Hola:

Mi nombre es Nelson y soy de Ecuador. Hasta las lágrimas se me escaparon cuando vi por televisión tristes escenas del terremoto en Chile. Cuanto lo siento por ustedes.
Desde que soy cristiano convertido, no he parado de leer la Biblia y afines, y he llegado a la conclusión de que quienes estamos convencidos hasta la médula de los huesos de la existencia de Dios Padre, de Dios Hijo y de Dios Espíritu Santo, no tememos ya tanto la muerte como lo haríamos siendo inconversos, y digo no temer tanto, porque sería mentir si dijera que no temiéramos totalmente; porque mientras estemos en este cuerpo corruptible, seguiremos teniendo cierto temor de lo desconocido.
Créeme que Dios me ha hecho entender que en sí la muerte no es una tragedia, no es más que una extensión de la vida. Tan segura está la muerte de su éxito, que nos da toda una vida de ventaja. La tragedia está en morir sin amar y obedecer a Dios mientras Él nos tiene en la Tierra, esa si es una tremenda tragedia, porque conociendo lo que la Biblia dice al respecto, sería ser muy tonto bajar la guardia (fe) ante las malas intenciones de Satanás.
Confía en Dios, que el sabrá darte consuelo a la hora de sufrir por la pérdida de un ser querido, y sobre todo sabrá darte la suficiente FE para saber que nos volveremos a ver con nuestros seres queridos, más pronto que tarde.
BENDICIONES:
NELSON

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato