Dios le bendiga mi hermano, definitivamente el Espíritu Santo estaba dictando este sermón a su corazón, gracias por compartirlo con todos nosotros. Hoy tendré que predicar en el culto de jóvenes y, con su permiso, compartiré este lindo mensaje con ellos. Saludos desde Nicaragua!!!

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato