Dios le bendiga, pastor Roberto Miranda, es verdad que ser un sacrificio vivo nos hace distintos a los demas, pues la gente que antes eran nuestros amigos, se alejan pues ven en nosotros a alguien, como personas que no son normales, como extraños para el mundo, se que tengo que enviar bendiciones a ellos tambien, es dificil pues tengo gran celo de mi Sr. Jesus. Los cristianos solo podemos ser portadores de la palabra de Dios, como Ud. lo dice. saludos para toda la congregacion Leon de Juda y bienaventuranzas para Ud.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato