Basil Yarde : Profecía para Congregación León de Judá y Testimonio

A propósito de Sermones
  • Presenter: Basil Yarde
  • Length: 27:14
  • Fecha: November 27, 2005
  • Ubicación: Congregación León de Judá

Le damos un aplauso a nuestro hermano de bienvenida. Vamos a pedirle al pastor Basil, él tiene un programa de radio, esta mañana están grabando el programa, así que todos ustedes son artistas de radio en esta mañana. Están grabándonos y va a ser presentado este programa por la radio.

Gracias, pastor Roberto. Me deleito en estar aquí con ustedes. Por un tiempo pensé que estaba en el cielo, porque la presencia del Señor es tan real y tan inmediata, tan penetrante en este lugar, y la forma en la que ustedes adoran es adoración diseñada para un rey. Gloria a Dios. Amen.

Ustedes se llaman la Congregación León de Judá, ese nombre es muy importante. Ese nombre es quiénes ustedes son. El León de Judá está dentro de ustedes. Ustedes necesitan permitir que el León de Judá que está dentro de ustedes ruja aún más altamente todavía. En mi tengo ahora mismo la imagen de un gran safari, una gira en la selva, y Boston es un gran safari. Es un safari espiritual. Hay muchas cosas en la ciudad de Boston que no se deberían estar en esta ciudad. El León de Judá no necesita necesariamente ir hacia fuera y hacer algo para que esas cosas sea expulsadas. Cuando el león ruge el temor penetra en el corazón de aquellos que están siendo intrusos, penetrando ilegítimamente. Y el Señor me dijo según el León de Judá ruja a través de su pueblo en la ciudad de Boston, cadenas van a ser quebrantadas, los poderes del infierno van a huir, los demonios van a temblar y van a comenzar a salir y a huir de la ciudad de Boston. ¡Aleluya!

Y es importante que ustedes entiendan que es por esto que Dios los ha levantado a ustedes y les ha dado ese nombre. Es un nombre muy importante. Hay gente que les está observando a ustedes, otras iglesias les están observando y están viendo lo que Dios está haciendo a través de ustedes. Mientras ustedes se rinden al espíritu santo y permiten que Dios continúe rugiendo a través de ustedes, valor va a entrar en el corazón de otros santos a través de la ciudad de Boston. Otras iglesias van a tomar el mismo valor, el mismo coraje y también van a permitir entonces que el León de Judá ruja a través de ellos.

Hay muchas iglesias en Boston que están temerosas, no entienden lo que Dios está haciendo y no entienden lo que Dios requiere de ellas. No entienden lo que Dios quiere hacer en Boston, y están simplemente atentos a todo lo que el diablo está haciendo por todas partes, y están diciendo “estamos perdidos, Boston se ha ido al diablo”. Pero estoy aquí para declararles a ustedes: Boston no pertenece a Satanás. Boston pertenece a Jesús. ¡Aleluya! Gracias Señor. ¡Aleluya! Jesús es el Señor en Boston y que el León de Judá un gran grito al Señor. ¡Aleluya! ¡Aleluya! Te adoramos Señor. Adoramos tu poder en la ciudad de Boston. Te adoramos, Señor. We declare your lordship, Jesus. We declare that You are king of Boston. Si, Señor, gracias, gracias, Jesús. Gracias, Jesús.

Este servicio bilingüe es una estrategia que Dios les ha dado a ustedes. No es solamente para hacer a otros cómodos, ponerlos cómodos, y no es solamente para que algunos de ustedes aprendan a hablar inglés y que otros aprendan español. Desde el tiempo que entré a este edificio sentí el espíritu de la profecía, este servicio bilingüe es un servicio para que el cual ustedes necesitan invitar a otros creyentes anglo parlantes para que vengan a el.

Dice que somos una iglesia de denominación, and we’re not denominational at all.

El Señor me dice que les diga ustedes necesitan invitar a otros creyentes de su denominación. Hay una frecuencia en el ámbito del espíritu en el cual ustedes están afinados o sinfonizados, la frecuencia del cielo. Déjenme ayudarles a entender esto. Hay muchas estaciones de radio en la ciudad de Boston pero si usted quiere escuchar lo que yo estoy diciendo en las ondas radiales, usted tiene que sintonizarse a la frecuencia adecuada, 5.90 en la AM. Es allí donde usted escuchará lo que está diciendo Basil Yarde. Hay muchas voces espirituales en el aire pero si usted quiere escuchar lo que Dios está diciendo, usted tiene que sintonizarse en la frecuencia celestial y ustedes han aprendido a sintonizar esa frecuencia celestial, así que ustedes pueden escuchar lo que Dios está diciendo y lo que El está deseoso de hacer en la ciudad de Boston.

Pero hay muchos otros de la denominación a la cual ustedes pertenecen y otros santos de la lengua angloparlantes quienes todavía no han aprendido a sintonizar esa frecuencia y por lo tanto simplemente están yendo según lo que la denominación les ha enseñado a través de los años. Así que cada domingo llegan al templo y cantan dos canciones, dicen los anuncios, predican por unos 15 minutos, oran y hacen todas las cosas denominacionales que sabemos y entonces se regresan a la casa. Sin embargo no habrán escuchado lo que Dios está diciendo. Es importante que ustedes les inviten a este servicio bilingüe para que puedan aprender a sintonizar la frecuencia divina celestial. Y cuando ellos vengan y experimenten a Dios en la forma en que ustedes lo han experimentado hoy, ellos entonces van a desear esa experiencia. No regresarán a las frecuencias antiguas. Querrán sintonizar siempre esa frecuencia del Reino de Dios y entonces se incorporarán a lo que Dios está haciendo y diciendo en la ciudad de Boston. Amen. Un aplauso al Señor de recepción a ese mensaje profético.

Yo estaba pastoreando una iglesia en Barbados, era una iglesia como 6 veces el tamaño de esta, era una iglesia muy grande. Yo estaba muy feliz, se me pagaba muy bien y el Señor me dijo: Suéltala, déjala ir. Vete a los EEUU y prepárate para un nuestro tiempo de ministerio y de ninguna manera, no quería escuchar esa voz. Y de hecho mi esposa estaba escuchando esa voz pero yo simplemente no la escuchaba, no quería escucharla. No estaba sintonizado precisamente en esa frecuencia. No quería escuchar nada de eso. estaba disfrutando el prestigio y toda lo que ofrecía esa posición que yo tenía y entonces el Señor comenzó a remover mi nido y comencé a ponerme incómodo.

El Señor me dijo: “Vende tus dos carros”, yo tenía un carro muy precioso y yo amaba, adoraba mi carro, así que dije “De ninguna manera. Voy a renunciar si tu quieres pero de ninguna manera voy a vender mi carro.” Se suponía que yo vendiera mi carro y que entonces usara el dinero para venir aquí a EEUU y que me preparara para una nueva estación, un nuevo tiempo de ministerio. Y cuando yo renuncié el comité oficial de la iglesia decidió y que continuarían pagando mi salario y todos mis gastos de vivencia durante los próximos 18 meses, así que yo simplemente me puse bien cómodo y pensé: quizás me equivoqué, así que por 5 meses y medio no hice nada para obedecer el llamado que Dios me había hecho.

El 19 de enero del año 2002 mi esposa me dijo: “Basil, absolutamente tenemos que obedecer lo que Dios está diciendo.” Ella era mi conciencia, pero simplemente no quería escucharla. Así que simplemente le dije a ella: “De ninguna manera voy a vender mi carro. Vendemos el tuyo.” Así que yo me senté e hizo arreglos para vender el carro de ella, entonces me paré y entré a mi carro y me fui de la casa para ir a jugar squash (el deporte), y en el camino a jugar squash alguien se estrelló contra mi carro y lo destruyó totalmente, dos de las ruedas se zafaron y me rompí el cuello. Mi cuello simplemente se quebró. Estuve en el hospital por cuatro semanas, los doctores dijeron que lo que debía haber sucedido era paralizarme desde el cuello para abajo, tuvieron que sacar hueso de mi cadera, atravesar mi garganta y fundirlo con los huesos de mi cuello y unificarlo todo con platino, atornillarlo todo con tuercas y tornillos. Ahora mismo tengo todavía tengo acero y tornillos en mi cuello. Estoy totalmente deshecho (un juego de palabras), está destornillado el hombre.

Dos semanas y media después de mi accidente, mi esposa entró al hospital y me dijo ella: “Basil, hoy mi carro también se quemó totalmente, cogió fuego y se quemó”. Yo sabía exactamente en ese momento lo que estaba pasando. Después que ella salió le dije al Señor: “Padre, no tienes más nada que decirme, ya yo entiendo perfectamente bien. Me voy”.

Desde que salí del hospital inmediatamente envié una solicitud al Instituto de Liderazgo de Peter Wagner. Tres meses después salimos de Barbados. Y todavía caminaba como un perfecto zombi. Si quería mirar en cualquier dirección tenía que doblar mi cuerpo completamente, cualquier movimiento de mi cuello enviaría inmediatamente un dolor terrible a través de todo mi cuerpo. Inmediatamente escuchaba un ruido terrible a través de todo mi cuerpo. Las palmas de mi mano completamente sin sentido, calambres en todo mi cuerpo. Sin embargo el primer día que estuve en el Instituto de Liderazgo Wagner, el doctor Peter Wagner muy conocido, oró por mí. Me miró y me dijo “En el nombre de Jesús ahora mismo ordeno que tu sistema esqueletal entre en alineamiento y hablo sanidad a tu cuerpo desde el tope de tu cabeza hasta las plantas de tus pies”, y mi cuerpo se removió y todo se estableció, completamente quedé sanado inmediatamente. Me quité todos los soportes, la vida regresó a las palmas de mis manos, mis calambres en mis pies y mis brazos se fueron completamente. Pude mover mi cabeza completamente. No había ninguna sensación. Estaba completamente curado por el poder de Dios.

Pasamos un años en Instituto de Liderazgo Wagner y ya estábamos alistándonos para regresar a Barbados y pensamos que eso era lo que teníamos que hacer. Sin embargo el Señor me dijo: “Ve a la ciudad de Boston y ayuda a preparar el camino del Señor para el avivamiento que ha de venir”. He aprendido la obediencia así que dije “Está bien, Señor. Está frío allá, me gustaría mejor que me enviaras a la Florida. ¿No podrías hacer un avivamiento allá en la Florida? Pero obedecí y vine.

Hermanos y hermanas hay avivamiento que viene a la ciudad de Boston. ¡Aleluya! Ya comenzó el avivamiento. Gloria a Dios. En todo Boston hay lugares de avivamiento ahora mismo. Son como pequeñas velas que están prendidas, quemando en diferentes sitios. Aquí, allá y en diferentes partes y muy pronto esas velas van a converger, van a unirse todas y se va a convertir en un gran fuego de avivamiento que va a correr por toda Nueva Inglaterra y toda esta nación. No escuchen las mentiras de Satanás. El diablo quiere que ustedes crean que él tiene el control de esta nación, pero yo estoy aquí para decirles que hay gente orando en toda esta nación y Dios dice “si mi pueblo, que oye mi voz, se humilla y ora y se arrepiente de sus pecados, dijo “Yo escucharé desde el cielo y perdonaré sus pecados y sanaré su tierra. Hay sanidad que viene a esta tierra y yo me alegro de ser parte de lo que Dios está haciendo y me alegro de que ustedes son parte de lo que Dios está haciendo.

Dios los ha traído de diferentes países para ser parte de lo que El está haciendo aquí. WEZE, Dios me conectó a esa estación y yo compartí mi visión con esa estación y ellos me han dado el tiempo para encontrar esos lugares de avivamiento para grabar lo que Dios está haciendo en esos lugares y para transmitirlo en dos de sus estaciones. Y por eso es que yo estoy aquí en esta mañana. Esta es la iglesia creo 40 ó número 41 a la cual yo he asistido y que estoy visitando hoy, y estoy dando y recibiendo ánimo acerca de lo que Dios está haciendo y dentro de 3 domingo vamos a estar emitiendo este servicio y van a estar transmitiendo una entrevista con el Dr Miranda y su esposa, de manera que todo Boston pueda escuchar lo que Dios está haciendo. Gente por todas partes están escuchando de lo que el diablo está haciendo en Boston, pero necesitan escuchar lo que Dios está haciendo, porque lo que Dios está haciendo es mucho mayor que lo que el diablo está haciendo. Lo que el diablo está haciendo es simplemente un camuflaje para que la gente desvíe la mirada de lo que Dios está haciendo. Y por eso es que van a tener que escuchar lo que Dios está haciendo.

Les traigo saludos hoy del manager general de WEZE. El quiere que ustedes sepan que él ha oído hablar de lo que Dios está haciendo entre ustedes y él ora por la congregación León de Judá.

Tengo a mi esposa, mis hijos conmigo y mi otro hijo también acá. Todos piensan que el alto es mi hijo así que yo lo he adoptado como mi hijo también, y también mi socio en el ministerio con su esposa aquí, él está por allá arriba. Ellos están conmigo.

Quiero bendecirlos en esta mañana. Quiero declarar sobre sus vidas. Creo que Dios me está diciendo que haga algo así que por favor mi esposa que me pase mi Biblia. Quiero leer una bendición sobre sus vidas. Siento libertad, una libertad que no siento en muchas otras iglesias. Amen. Praise the lord. Déjenme bendecirles y entonces con eso termino, ah, y el manager general me pide que les diga que le está ofreciendo precios especiales por anuncio y publicidad a todos los negocios que son de iglesias, que están en las iglesias, siempre y cuando ustedes estén diezmando a su iglesia. Amen.

Que el Señor te responda cuando estés en pruebas. Que el nombre del Dios de Jacob te proteja, te envíe El ayuda desde su santuario y te de apoyo desde Zión. Que recuerde el Señor todos tus sacrificios y acepte todas tus ofrendas. Que te de los deseos de tu corazón y que haga todos tus planes tener éxito. Nosotros gritaremos de gozo cuando tu seas victorioso y levantaremos nuestras banderas en el nombre de nuestro Dios. Que te conceda el Señor todas tus peticiones. Amen. Gloria a Dios. ¡Aleluya!


Basil Yarde grabado noviembre 27 de 2005 en Congregación León de Judá (27 min.) Oir | Ver (100K) | Ver (400K)

Más presentaciones grabados domingo 27 de noviembre 2005:
Oir y ver primer servicio
Oir y ver segundo servicio

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato