El divorcio y la disfuncionalidad matrimonial

Parte 22 (final) - [Conclusión de la serie 'Iglesia Siglo 21' - reflexiones de Dr. Miranda tomado del libro 'En la tierra de los peregrinos'] Otro reto importante que confronta la Iglesia hispana tiene que ver con la salud y estabilidad del matrimonio en nuestra comunidad. Es cierto que la cultura hispana valora la familia en una forma que no es común entre muchas otras culturas en este país. Pero también se hace cada día más evidente que tanto la sociedad moderna como los efectos de la vida migratoria conspiran contra la solidez del matrimonio en el pueblo hispano. Tanto las estadísticas de los censos más recientes como diversos estudios sociológicos muestran que esa concepción entre los hispanos del matrimonio como algo sagrado y duradero decae cada día, a medida que nos vamos adaptando a los patrones que predominan en la cultura moderna.

Es cierto que los hispanos tenemos una tasa de divorcio menor que la de los demás grupos étnicos principales en Estados Unidos. Pero también se hace evidente que esa diferencia se va reduciendo cada año, que las cifras de separación matrimonial son más altas entre los hispanos que en cualquier otro grupo étnico, y que las anulaciones de matrimonios entre los católicos hispanos en Estados Unidos han aumentado astronómicamente en los últimos años. Según algunos sociólogos, si se toman en cuenta las parejas separadas entre los hispanos, y se suma esta cifra al número de divorcios, desaparece la diferencia entre los hispanos y los demás grupos en lo que respecta a la salud y durabilidad de sus matrimonios.

SANANDO EL MATRIMONIO CRISTIANO

Como pastor, otro elemento que me resulta muy preocupante es la baja calidad de muchos de los matrimonios cristianos que observo, tanto en mi iglesia como en otras congregaciones hispanas en este país. Mucha de nuestra gente llega al evangelio después de años de tensión e insatisfacción matrimonial. Cuando finalmente entran a la iglesia, ya los patrones de abuso emocional o físico, mala comunicación, adulterio o formas deficientes de resolver el conflicto han hecho sus estragos, y resulta muy difícil rectificar esas distorsiones. Sólo cuando los principios éticos del evangelio se arraigan muy hondo en la vida de estos creyentes, o por medio de intervenciones profundas y a largo plazo de parte de pastores o consejeros cristianos, se pueden observar cambios significativos entre esas parejas. Si no, lo que se da más comúnmente es matrimonios insatisfechos y débiles, languideciendo debajo de una capa de religiosidad, a penas sanados a medias por los efectos positivos del evangelio, pero carentes de verdadero amor e intimidad.

Muchas veces, los resentimientos de los abusos y las ofensas del pasado permanecen debajo de la superficie en estos matrimonios, no reconocidos ni tratados, ejerciendo sutilmente su efecto contaminador, impidiendo verdadera sanidad entre las parejas. Desgraciadamente, hay que admitir que muchos hombres cristianos, a pesar de su innegable conversión y amor por el Señor, continúan con patrones destructivos de comportamiento. Como hemos señalado antes, frecuentemente las heridas emocionales y los malos ejemplos de su propio pasado familiar no les permiten entrar en una nueva forma de relacionarse con sus esposas. Continúan manifestándose los mismos patrones de abuso emocional y verbal, la crítica continua, la desconsideración en el área sexual, y el distanciamiento emocional. El triste resultado de todo esto es matrimonios cojeando perpetuamente, sangrando debajo de la superficie religiosa, desmintiendo en efecto los reclamos de victoria y poder del evangelio.

Todo esto nos recuerda la importancia creciente del ministerio de la consejería cristiana en la Iglesia hispana. El trabajo de consejeros que combinen un llamado espiritual con conocimientos adecuados de la dinámica matrimonial y familiar se hace cada vez más indispensable en nuestras iglesias. En mi propia congregación, en los últimos años he podido constatar cuán impactante este tipo de ministerio puede llegar a ser. Aparte de la consejería pastoral que los pastores de la iglesia podemos proveer, nos hemos beneficiado de los aportes de laicos muy ungidos y capacitados en el área de la consejería cristiana. Uno de ellos, el Dr. Luis Vallés, pediatra de profesión, junto a su esposa Ada han llevado a cabo una tarea admirable de cuidado y atención a incontables parejas con serios problemas a través de los últimos años. Mi esposa, quien ejerce su propia profesión en el área de la terapia ocupacional, trabaja en este dedicado equipo proveyendo consejería matrimonial, individual y prematrimonial.

Estos dedicados consejeros cristianos han ido desarrollando y puliendo sus destrezas de consejería a través de muchos años de estudio, lectura, reflección y práctica. Nuestra iglesia ha reconocido sus dones y les ha provisto la oportunidad de continuar desarrollándose profesionalmente. Además, les ha provisto espacio de oficina para las sesiones de consejería, y ha reconocido su ministerio como parte formal de los servicios que ofrece nuestra congregación. En todo lo posible, los hemos animado y apoyado para que obtengan entrenamiento adicional, y continúen puliendo sus destrezas de consejería. Estamos conscientes de que se trata de un esfuerzo a largo plazo, y que se toma tiempo desarrollar este tipo de recursos hasta llevarlos a un nivel de máxima efectividad. Además, es necesario ir creando un ambiente congregacional donde la gente se sienta cómoda buscando este tipo de ayuda, en vez de sentirse de alguna manera deficientes en su espiritualidad por tener que reconocer que tienen un problema, y verse obligados a abrir su intimidad ante otra persona a fin de encontrar sanidad.

Nuestro único problema con este ministerio ha sido que una vez que la gente de nuestra congregación se ha dado cuenta que existe este recurso, las peticiones para citas de consejería han aumentado considerablemente, excediendo la capacidad de nuestros consejeros laicos para mantenerse al día. Actualmente, la demanda para consejería pastoral de todo tipo en nuestra iglesia es lo suficiente como para justificar por lo menos dos posiciones ministeriales a tiempo completo, y aún así probablemente no serían lo suficiente. Inclusive, hemos recibido muchos pedidos para consejería de parte de parejas e individuos de otras congregaciones, las cuales en ocasiones hemos tenido que atender a expensas de las necesidades de nuestra propia gente, dada la severidad de las situaciones que confrontan.

Todo esto ha hecho evidente la necesidad imperiosa de desarrollar sistemas de consejería pastoral en nuestras iglesias. Como hemos reconocido anteriormente, la familia hispana experimenta continuamente los estragos y el estrés de la vida migratoria. El desempleo, los bajos salarios o las largas horas de trabajo, condiciones de vivienda muy pobres, el desarraigo cultural, las inevitables tensiones entre hijos y padres que habitan diferentes mundos culturales, la independencia mayor de la mujer hispana en esta sociedad y sus expectativas mayores con respecto a la salud de sus matrimonios—todo esto hace del matrimonio hispano una jornada muy frágil e incierta. Se requieren ministerios capaces de dirigirse a esos puntos de presión en la familia hispana, a fin de fortalecerlos y nutrirlos con los principios transformadores de la Palabra de Dios.

EL ROL DE LA CONSEJERÍA PREMATRIMONIAL

No sólo los matrimonios existentes requieren el cuidado pastoral de la Iglesia, sino que además se necesita proveer instrucción preventiva a nuestros jóvenes antes del matrimonio. Dadas las barreras culturales y lingüísticas que existen entre adultos y jóvenes en la comunidad hispana en Estados Unidos, la juventud latina carece de modelaje saludable para orientar sus matrimonios. Desgraciadamente, los únicos modelos que tienen muchos de nuestros jóvenes en al área matrimonial le vienen de la cultura secular o los medios de comunicación, los cuales, sabemos, no son los más saludables. Además, como hemos visto, muchas veces los patrones de relación matrimonial que observan en sus propias familias cristianas tampoco representan una alternativa muy atractiva. La única esperanza en este caso reside en la Iglesia, proveyéndole consejería prematrimonial en una forma sistemática a las parejas que estén considerando matrimonio.

Hace varios años, nuestra iglesia determinó firmemente requerir de toda pareja que fuéramos a casar el participar en un proceso sostenido de consejería prematrimonial. Sólo en casos muy excepcionales estiramos las reglas un poco, pero siempre hacemos todo lo posible para que cada pareja que se casa bajo nuestros auspicios reciba algún tipo de preparación previa para el matrimonio. Los resultados que hemos visto a través de estos últimos años en los matrimonios que han recibido este tipo de consejería han sido muy alentadores, y nos convencen más que nunca que la Iglesia tiene una gran responsabilidad en asegurarse que nuestras parejas jóvenes entren al matrimonio con todos los recursos posibles para asegurarse de una vida matrimonial exitosa.

MÁS QUE TERAPIA

En el mejor de los casos, el tiempo invertido en el proceso de la consejería cristiana termina siendo una mezcla compleja de liberación espiritual, estudio bíblico, oración, indagación psicológica, catarsis, y discipulamiento, produciendo en los individuos y familias que participan en él transformaciones duraderas y profundas. Se trata de un proceso de formación espiritual intensivo, el cual va mucho más allá de las intervenciones relativamente superficiales que se dan a través de los demás aspectos de la vida congregacional. Por medio de esa indagación profunda y sistemática en las estructuras de un individuo o una familia que es la consejería pastoral, los principios sanadores de la Palabra de Dios pueden ser llevados a dimensiones del alma que normalmente permanecen sellados e inaccesibles a su influencia iluminadora. Sin duda alguna, la consejería cristiana es uno de los ministerios más estratégicos y poderosos que se puedan cultivar en la Iglesia hispana del siglo veintiuno.

Comments

 
 

tengo una duda y a la vez preocupación,soy lider de una iglesia,y para mi el colocarse pantalon no es pecado yo me quite los pantalones por sujeción a mi pastora pero muchas personas se estan iyendo de la aglesia por que predican a cerca de la vestimenta constantemente y dicen que el que no se lo quite no se manta en el altar y tampoco dejen colocarse arete maquillase etc.muestran algunos versiculos biblicos pero no me comvenzo de que eso sea pecado ayudenme

 
 

El pecado no es como te vistes o como te peinas!!! en la época de jesus usaban batas largas hombres y mujeres; la vestimenta va cambiando conforme a los usos y costumbres de cada época; en irlanda los que tocan la gaita se visten de faldas como mujeres. Hace 50 años en acapulco el pecado lo definían en: las mujeres y los hombres se mezclaran sentados, los tenían que separar, y, además, tenían que usar las mujeres las mangas hasta las muñecas y el cuello bien tapado, no tomando en cuenta el calor que hace en este lado del pacifico!!! que locura!!! ya ahora, en el 2009 se pueden mezclar hombres y mujeres y ya no usan la ropa las mujeres exageradamente como hace 50 años; otro ejemplo es: el órgano era el instrumento de alabanza hace 100 años, después fué el piano y todos se espantaron cuando entro a la iglesia en los años 1910; después la trompeta con louis amstrong en los 20, el sax en los 30 y 40, la guitarra en los 50 y 60, y la iglesia bien espantada por estas incorporaciones a la alabanza!!! Sin embargo terminaron por aceptarlos después de 50 años!! ninguna conciencia dizque puritana o moral ya respinga respecto a estos instrumentos!! después la batería, la guitarra eléctrica y el bajo!! en los 60 y 70!! con el movimiento de los beatles!! estos instrumentos,cuando ellos entraron a la iglesia, se espantaron!! pero ahora todos son usados para alabar a dios y ya nadie se espanta!!! así son los usos y costumbres hasta de la misma ropa!! lee Colosenses 2 : 20 al 23; solo son mandamientos de hombres por cuidar los escrúpulos cristianos dados por la cultura que nos rodea!! pero esa cultura también con el tiempo rompe con lo establecido y se incorpora las nuevas tendencias, y a la iglesia dado que los hombres y mujeres somos aburridos y buscamos lo nuevo!!! La idea aquí es: como actualizarse acertadamente y con sabiduría, sin caer en el juego del diablo que es el mundo y sus pasiones?? La respuesta es: depende de cada ministro y de sus escrúpulos que tenga y los pecados que el mismo no ha podido superar y los censura en toda persona que se atreva a ir en contra!! es la religiosidad andando, el legalismo y el puritanismo!!! salgase de esa iglesia y busque un Pastor maduro que le guíe a la verdad!!! con amor!!! se lo aconsejo!!!

 
 

necesito la colaboraciòn de todos ustedes,paso momentos dificiles en mi matrimonio, el dice que ya no me quiere y me ha sido infiel, yo lo amo y tengo todo el compromiso con mihogar y con mi hija. he orado mucho al señor para que restaure mi ogar y el amor de el hacia mi, por el bien de todos. por favor tenganme presete en sus oraciones

 
 

muy buenosus programa quero solicitar si pueden ayudarme con mi matrimoni no se si estoy hasiendo lo correcto quero separarme siento que ya no lo qiero hase 6años suceden cosas

 
 

Dios les bendiga mucho a cada siervo de la congregcion, que cada semana nos ministra.Le cuento que con mi esposo estabamos escuchando sus sermones,Pero hoy mi esposo no quiere saber nada con ningun pastor. pido oracion. no pido otra cosa. confio en sus fieles oraciones .que me ayuden por hoy me levante pensando en ustedes que siempre tienen palabra de aliento para mi vida, gracias perodon por mi molestia . bendicionessssssssssssssss

 
 

DIOS LOS BENDIGA HERMANO
aprovecho esta oportunidad para hablar de mi matrimonio en el pasado hubieron maltratos fiscos psicologicos. desde que mecase he querido divorciame.voy a una iglesia pero no he podido perdonar a mi esposo el predica en la iglesia. tengo 17 años de casada y dos preciosas hijas que tiene un llamado de DIOS en la musica.ayudame por favor que hago gracias

 
 

Pastor Miranda , que bueno es Dios que lo esta usando a sanar esos
matrimonios que ahora empiezan , por que hay una decadencia matrimonial en el pueblo de Dios que solo quieren hacer lo mismo que hace el mundo ,, divorciandose y volviendose a casar como
cualquier impio.y eso no es biblico. es hasta que la muerte los
SEPARE no las circunstancias .......le doy gracias al señor por
su ministerio, el Señor lo siga ayudando en este proceso.
attte CANDIDA SALAS PUERTA.

 
 

A todos los grandes hombres y mujeres que cada dia DIOS esta utilizando en restauracion, sanidad interior y consejeria matrimonial ,que la sabiduria de DIOS y los dones del Espiritu Santo permanezcan siempre sobre ustedes. Es un ministerio poderoso y delicado,pero bienaventurados sois.
Soy una mujer tristemente separada pero tambièn usada por DIOS ne este ministerio y ya varios matrimonios han sido restaurados por DIOS en mi apartamento aqui en medellìn - colombia llevo varios años de conocer al SEÑOR JESUCRISTO-38- pero trabajando en la restauracion de mi hogar y los resultados ya se estan viendo .
Deseo si les es posible enviarme material sobre este tema para crecer mas en el mi direccion es calle 55 perù numero 35-21 apartamento 201 barrio Boston -medellin -colombia .
mis pastores en Bogota Colin cranfor-filadelfia fallecido y Hector Pardo tabernaculo de la fe y aqui Ermidez Daza - Confraternidad Cristiana de Boston gracias por su amable y rica bendiciòn .
Repito mi correo irgarifiel1958@hotmail.com

 
 

Querido pastor Dios le colme de bendiciones.
Si muy cierto que es de muchisima ayuda la consejeria matrimonial, yo me case con una persona no cristiana , es dificil por que comunmente te van alejando poco a poco de Dios, he sido adventista desde los 12 años, tengo un hijo el cual quisiera se dedicara a Dios, siempre satanas pone barreras pero no hay nada dificl para Dios. Es preferible casarse con alguien que es de tu misma religion desafortunadamente no tuve esa dicha,eso no quiere decir que el ser cristinao garantice un matrimonio para toda la vida , pero es bueno que ambos sepan del temor de Dios.
Dios nos bendiga a todos los matrimonio y nos ayude a salir adelante con su bendicion.

pastor me gustaria tomar algun curso por internet para mejorar mi matrimonio o algun libro ,ayudeme por favor, Dios le bendiga

 
 

me parece muy y totalmente cierto lo que comenta en cuanto a los matrimonios en crisis aun siendo cristianos, el mio es uno de ellos. Mi esposo tuvo muchos hijos fuera del matrimonio y muchas veces me fue infiel eso destruyo la relacion y cuando el vino a Cristo me conto toda la verdad acerca del producto de sus infidelidades ( sus hijos), no pudimos superar toda la catarsis sufrida y estamos en tramites de divorcio. Me gustaria saber como consigo su libro. Dios le bendiga. vivo en mexico

 
 

Pastor Miranda; bendiciones en tu ministerio, y gracias por sus reflexiones. me alegro que hayas aceptwado la visita a la iglesia Presbiteriana de Gitardot Colombia, alli etaremos recibendo en seminario. estare dispuesto para recibir el correo con sus reflexiones biblicas con temas como el divorcio ortos mas Atte; pastor saul iglesia Presbiteriana Fusagasuga cundinamarca Colombia

 
 

Dios les bendiga queridos hermanos de La Congregacion de LEON DE JUDAS, aprovecho esta oportunidad para hablarles acerca de mi relacion de pareja. Recientemente nos hemos convertido al cristianismo, tanto mi esposa como yo. Mi decision de aceptar a CRISTO JESUS como mi salvador, la hice sin siquiera decirle a mi esposa que me habia convertido, ella tambien hizo lo propio , es decir no hubo influencia de ninguno de los dos para esta gran decision. Sin embargo nuestra relacion de pareja habia estado tan deteriorada al punto casi de divorciarnos. Confieso que lo que nos sucedio es una bendicion de dios, ya que nunca he estado de acuerdo con el divorcio y en este nuevo nacimiento debemos consagrarnos a dios y obedecerle en todo sentido. Nuestra relacion ha mejorado, pero aun nos falta por corregir ciertas actitudes y uno de estos detalles que aun no hemos resuelto es el siguiente: mi esposa rehusa mantener sanas relaciones sexuales conmigo, pienso que esta es una obligacion que ella debe cumplir y asi lo dice la biblia. Esta es una situacion dificil para mi, nunca he estado de acuerdo con el divorcio y ahora en mi nueva condicion de vida menos, hasta ahora he sido obediente con dios en este sentido y lo menos que deseo es desobedecerle, estoy orando mucho por resolver este problema y oro tambien por vencer las tentaciones, sin embargo me gustaria recibir una orientacion de uds. hermanos mios, dios los bendiga esperando de uds su pronta respuesta

 
 

Yo fuicasado y mediborcie despues conosi a una joven cristiana y tenemos un hijo y ahoro keremos casarnos podemos?

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options