Excelente tema, es cierto muchas veces nos castigamos a nosotros y nos sentimos frustrados por los errores que hemos cometido en la crianza de nuestros hijos y olvidamos que nuestro Padre Celestial, es un Padre Misericordioso, Compasivo, Perdonador, Santo y Perfecto y sin embargo, Dios tambien tuvo un hijo problematico: Adan.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato