Es preocupaciôn constante el hecho de que por temor al escândalo que producen algunas verdades, nos convertimos en cômplices silenciosos de situaciones aberrantes, que desencadenan otras y otras, en vez de atacar el mal a tiempo. Esta costumbre es prâctica de la Iglesia Catôlica desde tiempos remotos. Justificândose en un "secreto" de confesiôn, han permitido que sacrifiquen inocentes y ocurran situaciones aterradoras.Lamentablemente existen algunas Iglesias cristianas que prefieren no darse por enteradas de estas irregularidades.Dios le bendiga por su valentîa y sinceridad al tratar estos temas.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato