estimados hermanos. ¡ claro que Jesùs vino a borrar nuestros pecados y los hechò en lo profundo del mar, y nunca màs se acuerda de ellos,¡¡ Gloria a Dios por eso!! claro que el no se acuerda, pero nosotros es evidente que seguimos teniendo recuerdos, esos recuerdos tienen que ser sanados y restaurados y la unica medicina
que nos enseñò es el perdòn. El ya lo hizo por nosotros, ahora quiere que tambièn nosotros lo hagamos con nuestro pròjimo, en eso radica la Sanidad Interior. Como cristianos nacidos de nuevo y
perdonados,tambièn tenemos que renovar nuestra mente, con el perdòn y la palabra de Dios, es como una herida que uno se hace en un brazo y al principio duele,asi es el rencor,pero el perdòn sana todo, pero esa herida no se te olvida en tu mente,cuando pasa tiempo,y te tocas, solo esta la cicatrìz,(solo el recuerdo)pero no duele màs por que ya sanò.Solo conociendo a Jesùs y el perdòn se pueden sanar nuestra mente y nuestro pasado. Bendiciones.

Responder

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato