Gracias por esta, reflexión, consejo que llega muy oportuno a mi en estos momentos en que me disponía comenzar a mi entrega diaria en oraciones a Dios sin tomar en cuenta esa deuda que tengo con un familiar cercano, ahora se que debo primero sanar esa parte de mi vida para pretender ser escuchada por mi Señor. Mil bendiciones a todos

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato