Me gusto mucho su predica hermano aun que no la leí profundamente pero pude ver en unas pocas palabras que tenemos algo en comun, el predicar la palabra de Dios,duela a quien duela porque en estos últimos tiempos el señor está buscando verdaderos adoradores que le adoren en espiritu y verdad, y que su palabra sea predicada a tiempo y fuera de eso,pero no aquello de pasar la mano por arriba no sino decir lo que es, porque Dios pide de nosotros dentro de la congregación no es la cantidad lo que vale, sino la cualidad de la persona ante Dios, para terminar le queria recordar sobre el pasaje de David que Dios mandó a Samuel a ungirlo para ser levantado como rey, y llegando samuel viendo al primer hijo de Isaí dijo para si de cierto este es el ungido del señor, pero al instante Dios le responde que no que el miraba lo que estaba frente a sus ojos pero que el miraba su corazón, mi anhelo es que hoy en la multitud de persona Dios pueda mirar el corazón de muchos hermanos y ver que ese corazón esté de acuerdo al corazón de Dios, pronto a servirlo, perdone ministro que haya escrito esto pero he sentido del espíritu santo de compartirlo con usted. Gracias y que Dios Bendiga su Ministerio

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato