El Señor no nos abandona nunca; nosotros somos los que le abandonamos a El.

Celebremosle a El siempre, mantengamonos cerca de El siempre y no perdamos el contacto. Seamos gratos y agradescamosle de todo lo que nos dá gratuitamente; la vida, la salud, la paz, el pan espiritual y material y todos los dias y todo el tiempo.

Alabenosle al Señor porque El es el autor de todo. No nos acordemos solo cuando estamos en la desgracia. No lo veamos como un Dios bombero. Veamosle como un verdadero Dios.Amen.

Muchas bendiciones.

Fabián Melo, de Quito Ecuador

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato