Vuestro sermón del 10 de octubre de 2012, me enseña a que tengo que tener paz en mi corázón y que todo lo podré hacer con la ayuda de nuestro Señor Jesucristo, bendito sea nuestro Padre por inspirar en usted sus enseñanzas; y que yo haré extensivas a mis compañeros de trabajo, porque en este mi centro de trabajo existen muchos chismes y otras cosas que no quiere nuestro Señor, pero como usted dice que con amor podremos sanarnos ambos, ese es elmejor remedio y no tener que estar quejándonos al Alcalde. Que Dios lo bendiga.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato