Los ojos de Dios estan sobre mí.
Y aunque con veneno en mi cuerpo prevaleció la voluntad de mi Abba Padre, porque una de las senales de los que creen es :

y, si beben algún veneno, no les hará daño; aplicarán las manos a los enfermos y quedarán sanos.

Espero pronto más batallones de ángeles. Y aunque a veces no les entiendo muy claro, ellos son pacientes para repetirme la lección de otra manera.

Oren por mí por favor. Dios los bendiga. S

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato