Sermón 16 de marzo 2008 : El don de lenguas (parte 2)

A propósito de Sermones

Vamos a la palabra del Señor. Les invito a abrir sus Biblias en Primera de Corintios, Capítulo 14. ¿De qué habló el pastor la semana pasada? Me gusta preguntar, solo para estar seguro que no hemos olvidado de semana en semana de lo que se habla. El pastor está haciendo una serie de predicaciones y enseñanzas de los dones del Espíritu Santo. Y él estaba hablando del don de lenguas la semana pasada y vamos a hacer la parte dos a esta enseñanza.

Así que una vez más, sabe que hay algunas iglesias que solamente hablan de lenguas. ¿Tu crees que es la salvación misma que hablan en lenguas tanto? Yo creo que no es problema aquí, decir la verdad, a mis 13, 14 años aquí, el sermón fue para mí fue el primero que yo escuché al pastor hablar de eso y yo sospecho que todavía hay mucha confusión y preguntas y desacuerdo y muchas cosas aquí. Tenemos una congregación bien variada, hay mucha gente nueva y yo he sentido al Señor seguir con ese tema, hacer la parte dos, así que nosotros a veces nos llamamos, somos bautistas aquí.

¿Alguien sabe cuál es nuestra denominación? Saben que, yo diría que por lo menos la mitad no sabe que somos bautistas americanos. ¿Por qué? Porque nos portamos más como pentecostales en el sentido del Espíritu Santo y la adoración y los dones del espíritu. Nos llamamos a veces bauticostales, por eso, ¿no? Bautistas confundidos, como yo soy un gringo confundido, somos bautistas confundidos, nos creemos pentecostales.

Es lindo, tenemos de los dos trasfondos: lo bautista enfatiza mucho la palabra, estudiar, pensar. Los pentecostales enfatizan el mover del Espíritu Santo juntamente con el estudio de la palabra. Nosotros creemos que podemos hacer ambas cosas, estudiar la Biblia, ser gente sobria y pensadora y también ser personas locas para Jesús, llenos del Espíritu Santo, que mueven en los dones. Así que por eso quiero hablar otra vez de ese don.

Y quiero comenzar con un testimonio de cuando yo tenía 16 años. Yo era católico, un joven, crecí en la iglesia católica, una familia linda, gracias a Dios. Mi mamá me llevó a la iglesia y unos primos me invitaron a pasar el verano con ellos. Y ellos eran pentecostales. Mi tía, buena católica, mi tía cuando yo era bebé me decía, ‘tu serás sacerdote, tu serás sacerdote’, así que algo se confundió en la transmisión, casi salió, casi, algo así.

Así que fui a estar con ellos. Ella me dice, ‘tu no te vas a poner pentecostal este verano. Tu eres católico, pero para jugar en el equipo de softball tenés que asistir a su iglesia’. Dios usa sus manera de entrarnos en su casa. Así que yo, 16 años, me congregaba en esa iglesia donde la gente gritaba, ¡Aleluya! Levantaban las manos, predicaban de la palabra y hablaban de una relación personal con Jesús.

Y a mí me gustaba mucho, fíjate, los sermones porque me gustaba escuchar enseñanza directa de la palabra, pero estaba un poquito incómodo con todo el revolú durante los cultos. Pensaba que esa gente estaban medio loca. Y yo recuerdo un día, durante ese verano, el pastor estaba predicando, fue un sermón lindo de sufrimiento en la vida cristiana y cómo Dios está con nosotros. Y al final, había un tiempo de oración, y yo sentía algo pero medio raro, algo diferente. Fue como si fuera como un tingling, no sé la palabra en español, como una agüita comenzando a fluir. Y yo me puse ahí mirando al piso y había un momento de tranquilidad, todo el mundo callaba por un momento y una señora latina, no era una iglesia latina, pero una señora latina se puso de pie y comenzó a hablar en otro idioma y yo, 16 años, pensé ‘será español’. Y no era, ‘será francés’, no era, ¿qué será? Será suahili. Yo no sabía, ella hablaba, hablaba, y mientras ella hablaba yo sentía algo, guau, eran palabras que entraban a mi corazón.

Y después había otro momento de paz y tranquilidad. Y otra persona se levantó y dio un mensaje en inglés, esa vez, un mensaje poderosísimo que hablaba como agregaba al sermón que Dios está con nosotros en las aflicciones. Y yo me quedé, me encontré como medio llorando un poco, y yo pensó ‘¿pero qué estará pasando conmigo?’ Yo no entendí eso.

Después yo pregunto a mi primo, que me había invitado a la iglesia. ‘Pero Mateo, ¿qué fue eso? ¿Y por qué habló en ese idioma, era español?’ Él dice, ‘no, no era español’. Y Yo le pregunto, ‘¿qué idioma era?’ Él dice, ‘ay, no sé, tal vez un idioma angelical’. ¿Un idioma angelical? ¿Pero cómo? No sabemos, ella habló en un idioma desconocido, un don de lenguas. Y era un idioma y yo le pregunté a mi primo, y ella entendía lo que decía. Y él dijo, ‘oh, no, no, no, por eso tuvimos que esperar una interpretación del Espíritu Santo para darnos un mensaje’.

Y él abrió la Biblia, libro de Corintios, vamos a leer el texto. Y yo como, ¿pero qué? ¿Pero por qué? Si Dios, ¿pero por qué no nos habló en inglés, por qué todo ese lío y en un idioma que ella no entiende? Pero, no entendí. Pero te digo, esa experiencia me chocó, porque para mí Dios era.. yo creía en Dios, yo rezaba mis rosarios, tenía mi fe en Dios, creía en Jesús, pero para mí él era alguien lejos, lejos. No era tan presente que pudiera dar la capacidad de hablar en un idioma desconocido. Para mí eso no era parte de mi entender de la vida cristiana. Así que esto me chocó y comenzó un proceso para mí de aprender que Jesús estaba muy, muy cerca y que yo podía aceptarlo como mi Señor y salvador. Y después encuentro que algunos católicos creen lo mismo que hablan en lenguas, que han aceptado a Jesús; se llama la renovación carismática y todo eso.

Pero después yo acepté a Cristo, llegué a ser cristiano y esto me transformó la vida. Y era observar en acción el don de lenguas. Y yo quiero hablar más de eso hoy, porque yo siento que hay confusión todavía. La cosa es que hay personas que creen que los que tienen cierto don del Espíritu Santo son mejores que otras personas. ¿No sé si tu has sentido esto alguna vez, que un amigo tuyo comienza a hablar en lenguas y te hace a ti sentir como si fueras un cristiano de segunda clase? ¿Tu has estado en estos aviones que tienen la sección de primera clase, y después todos los otros, los normales tenemos que ir atrás en el avión y estar apretado e incómodos. Solo son los especiales que pueden estar al frente del avión.

Hay algunos que hacen sentir a los demás como si los que hablan en lenguas son cristianos de primera clase y los que no, son ciudadanos del Reino tal vez, pero ahí en la puerta nomás, no son de verdad, los especiales del Señor. Y por eso tenemos nuestras defensas a veces.

Hay otros que insisten que todos tienen que experimentar exactamente lo que uno mismo ha experimentado. Para mí pasó que yo comencé a hablar en lenguas cuando estaba en mi carro manejando, así que tu también te tienes que meter en el carro, comenzar a manejar y el Señor te va a dar ese don también, y sino, falta la fe. No tienes suficiente fe. Así que hay estas malas concepciones.

Hay otras iglesias, y yo tengo amigos fíjate que han experimentado eso, que hasta enseñan cómo hablar en lenguas, enseñan. Dicen, ok, solo diga conmigo babbabababa hasta que se te salga la palabra. Y fíjate, yo tengo amigos que han recibido el don de esa manera, así que no voy a .... Dios puede hacer lo que él quiera, pero no hacemos eso aquí.

El don de lenguas para definirlo. Hay algunos nuevos que están pensando, ‘¿y por qué está hablando b de lenguas? ¿Por qué, qué es eso? Don de lenguas es la capacidad dada por el Espíritu Santo para orar, adorar o profetizar en un idioma desconocido al mismo hablante.

Don de lenguas es la capacidad dada por el espíritu de orar, adorar o dar un mensaje en profecía en un idioma que la persona misma que está hablando no entiende lo que está diciendo. Eso es el don de lenguas y nosotros sí creemos que es un don especial en el sentido de que es un don más generalizado en el cuerpo de Cristo.

Sabemos que hay muchos dones, pero no todo el mundo tiene cada don. Y es así con el con de lenguas también. Pero el don de lenguas parece ser algo diferente en el sentido de ser un don más generalizado, un don que es más para la iglesia total. No es que todos los van a recibir en la misma manera, pero significa que más van a hablar en lenguas, que los que van a ser llamados no se qué, a tener un ministerio apostólico, o de enseñanza. Es algo un poquito más general.

Lo otro que creemos es que es para la edificación, que ayuda a la gente a ser cristianos más cercanos al Señor, que hubieran sido si no tuvieran el don a veces. También hemos visto que es un don que funciona a veces como el portal a un lugar ambiente espiritual para la persona y por eso hablamos de eso mucho. Amen.

Así hay mucho, sabe vamos a orar primero y después vamos a seguir adelante. Padre, en el nombre de Jesús yo te doy gracias que tu quieres estar bien cerca con nosotros. Señor, gracias que tu nos amas tales como somos, gracias que tu no quieres ser un Dios lejanos sino un Dios cercano. Yo te pido por claridad en este tiempo que vamos a compartir, Padre, que puedas contestar algunas preguntas y darnos paz en este asunto. Y yo te pido que sea para la transformación de muchos de nosotros. Háblanos hoy, te pido. Háblame a mí. Yo quiero escuchar de ti, en el nombre de Jesús. Amen.

La semana pasada hablamos de bebés hablando en lenguas. Yo creo que tengo uno que lo hace. Pero te digo, hay una palabra que sí tiene significado. Él ha comenzado a decir ‘dada’, oh, oh. Siento la unción cuando él dice así. él dice ‘dada’ lo demás es baba. No tiene ningún significado.

Algunos piensan que hablar en lenguas es hablar idioma de bebé. Y puede ser, en el sentido de que es esa misma ternura que inspira en Dios cuando hablamos en lenguas. Pero es diferente porque es un idioma conocido. Como estaba diciendo, yo creo que hay una variedad de perspectivas que tenemos en la iglesia, somos si no te has fijado, una iglesia bien diversa. Tenemos personas de muchos países diferentes, de muchos trasfondos diferentes, de muchos trabajos y niveles socio económicos muy diferentes. Tenemos aquí entre nosotros algunos que eran pentecostales, que están en recuperación, ellos dirían. They’re recovering pentecostals. Porque tal vez estaban en iglesias que eran tan y tan a rajatabla con ellos que dicen, ‘ah, nunca jamás, quiero estar libre de eso’. Algunos reaccionan y van al otro extremo y dicen, ‘Gregory, no me hables de lenguas porque esto me trae malos recuerdos’.

Fíjate que amamos a los pentecostales, tenemos mucho compañerismo con ellos. Pero hay algunos que tienen defensas, tal vez cuando eran niños pusieron manos sobre ellos y clamaban en lenguas por ellos, y trataban de obligarlos a hacerlo. Y eran experiencias tan negativas que la gente queda con defensas puestas.

Hay otros que han venido de iglesias más conservadoras que enseñan mucho la palabra y se les ha enseñado a la gente a tener mucho cuidado de emocionalismo, que en iglesias carismáticas pentecostales, que la gente está loca, no se basa en la palabra, así que cuidado con eso. Nosotros somos pueblo de la palabra, dicen. Y por haber salido de este trasfondo muchos tienen también sus defensas puestas, dicen ‘ah, ah, me han enseñado a tener cuidado de eso, así que no digo que no es de Dios pero mn, no es para mí’, tienen sus defensas puestas.

Hay otros que son nuevos aquí que en este momento piensan que yo estoy medio loco. Gregory parece tan normal, vives aquí en Boston, eres normal y aquí estás hablando de hablar en otro idioma.

Hay algunos que tal vez tu crees que es de Dios pero es algo tan raro que jamás pensarías que sería para ti. Porque no quiere hacer las cosas raras, no quiere violar la dignidad personal y piensan, no es para mí.

Y hay otros que tienen mucha fe en el Señor y han buscado del Señor por muchos años, oran por horas cada día, y nunca experimentaron ese don, y dicen ‘¿y Gregory, a mi qué? ¿Qué pasa, por qué Dios no me da ese don a mí?

Dondequiera que tu estés yo te animo a abrir el corazón un poco y saber que Dios tiene algo para ti. Y saber que va a escuchar lo que Dios tiene. Tal vez no es para hablar en lenguas hoy o mañana, pero Dios quiere que escuchemos. Así que yo te animo a abrir el corazón y recibir lo que él tiene. Dios siempre ha estado en el negocio de derramar su espíritu sobre su pueblo. Esto no es nada nuevo, y no es solamente para el Nuevo Testamento. En el Antiguo testamento había hasta artesanos que edificaron el tabernáculo y Dios derramó su espíritu sobre ellos con un espíritu de sabiduría en diseño, en la gráfica, para hacer cosas, para edificar el mismo tabernáculo del Señor.

¿Quién sabe el nombre de ellos? ¿Alguien sabe? Lo puede gritar. Los hombres ungidos para edificar el tabernáculo con el Espíritu Santo, Ojaliab, tenemos un erudito y Besaleel. Hermanos, esto es lindo. Tu sabes que el espíritu te puede ungir hasta para poner flores. El espíritu te puede ungir para pintar una pared, para diseñar un edificio. Puede pasar.

Después el espíritu ungió a Moisés y Moisés llegó un punto de sentirse muy solo en el ministerio, ya no pudo más. y él dice, ‘ya Dios no puedo bregar con toda esa gente, ¿quién soy yo? ¿Su mamá?, él dijo. Lo mismo, él lo dijo así, what am I their mother? Como un buen judío, un buen hebreo. Y después Dios dice ‘Aparta 70 de ellos y yo voy a tomar el espíritu que está en ti y yo voy a poner a estos espíritus sobre ellos’. Y Dios lo hizo.

La misma unción se transmitió de Moisés a los ancianos y profetizaron cuando sucedió. Hay un principio en eso. Muchas veces la llenura, unción del Espíritu Santo es contagiosa, por eso me gusta pegarme a personas ungidas, me gusta hacerlo, porque yo quiero contagiarme de lo que tienen. De verdad, yo me pongo a veces al lado de personas, enséñeme con quién andas y .... Es así, más con espíritu porque se te pega esta unción. De ahí entra el mentoreo, uno se acerca, se ora por uno y se transmite.

Después en el Viejo Testamento teníamos jueces. Sabemos los nombres del algunos jueces: la mujer jueza, Deborah, ese hombre que tocó la trompeta, ¿tu sabes quién tocó la trompeta, no? Shofar. Gedeón.

La palabra dice que el espíritu se vistió de Gedeón, el espíritu se arropó de Gedeón. También con uno que también tenía sus complicaciones, un hombre que tenía sus tentaciones en la vida, Sansón, que la palabra dice que el espíritu inquietó a Sansón para liberar su pueblo, aunque tenías sus defectos también tenía una unción muy especial.

Y después, dice la palabra que el espíritu se apoderó de él para matar un león y después tener fuerzas para la batalla. Había unción para hacer la obra del Señor. Dios derramaba su espíritu sobre personas para cumplir su ministerio.

Y después sucedió con los reyes. ¿Cuántos saben de dónde viene la palabra ungido o unción? Viene de los profetas que se acercaban a los reyes con un frasco de aceite y derramaban el aceite sobre el rey, la persona designada como rey, pero no era un poquitito de aceite, era suficiente aceite para mojar la barba del sacerdote, cuando lo ungieron a él. Así que lo ungieron y era el ungido del Señor, y cuando derramaban el aceite era símbolo de la unción del Espíritu Santo sobre él.

Sabe que hay una palabra en griego para la palabra ‘ungido’, es la palabra ¿quién sabe? ¿Alguien sabe eso de discipulado, la palabra griega para ungido, el ungido? El Cristo. Saben que Jesús tienen, no un apellido, Cristo. Algunos piensan que Cristo es el apellido de Jesús. Jesús Cristo, José Cristo, María Cristo. No era así. Es Jesús el Cristo, Jesús el ungido rey, ungido por el Espíritu Santo para ser el rey. Es el Mesías que es la palabra en hebreo para unción.

Así que siempre en el Antiguo Testamente hablaba de la unción del Espíritu Santo hasta llegar a Juan el Bautista, en el Nuevo Testamento. Y Juan predicaba, yo estoy aquí bautizándote con agua, pero viene uno después de mí que te va a bautizar con el Espíritu Santo y en fuego. Y la gente decía, ‘bautizarnos con el Espíritu Santo’. Y él dice, ‘la persona que yo te señalo, que yo veo el espíritu cayendo sobre él, es la persona que va a bautizar con el Espíritu Santo’.

¿Y cuántos sabemos lo que pasó con Jesús cuando fue bautizado? Él sube de las aguas y el Espíritu Santo cae sobre él como paloma. Y él y una voz de los cielos, ‘Este es mi hijo amado’, es un juego de palabras para David. Es mi hijo amado, mi David, mi rey. Escúchalo a él, haz caso a él. Y él fue ungido con el espíritu y salió al desierto para ser tentado y después predicó e hizo milagros y cumplió su ministerio.

La unción, cuando él terminó su ministerio.... ahora, si te das cuenta, estamos haciendo un recorrido de la Biblia un poquito. ¿Están conmigo? Yo sé que hay que usar... ¿saben qué? Hay que usar el cerebro, hay que concentrarse un poquito en eso porque quiero que entendamos el contexto de todo eso.

Así que llega al final. Jesús es crucificado y después como vamos a celebrar este fin de semana, se levanta de los muertos y aparece a los Apóstoles y les dice, ‘antes de salir a predicar yo los envío, pero antes espera en Jerusalén un tiempo, espera porque yo les voy a enviar lo que he prometido. Todavía no es tiempo, yo no quiero que tu salgas en tu propias fuerzas para hacer las cosas a tu manera, espera porque algo viene que va a darte poder.’

Y la palabra dice, y me encanta como dice eso, que ellos preguntan ‘¿Y ahora tu vas a ser el rey? Y él dice, Juan ciertamente bautizó con agua, más vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días, y recibiréis poder cuando haya venido sobre ustedes el Espíritu Santo, me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra’.

Tu vas a recibir poder. No vas a tener que hacer esto en tu propias fuerzas. No les voy a dejar huérfanos. Yo tengo algo para ti, que esto va a dar un viento detrás de ti.

¿No se cuántos han tratado de remar en el agua cuando no está solo en un kayak o algo así? Y cuántos han podido tener el lujo de estar en un sail boat, un velero con un viento detrás moviéndolo. Él dice ‘mira, viene un viento que te va a soplar, que te va a dar poder para hacer lo que yo te he mandado’.

Así que se cumple y vamos juntos al Libro de Hechos, y vamos a hacer un estudio rápido, a vuelo de pájaro, de Hechos 2. Yo necesito don de lenguas en español, necesito, Señor, dámelo. Hechos 2. Jesús ya les dijo, ‘tiene que esperar, no salgan a lo loco. Espera’. Y dice en Hecho 2 versículo 1:

“....Cuando llegó el día de Pentecostés estaban todos unánimes juntos y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la cosa donde estaban sentados y se les aparecieron repartidas como de fuego asentándose sobre cada uno de ellos, y fueron todos llenos del Espíritu Santo y comenzaron a habar en otras lenguas según el espíritu les daba que hablasen. Y moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos de todas las naciones bajo el cielo y hecho este estruendo se juntó la multitud, estaban confusos porque cada uno les oía hablar en su propia lengua, y estaban atónitos y maravillados, diciendo ‘Mirad, no son galileos todos estos que hablan, ¿cómo pues les oímos nosotros hablar cada uno nuestra lengua en la que hemos nacido? Partos, medos, elamitas, mesopotamia, después todo un listado de naciones y después el versículo 11

“... cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. y estaban todos atónitos y perplejos diciéndose unos a otros ‘¿qué quiere decir esto?’ Más otros, burlándose decían, ‘están de mosto’

Mosto, tengo entendido, significa vino. Así que el día de Pentecostés viene un viento que sopló sobre ellos, fuego apareció un poquito de fuego sobre cada uno. Sabe que en discipulado tenemos una ilustración de los discípulos, Apóstoles en el día de Pentecostés y cada uno tiene un fueguito sobre su cabeza y nunca olvido una hermana que se asustó con eso y ¿por qué tiene toda esa gente quemándose aquí en esa foto? No sabía la historia y piensa, ¿pero qué terrible por qué se están quemando cada uno? Pero era fuego que no quema, como el fuego que estaba en la zarza ardiente, que no consume pero está ahí. Fuego, viento, comienzan todos a hablar en otras lenguas, otros idiomas, los entienden todos los que están ahí. Algunos están confundidos, los demás están volando y piensan que están locas, o que están borrachos.

Fíjate, esto sigue hoy en día. Cuando Dios derrama su espíritu y hay manifestaciones hay algunos confundidos, hay otros que piensan pero esta está loca de verdad. Y tal vez sí está loca pero también está llena del Espíritu Santo y bendecida. Y esto es lo que pasa.

Así que Tenira se pregunta ¿el Apóstol Pedro dice ‘esto que estás observando es lo que habló el profeta Joel que los últimos días derramaré mi Espíritu Santo sobre todas carne, ya no más solamente un profeta, ya no más solamente un sacerdote o un juez, ahora, como Moisés el espíritu fue transmitido de él a sus ancianos, ahora Jesús puede derramar el espíritu pero no solamente sobre líderes, sino sobre carne, ancianos, niños, esclavos, reyes, presidentes, todos serán recipientes del Espíritu Santo, en los últimos días. Así que era algo especial, una época de la unción del Espíritu Santo que era una señal que el rey Mesías ha llegado y está derramando el espíritu de Dios para extender su Reino.

Así que la gente se asustaba y dijeron, ‘¿qué hacemos?’ Y Pedro les predica el Evangelio tres mil son convertidos, tres mil ese mismo día, ese mismo Pedro que estaba atemorizado por una sierva que le pregunta ¿y tu estabas con Jesús? Dice, Yo no, yo, no. Un hombre asustado, tímido, guau, no era tan tímido, pero asustado, sí. Y después era un predicador ungido, tres mil personas convertidas en un solo día.

Después esto seguía pasando, cuando los discípulos se esparcieron en cada lugar donde iban predicaban el Evangelio y ese mismo espíritu fue derramado sobre la gente. Vamos a saltar a Hechos 10. El Apóstol Pedro llegó a la casa de Cornelio, un gentil, un no judío y Pedro está predicando el Evangelio a él y mientras él le está predicando, en versículo 44,:

“... Mientras aún hablaba Pedro esas palabras el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso y los fieles de la circuncisión que han venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo...”

Porque los oían que hablaban en lenguas y que magnificaban a Dios. Entonces respondió Pedro, ‘¿Puede acaso alguno impedir el agua para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros. Y mandó bautizarse en el nombre de Jesús y rogaron que se quedase por algunos días. ”

Mientras él predicaba fffff.. una ola del Espíritu Santo sobre ellos, se desató un revolú santo. Comenzaron a hablar en lenguas todos los que estaban ahí. Recibir el don del Espíritu Santo. Así que esto no sucedió solamente en el día de Pentecostés, sino que se repitió cuando ellos seguían predicando el Evangelio. Lo mismo en Éfeso, y es más en este versículo Hechos 1:8, dice que ustedes serán testigos en Jerusalén, en Samaria, en toda Judea, y hasta los fines de la tierra.

Si tu estudias el libro de los Hechos, en cada uno de estos lugares hay otro Pentecostés. En Jerusalén hay Pentecostés, predican. Después van a Judea y el espíritu se derrama cuando predican el Evangelio. En Hechos 8, Felipe va a Samaria, el Espíritu Santo se transmite a los convertidos. Después llega hasta los fines de la tierra en Éfeso en Hechos 19.

Sabe que hay algunos que creen que esta época del Espíritu Santo ya ha terminado, que ya no sigue más. Sucedió una vez los dones del espíritu, y ellos tienen buena lógica, fíjate. Algunos maestros que yo quiero mucho creen eso, así que yo no lo digo para criticarlos, pero ellos dicen que Jesús murió una vez para siempre. Se levantó una vez para siempre, salió a los cielos una vez para siempre, y derramó su Espíritu Santo Pentecostés una vez para siempre. Amen.

Yo estoy de acuerdo con eso. Lo único diferente es que Jesús se levantó una vez para siempre y derramó el Espíritu Santo una vez siempre, pero lo derramó en una manera que se repetía, se repetía. Pasó en Pentecostés, pasó otra vez en Samaria, pasó otra vez con Cornelio y la gente en su casa, pasó otra vez en Éfeso, y el Libro de Hechos si tú lo lees, termina con una frase casi incompleta. Termina que tu estás esperando el fin, cuando tu lees una historia termina normalmente diciendo, ‘the end’, ya terminó, se terminó la historia. Si tu lees el libro de los Hechos tu verás que está predicando pablo unos días abiertamente sin impedimento, y ¿qué? No termina, él sigue predicando, predicando, predicando, y después nosotros seguimos predicando, predicando, predicando. El libro de los Hechos no ha terminado, hermanos.

Está escrito, no quiero que nadie me escriba otro Capítulo más, pero fíjate, yo vi un t-shirt que me gustó, que dice ‘Yo estoy viviendo Hechos 28:29’. Y el último versículo de los Hechos es Hechos 28:28. Lo que él estaba diciendo con esa camiseta que me gustó mucho, es que vivimos la aventura del Libro de los Hechos está siguiendo con nosotros. Se derramó el espíritu ahí y sigue derramándose más y más y más y cada vez que se predica el Evangelio se repite Pentecostés en otra manera.

Y hermanos, nosotros somos parte de eso. Somos parte de eso. Y somos una parte muy especial de eso porque estamos viviendo en una época de renacimiento de ciertos dones del Espíritu Santo en una manera especial. Comenzando, durante toda la historia habían movimientos de avivamiento, pero sabemos que la iglesia se apartó un poco y después Dios lo ha renovado en cada generación lo renueva más y más, en la reforma lo renovó. Después había movimientos de avivamiento, después en el año 1900 había un fenómeno, algo misterioso que comenzó a suceder, no solamente en una parte del mundo sino en varios países a la misma vez. Pasó en un lugar que se llama Armenia, pasó en un lugar en Kansas, pasó en India, personas comenzaron a recibir el don de lenguas otra vez, sin comunicarse entre sí habían movimientos de personas recibiendo ese don y hablando en lenguas. Había un hombre, un predicador pobre, afro americano en Kansas que estaba con un grupo de su gente, oraban en la vísperas de año nuevo, 1900, en Topeca, Kansas, y ahí entre su grupo una señora comenzó a hablar en lenguas. Ella impuso manos sobre él y él comenzó a hablar en lenguas. Toda el grupo que estaba ahí comenzó a hablar en lenguas.

Él, su iglesia creció, creció, creció, después él fue a Tejas, abrió una escuela y un hombre con el apellido Seamore también recibió este don. Él fue a la ciudad de Los Ángeles y comenzó un tiempo de oración, fue en 1906 y comenzó un tiempo de oración con su pueblo. Y en abril 9, 1906 se derramó el Espíritu Santo sobre este grupito en una manera tan especial que se derrumbó la casa donde estaban orando. Es que si tu crees que nosotros somos alborotados, esto no es nada. Gracias a Dios, todos vivos, nadie fue herido, gracias a Dios. No sé cómo sucedió.

Así que tuvieron que abrir otro lugar en una calle que se llamaba Azuza Street y comenzó un avivamiento de ese don de lenguas. La gente de Armenia vinieron, inmigrantes a Los Ángeles, y dijeron ‘pero esto nos pasó a nosotros 10 años atrás’.

Se escuchó que la gente en India con unos misiones ingleses, bien tradicionales, bien organizaditos comenzaron a hablar en lenguas en su misión en India entre un grupo de niñas en una escuela que tenían. Y ellos también dijeron, ‘mira está pasando en Los Ángeles lo que está pasando con nosotros’.

Y fue tan impresionante que vinieron reporteros de todo el mundo para reportar qué estaba pasando. Porque también se desataban cosas escandalosas. Había no solamente los líderes no eran gringuitos blanquitos, sino afro americanos. Y habían afro americanos y blanquitos y chinos que estaban ahí en Los Ángeles, todos ahí recibiendo el Espíritu Santo juntos y abrazándose y pasándola bien como si fueran hermanos o algo así. Qué escándalo que el Espíritu Santo hizo.

Vino un reportero, se dice, judío que para desacreditar todo eso, para poner mal todo ese movimiento y alguien se pone ahí a hablarle en lenguas y se le sale un hebreo, pero perfecto, diciéndole su nombre, el nombre de su familia que él tenía que ver en Los Ángeles. Él se convierte a Cristo y escribe un artículo ‘pero mira esto es de Dios’.

Después algunos de ahí fueron a un lugarcito en Sudamérica que se llama Valparaíso, en Chile, y se desató lo mismo. ¿Es contagioso? La cosa hablamos,... pum, el mover ahí. Unos misioneros fueron al sur de China ahí se desató el mover del Espíritu Santo con ese nuevo don.

Ahora, no salió de la nada. Fíjate hay toda una historia de avivamiento. Aquí en este mismo país, aquí in Massachussets había avivamientos. El primer gran despertar, the First Great Awakening, con los puritanos, con gente todo el pueblo conociendo a Cristo. En esa época había gente que podía pasar que toda una región aceptara a Cristo, se cierran las cárceles, se cierran los bares, porque ya no hay negocio para ellos.

Como ese pueblito en Guatemala, Molonga, pero esto pasaba en toda la región. Tu no podías escapar del Evangelio en esa época. Pasó otra vez en el siglo XIX, todo el movimiento anti esclavitud fue fruto de avivamiento, de oración, y el mover del Espíritu Santo que la gente comenzó a decir, ‘mira, cómo podemos tener un país con esclavitud, si somos un país que cree en Jesús’.

Así que esto lleva todo un trasfondo y se desató en el siglo XX el don de lenguas otra vez. Porque Dios está en el negocio de madurar su novia y de perfeccionar su novia para prepararla para su venida. Así que por eso, no es nada nuevo, es tan viejo como el libro de Los Hecho, pero está renovando lo que Dios hacía en esa época y va reponiendo dones que se han perdido.

Y después por muchos años este grupo fue marginado hasta que en los años.... pero abrieron muchas denominaciones pentecostales. Pero era la mayoría de la gente en ese país los miraban como medio locos, hasta los años 50 que comenzaron unos avivamientos con sanidad y evangelismo.

Después en los años 60, hace poco, con los hippies comenzó un movimiento, lo que se llama el renovar carismático, Charismatic Renewal, cuando no era solamente pentecostales hablando en lenguas, sino también presbiterianos, metodistas, bautistas, católicos. Un mover del espíritu que ya.... quién era, no es para algunos pocos, sobre toda carne derramaré mi espíritu en los últimos días. No eran solamente gente sin mucha escuela, sino algunos profesores de seminario comenzaron a recibir el Espíritu Santo en esta manera y el don de lenguas. Comenzaron algunas personas más respetables a hablar en lenguas y comenzó a crecer y crecer.

En estos años, yo creo que Dios está reponiendo otros dones. En los años 80, el don de sanidad creció en su uso y práctica con todo es movimiento de la iglesia de la viña. En los años 90 un levantar de nueva gente profética, con un don de profecía, más acertado, más desarrollado, más común. En nuestra época, yo creo, Dios está reponiendo el don apostólico, de personas, no para escribir nuevos libros de la Biblia sino para mover en una unción parecida a los Apóstoles, para cubrir regiones y ministrar a ese nivel.

Dios está en el negocio de reponer sus dones y de madurar su iglesia. Y hermanos, nosotros somos parte de eso, somos parte de eso. Somos parte de la historia, estamos viviendo los últimos días. Jesús viene pronto y nosotros tenemos un papel que jugar en eso. Así que quiero hablar un poquito del don de lenguas y otra vez ¿por qué el don de lenguas?

Si yo hablé de todo eso para ponerlo en perspectiva, para veamos el trasfondo bíblico, el trasfondo histórico de lo que estamos hablando. Pero el don de lenguas, fíjate, muchas veces funciona como, yo aprendí una nueva palabra anoche, el corcho para una botella de champagne. Y cuando tu quieres tomar el champagne tienes que descorchar la botella.

El corcho no es la gran cosa, pero destapa todo una bebida linda, rica, pero que no sea adicto a eso, pero ya, esto es bueno. Destapa toda una vida nueva. El don de lenguas funciona así muchas veces, no siempre, pero muchas veces es el corcho, es la entrada, el portal a toda una nueva conciencia del ambiente sobrenatural en la vida cristiana. Y por esto queremos hablar más de eso.

Primera de Corintios 14. ¿Todavía están conmigo? Listos para estudiar un poquito más. Se fija que lo que hablamos en lenguas, no estudiamos. ¿Los corintios eran gente espiritual o gente no espiritual? ¿Quién se acuerda? Los corintios era gente súper espiritual y súper carnales a la misma vez. ¿Cómo puede ser eso? Era una iglesia, pero si tu crees que nosotros tenemos problemas, no hay nada nuevo bajo el sol. En esa iglesia había chismes, había grupitos en conflicto el uno contra el otro, había gente quejándose contra Pablo porque él sufre demasiado. Si él fuera ungido de verdad como nosotros él no sufriría, no estaría preso, l sería un súper Apóstol con todo eso. Era gente orgullosa, gente rebelde, tenían conflictos entre sí, había abusos en el lugar de trabajo y pleitos que llegaron a las cortes, había inmoralidad sexual, pero grosera, peor de lo que está en el mundo. Era un lugar con problemas, una iglesia carnal, pero eso es la paradoja, que ellos también tenían muchos dones del Espíritu Santo.

Hablaban mucho en lenguas. Hermanos, algo que tenemos enfatizar y destacar: los dones del Espíritu Santo no indican que una persona sea madura en Cristo. Una persona puede hablar en lenguas y ser un cristiano inmaduro, feo, doble vida. ¿Saben qué? Jesús dice que algunas personas que van a tener dones del Espíritu Santo, que ni llegarán a entrar en el Reino de los Cielos. Jesús dice, habrán algunos, muchos, que dirán, ‘Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, no levantamos muertos, no hemos hecho toda clase de milagros en tu nombre?’ Y Jesús va a decir, ‘apártate de mí, no te conozco hacedor de maldad’.

La madurez cristiana no se mide con los dones del Espíritu Santo. Los dones son dones. Dios los derrama pero no indica que una persona es más madura en Cristo que otra persona. Hay algunas personas que no hablan en lenguas que son más ungidas y más maduras en Cristo que lo que yo jamás seré con cualquier don que yo tenga. Así que los dones y la madurez no necesariamente van juntos, deberían, pero no siempre es así.

El rey Saúl, en un momento profetizó, se derramó el espíritu, profetizó y él estaba en rebelión, así que no es que todos están bien. Así que los corintios tenían problemas que durante sus cultos había muchos problemas durante sus cultos: faltaban el respeto a la santa cena, vamos a celebrar ahora, ellos también tenían como competencias de hablar en lenguas. Aquí, alguien aquí se echa a hablar en lenguas, pa, pa papapa, y alguien aquí dice, ‘mira, yo soy más espiritual que ella, qué piensa ella ahí hablando en lenguas, papapapapap’, más gritona que la otra. Después otro comienza a profetizar, ‘ay, mira, yo soy espiritual aquí, déjame a mí profetizar un poco, prurururm le da un mensaje hablando de estas cosas.

Era un revolú y no un revolú santo. Era un caos. Y Pablo le dice a los corintios, Dios no es Dios de confusión sino un Dios de paz. Así que vamos a habar un poco del don de lenguas. Vamos a aprender cómo usarlo en el culto público, en una manera ordenada, pero te fijarás que él toma por sentado que muchos están hablando en lenguas, que muchos practican ese don. Se tomaba por sentado que era un don común en todas las iglesias. No les enseñan, que ‘mira, eso es un don que deberían considerar’. Se toma por sentado que están haciéndolo, lo que necesitaban era enseñanza en cómo hacerlo en una forma apropiada.

Así que él escribe el libro de Primera de Corintios, Capítulo 14 para enseñarles. Y en eso nosotros aprendemos mucho de las lenguas. Vamos a leer el versículo 1 al 6, que dice:

“... Seguid el amor y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profetices porque el que habla en lenguas no habla a los hombres sino a Dios pues nadie le entiende aunque por el espíritu habla misterios, pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación. El que habla en lengua extraña a sí mismo se edifica pero el que profética edifica a la iglesia. así que quisiera que todos vosotros hablasen en lenguas pero más que profetizaseis porque mayor es el que profetiza que el que habla en lenguas, a nos ser que las interpretara que la iglesia reciba edificación....”

Vamos a dejarlo ahí. Cuando yo fui a esa iglesia una mujer se puso a hablar en lenguas en voz alta y después la iglesia, ordenadamente, esperó la interpretación. Y esa palabra me chocó, me ayudó a llegar a ser cristiano. Era un punto clave en mi progreso espiritual. Así que esto está enseñando que en la iglesia deberían hacer las cosas ordenadamente. Pero en esto también aprendemos del don de lenguas, aunque él está haciendo otro punto.

Quiero aclarar algunas preguntas que la gente tiene, que yo he escuchado. Algunos me han preguntado, ‘Gregory, ¿en el día de Pentecostés hablaban en muchos idiomas conocidos a los que escuchaban, pero tu y otros en la iglesia oran en lenguas y no sabemos que es el idioma, así que será lo mismo o qué, qué está pasando aquí? Eso es importante aclarar.

En Pentecostés era un momento especial cuando Dios estaba derramando el Espíritu Santo de esta manera por la primera vez, y estaba también haciendo el punto que cuando los idiomas,.... ¿los idiomas dividen a la gente, no? ¿Cuándo comenzó a dividir la gente los idiomas en la Biblia? En Babel, todos comenzaron a hablar diferente. Ahora, Dios está diciendo, ‘te acuerdas que toda la humanidad estaba separada por el idioma, ahora yo estoy uniendo la gente en el Espíritu Santo, una nueva nación está naciendo, una nación multi étnica, una nación de chinos y africanos, y latinos y gringuitos, y hay de todo ahí, uno en el Espíritu Santo. Amen.’

Así que eso era un mensaje que Dios daba. Pero en otros momentos en el Libro de los Hechos, cuando se ora por la gente, reciben el don, comienzan a hablar en lenguas, no dice la palabra que era un idioma conocido. Y aquí en Primera de Corintios, quiero que miren conmigo que dice en el versículo 2, 14:2, “... porque el que habla en lenguas no habla a los hombres sino a Dios pues nadie le entiende aunque por el espíritu habla misterios....”

Así que esto dice que aunque a veces el don podría ser usado para evangelizar o para reprender como la historia que les conté del hebreo en Azuza street, normalmente es un idioma que no se entiende, que la persona está hablando a Dios y no a los hombres. Aunque fíjate, yo creo, hay muchos testimonios y me imagino que alguno de ustedes han escuchado historias de alguien orando en lenguas y otra persona al lado escucha, y dice, ‘pero dónde aprendiste a hablar el chino mandarín tan perfecto, qué pasa’. Esto sucede, hay muchos testimonios de eso.

Pero lo normal, y por lo menos en mi vida, es que es un idioma que uno mismo no entiende lo que está hablando. Tal vez es un idioma conocido, tal vez alguien de África me va a decir, ‘Gregory, estás hablando suahili perfecto, podemos hablar.’ Qué lindo, ¿no?, pero ahora, yo no sé qué estoy hablando. Y normalmente es así. Es un idioma desconocido.

Así que por hablar un idioma desconocido esto significa que somos anti intelectuales. ¿Somos anti intelectuales? ¿Creemos que la mente es algo malo, que no se debe usar? Tu has escuchado al pastor Roberto decir esto alguna vez, que no uses tu cerebro. No estudies. No progreses en la vida. No, no. Dios hizo mi mente, la mente es algo bueno. Hablar en lenguas, y fíjate, no es accidente que los intelectuales más exitosos del mundo en la historia casi siempre han sido cristianos, si te fijas: Novelistas, poetas, científicos, los compositores de la música más bella, Bach y otros así, cristianos, Pascal, un filósofo francés, cristiano. Galileo, un científico, cristiano, aunque la iglesia en esa época no estaba de acuerdo con él. Cristianos pueden ser intelectuales y deberían serlo. Amen.

Hablar en lenguas no es anti intelectual. Sabe que si yo escucho, anoche preparando este sermón había personas a un lado hablando algo de China o Vietnam, no sé, un idioma asiático. Había personas detrás hablando en un idioma europeo, creo que era ruso. Otro lado portugués, yo sí entendí un poquito de eso, gracias a Dios. Así que 3 idiomas, estaban hablando. Para mí hablando baba, hablando griego, como se dice, ¿eso significa que no tiene lógica lo que están diciendo? ¿Significa que es algo anti intelectual? No, tiene mucha lógica, es un idioma lógico, conocido. Lo único es que yo no lo entiendo.

¿Yo tengo que entender todo en esta vida? Hay mucho que yo no entiendo, yo no entiendo mi mente limitada, no entiendo la grandeza del universo. Yo no entiendo el concepto de la infinidad. Hay mucho que sucede en la vida. Anoche yo pensaba, yo todavía no entiendo cómo perdieron los Patriots el Superbowl, no me explico, no me explico. Mi cerebro es limitado. I had to say that, I was just thinking about it. No tiene razón, no es esperado.

Pero el hecho de que yo no entienda algo no significa que no tiene lógica. Ahora, mi espíritu tal vez parece tiene la capacidad de hablar con Dios en un idioma que yo no entiendo. No significa que no tiene sentido, solo es que yo no lo entiendo el sentido que sí tiene. Pero hermanos, créanme, tiene sentido.

Los lingüistas han hecho estudios de eso. Han puesto personas expertas en la lingüística, a escuchar grabaciones de lenguas de mucha variedad de lenguas y ellos tenían que analizar lo que escuchaban. Y ellos mezclaron en este estudio que yo leí en un libro excelente que se llama ‘Hablarán en otras lenguas’ que yo recomiendo, también pusieron gente hablando baby talk y pusieron a alguna persona inventando, hablando disparates, cosas que no tenían sentido, y los lingüistas pudieron distinguir entre los que estaban hablando en lenguas y los que estaban hablando baba inventada. Ellos sabían, habían patrones diferentes, ellos pudieron reconocer en las lenguas patrones lingüísticas que tenían coherencia como idioma. No se entendía el significado pero tenía los patrones y repeticiones normales para un idioma.

Los que estaban hablando baba no era así. y hermanos, yo sé la diferente porque yo hablo baba con mi hijo todos los días y es diferente a lenguas, hermanos, es diferente, es muy diferente. Y se nota la diferencia, porque él me mira diferente cuando es lenguas. It’s really funny. I hope I’m not messing with the poor kids head.

Así hablando en lenguas, no entendemos pero no es anti intelectual.

Otra pregunta: ¿por qué hablar en un idioma que no entiendo? ¿Para qué orar en un idioma desconocido? ¿Por qué hacer algo tan raro? Hay respuesta aquí en la Biblia. Quiero que miren el versículo 4 de Primera de corintios, 14, que dice, “... el que habla en lengua extraña a sí mismo se edifica, el que profetiza mejor edifica a la iglesia..”

Pero el que habla en lenguas está edificándose a sí mismo. uno se edifica físicamente comiendo tus vegetales, haciendo ejercicios, durmiendo bien, casi ninguno de nosotros lo hacemos. Pero si fueras a hacerlo, te sentirías mejor, ¿no? Te edificas bien físicamente. En el espíritu hay disciplinas espirituales.

¿Cuántos aquí escuchan alabanzas en la casa o en el carro? ¿Cuántos lo hacen? ¿Cuántos aquí tienen una cita con Dios que tu apartas todos los días para leer la Biblia, orar un poco y cantar? ¿Cuántos se congregan? ¿Cuántos han tomado una clase de discipulado? Amen. ¿Por qué lo hacen? Para edificarse. ¿Cómo tu te sientes diferente cuando estás escuchando las alabanzas? Sientes más la presencia de Dios, es más fácil pensar como cristianos, es más difícil pecar. Si estás escuchando alabanza en el carro, es menos probable que digas una... you know.... porque hay alabanzas ahí, estás más en la onda espiritual. Es más fácil decir que no al pecado, es más .... tienes más paciencia.

¿Cuántos saben cuando dejas de hacer estas cosas la mecha se acorta, como hablamos? Es así con el hablar en lenguas. Ayuda, ayuda al cristiano a estar más en la onda, más edificado, más cerca de Dios. Es como un don diferente a otros dones en este sentido, en que sirve como una disciplina espiritual, sirve como eso para edificación, funciona. ¿Por qué funciona? Yo no sé por qué funciona el ayuno, ojalá que no funcionara. Yo quisiera comer siempre, pero funciona. Yo sé que si apartamos tiempo, me siento mejor, más edificado, más unción, mejor. Lo mismo con hablar en lenguas. Funciona, no sé por qué, es un ejercicio espiritual que ayuda.

Así que uno podría decir que uno se siente mejor en Cristo por eso. Muy importante la humildad con eso. Yo escuché una frase que me gustó mucho: un hermano me dijo a mí, no es que soy mejor cristiano que nadie por hablar en lenguas, pero soy mejor cristiano de lo que yo hubiera sido si no lo hiciera, yo sé que me ayuda. Todavía me falta tanto, pero mejor de lo que yo sería si no fuera a hacerlo. Pero no soy mejor que nadie. Y esto es importante.

Como yo he dicho, hay algunas personas que nunca han recibido ese don, que son... y créanme ustedes conocen algunos, que son gente respetada universalmente en la iglesia, como los intercesores que oran, que ayunan, que reciben profecía, que echan fuera demonios, que no hablan en lenguas. Así que no es necesario pero sí ayuda y yo no sé ustedes, pero I need all the help I can get. Yo necesito mucha ayuda, mucha ayuda.

Otra pregunta que se hace. Algunos hacen la pregunta, y sabemos de la palabra, aunque no entiendo, dice la palabra, vamos un poquito adelante. ¿Todavía están conmigo? Yo sé que esto es largo, esto es un estudio pero somos guerreros en el Señor. Quiero que lean conmigo versículo 13 que explica cuáles son algunas cosas que se están diciendo cuando alguien ora en lenguas.

“... Por lo cual el que habla en lengua extraña viva en oración poder interpretarla porque si yo oro en lenguas desconocidas, mi espíritu ora pero mi entendimiento queda sin fruto, qué pues, oraré con el espíritu pero oraré también con el entendimiento, cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento, porque si bendices solo con el espíritu el que ocupa el lugar de simple oyente, cómo dirá el amen a tu acción de gracias pues no sabe lo que has dicho. Porque tu a la verdad bien das gracias, pero e otro no es edificado. Doy gracias a Dios que yo hablo en lenguas más que todos vosotros, pero en la iglesia prefiero hablar 5 palabras con mi entendimiento para enseñar también a otros...” Amen.

Así que cuando uno está orando en lenguas puede ser que estés dando gracias, puede ser que estés intercediendo, puede ser que estés alabando al Señor. ¿Cuántos aquí saben lo que es el cántico nuevo? ¿Ha escuchado del cántico nuevo? Cuando uno solo comienza a cantar en el espíritu, es como jazz espiritual porque no tiene música definida, está fluyendo en el espíritu, hablando en lenguas, hablando en inglés, hablando en español, hablando lo que quieras. Está fluyendo en el espíritu.

Así que hablando en lenguas decimos muchas cosas. Pero dice que en la iglesia es importante hablar en idioma conocido. Así que tengo la pregunta ¿está mal si alguien te escucha hablando en lenguas? ¿Es pecado? Qué pasa si un día durante el culto estás ahí orando en lenguas y después al lado alguien te escucha y dice, cállate, te escucho. No debes hablar en lenguas.

No, no, no. Pablo no está diciendo que nadie puede escucharte nunca. Mira hay tiempos en la iglesia, de clamor, cuando todos estamos gritando a la vez al Señor, es guerra espiritual. Algunos en inglés, algunos en español y algunos en lenguas. Está bien. A veces en la intercesión puedes estar ministrando a una persona y no sabes cómo orar y oras en lenguas un poquito para después tener más sabiduría. Cuidado que no estés distrayendo a la persona.

Yo he tenido pastores y una vez, mira, no distraigas, habla español aunque sea malo. El pastor me dijo esto una vez. Pero hay que tener cuidado de no ser un impedimento para los demás. Se han fijado que a veces cuando el espíritu está moviéndose, a veces alguien experimenta el poder de tal forma que pierde el control y casi todos los demás han dejado, a veces de pensar en el Señor, y solo están pensando en el hermano que está ahí teniendo la manifestación. Esos son los momentos que a veces el pastor dice, ok, vamos a sacar a la persona aparte para ministrarla, porque las lenguas no deben ser un show, no deben ser para distraer. Pero esto no significa que nadie puede escucharte hablar.

Algunos tienen la pregunta, ¿cómo te sientes cuando hablas en lenguas? Hay una emoción fuerte que no puedes decir en otra palabra. A veces puede ser pero hermanos, les voy a decir la verdad, para mí, 90% del tiempo cuando yo oro en lenguas, no siento nada, nada. Yo no soy muy.... yo no sé. Cuando yo oro en inglés o español la mayoría del tiempo yo no siento todo lindo, a veces sí, y lloro y guau y me siento bien. Pero si nosotros esperamos sentimientos nunca vamos a orar, ni en lenguas, ni en griego ni en chino.

Es decir, lenguas es un don que no necesariamente tiene un sentimiento. Puede ser, y muchas veces sí tiene, muchas veces se usa como una bomba que tu tienes que you’ve got to prime the pump, tu tienes que calentar el motor un poco y alguien habla en lenguas y después de unos minutos de eso, ya, siente la unción, gracias a Dios. A veces funciona así, pero a veces no.

Algunos hacen la pregunta, ¿para hablar en lenguas uno pierde el control y tiene que entrar como en un éxtasis? Bababababb, y pierdes control y el espíritu comienza a mover tu cuerpo. Sabes que esto no es bíblico. Ahora, yo no digo que nunca, podría ser. El espíritu puede hacer lo que a él le dé la gana, él es el Señor no yo. Pero lo normal, el Apóstol Pablo enseña, es que el espíritu del profeta esta sujeto al profeta. Y es lo mismo con las lenguas.

Las lenguas, uno las controla. Uno piensa ¿pero si tu estás controlándolo, cómo puede ser de Dios? Bueno, si tu tienes el don de enseñanza, cuando estás enseñando es que tu estás cerrando los ojos y dejando que la enseñanza salga de ti, que no tienes que preparar nada. No, uno prepara y hace su trabajo pero después hay una unción que bendice lo que tu haces. Lo mismo con la profecía. Tu puedes abrirlo o cerrarlo como una llave de agua. Puedes comenzar o parar. Así que por eso hay muchos que están esperando que el espíritu se apodere de ellos, el espíritu tome control de ellos y mueva su propia lengua. Y esto no va a pasar.

Muchas veces uno tiene que comenzar a moverse y después se da cuenta que es de Dios lo que están haciendo. Hermanos, yo quiero terminar este tiempo con un testimonio. Hablamos de eso porque yo conozco algunas personas que el don de lenguas ha revolucionado sus vidas. Yo conozco algunas personas que no fue la gran cosa.

¿Cuántos aquí se acuerdan del hombre amigo mío desde la universidad, súper alto y delgado que es misionero en Irak, se acuerdan, Peter? En la universidad él oraba todos los días, dos horas, por los árabes, dos horas, no importa exámenes finales, no importaba lo que tenía que hacer, dos horas en oración. Un hombre de Dios, un hombre entregado al Señor, 18 años fíjate. Y yo le hablé del don de lenguas. Él mucho más maduro que yo en el Señor, pero yo le hablaba de ese don.

Él dice, ‘sabes que yo ya oro mucho, ya siento que tengo una relación muy fuerte con Dios’, pero él dice, ‘mira, yo quiero todo lo que Dios tiene para mí, si Dios quiere que yo hable en lenguas, yo quiero hablar en lenguas. Si Dios quiere que yo coma helado, voy a comer helado. Yo quiero lo que él tenga para mí por tonto que sea.’

Así que una noche él tenía gripe y estábamos orando ahí, orando, por la tarde, en la noche, y yo oro, Señor, sánalo, sánalo. Y él dice, ‘mira, Gregory, ora por mí que yo pueda hablar en lenguas y ser bautizado con el espíritu’. Así que yo impuse manos y babbag, oré por él en lenguas y nada pasó.

Después de una hora, él viene, ‘Hey Greg, oraste por dos cosas antes, una de las cosas fue contestada y una no’, y dice, ‘todavía tengo gripe’. Estás hablando en lenguas y dijo, yeah, guau. It’s great.

Pero fíjate, para él le ayudó pero no fue un cambio drástico en su vida. él ya tenía una vida muy espiritual, pero esto fue como otro instrumento más. Y él pasaba horas en oración. Si tu quieres pasar toda la noche orando de verdad tu tienes tantas cosas que decir. Se me acaban las palabra. Yo sé algunos de ustedes sí pueden hablar, yo sé, y no hay nada malo con eso de hecho. Pero, la mayoría de nosotros se nos acaban las palabras y hay tiempo que tenemos que solo dejar que el espíritu ore.

Pero hermanos, hay otras personas, yo quiero compartir otro testimonio y después el mío y terminamos con eso. Yo tengo otro amigo que también era un cristiano muy, muy fuerte, oraba mucho, creía en la palabra, tenía 16 años, fíjate, un joven, pero entregado al Señor. Y él era un hombre súper reservado, súper tímido. No hablaba con casi nadie. Leía mucho, tenía muchos, muchos libros. Él leía, leía, leía. Era un hombre muy recatado. Un día se oró por él y él recibió el don de lenguas. Y comenzaba a hablar en una voz muy baja y después lo mirábamos y estaba todo, todo rojo, pero más que yo, hermanos, mucho más que yo. Pero como un tomate, y una sonrisa. And he was like, guau, como borracho, borracho. Fue como si algo hubiera destapado en su personalidad. Fue una transformación total en su vida, y él llegó a ser grandes cosas para el Señor. es más él fue a Irak como un médico y estuvo ahí, y también él ama la naturaleza, hasta escribió un libro de los pájaros en Irak, se llama ‘Birding in Babylon’. Tiene su esposa, tiene varios hijos, adoptó a otros, es líder en su iglesia. Fue como si se quitara el corcho de su vida espiritual.

Así que yo no sé qué va a pasar con usted, si usted recibe ese don tal vez va a ser otro instrumento más en tu vida de oración, pero tal vez te va a revolucionar la vida, tal vez te va a hacer un loco por Jesús y yo quiero que perdamos esa posibilidad, hermanos.

En mí vida, yo escuché eso y como un buen joven de 16 años yo dije, sí, yo quiero eso, por qué no. Así que oraron por mí, todo el mundo orando, clamando, bien pentecostal. Y yo ahí orando, orando, orando. Nada. Nada. No sentí nada, absolutamente nada, nada pasó. Y yo dije, ¿pero qué pasa, estoy mal? ¿Por qué a ustedes y no a mí? Después, la siguiente semana, en el tiempo de oración y alabanza y mis amigos se me cayeron encima otra vez, orando por mi, y yo orando y clamando y ayunado el día anterior. ¿Y qué pasó? ¿Qué crees tu? Nada, nada, absolutamente nada.

Pasaron varias semanas pero yo, Señor, yo quiero eso. This looks like fun, yo quiero tener ese don también. Un día, después de oración, un pastor episcopalian carismático estaba ahí, me puso a mí, a otra hermana del grupo del jóvenes y oraron por mí y esta vez era todo muy calladito, no había mucho revolú. Algunos piensan que el mover del Espíritu Santo tiene que ser alborotado. Hermanos, no es así. el Espíritu Santo cayó sobre Jesús como ¿qué? Como paloma. Así a veces es fuego, a veces... pero a veces es una paloma. Así que muy apacible, muy tranquilo, y una hermana dijo, ‘Gregory, siento que tengo una palabra para ti’, y me hablaba cosas muy personales, de mi vida y de mi llamado. Y otro también me habló, y yo sentí bien fíjate, nada tan espectacular, pero comencé a decir una palabrita por ahí, otra palabrita, y yo pensé, no, esto no será de Dios. Estaré inventando eso. no, eso no, porque no siento nada, un fuego, ni nada. Y después la señora me dijo que me profetizó, dijo, Gregory, mira, yo escuché algo. Mira, no espera que el Señor vuelva a tu boca, comienza a hablar. Si es baba, el Señor te va a perdonar, no es el pecado imperdonable, pero trátalo, lánzate.

Manejando a mi casa. Yo decía, ok, voy a hablarlo. Comencé a hablar esas palabras, y yo pensé que Dios ahí en los cielos mirando como, quién este loco aquí, ¿por qué me estás hablando baba? Yo pensé. Era tan natural que yo sentí que estaba inventándolo. Pero ya al llegar a la casa, diez minutos, yo sabía que no estaba inventando nada, que estaba fluyendo ya.

Y yo entro a mi casa ensayando el inglés, para saludar a mi mamá, para que no me botara de la casa. Hi mom, hi mom, llego a la casa, mi mamá me mira y me pregunta ¿y ustedes qué hacen en esas reuniones? Ella era católica creyente, pero católica. Y yo digo, nada. Yo subí a mi cuarto y estaba fluyendo, fluyendo el lenguaje. Después yo bajo otra vez, y ella mirándome, ‘Gregory, estás todo rojo otra vez. ¿Qué pasa?’ Y yo dije, ‘mamá, he comenzado a hablar en lenguas’. Y mi mamá dice, ‘no le digas a tu papá que te va a enviar al psicólogo de niños que conocemos’. En serio ella dijo eso, ‘te va a enviar al psicólogo de niños que conocíamos’. But mom, es de Dios. Y ella, oh Gosh, este loco joven.

Pero les digo, que fue por un tiempo como estar enamorado. Hay razón que se compara vino, y la gente me preguntaba y ¿qué está pasando? Yo en esa época hice un listado de todo los pecados que yo podía pensar que había hecho, y lo quemé en el baño. ¿Qué estás haciendo ahí en el baño, Gregory?’ Nada. ‘Huelo humo’. Nada. Y yo quemando mis pecados. En la biblioteca evangelizando amigos y.... pero me transformó la vida, fue algo muy especial.

Pero, fíjate, después de dos o tres semanas, se me fueron los sentimientos. Y yo comencé a pensar, ‘¿será todo esto inventado?’ Hasta que este pastor que oró por mí, me enseñó, después de ser bautizado y recibir el Espíritu Santo Jesús como paloma, ¿dónde fue? NO fue a predicar, él fue al desierto y fue tentado.

Así que no significa que siempre vivamos en las nubes, que andamos como borrachos siempre. Hay altos y bajos todavía, pero es un don que está ahí, que ayuda.

Hermanos, yo quiero animarles, los de ustedes que tienen defensas, porque tal vez alguien te hizo sentir como un cristiano de segunda clase, por no tener ese don, yo quiero animarte. Perdona, perdona, sánate, no dejes que la mala actitud de una persona te quite la bendición. Tal vez tú eres una persona muy cautelosa o piensas, ‘pero no soy tan alborotado, yo soy muy intelectual, eso no puede ser para mí’. ¿Saben qué? No es para un tipo de personalidad, es espiritual, no es natural.

Así que no todo el mundo va a gritar y clamar, pero para algunos el dejar que eso suceda va a ser el primer paso a romper algo en tu vida. Yo he visto que hay ciertas cosas que desatan bendición en la vida, en la vida emocional. Cuando perdonamos a alguien que nos ha ofendido, a veces se desata sanidad en nuestra vida. En la vida de discipulado a veces comenzar a diezmar, esta primera vez, cuando comenzamos a hacerlo se desata una entrega nueva en nuestra vida. El don de lenguas es así.

A veces cuando dejamos que este don sucede se abre todo un nuevo mundo para nosotros en el espíritu. Tal vez para ti no va a ser lo mismo. Sabe que hay algunos que ya han pedido por eso, una vez tal vez y después dice, si Dios quiere que yo hable en lenguas, bueno que venga y que me lo de, y después tu estás esperando que suceda. No hay nada en la vida espiritual que viene a los pasivos, hay que buscarlo.

Jesús dice que tenemos que ser como este vecino que toca la puerta, que molesta a su amigo hasta que ni por ser su amigo, sino por su inoportunidad, por ser tan sinvergüenza el amigo se levanta y le da lo que quiere. Jesús dice, es así, tu Padre celestial quiere dar el Espíritu Santo a los que se lo piden.

Así que si has buscado, sigue buscando, espero que no estés conforme. Tal vez ya tienes el don de lenguas. Espero que tu no estés conformes. Todos necesitamos más, más de Dios, más de los dones, más de la unción. No te conformes con poco ni con mucho, siempre debemos estar buscando más.

Pero si tu has buscado, has orado, has dejado que la gente ore por ti y no se ha dado, bueno, relájate. It’s ok. No significa que Dios está enojado con uno, que está en pecado, ni nada por el estilo, solo significa que no ha pasado todavía.

El Espíritu Santo es como el viento, yo no puedo controlar el viento. El viento sopla donde quiere y es así con el espíritu. es nuestra parte buscar y abrirnos y es la parte de Dios hacerlo, pero no esperes que él te mueva la boca. Hay que a veces movernos.

Una cosita más que quiero decir de eso. el pastor de mi esposa en California, él un día conoció a un hombre en la calle que vivía cerca de él, que estaba orando en lenguas, en la calle. Y entonces él le pregunta, ‘yo quiero hablar en lenguas también’, y el hombre le dijo, ‘mira, te voy a enseñar’, y él le dio unas palabras para decir, y él lo dijo y después comenzó a orar. Y fíjate, que funcionó. Él comenzó a orar en lenguas, y él es un pastor bendecido y muy intelectual y muy sobrio también.

Así que Dios obra en maneras inesperadas a veces. Ahora, no te voy a enseñar, no te voy a dar palabras para repetir, pero yo te animo a estar abierto a lo que Dios tenga para ti. No te conformes con poco, diga, Señor, yo quiero que todo lo que tu tienes para mi, y si no se da hoy, that’s ok, pero no voy a dejar de buscar. Amen.

Vamos a orar. Pongámonos de pie. Amen. Vamos a orar. Padre, en el nombre de Jesús, estamos delante de ti, Señor. Y yo te pido por mi vida y por mis hermanos y Señor tu dices que el Reino de cielos es para los pobres del espíritu que saben que no son ricos. Y Señor, yo te pido que tu nos des más de tu Espíritu Santo y yo te pido por tus hijos aquí, Señor, yo te pido por nosotros, que como congregación en León de Judá que nunca estemos conformes. Señor, que siempre busquemos más de ti, más de tu unción, más de tu palabra, Señor en nuestra vida. Y yo te pido que desates este don entre nosotros cada vez más. te pedimos por avivamiento en esta semana, Señor. Padre, yo te pido que este pensamiento comience un proceso en nuestras vidas que sea para mucha bendición, en el nombre de Jesús. Amen.


Sermón de Gregory Bishop grabado 16 de marzo 2008 en Congregación León de Judá Oir | Ver (100K) | Ver (400K)

Oir y ver más presentaciones grabados 16 de marzo 2008.

Archivo de Sermones

Comentarios

 
 

Como estudiante pricipiante de las escrituras, me parece que es clara la palabra de Dios:
En Corintios dice: que si alguien habla en lenguas es mejor que se calle o guarde silencio si alguien no entiende porque el que habla, habla para edificacion y si nadie esta siendo edificado no tiene sentido, ademas hace mencion tambien al orden, lamentablemente las iglesias donde he intentado congragarme no tienen orden alguien comienza a orar y todo es un murmullo y al final no se sabe quien ora, nuestro Dios es un Dios de orden claramente establecido desde el principio.
Que Dios les bendiga en su ministerio.

 
 

seque estamos cerca de la venida de cristo y necesito ayuda

 
 

DIOS LE BENDIGA GRANDE MENTE EN EL DIA DE HOY LEI SU PREDICACION Y ME FORTALESIO POR QU YO TAMBIEN QUIERO ESE DON DE LENGUA ME SALEN ALGUNAS PALABRA PERO ME AGUANTO PR QUE PIENSO QUE PUEDO ESTAR OFENDIENDO ADIOS SIN SABER LO SIGUA ADELANTE Y QUE EL SOL DE JUSTICIA BRILLE SOBRE SU ROSTRO DIOS LE BENDIGA GRANDE MENTE

 
 

Muchas Bendiciones del Señor gracias por permitirnos cada día aprender lo que Dios quiere para nuestras vidas y nuestro crcimiento espiritual.
Quisiera que los mensajes sean más rspaldados con textos bíblicos
quisiera que lo pongan con más versículos

 
 

en mi caso particurlar fue inesperado es más no sabía deese nivel espiritual tan maravilloso , yo lo recibí juntamente con una visión , lo único que sabía en ese momento era que solamente quería amar al Señor pero no a mi manera sino a su forma , después de esa noche quedé como ebria y hablaba muchas lenguas y luego los pastores me explicaron que por la forma en que sucedió era porque justamente como pronto partía a España ,Tenerife,y por el poder del Espíritu Santo ganaría almas para Cristo , les aseguro que mi vida cambió radicalmente, con ansiedad busco sabiduría y sobre todo hacer su voluntad, efectivamente es así , a veces como niños somos al recibir este precioso don sin embargo el mismo Espíritu Santo nos capacita, aveces cuando estoy en la iglesia adorando a Dios, y comienzo hablar en lenguas siento que mi pecho explotara del gozo y siento que mi voz llega al cielo como en un eco , eso me ha pasado varias veces y a veces acompañada de una visión , les comento que lo que estoy viviendo es muy fuerte, a veces profetizo y se cumple , siempre es un mensaje de algo que acontecerá acompañado de consuelo ,o simplemente de consuelo o exhortación. Muchas bendiciones para vosotros también que unidos en el mismo sentir Dios traiga revelación ya que pronto vendrá el Señor.Amén.

 
 

Dios lo bendiga hermano, gracias al Señor por esta predicacion, pues el conoce el anhelo que hay en mi corazon, y se que llegara porque lo dice su palabra, cuando oro al Señor siento su presencia tan hermosa, que llena mi ser, pero aun no hablo en lenguas, pero, sin duda, yo quiero mas y mas de el, gracias al Señor por sus predicaciones

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato