Me gustó encontrarme con este material, porque confirmó lo que había entendido de la palabra de Dios, la oración es una conversación personal con Dios, por eso cuando lo haces, sientes un descanso, porque Él te escucha y te responde, es una conversación activa, porque inmediatamente sientes los efectos, si llegas cansado, Él te da descanso, si llegas atribulado, el te da paz. Solo me resta decir, que ese Dios que tenemos es un Dios poderoso, amoroso, sabio y justo, que basta creerle y verás lo que puede hacer con tú vida. Para mi Dios es un mar de bendiciones. Lo importante al momento de hacer la oración es que abras tu corazón a Dios, háblale de la forma más sencilla que puedas, pero con mucho respeto y sinceridad. Dios responde a sus hijos.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato