Hno. Samuel.
Gracias por sus hermosas reflexiones, así son las cosas de Dios, él lo mueve y lo hace todo, nosotros somos sus ovejitas y debemos estar dónde él desea que estemos, en los tiempos y en los lugares que él dispone, porque los tiempos de Dios no son nuestros tiempos.

No nos resistamos, oremos para poder saber interpretar y escuchar su palabra.

Gracias a Dios y a la Vírgen María que nuestra fé se siga fottalecindo como una roca, con Hnos. como ustedes que nos transmitén fé y enseñanza de la palabra de Dios......... Amén.

Bendiciones, desde Lima - Perú
Esther Cucho Durand

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato