo que estoy diciendo entonces? No es indecoroso porque esa persona, su amor le permite sentir lo que es adecuado para los demás y para su entorno. Si estás en el Japón te pones a tono con esa cultura, si estás entre pobres, tu sabes que no te vas a poner a hablar del Lexus que dejaste allá en Boston y si estás con un matrimonio que tiene problemas familiares no le vas a estar diciendo que bello es tu matrimonio, y cómo Dios te bendijo con una esposa ideal, o lo que sea. Si tiene problema con los hijos no estés estrujándole en la cara de que tus hijos son un dechado de virtudes, porque el amor que está en ti te permite entender las heridas y ponerte a tono. Eso es lo que quería decir, no es indecoroso y eso tiene mucha cola, les aseguro.

Otra cosa, la persona que observa su entorno ocupa su lugar. Quiero ser fiel a esto aquí, así que observa las reacciones de los demás y se ajusta, ya hemos dicho acerca de eso. Otra cosa, antes de hablar observa y espera y entonces habla porque hay que ganar inteligencia. Intelligence en el sentido de espionaje. Tu entras en un lugar, obtienes inteligencia, mira bien, escucha a la gente, trata de ambientarte y entonces intervienes y hablas.

... dijo que la lucidez es importante para tu, tienes que ser lúcido, tienes que ponerte en la esquinita y mirarte a ti mismo y mirar a los demás mientras tu mismo participas en una situación. Sabe cuándo dejar de hablar o retirarse, ya he dicho eso. Lee las señales que le dan los demás y hace ajustes, ya dije eso. Hay que conocer lo de adentro uno mismo, y lo de afuera, su medio ambiente. Esas dos cosas es observar el entorno.

Tu tienes que observarte a ti mismo, conocerte a ti mismo y conocer tu medio ambiente por eso es que lo puso uno detrás del otro. Conocerse a sí mismo es importante y conocer su entorno es igualmente importante. Si tu puedes combinar esos dos conocimientos tu eres un gigante espiritual. Si además de conocerte y tus reacciones, tus defectos, tus heridas, tus tendencias, tus deformaciones, tus temores, y conocer también el ambiente en que te mueves, óyeme, tu estás muy por encima de lo que las demás personas tienen para el desempeño social. Y eso te va a ayudar mucho, mucho en tu desempeño como líder. Amen.

Esas son algunas de las cualidades, todavía nos queda mucho más, yo espero que la próxima vez que nos veamos podamos continuar. Y déjele saber a otras personas para que puedan estar con nosotros y aprovechar esto. Sí, ……., una pregunta en voz alta.

¿: Con referencia …………. Conocer las reacciones, ¿no podría eso poner mucha presión en cuanto uno…….. lo que tiene que hacer ………?

No podría completar o limitar?

¿: ……………. Yo pienso que los demás, o creo que los demás no están pensando y traer el mensaje …………….

La pregunta es excelente y va a lo que yo dije originalmente que estas cualidades son dinámicas y están en tensión una con la otra y que hay que matizar, se matizan una a la otra mutuamente y que muchas veces no es blanco o negro, sino es un punto intermedio entre los dos. Yo creo que por ejemplo, esa capacidad de observar tu entorno parecería estar en conflicto con la integridad, porque la integridad te dice, di lo que es verdadero y justo, y esta capacidad te dice, ten cuidado cuándo lo dices y a quién se lo dices, y cómo se lo dices y si ya agotaste el tiempo que tenías para decirlo o si estás tirando tus perlas a los cerdos y si vale la pena que tu te metas en una pelea que no vas a ganar o que no vas a sacar nada de ella.

Entonces una cosa matiza la otra. Ahora, también si tu conoces a la persona a quien le estás hablando y si tu sabes que esa persona por ejemplo, su marido la golpea o la denigra, o no la valora y tu tienes algo que decirle que puede ser negativo y chocante, tu vas a tener que tener mucho cuidado cómo se lo digas, porque ya al conocer tu el entorno en que estás interviniendo esa persona, tu vas a decir lo que vas a decir con mucho cuidado de manera que esa persona pueda recibirlo y que no te encuentres tu añadiendo a sus problemas en vez de ayudándola.

Y así podríamos añadir que entonces, es donde estas cosas se matizan una a la otra. Ahí entra también, te puedo decir por ejemplo, cómo en una situación así muchas de estas cualidades se matizan mutuamente porque ahí también entra el tu conocerte a ti misma porque tu tienes que saber primero tu tendencia quizás a decir las cosas demasiado claro y demasiado tajante y entonces si tu sabes que ese es un problema que tu tienes, eso es algo que yo tengo muchas veces, confieso que a veces creo como digo que estoy usando guantes de seda, y estoy usando un bate con un clavo pasado por el medio. Pero entonces, si tu sabes esa área de tu vida tu tienes entonces que bajar el volumen a lo máximo, parecerá que tu estás susurrando pero en realidad vas a estar hablando en una voz adecuada porque tu oído te traiciona. O también si tu sabes que quizás esa persona es simplemente que te recuerda de alguien que te desagradó y que te hizo algo malo en el pasado y por eso tu tienes… entonces tu también vas a medirte antes de decir.

La transparencia tiene lugar allí también porque si tu sabes que, mira, en el pasado tu hiciste algo parecido o tu flaqueas un poquito en los mismo, eso también te va a ayudar a cómo tu intervienes si usas paciencia y tolerancia, si intervienes rápidamente, si confiesas lo que tu has hecho también, o lo que has dicho en el pasado para que esa persona se sienta mejor y acepte mejor lo que tu estás diciendo.

Podríamos decir lo mismo en todas las demás: humildad, si tu tienes humildad tu vas a intervenir con esa persona sabiendo quién tu eres, que tu pasaste por lo mismo en el pasado. Como dice el Apóstol Pablo en Gálatas, hermanos míos, si alguno de vosotros fuera sorprendido en alguna falta vosotros que sois espirituales, corregidlo con espíritu de mansedumbre sabiendo que tu también pecaste de lo mismo, no sea que tu también caigas en la misma trampa. Entonces ahí viene la humildad.

La sobriedad, antes de todo de hablar con esa persona, vas a pensar mucho y en vez de dispararte en un momento dado, vas a esperar el momento correcto, la ocasión correcta, y todo eso. Tu ves como estas diferentes cualidades, si tu las tienes en balance van a impactar esa intervención que tu vas a hacer, y la va a hacer mucho más acertada, más atinada. Y eso es lo que pasa, que estas son como herramientas que uno tiene en una bolsa de herramientas, en un momento tu quizás sacas un rayo láser para operar un ojo, en otro sacas un serrucho de 7 pies para cortar un fémur, todo depende de lo que tu vas a hacer y si tu tienes esas herramientas y puedes usar cualquiera de ella: la transparencia en algún momento, la humildad en otro, la sobriedad en otro, la integridad en otro. Todo varía y el auto conocimiento, dominio propio, todas esas cosas son cualidades muy bellas, muy importantes que hacen de nosotros líderes verdaderamente efectivos. Amen.

Vamos a ponernos de pie, vamos a pedirle al Señor que este material que hemos compartido, lo podamos retener y usarlo adecuadamente. Omar, por favor.

Amado Dios te damos las gracias por la oportunidad que nos has concedido de poder estar aquí en esta mañana Señor Jesús, y ser nutridos con una palabra que viene directamente de tu corazón a través de nuestro pastor Roberto Miranda. Señor, pedimos que todas estas cosas permanezcan bien sólidas, grabadas en nuestro corazón y que cuando llegue el momento atenuado, el momento oportuno, que sepamos cómo proceder de acuerdo a esta enseñanza, Señor.

Pedimos tu dirección, pedimos tu sabiduría, pedimos la convicción de tu Espíritu Santo en medio de nuestros corazones para podernos analizar a la luz de todas estas cosas y ver las áreas que hay corregir y poder tomar las acciones debidas y aquellas áreas que están fuertes en nosotros poderlas fortalecer aún más para tener un servicio efectivo y eficiente en medio de tu reino, Señor, con las distintas personas que tu pones a nuestro alrededor.

Bendigo a mis hermanos, Señor, aún a las personas que nos verán después a través del Internet, que esta enseñanza sea de bendición a cada uno de ellos. Y a ti sea la gloria y el honor por siempre y siempre por tu Hijo Jesús. Amen. Amen.

Ver mas presentaciónes grabados 22 de noviembre 2008.

Comentarios

 
 

Waoo!!! Esto está muy bueno . Ha sido de gran bendición para mi, ¡y ciertamente será para todos aquellos a quienes sirvo!Gracias, Pr.R.Miranda, no lo conozco, pero me parece que debe ser cubano.

 
 

HERMANOS DOY GRASIAS A DIOS POR SUS MINISTERIOS ACABO DE ESCUCHAR UNA DE SUS ENSEÑANZAS SOBRE EL LIDERAZGO Y ME A SIDO DE MUCHA BENDICION YA QUE EN ESTA SEMANA ME ENTREGARON EL LIDERASGO DE LOS UJIRES Y HE SIDO BENDECIDA POR ESTE MENSAJE DEL HERMANO ROBERTO MIRANDA QUE DIOS LES BENDIGA.

 
 

Gracias, son una bendiciòn en el cumplimiento del llamado que el Señor les ha dado a traves de la red..... gracias nuevamente que la paz de nuestro Señor sea derramada sobre sus vidas con ricas bendiciones y que este año que viene el Señor haga realidad los anhelos personales y de la congregaciòn.......

 
 

MUCHOS SALUDOS A LA CONGREGACION LEON DE JUDA.
ESTOY SIGUIENDO EL TALLER LIDERES DE CARACTER Y ME PARECE MUY INTERESANTE, EDIFICANTE.
AL IGUAL HE SEGUDO LOS ESTUDIOS DEL PASTOR MIRANDA Y ES UNA BENDICION DE DIOS QUE USTEDES PUEDAN CONTAR CON UN EXCELENTE LIDER LLENO DE PALABRA Y SABIDURIA.
PERTENEZCO A UNA IGLESIA CRISTIANA EVANGELICA EN COLOMBIA Y CON MUCHOS DE DESEOS DE SER UTILIZADA POR DIOS.
VIVO EN VILLAVICENCIO, META Y EN LO QUE LES PUEDA COLABORAR PUEDEN CONTAR CONMIGO.
MUCHAS BENDICIONES PARA EL AÑO 2009 Y EL SEÑOR LES CONCEDA LOS DESEOS DE SUS CORAZONES EN SEGUIR DIFUNDIENDO EL EVANGELIO Y EDIFICANDO AL PUEBLO DE DIOS.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato