Buenos días, quiero comnpartir con ustedes sobre la palabra de "Un tesoro en vasos de barro"
Creo que es importante aclarar que NO somos "pequeños cristos", eso nos haría "pequeños dioses", y no lo somos. Amar a Jesús, es seguir sus enseñanzas, "el que me ama me obedece", debemos ser testimonio de un Cristo vivo en nuestra vida, el amarlo nos hace cristianos no cristos pequeños. Dios no necita de pequeños dioses o pequeños cristos, Dios necesita de hombres creados a su imagen y semejanza que le sirvan en amor, verdad, justicia y derecho; vasos de honra, limpios y útiles en su mano para ser usados donde El quiera y en el momento que El quiera, vasos llenos de su presencia, de su poder, de su Espíritu Santo, y el ser esta clase de vasos no nos hace cristos pequeños, nos hace hombres y mujeres llenos de un Cristo vivo que se manifiesta en nuestra vida, para su gloria y honra, esto nos hace sus representantes, embajadores en la tierra, no nos hace cristos pequeños.
Que Dios traiga Espíritu de revelación y sabiduría a nuestras vidas, en cada palabra que enseñamos, que seamos guiados siempre por su Espíritu Santo.
Bendiciones.
Martha de Mondragón.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato