Gracias Padre amado, por ponerme a ciervo como este tu amado hijo León de Judá, que me enseñan a caminar en tu bendito nombre, que me ayuda a despojarme de todas las malas orientaciones que he podido tener en mi vida, y me hacen encontrar el camino que me lleva a tener una vida consagrada a TI, Padre amado; yo te suplico en el nombre de tu adorado hijo Jesús, que me ayudes a cada día ser una luz para todas esas almas y esas personas que se encuentran mirando al suelo, poseídas por espíritus diabólicos, que no alcanzan a ver tu luz, a llevarlas a tus pies, a ayudarlas a encontrar el camino de amor, paz y felicidad que solo TÚ Señor puedes darles, y que así mismo Padre mio bendigas a este siervo tuyo, que tan dignamente quiere enseñarnos a llegar a TI, y lo cubras con tu manto misericordioso, le des la sabiduría e inteligencia para que pueda seguir haciendo esta obra tan maravillosa; gracias Señor, en el nombre de Jesús, amén, amén....<3

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato