Dios le siga bendiciendo. Palabras sabias que edifican almas, incluída por supuesto la mía para transmitirle a mis hijos y demás personas y seguir regando semillas que al germinar sanarán almas. Un gusto poder leer e interpretar lo que Dios quiere de nosotros.

Nila, La Habana

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato