Pastor, vivo en la ciudad de Dover en el estado de Delaware USA. Esta ma~ana lei su mensaje titulado: Para restaurar un matrimonio, uno es suficiente. Su mensaje toco mucho mi corazon pues usted vera, he sido esposa de pastor y por 27 a~os de matrimonio he experimentado exactamente lo mismo que su esposa experimento hasta que Dios ilumino su mente y su corazon con respecto al trato de usted hasia ella, (como lo describe en su testimonio cuando nacio su primer hija). Por todos estos a~os he venido sufriendo gritos, palabras de culpabilidad, abuso hemocional, control. Durante los a~os en el ministerio, porque ahora mismo el no esta pastoriando; y digo el porque siempre me ha gritado que yo no soy el pastor, que el es, cuando me decian pastora para preguntarme algo, el decia, no llamen asi a mi esposa, ella es mi esposa no pastora. Bueno, a~adiendo a la lista anterior, el no me toma en cuenta para decidir algo en el hogar, no le puedo preguntar cuanto le pagaron en el trabajo porque se molesta, dice que yo no tengo que preguntarle eso que suficiente conque el paga los biles y que yo no tengo que preocuparme, ha faltado a su palabra en muchas cosas, no ha cumplido con lo que me dijo que haria, no tengo su apollo en nada, sufro de insomnio, mi estomago ya no resiste mas, cuando andamos en el carro con los ni~os y habre la boca para decir algo, no lo soporto, lo detesto, no soporto oirlo hablar, sus gritos aun si esta de buenas no lo puedo soportar, me da nauseas. Cuando me case yo tenia 22 a~os y el 32. Le he dicho que yo no soy su hija sino su esposa. El no me respeta ni tampoco a mi familia. Jamas se ha llevado bien con mi familia, el dice que son ellos que no lo entienden, pero cuando alguien de mi familia me vicita el no le habla o simplemente le saluda y se va a hacer otra cosa. Han habido ocaciones en que he deseado que la tierra me trague. Yo no se que es gozar en un matrimonio realmente. Me siento husada, solo soy buena para cocinar y servirle, lavar,limpiar la casa, atender a los ni~os y por supuesto, servirle en el sexo, lo cual, hace tiempo perdi el deseo de estar con el, y si lo he hecho, es para cumplir a la Palabra de Dios, que mi cuerpo no me pertenece...
Ultimamente he dejado que el se encargue de hacer la compra de comida pues no tengo derecho de preguntar por el dinero ni tampoco el me dice aqui hay dinero para la compra. Yo no tengo conquien hablar de esta situacion y recivir ayuda, al otro dia acudi a mi cu~ado el hermano de el pues mi cu~ado es pastor y pense que era lo mejor pues hablando con el no estaria difamando a mi esposo y se quedaria entre familia. Yo le dije a mi esposo que habia invitado a su hermano para que viniera a la casa porque yo necesitaba decirle como me siento y que necesitabamos a una tercera persona para hacerlo, que necesitabamos hablar y arreglar esta situacion, el me dijo que no me aseguraba estar y que, porque busque a su hermano y no alguien de mi familia?. El punto es que eso no se llevo acabo y ahora me he mudado para otro cuarto en la casa, mi deseo es irme y dejarlo pero no puedo no tengo valor por mis hijos, no tengo el corazon para separarlos de su papa aunque se que el probablemente me los quitaria y yo me moriria, pero aqui en mi cuarto he conseguido un poquito mas de paz pues no tengo que salir o dirigirle la palabra y asi no tengo que decir o hacer algo que proboque los gritos que tanto odio. En medio de todo esto, estoy llevando estudios biblicos a un hogar y reunion de oracion. Con todo esto, he intentado cancelar dichas reuniones pero los hermanos que no conocen a fondo mi situacion, no quieren que cancele, usted no sabe como se incha mi corazon al ver la postura de ellos, eso me anima a seguir sembrando la semilla, pero cuando llego a casa me deprimo y mi fe tambalea. Hermano, tengo a~os de sentirme que camino sobre una cuerda floja. Que hacer es mi pregunta. Todo lo que usted dice en el mensaje aserca de la nueva criatura, yo se lo he dicho a el pero no entiende, no comprende, sus palabras son las siguientes: asi soy yo, tu no me quieras cambiar, aceptame como soy, yo no tengo que ser como tu dices, y lo mas terrible es que mi hijo de 14 a~os esta expresandose de la misma forma. Como puede ser que estudie tanto la biblia, que ense~e tremendamente, pero que algo tan sencillo como el trato hacia los demas y hacia mi como su esposa no lo pueda captar. Auxilio, siento que me muero por dentro y el anda tan tranquilo como si nada estubiera pasando. Atentamente y en espera de su consejo, pastora pies de sierva.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato