Gracias le doy a Dios por haber puesto en su corazon el mensaje tan oportuno y alentador para quienes muchas veces sin darnos cuenta todavia llevamos semillas de rencor. Dios ya pago por las faltas de todos nosotros, por las faltas de quienes nos humillaron, por las faltas de quienes nos maltrataron y por las mias. Ahora es mi turno, aceptar su perdon y perdonar.
Que Dios le bendiga

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato