Pastor, hermosa su meditación, hoy lo compartiré en la célula, y Dios me llene de su gracia para compartir con sencillez, y con la ayuda del espíritu santo, Dios les bendiga en su ministerio hermoso. Dios me conceda mi sueño de ser pastora, y predicar siempre, siempre, y que me sean revelados los tesoros escondidos en el nombre de Jesús.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato