Estoy pasando por una prueba laboral muy dura en donde creí que Dios me había bendecido con un ascenso en el cual estuve año y medio y ahora me lo arrebatan aduciendo que por un error administrativo y otros motivos concursales, se debe adjudicar a otra persona. Me siento tan mal profesionalmente; mi autoestima ha decaído mucho y aunque lo estoy defendiendo legalmente hasta las últimas consecuencias, no es sino hasta que leo este mensaje que me vuelve la esperanza y la fe en un Dios que todo lo puede y me siento avergonzada de no haber creído desde el principio en su grandeza y fidelidad. Gracias y bendiciones por este mensaje.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato